Archivo de la etiqueta: animación

Crítica de Masters del Universo: Revelación Parte 2 (Netflix)

Tras el enorme cliffhanger con que nos dejó el final de Masters del Universo: Revelación Parte 1, tenía que ver esta Parte 2 recién estrenada en Netflix terminar la historia. Y el visionado de estos 5 nuevos episodios me recuerda que yo no era público objetivo de esta serie para empezar.

PUNTUACIÓN: 6/10

Mientras la Hechicera, Adam y los demás observan con total impotencia, Skeletor usa su nuevo poder para hacer el mal y sumir Eternia en el caos.

Masters of the Universe: Revelación es una producción de Mattel Television y Powerhouse Animation Studios que busca dar nueva vida a los clásicos personajes de los años 80. Para esta serie recién estrenada por Netflix, los productores escogieron a Kevin Smith como Showrunner, planteando esta serie como continuación de la serie original de 1983, pero de una forma que sea accesible a una nueva generación de espectadores.

En la versión original encontramos a un casting de voces estupendo, con Chris Wood como el Príncipe Adam / He-Man, Mark Hamill como Skeletor, Sarah Michelle Gellar como Teela, la verdadera protagonista de esta temporada, Liam Cunningham como Man-at-Arms, Lena Headey como Evil-Lyn, y el mítico Kevin Conroy (Batman La serie animada) también con un papel.

En mi reseña de la Parte 1 de estos Masters del Universo: Revelación ya expliqué por qué no había conectado con esta serie, y que de hecho era normal al no creer que yo fuera público objetivo de la misma, así que te invito a leer dicha reseña que complementa mi opinión de esta segunda parte. En todo caso, me alegro que haya gente que sí la haya disfrutado, no tengo ningún problema con que haya gente que disfrute con algo con lo que yo no he podido conectar.

Tras los 5 episodios de la Parte 1, esta Parte 2 también ha contado con 5 episodios de entre 22 y 32 minutos, contando los títulos de crédito. Y es curioso, porque globalmente han tenido el doble demérito de ser demasiado poco para poder desarrollar mínimamente la historia por caminos interesantes, y la vez, excepto el arranque, los otros cuatro episodios restantes se me han hecho super largos y repetitivos.

Comentaba en la reseña de la Parte 1 que no me parecía mal hacer desaparecer a Adam / He-Man de la serie durante unos episodios para poder desarrollar a secundarios como Teela, Man-at-arms, Evil-Lyn o la nueva personaje Andra, y darles un brillo que igual no hubieran podido tener en la serie original que siempre estaba más monopolizada por el protagonista principal. De hecho, narrativamente tenía todo el sentido y podía conseguir que cuando He-Man volviera, el momentazo fuera antológico, recordando la llegada de Thor a Wakanda en Infinity War. Por el contrario, me sorprende descubrir nada de esto sucede en esta Parte 2, y que se confirma que Mattel ha convertido a He-Man en secundario de su propia serie, lo cual se mire como se mire me parece un bajón. Y eso que yo no soy fan de He-Man o en general de los Masters del Universo, pero las cosas son como son.

Queda claro que el objetivo es captar al público femenino dando casi todo el protagonismo a Teela, mostrando su pasado y redefiniendo su papel de cara al futuro de la franquicia, contando Mattel que al público masculino ya le tenían enganchado de inicio. Sí considero positivo que frente a los típicos cartoon que décadas después mantienen el mismo statu-quo inamovible, Kevin Smith haya intentado hacer avanzar el mundo y cambiar ciertas dinámicas que en el siglo XXI tenían poco sentido, como el hecho que Adam mantenga en secreto su identidad de He-Man a su grupo más cercano de familia y amigos. Como idea general me parece bien dar más importancia a todos los personajes y hacer la serie más coral, en todo caso diría que la ejecución es con lo que no he conectado.

Fruto del ambiente de ultra corrección política que se vive en los Estados Unidos, no es aceptable que haya una mujer con un rol negativo en un producto mainstream (la sororidad implica que todas las mujeres son buenas y fuertes), así que no sorprende que conviertan a una villana «de toda la vida» como Evil-Lyn en una víctima de violencia machista, con uno de los arcos más woke que se recuerdan levantándose frente a Skeletor y mostrando su poder interior para convertirse en su mejor versión. No sorprende, pero el panfleto político e identitario de algunos elementos de la serie como este me parecen un poco bochornoso, de esos de los que mejor mantenerse alejados de ellos.

Por cierto, comentaba en la Parte 1 que me parecía muy inclusivo por parte de Mattel que hubieran convertido a Teela en lesbiana, porque eso sugería su amistad con Andra, la nueva Woman-at-Arms. Sin embargo, es curioso comprobar que finalmente han dado un paso atrás y no se han atrevido a llevar esta amistad hasta sus últimas consecuencias. Son modernos, pero no tanto, han debido pensar, si eso puede afectar a las ventas de los juguetes.

Al mismo tiempo, me parece genial que se intente dar cierta complejidad a Evil-Lyn o Teela porque los espectadores de 2021 a priori demandamos eso, incluso en unos dibujos ¿para niños? Pero eso choca con la simpleza con que presentan a Skeletor, mostrado con la inteligencia de una ameba y para el que el único sentido de su existencia es matar a He-Man, pero que en el fondo sin él no sabría que hacer con su vida y casi mejor suicidarse. Los personajes femeninos tienes que ser fuertes, inteligentes y complejos, pero los masculinos no lo necesitan, aparentemente, pueden ser un chiste con patas sin ningún problema. La forma en que Skeletor se convierte en irrelevante en el climax final (acompañado por He-Man, todo sea dicho), es completamente ilustrativo de los problemas que ha tenido en mi opinión el visionado de estos Masters del Universo: Revelación. Una serie con la que no he conectado y que no me ha dejado con ganas de seguir viendo próximas temporadas en caso que se produzcan.

Me doy cuenta que no he dicho nada de Adam / He-Man, y es que su personaje casi no aporta nada a esta segunda parte. Es cierto que personajes como Man-at-Arms verbalizan su esencia y porqué es un héroe, porque tiene acceso a todo el poder de Eternia pero sólo lo usa para ayudar a la gente y luego renuncia al mismo. Pero que su papel en la resolución sea distraer al villano para que otros hagan todo el trabajo en mi caso me pareció un bajonazo. Eso respecto a He-Man, porque Adam consigue reencontrarse con sus padres y recuperar a su amiga Teela además de conocer que puede acceder al poder de Eternia sin la espada, que sólo le ayuda a controlarlo, pero sinceramente me parece demasiado poco, la verdad.

Hay otro elemento que entiendo que también ha jugado en contra de esta serie, y es la he visto justo después de Arcane. Y cuando ves las posibilidades narrativas y expresivas que tiene la animación con creativos que se atreven a ir a tope intentando hacer arte con ella al mismo tiempo que entretenimiento, ver la animación pobre y funcional de estos Masters del Universo ha sido un bajón total. Y si, tengo claro que este es el tipo de animación que han tenido los cartoons toda la vida y que en parte así se transmite un mayor feeling clásico. Pero mirándola con ojos de 2021, para mi no es suficiente y se queda muy, muy corta, con un visionado que no pude disfrutar en ningún momento.

Y volviendo a la comparación, Arcane toca temas de crítica social de forma inteligente, mostrando elementos en su worldbuilding que te hacen reflexionar sobre la diferentes injusticias que existen en nuestro mundo actual, pero sin que parezca un panfleto. Esto no pasa nunca en Masters del Universo, y al darte cuenta que la evolución de Evil-Lyn, por ejemplo, está dictada por la corrección política y no por la necesidad de una serie que necesita villanos que se enfrenten a los héroes, empiezas a no disfrutar de un producto de entretenimiento al notarse demasiado la plantilla identitaria. Y no es sólo Teela o Evil-Lyn, es ilustrativo el arco del Rey Randor de Eternia, padre de Adam, que termina pidiendo perdón él a su mujer tras haberle ocultado ella que Adam es He-Man, en lugar de ser ella la que de disculpe con él (como por otra parte hace Adam repetidamente con Teela, porque piensa que ella si fue injustamente agraviada), porque obviamente en este mundo machista no van a mostrar a un mujer pidiendo perdón a un hombre por algo que hiciera ella mal, muestra hasta donde están llegando con el control de la narrativa en obras de entretenimiento para niños.

Realmente tenía curiosidad por ver cómo terminaba Kevin Smith la historia de estos Masters del Universo: Revelación, pero la verdad es que no he conectado nada con ella.

Comparto el trailer de esta Parte 2:

El final de Masters del Universo: Revelación Parte 2 no ha estado a la altura. Dado que nunca fue fan de esta franquicia para empezar y no era público objetivo, tampoco pasa nada, espero que su público la disfrute.

PUNTUACIÓN: 6/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Arcane: League of Legends (Netflix)

Cuando se anuncia una serie de animación basada en un videojuego, no suele interesarme al no ser yo jugador. Sin embargo, la primera temporada de Arcane, basada en League of Legends me ha parecido un triunfo total gracias a un protagonistas y un mundo super interesante y una animación alucinante.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Arcane ahonda en el precario equilibrio entre la rica ciudad de Piltover y la sórdida y oprimida Zaun. La tensión entre ambas ciudades estado se exacerba, por un lado, debido a la creación en Piltover de algo llamado Hextech que permite a cualquiera controlar la energía mágica, y, por otro, de una nueva droga en Zaun llamada Shimmer que transforma a los humanos en monstruos. La rivalidad entre las dos ciudades divide a las familias y los amigos mientras Arcane da vida a las relaciones que moldean a algunos de los famosos campeones de ‘League of Legends’, como Vi, Jinx, Caitlyn, Jayce y Viktor.

Arcane es una serie de animación franco-estadounidense ambientada en el universo de League of Legends. La serie creada por Christian Linke y Alex Yee fue anunciada durante las celebraciones del décimo aniversario de League of Legends y está producida por Riot Games, que a su vez contrató al estudio francés de animación Fortiche Productions.

Arcane ha sido dirigida por Pascal Charrue, Arnaud Delord, Jérôme Combe y Ash Brannon a partir del guión escrito por Christian Linke y Alex Yee. La serie cuenta además con música de Alexander Temple y Alex Seaver, incluyendo la canción «Enemy» de Imagine Dragons.

En las voces originales encontramos a Hailee Steinfeld como Vi, Ella Purnell como su hermana Powder/Jinx, Kevin Alejandro como Jayce Talis, Katie Leung como Caitlyn Kiramman, Harry Lloyd como Viktor, Jason Spisak como Silco y JB Blanc como Vander y Bolbok.

La serie en esta primera temporada ha contado con 9 episodios de unos 40 minutos de duración cada uno, que se han estrenado a razón de 3 episodios semanales. Esta emisión diferida creo que ha sido un gran éxito ya que ha permitido generar un boca a boca durante las dos semanas de emisión, ayudando que espectadores que no conocían la serie o el concepto (como yo), nos pudiéramos enganchar a la serie. De hecho, me alegra comprobar que justo tras emitir los últimos episodios, Riot Games y Netflix confirmaran que la segunda temporada estaba ya en producción.

Sin más preambulos, Arcane me ha flipado, me ha parecido una de las mejores series de animación del año. A pesar de que como comentaba antes yo nunca jugué al League of Legends, la serie está planteada de forma excelente para hacer que la historia sea totalmente entendible y no te pierdas en ningún momento, aunque sí se nota que hay mucha historia detrás que los personajes (y nosotros los espectadores) tendremos que conocer poco a poco.

Arcane tiene un worldbuilding alucinante en el que conoceremos a personajes super interesantes y complejos capaces de lo mejor y de lo peor. Piltover y Zaun son mucho más que la ciudad de la luz y la oscuridad, ya que la primera está explotando cruelmente a la segunda y la mantiene en la pobreza extrema. No es de extrañar que los aires de revolución surjan sobre todo entre los más jóvenes y entre aquellos que buscan conseguir una ganancia de forma ilegal.

En este mundo complejo nos encontramos unos personajes maravillosos que en sus inicios tienen la frescura y el positivismo juvenil incluso a pesar de vivir en Zaun. La evolución que todos van a sufrir hace que la serie sea super interesante y consiga que las protagonistas Vi o Jinx sean carismáticas de principio a fin.

Creo que todo esto se consigue gracias a un excelente guión que además de una buena caracterización, juega maravillosamente con los giros y un perfecto control del ritmo, creando sorpresas muchas de ellas super dolorosas que golpean al espectador de forma inmisericorde y que sin duda ayudan a engancharnos a la serie. La forma en que presentan un mundo de magia y tecnología me ha parecido excelente, y por si fuera poco, ¡munodo cliffhanger! ¡Qué bien han construido la narrativa de toda la serie!

Aparte de la historia y los personajes, el otro gran motivo por el que Arcane se sale es debido a su animación, realizada por Fortiche Productions. La serie juega con una animación por ordenador con un nivel de detalle alucinante sobre todo en la construcción de las dos ciudades. También el diseño de personajes me flipa mucho, la verdad, pero el gran éxito de la animación es que juega con diferentes tipos de animación, desde el perfecto CGI sumado a una animación casi como si estuviera hecha a mano, con fondos pintados en muchos momentos que consiguen aumentar la expresividad y la emoción ante lo que está pasando. En cierta forma, se nota claramente la influencia de Spiderman: Into the Spiderverse, y cómo a partir de su estreno no se si los creativos, pero desde luego si los productores que ponen el dinero están más receptivos a conceptos que intenten jugar con diferentes tipos de animación como herramienta para contar su historia.

La forma en que vemos la locura que sufre uno de los personajes es uno de los excelentes ejemplos de lo que se puede conseguir con animación siempre que los creativos busquen fórmulas para aumentar la expresividad y no limitarse a contar lo que pasa en la página del guión. Si a esto sumamos unas escenas de acción increíbles también jugando con la narrativa, tenemos sin duda una de las series de animación del año.

No se me ocurre nada malo que decir sobre Arcane. Por decir algo menos bueno, siento que estos nueve episodios apenas han rascado en la superficie de este mundo de magia y tecnología, y no se si de alguna manera al no haber jugado nunca, me he perdido algún detalle relativo a las familias que controlan Piltover o los diferentes grupos criminales de Zaun que fue sugerido y posiblemente yo no pudiera entender todo su significado. En todo caso, como decía, la serie me ha flipado y cuanto menos tarden en estrenar su segunda temporada, mejor.

Comparto el trailer de Arcane:

¡Qué gran serie ha resultado ser Arcane! Por favor, más series como esta, el nivel más alucinante de historia, animación y worldbuilding.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Ultrasecretos (Netflix)

Netflix ha estrenado Ultrasecretos, serie de animación para adultos que hace humor de toda la tradición de historias de conspiraciones gubernamentales y de ambientes laborales extravagantes, ofreciendo algunos momentos realmente divertidos.

PUNTUACIÓN: 7/10

¿Los lagartos humanoides? Existen. ¿El alunizaje? Nunca sucedió. Una genia asocial y sus disfuncionales compañeros de trabajo investigan conspiraciones mundiales. Comedia animada ambientada en un gobierno secreto donde abundan las teorías conspirativas.

Ultrasecretos es una serie producida por Netflix Animation de 10 episodios que, teniendo en cuenta el final, espero sea ampliada a una segunda temporada. O una eventual “segunda parte de la primera temporada”, como está pasando en otras series de animación de la cadena tipo Masters del Universo.

La series ha sido creada por Shion Takeuchi y cuenta con producción ejecutiva y dirección de Alex Hirsch. Takeuchi es una escritora de televisión, animadora, artista de guiones gráficos, showrunner y productora estadounidense. Tras empezar a trabajar en Cartoon Networks en series como Adventure Time y Regular Show, pasó a Pixar conde trabajó en películas como Monsters University (2013) y Inside Out (2015), tras lo cual se mudó a Disney para escribir los guiones de Gravity Falls. Ya en Netflix, fue tambiénguionista de Disenchanted, antes de firmar un contrato en exclusiva con Netflix para crear contenidos originales para la cadena de streaming.

Alexander Robert Hirsch es un actor de doblaje, escritor, dibujante de storyboards y productor estadounidense creador de la serie Gravity Falls de Disney Channel. Junto a Hirsch y Takeuchi, la serie cuenta con guiones de Alisha Brophy, Scott Miles y Chase Mitchell.

La serie cuenta en sus voces originales a Lizzy Caplan como Reagan Ridley; una genio asocial de la tecnología que trabaja en Cognito Inc. Christian Slater es su padre Rand Ridley, el paranoico ex director ejecutivo y cofundador de Cognito Inc que fue despedido después de cuna crisis nerviosa y el exceso de consumo de drogas y alcohol.

Chris Diamantopoulos como ROBOTUS, el reemplazo robótico del presidente de los Estados Unidos, John DiMaggio como Glenn Dolphman; un supersoldado híbrido humano-delfín que supervisa las armas y el arsenal de Cognito Inc, Clark Duke como Brett Hand; el típico pelota hombre de la compañía que está de acuerdo con todo lo que hace el gobierno, Tisha Campbell como Gigi Thompson, la oficial de relaciones públicas y directora de Manipulación de Medios y Mensajes Subliminales de Cognito, Andy Daly como J.R. Scheimpough; el actual CEO de Cognito Inc que es un manipulador y corrupto hombre de negocios que sabe sacar tajada de todo, Bobby Lee como el Dr. Andre Lee; un desequilibrado bioquímico que experimenta con una variedad de narcóticos inusuales, y Brett Gelman como Magic Myc; un organismo psíquico parecido a un hongo de una mente colmena en las profundidades de la Tierra Hueca, formarían el reparto de extravagantes compañeros de trabajo dentro de Cognito Inc. que tendrán que realizar las misiones más alocadas de la televisión.

El Presidente Robot, el asesinato de Kennedy, los reptilianos y las conspiraciones masónicas, las webs de citas, la nostalgia de los 80, los terraplanistas, James Bond 007 y el alunizaje en la Luna son algunas de las conspiraciones a cuya costa Ultrasecretos hace humor de trazo grueso en esta primera temporada. El concepto de la serie nace inspirado en Expediente X pero también en tabloides como Weekly World News o las experiencias de Takeuchi en la Universidad.

Y el caso es que no soy demasiado fan del humor de brocha gorda con lenguaje soez que pasa por ser malote y muy adulto, pero el caso es que me ha gustado bastante la serie, que fui viendo a razón de un episodio al día. Este formato de «la broma del día» consiguió que no me cansara de la serie y, unido a los 10 episodios de 25 minutos, creo que son la duración perfecta para no exprimir demasiado pronto la gallina de los huevos de oro. Descubrir que Netflix ha confirmado una segunda temporada no me sorprende, la verdad.

Ultrasecreto acierta con la composición del grupo protagonista, que consiguen unos contrastes muy chulos entre este heterogéneo conjunto de seres amorales que comparten las misiones de Cognito Inc, y que forman casi el conjunto de todos los vicios y cualidades negativas que pueden encontrarse en el despacho: Egoísmo, envidia, traiciones, peloteo, compadreo mal entendido, escaqueo…. Dicho esto, realmente estamos ante una serie en la que todo gira alrededor de Reagan, la joven y desquiciada protagonista, mientras lidia con los problemas del trabajo y su relación y con un padre tóxico que la provocó un grave trauma en su infancia.

Reagan a pesar de ser miembro de una organización malvada, realmente no lo es, lo cual es quizá el único pero que le encuentro a la serie, y es que a pesar del componente malote, ella realmente es más víctima de sus circunstancias que otra cosa. En todo caso, sus problemas familiares son el pegamento que hace que la serie me haya funcionado y quiera ver la segunda temporada, así que todo bien en este aspecto.

Comparto el trailer de esta serie:

Ultrasecretos ha resultado ser una serie más divertida de lo que pensaba, con un formato perfecto para hacer unas risas.

PUNTUACIÓN: 7/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Sitges 2021: Mad God de Phil Tippett

Gracias a la versión online del festival de Sitges 2021 he podido ver una película que me va a tener pensando en ella durante mucho tiempo: Mad God, película de animación mediante stop-motion creada por el mago de los efectos especiales Phil Tippett.

PUNTUACIÓN: INCLASIFICABLE

Genio absoluto de la animación y de los efectos especiales, y supervisor entre otras criaturas fantásticas de los dinosaurios de Parque jurásico, Phil Tippett ha tardado treinta años en completar Mad God, una película experimental que nos presenta un universo de monstruos y científicos locos. Una campana de buceo desciende en medio de una ciudad en ruinas, mientras el Asesino emerge para explorar un laberinto de paisajes extraños.

Phil Tippett (California, 1951), es un director de cine estadounidense. También es productor y supervisor de efectos visuales. Está especializado en el diseño y animación de criaturas, dinosaurios y otros animales prehistóricos y personajes de fantasía o de ciencia ficción. Ha conseguido dos Oscars a los Mejores Efectos Visuales por El Retorno del Jedi (1983) y Parque Jurásico (1993).

Amante de la animación mediante la técnica de stop-motion desarrollada por el genial Ray Harryhauser, la llevó más allá utilizando los recursos de la ILM, creando una técnica de animación conocida como go-motion, utilizada para El Imperio Contraataca y El retorno del Jedi. Tras estas películas, Tippett creó su Tippett Studio, y trabajó en películas como Howard the Duck (1986), El chico de oro (1986), RoboCop (1987), Willow (1988), Cazafantasmas 2 (1989) o Honey, I Shrunk the Kids (1989).

Parque Jurásico (1993) lo cambió todo, y fue la película que provocó el salto al mundo digital que hizo que la industria cambiara el stop motion por efectos creador por ordenador. Tippett vió la tendencia y su Studio empezó a trabajar también con lo digital, participando en películas como Dragonheart (1996), Starship Troopers (1997), Evolution (2001) o Hellboy (2004). Sin embargo, ya en los años 90, su amor por la animación tradicional con figuras reales le hizo empezar a trabajar en su tiempo libre en una idea que 30 años más tarde ha terminado creando este Mad God.

Mad God es una locura inclasificable. Jamás pensé que el creador de tantas maravillas que son historia del mundo del cine tuviera en la cabeza unos horrores tan terribles que necesitara exorcizar mediante esta película. La película de 80 minutos de duración está planteada como una bajada a los infiernos, en la que un solitario personaje con ecos de la 1ª Guerra Mundial explora unos paisajes de pesadilla que se van haciendo aún más terribles a medida que va descendiendo niveles, como si del infierno de Dante se tratara. Pensar que todo se ha realizado con go-motion me parece una bendita locura. Además de ser una maravilla oscura con una animación alucinante, sorprende la escala en la que todo está rodado, creando unos paisajes de pesadilla que van a hacer que esta película se convierta en obra de culto absoluto.

Al igual que Dante, para Tippett no hay un único infierno, y en Mad God encuentro detalles que me sugieren un steampunk malsano, una pesadilla postindustrial, los cuentos de hadas oscuros, las historias de científicos locos y un tramo final loquísimo de horror cósmico, todo ello adornado con un expresionismo sorprendente en una obra de animación, y una idea de pesadillas cíclicas condenadas a repetirse que me tiene muy loco. Mad God me ha volado la cabeza de las mejores formas posibles.

Tras una primera mitad con una historia lineal más o menos tradicional, la película muta en su segunda mitad a una obra inclasificable que se convierte en una orgía de sangre y gore que provoca momentos super crueles de difícil digestión para el espectador. Es esta segunda mitad dominada por el gore y el terror cósmico lo que me tiene loquísimo, ya que creo sinceramente que muchas de estas imágenes de pesadilla contienen metáforas de algo que no he sabido captar. O no significan nada, y simplemente hay que dejarse llevar ante la locura de las imágenes. Ya sea una explicación o la otra, la potencia de sus imágenes genera una locura tras otra en la retina del espectador.

Aún estoy pensando en Mad God. Creo sinceramente que en la cabeza de Tippett existen esas metáforas, aunque no haya sabido mostrarlas de forma comprensible para el espectador. O quizá es que yo no estaba preparado para entenderlas. Pero el esfuerzo de creación que ha llevado a cabo Tippett en esta película es digno de elogio. De hecho, si en algún momento leyera una entrevista a Tippett y descubriera que las imágenes no tienen simbolismo más allá de la fuerza que tienen, sinceramente creo que valdrían igual, porque el visionado de la película ha sido una experiencia visual como no pensaba que iba a tener en este 2021.

Comparto el trailer de la película:

Mad Dog me va a tener muy loco durante mucho tiempo. Una película que se ha ganado desde ya la categoría «DE CULTO», y que tengo claro que quiero comprar el blu-ray para revisitarla una y otra vez.

PUNTUACIÓN: INCLASIFICABLE

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de What if…? episodio 9 (Disney+)

¡Qué final! What if…? en Disney+ se ha convertido en el disfrute más satisfactorio y 100% comiquero de la actual hornada de contenidos de Disney+. Una pasada alucinante que no puedo recomendar suficientemente a todo el mundo.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Episodio 9: ¿Que pasaría si… el Vigilante rompiera su juramento?

Último episodio de esta primera temporada de What if…?, que ha superado mis expectativas más locas de la mejor manera posible. El episodio de 35 minutos de duración, 31 con los títulos de crédito, está escrito por A.C. Bradley y cuenta como siempre con dirección de Bryan Andrews.

En este climax final tenemos un all-star de voces originales entre las que encontramos a Jeffrey Wright (Uatu el Vigilante), Hayley Atwell (Peggy Carter / Captain Carter), Chadwick Boseman (T Challa), Chris Hemsworth (Thor), Benedict Cumbebatch (Doctor Strange), Michael B. Jordan (Killmonger), Toby Jones (Arnim Zola), Frank Grillo (Rumlow), Georges St-Pierre (Batroc), Kurt Russell (Ego), Samuel L. Jackson (Nick Fury) y Tom Hiddlestone (Loki).

Comentaba la semana pasada sobre el octavo episodio, además de lo flipado que me había dejado el continuará, lo bonito que sería tener como climax final una reunión de los héroes de episodios anteriores para combatir a Ultrón. Dicho y hecho. El nivel de disfrute que me ha ofrecido este último episodio ha sido tan alto, con un final tan satisfactorio que recuerda con toda la intención del mundo a Vengadores Endgame, que no puedo más que quitarme el sombrero ante los creativos que nos han regalado la que para mi es junto a Wandavision, la mejor serie de Marvel Studios hasta la fecha.

Cuando se anunció What if…? como serie de animación, hay que reconocer que las sensaciones a nivel general era que se iba a tratar de una serie menor. Porque, claro, la animación es para niños, bla bla bla… ¡Qué equivocados estábamos!! La serie nos ha volado la cabeza gracias a las ilimitadas posibilidades que el concepto ponía a disposición de los creativos de Marvel, y nos han ofrecido una serie modélica que ha sabido jugar con argumentos, personajes y giros que han dotado a la serie de una increíble variedad.

Quiero aprovechar para destacar la alucinante animación de la serie, que me ha parecido increíble y super, por ejemplo, la de Invincible, la otra gran serie superheroica de 2021. La acción más-grande-que-la-vida a esta escala no es posible en imagen real, y me alegra que se hayan atrevido a lanzar conceptos tan grandes con el destino del multiverso en juego. Las escenas de acción han sido apabullantes e increíbles, pero quiero destacar la humanidad que transmiten todos los personajes. Aparte del plus de las voces originales, tengo reconocer que este episodio nos ha traído a la Natasha Romanoff más guapa que recuerdo, con una conexión con Peggy Carter que me encanta y me ha alegrado el día. Porque son los pequeños detalles los que hacen que conectemos con los personajes, y en este episodio los hay a montones.

Si le tengo que poner un pero al episodio, dentro que me ha gustado mucho, realmente tengo dos. El primero es el exceso de humor de Thor que no me ha funcionado y ha resultado un pelín excesivo. Y el segundo, el final «bonito» para todos en el que al final Killmonger, el villano que había terminado más o menos victorioso en su episodio, termina la temporada pagando por sus pecados, algo que queda un poco moralizante y va en contra del espíritu del What if…? original en el que algunas historias terminaban bien pero otras mal.

No me atrevo a puntual los nueve episodios de esta primera temporada de mejor a peor, en general todos me gustaron por un motivo u otro. Lo que si tengo claro es que curiosamente el más flojo de todos fue el quinto de los Marvel Zombies, justo el que a priori más fácil parecía que lo tenía para triunfar y que el climax que han supuesto los dos últimos episodios me ha parecido excepcional. Del resto me gustan las historias individuales pero mucho más si las vemos en conjunto y nos damos cuenta del crisol de historias con un nexo común de variedad.

Por suerte, la segunda temporada ya ha sido confirmada por Marvel Studios y Disney+. ya tengo ganas de ver la nueva tanda de historias, porque el concepto de Guardianes del Multiverso mola un montón y pueden ir jugando con infinitas posibilidades en el futuro. Cuando intentamos explicar a un no lector de comics de superhéroes lo genial de nuestra afición, la verdad es que a veces parece una misión imposible. What if…? se ha quedado muy cerca, si no ha conseguido ser, la mejor muestra del disfrute, la aventura y el sense-of-wonder que me atraparon hace tantos años y me hicieron en un fiel lector de Marvel durante toda muy vida. ¡Qué satisfecho me dejó este What if…?!!

Comparto el teaser de este último episodio:

What if…? ha sido diversión pura 100% Marvel. Ojalá más series así, menuda pasada.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!