Archivo de la etiqueta: Crítica

Crítica de Aquellos que desean mi muerte, de Taylor Sheridan

Taylor Sheridan nos ofrece en Aquellos que desean mi muerte un modélico thriller directo y sin artificios, con un estupendo reparto encabezado por Angelina Jolie que luce a gran nivel.

PUNTUACIÓN: 7/10

Connor (Finn Little), un adolescente testigo de un asesinato, es perseguido por dos asesinos gemelos a través de las tierras salvajes de Montana. Aunque cuenta con Hannah (Angelina Jolie), una experta de la supervivencia para evitar que los secuaces le den caza, un incendio cercano pronto amenaza con acabar con la vida de todos los implicados. (FILMAFFINITY)

Taylor Sheridan se ha hecho un nombre dentro del género del thriller de acción, primero como guionista de las excelentes Sicario (Denis Villeneuve, 2015) y Hell or high water (David Mackenzie, 2016), por la que fue nominado a Mejor Guión en los Oscars de 2017.

Tras estos éxitos, avanzó un peldaño más en su carrera al dirigir la también excelente Wind river (2017), un duro thriller ambientado en una reserva india de Wyoming. Tras su guión de Sicario: El día del soldado (Stefano Sollima 2018), creó la serie de televisión Yellowstone protagonizada por Kevin Costner, que actualmente tiene pendiente de estreno su cuarta temporada y que tengo muchas ganas de ver, a ver su me pongo a ello en breve. En 2021 parece que se han solapado sus estrenos, porque hace apenas dos semanas del estreno en Prime Video de Sin remordimientos (Stefano Sollima), que se ha juntado con el estreno en cine de esta película.

Aquellos que desean mi muerte está basado en el libro del mismo título de escrito por Michael Koryta, escribiendo Koryta y Sheridan el guión junto a Charles Leavitt. La película cuenta con música Brian Tyler, fotografía de Ben Richardson y montaje de Chad Galster. Curiosamente, la película se ha estrenado en España con una semana de adelanto respecto a Estados Unidos.

La película cuenta con un estupendo reparto que cumple con nota con lo que Sheridan necesitaba de ellos. Angelina Jolie es el nombre mediático que ayuda a vender la película, e interpreta a Hannah Faber, una veterana bombera forestal traumatizada por un suceso de su pasado que ayudará a Connor Casserly (Finn Little) un niño que escapa de una pareja de asesinos (Aidan Gillen y Nicholas Hoult) que han asesinado a su padre Owen (Jake Weber). Connor intenta llegar a casa de su tío Ethan (Jon Bernthal), sheriff de Montana con su embarazadísima esposa, Allison (Medina Senghore). Las vidas de todos ellos sufrirán del frenesí asesino de esta pareja de criminales.

Aquellos que desean mi muerte entraría del primer al último fotograma en la definición de “thriller clásico” o “narrativa de la vieja escuela”. Tras un potentísimo arranque en el que conoceremos las dos líneas argumentales principales, la de Angelina Jolie por un lado y la de Aidan (Meñique de Juego de Tronos) Gillen y Nicholas (Mad Max: Fury Road) Hoult por otro, la película plantea una narración seca y directa que va al grano y no desperdicia ni un segundo de metraje en elementos superfluos. De hecho, no llegamos a conocer qué es el mcguffin que el padre de Connor conoce que provoca la persecución.

A modo de anécdota, me gustaría comentar que cuando me enteré que Taylor Sheridan tenía nueva película y se estrenaba en cine, tenía tan claro que la iba a ver que no me molesté en ver el trailer o leer siquiera la sinopsis. De esta forma, excepto por el detalle que Angelina era una bombero forestal, llegué completamente en blanco y con cero expectativas de lo que iba a ver. Y tengo que reconocer que la película me ha gustado, pero me ha faltado un climax más potente y satisfactorio que me dejara en lo más alto. Sin embargo, entiendo que no todas las películas tienen que ser obras maestras ni aspirar a ser “la mejor del año” para cumplir de sobra con el objetivo de entretenimiento y la del director de mostrarnos un thriller con toques de western ambientado en la naturaleza más salvaje y peligrosa.

