Crítica de Antlers de Scott Cooper (Disney+)

Tras pasar por las salas de cine sin pena ni gloria, Disney+ ha estrenado Antlers del director Scott Cooper, que me ha sorprendido para bien y hoy quiero recomendaros.

PUNTUACIÓN: 7/10

Scott Cooper (1970) es un actor, escritor, director y productor estadounidense. Es conocido por escribir, dirigir y producir la película de 2009 Crazy Heart, protagonizada por Jeff Bridges, que recibió numerosas alabanzas, incluyendo premios por parte del Chicago Film Critics Association e Independent Spirit Awards. Tras esta película ha dirigido Out of the furnace (2013, con Christian Bale), Black Mass (2015, con Johnny Depp) y Hostiles (2017, de nuevo con Christian Bale y Rosamund Pike).

En Antlers, una pequeña ciudad de Oregón, una profesora (Keri Russel) y su hermano (Jesse Plemons), el sheriff de la localidad, se empiezan a interesar por un alumno distante y misterioso. A medida que se van conociendo, descubren que el niño esconde un peligroso secreto familiar, que podría tener consecuencias fatales. (FILMAFFINITY)

Antlers cuenta con música de Javier Navarrete, fotografía de Florian Hoffmeister y montaje de Dylan Tichenor. A partir del cuento de Nick Antosca The quiet boy, el propio Antosca escribió el guión de la película junto al director Scott Cooper y C. Henry Chaisson. La película cuenta además con la producción de Guillermo del Toro, David S. Goyer y J. Miles Dale.

Antlers está protagonizada por Keri Russell y Jesse Plamons, que interpretan a los hermanos Julia y Paul Meadows. Julia es maestra en la escuela local y sufre problemas psicológicos derivados de los abusos que sufrió de niña por parte de su padre, mientras que Paul es el Sheriff. El gran descubrimiento de la película es el niño Jeremy T. Thomas, que interpreta a Lucas Weaver, un niño que tiene que cuidar como puede a su padre y hermanos aquejados de una extraña enfermedad. Juntos a ellos, el veterano Graham Greene interpreta a Warren Stokes, el anterior sheriff del pueblo.

Me ha gustado Antlers, es la clásica película pequeña de premisa sencilla pero potente que consigue enganchar gracias a la empatía que transmiten los personajes. El éxito de la película se cimenta gracias al niño actor Jeremy T. Thomas, que crea una tremenda sensación de indefensión gracias su extrema delgadez y mirada perdida de cordero degollado. Su conexión con la maestra del pueblo, la también estupenda Keri Russell, que sufrió abusos de niña y no quiere que ningún niño sufra lo que le pasó a ella es el corazón de la historia, y ambientarlo en el típico pueblo pequeño de los Estados Unidos que sufre los estragos del cierre de empresas y el paro resulta perfecto. Si a todo esto le sumamos una conexión a los mitos populares, en este caso jugando con un clásico que los lectores de los comics Marvel tenemos muy presente, nos encontramos con una combinación ganadora.

Más que una película de terror al uso, Antler en una parte importante del metraje se mueve por terrenos del drama mientras conocemos cómo es el día a día del chaval, aunque construye una tensión que explota en una última media hora super potente con un par de sustos y momentos buenísimos. En este sentido, la duración de 99 minutos me parece perfecta y me reafirma que la obsesión de los 150 minutos que parece acosar al cine mainstream actual provoca que muchas películas inevitablemente acaben haciéndose largas. Este no es el caso de Antlers, claro, que me ha parecido una película con una buena historia perfectamente ajustada en todos sus apartados, ejecutada de forma modélica por el director Scott Cooper.

En todo caso, no busques una película que te cambie la vida, pero dentro de su falta de pretensiones aparte de contar una historia de forma interesante y entretener, creo que Antlers triunfa de principio a fin. Aprovechando su estreno en Disney+ dentro de Star, creo que es el momento perfecto para darle una oportunidad.

Comparto el trailer de la película:

Antlers me ha gustado, me ha parecido un perfecto entretenimiento teniendo en cuenta que estaba disponible en Disney+.

PUNTUACIÓN: 7/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de The Expanse temporada 6 (Prime Video)

Prime Video acaba de terminar la emisión de The Expanse, la serie de ciencia ficción espacial basada en la serie de novelas de James S.A. Corey, con un final que me ha parecido super satisfactorio.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Holden y la tripulación de la Rocinante luchan junto a la Flota Conjunta de la Tierra y Marte para proteger los planetas interiores de los letales y destructivos ataques de Marco Inaros y si Armada Libre. Entretanto, en un planeta lejano más allá de los anillos, se alza una nueva potencia.

Esta sexta temporada cuenta con Naren Shankar como showrunner y guionista de varios episodios junto a Dan Nowak, además de Daniel Abraham y Ty Franck, los escritores de las novelas en las que se inspira la serie bajo el seudónimo de James S.A. Corey. Los seis episodios de esta temporada han sido dirigidos por Breck Eisner, Jeff Woolnough y Anya Adams.

El reparto principal de The Expanse está formado por los tripulantes de la nave Rocinante: Steven Strait como James Holden, el capitán de la nave, Dominique Tipper como Naomi Nagata, la ingeniera de origen cinturoniano, Wes Chatham como Amos Burton, mecánico y asesino cuando las cosas se tuercen. Además, volvemos a tener a Frankie Adams como Bobbie Draper, la ex-marine marciana que actualmente se encuentra siguiendo órdenes de la Presidenta de las Naciones Unidas Chrisjen Avasarala, interpretada por Shohreh Aghdashloo.

En el espacio, Camino Drummer (Cara Gee) sigue enfrentada a Marco Inaros (Keon Alexander) el actual lider cinturoniano en guerra contra la Tierra y Marte, cuyo hijo Filip Inaros (Chase Owens), el hijo de Marco y Naomi, también tendrá una gran importancia en la serie.

Esta sexta y última temporada de The Expanse ha contado con tan sólo seis episodios, una duración que se sabía desde el principio de la producción y que imagino se consideró que era adecuada para poder ofrecer un final satisfactorio a la historia. Teniendo en cuenta que la serie de novelas de The Expanse ha publicado 9 novelas y varias historias cortas, se especulaba incluso antes de que se estrenara la temporada si realmente esta sexta temporada iba a cerrar todas las tramas abiertas, o si los creadores la planteaban como un punto y aparte de cara a intentar vender la serie a otra plataforma de streaming. Recuerdo que The Expanse nació en el canal SyFy, y posteriormente Prime Video se hizo con los derechos a partir de la tercera temporada.

Visto el final, debo decir que me ha gustado mucho y ofrece un final más que satisfactorio a la tripulación de la nave Rocinante y al conflicto que han vivido desde prácticamente el comienzo de la serie la Tierra, Marte y los Cinturonianos.

Toda la tripulación tiene su momento para brillar a lo largo de estos episodios, incluso la añadida de última hora Clarissa Mao (Nadine Nicole), con un arco de redención frente a sus pecados del pasado que también resulta satisfactorio. Sobre Holden, sus valores morales incluso en las peores circunstancias me parece uno de los grandes hitos de la serie. La escena en la que comenta que prefiere equivocarse NO matando a alguien cuando tuvo la ocasión de hacerlo me parece uno de los grandes hallazgos de toda la serie y en general del entretenimiento actual en un momento en el que la vida en el mundo real parece que vale muy poco.

Pero tampoco es que el resto de la tripulación ande corta de heroismo, porque Amos y Bobbie no dudan en lanzarse hacia una muerte casi segura y Naomi tiene que tomar una decisión dramática sobre su hijo Filip que comparte la lucha con su padre Marco Inaros. Dentro que ninguno de los protagonistas han demostrado ser grandísimos actores que transmitan demasiado carisma, globalmente han hecho suyos a los personajes y creo que han hecho unas buenas interpretaciones.

Me gusta que lo que han cerrado lo hayan hecho bien, incluida la guerra contra Marco Inaros y toda la trama política derivada del conflicto entre la Tierra, Marte y los Cinturonianos, que escaló por la lucha por el control del anillo alienígena que permite el viaje a galaxias lejanas. Que el único final posible sea que todas las partes cedan algo para llegar a un acuerdo que les permita vivir en paz es un mensaje importantes dado los tiempos de extremismos que estamos viviendo en nuestra sociedad.

