Crítica de Ralph rompe Internet, de Rich Moore y Phil Johnston (Disney)

Aunque entretenida y con un interesante y sorprendente mensaje final, Ralph rompe Internet, dirigida por Rich Moore y Phil Johnston y secuela de la excelente Rompe Ralph de 2012, es la película de animación de Disney mas floja de los últimos años.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

“Ralph rompe Internet” sale de los recreativos, y se adentra en el mundo inexplorado, expansivo y emocionante de Internet. Ralph y su compañera Vanellope tendrán que jugárselo todo viajando por las redes en busca de una pieza de repuesto que salve Sugar Rush, el videojuego de Vanellope. Y para complicar más las cosas, ambos dependen de los ciudadanos de Internet, los llamados ‘ciudanets’ para que les ayuden a desenvolverse en ese peligroso mundo. Entre ellos está un empresario de Internet llamado Yesss, que es el algoritmo estrella y el alma de “BuzzTube”, la página web más de moda del momento.

Empezando por lo positivo, el punto fuerte de la película siguen siendo sus adorables protagonistas, Ralph y Vanellope, de los que conoceremos más cosas y que van a sufrir un interesante camino de maduración personal. Por otro lado, la animación Disney es excelente, y mola mucho ver la forma positiva en que imaginan Internet y las principales páginas, como son Youtube, Twitter, Ebay, etc. Globalmente, la interacción de Ralph y Vanellope en Internet está repleto de momentos divertidos aunque sin llegar a ser brillantes en ningún momento.

Esto nos lleva al principal problema de la película, que es que no hay una historia potente detrás. Estamos ante una sucesión de anécdotas simpáticas sobre Internet que solo se quedan en la superficie de lo que podrían haber hecho en caso de haber querido ser un poco más incisivos.

En la internet que imagina Disney todo es bueno , y los pocos elementos negativos  como los hilos de comentarios de las páginas webs o la Dark Web son solo notas al pie comentadas de pasada. Por eso, la historia flojea al no haber una amenaza ni un antagonista que complique la vida a los protagonistas.

Esto se comprueba cuando Ralph y Vanellope entran en el juego “Slaughter Race”, en la que conocen a Shank, a la que en los USA ha puesto la voz Gal Gadot (Wonder Woman). Una tía dura experta piloto segura de si misma que podría haber sido un buen rival para Vanellope si no fuera porque inmediatamente se convierte en una especie de ejemplo a seguir. O cuando conocen a Yesss, el algoritmo estrella y el alma de “BuzzTube”, la página web de videos que ayudará a Ralph a subir sus videos y monetizarlos.

Además, el tan anunciado cameo de las Princesas Disney realmente rompe completamente el ritmo de la película hasta el punto de hacer que más que una película Ralph rompe internet sea una sucesión de escenas sin demasiada conexión entre ellas. Ampliado con una extraña e innecesaria canción que no pega con lo visto hasta ese momento.

No es hasta casi el final cuando la película nos muestra de qué iba realmente, y cual es el mensaje que Disney quería trasmitir a los niños y a los no tan niños. Y me parece que este mundo conectado, han dado completamente en el clavo con su mensaje sobre las amistades tóxicas, el machismo y que no es bueno querer controlar a los que nos rodean, incluso aunque les queramos. Descubrir que en cierto sentido, nosotros podemos ser nuestro propio peor enemigo, incluso aunque nuestras intenciones pudieran ser puras en un primer momento, es un salto cualitativo importante, y más viniendo de una película Disney.

Creo que este mensaje es excelente para los niños y sirve para explicar fenómenos que estamos viendo en las noticias con demasiado frecuencia en los últimos años. Aunque nos llega quizá demasiado tarde, y significa una ruptura muy grande frente a lo que hemos visto hasta ese momento.

En resumen, Ralph rompe Internet transmite unos valores importantes al  final, algo normal en una película Disney, pero tarda demasiado en llegar y globalmente se queda en una sucesición de escenas inconexas no demasiado inspiradas.

También reconozco que en parte esta sensación que tuve al salir del cine vino en parte provocado por el excelente nivel de calidad al que Disney nos ha acostumbrado en los últimos años, de manera que siempre esperas lo máximo de una película del estudio. En todo caso, al ir de menos a más la película nos deja con un buen sabor de boca.

Comparto el trailer de la película:

Ralph rompe internet es imperfecta, pero en todo caso creo que estamos ante una de las películas para estas navidades que los niños (y niñas) no se van a querer perder.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .