Crítica de Trese temporada 1 (Netflix)

Netflix tiene un catálogo tan grande que es imposible estar al tanto de todo. Por suerte, he descubierto Trese, serie de animación filipina que me ha gustado mucho y continúa el buen sabor de otras series de animación del canal online como Castlevania o Love, Death & Robots estrenadas recientemente.

PUNTUACIÓN: 7,5/10

Si la policía es incapaz de proteger Manila de amenazas sobrenaturales, Alexandra Trese será la encargada de hacerlo. Basada en un galardonado cómic filipino.

Trese es una serie de televisión filipina de animación basada en el comic filipino del mismo nombre de Budjette Tan y Kajo Baldisimo. Cuenta con la dirección de Jay Oliva y guiones de Mihk Vergara y Tanya Yuson, y está producida por BASE Entertainment. Oliva es un veterano productor, director y artista de storyboards para animación, trabajando en numerosas series y películas animadas como The Invincible Iron Man: The Movie, Doctor Strange: The Sorcerer Supreme, Batman: The Dark Knight Returns, Justice League: The Flashpoint Paradox o Justice League Dark, entre otras muchas.

La protagonista Alexandra Trese es una guerrera y curandera que sirve como protectora de la humanidad frente a los seres sobrenaturales del inframundo. El Capitán Guerrero de la policía de Manila acude a ella, como antes lo hacía con su padre fallecido Anton, cuando surge un problema que no puede ser resuelto por métodos ordinarios. A Trese le ayudan los gemelos Crispin y Basilio. De origen sobrenatural, acúan como guardaespaldas de Alexandra y son conocidos colectivamente como Kambal.

La primera temporada de Trese se compone de seis episodios de entre 25 – 30 minutos cada uno, y me ha resultado complicado de dosificar para no vérmelos casi de una sentada. Planteada casi como una serie procedimental, sigue el típico modelo de casos sueltos autoconclusivos por episodio que sin embargo acaban estando conectados a un propósito oscuro de un villano en la sombra. Sin inventar ninguna rueda, creo que la historia funciona sin problemas e incluye el típico giro sorpresa que lo cambia todo ¿o no? de forma muy hábil, convirtiendo a esta serie en un descubrimiento super recomendable.

El personaje de Alexandra Trese me gusta. Aunque tiene detalles de Doctor Extraño unido con John Constantine, su propia historia conectada a la mitología y leyendas filipinas ayuda a que tenga una entidad por si misma y no parezca una versión femenina de nadie. Su origen, familia e historia está interesante y aunque la serie ofrece un final satisfactorio, las incógnitas que quedan abiertas haría que fuera muy fácil poder continuar la historia con una segunda temporada. Habrá que esperar a saber los datos de audiencia para ver si va a ser el caso, pero si no fuera así, la serie creo que tiene una conclusión más que digna.

Dentro que la serie globalmente me ha gustado, encuentro como principal problema su animación montonera. La serie cuenta con clasificación para adultos (+18) y es super sangrienta con algunos detalles gores que están bastante bien, pero en general estamos ante la típica animación de serie de televisión que muestra lo que pasa pero no transmite sentimientos ni personalidad, quedando como una animación genérica como tantas otras similares. No está mal, per tampoco especialmente bien.

Por suerte, la historia y la protagonista si consiguieron que me enganchara a la serie y como tiene un ritmo bestial sin un segundo de respiro, te atrapa con suma facilidad.

Comparto el trailer de la serie:

Trese me parece una serie estupenda recomendada para los amantes de la animación y de las historias sobrenaturales.

PUNTUACIÓN: 7,5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Aniquilación Saga 6: Conquista – Prólogo (Marvel Comics – Panini)

Tras el éxito de la primera Aniquilación, Marvel se decidió a apostar por la vertiente galáctica del Universo Marvel. El resultado, Aniquilación: Conquista, nueva saga con Dan Abnett y Andy Lanning como escritores principales, cuyo primer volumen de Prólogo acabo de comprar.

PUNTUCIÓN: 7/10

La siguiente galaxia en Aniquilación Saga comienza aquí. Tras la Guerra de la Aniquilación, un universo devastado lucha por reconstruirse. Las civilizaciones han colapsado y mundos enteros no son sino ruinas humeantes. Una nueva amenaza se alza entonces, mientras Nova, Peter Quill, Quasar y Ronan encuentran su lugar en el nuevo escenario.

Este volumen contiene Annihilation: Conquest Prologue y Annihilation: Conquest – Quasar 1-4 USA, publicados en 2007.