Un elemento quiero destacar es el guión, que me parece modélico y cuenta de maravilla la historia sin necesidad de giros locos o golpes de efectos absurdos, algo a lo que el cine comercial actual nos tiene acostumbrado en los últimos años. La narración es austera y todo se desarrolla de forma lógica hasta el final. Y esto que parece una obviedad y lo mínimo exigible, ver una película con una historia lógica que sea contada de forma sólida y sin locuras, a veces es lo primero que se olvidan los grandes estudios en sus blockbusters, o si no, que se lo pregunten a Zack Snyder y su “Snyder-Cut”.

Rodar en espacios naturales dota a la película de un feeling de western que le va genial a esta historia de persecución, algo que conecta además con el gusto de Sheridan de historias de frontera alejados de las comodidades de las grandes ciudades. Unos espacios habitados con gente dura de fuertes valores que suelen ser los grandes olvidados de la sociedad de consumo actual. En este sentido, Aquellos que desean mi muerte significa un peldaño más en la que está siendo una sólida carrera artística por parte de Sheridan.

También me parece que el reparto está super bien escogido y saben transmitir todo su carisma en los momentos en que aparecen en pantalla. Empezando por la empatía que transmite Owen, el padre de Connor, estupendamente interpretado por Jake Weber, a quien aún recuerdo de El Amanecer de los muertos. También me gusta el niño Finn Little como Connor, transmite muy bien su dolor y las ganas de encontrar a alguien en quien confiar. Incluso a pesar de su frío papel, me gusta también la pereja de asesinos formada por Aidan Gillen y Nicholas Hoult, preocupados por la logística e inconvenientes del encargo recibido. Jon Bernthal tiene un papel pequeño pero lo hace genial como el Sheriff local, un tío duro que hará lo que sea por su familia.

Y luego está Angelina. Parto de la base que creo que lo hace genial y consigue que sintamos el drama por el que pasa su personaje. La parte “actoral” está super bien conseguida. Sin embargo, el pero de la película, puestos a buscarle uno a una película super correcta en todo, es que lo que le pasa a su personaje y al niño resulta muchísimo menos interesante que la otra parte con el arco de los asesinos buscando al niño y la gente con la que se van encontrando. En ese sentido, narrativamente hay un importante desequilibrio que quizá es lo que provocó que, habiéndome gustado todo y pensando que el climax es coherente con lo visto hasta ese momento, no haya conseguido que conectara emocionalmente como me hubiera gustado.

Como digo, es por ponerle un pero, ya que en general Aquellos que desean mi muerte me ha gustado y confirma que volveré a ver la próxima película de Taylor Sheridan sin necesidad de saber cual es su trama o qué actores la protagonizan.

Comparto el trailer de la película:

Aquellos que desean mi muerte es un thriller de la vieja escuela que no busca cambiarte la vida, pero si ofrecerte un más que acertado entretenimiento.

PUNTUACIÓN: 7/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de El Inmortal Hulk 30, Guardianes de la Galaxia 10 y SWORD 2 (Marvel Comics – Panini)

Al Ewing está a tope con Rey de Negro, ya que este mes sus tres comics Marvel están relacionados con el evento de la franquicia de Veneno. Hoy comento mis impresiones de los números de mayo de El Inmortal Hulk, Guardianes de la Galaxia y SWORD.

EL INMORTAL HULK 30, de Al Ewing, Joe Bennet, Ruy José, Belardino Brabo, Paul Mounts, Aaron Kuder, Frank Martin y Eick Arciniega

La revancha que todo el mundo quería… pero nadie quería que fuera así. El Inmortal Hulk está destrozado, sin amigos y perseguido por todos. Es la sombra del que fue, de todas las formas imaginables. Y entonces se encuentra en el camino de La Cosa. Además, cruce con Rey de Negro, con un regalo para Hulk…

Este número incluya The Immortal Hulk 41 y King in Black: The Immortal Hulk USA.

Me alucina la capacidad de Al Ewing de sorprendernos en cada grapa de El Inmortal Hulk llevando la acción a lugares lógicos pero no esperados. Bueno, en este caso, teniendo en cuenta el portadón increíble de Alex Ross, en este caso quizá sí. El caso es que hace unos meses Hulk apareció por el comic de Los 4 Fantásticos para arruinarle la luna de miel a la pareja de recién casados de Ben y Alicia, dejando mal parado a Ben. La posibilidad de una revancha en este número nos devolvía a la época dorada de estos enfrentamientos y al viejo debate “¿Quién es más poderosos, Hulk o la Cosa?” Y aunque el comic empieza en eso, en seguida la historia se moldea y se transforma para dirigirnos por una senda que resulta quizá aún más interesante.

Y es que si la pelea está chula, la conversación posterior es aún mejor, y eso es también gracias al estupendo Joe Bennet en los lápices, que vuelve a ofrecer un comic perfecto. A Bennet le acompañan Ruy José y Belardino Brabo en las tintas y Paul Mounts en los colores. Las caracterizaciones son estupendas y aprovechan como siempre para darnos dos pinceladas de “body-horror” para dejarnos con mal sabor de boca. Así que todo bien como siempre con El Inmortal Hulk.

Este número de Inmortal Hulk es una grapa doble porque incluye un tie-in con Rey de Negro con guión de Ewing y dibujado por Aaron Kuder con color de Eick Arciniega. Este especial tiene la triple función de ser a la vez un tie-in de un evento en el que Hulk tiene una importancia nula, un comic que es además un especial Navidad y la guinda de plantear Ewing una historia sin diálogos en la mejro tradición de los “números silenciosos”. Y es una pasada que todo junto nos da un comic maravilloso que es para mi la guinda de un pastel ya de por si maravilloso.

Si la historia de Ewing es sencilla y directa al grano, Aaron Kuder nos ofrece un de los mejores comics de su carrera al añadir un toque de esperanza navideña y de “sense-of-wonder” infantil que me ha llegado muy hondo. A pesar de tener a Hulk deforme en algunos momentos intentando escapar de un enemigo “Knullificado” en Nueva York. Este especial nos muestra la potencia que una grapa puede tener cuando los autores sacan el máximo partido de sus virtudes, ofreciendo una historia tremendamente satisfactoria, dentro de su sencillez.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

GUARDIANES DE LA GALAXIA 10, de Al Ewing, Juann Cabal y Federico Blee

10. Creo que tenía ese disco.

Cruce con Rey de Negro. ¿Los Guardianes… purgados? Knull y sus dragones están purgando mundos enteros. Spartax es su siguiente objetivo, pero los Guardianes no pueden salvar el planeta ellos solos. Es un buen día para el regreso de Starlord.

Si tengo que ponerle un adjetivo a este comic de los Guardianes de la Galaxia, sería PERSONALIDAD. Estos Guardianes molan mucho y me han traído a un Nova que me interesa por primera vez desde ¿siempre? Tras el número anterior en el que Starlord volvía de entre los muertos de forma magistral, en este veremos la defensa de Spartax de la amenaza de Knull, un número que vuelve a dejarnos en lo más alto con los varios momentazos cuando Starlord ponga sus habilidades al máximo. Otro detalle muy chulo de este comic es la forma en que Ewing plantea esta aventura como una historia autoconclusiva que deja una sensación super satisfactoria aún planteando tramas abiertas que sean exploradas en el próximo número. Con lo cara que es nuestra afición comiquera, me gusta como los escritores plantean sus historias de forma que satisfagan y a la vez te dejen con ganas de volver a por más el mes que viene.

Juann Cabal con colores de Federico Blee tienen que dar gracias a Al Ewing por la forma en que plantea elementos para su lucimiento. Pero una cosa es tener una historia potente, y otra es que los artistas lo aprovechen. Y Cabal y Blee se lucen, no sólo en lo relativo a la planificación de página y colores como si estuviéramos mirando al sol, sino transmitiendo personalidad y carisma a cada momento y a cada personaje.

Guardianes de la galaxia me encanta. No podía estar más contento con Al Ewing y Cabal con el entretenimiento que nos ofrecen a los lectores mes tras mes.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

SWORD 2, de Al Ewing, Valerio Schiti y Marte Gracia

Cruce con Rey de Negro. La estación de SWORD, envuelta en una crisis planetaria por la que Krakoa entra en batalla con el Rey de Negro. Mientras una división del equipo se enfrenta a dragones venidos del espacio, Abigail Brand se prepara para una operación que sólo puede hacer ella. Además, ¿qué es el Protocolo V?

Comenté el mes pasado que me había gustado el primer número de SWORD, aún siendo una mera presentación de los personajes y la ambientación. En este número y a pesar de ser un fill-in de un evento, Ewing lo aprovecha para una aventura estupenda que empieza a justificar el porqué de la elección de varios personajes dentro de este grupo, dejándonos además con un cliffhanger sensacional que obliga a la compra del siguiente número, algo en lo que Ewing es un maestro.

La historia de Ewing va orientada completamente a la acción, y en este sentido Valerio Schiti lo aprovecha para lucirse, confirmándose como uno de los mejores dibujantes “widescreen” de la Marvel actual. Junto a Schiti, hay que destacar a espectacular Marte Gracia con los colores, que añade una épica y una espectacularidad tremenda.

SWORD pinta a que va a ser un complemento perfecto ahora que Ewing se ha hecho con el control de la franquicia galáctica de Marvel, y estoy seguro que nos va a dar muchos momentos de gloria.

PUNTUACIÓN: 7/10

En resumen,

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de El Rey de Negro 2, Veneno 29 y Salvajes Vengadores 17 (Marvel Comics – Panini)

El evento Rey de Negro centrado en la franquicia de Veneno y que se ha expandido a todo el Universo Marvel continúa este mes de mayo. Voy a comentar mis impresiones de los comics centrales del evento, y del estupendo Salvajes Vengadores de este mes que conecta con él.

REY DE NEGRO 2, de Donny Cates, Ryan Stegman, J.P. Mayer y Frank Martin

Los héroes del Universo Marvel se tambalean. Superados en armas y efectivos, pero todavía en pie, se unen y se enfrentan a Knull, el Dios del Abismo, capaz de atrapar a todo el planeta con su reinado de oscuridad. Todo el Universo Marvel está en juego en esta epopeya devastadora.

Este número contiene los números 2 y 3 USA.

Tras la sorpresa del número inicial y la caída más larga de la historia del comic, sorprende ver la forma en que el evento vira narrativamente y pone el foco en Tony Stark, Reed Richards, Thor y, sobre todo, en Dylan Brock, el hijo de Eddie cuyos poderes pueden tener la clave para derrotar a Knull. Estos dos comics USA están repletos de momentazos y me flipa con el cliffhanger del final del número 3 USA, que conecta con otros comics de la etapa de Cates en la vertiente galáctica del Universo Marvel, lo cual promete un montón de emociones fuertes de cara al final el mes que viene.

El dibujo de Ryan Stegman, con entintado de J.P. Mayer y colore de Frank Martin está bien como siempre, aunque quizá hay algunas páginas de combate que están quizá un poco más emborronadas de lo que hubiera sido deseable para poder ver bien los momentazos que está contando. En todo caso, su estilo va perfecto con el tipo de historia oscura que trae consigo la llegada de Knull a la Tierra.

Dentro que Rey de Negro me está gustando, si tengo que buscarle un pero sería precisamente a la propia periodicidad y al hecho que en tres números, dos meses, vamos a tener finiquitado el evento y pasaremos a la próxima amenaza más grande que la vida. Por un lado agradezco que en poco tiempo podamos tener toda la historia y disfrutarla en su totalidad. Pero por otro lado, al acabar todo tan rápido, la sensación es quizá de intrascendencia ya que Nueva York va a volver a la normalidad en nada como si esta invasión nunca hubiera tenido lugar. Esta Marvel me está transmitiendo las mismas sensaciones que Netflix, que nos inunda de contenidos nuevos todas las semanas y aunque te tiene entretenido, en algunos casos terminas con sensación que la cosa tampoco estuvo tan bien. Aunque no acabas de darte cuenta porque inmediatamente empieza el siguiente fin de semana y ya tienen el porrón de nuevos estrenos. No es tan mala la sensación con Marvel, pero en parte sí creo que esta política de eventos sucesivos busca lo mismo que Netflix.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

VENENO 29, de Donny Cates, Iban Coello y Jesús Aburtov

Cruce con Rey de Negro. Presencia con nosotros la llegada de Knull. Eddie Brock está a punto de enfrentarse al mayor desafío que ha tenido lugar en su larga trayectoria. Pero esta vez no se encuentra solo.

Este número contiene los números 32 y 33 USA.

Si Rey de Negro nos trae la acción más grande que la vida en Nueva York con los principales héroes del Universo Marvel, Veneno se encarga del punto de vista de Eddie Brock mientras vive su propia aventura en otro lugar que no comento para no caer en spoilers. Y estos dos números están llenos de sorpresas y sobre todo una aparición sorpresa super estelar que me emocionó. La ventaja de estar Cates a cargo de ambos comics es que se nota como todo está planificado al milímetro y permite que elementos de Rey de Negro influyan en este comic en los momentos clave, de forma que todo encaja a la perfección.

Si la historia de Cates está chula, aún mejor me ha parecido el dibujo de Iban Coello, con colores de Jesús Aburtov. El año pasado pensaba en Coello como el sustituto y pensaba en él como el fill-in que no iguala al artista titular, pero su evolución y su salto de calidad en estos meses ha sido bestial, hasta el punto que hay páginas en estos dos números que superan de hecho el dibujo de Stegman en el comic central del evento. A este paso, Marvel debería empezar a pensar en Coello para dibujar una serie principal de su catálogo. Teniendo en cuenta que forma parte de la última hornada de “Stormbreakers”, creo que ya tienen claro su potencial.

Se me hace raro pensar que está a punto de finalizar la etapa de Cates y Stegman en Veneno. De hecho, convirtieron un personaje antipático en una de las principales lecturas de cada mes. Habrá que disfrutar estos dos meses que restan.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

SALVAJES VENGADORES 17, de Gerry Duggan, Kev Walker y Java Tartaglia

Cruce con Rey de Negro. Con “Cielos negros”, primera parte. Conan entra con Masacre en la prisión de Ryker. Los dos guerreros luchan unidos contra los simbiontes de Knull, al tiempo que Conan hace un descubrimiento que podría ayudarlo contra Kulan Gath.

Este número contiene el número 17 USA.

Tengo que reconocer que me encanta Salvajes Vengadores y la opción que este comic nos da de ver a Conan viviendo aventuras en el Universo Marvel e interactuando con todos sus personajes. El comic de Gerry Duggan ha tenido siempre claro el tipo de entretenimiento que esperamos sus lectores y nos lo da sobradamente mes tras mes. Una vez dicho esto y reconociendo que el título “Salvajes Vengadores” no es el más adecuado, la verdad es que este número de mayo con un tie-in con Rey de Negro me ha flipado muchísimo. De hecho, sólo por el momentazo a costa de Deadpool que vemos en este número, casi compensa pagar el precio de portada. Si alguna vez alguien hace un top-5 de momentos gores y salvajemente divertidos del personajes, creo que estas páginas van a estar sin duda muy arriba.

Kev Walker es un dibujante de gran experiencia cuyo estilo siempre me ha transmitido un toque irónico que le hace perfecto para historias con un punto humorístico. El momentazo en cuestión está maravillosamente dibujado por Walker, que en este número tiene colores de Java Tartaglia, unas páginas hipnóticas que me recuerdan los accidentes de tráfico y como aún sabiendo que no debes mirar, te quedas enganchado al caos que tienes delante.

Salvajes Vengadores no me cambia la vida ni es un comic que dejará huella cuando acabe. Pero sí nos da justo lo que promete y me lo paso genial todos los meses leyéndolo. No me hace falta mas.

PUNTUACIÓN: 7/10

En resumen, Rey de Negro me está resultando una historia super entretenida que va al grano y que ya se dirige hacia el final, algo que veremos el mes que viene. Tengo que reconocer que Marvel me ha acertado con los últimos eventos: La Guerra de los Mundos (Thor), Imperio (Vengadores y 4F), X de Espadas (Mutantes) y ahora, este centrado en Veneno. Si mantienen este nivel, me van a mantener muy satisfecho limitando mis compras a los comics que ya compraba reviamente.

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Península de Yeon Sang-ho

Me gustó mucho Train to Busan (2016), del director coreano Yeon Sang-ho. Por eso le tenía muchas ganas a Península, su última película ambientada en el mismo mundo asolado por un estallido zombie. Y a pesar de tener detalles muy chulos, la película reconozco que me ha decepcionado.

PUNTUACIÓN: 6/10

Cuatro años después de la epidemia zombi, Corea sigue infestada de monstruos y el soldado Jung-seok, que escapó del país, se ve obligado a regresar a Seúl para recuperar un objeto valioso. Allí descubre que hay, todavía, personas sanas en la ciudad. Continuación de la aclamada película de zombis “Train to Busan”. (FILMAFFINITY)

Yeon Sang-ho (1978) es un director y escritor surcoreano que empezó en el mundo de la animación con películas como The King of Pigs (2011) y The Fake (2013). Consiguió el reconocimiento a nivel mundial gracias a su ópera prima en imagen real, la notable Train to Busan (2016). Peninsula (2020) es su última película, no tanto una continuación de Train to Busan como una nueva historia ambientada en el mismo universo.

Yeon Sang-ho dirige y escribió además el guión junto a Ryu Yong-jae. Península cuenta con fotografía de Lee Hyung-deok, música de Young-gyu Jang y montaje de Yang Jin-mo. Con un presupuesto de 16 millones de dólares que lucen de maravilla en pantalla, la película ha recaudado más de 40 en todo el mundo, confirmando el éxito internacional del cine coreano en el cine de género.

La película está protagonizada por Gang Dong-won como Jung-seok, un ex capitán de Corea del Sur, que se siente culpable por no salvar a su sobrino y hermana cuando empezó el estallido zombie. Lee Jung-hyun es Min-jung, una mujer que se quedó atrapada en Corea con sus hijas Joon (Lee Re) y Yu-jin (Lee Ye-won) y su padre, Kim (Kwon Hae-hyo) un anciano medio loco obsesionado con contactar por radio con el exterior para intentar que rescaten a su familia.

Empezando con mi valoración de la película, visualmente Península me ha gustado y tiene un montón de momentazos. Empezando por la sensación de escala y la forma en la que vemos Seúl destruida tras cuatro años del estallido zombi. Entiendo que la mayoría deben ser planos digitales que han transformado imágenes reales de Seúl, pero la verdad es que quedan estupendamente bien. Otro detalle chulo son las escenas nocturnas y algunas persecuciones de coches que no me las esperaba para nada en medio de una película de este género con la ciudad desolada y que me han dado unos momentos chulísimos, quizá precisamente por lo inesperado.

El guión aporta el detalle interesante de hacer a los zombis casi ciegos en la oscuridad, activándose sobre todo por el sonido, lo que sirve para abrir unas posibilidades nuevas para el cine de zombies. En este sentido, el guión, sobre el que luego comentaré más extensamente, me parece funcional con lo que se espera en una película de este tipo, para conseguir que la acción se mueva de un set de acción al siguiente. En todo caso, el elemento que los humanos son realmente sus peores enemigos debido a su egoismo y actitud traicionera siempre me gusta y está bien.

