Crítica de Invencible episodios 1-3 (Prime Video)

Los fans de los comics de superhéroes estamos viviendo una edad de oro insuperable. Sólo así puede explicarse poder disfrutar en la misma semana de Superman y Lois (HBO), Falcon y el Soldado de Invierno (Disney+) e Invencible, la nueva serie de animación de Prime Video que adapta el maravilloso comic de Robert Kirkman, Cory Walker y Ryan Ottley. Hoy analizo los tres primeros episodios que fueron estrenados por Prime el pasado fin de semana.

PUNTUACIÓN: 8/10

Serie animada basada en el cómic de Skybound/Image sobre un adolescente cuyo padre es el superhéroe más poderoso del planeta. (FILMAFFINITY)

Invencible es uno de mis comics favoritos del siglo XXI. El comic de Robert Kirkman y Cory Walker fue publicado entre 2003 y 2018, contando con 144 números que fueron en su mayoría dibujados por Ryan Ottley. El final de este comic me pareció perfecto y convirtió un comic notable en una serie redonda, y no me extraña que tras el pelotazo de The Walking Dead, Prime haya acudido a Robert Kirkman para buscar nuevos contenidos de calidad.

Saber que Kirkman produce esta serie junto a Walker y Ottley ya supone una alegría espectacular y asegura que esta serie va a mantener el espíritu del comic. Kirkman escribe el piloto mientras que los dos siguientes episodios que hasta ahora se han emitido han sido escritos por Simon Racioppa y Chris Black. Los episodios han sido dirigidos por Robert Valley, Paul Furminger y Jeff Allen.

Para Invencible, Prime ha reunido un casting de voces increíble, en el que sobresalen Steven Yeun como Mark Grayson / Invincible, J. K. Simmons como su padre Nolan Grayson / Omni-Man, y Sandra Oh como su madre Debbie. Pero además, tenemos a Zachary Quinto, Walton Goggins, Gillian Jacobs, Seth Rogen o el mismísimo Mark Hamill. Un grupo de voces sin duda espectacular.

Esta primera temporada de Invencible es de tan sólo 8 episodios, que por lo visto hasta ahora, se me van a hacer muy cortos. Entrando ya en materia, hay que reconocer que casi todo lo que voy a decir de esta serie es elogioso, empezando por la historia. Kirkman en el comic planteaba unas aventuras juveniles que fueran una mezcla entre Spiderman y Superman pero con una sensibilidad moderna del siglo XXI. En el comic, lo que empezaron siendo unas aventuras juveniles muy ligeras sufrieron un giro de 180º ante un giro monumental que vimos al final del primer año que lo cambió todo.

Kirkman tenía previsto este giro a la altura del número 25 de la serie pero fue  Eric Stephenson, el editor en jefe de Image Comics, el que le convenció para adelantarlo, dado que debido al complejo mundo editorial, no era seguro que un comic creado por autores casi desconocidos en ese momento pudiera llegar a esa cifra debido a sus bajas ventas. Adelantar ese giro y mantener la filosofía de ofrecer siempre lo mejor y no guardarse nada para el futuro es lo mejor que pudo pasarle al comic, que con el paso de los meses adquirió una indudable categoría de culto.

Y volviendo a la serie de televisión, se nota que el Robert Kirkman de 2020 ha aprendido la lección y supera prácticamente en todo a su versión de escritor novato de 2003, porque la serie empieza con todo desde el minuto uno y sus giros y sorpresas son antológicas. Esto es importante, porque lo menos bueno del comic fue precisamente ese primer año en el que Kirkman y Ottley, que sustituyó a Walker tras unos pocos números, intentaban establecer la identidad de su comic. El Kirkman actual tiene las ideas muy claras y sabe qué elementos coger para enganchar a la audiencia con sus personajes desde el primer episodio.