Cuando algo funciona no hay que cambiar. Eso debieron pensar los editores de Marvel a la hora de plantear su nueva saga galáctica Aniquilación: Conquista, con un prólogo y varias miniseries individuales que culminarían en una miniserie central del evento, a lo que había que sumar la serie regular de Nova que iba a ser lanzada coincidiendo con el evento, escrita por Abnett y Lanning.

Aunque la amenaza de Annihilus fue derrotada, el universo se encuentra en ruinas y reinos antaño orgullosos como los Skrulls han sido borrados del mapa. También los Kree sufrieron pérdidas catastróficas, pero intentan recuperar la estabilidad perdida. Es en este momento en el que una nueva amenaza resurge, con un poder que difícilmente podrán enfrentar los maltrechos héroes. Esto es lo que nos cuenta el prólogo del evento, un comic modélico planteado para sembrar las semillas de todo lo que está por venir.

El prólogo está escrito por Abnett y Lanning y cuenta con el dibujo de Mike Perkins, un seguro de vida, con colores de Guru e-FX y una chulísima portada de Aleksi Briclot, Los protagonista son Star-Lord por un lado y la nueva Quasar Phyla-Vell con su compañera y pareja sentimental Dragón Lunar por otro. Como digo, las amenazas son a escala galáctica, el guión consigue que nos preocupemos por los protagonistas y tenemos un apartado artístico estupendo. Realmente no se puede pedir más a un prólogo de un evento de este calibre.

El volumen se completa con la miniserie de Quasar, de Christos Gage, dibujo de Mike Lilly, tintas de Bob Almond y Scott Hanna y color de Stephane Peru, con portadas también estupendas de Matt Wilson, aunque quizá un pelín por debajo del nivel de Gabriele Dell´Otto. En esta miniserie Phyla-Vell tiene que aprender a usar la Nega-Bandas fotónicas de Quasar si espera sobrevivir a la amenaza que tiene a su paso, mientras busca a un Elegido que puede salvar a la raza Kree de la aniquilación.

Es curioso que supongo que por tema de marketing esta miniserie se tituló Quasar cuando realmente tendría que haberse llamado “Quasar y Dragón Lunar”, debido a que estamos ante un protagonismo compartido. Heather Douglas, la hija de Drax, y Phyla-Vell eran una pareja estable en el Univers Marvel desde que se conocieron en el comic de Capitán Marvel de Peter David. En el comic, Christos Gage hace un buen trabajo recalcando que ante todo son dos mujeres que se quieren y harán lo que sea la una por la otra, consiguiendo que empaticemos con ellas y queramos que sobrevivan a la aventura que tienen ante si.

Dicho esto, hay que reconocer que estamos ante una aventura ligera al nivel de un dibujo que calificaría de correcto sin más. Mike Lilly cumple y narra razonablemente bien la historia de Gage, pero no consique crear imágenes de ¡WHOA!, y el guión ofrece momentos de estos a montones durante los cuatro números. También es justo reconocer que esta estructura de miniseries de cuatro números tampoco permite una enorme profundidad ya que ante todo, hay que ir al grano. En todo caso, la serie sí es un éxito si tengo en cuenta que me ha dejado con ganas de saber cómo continúan las aventuras de la pareja protagonista, así que en ese sentido, ¡objetivo cumplido!

Aniquilación: Conquista – Prólogo ha empezado bien, aunque espero que en los próximos volúmenes alcancemos los niveles de épica y aventura más grande que la vida que tuvimos en el climax de la primera aniquilación. Espero acertar.

PUNTUACIÓN: 7/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Un lugar tranquilo 2 de John Krasinski

Tras más de un año de espera hemos podido disfrutar de Un lugar tranquilo 2, secuela de nuevo dirigida por John Krasinski con Emily Blunt de protagonista junto a Cillian Murphy, que mantiene las señas de identidad de la exitosa primera parte de 2018.

PUNTUACIÓN: 7/10

Tras los fatales acontecimientos sucedidos en la primera parte, la familia Abbot (Emily Blunt, Millicent Simmonds y Noah Jupe) debe enfrentarse a los peligros del mundo exterior mientras luchan en silencio por sobrevivir. Forzados a aventurarse en lo desconocido, pronto se dan cuenta de que las criaturas que cazan orientadas por el sonido no son la única amenaza que acecha más allá del camino de arena. Secuela de la exitosa producción “Un lugar tranquilo” (A Quiet Place, 2018).