Esto hace que los obvios elementos que quedaron abiertos no canten ni te dejen con sensación que las cosas quedaron a mitad. De hecho, si tengo un elemento menos bueno de esta temporada es que toda la trama en el planeta Laconia más allá del anillo en el que vemos el poder de la Protomolécula de nuevo en acción podría haberse eliminado completamente de esta temporada y el visionado no se hubiera resentido en nada.

En este sentido, creo que resulta mejor dejar elementos abiertos que siempre podrán ser recuperados en caso que la serie continuara en el futuro, que haberse obsesionado con cerrar todo fuera como fuese sin tener espacio material para ello. Así que reconociendo que la Protomolécula fue el comienzo de todo y su poder sigue amenazando la galaxia, prefiero que se haya quedado en un discreto segundo plano en este final.

La verdad es que pasan un montón de cosas en estos seis episodios, aunque los guionistas aciertan parando a veces la acción para fijar la mirada en la vida dentro del Rocinante y como las relaciones de la tripulación son el corazón de todo. Sin embargo, cuando llegamos al climax con la guerra abierta en el último episodio, a pesar de tener un episodio de una hora, el más largo de toda la temporada, queda cierta sensación que todo se ha contado suficientemente bien, aunque si hubiera tenido un poco más de tiempo, la tensión y la narrativa hubiera sido mejor. Pero esto es televisión, claro, y las cosas son las que son cuando hay tantas cosas que contar, por lo que estos reparos no son importantes, dado que lo que nos cuentan tiene una gran importancia.

Globalmente, este final no ha podido dejarme más feliz, confirmando que The Expanse ha sido una de las grandes series de ciencia ficción espacial de los últimos años. Brindo por el Rocinante y su tripulación. ¡Menudo viaje hemos vivido junto a ellos!

Comparto el trailer de esta sexta temporada:

The Expanse ha sido una estupenda serie de ciencia ficción que ha cubierto un hueco que estuvo históricamente vacío. Ojalá más series como esta, la verdad.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Inferno 1 de Jonathan Hickman y Valerio Schiti (Marvel Comics – Panini)

Inferno es la última serie guionizada por Jonathan Hickman antes de su anunciada retirada de la franquicia mutante. La serie de 4 números cuenta en su estreno con dibujos de Valerio Schiti y color de David Curiel, y en mi opinión resalta los problemas que tengo actualmente con los mutantes de Marvel desde su reinicio.

PUNTUACIÓN: 6/10

¡La culminación de la Etapa Hickman comienza aquí! Los gobernantes de Krakoa han jugado un peligroso juego con una peligrosa mujer. Ahora, van a arder por culpa de sus acciones. El cerebro de los mutantes, Jonathan Hickman, conduce sus planes a un punto culminante, junto a una increíble alineación de artistas que arranca con Valerio Schiti, mientras una mujer cumple su promesa de que Krakoa arda hasta los cimientos…

Este comic incluye Inferno 1 USA, que Marvel publicó en Estados Unidos con fecha de portada septiembre 2021. El comic de Panini cuenta con 52 páginas, incluyendo en esta grapa doble las diferentes portadas alternativas.

Me ha dejado muy frío la lectura de este primer número de Inferno, lo digo como lo siento. Aparte de la sorpresa final de la grapa, más que interés por lo que está por venir lo que nos ha contado Hickman parece planteado para resaltar lo complejas que son sus historias que tenía pensadas desde el comienzo de su etapa, y el error que hace Marvel al dejarle marchar. Un tema que me llama la atención es que leí este comic justo a continuación de La Edad Oscura de Tom Taylor e Iban Coello, lo que aún hizo que fuera más evidente que mientras en el comic de Taylor pasan muchísimas cosas interesantes en su 40 páginas (32 de historia), en Inferno prácticamente no pasa nada en las 40 páginas del comic aparte de recordar cosas que ya sabiamos hasta llegar al monumental cliffhanger final. Y nada es NADA.

Y es que Hickman repite un recurso narrativo que ya utilizó en X de Espadas que es repetir una escena clave del reinicio mutante de Dinastía de X / Potencias de X para dotarla de un significado ampliado en la historia de ese momento. Si en X de Espadas fue la narración de la creación y separación de Krakoa y Arakko que fue el preludio del evento, con la trampa añadida de repetir la escena no una sino en dos ocasiones, en Inferno Hickman nos vuelva a contar la escena de Dinastía de X 2 en que Moira se encontró por primera vez con Mística y Destino al final de su tercera vida, resignificando el diálogo de Moira antes de ser asesinada dotándolo de una mayor ambigüedad respecto a lo visto hasta ahora. Y el caso es que los recursos narrativos no son buenos ni malos, depende de cómo se utilicen. En mi caso, leer esto mismo en dos comics de Hickman con apenas de un año de diferencia me empieza a sonar como los diálogos de Bendis que en su momento me sorprendían y me gustaban, pero acabaron resultando repetitivos y le veía a Bendis todas sus costuras como narrador. Pues esas mismas costuras se las estoy viendo a Hickman ahora mismo.

Está claro que Hickman plantea historias río complejas, pero ¿en serio es necesario volver a contar un diálogo que tenemos en el Dinastía de X, aunque sea ampliado? Y se que la lógica indica que se vuelve a contar para que un lector que no leyera esos comics anteriores entienda lo que está pasando en Inferno, pero sinceramente habría que negar la mayor, ya que no acabo de creerme que nadie no haya leído HoX/PoX quiera acercarse a este comic que se vende precisamente como el cierre de la primera temporada de Hickman en la franquicia mutante.

Hay un elemento que también debo comentar que este Inferno 1 me ha recordado, y es que “complejo” no tiene porqué equivaler a “bueno”, un error que no dejo de sentir cuando leo reseñas de la actual etapa mutante. Y es que Moira McTaggert informó a Charles Xavier y a Magneto (Erik) que las dos principales amenazas para la supervivencia de los mutantes eran Destino y Nimrod. Charles y Erik tenían que evitar por todos los medios que la primera pudiera resucitar, argumento que claramente les va a estallar en la cara en Inferno.

Mientras, tras la misión dirigida por Cíclope en Dinastía de X 3 y 4 al satélite de Orchis que destruyó el Molde Maestro pero a la larga no evitó la creación de Nimrod, este comic nos informa que aparte de la misión de Mística contada en Patrulla X 21 (X-Men 20 USA), los mutantes han puesto en marcha diferentes misiones que se han saldado con fracasos sucesivos. Y puede entenderse que la misión suicida de Mística de dicho número estaba precisamente planteada para que fracasara para que Charles y Magneto tuvieran una excusa para NO resucitar a Destino. Eso es una cosa. Pero enfrentarse a un evento de extinción y mandar a tres miembros de X-Force es algo que no tiene sentido y está destinado al fracaso en un momento en que no pueden permitirse fallar. Y se que frente a la ley mutante de “No matarás humanos”, precisamente X-Force son los black-ops con permiso para romper esta norma, por lo que se entendería que Charles les usara sólo a ellos para hacer un intento UNA VEZ. Pero que hayan varios intentos sucesivos usando a los mismos mutantes es un argumento que no se sostiene. Y si ya no me cuadraba antes, tras el especial Escala Planetaria la cosa cuadra aún menos, de forma que los mutantes no deberían tener ningún problema a enfrentarse a esta amenaza atacando a Orchis con toda la potencia de sus mutantes Omega. Sin embargo, me da la sensación que la historia-río y el worldbuilding para el futuro ciegan a Hickman y a la oficina X provocando que las historias AHORA hayan perdido el interés o la lógica más elemental.

Y no descarto que dada la narrativa fragmentada de Hickman aún puedan producirse giros sorprendentes a lo largo de la miniserie en lo relativo a los ataques de X-Force a Orchis que resignifiquen lo visto hasta ahora. Porque ya ni entro en la facilidad absurda con que los mutantes dejan que cadáveres suyos caigan en manos de sus enemigos, otra absurdez que me está fastidiando bastante y que aparentemente va a ser desarrollado en La Patrulla X de Gerry Duggan. De hecho, nada me gustaría más que ser sorprendido en los próximos números, porque aún recuerdo que Hickman sufrió un bajón en su última etapa en Vengadores pero sus Secret Wars resultaron perfectas. Pero si la historia de Inferno va como se supone del triángulo Destino, Mística y Moira, no tengo claro que vaya a quedar mucho tiempo para la trama de Orchis / Nimrod cuando el mundo de Krakoa empiece a arder, tal y como nos vende la publicidad de Marvel / Panini. Espero sinceramente que Hickman me calle la boca con una buena historia, nada me alegraría más.