Los Guardianes del Globo, la Global Defense Agency dirigida por Cecil Stedman, la amenaza de los alienígenas Flaxans o los héroes juveniles Teen Team entre los que encontramos a Atom Eve y Robot han sido ya presentados en estos tres episodios, y anticipan el montón de aventuras increíbles que vivimos con ellos en los comics.

Por lo visto en estos tres episodios, la esencia del comic es perfecta, veo más que probable que Kirkman lleve la serie por otros derroteros y cambie algunas cosas. De hecho, la sorpresa del primer episodio o la parición del detective demonio Damien Darkblood* (que si la memoria no me falla es un personaje totalmente nuevo, o al menos seguro no salía en esos primeros números del comic), ya indica que las líneas temporales de comic y serie no tienen que coincidir, aunque es muy probable que acaben llegando al mismo punto al final de la primera temporada. Esto en mi opinión es otro detalle muy chulo, ya que realmente no quiero una copia literal del comic y prefiero ser sorprendido con giros y elementos que no aparecieron en su día en el comic. Estando Kirkman produciendo, no dudo que todo ello redundará si cabe en un mayor entretenimiento para el espectador manteniendo la esencia al 100%.

(* Mi amigo Íñigo Rodríguez @VanMaddle1 en Twitter me confirma que Damien Darkblood SÍ salía en el comic aunque era una parodia / homenaje a Rorschach. Por lo que parece, va a tener mayor importancia de la que tuvo en el comic, ya que se lo han tomado más en serio).

Otro elemento que chocará al espectador incauto es el alto nivel de gore que tiene la serie. Invencible es una serie para adultos con calificación de +18 que busca también romper con el sambenito que la animación son sólo para niños. Los momento de gore conectan con el éxito de The Boys también en Prime Video y hará las delicias al público que busque contenidos más punkies y extremos que lo habitual. Desde luego, este aspecto separa completamente a Invencible de Superman y Lois o Falcon y el Soldado de Invierno.

No pueden ser todo buenas noticias. Invencible es una serie con un world-building tan amplio y espectacular que rodar todo lo que va a pasar en imagen real resulta totalmente imposible. No hay presupuesto lo bastante grande para una serie de televisión para contar bien lo que hay que contar, y en ese sentido entiendo y comparto la decisión de crear Invencible como una serie de animación.

El problema es que la animación me ha resultado super montonera por no calificarla directamente de floja. No soy nada fan de este tipo de animación sin personalidad que si, muestra todo lo que pasa, pero no transmite nada ni aporta ningún tipo de emoción. Esto es una autentica lástima, dado que con el casting de voces tan espectacular que tienen, van a quedarse un poco cojos por la animación. En este sentido, no tengo duda que el gore y la ultra violencia va a impactar a los espectadores, pero encuentro casi imposible que consigan emocionar al espectador.

A pesar del problema que para mi plantea la animación, la esencia de la serie es 100% comiquera y confío plenamente en Kirkman, estoy seguro que nos va a ofrecer una serie con sorpresas y momentazos super impactantes que nos van a dejar en lo más alto.

Comparto el trailer de esta serie:

Teniendo en cuenta este arranque, Invencible pinta a que puede convertirse en una de las grandes series basadas en personajes de comic. Me tienen completamente enganchado, no puedo dejar de recomendarla a todo el mundo.

PUNTUACIÓN: 8/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

1 año, 365 artículos en el blog

Hoy estoy de celebración, ya que he conseguido el record de publicar 365 artículos diariamente de forma consecutiva en este blog. El 30 de marzo de 2020, hoy hace un año, fue el último día en el que no publiqué nada y me tomé un día libre.