John Krasinski dirige y escribe el guión de esta secuela que tiene muy claro el tipo de entretenimiento que quiere ser y cumple de sobra. Con Krasinski colaboran Polly Morgan en la fotografía, Marco Beltrami en la música y Michael P. Shawver en el montaje de una película de 96 minutos que de nuevo va al grano de principio a fin. Dicho esto de forma positiva.

En el reparto repiten todos los miembros de la familia Abbot: Emily Blunt como Evelyn, Millicent Simmonds como su hija sorda Regan, clave para descubrir la debilidad de los Aliens al final de la primera película. Noah Jupe es el segundo hijo de Evelyn Marcus y el propio John Krasinski se guarda una aparición a modo de flashback que está super bien. Para esta segunda parte se incorporan el genial Cillian Murphy como Emmett, un vecino de los Abbott, y Djimon Hounsou.

Un lugar tranquilo 2 debería haberse estrenado en 2020, pero debido al COVID se retrasó como tantas otras películas más de un año. Y me alegra comprobar que la película, con 60 millones de presupuesto (más de tres veces lo que costó la primera), ya lleva recaudados 200 millones, lo que significa que estamos ante uno de los primeros éxitos de taquilla post-COVID de una película mainstream americana. Esto me llena de alegría, y espero que los inminentes estrenos de Fast 9 y Black Widow ayuden a que los espectadores volvemos a los cines aprovechando además las vacaciones de verano.

Empezando en mi valoración de la película, lo principal es que me ha gustado y me ha hecho pasar un muy buen rato. Krasinski mantiene las señas de identidad de la primera parte y construye una secuela modélica en todos sus apartados técnicos. Visualmente la película tiene escenas y planos estupendos con una mayor presencia de los aliens en pantalla, que entiendo es lo que ha provocado que el presupuesto se triplique. Y los bichos la verdad es que lucen de maravilla y su inserción con humanos durante los ataques está muy bien y no me canta el CGI en ningún momento, consiguiendo momentos de gran tensión.

El montaje de sonido es sobresaliente al igual que en la primera parte, repitiendo casi una película muda en los que cada sonido es un aviso de desastre inminente. Los sustos están muy bien planificados y funcionan de maravilla durante el ajustado metraje. De hecho, frente a la moda absurda de películas larguísimas de dos horas o dos horas y media, me gusta la idea de una película que dura menos de 100 minutos y todo lo que nos ofrece es potente. En mi opinión, ojalá podamos volver a películas en los que la síntesis juega un papel en la narración.

Cillian Murphy es un crack y hace bueno todo en lo que sale, y en esta película me gusta la química que comparte con Emily Blunt, que sigue siendo todo cariño y empatía hacia sus hijos. Murphy tiene un papel muy básico, un padre atormentado por la muerte de sus seres queridos que tendrá que volver a encontrar la fuerza para ayudar a otros, pero dentro de eso creo que realiza un buen trabajo. Igual que Blunt, que en esta secuela pierde un poco de protagonismo en favor de sus hijos.

Si en la primera película el personaje de Regan, la hija sorda interpretada por Millicent Simmonds, resultaba super antipático, en esta segunda parte su protagonismo aumenta para bien, pasando el papel de “niño repelente” a su hermano Marcus (Noah Jupe). Entendiendo claro, que eso es lo que el guión les hace hacer, claro, que no es culpa de los niños actores. Dicho esto, me gusta mucho el final que sirve un poco de reivindicación de los dos niños ante todo el terror que han sufrido por parte de los monstruos, haciendo que se conviertan en dueños de sus propios destinos. En ese sentido, ¡muy buen final!

El problema de Un lugar tranquilo 2 es que a pesar del estupendo apartado técnico y el carisma de las interpretaciones, la película en muchos momentos recurre al “tontos haciendo tonterías” para hacer que la trama avance, lo cual me indica que Krasinski va justito en la faceta de escritor, sabiendo qué momentos potentes visualmente quiere que aparezcan pero dándole un poco igual la forma en que los personajes lleguen a esa situación.

Otro detalle que molesta un poco es que Krasinski se salta además las normas establecidas en la primera película sobre las habilidades de los aliens para forzar unas situaciones que hacen saltar por los aires la suspensión de credulidad. Por ejemplo, el hecho que si hay un sonido alto tapa los pequeños ruidos de la familia que no deberían poder ser escuchados por los monstruos. Y entiendo que en parte la película se construye para llegar a ciertos momentazos, pero da un poco de pena que el propio director le de igual cargarse la propia coherencia de su mundo de ficción.

