Archivo de la categoría: Comics

tebeos favoritos

Crítica de Hulk 1-6 de Donny Cates y Ryan Ottley (Marvel Comics – Panini)

Termina Aplastanauta, el primer arco de Donny Cates y Ryan Ottley en Hulk, con tintas de Cliff Rathburn y color de Frank Martin, por lo que es un buen momento para compartir mis impresiones de esta nueva propuesta.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

¡El nacimiento de una nueva era! «¡Aplastanauta!», primera parte. La rabia incontrolable de Hulk alcanza el más alto nivel, y nadie, lo que incluye a Los Vengadores, está preparado para contenerla. ¿Es a Hulk a quien deben temer… o falta alguna pieza en el puzzle?

Aplastanauta se ha desarrollado en los números 1-6 de la nueva etapa del personaje de Donny Cates y Ryan Ottley, con tinta de Cliff Rathburn y color de Frank Martin.

Una vez leído este primer arco, me sabe mal tener que decir que esta idea de Donny Cates puede ser de largo la peor y más absurda chorrada que creo haber leído en un comic de Hulk. Que el cuerpo de Hulk sea un cascarón vacío como si fuera una nave espacial que Bruce Banner controla desde un puente de mando, con una psique de Hulk encerrada en una especial de sala de máquinas donde emplea su rabia para mover el cuerpo es tan ridículo que me han dejado sin palabras para calificarlo.

Y hay que reconocer que una parte importante del trabajo del guionista de superhéroes gira en torno de dar al dibujantes cosas que encuentre estimulantes y que quiera dibujar de forma interesante para el lector, pero desde el punto del guion la cosa no ha podido ser más decepcionante. Incluso el concepto de TITÁN (¿Un Hulk para Hulk?) es otra idea de bombero que no tiene el más mínimo sentido. Dentro de todo, Cates plantea su Hulk con oficio y todas las grapas contienen puntazos super punkies y un buen cliff-hanger que te invita a querer leer como continúa la historia, pero globalmente puede que este sea el comic de Cates que menos me ha gustado, en lo referido a la historia.

A pesar del fail de la historia de Cates, hay que reconocer que al menos pone a disposición de Ryan Ottley lo justo para que se luzca haciendo lo que (aparentemente) más le gusta: Dibujar escenas de acción a una escala y con un nivel de salvajismo poco o nada habitual de ver en un comic Marvel. Estos comics parecen el sueño húmedo de Ottley, al hacer que Hulk pelee contra el ejército, monstruos, un ¿Lobezno gigante?, los Marvel zombies o los Dioses de diferentes panteones, mostrando un gore impensable, con ojos saltando de las órbitas, cabezas cortadas y otros salvajismos varios. Y la verdad es que se nota que se lo ha pasado genial dibujando estos comics, haciendo que los lectores lo disfrutemos con él.

Esto tiene un elemento bueno pero otro malo. Y es que mientras Ottley se mantenga en la serie, la compra sigue siendo obligada. Pero en cuanto empiecen con los inevitables fill-ins y Ottley deje la serie y un arco completo deje de estar dibujado por él, este comic se convertirá en carne de cancelación (en mi caso, de dejar de comprarlo). Espero que tarde en pasar, claro, pero no las tengo todas conmigo.

Aunque el propio Cates indica en el nº 5 que elementos de este arco van a tener repercusión en el futuro, las tramas principales van a tomarse dos meses de respiro, dado que con motivo de la celebración del 60 aniversario de la creación de Thor y Hulk, la Casa de las Ideas ha preparado un crossover de 5 números para narrar este nuevo enfrentamiento entre posiblemente los dos seres más poderosos del universo Marvel, aprovechando que Cates guioniza ambos títulos. En breve compartiré mis impresiones del inicio Thor vs Hulk Alpha, un comic que tiene claro lo que quiere contarnos y que no es un profundo análisis psicológico, como estoy seguro que podíais imaginar.