Ante todo, mi blog Starsmydestination es un diario de un aficionado al comic y a la ciencia ficción y la fantasía, en el que escribo sobre cine, comics, series de TV, novelas y en general de todo aquello que me apasiona. Como digo en mi perfil de Twitter, en este mundo de haters y gente enfadada por todo excepto por lo realmente importante, intento hablar en positivo de mis aficiones frikis. Y lamentablemente, por culpa del COVID en este 2020 y comienzo de 2021 he tenido un montón de tiempo para escribir, lo que por supuesto es un factor fundamental que explica haber podido mantener esta regularidad. Tras 7 años y medio escribiendo este blog, desde sus modestos inicios en 2013, parece que el COVID y el confinamiento han sido los desencadenantes del salto de calidad y de regularidad que me faltaba, aún teniendo en cuenta que este blog es eminentemente amateur.

Un consejo que directores, escritores, artistas en general a aficionados que aspiran a dedicarse profesionalmente a lo suyo es que para ser escritor, debes escribir, y si empiezas algo, sea como sea lo debes terminar, y sin duda me he aplicado el cuento en lo referente al blog. Además, en los peores momentos de confinamiento o en estos meses en los que no se podía hacer nada más que trabajar y volver a casa, tener una rutina de escritura que me obligara a NO estar delante de la televisión todo el día me ha servido casi hasta de terapia curativa, mientras buscaba comics y películas que me gustan y las analizaba pensando en lo bueno y no tan bueno.

Afortunadamente, en lo personal no he sufrido ninguna desgracia, así que si puedo decir que este año ha tenido algo bueno, es que me ha servido (espero) para mejorar en mi escritura y crear artículos con análisis más interesantes a los que hacía antes, que espero sean cada vez mejores. Y no es como si este record fuera algo buscado, sino todo lo contrario, al final todo se reduce a querer escribir de lo que me gusta de forma más o menos regular y, como Forrest Gump empezar a correr. En su momento, conseguir la cifra de 100 días seguidos publicando me voló la cabeza, al igual que los 200. Si es cierto que una vez llegué a la cifra de 300 posts publicados en 2020, ahí sí que me di cuenta que el objetivo de estar al menos un año seguido publicando estaba a mi alcance y debía hacer lo posible para quitarme la espinita de encima,

Durante los meses de confinamiento en los que se paró el mundo del entretenimiento me animé a escribir sobre algunos de mis comics favoritos, como Scalped, Locke and Key, Batman: The Long Halloween y Daredevil: Born Again, o completé las reseñas de las películas del MCU que se estrenaron antes que empezara a escribir el blog en 2013, como Iron Man, El Increíble Hulk, Iron Man 2, Thor, Capitán América, Los Vengadores, Iron Man 3 y Thor: The Dark World.

También vi las películas de los X-Men de Fox con motivos del 20 Aniversario del estreno de la primera película de Bryan Singer, y reparé un debe seriéfilo con series históricas como Community, Galactica, Hermanos de Sangre o Peaky Blinders.

Hablando de series, nadie duda que estamos viviendo una edad de oro del medio televisivo gracias a los canales de streaming. En estos últimos meses he flipado tanto con The Mandalorian T2 o Wandavision que no tuve más remedio que ir analizando ambas series capítulo a capítulo, cosa que he continuado con Falcon y el Soldado de Invierno. Otra cosa no, pero contenidos variados de calidad vamos a tener de sobra este 2021, no nos los vamos a acabar.

Un año da mucho tiempo y tuve tiempo además para batir records en lo relativo a libros leídos en 2020, 27, entre las que destacan las cuatro primeras novelas de Dune de Frank Herbert, varias novelas del Mundodisco de Terry Pratchett, El Archivo de las Tormentas de Brandon Sanderson, La mejor venganza de Joe Abercrombie y el retorno de Jim Butcher al mundo del mago Harry Dresden con Peace Talks y Battle ground.

Pero ante todo, este es un blog eminentemente comiquero, y poder decir que en este año he publicado 173 reseñas de comics durante estos 365 días me parece una cifra alucinante que no si podré igualar este 2021. Costas Salvajes, Sara, Hey Kids! Comics, Fire Power, Pulp, Aliens vs Predator, Terminator vs Robocop, Mr. Miracle, Batman: Tres Jokers, El reloj del juicio final, Plunge, Wonder Woman: Tierra Muerta, Imperio, X de Espadas o El Inmortal Hulk son algunos de los comics que más me han gustado en el último año y que no puedo más que recomendar a todo el mundo.

Escribo estas líneas y pienso ¿y ahora qué? Por un lado, ya he conseguido el record de 1 año ininterrumpido que me plantee superar tras las navidades. Eso significa que puedo parar cuando quiera, realmente nada me impide descansar… excepto yo mismo. Y es que he cogido ritmo de escritura y me siento muy a gusto escribiendo en los ratos libres y sobre todo en los fines de semana de todo aquello que me apasiona. Además, tengo vacaciones esta semana santa por lo que voy a seguir teniendo tiempo libre durante la próxima quincena, así que si nada lo tuerce voy a seguir escribiendo todo el mes de abril y quien sabe en los siguientes meses. De hecho, calculo que acabaré fallando a mi cita diaria si finalmente podemos irnos de vacaciones a algún sitio este verano, pero hasta ese día seguiré escribiendo porque las ganas de escribir y recomendar todo aquello que me gusta siguen intactas como el primer día.

Aumentar la periodicidad unido a los confinamientos en los que todos hemos estado más tiempo en internet ha hecho que las estadísticas de visitas al blog se hayan multiplicado x2.5 respecto a las visitas del año 2019 previo, algo que me ha volado la cabeza. Quiero daros las gracias a todos los lectores por estar ahí y encontrar interesantes mis artículos. Gracias por leerme, por los me gusta y los comentarios, y por compartir mis posts en redes sociales. El blog lo escribo ante todo para mi, pero saber que sí hay gente que me lee y que le interesa lo que escribo es otra pasada que me flipa muchísimo.

Nada más, ya estoy escribiendo los contenidos de los próximos días, espero seguir ofreciendo unos artículos que os resulten interesantes y seguir en contacto con vosotros. ¡Saludos a todos y hasta mañana!!

¡Gracias por leer este post de aniversario! Si te apetece, espero tus comentarios. Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Falcon y el Soldado de Invierno Episodio 2 (Disney+)

Tras las sorpresas del primer episodio, Falcon y el Soldado de Invierno por fin se unen en este segundo episodio con una misión común, mientras asumen que hay una nuevo Capitán América en el Marvel Cinematic Universe.

Artículo CON spoilers

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Episodio 2. El hombre estrellado.

Ya es oficial: John Walker es el nuevo Capitán América mientras Sam y Bucky se enfrentan a un grupo rebelde.

Kari Skogland se mantiene en la dirección de este episodio, que ha sido escrito por Michael Kastelein, manteniéndose Malcolm Spellman como showrunner de la serie.

Junto a los favoritos de los fans Anthony Mackie y Sebastian Stan como los protagonistas Sam Wilson y Bucky Barnes, en este episodio tenemos el debut de Wyatt Russell (hijo del gran Kurt Russell) como John Walker, el nuevo Capitán América, y a su compañero, Estrella de Batalla (Cle Bennett ), trayéndonos un episodio es que 100% comiquero y que nos devuelve muchas sensaciones de los comics de Mark Gruenwald y Paul Neary de los años 80 y 90.

El principal elemento positivo de este episodio es la caracterización de John Walker. Comentaba en mi crítica del primer episodio que nadie podía llenar el espacio dejado por Steve Rogers, y si Sam Wilson no podía mucho menos lo iba a hacer John Walker. Pero eso no quita que Walker al final sea un militar condecorado que cumple órdenes y sólo busca hacer lo que él piensa es lo mejor para su país. Ver cómo intenta ser majo con Sam Wilson y Bucky Barnes para ser rechazado con malos molos es una decisión muy acertada que humaniza al personaje, nos hace empatizar con él y, entiendo, justificará cuando se convierta en el borde sobrado que es en los comics.

En este episodios también vemos por fin juntos a Sam Wilson y Bucky Barnes, y sus interacciones me gustan mucho y van a dar mucho juego. Ahora si tenemos una buddy-movie de manual con dos personajes obligados a trabajar juntos que no se soportan. Esta dinámica nos da momentos super divertidos, entre los que destaca el momentazo con la doctora  Christina Raynor (Amy Aquino) mostrado en el trailer. Sus dos personalidades estoy seguro que nos van a ofrecer momentos que van a ser oro puro en los siguientes episodios.

Las dinámicas entre personajes me gustan todas y otro detalle interesante es que casi todas las imágenes de los trailers ya han salido en la serie y ¡estamos en el segundo episodio! De ahora en adelante, a falta de la aparición de Sharon Carter (Emily Van Camp) casi todo será sorpresa y es otro detalle que me flipa. Unido a ello, hay un elemento que rodea a los Flag-Smashers que me genera dudas, porque por lo visto de momento no son tan malos, y creo que aún pueden haber sorpresas con su papel real en la serie o sobre quien mueve realmente los hilos.

Este episodio cuenta con una espectacular escena de acción que nos recuerda que Falcon y el Soldado de Invierno es una serie de gran presupuesto, en la que todo luce super bien. Aunque sobre esta escena volveré más adelante, su perfecto apartado técnico y visual eleva en mi opinión a la serie y la pone muy por encima de otras series similares. Comento esto porque tras el chasco que me llevé con los últimos episodios de Superman y Lois, está claro que la historia debe enganchar, pero si las imágenes lucen cutres, la experiencia se cae. Aún falta para poder valorar a FySI en su justa medida, pero al menos en lo referido al elemento visual, no hay nada mejor ahora mismo en televisión.

Otro de los sorpresones de este episodio es ver que nos presenta a Isaiah Bradley, interpretado por Elijah Richardson, un Capitán América negro que fue borrado de la historia y que conocimos en el comic Truth: Red, White & Black de 2003 escrita por Robert Morales, dibujada por Kyle Baker. Aunque no tengo claro que Bradley vaya a tener más desarrollo que el que vimos en este episodio, su mera aparición es un hallazgo y un reconocimiento al personaje del comic. En este sentido, aunque cabe la posibilidad que Isaiah ya anciano no tenga más protagonismo, si su nieto Eli tiene sus genes es posible que la familia Bradley aún tenga mucho que decir.

En medio del “Black Lives Matter”, presentar a este personaje afroamericano y ver el detalle de racismo de la policía de Baltimore es una forma muy interesantes para mostrar el problema racial que está de máxima actualidad en los Estados Unidos. En todo caso, junto a esto, la broma del “Black Falcon” a lo que Sam responde que él es Falcon también añade un detalle chulo al extremismo que también existe en todo lo referido a la representatividad y la excesiva racialización de todos los aspectos de la vida.

El final del episodio también me ha parecido modélico, al dejarnos con la miel en los labios ante una próxima aparición de Helmut Zemo en el próximo episodio. Soy muy fan de Daniel Brühl y me muero de ganas de volverle a ver interactuar con Bucky después de todas las barrabasadas que le hizo pasar en Civil War.

El pero del episodio es la escena de acción, que aunque está increíblemente rodada y es espectacular, se nota que es la cosa que tiene que pasar para que la acción avance, dado que si los héroes detienen a los Sin Banderas aquí se acabó la serie. Eso si, reconozco que me sorprendió ver juntos tan pronto en la serie a Bucky, Halcon y el nuevo Capitán América y Battlestar. Además, algunos elementos comiqueros incorporados a una misión de combate como que los protagonistas no vayan armados a una situación de combate quedan raros. Sí, Bucky es un Super Soldado y está haciendo una terapia que le impide hacer daño a nadie, pero queda un poco absurdo verles subir en unos camiones robados por terroristas con las manos en los bolsillos.

Este elemento comiquero en una serie de acción “seria” es una concesión que casi rompe la suspensión de credulidad del episodio, al igual que ver a Bucky, el mejor black-ops de la historia de los black-ops, lanzarse sin un plan contra los Flag-Smashers, lo que significa otro elemento que no me cuadró demasiado en el episodio.

En todo caso, Falcon y el Soldado de Invierno me parece hasta ahora una serie modélica, estoy seguro que vamos a disfrutar un montón los 4 episodios restantes.

Comparto el trailer de este segundo episodio:

Falcon y el Soldado de Invierno nos está dando una serie 100% Marvel-Style que estoy seguro nos va a dar muchas alegrías en los cuatro episodios restantes.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Parker 2. La Compañía de Darwyn Cooke (Astiberri)

Uno de mis propósitos comiqueros para 2021 era comprar y disfrutar de las novelas gráficas que Darwyn Cooke creó adaptando las novelas de Parker de Richard Stark. La Compañía, editada por Astiberri, es la carismática segunda parte, que tuve ocasión de disfrutar este mes de marzo.

PUNTUACIÓN: 8/10

Tras arreglar las cuentas con los que le habían traicionado, Parker, el truhán surgido de la pluma de Richard Stark (seudónimo de Donald Westlake), se ha arreglado la cara y disfruta de las comodidades de la vida alojándose en buenos hoteles. Hasta que un chivato lo descubre ante la Compañía para conseguir la recompensa. El intento de eliminarle sale mal y Parker recurre a diversos contactos de los bajos fondos que le deben favores para ir a por la cabeza de la organización que quiere quitarle de en medio.

La Compañía es, tras El cazador (Astiberri, 2010), que le valió a Darwyn Cooke los premios Eisner y Harvey al mejor autor de cómic, la segunda adaptación de Cooke de las novelas de Parker, mezcla en esta ocasión de partes de la segunda y tercera novelas de la serie: El hombre que cambió de cara y La Compañía.

Premio Eisner 2011 al mejor guionista y dibujante

Premio Eisner 2012 a la mejor novela gráfica compilada (Junto con ‘Parker 1. El cazador’)

Las novelas de Richard Stark estaban ambientadas en los años 60, y uno de los detalles más chulos de la obra de Cooke es su elección de crear un comic bitono, con negro y azules que transmiten un tono y una ambientación atemporal que hacen que sea perfectamente leíble y disfrutable hoy en día, pero podría haberse dibujado perfectamente hace 50 años o más.

El estilo cartoon de Cooke a la hora de dibujar a los personajes no le resta ni un ápice de potencia dramática a esta historia que es totalmente “hard-boiled”, con personajes amorales que cogen lo que quieren, crean sus propias reglas y no responden ante nadie. Además de ser un extraordinario narrador, Cooke realiza un gran trabajo de documentación para hacer que los vehículos, los trajes, todo en estas páginas parezca sacado de 1960.

Esta novela gráfica de Cooke, que en España cuenta con una elegante edición de Astiberri, tiene 152 páginas y podrían leerse de una sentada debido a lo adictivo que resulta el amoral Parker. Para ser una única historia, pasan un montón de cosas en estas páginas y, al igual que pasó en la primera novela, Cooke juega con diferentes narradores y saltos cronológicos para una historia que realmente son varias, al mostrarnos diferentes robos realizado por Parker o alguno de sus asociados.

Quizá si tengo que ponerle un pero es que al adaptar dos novelas en esta novela gráfica, hay tanta información que contar para que todo tenga sentido y el comic esté a la altura de las novelas de Donald Westlake, que sobre todo en la tercera parte de La Compañía más que un comic estamos ante una historia ilustrada, con extensos textos con pequeñas imágenes de apoyo.

En este sentido, veo a un Cooke con ganas de experimentar diferentes estilos de narración, ya que incluso llega a intercalar una historia corta como si estuviera maquetada para una de las revistas criminales tan populares en esa época. Esto significa tener a un autor con ganas de seguir haciendo lo que le gusta de formas novedosas que hagan que el lector al leerlo y él al realizarlo, se mantengan intrigados y con ganas de volver a comprar la siguiente entrega de estas aventuras.