En general, me ha parecido que Península no es una película de terror sino más bien una aventura con zombis. De hecho, diría que la película es PG13, porque la dirección evita en todo momento los momentos gores o la violencia explícita, además de los típicos sustos con zombies saltando sobre alguien justo al girar la esquina. Sobre lo primero, no negaré que queda raro aunque no es inusual en el cine asiático de zombies, sobre lo segundo la verdad es que casi lo agradezco.

Antes de entrar en los elementos negativos, debo reconocer que el hype probablemente haya jugado en mi contra. Península es otra de las muchas películas que han sufrido por el COVID y vieron retrasado su estreno. Eso y el hecho que durante el confinamiento volviera a ver Train to Busan hizo que tuviera muchas ganas de ver esta película aún sabiendo que más que continuación se trataba de una historia diferente ambientada en el mismo mundo. Y ya había leído algún comentario sobre que no era demasiado buena, pero lo que seguro no me esperaba era la sensación de estar viendo un videojuego. Uno no muy bueno…

Acepto que al ser una película coreana, el guión en lo relativo a los personajes sea ultra básico y bordeando todo la comedia involuntaria, ya que mi sensibilidad no es la misma que la del público asiático. Sobre eso no tengo demasiada queja, sabía a lo que venía. Sin embargo, más allá de este detalle, lo cierto es que la historia es una locura que si, ya sabemos que no hay que tomarse demasiado en serio, pero no hay por donde cogerla.

Sobre todo me chirría que en todo momento veamos una avenida vacía y literalmente segundos después hayan cientos, ¡no, miles! De zombis, cumpliéndose el viejo “más no siempre es mejor”. Unos zombis CGI que quedan super falsos y nunca llegan a transmitir amenaza porque no te los acabas de creer. Esto me rompe en muchos momentos, porque como comentaba antes hay más sensación de videojuego over-the-top que de película dramática, lo cual es el principal pero de la película sobre todo si la comparamos con su predecesora.

El detalle de los zombis casi ciegos comentaba que era chulo a priori, pero choca con dos hechos graves como son el que por un lado los humanos estén en una base armando un escándalo increíble que provocaría la llegada de olas de zombies, cosa que no pasa, y por otro que en los momentos de los focos en el climax final queda super chulo visualmente pero sea todo más bien absurdo. Tampoco me cuadra la incoherencia espacial constante, ya que nunca acabas de saber donde están los personajes, donde están los zombis y como se mueven unos y otros para estar a punto de ser pillados o totalmente solos justo a continuación.

Hablando de los humanos, acepto de dentro de los clichés del género debe haber una tribu “salvaje” de humanos, pero estos es que estos son más bien tontos y ridículos. Otro tema que no se si es bueno o malo es que no hay giro o sorpresa en ningún momento. Todo se mueve por lo esperable de principio a fin. Agradezco en todo caso que el director no intentara copiar su propia fórmula de Train to Busan y optara por otro tipo de historia y sensibilidad, pero igual en este caso diferente frente a lo anterior no significa mejor.

Además, por cada detalle visual chulo o muy chulo en una escena, hay varios CGIs terribles a nivel del ZSJL que puedo aceptar en una Play 2, pero no en una película como esta. En especial, las escenas de “mareas” de zombies hacían saltar mi suspensión de credulidad por culpa de del CGI, pero también por la decisión de acelerarlas, lo cual aún pareció que hizo que todo pinte peor.

Y hablando del ZSJL, me ha parecido super curioso que el argumento de Península sea exactamente el mismo que el de Army of the Dead, con dos equipos entrando en una zona caliente para hacerse con un botín aprovechando que se supone no debe haber supervivientes humanos en la zona. En todo caso, no tengo duda que más allá de esta premisa básica, ambas van a ser completamente diferentes.

Península me ha decepcionado. Las cosas como son. En todo caso, tener una excusa para volver al cine siempre es una buena noticia.

