Leyendo StormWatch volumen 2 de Warren Ellis, Brian Hitch, Óscar Jiménez y Michael Ryan

Tras empezar el año leyendo la primera etapa de Warren Ellis en StormWatch, hoy comparto mis impresiones de la lectura del segundo volumen junto a Brian Hitch, Óscar Jiménez y Michael Ryan, que sirvió de preludio de la ya mítica Authority.

El segundo volumen de StormWatch constó de 11 números más el especial WildC.A.T.s vs Aliens que lo cambió todo. Frente a la narrativa de números sueltos del volumen anterior, Ellis optó por 3 arcos de 3 números más los 2 últimos de Aftermath, que se publicaron entre Octubre de 1997 y Septiembre de 1998.

La primera pregunta que podemos hacernos es si Ellis empezó este segundo volumen de StormWatch sabiendo que la iba a transformar en Authority unos meses más tarde. Y la respuesta es NO, todo lo hicieron sobre la marcha. De hecho la experiencia con Jiménez fue tan mal que Ellis ha reconocido que iba a dejar la serie, comentado por él mismo en su afterword en el último número (aunque no lo dice explícitamente ni deja en mal lugar al dibujante español).

Que se fueron haciendo cambios sobre la marcha queda claro ya desde el Preview promocional que Wildstorm publicó para promocionar esta nueva etapa. Además de una historia corta y diseños de personajes apoyados por textos de Ellis explicando su motivación detrás de algunos cambios que se iban a producir en este nuevo volumen, publicaron el planning de los tres primeros arcos de la serie, que variaron respecto a lo que acabó publicándose. El segundo arco centrado en Kaizen Gomorra desapareció para presentar a los ya míticos Apollo y Midnighter, y el tercer arco Bleed acabó ampliándose a 3 números.

¿Os acordáis cuando comentaba que lo más flojo del anterior volumen fue el dibujo de Tom Raney? Pues ese problema ya no existe, Óscar Jiménez primero y Brian Hitch después se salen. Aunque igual que digo esto, es una pena que Michael Ryan dibujara también un montón de páginas, que quedan muy muy por debajo de la calidad de los otros dos.

El primer arco “Strange weather” se publicó en los nos 1 a 3. Tras un secuestro de un científico de la ONU por unos terroristas que piden la abolición de la Resolución Gaetano que prohíbe investigar con células de superhéroes, StormWatch descubrirá que es la punta de un iceberg con múltiples derivadas, entre las que está el asesinato del congresista Kelly, que había viajado a El Salvador investigando posibles crímenes contra la humanidad.

Ellis da un montón de información y se agradece que el cómic “cueste” leerlo. El problema, ya en este primer número, es que parece que Jiménez no cumplió con las fechas ni siquiera en su primer número y las 2 últimas páginas parecen bocetos terminados por el entintador. Mal empezamos.

El segundo número tiene portada de Gary Frank. A pesar de haber negado su existencia, el actual Weatherman Jackson King envía a StormWatch Black a la localidad de Pavane, en la que el ejército ha declarado la ley marcial.

StormWatch Black sigue formada por Jenny Sparks, Jack Hawksmoor y Swift. Los dos personajes creados por Ellis más el único que hizo el salto a Authority. Blanco y en botella. Frente a las misiones militares a gran escala, Ellis parece más a gusto con el black-ops.

La sorpresa final es que La Resolución Gaetano ha sido violada y el culpable es el gobierno de los USA. Internacional Operations llevaba tiempo haciendo sus experimentos en El Salvador y ahora quieren trasladar sus operaciones a suelo americano.

El tercer número de StormWatch cuenta con portada de Brian Hitch y sirve de presentación de lo que está por llegar. De las 21 páginas de este cómic Jiménez solo realiza 14 y las 7 últimas son obra de Michael Ryan, artista de la casa que realiza muchos fill-ins y que va a tener que trabajar a destajo en próximos números de esta serie.

Tras conseguir StormWatch Black las pruebas, el equipo principal llega para detener a todos los culpables y llevarles a juicio. El cómic termina con una sorpresa añadida. ¡Henry Bendix, el anterior Weatherman que se volvió loco, está vivo y colaborando con I.O.!