Comparto las primera páginas del comic:

Donny Cates ha planteado una premisa para Hulk que roza la vergüenza ajena, por suerte el dibujo de Ryan Ottley salva un comic gracias a su tono de diversión over-the-top sin complejos.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Thor 24 de Donny Cates, Nic Klein (Marvel Comics – Panini)

Tras el arco Dios de Martillos llega un número especial para celebrar que Thor llega a los 750 números publicados en USA. Una celebración que hace que a los habituales Donny Cates, Nic Klein y Matthew Wilson se les unan una constelación de estrellas de los comics Marvel.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Funeral por el Padre de Todos

¡La celebración de Thor #750 USA! Después de su victoria contra el Dios de los Martillos, Thor y todo Asgard se recuperan de una pérdida brutal. Pero algunas personas nunca nos dejan del todo. ¡Coincidiendo con un número tan especial, algunos de los mejores autores de Thor, entre ellos J. Michael Straczynski y Walter Simonson, regresan para una entrega monumental! Celebra la historia del Dios del Trueno con quienes ayudaron a construir su legado.

Este número contiene el número 750 USA, un especial de 64 páginas realizado por un all-star de autores: Walter Simonson con Laura Martin y Matt Milla, Dan Jurgens con tinta de Klaus Janson y color de Matt Wilson, J. Michael Straczynski y Olivier Coipel con color de Alejandro Sánchez, Al Ewing y Lee Garbett con color de Antonio Fabela, y Jason Aaron y Das Pastoras, además de los habituales Donny Cates, Nick Klein y Matthew Wilson.

Dios de los Martillos fue un arco notable dentro de la actual etapa de Thor, por lo que viene bien tener un número de transición aprovechando el especial nº 750 USA. Hay que reconocer que estos especiales planteados como historias cortas de diferentes equipos creativos dan para lo que dan, que no suele ser demasiado. Normalmente con la alegría de volver a leer a estos grandes nombres trabajando en el personaje ya es suficiente, incluso sabiendo que el trabajo en si no puede calificarse más que de menor. Por supuesto es una alegría tener una historia de Bill Rayos Beta de Walter Simonson, pero lo cierto es que queda raro que en un supuesto homenaje a Odín nos cuelen historias que no tienen nada que ver con él. Y tengo claro que en estos casos los editores dijeron a los autores «haced lo que queráis» (dentro de un orden, claro), y que tener a Simonson en Marvel es siempre motivo de alegría, hay que reconocer que algunas de estas historias quedaron un pelín cogidas por los pelos. Por ejemplo, las páginas de Al Ewing y Lee Garbett a modo de presentación de la nueva miniserie de Los Defensores. Aunque tampoco sorprende que Marvel aproveche este tipo de comics para vender a los lectores lo que está por venir.

En la parte principal del comic de Donny Cates, Nic Klein y Matthew Wilson, Cates plantean durante el funeral de Odín momentos llenos de emoción que Klein y Wilson trasladan perfectamente a viñetas, sobre todo con una doble splash-page de Klein de las que se recuerdan toda la vida. Junto a esto, Cates plantea el final del comic con un cliffhanger marca de la casa de los que harán que la compra de las próximas grapas sea obligada.

Pero dicha saga tendrá que esperar 3 meses, ya que con motivo del 60 aniversario de Thor y Hulk que se celebra este año, Marvel ha planteado un crossover de 5 números entre ambas series aprovechando que están escritas ambas por Cates, publicándose el primer número en un especial Hulk vs Thor: Alpha publicado este mismo mes. Un especial sobre el que comentaré dentro de unos días.

Comparto las primeras página de este comic:

El especial de Thor mantiene el interés en la etapa actual de Donny Cates, sirve de sentido homenaje al Padre de Todos (aunque sepamos que hay truco), y nos deja con un cliffhanger final que hace que el futuro de Thor parezca apasionante. Todo bien, de momento.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Angelic Book 1 de Simon Spurrier y Caspar Wijngaard (Image Comics)

Simon Spurrier está creando una sólida carrera en el mundo del comic, con unas obras siempre interesantes. Es por esto que me he animado a comprar Angelic, comic realizado junto al artista Caspar Wijngaard a medio camino entre un cuento para niños y una historia apocalíptica.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Siglos después de que la humanidad haya desaparecido, la Tierra pertenece a nuestros restos: los animales, modificados genéticamente para una guerra que no recuerdan, vigilando un mundo que no entienden. Pero para un joven mono alado las rutinas tribales represivas son insoportables. Su nombre es QORA. Ella anhela explorar, descubrir… volar libre.