Comparto el trailer de la película:

Península ha sido razonablemente entretenida, pero entra de lleno en la categoría de “sin más” y película que no volvería a ver, hasta el punto de sentirla como una pequeña decepción.

PUNTUACIÓN: 6/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Crononautas Libro 2 de Mark Millar y Eric Canete

Crononautas 2 de Mark Millar, publicado por Panini, nos devuelve las locas aventuras a través del tiempo de la pareja protagonista con un buenísimo dibujo de Eric Canete. Un comic que en mi opinión nos muestra la versión buena de Millar.

PUNTUACIÓN: 7/10

¡Los chicos han vuelto! Viajeros en el tiempo, mejores amigos… Corbin y Danny intentaron conquistar el futuro en su anterior aventura. Después de que su última misión salga mal, un rostro del pasado aparece para proponerles una tarea única y siniestra.

Mark Millar (The Migic Order, Civil War) y Eric Canete (Iron Man, Spiderman) nos deleitan con la secuela del viaje en el tiempo que todos estábamos esperando.

Este volumen recopila la miniserie Chrononauts: Futureshock 1-4 USA.

Es curioso que con Mark Millar siempre te quedas con la sensación que escribe con el piloto automático pendiente de cubrir todos los tópicos del género en cuestión. En relación a Crononautas, el primer volumen con dibujo de Sean Murphy fue una aventura ligera super pasada de rosca en la que Murphy pudo dibujar todo tipo de locuras históricas sin más justificación que “me apetece”. Para este segundo volumen, Millar tira de manual y hace lo obvio, si en un volumen fuimos al pasado, a muchos pasados, en este segundo ¿por qué no ir al futuro? Y la verdad es que aparte de algunos puntazos marca de la casa, tooooda la historia se mueve por los parámetros esperables de este tipo de historias. Que prefiero no explicitar por los spoilers pero que estoy seguro que vosotros pensaríais los mismos que yo.

Sin embargo, siendo cierto todo lo anterior, lo cierto es que Crononautas es super divertido y cumple más que de sobra el objetivo de entretenimiento. La acción mola, los giros están bien construidos y Millar añade con oficio unos detalles personales que hacen que las apuestas nunca hayan sido mayores para la pareja protagonista formada por Corbin y Danny.

Parte del éxito de este comic la tiene el dibujante Eric Canete que cuenta con colores de Giovanna Niro. Lo cierto es que sobre todo en las expresiones faciales Canete tiene un feeling a lo Sean Murphy que entiendo fue buscado por Millar para que no hubiera un salto demasiado grande entre el primer volumen y este. Pero unido a esto, Canete muestra un estupendo sentido del ritmo y una fluidez narrativa genial, consiguiendo que la historia se cuente sola casi sin necesidad de textos en las viñetas.

Las escenas de acción molan mucho y los momentos emocionales también me funcionan gracias a un dibujo al que le veo una gran personalidad, hasta el punto que Canete hace suyo este volumen y no echas de menos a Murphy en ningún momento. Dicho esto, hay que reconocer que Millar dio rienda suelta a Murphy para que se luciera en su primer volumen, permitiéndole dibujar todo tipo de localizaciones históricas por todo el mundo que hacía que el comic fuera una caña total. Sin embargo, en este sentido, el futuro acaba siendo muy más aséptico y neutro, de forma que Canete no tiene las mismas posibilidades de poder desatar toda su creatividad ni lucirse igual que Murphy.

Crononautas nunca fue sesuda, siempre ha sido un blockbuster palomitero de acción con locuras varias mientras los protagonistas viajan por el tiempo. Puede que este segundo volumen en parte sea más de lo mismo, pero Millar y Canete saben dar un cierre emotivo y satisfactorio a la historia que a mi me vale.

Comparto algunas páginas de este comic:

Crononautas es un ejemplo del Millar “bueno” que ofrece un más que buen entretenimiento. Sabiendo donde te metes, la diversión está más que asegurada.

PUNTUACIÓN: 7/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!