Este primer arco me ha parecido muy interesante. Frente a los villanos clásicos de “mira que malo soy” Ellis introduce un tema recurrente en su obra posterior al hacer que sea el propio gobierno americano el villano. Un gobierno en el que no se puede confiar.

Es curioso como una casualidad cambió el mundo del comic. Los problemas provocados por Óscar Jiménez hicieron que abandonara la serie tras los tres primeros números. Y fue el fichaje de Bryan Hitch por parte de Wildstorm para sustituirle lo que lo cambió todo.

Toca recordar que Hitch ahora es Dios, pero en los 80 y 90 era mayormente conocido por ser un clon de Alan Davis. Ya en Titanes en DC empezó a alejarse de la sombra de su mentor, y su arte explotó en este StormWatch, continuado justo después en Authority, JLA, Ultimates… El resto ya es historia del comic mainstream americano.

El número 4 comienza “A finer world” un arco planteado para presentar a Apollo y Midnighter. Las versiones de Ellis de Superman y Batman no podían molar más, y encima los hizo gays con toda la naturalidad del mundo. Como debe ser.

¿Para que presentar a Kaizen Homorra como el gran villano del universo Wildstorm como tenía previsto para el segundo arco de la serie, si Hitch le ofrecía unas posibilidades mucho mejores? Debe ser impresionante ver el trabajo de un artista y que tu cerebro arda con creatividad, dándote ánimos renovados para no sólo continuar en la serie, sino crear todo un nuevo paradigma que cambiaría la forma en que se han hecho los los comics de superhéroes modernos.

Bryan Hitch trabajó con el veterano entintador Paul Neary y con la colorista Laura Depuy, ofreciendo una calidad al nivel de Authority, con una acción que saltaba de las viñetas.

Apollo y Midnighter fueron creados por Henry Bendix junto a un grupo de héroes que fallecieron en su primera misión. Tras descubrir que Bendix les había traicionado, se ocultaron del mundo durante 5 años.

Tras entrar en contacto con StormWatch, estos deciden confiarles la captura del jardín en el que se crean armas modificadas genéticamente.

Lo que siguen son algunas de las mejores páginas superheroicas del año. De cualquier año. Con un Hitch on-fire que prometía grandes cosas y que cumplió de sobra más adelante.

El giro “bad-ass” de este final de arco es que aunque Jackson King parecía haber dado un voto de confianza a Apollo y Midnighter, también les había inoculado un agente biológico que hubiera hecho explotar en caso de que algo no le hubiera cuadrado.

Ciertamente, Ellis no empezó este segundo volumen de StormWatch pensando en Authority, pero desde que vio las primeras páginas de Hitch, la cosa cambió. Y en el tercer arco “Bleed” nos presenta la Sangría, el espacio entre universos paralelos que también juega un papel importante en Authority y también en Planetary.

Para darnos una idea del nivel de interés que le producían a Ellis los actuales protagonistas de esta serie, este tercer arco nos cuenta una historia de un mundo paralelo en el que es Hawksmoor el Weatherman de StormWatch y se tienen que enfrentar a una invasión alienígena, la segunda sufrida por ese mundo.

El número 8 está dibujado por Hitch y Neary por un lado, y Michael Ryan y Luke Rizzo por otro. De hecho, Hitch dibuja sólo 9 páginas por 13 de Ryan, lo que convierte este número en casi un fill-in y en la norma de lo que vamos a tener a partir de ese momento hasta el final de la serie.

Frente al nuevo formato de portada incorporado desde el número 4 en que empezó Hitch en la serie con una banda vertical que servía para destacar a los autores del comic, justo por casualidad en la portada de este octavo número se les “olvidó” colocar a los autores. Me parece poco probable que Hitch planteara esta portada rompiendo el esquema previo de portada, a no ser que fuera una manera de disimular el elemento fill-in.

Eso si, Ellis guarda para Hitch una doble splash-page que quita el hipo con personajes de todo el universo Wildstorm.

Mientras, las páginas de Ryan muestran que este universo sufrió otro ataque alienígena con grandes bajas para StormWatch, entre ellas el Jackson King de este universo que fue horríblemente desfigurado, un claro teaser de lo que estaba por venir.