En todo caso, aunque noté estos elementos menos buenos durante el visionado, no evitan que globalmente la película me haya gustado y crea que forma un buen conjunto unida a la primera parte.

Comparto el trailer de la película:

A pesar de las tonterías e inconsistencias del guión, Un lugar tranquilo 2 es un más que buen entretenimiento. Si los Krasinski se decidieran a hacer una tercera parte que cerrara la trilogía, no tengo duda que volvería a pagar para verla en el cine. Tal y como están las cosas, no hay mejor halago.

PUNTUACIÓN: 7/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Oblivion Song Vol. 5 de Robert Kirkman y Lorenzo de felici (Image Comics)

Outcast ya ha terminado, pero Oblivion Song, el comic de ciencia ficción de Robert Kirkman sigue más vivo que nunca. Con dibujo de Lorezno de Felici y colores de Annalisa Leoni, esta serie mantiene un nivel de sorpresas, caracterización y entretenimiento que me parece modélico.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Hace una década, 300.000 ciudadanos de Filadelfia se perdieron repentinamente en Oblivion. El gobierno hizo todo lo posible por recuperarlos, pero después de muchos años, se rindieron. Nathan Cole … no lo hará. Hace viajes diarios, arriesgando su vida para tratar de rescatar a quienes aún viven en el infierno apocalíptico de Oblivion. Pero tal vez … ¿Nathan está buscando algo más? ¿Por qué no puede resistirse al canto de sirena de la Canción del Olvido?

Hubo un tiempo en que Nathan Cole era el único que buscaba supervivientes humanos en Oblivion. Ahora, él es el que necesita ayuda. Este quinto volumen recopila los números 25-30 americanos de la serie regular de Skybound, publicada en Image Comics.

Oblivion Song resume a la perfección todas las virtudes de Robert Kirkman como escritor. Su premisa de ciencia ficción es super inteligente y en estos 5 volúmenes han pasado un montón de cosas y ha evolucionado muchísimo la historia desde su inicio. Todos los números son fundamentales para el desarrollo de la trama y de los protagonistas, y en este volumen asistimos a un nuevo salto temporal que va a cambiar completamente el status-quo existente hasta ahora. Kirkman se muestra como un maestro de la elipsis y los saltos narrativos, de forma que consigue que cada grapa termine de forma emocionante con ganas de más. Todo lo relacionado a la sociedad Kuthaal creada por Kirkman está genial y me gusta que en este volumen casi tengamos la mitad del comic en Oblivion y la otra mitad en la Tierra.

Me gusta mucho el dibujo de Lorezno de Felici y colores de Annalisa Leoni. La forma en que crean el mundo de Oblivion y sus seres de otro mundo diferentes a todos lo que yo he leído previamente en un comic. Además de su narrativa, la personalidad que añaden a los diferentes personajes me flipa. Me encanta que Kirkman consiga mantenerles a ambos interesados en la producción del comic durante todo el tiempo que le cueste terminar la historia. ¿Van a ser 48 números como Outcast? No lo se, pero el final de este volumen vuelve a cambiarlo todo y no se me ocurre ni imaginar por donde van a ir los tiros en los próximos números.

Comparto las primeras páginas de este quinto volumen:

Oblivion Song me sigue pareciendo un comic estupendo que se convierte en lectura obligada con cada nuevo tomo. Un comic maravilloso especialmente apropiado para todos los fans de las historias de ciencia ficción con razas aliénigenas.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Space Bandits de Mark Millar y Matteo Scalera (Evolution Comics – Panini)

Dos ladronas traicionadas tras su último golpe buscan venganza. ¿Te suena el argumento? Es porque todo en la historia de Mark Millar para Space Bandits suena a trillado y mil veces visto. Por suerte, Millar cuenta con el dibujo del super estrella Matteo Scalera (Black Science) con color de Marcelo Maiolo, que consiguen que la historia sea una montaña rusa super entretenida.

PUNTUACIÓN: 7/10

Thena Khole y Cody Blue se encuentran entre los delincuentes más buscados del Universo. Ambas lideran sus propias operaciones criminales, ejecutan atracos a través de las galaxias, saltando de nave en nave para vencer a todos los que están en su interior. Pero cuando estas dos mujeres son traicionadas por sus tripulaciones, ellas solo tienen una cosa en mente: venganza.

Este volumen contiene Space Bandits 1-5, publicado en Estados Unidos entre julio y noviembre de 2019. El tomo recopilatorio de 152 páginas apareció en USA en febrero de 2020, justo antes del COVID, lo que provocó que aquí en España este volumen se retrasara hasta octubre pasado, cuando el sello Evolution Comics de Panini lo publicó en una estupenda edición hardcover.