En el lado del dibujo, me he llevado otro chasco importante. No porque el dibujo de esta grapa esté mal, es estupendo de hecho, sino porque acabo de enterarme que Valerio Schiti NO va a dibujar los números dos y tres, que van a estar a cargo de Marco Checchetto y R.B. Silva respectivamente, para volver para el último número. Que Marvel no pueda conseguir mantener el mismo equipo artístico ni en una serie de cuatro números es una decepción tremenda. Ampliado por el convencimiento que realmente no es que no pueda, es que no quiere. Y además saben que estos cambios no afectan a las ventas porque los lectores tragamos.

Una vez hecha la queja, realmente Valerio Schiti con color de David Curiel creo que cumplen con nota en un comic en el que realmente Hickman no les da momentos para el lucimiento. De hecho, hay varias escenas dibujadas de forma que recuerdan a sucesos ya vistos en comics previos que me hacen dudar de lo que Hickman está planteando con su narración fragmentada y cuánto de lo que habiamos visto hasta ahora se va a demostrar falso de alguna manera alambicada. De hecho, ¿puede ser posible que esta sea la undécima vida de Moira, y no la décima nos han contado hasta ahora, y Hickman nos vuele la cabeza durante la miniserie? Como véis, aún albergo la esperanza que Inferno me deje con buen sabor de boca. Mientras la historia cuadre y me guste el final, no tendré problema en que mis especulaciones se demuestren equivocadas.

Cada vez conecto menos con los comics mutantes de Marvel. Y mira que me subí al carro de HoX / PoX y su historia de voló la cabeza. Pero mes a mes el globo no deja de desinflarse. De hecho, si Inferno debe servir de inicio de la nueva etapa post-Hickman, como no cuadre puede ser el momento perfecto para bajarme del carro.

Comparto las primeras páginas de este comic:

Aunque espero que Hickman se haya guardado varios ases en la manga que irá soltando en los próximos meses, lamento tener que decir que este arranque de Inferno no me ha entusiasmado, más bien al contrario. Me gustaría pensar que la cosa va a mejorar, pero no las tengo todas conmigo al tener al Hickman más cerebral y concentrado en el worldbuilding futuro a costa del entretenimiento actual, preparando los juguetes para que los remoten los siguientes autores.

PUNTUACIÓN: 6/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de La Edad Oscura 1 de Tom Taylor y Iban Coello (Marvel Comics – Panini)

Panini ha publicado este mes de enero el comienzo de La Edad Oscura, el comic apocalíptico fuera de continuidad para Marvel Comics de Tom Taylor, con dibujo de Iban Coello y color de Brian Reber. Un arranque que muestra los puntos fuertes de la narrativa de Taylor con un estupendo apartado artístico.

PUNTUACIÓN: 7,5/10

¡La nueva saga épica escrita por Tom Taylor! Un peligro más antiguo que la Tierra lo amenaza todo. Por una vez, los héroes están impotentes frente al enemigo. Las luces se han apagado y el mundo al otro lado de la ventana… está a punto de terminar. ¡El Universo Marvel como nunca lo has visto!

Este comic de Panini incluye el comic The Dark Ages 1 USA, publicado en Estados Unidos con fecha de portada de noviembre 2021.

Tom Taylor se ha especializado en DC Comics en historias apocalípticas fuera de continuidad como Injustice o DCSos. El comienzo de La Edad Oscura de Marvel Comics me parece modélico, ya que aparte de la presentación del concepto que desencadena este mundo sin tecnología, Taylor plantea su historia desde los personajes, consiguiendo que a pesar de narrar un desastre cataclísmico de nivel planetario nos preocupemos por los protagonistas personificados en la familia de Peter Parker (Spiderman). Y esto es clave, porque las muertes que vemos en este número se intuye que van a ser la punta del iceberg del global que veremos a lo largo de los seis números de historia, y que haya conexión emocional es la clave para que lo que veamos nos impacte (y nos importe) a los lectores. Incluso a pesar de saber que realmente estamos ante un What if? Ampliado , la clave de todo es la habilidad de Taylor de conseguir que todas las muertes importen y nos duelan. Cosa que los que leemos los comics mutantes actuales sabemos que no es algo tan sencillo de conseguir.