El nominado al Eisner SIMON SPURRIER (The Spire, CRY HAVOC, X-Men Legacy) y el artista estrella CASPAR WIJNGAARD (LIMBO, Dark Souls, Assassin’s Creed) se unen en una fábula para todas las edades sobre la rebelión adolescente y las travesuras de los animales en medio de las ruinas de la civilización.

Este primer volumen, titulado Heirs and Graces, recopila los 6 primeros números 1-6 de ANGELIC, publicados por Image Comics.

Simon Spurrier es uno de los escritores británicos más interesantes del actual panorama mainstream. Aparte de su estupenda etapa en X-Men Legacy protagonizada por Legion y del maravilloso comic Universo Sandman: El sueño para DC, ha escrito en el ámbito independiente comics super chulos como The SpireTwo-Gun GorillaWeavers , Cry, Havoc o Coda, en los que ha mostrado su versatilidad dentro de la ciencia ficción, la fantasía o el noir. Uno de sus rasgos distintivos es la creación de personajes interesantes que buscan conocer su propia identidad, a menudo oculta bajo el miedo, los prejuicios o la presión social, cosa que también encontramos en este Angelic. 

Caspar Wijngaard es un artista inglés nacido en Londres. Además de Angelic junto a Spurrier, es co-creador de Limbo y Home Sick Pilots junto al escritor Dan Watters también en Image Comics. He trabajado también en comics de Marvel, DC, Dynamite o Titan Books.

Angelic me ha sorprendido positivamente. Debo reconocer que el estilo de dibujo de Caspar Wijngaard y tener una historia de animalitos voladores me hizo pensar de inicio que podriamos estar ante un cuento infantil sin demasiado interés. De hecho, he tardado en animarme a leerlo cuanto tenía el comic desde hacía semanas en casa. No siendo malo, me ha costado conectar con el dibujo de Wijngaard. Los monos están bien dibujados, pero la raza de ¿focas, leones marinos? evolucionadas con sillas voladoras me sacaban todo el rato de la historia porque como veis no acabo de identificar de qué anima se trata. Globalmente creo que ha sabido trasladar bien a imágenes la historia de Spurrier con su estilo cartoon de dibujo, pero realmente lo calificaría de bien sin más. Resaltar eso si que su uso de colores pastel añade un interesante toque fantástico a la historia que le pega al conjunto.

Sin embargo, una vez me puse a leerlo, he encontrado una historia más compleja de lo que el dibujo invitaba a pensar, con un Spurrier en su salsa con sus temas habituales de una protagonista Qora que rompe sin pretenderlo la tradición de su tribu de monos capuchinos. Porque la historia va precisamente de una joven que tendrá que descubrir si puede romper con los patrones aprendidos y atreverse a abrir sus alas para volar buscando su propio camino.

La sociedad de monos liderada por Alfer me parece muy interesante y dentro del concepto de historia de ciencia ficción, transmite la rigidez de las religiones o las sectas que construyen su narrativa desde hechos incorrectos que no tuvieron lugar y que buscan eliminar al disidente o simplemente a aquel que se hace preguntas y amenaza aunque sea de forma inconsciente el statu-quo. La sociedad post-apocalíptica de Angelic enlaza con muchos miedos de la sociedad actual como son los peligros de la A.I. y si la humanidad estamos abocados a nuestra desaparición por culpa de guerras u otras catástrofes. ¿He oído cambio climático? Sin embargo, Spurrier consigue presentar una historia entretenida que primero se esmera en presentar la sociedad de monos para luego derruirla desde sus cimientos.

Este tomo presenta una historia completa con presentación, nudo y desenlace, con un final que resulta super satisfactorio. Siendo un buen final, Spurrier deja la historia en un punto lo suficientemente abierto como para que si quiere pudiera continuar la historia. Que el comic sea el «Book 1» como indica la portada así lo indicaría. Sin embargo, Spurrier se ha especializado también en crear comics estupendos que cuentan su historia en un único volumen y luego Spurrier pasa página y empieza a plantear su siguiente historia. Dado que el tema principal de la identidad de Qora si queda bien resuelto en el comic, me inclino a pensar que estamos ante una historia cerrada, lo cual reconozco que me vale.