Si hay algo que Mark Millar tiene, es olfato comercial. Su buen ojo para los negocios ha hecho que varias series dieran la diana con géneros y homenajes que los lectores ni nos imaginábamos que queríamos, de forma que sus comics son siempre éxitos de ventas. Incluso reconociendo que en los últimos años su buena estrella parece haberse apagado un poco, sobre todo por el parón en la salida de comics al mercado. Digo esto a modo de introducción porque no había duda que Millar buscaría en algún momento aprovechar el tirón del feminismo para crear un comic que se uniera a esta “moda”, por decirlo de alguna manera.

Realmente, Spaces Bandits es “Parker en el espacio”. Con la diferencia que hablamos de ladronAs más en la tradición de Danny Ocean, un tipo que cae simpático con valores morales que no quiere hacer daño a nadie si pueden evitarlo, más que del protagonista de las novelas de Richard Stark. Este argumento de un ladrón dejado por muerto por sus compañeros tras un atraco perfecto que busca venganza realmente es un argumento super trillado en el género negro. Kill Bill también me vino automáticamente a la cabeza, aunque en este comic son dos las chicas que buscan venganza y no Uma thurman. Más cliché no puede ser, la clave por supuesto son los detalles. Y en este caso tenemos un ejemplo claro de sororidad con dos mujeres buenas explotadas por hombres malos para que el comic conecte con los “trending topics” del momento.

Dicho esto y reconociendo los numerosos lugares comunes por los que transita el comic de Millar, lo cierto es que Space Bandits es super entretenido, un perfecto blockbuster palomitero que no da un segundo de respiro y que nos lleva hasta el climax final en un final, dejando buen sabor de boca. Tenemos un giro que mola, aunque hace tiempo que los giros de Millar dejaron de ser inesperados, una escena en un burdel espacial para que Millar intente pasarse por un “malote” que toca temas comprometidos (nada más lejos de la realidad en este comic), y detalles a priori sin importancia que nos enseñan al principio que obviamente van a tener una importancia fundamental en la resolución del climax. Incluso las personalidades y habilidades diferenciadas de Thena y Cody parecen sacadas de la plantilla de Millar de “como hacer una historia comercial”. Reconociendo que la lectura de Space Bandits ha sido divertida y en el fondo no esperaba nada más de ella, todo suena a historia realizada con el piloto automático.

Matteo Scalera con color de Marcelo Maiolo está estupendo como siempre. Desde que le conocí en Black Science junto a Rick Remender se ha convertido en uno de mis artistas favoritos, y no cabe duda que Millar es muy listo porque plantea una historia que se ajusta como un guante a sus puntos fuertes. Tenemos una historia de ciencia ficción planteada desde la acción en la que Scalera se luce con la creación de razas alienígenas, naves y vestuarios futuristas super chulos, además de crear a unas Thena y Cody llenas de personalidad y carisma diferenciado.

Scalera y Maiolo son los que realmente dan el salto de calidad a la rutinaria historia de Millar y los que consiguen que sin haberme flipado, me dejen con sensación super satisfactoria tras su lectura. De hecho, digo desde ya que no me importaría comprar y leer el siguiente volumen de la historia. Un volumen 2 que el final de este tomo nos deja en bandeja y que teniendo en cuenta el actual tapón que hace Millar debido a sus obligaciones dentro del organigrama de Netflix, vete tu a saber cuando va a salir.

Millar es super listo. De hecho, ¡qué cabrón! Dada la rentabilidad y los beneficios que entiendo están dando sus comics, no es casualidad que tantos artistas de primer nivel se suban al carro de Millarworld y sigan dibujándole sus historias. Stuart Immonem, Greg Capullo, Olivier Coipel, ahora Matteo Scalera, buff!!! Millar sabe que el comic es ante todo un medio visual, y en ese sentido sus comics son siempre los mejores del mercado por una gran diferencia de la producción del resto de editoriales.

Y no pasa nada si sus comics son blockbusters palomiteros, mientras me sigan entreteniendo por mi encantado. No todo tienen que ser dramones profundos o historias donde “nada volverá a ser lo mismo” como pasa en el típico evento de Marvel o DC. Estoy perfectamente satisfecho con el tipo de entretenimiento que nos da Millar, seguiré leyéndole cuando se anime a sacar sus próximos comics.

PUNTUACIÓN: 7/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!