En el apartado artístico, me ha gustado el dibujo de Iban Coello, con color de Brian Reber. Diría que se nota que Coello ha tenido el tiempo suficiente para dibujar el comic con la escala y el corazón que la historia requiere. Es curioso, porque frente a sus comics de Veneno, en este primer número de La Edad Oscura vi sobre todo una gran influencia de J. Scott Campbell en el estilo de Coello y sus figuras super delgadas y altas. Narrativamente creo que estamos ante un buen comic muy bien dibujado, pero al mismo tiempo también debo decir que no me ha parecido brillante. Coello va por el buen camino para convertirse en un super estrella de Marvel, pero diría que este comic muestra que aún le falta rodaje para llegar a serlo. Sin tener nada negativo de su dibujo, ojo. Como digo me ha gustado, peeeero aún le falta para llegar a los niveles de un Larraz, Checchetto, Ribic, etc… En este sentido, pensando en ello veo que no es sólo tema del dibujo, ya que el color de Brian Reber también es correcto y ayuda a contar de historia de forma clara, pero le falta la brillantez de un Marte Gracia, la personalidad de un Frank Martin o el carisma que gente como Dave Stewart que ellos solos te venden el comic.

El primer número de una nueva serie de comic (o en cualquie otro ámbito) debe dejarte con ganas de más. La Edad Oscura lo consigue de principio a fin, y estoy seguro conociendo los trabajos previos de Taylor, que nos esperan 5 números que van a ser una montaña rusa de emociones y dramatismo en el que nadie está a salvo. Teniendo en cuenta la falta de sorpresas en el mundo del comic maintream en el que se sabe que ningún personaje principal muere y si lo hace será sólo durante la duración de la historia con fecha de caducidad y con la resurrección ya marcada de antemano, leer historias de este tipo en las que todo puede pasar para mi es un soplo de aire fresco que consigue que tenga ganas de saber cómo continúa la historia.

Comparto las primeras páginas de este comic:

La Edad Oscura promete emociones fuertes en los próximos 5 meses, creo que estamos ante un comic que voy a disfrutar un montón.

PUNTUACIÓN: 7,5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de El Libro de Boba Fett episodio 3 (Disney+)

Tercer episodio de El Libro de Boba Fett en Disney+ de nuevo dirigido por Robert Rodríguez, y el primero que me ha cantado con elementos de producción cutres, algo que es la primera vez que siento en una serie en imagen real de Star Wars.

PUNTUACIÓN: 6,5/10

Episodio 3. Las calles de Mos Espa

Boba Fett debe hacer frente a dos amenazas muy distintas.

El tercer episodio de El Libro de Boba Fett sigue escrito por Jon Favreau y cuenta con Robert Rodríguez en la dirección, que ya dirigió el primer episodio. El episodio de 38 minutos, 34 sin los títulos de créditos, vuelve a la duración del estreno que se me hizo corto, contrastando con los 52 minutos del segundo. Entiendo que una ventaja del streaming es poder plantear episodios con la duración que toque y no estar obligados a rellenar minutos, pero me llama la atención la disparidad que estamos encontrando hasta el momento.

A Temuera Morrison (Boba Fett), Ming-Na Wen (Fennec Shand), Matt Berry (8D8, el droide torturador al servicio de Fett) y David Pasquesi (el mayordomo twi’lek de Mok Shaiz, alcalde de Mos Espa en Tatooine), se les unen en este episodio Carey Jones como el cazarrecompensas wookie Krrsantan, Stephen Root (Lortha Peel, una traficante de agua en el distrito de trabajo de Mos Espa), Sophie Thatcher (Drash, la líder de un grupo de cyborgs que se ponen del lado de Boba Fett), Jordan Bolger (Skad, miembro de grupo de cyborgs liderado por Drash) y la sorpresa (no tanto, pensando que es colega de Robert Rodríguez) de Danny Trejo como el entrenador de un rancor que es entregado a Boba Fett en su palacio.

