Archivo de la etiqueta: Disney

Crítica de Raya y el último dragón (Disney)

Disney ha revolucionado el sector audiovisual en España con el estreno de Raya y el último dragón, simultáneamente en los cines y en Disney+ de pago. La última película de animación de Disney dirigido por Don Hall y Carlos López Estrada es una notable historia de aventuras para toda la familia con una animación alucinante que merece ser vista en pantalla grande.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

En el fantástico mundo de Kumandra, humanos y dragones vivieron juntos hace mucho tiempo en perfecta armonía. Pero cuando unas fuerzas del mal amenazaron el territorio, los dragones se sacrificaron para salvar a la humanidad. Ahora, 500 años después, esas mismas fuerzas malignas han regresado y Raya, una guerrera solitaria, tendrá que encontrar al último y legendario dragón para reconstruir un mundo destruido y volver a unir a su pueblo. (FILMAFFINITY)

Raya y el último dragón ha sido dirigida por Don Hall y Carlos López Estrada. Hall es un veterano profesional de Disney que ha dirigido Winnie the Pooh (2011), Big Hero 6 (2014) y la favorita de mi hijo Vaiana (2016), mientras que López es un joven director de origen mexicano que ha realizado numerosos videos musicales y dirigió en 2018 Blindspotting, su debut como director.

La película cuenta con guión de Qui Nguyen y Adele Lim inspirado en las culturas del sudeste asiático, y presenta un elenco predominantemente asiático-estadounidense, incluidas las voces de Kelly Marie Tran como la protagonista Raya y Awkwafina como Sisu, el dragón que debe ser encontrado.

James Newton Howard compone la música de la película, que tienen 114 minutos y un presupuesto de 100 millones de dólares, bajo para el espectáculo que vemos en pantalla. Raya fue estrenada de forma simultánea en cines y en Disney+ en modo taquilla por un alto precio de 21.96 €uros, lo que ha provocado que las principales cadenas de cines hayan decidido no emitir la película, algo sobre lo que comentaré al final de este artículo.

Empezando por lo positivo, Raya y el último dragón es un espectáculo notable que merece ser visto en pantalla grande. Como es habitual en Disney, la animación está a otro nivel y muestra unos niveles que no están al alcance del resto de estudios. El diseño del mundo de Kumandra roto en cinco reinos diferentes permite a los creativos de Disney crean unos paisajes y ciudades super complejos y deferentes que reflejan la diversidad de las culturas asiáticas que son mucho más que China. Para el desarrollo de la película, se inspiraron en las culturas y paises del sudeste asiático como Brunei, Singapur, Laos, Tailandia, Timor-Leste, Camboya, Vietnam, Myanmar, Malasia, Indonesia y Filipinas. La película tiene una escala widescreen que hace que realmente merezca la pena verse en cine, ya que en casa nunca vas a tener la misma sensación y la amplitud de paisajes que como se puede disfrutar en el cine.

También es excelente el diseño de los personajes, consiguiendo personajes icónicos que seguro se van a convertir en los favoritos de muchos niños. Desde la propia Raya, una guerrera con un ingenio tan afilado como su espada, Sisu, la dragón, el espabilado empresario de diez años de nombre Boun, el formidable gigante Tong, Noi, una bebé ladrona y su banda de Ongis (una especia de monos) e incluso el bicho bola gigante que es la mascota de Raya y lo usa de transporte (buenísimo). Y por supuesto, Namaari, la princesa guerrera de Colmillo que es la antagonista, que no mala de la película. Disney hace entretenimiento familiar y en Raya queda claro que con algunos personajes han ido a apelar al target más infantil, lo cual, todo sea dicho, no me parece mal. ¿Por qué iba a tener que parecerme mal, de hecho?

Raya tiene un feeling a lo Indiana Jones mientras viajan por los 5 reinos buscando las partes rotas de un orbe que puede tener la clave para derrotar a la fuerzas malignas que han regresado al reino. En este sentido, en ese reino roto por la desconfianza y años de enemistad, que el mensaje último de la película sea que es necesaria la confianza y el trabajo en equipo para sobrevivir, incluso con gente que te han atacado primero, es algo muy positivo que me parece perfecto que los niños escuchen en obras mainstream de entretenimiento cuanto más a menudo posible mejor.