El número 9 termina el arco Bleed de nuevo compartiendo páginas Bryan Hitch y Michael Ryan. Un final feliz para este mundo alternativo en el que los héroes se sacrificaron para salvarlo. El StormWatch de nuestro mundo ni está ni se le espera. El futuro de la serie está marcado.

Siempre se ha dicho que no hay malos personajes sino malos autores que no saben qué hacer con ellos. Hay cientos de ejemplos, como el Prophet de Liefeld transformado por Brandon Graham en uno de los mejores comics de ciencia-ficción de los últimos años.

Obviamente, Ellis no es malo, es de hecho un gran escritor con grandes ideas, pero que tuviera otras historias que contar en Authority, y que está serie sea historia del mainstream americano, no justifica el final rastrero que dió a StormWatch.

El número 10 es otro fill-in en el que Hitch literalmente dibuja solo 3 páginas, estando el resto dibujadas por Michael Ryan. StormWatch manda unas naves a investigar un asteroide que se acerca a la órbita de la Tierra.

El asteroide muestra elementos naturales pero también algunas estructuras de origen alienígena. Aunque finalmente el contingente enviado al asteroide consigue desviarlo hacia el Sol cancelando la amenaza, StormWatch pierde el contacto con la nave superviviente mientras se dirige de vuelta hacia el satélite Skywatch.

Este número enlaza directamente con el infame WildC.A.T.s vs Aliens, obra de Warren Ellis, Chris Sprouse y Kevin Nowlan, que repite todos los tópicos de Alien.

Weatherman activa la cuarentena del satélite Skywatch por infestación xenobiológica, y los WildCATs van a investigar.

Cuando llegan, se encuentran con un infestación total de Aliens. Fuji, Hellstrike y Fahrenheit han muerto literalmente fuera de plano. Aunque el cómic tiene buenos momentos con los aliens, es todo una gran falta de respeto hacia estos personajes, que merecían mejor suerte.

Y como gran final, Winter muere sacrificándose para llevar Skywatch al Sol y acabar con los Aliens. Lástima que para ello los WildCATs se le olvidaran en la estación durante la evacuación.

Todo mal en este cómic.

StormWatch 11 de septiembre de 1998 es el último número de la serie, obra de Warren Ellis, Bryan Hitch y Paul Neary y Michael Ryan y Lucian Rizzo. Sin base, personal o presupuesto para su resurrección, la ONU cierra StormWatch dejando a la tierra sin aparentemente nadie que la defienda.

Hitch sólo dibuja 8 páginas, las más importantes. Por un lado, Jenny Sparks acaba con Henry Bendix de forma súbita y apresurada, destacando el hecho que el antiguo Weatherman es otro cabo suelto que no tenía cabida en el nuevo orden mundial.

Las dos últimas páginas son un teaser de Authority, que se estrenó cinco meses más tarde, en febrero de 1999.

En el cementario, delante de las tumbas de sus compañeros caídos, Jenny Sparks verbaliza el cambio de paradigma que Ellis plantea para la nueva serie: StormWatch se había quedado anticuado, no estaba preparado para enfrentarse a una infestación Alien como tampoco lo está para lo que significa el descubrimiento de la Sangría y el acceso a nuevas y peligrosas realidades alternativas.

Las cosas se estaban volviendo cada vez más grandes y peligrosas, demasiado para StormWatch. Y alguien debe salvar el mundo de esas amenazas.

 

Mi conclusión de esta etapa es que a Ellis nunca le interesaron los protagonistas de este cómic, y fue ajustándolo a su gusto con sus propios personajes, entre los que este están Jenny Sparks o Jack Hawksmoor, que fueron los que continuaron en Authority. Esto convierte este segundo volumen en unos cómics completamente de transición.

De hecho, los editores de Wildstorm vieron tan claro el filón que tenían con Hitch que automáticamente le guardaron para Authority. El último número completo que dibujó Hitch en StormWatch fue el 7, en el resto Michael Ryan dibujó más páginas que él.

De esta manera, Hitch tuvo prácticamente 9 meses de margen para preparar y dibujar Authority, lo que ayuda a explicar el éxito del cómic y que mantuviera la periodicidad mensual estos doce números. Authority marcó una época, pero creo que estos personajes merecían mejor suerte.

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .