Archivo de la etiqueta: reseña

Crítica de Outer Darkness / Chew de John Layman, Rob Guillory y Afu Chan (Image Comics)

Hoy quiero recomendar el crossover más inesperado y divertido hasta la fecha, al juntar el guionista John Layman a sus dos creaciones más recientes en el sello Image, la maravillosa Chew y la comedia espacial Outer Darkness, junto a sus dibujantes Rob Guillory y Afu Chan.

PUNTUACIÓN: 8/10

¡EL MEJOR CROSSOVER DE LA HISTORIA! Tony Chu es un policía moderno que obtiene impresiones psíquicas de lo que come. Joshua Rigg es un capitán de una nave estelar del siglo 28 que vuela a través de un espacio exterior lleno de demonios, monstruos y fantasmas. Suena como una receta perfecta para un crossover de cómics, ¿no? Bueno, tenga cuidado con lo que desea, porque CHEW / OUTER DARKNESS se está abriendo camino, reuniendo al equipo de CHEW ganador del Eisner, el escritor JOHN LAYMAN y el artista ROB GUILLORY, y el genio artístico residente habitual de OUTER DARKNESS, AFU CHAN!

Outer Darkess / Chew fue una miniserie de 3 números publicada por Image Comics entre marzo y junio de 2020. En España, Planeta publicó el primer volumen de Outer Darkness en 2020, pero con el cambio de derechos a favor de ECC Ediciones, de momento el segundo volumen de la serie permanece inédita, al igual que este crossover. Chew fue una serie de 60 números publicada entre 2009 y 2016 en Image, que Planeta publicó en su totalidad en 12 volúmenes.

Chew fue uno de los comics más imaginativos y divertidos del panorama comiquero USA de los últimos años. Sus personajes estrafalarios y situaciones loquísimas a partir de la comida fueron una maravilla durante varios años, hasta que la serie alcanzó su final. Siempre me digo que debería dedicarle un post a Chew, porque de verdad que el comic lo merece, y por un motivo u otro no encuentro el momento. Y esto que me pasa a mi en primera persona creo sirve para recalcar un problema que tiene el humor en general, y es lo poco valorado que está. Con el añadido de lo difícil que es hacer un comic de humor que sea realmente divertido con una historia potente que no sea una sucesión de gags aislados, algo que Chew consiguió durante años.

Tomando como premisa reirse un poco de Star Trek, Outer Darkness consiguió recuperar el humor gamberro pero inteligente de Chew con una premisa nueva con ilimitadas posibilidades, al mezclar la exploración espacial con los seres demoniacos y bastante mala baba. El primer volumen me resultó una pasada y me dejó con ganas de más. Sin embargo, de momento no sabemos si el volumen 2 llegará a publicarse en España, entre otros motivos, aparte de las ventas, por el cambio de derechos en España, que ahora pertenecen a ECC Ediciones. Uno de lo motivos de no comprar en su momento este Outer Darkness / Chew fue querer leerlo en el mismo orden en que se publicó en Estados Unidos. Que mi hermano Fernando encontrara este tomo a precio de saldo en Barcelona nos dió la ocasión perfecta para comprarlo y poder disfrutarlo, pero a la vez el propio hecho que la librería lo salde ya indica que no se ha vendido, lo cual es malo se mire como se mire.

Empezando a valorar este comic, lo primero y más importante es que este Outer Darkness / Chew me ha parecido un triunfo total, un comic divertidísimo que me ha tenido con la sonrisa en la cara de principio a fin. Las situaciones son super chulas y la forma en que resuelven que sea posible la reunión unos personajes separados por siglos y universos de distancia me ha parecido buenísima, con un giro antológico. Dentro del humor del trazo grueso general nadie está a salvo, ni siquiera los propios autores que son objeto de un cachondeo auto infligido buenísimo.

Otro detalle importante es que Layman y Guillory plantean una historia completamente reader-friendly que puede ser leída y disfrutada sin problemas aunque no se hayan leído los comics previos, ofreciendo la información suficiente para que un nuevo lector pueda disfrutarlo.

El dibujo de este Outer Darkness / Chew me parece maravilloso. El comic tiene elevadas dosis de gore y momentos sangrientos, y el estilo de Afu Chan y Rob Guillory encajan de maravilla y aportan el tono ligero, divertido y over-the-top que la historia necesita, consiguiendo que la lectura sea un placer.

