Archivo de la etiqueta: Crítica

Crítica de Giant Days vol. 6 de John Allison y Max Sarin (Fandogamia)

Llevaba varios meses de parón, pero he disfrutado un montón con la lectura del sexto volumen de Giant Days, el comic de John Allison dibujado por Max Sarin, con entintado de Liz Fleming y color de Whitney Cogar, publicado por Fandogamia.

PUNTUACIÓN: 7/10

Empieza el segundo año y Daisy, Susan y Esther han llevado su amistad a un nuevo nivel al mudarse a su propia casa fuera del campus, pero la entrega de llaves viene acompañada de nuevas responsabilidades. La aparición indeseada de pretendientes, un robo y el hecho de que Susan viva a solo unas manzanas de distancia de su exnovio McGraw han hecho parecer buenos los viejos dormitorios. Las chicas se llevarán una dosis de realidad cuando aprendan que los adultos hacen más que pagar el alquiler…

Escrito por John Allison e ilustrado por las artistas Max Sarin y Liz Fleming, se os da la bienvenida al segundo año de universidad en el volumen 6 de Giant Days, con los dos PREMIAZOS EISNER que se han llevado por el camino durante 2019 a MEJOR SERIE REGULAR y MEJOR CÓMIC DE HUMOR.

Este sexto volumen contiene los números 21 a 24 USA.

Giant days es un comic fantástico. Las peripecias de Susan, Esther y Daisy mientras estudian en la universidad de Sheffield me parecen una delicia. Más aún, me hacen sentir como si yo también estuviera allí con ellas viviendo estas aventuras, casi como si volviera a tener 19 años. La mezcla de slice of life con comedia, no de carcajadas sino de situaciones realmente divertidas, ofrece unas historias que son un amor y que te dejan siempre con buen sabor de boca. Es genial leer unas aventuras con este feel-good y esta personalidad, en este caso mientras las chicas descubren el maravilloso mundo de las casas de alquiler frente a la vida en la residencia de estudiantes.

Junto a la historia de Allison, tengo muy claro que una parte fundamental del éxito de Giant Days es el maravilloso dibujo de Max Sarin con entintado de Liz Fleming y color de Whitney Cogar. De hecho, la diferencia respecto al segundo volumen que no lo dibujó ella es notable. Sarin domina el elemento cartoon y consigue crear a unas chicas que son un amor siendo cada una super diferente a las demás. Sus figuras tienen una personalidad bestial, no sólo las caras, sino también las manos y su mecánica corporal que las hace reconocibles incluso sin ver la cara del personaje que en ese momento está en la viñeta. La verdad es que estoy disfrutando un montón con este comic y con el apartado artístico.

Por ponerle un pero a un comic que me gusta mucho, encuentro que las peripecias de este sexto volumen son menos divertidas que las de los volúmenes anteriores. Está guay conocer al padre de Susan o a la novia de Esther, pero de alguna manera al tratarse de los números 21 a 24 de esta colección, es normal que el comic haya perdido cierta frescura respecto a los primeros tomos. Dentro que es un comic que me gusta mucho y me deja siempre con una sonrisa en la cara.

Comparto las primeras páginas de este comic:

Giant Days tiene la enorme virtud de alegrarme el espíritu con cada nuevo volumen que leo. Una gozada que espero seguir leyendo a medida que vayamos comprando los siguientes volúmenes.

PUNTUACIÓN: 7/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica The Bunker vol. 4 de Joshua Hale Fialkov y Joe Infurnari (Oni Press)

Termina The Bunker, el comic de ciencia ficción editado por Oni Press a cargo de Joshua Hale Fialkox y Joe Infurnari, con color en este cuarto volumen de Gonzalo Duarte. Y tengo que reconocer que no me ha gustado el final.

PUNTUACIÓN: 4.5/10

A medida que la estrella política de Grady Potts asciende, Daniel finalmente se da cuenta de lo que debe hacer para asegurarse de no envenenar a la población mundial, y no es nada agradable. Natasha está presente -en realidad, ambas Natashas lo están- pero las consecuencias de sus acciones pueden cambiar el futuro para mal. Heidi sigue encarcelada, pero al igual que Billy, tiene un defensor en el exterior. En este explosivo volumen final de la aclamada serie, se decidirá el destino del mundo.