Comparto las primeras páginas del comic:

Angelic ha resultado un buen comic de los que te hacen pensar y que te dejan con buen sabor de boca. A veces no hace falta más para encontrar un buen entretenimiento.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Deadly Class Vol. 11 de Rick Remender y Wes Craig (Image Comics)

Deadly Class, el genial comic de Rick Remender y Wes Craig, con color de Lou Loughridge, inicial el final de la serie con un undécimo volumen repleto de sorpresas y saltos temporales.

PUNTUACIÓN: 8/10

Los pecados deben ser expiados, y pocos tienen tantos pecados como los estudiantes de Kings Dominion. Viejas rivalidades llegan a su punto álgido y oscuros secretos se revelan mientras los más mortíferos de la tierra se reúnen por última vez.

Este volumen 11 de Deadly Class recopila los números 49 – 52 USA, editados por Image Comics dentro del sello Giant Generator. Esta costumbre de Remender de publicar tomos con apenas cuatro grapas USA la verdad es que ya no es sorpresa porque lo hemos visto en otros comics suyos como Seven to Eternity, pero para mi significa el mayor pero de este comic. Y es que con un precio de portada de 16.99 US$, Remender tiene que rellenar con casi 20 páginas de extras para poder alcanzar una extensión suficiente para poder justificar este precio. Y el caso es que estos extras resultan muy interesantes, al tener además de las portadas de los comics 18 páginas con el proceso artístico de Craig para dibujar el número 49, que van desde el boceto, el dibujo a lápiz y el entintado. Sin embargo, el hecho que esto lo pone NO por el interés del lector sino de relleno, es algo que queda lamentablemente claro a poco que conozcas como edita Image sus tomos.

Este elemento sacacuartos es sin duda lo peor de un volumen que por otro lado me ha gustado mucho. Y es que no creo que quede nadie que tras comprar / leer 10 volúmenes de Deadly Class no quiera saber cómo termina Remender su historia. A pesar de ser cuatro grapas, la historia hace varios saltos temporales importantes, empezando la historia en 2001, pasando por 2005 y llegando a un 2006 en el que parece que la vida sonríe a Marcus. Quizá ese sea el momento en que más dolerá que sus enemigos busquen arrebatárselo todo. Porque las aventuras en King´s Dominion hace tiempo que ya pasaron, pero los enemigos hechos en esos años de juventud siguen buscando ajustar viejas cuentas. Y teniendo en cuenta el nihilismo con que Remender ha construido este comic creo que el futuro no parece que sea muy halagüeño para nuestro protagonista.

En este volumen no tenemos los clásicos comentarios de Remender sobre música o arte de la época, pero si aprovecha para lanzar unos misiles super certeros en la línea de flotación de nuestra sociedad actual y la dictadura de lo políticamente correcto que quiere dictarte lo que tienes que ver o cómo expresarte. En concreto, Remender en boca de Marcus nos dice:

«- Lucha contra cualquiera que te diga cómo puedes expresarte. No aceptes ninguna autoridad moral.»

«- Si no estás preocupado sobre si no eres bueno, es porque probablemente no lo seas. El síndrome del impostor es útil, te mantiene humilde y trabajador.»

«- Algunos eligen comentar, otros crear. Se del segundo grupo. Ambos serán olvidados, pero al menos uno añadió algo a la canción mientras sonaba.»

Deadly Class se nota que es un comic muy especial para Remender, y me parece una maravilla el nivel de satisfacción que nos ofrece a los lectores viendo sufrir a los protagonistas pero también siendo felices durante un corto periodo de tiempo.

En el lado del dibujo, me gusta mucho como siempre Wes Craig con color de Lee Loughridge. Craig borda los momentos expresivos y es una pasada en lo referido a la fluidez de sus escenas de acción. Junto a Craig, la paleta de color empleada por Loughridge ayuda a enfatizar los sentimientos que cada escena debe sugerir, empezando por el rojo sangre de los momentos más violentos. Dentro que como digo el conecto mucho con el estilo de Craig, en este volumen hay varias escenas de peleas que están planteadas con grandes melés en las que los sicarios son apenas manchas de color alrededor de Marcus y sus aliadas. Esto suele funcionar y suele transmitir una sensación super cinética a las escenas, pero en varias viñetas de esta tomo me dieron una sensación no demasiado buena, como si Craig fuera a lo fácil eligiendo NO terminar las figuras que muestra alrededor de Marcus, lo cual no mola demasiado.

Dicho esto, el final de este volumen lo deja todo preparado para el climax final, y estoy seguro que Remender y Craig no van a decepcionar.

Comparto las primeras páginas de este comic:

Deadly Class está en la recta final, y por lo visto en este undécimo volumen, nos esperan momentos llenos de violencia y dramatismo. ¡Estoy seguro que va a ser apasionante y super recomendable!

PUNTUACIÓN: 8/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Oblivion Song vol. 6 de Robert Kirkman y Lorenzo de Felici

Oblivion Song de Robert Kirkman y Lorenzo de Felici, con color de Annalisa Leoni, termina en el sexto volumen que acaba de publicar Image Comics, y nos han ofrecido un final perfecto repleto de emoción para esta historia de ciencia-ficción.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Hace una década, 300.000 ciudadanos de Filadelfia se perdieron repentinamente en el olvido. Ahora, la historia se ha repetido. Otras tres ciudades han intercambiado sus dimensiones, provocando la guerra final entre los humanos y Ghozan. Los Kuthaal han invadido y la Tierra no está preparada. Nathan Cole puede ser la única persona capaz de enfrentarse a las fuerzas de los Kuthaal, pero ¿será suficiente?

Este sexto volumen comprende los números 31 a 36 de la serie regular USA publicada por el sello Skybound de Robert Kirkman.

Ha pasado un año desde que me llegó el quinto volumen de la serie, y la verdad es que la espera ha merecido la pena. El final de Oblivion Song ha sido perfecto, super satisfactorio y lleno de emoción, y resume a la perfección todas las virtudes de Robert Kirkman como escritor. Su premisa de ciencia ficción es super inteligente y en estos 6 volúmenes han pasado un montón de cosas y ha evolucionado muchísimo la historia desde su inicio.

La narrativa de Kirkman hace que todo se sienta importante porque lo es para la trama, no hay fill-ins ni nada que se le parezca. Y en este climax en el que asistimos a la guerra total de la raza humana contra los invasores Kuthaal, además de la espectacularidad Kirkman guarda tiempo para momentos emocionantes relacionados con los hermanos Cole protagonistas que me pusieron el corazón en un puño. Como siempre en los tomos de Skybound, los comics vienen sin separar las diferentes grapas, y reconozco que el no tener todas las portadas es el detalle menos bueno de esta edición. Pero dicho esto, hay que flipar con la sensación que ofrece Kirkman de que todo es una única historia como si fuera una novela o película en la que no hay cortes hasta que terminas. Unido a que cuando ves donde estaban los finales de cada grapa aprecias la habilidad de Kirkman para crear cliffhangers bestiales que están perfectamente integrados en la historia.

Me ha gustado mucho el dibujo de Lorenzo de Felici y colores de Annalisa Leoni en este comic. Empezando porque da gusto leer una serie de 36 números en las que el 100% del comic ha estado dibujado por el mismo equipo creativo, transmitiendo una integridad artística perfecta. Pero aparte de esto, la capacidad de crear mundos y seres super distintos al nuestro ha sido otro de los hitos de Oblivion Song, porque el aspecto visual y los diseños de personajes me han flipado de forma increíble. Si a eso tenemos a un perfecto narrador que consigue contar esta aventura de la forma más emocionante y espectacular posible, porque la sensación de escala en el comienzo del comic con el inicio del asalto de los Kuthaal a la Tierra me parece super épico al nivel de un ESDLA o un Vengadores Endgame, no hay duda que tenemos una combinación ganadora.

No se me ocurre nada malo de este comic. Creo que Kirkman y de Felici han triunfado con esta propuesta que ha sido diferente a todo lo que estaba publicando en Estados Unidos durante estos años y que ha durado lo justo y necesario para contar la historia de la forma que Kirkman vió más adecuada. Comic que dentro de ser ante todo entretenimiento, se guarda en la manga una última crítica final a la depredadora sociedad humana que arrasa con todos los recursos naturales que ha significado la guinda del pastel. Ojalá todos los comics que leo tuvieran esta brillantez en todos los aspectos.

Comparto las primeras páginas de este sexto y último volumen:

Oblivion song ha sido un comic estupendo con un Kirkman demostrando que no ha perdido el toque tras TWD e Invencible con un apartado artístico maravilloso. Ojalá pueda leer muchos más tebeos tan redondos y satisfactorios como este.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!