El único problema que tiene este comic es que aunque la aventura es totalmente autónoma y autoconclusiva, obviamente para disfrutarla en toda su amplitud tienes que haber leído antes Chew y, sobre todo, Outer Darkness. Y al menos en lo referente a la segunda, creo que somos cuatro gatos los que la hemos disfrutado, la verdad. Diría que el precisamente el objetivo del crossover era dar a conocer Outer Darkness a lectores de Chew que no supieran que existía. Teniendo en cuenta que tras este comic NO se ha publicado de momento una tercera miniserie de Outer Darkness, diría que no tuvieron éxito. Qué pena.

Comparto las primeras páginas del comic:

Outer Darkness / Chew es un comic divertidísimo que merece ser descubierto por todo el mundo. Si te gusta la ciencia ficción y la comedia gamberra, vas a disfrutar mucho este comic.

PUNTUACIÓN: 8/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Ojo de Halcón episodio 3 (Disney+)

Llegamos al ecuador de Ojo de Halcón, la nueva serie de Marvel Studios para Disney+ protagonizada por Jeremy Renner y Haylee Steinfeld, y se confirma el concepto de aventura ligera apoyada en el carisma de los protagonistas.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Episodio 3. Ecos.

Tras escapar de otra amenaza, Clint y Kate unen fuerzas contra una conspiración cada vez mayor.

Jonathan Igla se mantiene como creador, productor ejecutivo y jefe de escritores de la serie, aunque este episodio ha sido guionizado por Katie Mathewson y Tanner Bean. Además, como ya comenté en mi reseña de los dos primeros episodios, tras Rhys Thomas, este episodio ha sido dirigido por Bert & Bertie, con una duración de 43 minutos, de momento el más corto de los tres emitidos.

Además de los omnipresentes Jeremy Renner y Haylee Steinfeld como los protagonistas Clint Barton y Kate Bishop, en este episodio asistimos a la presentación de Alaqua Cox como Maya López / Echo, la líder sorda de la mafia chandalera. Cox es una recién llegada al mundo de la interpretación y este es su primer papel importante, lo que significa llegar y besar el santo. Literalmente.

Empezando a valorar este tercer episodio de Ojo de Halcón, es curioso que comentaba en mi reseña anterior que dentro que los primeros episodios estuvieron chulos, les habían faltado alguna escena de acción potente. Y debía ser tan evidente incluido para los creativos de Marvel, que este tercer episodio realmente se resume en la acertada presentación de Maya López, la profundización de la relación entre Clint y Kate, y sobre todo, la estupenda escena de acción con la que prácticamente se abre el episodio. La escena con la huida de Clint y Kate de la mafia chandalera permite primero que flipemos con la habilidad de Clint con el arco, algo que todavía no habiamos visto en la serie, y una persecución por Nueva York con momentos realmente divertidos. Esta escena alargada realmente cubre un vacío que resultaba evidente, y muestra que Ojo de Halcón a priori NO va a ser una serie de grandes efectos especiales, sino de caracterización y aventura ligera, y a mi me vale.

Me ha gustado también la presentación de Maya / Echo. Para ser el primer papel profesional de Alaqua Cox muestra carisma en pantalla y te crees que sea un tía dura a pesar de su doble discapacidad, al ser sorda y tener un pie prostético. Otro elemento muy chulo es descubrir la relación que tiene Clint con el pasado de Maya, o más concretamente, la relación de Ronin con su familia. Saber por qué está buscando el traje de Ronin y, más concretamente, descubrir quien llevaba el traje en el pasado añade un elemento personal a todo que me parece que está super bien y nos muestra que los actos del pasado siempre tienen consecuencias que habrá que pagar en el presente. Esto confirma además una idea que se me planteó la semana pasada, y es que Clint necesita recuperar el traje de Ronin que creía perdido no sólo para que nadie lo utilice y se apropie de su identidad, sino porque tiene restos de su ADN y podría ser usado para identificarle como la persona que cometió todos los asesinatos como Ronin. De alguna forma, esto cambiaría el arco del Clint ya que realmente está buscando encubrir las pruebas del delito, cometidos en un momento de su vida del que no está nada orgulloso.

Y para terminar sobre Maya, la duda sobre la identidad del TIO de Maya, el verdadero jefe mafioso en la sombra, ha abierto un nuevo infierno de especulaciones en redes sociales ante la posibilidad que, como en los comics, Wilson Fisk (Kingpin) pueda hacer su presentación en el MCU en los próximos episodios. Incluso hay quien dice que la voz que se oye en la V.O. es la de Vincent d Onofrio, algo que yo no me atrevería a afirmar porque realmente casi no se le oye. Pero sin duda que añade un plus de interés para ver los próximos episodios. Por cierto, la posibilidad que Yelena Belova / Black Widow (Florence Pugh) aparezca en la serie cada vez parece más claro que de producirse, va a ser probablemente en alguna escena post-créditos final a modo de epílogo que abra la siguiente historia que contará el MCU.

Otra parte super importante del episodio que mola mucho es la visibilidad que da al mundo de la sordera. Todo lo relativo a Maya está genial, pero la parte en que a Clint se le rompe el audífono y tiene que ser ayudado por Kate, y sentimos la forma en que viven las personas con sordera, está contado de forma modélica, lo que me sugiere que habrán muchos niños y niñas con esta discapacidad que habrán tenido un subidón con este episodio al verse reflejados en estos personajes.

Y esto nos lleva a la clave de la serie, la relación de Kate y Clint y el carisma que comparten en pantalla Jeremy Renner y Haylee Steinfeld, que es sin duda lo que hace que todo funcione. Sus diálogos y la forma en que a pesar de ser muy diferentes acaban diciendo lo mismo, mostrando que son más parecidos de los que por ejemplo a Clint le gustaría, crean unas escenas que son todo corazón y que consiguen ganarme completamente.

Renner no es un tío super expresivo, pero el dolor ante la posibilidad de perderse las navidades con su familia se hace super palpable en este episodio, confirmando que se puede ser buen actor sin caer en el histrionismo. Y a la vez, transmite genial el peso que carga en su consciencia por los asesinatos que cometió como Ronin, lo que hace que no se considere alguien bueno que pueda ser un ejemplo para nadie. Dentro que estamos ante una serie de Disney+ para toda la familia, la serie deja caer este drama interior de Clint de forma muy acertada.

Junto a Renner, Steinfeld lo está bordando también. Su frescura y corazón me atrapa de principio a fin, y te alegras junto a ella cuando Clint le dice que es una arquera muy buena tras la persecución. En cuanto a personalidades Kate y Clint no podrían ser más diferentes, pero como en toda buddy-movie, esto es un plus que hace que todo funcione e interese a los espectadores.

Si esperas un espectáculo de efectos especiales o una historia de artes marciales tipo Shang-Chi (o The raid) con grandes coreografías de acción, está claro que esta serie no es para ti y te va a decepcionar. Pero en cuanto te dar cuenta que todo el concepto gira alrededor de la relación que se está creando entre Clint y Kate, creo que el objetivo de entretenimiento está más que conseguido. En mi caso, esta cualidad de «aventura ligera» no me supone ningún problema, ni tampoco el saber que en esta serie NO está en juego el destino del mundo, de Estados Unidos, ni siquiera de Nueva York. Y me vale.

Por cierto, dentro que el episodio nos deja con un buen cliffhanger, aunque no super impactante, en cierta forma me está dejando una sensación de «película ampliada» más que de serie de 6 episodios, ya que no llego a ver el cierre de un capítulo y el principio de otro, al ser todo lo mismo. Del mismo modo, el tono ciertamente es el de aventura con grandes dosis de humor, lo que hace que quizá le esté faltando un poco de tensión narrativa al conjunto. En todo caso, de momento creo que Ojo de Halcón me está ofreciendo un más que correcto entretenimiento del que no tengo realmente queja.

Comparto el teaser trailer de este tercer episodio:

De momento, muy satisfecho con la serie de Ojo de Halcón, esperemos que consigan mantener el nivel de personalidad y diversión que hemos tenido en estos tres primeros episodios.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Deadly Class Vol. 10 de Rick Remender y Wes Craig (Image Comics)

Vuelve Deadly Class, el comic de los jóvenes miembros de la escuela de asesinos, y Rick Remender y Wes Craig, con color de Lee Loughridge, nos tienen preparados un montón de sorpresas en este décimo volumen con el que he descubierto que nos acercamos al final de la serie.

PUNTUACIÓN: 7,5/10

Vol. 10. Salva a tu generación

¡Los estudiantes universitarios asesinos favoritos han vuelto! Es una nueva era, pero los viejos hábitos difícilmente mueren y los viejos rencores mueren aún más. ¿Podrán los niños con llave de una generación olvidada encontrar su lugar en un mundo que no puede entenderlos y no quiere intentarlo?

Este décimo volumen recopila los números 45-48 USA.

El retorno de Deadly Class más de un año después de la publicación de su noveno volumen sirve para recordarme que las historias tienen un comienzo pero también un final, y que está bien que Rick Remender sitúe la historia en la recta de meta de cara a un final que llegará en 2022 con el siguiente volumen.

Remender pega un salto temporal que me dejó muy loco al empezar a leer este volumen, unido al hecho que ¡hacía más de un año desde que leí el volumen anterior! Sin embargo, afortunadamente luego todo acaba explicándose a medida que avanza la narración de este volumen. También destaco que aunque el volumen tiene tan sólo 4 grapas USA, no los 5-6 números que son norma en comics por ejemplo de Robert Kirkman, los números 45 y 48 cuentan con 30/31 páginas de historia, el doble de lo habitual, mostrando las ventajas de ser tu propio editor y poder ajustar las grapas a las necesidades de una historia como siempre llena de nihilismo y tendencias autodestructivas.

Sobre todo en el citado número 45, Remender vuelve a utilizar el comic para hablar de sus cosas y usarlo de terapia que le libere de sus traumas adolescentes, y me resulta super chulo el comentario sobre Nirvana y Pearl Jam (y en general el grunge de 1991), y sobre el snobismo de un grupo de gente a los que sólo les gusta algo cuando es desconocido y puede presumir de tener gustos únicos y originales, y cuando se vuelve popular no soportan compartir sus gustos con la mayoría de la gente y caen en los típicos comentarios de “se ha vendido a la comercialidad”. También me gusta mucho el comentario positivo sobre los geeks y su diferencia frente a los tóxicos nerds. Esa parte de comentario de los años 80 y ahora los 90 me parece que siempre ha sido unos de los puntos fuertes del comic, y Remender claramente no está dispuesto a renunciar a una de sus señas de identidad.

En lo relativo al dibujo Wes Craig vuelve a realizar un estupendo trabajo de caracterización en lo relativo a ropa y ambientación, destacando como siempre con su fluidez narrativa tanto en las escenas de acción como en las conversaciones de los personajes, consiguiendo que todo resulte interesante de leer y que la lectura pase en un suspiro. A destacar también el trabajo de Lee Loughridge en los colores, que marca el tono de la historia con sus colores además de tener que diferenciar los diferentes momentos temporales, realizando un estupendo trabajo. En este sentido, destacar por ejemplo la escena de Marcus en la piscina donde el reflejo del agua se reproduce en las figuras, consiguiendo que una escena que es una conversación sea un despliegue visual chulísimo.

En este sentido, dentro que como digo el dibujo me gusta y se nota la buena sintonía que tienen Craig y Loughridge, hay algunos momentos en que Craig deja varias viñetas y momentos apenas abocetados o dibujando únicamente la silueta de los personajes, lo que me deja unas sensaciones contrapuestas de un exceso de comodidad que no hace que la narración sea mejor. En todo caso, este sería un pero para un comic que como digo, en líneas generales me ha gustado bastante.

Saber que Deadly Class va a terminar el año que viene me provoca cierta tristeza, ya se se trata de un comic que empecé a comprar en formato grapa en 2014 y era una de mis constantes comiqueras, a pesar que la periodicidad de la seria se ha ido resintiendo en los últimos años, lo que es una constante de todos comics de Remender. Se me va a hacer raro que una vez termine Deadly Class no estaré comprando ningún comic de Remender, pero creo que el viaje ha merecido mucho la pena.

Comparto las primeras páginas de este volumen:

Deadly Class rompe con el pasado en este décimo volumen que nos dirige hacia el final de la serie, ofreciendo un estupendo entretenimiento. Llegados hasta este punto, no te puedes perder el final de la historia.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Dioses menores de Terry Pratchett (Mundodisco 13)

Dioses menores de Terry Pratchett es una de las mejores novelas del Mundodisco con su buenísima crítica hacia las religiones organizadas y a la figura de los dioses en nuestra sociedad.

PUNTUACIÓN: 8/10

Una nueva aventura de Mundodisco con una desternillante sátira sobre religiones y guerras.

Una fábula fantástica sobre el planeta plano y circular que navega por el espacio sobre el lomo de cuatro elefantes y una tortuga gigante. Una desternillante sátira sobre religiones y guerras. Brutha es un muchacho sencillo y analfabeto que se enfrenta a terribles problemas. Un dios le ha hablado y se ha convertido en el Elegido. Quiere terminar con una Iglesia poderosa y corrupta, quiere evitar una horrible guerra santa, quiere paz y justicia. Pero por encima de todo, lo que realmente quiere ¡es que su dios elija a Otro!

“Sin duda alguna, Terry Pratchett es el parodista más humorístico de la actualidad.” The New York Review of Science Fiction

Desde hace más de tres décadas, Terry Pratchett ha fascinado a millones de lectores en todo el mundo con sus novelas fantásticas, divertidas y satíricas. Su prolífica obra consta de unos setenta libros, ha sido traducida a treinta y siete idiomas y lleva vendidos más de ochenta y cinco millones de ejemplares en todo el mundo.

Conocido especialmente por la aclamadísima serie del Mundodisco, en 2009 Terry Pratchett fue nombrado caballero de la excelentísima Orden del Imperio Británico por sus servicios a la literatura y siguió entregándose con pasión a la escritura hasta su fallecimiento en marzo 2015, a la edad de 66 años.

Los libros publicados en castellano de la serie del Mundodisco son: El color de la magia, La luz fantástica, Ritos iguales, Mort, Rechicero, Brujerías, Pirómides, ¡Guardias! ¡Guardias!, Fausto Eric, Imágenes en acción, El segador, Brujas de viaje, Dioses menores, Lores y damas, Hombres de armas, Soul Music, Tiempos interesantes, Mascarada, Pies de barro, Papá Puerco, ¡Voto a bríos!, El país del fin del mundo, Carpe jugulum, El Quinto Elefante, La verdad, Ladrón del tiempo, El ultimo héroe (edición ilustrada), El asombroso Mauricio y sus roedores sabios, Ronda de noche, Los pequeños hombres libres, Regimiento monstruoso, Un sombrero de cielo, Cartas en el asunto, ¡Zas!, La corona de hielo, Dinero a mansalva, El atlético invisible, Me vestiré de medianoche, Snuff, A todo vapor y La corona del pastor.

También se ha publicado en Fantascy la novela independiente Perillán, así como la serie de «La Tierra Larga», escrita a cuatro manos con el consagrado escritor británico de ciencia ficción Stephen Baxter, y que consta hasta la fecha de dos entregas en nuestro idioma: La Tierra Larga y La Guerra Larga.

Da gusto leer las novelas del Mundodisco de Terry Pratchett, todas plantean elementos super chulos a partir del humor que ponen a caldo diferentes elementos de nuestra sociedad de forma maravillosa. Y en Dioses menores Pratchett pone su mirada de forma super certera en las religiones organizadas y cómo el aparato ha creado estructuras de poder que atrapan al hombre y le esclavizan que deja de lado la propia creencia inicial.

Pratchett muestra de forma maravillosa la dicotomía de los dioses, que frente a mito del hombre que les pide dádivas para sobrevivir, realmente son seres que necesitan que los humanos les adoren para no caer en el olvido y desaparecer, de forma que aunque son poderosos, realmente la dependencia es más de ellos hacia los humanos que al revés. Y al mismo tiempo, la forma en que los sacerdotes se apropian de las creencias de la gente para justificar la esclavitud y provocar guerras que buscan acumular más poder y aniquilar al diferente, inventándose una realidad falsa que acaba convirtiéndose en realidad por el peso de las tortura y la dominación.

El ideal humanista de Pratchett hace que quiera que la gente haga lo correcto porque es correcto, sin que entre en la ecuación nada que tenga que ver con religiones, deidades o ideas organizadas desde un grupo social, sino que debería ser el motor de nuestras creencias de inicio. Algo tan sencillo como «trata a los demás como te gustaría que te trataran» es tan obvio que no tendría que venir nadie y mucho menos de una organización burocrática que buscar decirnos lo que tenemos que hacer y lo que está bien o mal. Y dentro que hay temas muy profundos que me han hecho reflexionar, todo está contado con muchísima gracia y con el típico humor irónico british que convirtió a Pratchett en un icono de la literatura fantástica.

La lectura de las 350 páginas de la novela fueron un placer que hicieron que la novela me la leyera en 3 sentadas casi sin darme cuenta. Pratchett tiene una prosa tan clara y sencilla que es difícil no terminar encantado cuando lees una novela suya, que además me deja siempre con una sonrisa en la cara y en este caso, unas reflexiones super interesantes sobre el mundo de las religiones.

Es una obviedad que Terry Pratchett debería ser un fijo de cualquier pila de lectura, pero dado que me ha gustado tanto Dioses menores, que encuentro que es un buen momento para recordarlo.

PUNTUACIÓN: 8/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Ice Cream Man vol. 4 de W. Maxwell Prince, Martín Morazzo y Chris O Halloran (Image comics)

Ice Cream Man de W. Maxwell Prince, Martín Morazzo y Chris O Halloran tiene la virtud de dejarme con cada tomo una sensación desasosegante brutal. Hoy comento mis impresiones del cuarto volumen de esta antología.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Vol. 4 Tiny lives.

La antología de terror aclamada por la crítica regresa a la ciudad y ofrece cuatro historias nuevas que se enfocan en personas que apenas están sobreviviendo y que están dispuestas a hacer cualquier cosa para cambiar eso.

Este volumen recopila Ice Cream Man 13-16 USA.

W. Maxwell Prince escribe en Brooklyn y vive con su esposa, su hija y dos gatos. Es autor de ICE CREAM MAN, KING OF NOWHERE, ONE WEEK IN THE LIBRARY, and THE ELECTRIC SUBLIME.

El artista argentino Martín Morazzo hizo su gran debut en los cómics estadounidenses con la saga de ciencia ficción ambiental de 2012, Great Pacific, la primera serie de Image Comics que co-creó con Joe Harris. Desde entonces, Martín ha co-creado Snowfall, una epopeya de ciencia ficción, nuevamente con Joe Harris e Image Comics, y la elegante serie de aventuras criminales, The Electric Sublime, con el escritor W. Maxwell Prince en IDW Publishing. Ice Cream Man, su nueva colaboración con W. Maxwell Prince, está siendo publicada por Image Comics. She Could Fly, una miniserie con el escritor Christopher Cantwell, co-creador y showrunner de Halt and Catch Fire de AMC, y la editora Karen Berger, también está siendo publicada por Berger Books, una editorial de Dark Horse Comics.

Menos mal que voy comprando y leyendo Ice cream Man con varios meses de diferencia, si leyera de golpe esta serie la verdad es que sería una sobredosis y nihilismo y malrollismo que haría que quisiera abrirme las venas. Bromas aparte, este cuarto volumen nos ofrece cuatro nuevas historias autoconclusivas a medio camino entre nuestra peor pesadilla y el infierno de una sociedad que no se preocupa por sus semejantes y no se da cuenta de lo que está pasando a su alrededor. W. Maxwell Prince plantea un mundo sin esperanza en el que la locura parece ser la única opción lógica, haciendo que este comic se sienta como una rareza dentro de las opciones disponibles en las estanterías. De hecho, frente a otras historias de terror, más que sustos y gore, estamos ante un comic planteado desde el malrollismo extremo. Y la verdad es que si el objetivo era dejarnos con mal cuerpo a los lectores, el éxito es total.

Este éxito es por supuesto compartido con el notable apartado artístico creado por el dibujante argentino Martín Morazzo con los colores de Chris O Halloran. Los personajes de Morazzo transmiten humanidad y realismo, esa cualidad del «vecino de al lado» que hace que sientas que estas pesadillas pueden suceder a nuestro alrededor. Pero además, Morazzo también triunfa a la hora de crear las escenas de pesadillas y los numerosos momentos malrolleros que encontramos en cada historia, creando unas imágenes que se quedan grabadas en las pupilas.

El caso es que si tengo que ponerle un pero a este cuarto volumen es que dentro de la brillantez formal de estos números, con el palíndromo o el crucigrama como grandes exponentes, realmente la historia se me queda un tanto vacía, habiendo un enorme desequilibrio entre la forma y el fondo. En este caso, dentro de la dificultad que supone contar una historia autoconclusiva en 20 páginas, se me queda cierta sensación de vacío porque al final todas las historias tienen el mismo tono amargo e inquietante, y empiezo a querer que la historia detrás de este heladero del infierno se haya aclarando. Con el añadido que al ser una pesadilla provocada por la aparición de este ser sobrenatural que parece que todo lo puede, todo es posible pero a la vez todo da igual, ya que los personajes no han hecho nada para sufrir estos hechos, sino que les pasan sin más.

En todo caso, Ice Cream Man es tan diferente a nada que esté leyendo actualmente que me compensa más que de sobra que haya alguna cosa con la que conecte menos. De hecho, tengo claro que en 2022 compraré de forma escalonada los dos siguientes volúmenes que ya están disponibles en USA. Porque las historias son tan perturbadoras y desasosegantes que al final consiguen atraparme.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!