Globalmente, la película es muy entretenida y merece ser vista, sea en el formato que cada uno elija. Ahora bien, hay que reconocer que la historia es un poco repetitiva y suena todo a ya visto. Todo parece que está telegrafiado y lo vas viendo venir con muy pocas sorpresas, más allá de las especificidades de cada reino, y reconozco que una vez sacas de la ecuación la brillantez técnica, la animación y el diseño de mundos y personajes, el guión es random a más no poder. Que ojo, hay momentos super emocionantes sobre todo en la parte final, y todo está más que correctamente ejecutado, pero me faltó quizá un elemento de sorpresa que diera un mayor interés a la historia.

En este sentido, entiendo que el mensaje es que tenemos que unirnos para trabajar todos juntos en aras de un objetivo común, algo que teniendo en cuenta lo dividida que se encuentra la sociedad actual me parece un mensaje muy necesario. Y es genial que sea Disney la que lo lance a los espectadores en un momento que muchas otras películas están optando por el etnicismo y resaltar las diferencias frente a los “otros” como estrategia para captar a “su” público.

Dicho esto, está claro que hay un enemigo común al que todos los humanos se deben enfrentar, los oscuros  Druun. Pero me pareció un poco tramposo que la película no muestra a un reino provocando la traición inicial cuando claramente se trata de Colmillo, el reino de la princesa Namaari dirigido por la fría y calculadora reina Virana. Y si ellas se comportan mal ¿por qué no mostrarlo claramente? Espero que no fuera porque en el clima de corrección política pensaran que quedaría mal mostrando a una mujer siendo la mala de la historia.

En todo caso, esto es un pero no demasiado importante para una película que realmente me ha gustado y sin duda volveré a ver en casa cuando se ponga gratuita para los suscriptores de Disney+ el próximo mes de junio.

Y hablando de Disney+, en estos tiempos de pandemia no hay duda que la situación de los cines pasa por tiempos muy complicados. No es sólo que el COVID sigue provocando restricciones e incluso cierres temporales de salas, sino que hay gente que aún sin ellas va a tardar en meterse en una sala de cine. La decisión de las principales cadenas españolas de vetar el estreno de Raya me parece incomprensible, precisamente porque es una película que podía conseguir que mucha gente se acercara de nuevo a los cines.

Es normal que los cines se sientan atacadas al estrenar Disney la película simultáneamente en cine y en Disney+, pero el precio de 21.95 €uros es un precio alto que solo puede interesar a las familias numerosas, o en el caso que varias personas compartan una misma cuenta. De hecho, estando suscrito a Disney+ preferí ver la película en el cine sin palomitas porque nos salía más barata verla en cine (somos tres), que pagar los 22 €, con la ventaja de la pantalla grande frente al televisor. Y como yo entiendo que hay mucha más gente, por no hablar de gente soltera, o personas que vivan solas y para las que el precio de 22€ les parezca una pasada. Para toda esa gente, la opción más lógica era ver la película en el cine, y son a ellos a los que perjudica esta decisión.

El COVID ha cambiado los hábitos de consumo. Mucha gente ha estado un año sin ir al cine y ha descubierto que puede estar sin él al tener entretenimiento de sobra en los canales de streaming. Que los cines no se estén dando cuenta de ello y veten la primera película en meses que, dentro de las restricciones existentes, podría llevar a gente de nuevo a las salas me parece que es dispararse en su propio pie. Pero, en fin, habrá que ver qué recepción tienen los próximos estrenos en cine de las próximas semanas, entre los que encontramos King vs Godzilla este mismo mes de marzo, o Black Widow el próximo 7 de mayo, que esperemos que esta si sea la primera gran película que devuelva a la gente a los cines.

Comparto el trailer de la película:

Raya y el último dragón continúa la racha de Disney y nos ofrece un estupendo entretenimiento para todas las edades que merece la pena ser vista en pantalla grande.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

¿Habéis visto la película, qué os ha parecido? Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Disney anuncia sus nuevas películas y series Marvel y Star Wars

El pasado 10 de diciembre, Disney ha anunciado su parrilla de contenidos en cine y Disney+ para los próximos años, al menos para hasta 2023, en el que encontramos jugosas novedades de Marvel y Star Wars.

Hoy quiero destacar lo que para mi ha sido lo más destacado, empezando por el hecho que si en 2020 los suscriptores de Disney+ nos hemos quejado con razón por la falta de nuevos contenidos durante el año, en 2021 y en los próximos años no vamos a dar a basto con todos las series y película que están en diferentes fases de producción. Y es que Disney+ prepara 10 series de Marvel, 10 de Star Wars, 15 series de Disney y Pixar y 15 películas solo para la plataforma.