Comparto las primeras páginas de este comic maravilloso:

Parker sigue fuerte es esta segunda adaptación de Darwyn Cooke de las novelas de Richard Stark. Un comic que sin duda hará las delicicas de los amantes del género negro entre los que me incluyo.

PUNTUACIÓN: 8/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Superman 29 y Action Comics 1029 de Phillip Kennedy Johnson y Phil Hester (DC Comics)

Brian Michael Bendis ya es historia de Superman, y tras los dos meses de Future State, llega el nuevo guionista Phillip Kennedy Johnson junto al dibujante Phil Hester dispuesto a insuflar nueva vida al personaje de DC Comics con una positividad contagiosa que me ha animado a comprar los dos primeros números de su etapa, publicados este mes en Superman 29 y Action Comics 1029.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

¡El escritor Phillip Kennedy Johnson y el artista Phil Hester se unen para “The Golden Age” en marzo de 2021!

En la primera parte de “The Golden Age” en Superman 29, Jonathan Kent regresa del siglo 31 y lucha contra las amenazas cósmicas junto a su legendario padre. Pero cuando se abre una brecha interdimensional cerca de la Tierra, Jon reconoce a las criaturas que emergen: ¡los leviatanes cósmicos a los que la Legión de Superhéroes atribuye la MUERTE DE SUPERMAN!

Luego, en la segunda parte de “La Edad de Oro” en Action Comics 1029, mientras Superboy intenta desesperadamente salvar la vida de Superman de los leviatanes de la Brecha, Superman descubre los impactantes orígenes de la Brecha. Pero con sus poderes desapareciendo misteriosamente, está completamente superado. ¿Puede Superboy cambiar el curso de la historia y salvar la vida de su padre? ¡No te pierdas este preludio del próximo gran evento de Superman!

Ambos números cuentan con unas páginas de complemento denominadas “Tales of Metropolis”. En Superman 29 el escritor Sean Lewis (DC Future State: Superman of Metropolis) y el artista Sami Basri (Harley Quinn) siguen a Jimmy Olsen en una búsqueda para conocer a algunos de los personajes más coloridos de la ciudad de Metrópolis, ¡comenzando con Bibbo Bibbowski!

En el “Tale of Metropolis” del Action Comics 1029, los escritores Becky Cloonan y Michael W. Conrad (Future State: Immortal Wonder Woman) unen fuerzas con Michael Avon Oeming para continuar la historia de Midnighter que Cloonan y Conrad comenzaron en DC Future State. ¿Está el Universo DC preparado para Trojan Industries?

Aparte de la escritura, el recién llegado al mundo del comic Phillip Kennedy Johnson tiene una carrera de tiempo completo como soldado, músico y maestro en servicio activo. Como Sargento de Primera Clase en el Ejército de los Estados Unidos, Phillip recorre regularmente los Estados Unidos con The U.S. Army Field Band y Federal Brass of Washington, DC, conectando a los estadounidenses con su Ejército. A Phillip le apasiona ser un modelo a seguir para su hijo y le enseña valores importantes al leerle historias de Superman, la Liga de la Justicia y otros superhéroes de DC. Phillip espera que algún día su hijo lea sus historias de Superman y vea el amor de su padre por él en la página.

“No puedo empezar a describir el honor que es escribir Superman y Action Comics”, dijo Johnson, “especialmente siguiendo a uno de mis héroes de la industria, Brian Michael Bendis. Uno de mis primeros recuerdos es la emoción que sentí al ver las películas de Christopher Reeve Superman por primera vez. Mi objetivo para cada número será brindar a los lectores la misma reacción física y las mismas aspiraciones elevadas que inspira Superman: el deseo de ser mejores de lo que somos y hacer más de lo que el mundo cree que podemos hacer “.