Este cuarto y último volumen de The Bunker contiene los números 15 a 19 USA, publicados por Oni Press en 2017.

Junto a mi hermano Fernando, estamos siempre a la búsqueda de nuevas lecturas que resulten interesantes y sorprendentes. En este sentido, la premisa básica de este comic de cinco jóvenes que descubren en un bunker cartas de sus yo futuros en el que les advierten de cosas que tienen que hacer si quieren evitar el fin de la humanidad no podía resultar más interesante a priori. Lo malo es que una vez acabamos de leer la historia, tengo que reconocer que NO hemos acertado con este comic. 

Antes de The Bunker, la verdad es que me habían gustado todos los comics de Joshua Hale Fialkov que había leído empezando por Yo, Vampiro en DC, así como sus comics de creación propia Elk´s Run, Tumor y Echoes. Sin embargo, The Bunker acaba resultando un fail como una casa. La premisa inicial no acaba de ser llevada a terrenos interesantes y la conclusión que conocemos en este tomo no puede ser más anticlimática y decepcionante, siendo un «porque si» tremendo que decide terminar en este momento como podría haberlo hecho cinco minutos antes o después.

En la ejecución de este final, me llama sobre todo el ritmo lentísimo que imprime, hasta el punto que utiliza el número 15 para narrar una conversación de dos personajes que ni siquiera es tan interesante para comenzar. Si la lectura en tomo ha sido floja, ni me imagino lo que debió ser para los lectores que compraron las grapas en su momento. Hasta ahora estaba dando el beneficio de la duda a una historia que era sólo correcta, pero claramente Fialkov no ha estado a la altura de las posibilidades que su interesante premisa planteaba al inicio de la colección.

El dibujo de Joe Infurnari en este volumen cuenta con color de Gonzalo Duarte. Y globalmente mantiene los pros pero sobre todo los contras que he encontrado en volúmenes anteriores, que sobre todo se podrían resumir en que hace farragosa e incómoda la lectura. A la falta absoluta de fondos y una elección cromática que convierte el comic en más gris que lo que ya es la historia, hay que sumar un cuestionable trabajo a la hora de dibujar a los protagonistas, de forma que varios de ellos se confunden constantemente durante la lectura. De hecho, en la historia encontrados que DOS personas han viajado al pasado (nuestro presente) y en muchos momentos es imposible saber si estamos viendo al yo joven o el adulto.

La principal y casi única obligación del dibujante es contar la historia de una forma que sea entendible para el lector, ayudando a que el lector se vea enganchado por el comic y quiera seguir leyendo. Lamento decir que Infurnari en ese sentido NO ha cumplido con su obligación, lo peor que le puede pasar a un artista de este medio, algo que hace que The Bunker haya resultado una lectura decepcionante e insatisfactoria.

Comparto las primeras páginas de este voumen:

The Bunker termina de forma anticlimática y decepcionante. Un comic que NO te recomiendo su lectura, las cosas como son

PUNTUACIÓN: 4.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de The Guardians of the Galaxy Holiday Special (Disney+)

Tras el éxito del especial de Halloween protagonizado por El Hombre-Lobo de Marvel, Disney+ acaba de estrenar de la mano de James Gunn un especial Navidad protagonizado por los Guardianes de la Galaxia que nos trae el espíritu navideño perfecto para estas fechas.

PUNTUACIÓN: 8/10

Los Guardianes de la Galaxia celebran la Navidad y se dirigen a la Tierra para encontrar a Peter Quill el mejor regalo.

En diciembre de 2020, Kevin Feige anunció The Guardians of the Galaxy Holiday Special, un especial de televisión con los Guardianes de la Galaxia que sería escrito y dirigido por James Gunn, guionista y director de las películas de Guardianes de la Galaxia. Este especial Navidad fue concebido originalmente por Gunn durante la producción de Guardianes de la Galaxia Vol. 2 (2017), declarándose Gunn fan del concepto de Holiday Specials que por ejemplo existieron en su día de Star Wars (1978) y que son super habituales en la televisión americana. Desde su concepción, quedaba claro que este especial iba a formar parte del MCU, lo cual añadía un elemento adicional de interés a este especial. Aparte que sirve de anticipo ante el estreno de Guardianes de la Galaxia Vol. 3 el próximo mes de mayo de 2023, sobre todo teniendo en cuenta que Guardianes de la Galaxia Vol. 2 se estrenó en 2017, y el cameo de estos personajes en Thor Love and Thunder supo a muy poco.

Gunn dirige, produce y escribe el guion de este especial de apenas 44 minutos de duración, que cuenta con fotografía Henry Braham, montaje Greg D’Auria y música de John Murphy. Además, Gunn colaboró con la banda The Old 97’s para la canción «I Don’t Know What Christmas Is (But Christmastime Is Here)» que aparece en este especial interpretada por ellos mismos en el especial.

En este especial encontramos el retorno de Chris Pratt como Peter Quill / Star-Lord, Dave Bautista como Drax el Destructor, Karen Gillan como Nebula, Pom Klementieff como Mantis, Bradley Cooper como Rocket, Sean Gunn como Kraglin Obfonteri, Michael Rooker como Yondu y Maria Bakalova como Cosmo el Perro Espacial. A todos ellos hay que sumar el estreno de Kevin Bacon en el MCU, interpretando a una versión ficticia de sí mismo, que es un héroe para Quill y, en consecuencia, es perseguido por los otros Guardianes.

Los especiales navidad son un clásico en la televisión americana, y James Gunn se nota que es fan de algunos de ellos. Este de los Guardianes de la Galaxia me ha parecido perfecto, con el corazón en el sitio adecuado, momentos super emocionantes, mucho humor y algunos momentos tontos que funcionan porque conectan completamente con el espíritu de las películas previas. Me veo viendo este especial con mi hijo todos los años, la verdad.

Al tratarse de menos de un especial 45 minutos realmente no puede esperarse algo complejo ni falta que hace, porque el mensaje de que la familia es el mejor regalo que puede hacerse es super emocionante, además que está bien hacer alguna tontería de vez en cuando si se hacen para ayudar a aquellos que quieres. Con este objetivo, que los verdaderos protagonistas del especial sean Mantis y Drax es perfecto para conseguir este objetivo, y en este sentido me ha encantado el corazón que Pom Klementieff añade a todo el especial. Ella es la verdadera all-star de este especial, y como ya vimos en el Vol. 2, su química con Dave Bautista es maravillosa. Sus escenas en la Tierra intentando encontrar a Kavin Bacon, por ejemplo en el Teatro Chino de Los Angeles, son super divertidas y dotan al especial de la ligereza perfecta que también se espera de algo así. Y a todo esto, su final con Peter es de los momentos grandes que quedarán en nuestra memoria para siempre.

Este especial no podría funcionar sin Kevin Bacon y se nota que se lo ha pasado genial rodando este especial y aceptando las tonterías que el especial incluye en relación a su figura, que suma al conjunto para conseguir el perfecto espíritu navideño. Él, sumado a Chris Pratt, Karen Gillan, Sean Gunn o Bradley Cooper en la voz de Rocket me parece que están geniales.

A todo lo anterior hay que sumarle una estupenda banda sonora navideña, algo esperable al ser un especial creado por James Gunn, incluyendo las canciones creadas por Gunn con The Old 97’s. La canción que estos cantan con Kevin Bacon está genial. Y junto a todo ello, la parte ambientada en el pasado de Peter Quill junto a Kraglyn y Yondu planteada con animación contiene unos momentos super emocionantes que son la guinda del pastel y añaden un detalle a la relación que tenían Peter y Yondu que casi hizo que brotaran unas lagrimitas.

Estoy viendo el especial por segunda vez mientras escribo estas líneas y toda la parte final con el regalo a Peter en Sapiencial es una pasada, no se puede hacer mejor para dejarnos con el mejor espíritu navideño. Un especial que además sirve para abrirnos boca ante la tercera película del grupo que servirá para cerrar su trilogía y la participación de estos actores en el MCU. ¡Qué buenos son todos, cómo los vamos a recordar!!

Comparto el trailer de este especial:

The Guardians of the Galaxy Holiday Special es un estupendo cierre de la Fase 4 del MCU y el perfecto feel-good para estas fiestas. Una gozada super chula que os recomiendo completamente.

PUNTUACIÓN: 8/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Lobezno 21-24 de Benjamin Percy y Adam Kubert (Marvel Comics – Panini)

Termina el último arco de Lobezno que ha contado con Masacre de invitado especial, por cortesía de Benjamin Percy, Adam Kubert y Frank Martin, por lo que es buen momento para hacer una valoración a la colección de Logan.

PUNTUACIÓN: 5.5/10

¡El brutal regreso del mejor en lo que hace… con un inesperado compañero! Masacre era el rey de Staten Island. Ahora quiere convertirse en ciudadano honorífico de Krakoa. Lobezno sólo quiere que cierre la boca. Pero después de que Wade descubra un peligroso complot contra el paraíso mutante, Logan no tendrá más remedio que contar con su ayuda. 

Este arco de Lobezno se ha publicado en los números 20 a 23 USA,

Voy a haceros una confesión. Reconozco que el actual volumen de Lobezno me estaba resultando un comic muy entretenido, con unas aventuras con un dibujo top y unas tramas correctas, aunque reconociendo que Benjamin Percy en general no acababa de cerrar las historias como debería. Aunque a mi me entretenía, mi hermano Fernando comentaba que por él la hubiera dejado de comprar aprovechando las miniseries X Vidas de Lobezno / X Muertes de Lobezno. Sin embargo, yo prefería seguir a ver qué tal, y ahora tengo que reconocer que él tenía razón.

A priori, pensaba que tras los últimos dramas a través del tiempo, una aventura ligera de Logan con Masacre podía sentarle bien a una colección caracterizada por un tono más bien seriote. Recordando comic antiguos como el Cable & Deadpool, el contraste entre un héroe serio y estoico con el over-the-top Masacre podía ofrecer momentos geniales unido a acción a raudales. Pero en el arco recién finalizado Benjamin Percy ha traspasado todas las líneas rojas imaginables, y algunas que ni siquiera me había planteado, convirtiendo la colección en una parodia de si misma con la que no conecto nada de nada.

Más que un comic Marvel, este Lobezno parece un cartoon del correcaminos, con unos gags a costa de ver a Logan desmembrando a Deadpool que me parecen penosos. Han repetido tantas veces que Logan se cura pero que siente el dolor por el desgarro que provocan sus garras cuando salen de su antebrazo que no puedo entender la tortura a la que Logan somete a Wade durante el comic sin necesidad ninguna. Este no es el único elemento cartoon que encontramos en este comic, ya que hay unas persecuciones que parecen sacadas de Tom & Jerry y que no me pegan para nada con lo que debería ser una aventura ambientada en el universo Marvel. ¿El mundo al otro lado de tu ventana? Esto desde luego no.

Y para empeorarlo, el climax final incluye un intento de body-horror que me recordaba en parte a The Thing de John Carpenter, pero aplicada a Logan y Wade de una manera que resulta ridícula y penosa a la vez. En otras ocasiones he comentado que el gran problema de la Marvel actual en lo relativo a los mutantes de Krakoa (o los Eternos) era que las resurrecciones quitaban toda la tensión a las colecciones porque nada tenía repercusión. En el caso de Lobezno, hace muchos años que la cagaron cuando Marc Guggenheim hizo que Logan sobreviviera a una explosión nuclear y se curara casi inmediatamente. En ese sentido, Logan ya no es tan interesante como antaño, porque hace cualquier cosa sin preocuparse de las repercusiones, ampliado ahora con las resurrecciones de Krakoa. Si todo esto ya es malo, el final de este arco me parece penoso por partida doble. Por el lado de la forma en que usan los poderes de recuperación de Logan y Wade, y por el propio final de arco en el que tras cuatro grapas la historia termina con un no-final y una sensación de no haber contado nada que me ha fastidiado bastante.

Y esto es una pena, porque el dibujo de Adam Kubert con color de Frank Martin me parece super TOP. Sus páginas son super dinámicas, con Kubert luciéndose en la composición y en las splash-pages, además de transmitir perfectamente el humor inherente a Masacre. En meses anteriores comentaba que sólo el dibujo compensaba la compra, pero las locuras absurdas de Percy me han ido echando poco a poco de la colección. En todo caso, es evidente que Kubert está disfrutando de su etapa en esta colección, dado que le he visto super suelto durante todo el arco. Por el lado del dibujo no hay ningún problema, más bien al contrario, pero cuando la suspensión de credulidad salta por los aires, ya no hay nada que hacer.

Dado que se me llena la boca con aquello de «poner mi cartera donde pongo mis opiniones», no puedo en consciencia apoyar esta etapa durante más tiempo después del desastre creativo que acabo de leer en este último arco. Me sabe mal por el dibujo de Kubert, pero no tanto el saber que los próximos números son tie-ins del evento El día del juicio y no están dibujados por Kubert sino por Federico Vicentini. El baile de dibujantes sin duda pone las cosas más fáciles a la hora de abandonar un comic.

Comparto las primeras páginas del número 21 que inicia este arco:

Lobezno pero sobre todo Benjamin Percy han acabado con todo su crédito en apenas tres grapas, que han sido un WTF?! más otro con el que no he conectado. Creo que me quedo aquí.

PUNTUACIÓN: 5,5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Andor episodios 11 y 12 (Disney+)

Termina la primera temporada de Andor en Disney+ con dos últimos episodios que confirman que la última serie de Star Wars en imagen real ha ido de menos a más y me ha dejado con buen sabor de boca.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

De nuevo a la fuga tras su huida de la prisión en Narkina 5, Andor tiene que actuar antes de que sea tarde.

Estos dos últimos episodios han sido dirigidos por Benjamin Caron, director del séptimo episodio, y cuentan con guiones del creador de la serie Tony Gilroy.

En el reparto, Diego Luna es Cassian Andor, un ladrón cuyo planeta Kenari fue destruido por uno de los proyectos mineros del Imperio Galáctico que salió mal. Adria Arjona es Bix Caleen, la mecánica y traficante del mercado negro amiga de Andor. Kyle Soller hace de Syril Karn, subinspector de la Autoridad de Preox-Morlana (Pre-Mor). Stellan Skarsgård es Luthen Rael, el contacto de Bix que forma parte de la Alianza Rebelde. Genevieve O’Reilly interpreta a Mon Mothma, un miembro del Senado Imperial que intenta navegar por la política del Imperio mientras ayuda en secreto a fundar la Alianza Rebelde. Por último, Denise Gough interpreta a Dedra Meero, una supervisora de la Oficina de Seguridad Imperial.

Ahora que podemos valorar la primera temporada en Andor en su totalidad, la verdad es que a pesar de alguna cosa menos buena sobre lo que ya he hablado en las reseñas de los 3 arcos anteriores, el resultado global creo que es muy positivo. El climax de esta primera temporada se desplaza a Ferrix, con motivo del funeral de Maarva, la madre de Andor, confluyendo en su capital los principales personajes buscando encontrar a Andor, unos para detenerle e interrogarle, otros como Luthen para matarle.

Antes de eso, en el episodio 11 destaca un segundo cameo de Forest Whitaker retomando su papel de Saw Gerrera, el revolucionario aún más violento contra el imperio que los rebeldes. La escena que comparte con Stellan Skarsgård es genial porque ambos son grandes actores que se lucen en cada aparición. Y pone de relevancia los grises que Tony Gilroy ha querido que conozcamos de la Rebelión, rompiendo el concepto clave de Star Wars de la lucha del bien contra el mal. Al dejar morir al comando que se dirigen a una trampa, Luthen Rael mantiene el anonimato de su topo dentro de la inteligencia imperial y hace que el odio hacia el imperio crezca en numerosos sectores imperiales, lo que a la larga espera que sirve de chispa para la creación de grupos que se opongan al Imperio. Algo que es justo lo que Saw Guerrera quiere también.

Uno de los aspectos más destacados de Andor parte de la construcción de grandes sets como es el de la capital de Ferrix. La acción allí luce estupenda porque se siente real al haber sido rodada en una localización física concreta. Junto a esto, el funeral de Maarva se convierte en una olla a presión a punto de estallar, con una tensión bestial que me he encantado, al ver cómo el enfrentamiento de los manifestantes contra los imperiales es inevitable, y cuando eso pase habrán muchas muertes.

Una de las cosas que me han gustado de Andor es que pone de relevancia que la Rebelión en el mundo de Star Wars no fue un movimiento organizado desde arriba, sino que surgió a partir de muchas luchas concretas realizadas por personas y grupos aislados entre si con el único punto en común de rechazar la violencia que el Imperio estaba realizando en su planeta natal. Y precisamente que la gente despierte y se levante es lo que busca crear Luthen con sus acciones. Un Luthen que por cierto hay que decir que no llega a hacer nada realmente destacable en Ferrix, más allá de su ambigua sonrisa que sirve de cierre de esta temporada.

El punto de vista a pie de calle que plantea el creador de Andor Tony Gilroy la verdad es que funciona muy muy bien en el último episodio de esta primera temporada. Hay que reconocer también la labor del director de estos episodios Benjamin Caron, y en general de todos los que han trabajado en la producción de esta serie. Que una producción de Lucasfilm / Disney luzca excelente no debería ser noticia, pero en este caso el feeling real de los decorados y la producción en general le sienta de maravilla a la serie.

Una de las cosas que me parecen más problemáticas de Andor es la falta de carisma de Diego Luna, algo que no es problema de la serie en si al venir arrastrado desde Rogue One. Y dentro que esto se mantiene en este episodio, los momentos de dolor de Andor al descubrir que su madre adoptiva ha muerto en Ferrix me parecieron que estaban bien y que en eso Luna sí cumple con lo que se espera del protagonista de la serie. Sin embargo, si una conclusión queda tras esta primera temporada es que Andor en realidad es una serie coral en la que lo importante es mostrar «el nacimiento de la Rebelión», quedando él en segundo plano. De esta manera, si en el episodio 10 brillaron Andy Serkis y Stellan Skarsgård, en el climax de esta temporada vuelven a brillar otros personajes por encina del personaje titular teórico protagonista. Esto no es ni bueno ni malo (bueno, un poco malo si es), sino la constatación de cómo son las cosas.

Dentro de los potentes episodios finales, se confirma que las tramas de Coruscant han sido bastante bluffs, en especial todo lo referido a una Mon Mothma que ha sido lo más insípido e intrascendente de toda la serie. Si la idea de conocer el origen de la Rebelión resultaba interesante a priori, desde luego ver los problemas bancarios de Mothma han sido casi ridículos, verdaderos minutos de la basura de la serie. La serie termina arreglando ligeramente el arco del ex-agente de la Autoridad de Preox-Morlana Syril Karn al salvar a Dedra Meero, pero eso no evita que su arco en esta temporada mientras discutía con su madre en Coruscant haya sido también un fail total.

Tampoco el arco de Vel Sartha, la prima de Mon Mothma y líder rebelde que dirigió el robo en Aldhani, resulta nada interesante una vez vistos los últimos 6 episodios de la serie, lo que supone otra narrativa bastante fallida. Junto a esto, y entendiendo que si han construido un set de rodaje con la tienda de antigüedades propiedad de Luthen Rael tienen que plantear situaciones allí que justifiquen la inversión, hay que comentar que lo contado allí ha sido repetitivo y redundante.

Hay un elemento de fondo en Andor, y que ha provocado que muchos espectadores se hayan preguntado si esta serie de Disney+ es o no es una «buena serie de Star Wars». Reconociéndose casi unánimemente que se trata de una buena historia de ciencia ficción con toques de thriller, hay algo que no te acaba de cuadrar con Star Wars cuando tienes una historia en la que el 99.99% de los personajes son humanos sin apenas presencia alienígena, y en la que además las escenas espaciales están atronadoramente ausentes. Creo que es algo tan evidente que los creativos, quien sabe si por sugerencia de alguien de Lucasfilm, optaron por presentar en el undécimo episodio dos escenas que maquillen esto, al ver a dos habitantes de Narkina 5 cuando Andor y Melchi escapan de la prisión, y luego con la huida de Luthen de la nave imperial que intenta atraparle. El caso es que esta escena espacial está genial y tiene una tensión estupenda mientras Luthen espera que la nave cargue las contramedidas que le permitan escapar de los imperiales. Pero al final esta escena, que por otro lado sirvió para añadir fotogramas super potentes al trailer, sólo ha conseguido que se notara aún más lo que le ha faltado a la serie en su conjunto.

Porque a continuación en el climax final del último episodio la serie vuelve a su esencia «a pie de calle», planteando una acción en Ferrix completamente realizada por humanos, con una acción casi más esperable de Antidisturbios que de Star Wars, al ordenarse a los soldados imperiales detener una manifestación generada a partir del funeral por la muerte de Maarva. Y es cierto que la tensión que se genera en el episodio es genial y me ha gustado mucho, pero también es verdad que el feeling no acaba de cuadrarme. Dicho esto, viendo esto mismo con mentalidad de «vaso medio lleno», puede argumentarse que nos quejamos que Star Wars se convirtiera en un refrito que repetía esquemas ya vistos en la tercera trilogía. Que Lucasfilm se haya atrevido ha hacer algo diferente y original debería ser celebrado por los aficionados. Incluso reconociendo los elementos menos buenos, sinceramente creo que la sensación a nivel es super satisfactoria.

Hay otro tema de fondo, y es que Star Wars por definición es un universo creado para ser disfrutado por todo tipo de espectadores. Es conocido que George Lucas pensaba que el target de espectadores de la primera película eran los niños y jóvenes adolescentes. Algo, todo sea dicho, en lo que claramente Lucas se equivocaba, dado que la lucha del bien contra el mal tiene un atractivo universal. Puede decirse sin temor a equivocarse que al plantearse Andor como un entretenimiento «para adultos», han creado una serie que no va a conectar con los más jóvenes, y que es extraño que Lucasfilm de alguna manera aliene a una parte fundamental de su audiencia creando una serie que NO es para ellos.

En el caso concreto de mi familia, a mi hijo Andor le ha gustado pero sin más y a mi mujer no puede interesarle menos esta serie. Esto no es categoría de nada, pero si diría que ilustra que hay una parte de los espectadores mainstream que no son consumidores de ciencia ficción (y hay un montón, muchísima más gente de lo que pensamos) que jamás se van a plantear ver Andor por mucho que les digas que plantea «situaciones adultas», porque para ellos ¡SE TRATA DE STAR WARS! Y Star Wars es ciencia ficción y frikismo para niños (dicho por ellos, obviamente no opino igual), pero por mucho que la mona se vista de seda…

Estos intentos de Disney de atraer a un público diferente del consumidor habitual de Star Wars dentro de ser lógico desde un punto de vista de empresa no tengo claro que vaya a funcionar, empezando por el hecho que los suscriptores de Disney+ precisamente somos los fans de Star Wars, Marvel o el cine de animación. Puedo equivocarme, pero tengo bastante claro que ningún suscriptor de Filmax y consumidor de cine adulto se ha suscrito a Disney+ al escuchar que Andor es una serie con un target de espectador mayor de edad.

Y ya digo que Andor me ha gustado y veré seguro la segunda temporada, pero yo ya era público converso antes de empezar a ver esta serie, por lo que no tengo claro si Disney va a tener un éxito de audiencia con esta serie.

Comparto el teaser trailer de este episodio final de Andor:

Me ha gustado la primera temporada de Andor, y este final nos ha dejado con ganas de más. Así si.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!