Estos anuncios se han enmarcado como parte del Investor´s Day en el que el presidente de Disney da cuenta del estado de la compañía a los inversores y accionistas. Un dato interesante es que a pesar de la falta de estrenos originales potentes en Disney+ a lo largo de 2020, el canal de streaming de Disney cuenta ya con 85 millones de suscriptores. Aunque sigue estando lejos de los 150 millones de Prime Video o los 195 millones de Netflix, en mi opinión esta diferencia se va a acortar en los próximos años con todos los estrenos anunciados, y la incorporación de contenidos para adultos provenientes del extenso catálogo de Fox. Estos contenidos estará integrado en Disney+ como la sexta marca, STAR, y se lanzarán en febrero de 2021 con una subida de 2 €uros al mes y PIN parental.

Y sin más dilación, paso a comentar por orden de importancia.

MARVEL

WANDAVISION

La primer serie de Marvel en Disney está apunto de llegar a nuestras pantallas el 15 de Enero, justo a tiempo para saciar nuestra sed tras el final de The Mandalorian y tras el final de las fiestas navideñas.

Además del poster oficial definitivo, la serie ha estrenado el trailer final que pinta que vamos a disfrutar mucho esta serie.

Se ha resaltado de nuevo que WandaVision va a tener una importante conexión con el Doctor Strange en el Multiverso de la locura, la película de Sam Raimi cuyo estreno está previsto el 25 de marzo de 2022. Y que a su vez, Doctor Strange también tendrá conexiones con la tercera película de Spider-Man que, si no hay cambio de última hora, la fecha de estreno es 17 de Diciembre de 2021. Dado que es una coproducción con Sony, entiendo que no haya sido mencionada en esta presentación para accionistas.

THE FALCON AND THE WINTER SOLDIER

Pero hay más, mucho más, porque el 19 marzo, apenas 2 después y entiendo que coincidiendo con el final de WandaVision, Disney va a estrenar The Falcon and The Winter Soldier retomando por personajes tras el final de Vengadores Endgame.

El teaser de la serie me parece modélico. No muestran nada de la trama, Sam no lleva el escudo en ningún momento e incluso U.S.Agent sale de espaldas medio segundo, ¡¡pero menuda pintaza!

No hubo anuncio de Black Widow debido al retraso de 1 año que ha sufrido por el COVID. Solo recordar que el estreno está previsto para 7 de Mayo de 2021 y que Disney ha confirmado que va a estrenar en cine todas las películas de Marvel.

LOKI

El Dios del Engaño también llegará a Disney+ en mayo de 2021 y estrenó un teaser estupendo en el que se intuye unas aventuras por el tiempo y el espacio.

WHAT IF?

La serie animada con historias alternativas llegará en verano de 2021, supongo que a partir de julio para dar tiempo que LOKI se emita en su totalidad.

Durante la reunión se presentó su teaser trailer, que también pinta genial.

SHANG-CHI Y LA LEYENDA DE LOS DIEZ ANILLOS

Como aún no toca trailer, han anunciado que el rodaje de Shang Chi acaba de finalizar a tiempo para el estreno en los cines el 9 de julio de 2021. Han aprovechado para presentar a su reparto al completo.

MS. MARVEL

La esperada serie de Ms. Marvel en Disney+ llegará a final de año, mostrando este primer behing the scenes en el que se presenta a Iman Vellani como Kamala Khan:

Aunque NO se mostró nada en este Investor Day, recuerdo que ETERNOS llegará a las pantallas el 5 de noviembre de 2021.

HAWKEYE

También a finales de 2021 nos llegará la serie de Hawkeye, con el retorno del Vengador original Jeremy Renner uniéndose a la conocida arquera de los cómics de Marvel, Kate Bishop interpretada por la increíble Hailee Steinfeld, que ya hemos visto vestida con el traje durante el rodaje de la serie en Nueva York.

Con esto terminaría un 2021 plagado de estrenos, en el que si contamos que Spiderman 3 coproducida con Sony se estrena en Navidades, vamos a tener 4 películas de cine y 6 series en Disney+. Espectacular.

Para 2022, recordar que tras el retraso provocado por el COVID el planning de estrenos de las películas ha quedado de la siguiente manera:


DOCTOR STRANGE IN THE MULTIVERSE OF MADNESS: 25 DE MARZO

THOR: GOD AND THUNDER: 6 DE MAYO

El anuncio para esta película viene de la confirmación que Christian Bale va a interpretar a Gorr, el asesino de dioses, la gran creación de Jason Aaron.

BLACK PANTHER 2: 18 DE JULIO

Marvel no tiene noticias, pero sí confirma que Ryan Coogler NO va a contratar a un nuevo actor para que interprete a T´Challa. A ver cómo se las apaña.

CAPTAIN MARVEL 2: 11 DE NOVIEMBRE

Brie Larson regresa como Carol Danvers en Captain Marvel 2 de Marvel Studios, dirigida por Nia DaCosta. Recientemente se han unido al elenco Ms. Marvel, Iman Vellani (Ms. Marvel / Kamala Khan) y Monica Rambeau interpretada por Teyonah Parris de WandaVision.

GUARDIANES DE LA GALAXIA: ESPECIAL NAVIDAD

Sí, no es broma. Disney confirma que James Gunn está preparando un especial navidad con el casting original que servirá para ponernos al día de los personajes, mientras esperamos el estreno de Guardianes de la Galaxia 3 probablemente en mayo de 2023, mes en el que se estrenaron las dos películas previas. De hecho, este especial novedad se rodará a la vez que la película.

Las dos grandes sorpresas cinematográficas anunciadas, en principio para 2023, han sido:

ANT-MAN AND THE WASP: QUANTUMMANIA: ¿JULIO 2023?

Peyton Reed ha vuelto para dirigir la tercera película de Ant-Man, Ant-Man and the Wasp: Quantumania. Paul Rudd, Evangeline Lilly, Michael Douglas y Michelle Pfeiffer regresan. Kathryn Newton se une al elenco como Cassie Lang y Jonathan Majors como Kang the Conqueror.

LOS 4 FANTÁSTICOS: ¿NOVIEMBRE 2023?

Marvel / Disney ha confirmado que Jon Watts, director de la actual trilogía de Spiderman ha sido fichado como director de la película de la Primera Familia. Teniendo en cuenta que aún tiene que rodar y estrenar Spiderman 3, diría que claramente esta película se dejará para noviembre de 2022.

BLADE ¿2023?

Aunque no se ha anunciado nada en esta presentación sobre el cazador de vampiros, su inclusión en la última presentación de Marvel Studios sugeriría que Blade podría ser la cuarta película de Marvel Studios para 2023, completando el planning para ese año.

De esta manera, en 2022 Marvel estrenaría de nuevo 4 películas y el especial Navidad de los Guardianes, junto a 6 nuevas series en Disney+ (que comentaré a continuación), mientras que en 2023 y a falta de confirmación sobre Blade y las fechas exactas de Guardianes 3, Ant-Man y la Avispa 2 y los 4 Fantásticos, también se estrenarían 4 películas.

Tras estos anuncios, surgen por tanto dos preguntas claras. ¿Qué pasó con los X-Men, de los que aún no se sabe nada? Viendo este planning, como pronto se irían a 2024, a no ser que planteen el bombazo de lanzarlos en serie de televisión en Disney+ en algún momento de 2023. Y sobre todo, ¿de verdad no vamos a ver una nueva película de Vengadores hasta 2024, 5 años después de Endgame?

En lo referido a las series Marvel en Disney+, hay hasta 6 series en preproducción que entiendo que todas se irán estrenando durante 2022, a las que hay que sumar el Especial Navidad de los Guardianes de la Galaxia:

SHE-HULK (HULKA)

¡She-Hulk llega al MCU! Tatiana Maslany interpretará a Jennifer Walters / She-Hulk y Tim Roth regresa como la Abominación y el propio Hulk, Mark Ruffalo, aparecerá en la serie. Dirigirán Kat Coiro y Anu Valia.

MOON KNIGHT

SECRET INVASION

Samuel L. Jackson está de regreso como Nick Fury y Ben Mendelsohn del Capitán Marvel regresa como Skrull Talos en la Invasión Secreta de la Serie Original de Marvel Studios.

ARMOR WARS

Don Cheadle regresa como James Rhodes, también conocido como War Machine, en Armor Wars, una serie original que llega a #DisneyPlus. Una historia clásica de Marvel sobre el peor miedo de Tony Stark hecho realidad: ¿qué sucede cuando su tecnología cae en las manos equivocadas?

IRONHEART

Dominique Thorne es el genio inventor Riri Williams en Ironheart, una serie original sobre el creador de la armadura más avanzada desde Iron Man, aprovechando uno de los últios personajes creados por Brian Michael Bendis antes de abandonar Marvel.

I AM GROOT

El arbolito favorito de todos, Baby Groot, protagonizará una serie de cortos en Disney + con varios personajes nuevos e inusuales. Soy Groot será una serie original de Marvel Studios en Disney+.

LUCASFILMS

Si los anuncios de Marvel son una barbaridad, Lucasfilm no se ha quedado cortso, con varios anuncios también interesantísimos.

El éxito arrollador de The Mandalorian ha hecho que Lucasfilm haya confirmado dos nuevas series ambientadas en la cronología de Mando, AHSOKA, con Rosario Dawson, y RANGERS OF THE NEW REPUBLIC. Series que se van a interconectar hasta culminar en un gran cruce entre las tres

DIEGO LUNA vuelva a su papel de Casian ANDOR para protagonizar esta serie ambientada antes de Rogue One.

OBI-WAN KENOBI

Hayden Christensen regresa como Darth Vader, uniéndose a Ewan McGregor en OBI-WAN KENOBI. La serie original comienza 10 años después de los dramáticos eventos de Revenge of the Sith,

BAD BATCH

Bad Batch será una serie animada con Dave Filloni en la producción.

También se han confirmado que el sinvergüenza favorito de la galaxia, Lando Calrissian, regresará en Lando, una nueva serie con Justin Simien en las primeras etapas del desarrollo del proyecto.

Leslye Headland (Russian Dol) trae una nueva serie de StarWars a Disney+ con el acólito. “The Acolyte” es un thriller de misterio que llevará a los espectadores a una galaxia de oscuros secretos y poderes emergentes del lado oscuro en los últimos días de la era de la Alta República.

Star Wars Visions, una serie de cortos anime:

Y por último, Lucasfilm Animation se ha asociado con el equipo de efectos visuales de Lucasfilm, Industrial Light & Magic, para desarrollar una película especial de aventuras de StarWars para Disney+: A Droid Story. Este viaje épico nos presentará a un nuevo héroe guiado por R2-D2 y C-3PO.

Pero el gran anuncio de Star Wars vino con Patty Jenkins confirmando que va a dirigir una película de STAR WARS: ROGUE SQUADRON , con estreno previsto para 2023.

Ver el video que ha preparado la directora consiguió que se me pusieran los pelos de punta de la emoción.

Este anuncio se complementa con la película que Taika Waititi está preparando ambientada en el mundo de Star Wars, con fecha de estreno, si no cambia nada, en 2022, se entiende que en la segunda mitad del año dado que Thor : Love and Thunder se estrena el 6 de mayo de 2022.

Además, INDIANA JONES 5 sigue en marcha con James Mangold de director de cara a un estreno en julio de 2022.

Disney+ estrenará una serie de WILLOW con Warwick Davies retornando a su personaje, que será la primera serie de Lucasfilm que NO es de Star Wars.

¡Qué barbaridad! Si el objetivo de Disney es conseguir la dominación mundial y que los consumidores nos gastemos todo nuestro dinero de ocio con ellos, 2021/22/23 pueden ser los años en que se acerquen mucho a su objetivo.

Y esto son sólo los anuncios de Marvel y Star Wars, pero en el Investor Day han habido muchos otros anuncios de contenidos Disney, Pixar y para la plataforma Hulu. Dado que no me emocionan ni la mitad, os voy a dejar el link al artículo de Sala de Peligro para que los conozcáis.

Y vosotros, ¿estáis tan emocionados como yo con estos anuncios? Espero tus comentarios. Y como siempre, si os gustó el artículo, os agradezco los me gustas y que lo compartáis en redes sociales.

¡Saludos a todos!

Crítica de Nuevos Mutantes de Josh Boone

Tras varios años de espera, el final de agosto nos trajo el estreno de Los Nuevos Mutantes, la película de Joss Boone que adapta el icónico comic creado por Chris Claremont y Bob McLeod, con contribuciones posteriores de Bill Sienkiewicz. Y que lamentablemente significa un triste epitafio para la serie de películas que Fox realizó con los personajes de Marvel Comics.