Por enfrentar rápidamente el elefante en la cacharrería, ¡qué cutre eres, Robert Rodríguez!! En positivo Rodríguez se ha especializado en auto producir sus propias películas sacando oro de presupuestos ridículos, pero eso ha provocado que diera por buenas cosas que no se admitirían en un blockbuster de presupuesto alto. Y eso es justo lo que ha pasado en este episodio, con una persecución en las calles de Mos Espa que ha provocado más de un sonrojo de lo cutre y mal realizada que ha estado, con unas motos de colorines que se mueven a 1 km/hora y que un abuelo con andandor adelantaría. La ejecución de esta escena no debería haber sido aceptada en una producción de Star Wars, pero Rodríguez y cutre siempre han ido un poco de la mano, lamentablemente, de forma que este episodio tendrá el dudoso honor de ser el primer episodio cutre en la franquicia televisiva de Star Wars en Disney+.

Junto a esto, la pelea en el palacio de Boba Fett ha sido otra escena super cutre. Si la semana pasada comentaba que se notan (para mal) los 61 años de Temuera Morrison, enfrentarle en bañador a un wookie salvaje de más de dos metros de altura planteaba un desafío que era difícil que pudiera quedar bien. Y no lo hace. Ni este enfrentamiento ni el posterior de Krrsantan contra los cyborgs queda bien y amplía la sensación de coreografías de Hacendado que ha tenido gran parte del episodio.

Pero no todo es malo en el episodio, la historia planteada por Jon Favreau mantiene un buen equilibrio entre el presente y el pasado de Boba. Si la semana pasada asistimos al triunfo del asalto al tren, en este episodio la tragedia golpea al cazarrecompensas, y me gusta cómo han construido la narrativa para plantear que el adversario en la sombra que acosa a Boba es el Sindicato Pyke, que Boba conoció en la parte del pasado. Junto a este elemento, me gusta la parte de Danny Trejo explicándonos que los Rancor son seres sensibles con una conexión con su dueño, lo cual es compatible con la escena de El Retorno del Jedi en el que el cuidador del Rancos de Jabba llora de tristeza tras morir a manos de Luke. Esta parte de subversión de las expectativas, hablando de un ser a priori terrorífico como es el rancor, manteniendo la esencia 100% Star Wars es otro elemento que me gusta mucho de la historia de Favreau. También me gusta la forma en que nos informan de las diferentes familias criminales que operan en Mos Espa en la actualidad.

Hay otro elemento de la serie que espero consigan cuadrar al final, y es que a pesar de ser el protagonista omnipresente, no acabamos de empatizar con Boba Fett. Me doy cuenta que la imagen de “puto amo” que teniamos del personaje, y que volvimos a ver en The Mandalorian, no se corresponde con lo que la serie nos está mostrando, con un Boba en el presente que no deja se ser apalizado por quien sea que aparezca en cada episodio. Ese elemento unido al hecho que Boba se ha auto erigido en el Daymio de Tatooine pero no se entera de nada de lo que está pasando en Mos Espa provocan una desconexión entre lo que se espera de Boba y lo que es en realidad en la serie. Algo que también vemos en elementos extraños como que deje vivo a un enemigo como Krrsantan, por mucho que nos recuerden al comienzo de cada episodio eso de que “Jabba transmitía miedo, yo busco respeto” que parece resume la actual filosofía de Boba Fett. Lo cual es un problema, porque ser un «boy-scout» que busca hacer el bien mientras busca convertirse en el señor del crimen son aspectos que no encajan, que no pueden encajar.

Eso en el presente, porque en la parte del pasado me gusta el elemento estoico del personaje que nos sugiere a los clásicos personajes de western. Dentro que ya he comentado que veo limitado actoralmente a Temuera Morrison, creo que esa parte está bien mostrada en la serie. De hecho, de momento esta parte del pasado sigue siendo mucho más interesante que el argumento del presente.

A pesar de los elementos menos buenos que hemos tenido en este episodio, creo que El Libro de Boba Fett sigue teniéndolo todo a favor para darnos un entretenimiento a la altura del standard de calidad que The Mandalorian marcó para las series de televisión de Star Wars en Lucasfilm. La semana que viene comento si hubo mejoría.

Comparto el teaser trailer de este tercer episodio:

El Libro de Boba Fett ha dado un pequeño paso atrás, pero tiene tiempo de remontar el vuelo y acabar dejándonos con buen sabor de boca. No dudo que será así.

PUNTUACIÓN: 6,5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!