Hay que reconocer que leyendo estas palabras del nuevo escritor de Superman Phillip Kennedy Johnson, ¿quien no querría al menos probar estos comics que sirven de introducción a su etapa? Eso es mismo lo que pensé cuando leí la estupenda entrevista de Zona Negativa de hace unas semanas, que realmente me vendieron la serie y me hizo comprar estos dos primeros números para darle una oportunidad.

Y entrando en la valoración de esta historia en dos partes. lo primero a destacar es la elección de Phillip Kennedy Johnson haciendo que aparentemente sea Jonathan Kent, el hijo de Clark recién retornado del futuro, quien nos haga de narrador para esta historia. Esto sirve para anticipar (tal vez) un cambio de rumbo en la serie y tal vez ¿un nuevo protagonista?

Por lo visto en estos primeros números, PKJ plantea centrarse en caracterización de Clark y sobre todo Jonathan, lo cual siempre está bien. Sin embargo, la brecha dimensional y los aliens que salen de ella acaban siendo unos monstruos random que no aportan nada ni transmiten ningún tipo de amenaza en toda la narración. Porque realmente Clark y Jonathan no luchan contra ellos, sino contra el destino que parece predestinado. En este sentido, la tensión que esta historia plantea en mi opinión está resuelta de forma super anticlimática, cosa que me deja una cierta sensación de bajón.

Curiosamente, Phillip Kennedy Johnson estrenó también esta semana el comic de Alien para Marvel junto a Salvador Larroca, y me ha dejado la misma sensación en ambos casos, de haber leído algo correcto que tiene el feeling adecuado que un comic de Superman o Aliens debe tener, pero sin fliparme nada de lo que me ha contado. Y hasta cierta sensación de “esto ya lo he leído”.

El veterano dibujante Phil Hester (Green Arrow) cuenta con Eric Gapstur como entintador y colores de Ulises Arreola. Hester es uno de esos artistas que son un seguro de vida para cualquier editorial que son capaces de sacar adelante el encargo más complejo con solvencia y una perfecta narrativa. Sin embargo, todo lo correcto que es siempre Hester hace que nada me enamore nunca, y eso mismo me ha pasado con estos comics. Es todo tan correcto que no puedo decir nada malo del apartado artístico, pero no me dieron nada realmente chulo que me invite a volver el mes que viene, lo cual es el peor de los problemas que se le puede plantear a un comic en el complejo y saturado panorama comiquero actual.

Además del arco de La Edad de Oro, los complementos de Tales of Metropolis aumentan la sensación de corrección sin más de estos comics. Me trae sin cuidado el personaje de Bibbo Bibbowski , y aunque siempre me gustó mucho Midnighter, su historia me ofrece demasiado poco, demasiado tarde a estas alturas para engancharse a estos comics por su aparición.

Además, justo antes de leer este comic, DC soltó el bombazo de la nueva serie Superman & the Authority de Grant Morrison, Mikel Janin y Jordie Bellaire. Creo que al final va a ser una miniserie, no una serie regular, pero que va poner en duda cual va a ser el comic principal de Superman para DC Comics. De hecho, sin saber nada más que el propio anuncio, diría que frente a Morrison, Johnson tiene todas las de perder.

Volviendo a estos comics de Superman y action Comics, reconozco que tras el hype provocado por Superman y Lois en HBO, tenía hype y ganas de engancharme a sus comics, pero creo que no va a ser con esta etapa. En todo caso, estoy con ganas que Phillip Kennedy Johnson me calle la boca en los próximos meses con buenas historias mes a mes. ¡qué más me gustaría que cuando ECC la publique en castellano yo me pudiera enganchar a un comic de Superman!

Comparto las primera páginas del Superman 29 para que juzguéis vosotros mismos:

El Superman y Action Comics de Phillip Kennedy Johnson y Phil Hester es el último ejemplo que “correcto” hoy en día no es suficiente en el mundo del comic.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!