PUNTUACIÓN: 4/10

inco jóvenes mutantes que acaban de descubrir sus habilidades, son encerrados en unas instalaciones secretas contra su voluntad y luchan por escapar de su pasado y salvarse a sí mismos (FILMAFFINITY)

Josh Boone es un escritor y director americano nacido en Virginia en 1979. Alcanzó cierta fama en 2014 por dirigir el drama romántico The Fault in Our Stars (2014), basado en la novela best-seller del mismo nombre. Boone también escribió y dirigió la comedia romántica Stuck in Love (2012). Tras The Fault in Our Stars, Boone junto a su amigo y colaborador Knate Lee consiguieron llamar la atención de Fox en 2015 para la realización de una película de los Nuevos Mutantes, siendo contratados por el productor Simon Kinberg para escribir el guión de una película que en ese momento querían que iniciara una nueva trilogía cinematográfica.

Los Nuevos Mutantes de esta película son Illyana Rasputin (Anya Taylor-Joy, la actriz aue saltó a la fama con La Bruja y Glass), Rahne Sinclair (Maisie Williams, la ya mítica Arya Stark de Juego de Tronos), Samuel “Sam” Guthrie (Charlie Heaton de Stranger things), Danielle “Dani” Moonstar (la debutante Blu Hunt) y Roberto da Costa (interpretado por el actor brasileño Henry Zaga). A estos 5 actores habría que añadir a Alice Braga como la Doctora Cecilia Reyes.

La película cuenta con fotografía de Peter Deming, montaje de Matthew Dunnell, Robb Sullivan y Andrew Buckland y música de Mark Snow.

La película se rodó entre julio y septiembre de 2017, de cara a un estreno inicialmente previsto en Abril de 2018. El guión que finalmente se rodó sufrió varias transformaciones respecto al concepto inicial de Boone, al contratar Fox a un grupo de hasta 6 guionistas para transformar la historia de terror pura protagonizada por adolescentes con poderes a una versión suavizada sin excesivos sustos o sangre dirigida a un público más juvenil.

La ironía quiso que IT (Andy Muschietti, 2017) fuera uno de los grandes éxitos de taquilla de ese año en Estados Unidos. Esto, sumado a la buena acogida que tuvo el primer teaser de la película que resaltaba los elementos de terror de la película, provocó que la película fuera retrasada por primera vez para poder rodar nuevas escenas y mejorar los efectos especiales que le devolvieran a la película el feeling de terror que Boone planteó inicialmente que los productores quitaron, pasando su estreno de abril de 2018 a febrero de 2019.

Sin llegar a rodar los reshoots por los problemas de agenda debido, entre otros motivos, a los complejos planes de rodajes de Juego de Tronos (Maisie Williams) y Strangers Things (Charlie Heaton), la película volvió a retrasarse para no coincidir con Deadpool 2, pasando a tener una fecha de estreno de agosto de 2019. Después, ya inmersa la película en medio de la compra de Fox por parte de Disney, fue de nuevo retrasada hasta Abril de 2020, para acoplarla con el planning de estrenos de Disney. La crisis del Covid paralizó su estreno, que finalmente se acaba de producir el pasado 26 de agosto.

Leyendo sobre el tema, la ficha de la película en imdb muestra un presupuesto final de 70 millones de dólares, un importe muy pequeño comparado con otros blockbuster comiqueros. Por poner este presupuesto en contexto, 70 millones es menos que los que costó Joker en 2019 (+/-90 millones), mientras que X-Men Apocalipsis estrenada en 2016 tuvo un presupuesto de 180. El propio Boone indica que la versión finalmente estrenada es muy parecida al primer montaje de 2017, dado que los reshoots para añadir más elementos de terror no llegaron a rodarse, y llegó un momento en que los actores habían crecido y ya no podían hacerse.

Además, dadas las malas perspectivas de taquilla, al estrenarse Nuevos Mutantes después de la desastrosa Dark Phoenix de Simon Kinberg, parece que Disney ha optado por estrenarla invirtiendo lo mínimo imprescindible, de forma que poniéndose en la peor de las perspectivas, las pérdidas sean mínimas. Eso en caso que el coste de la película no estuviera ya imputado a gastos de Fox de años anteriores, cosa que tampoco descartaría.

Entrando ya en materia, salgo bastante molesto con el visionado de estos Nuevos Mutantes. La película intenta ser varias películas en una, pero lamentablemente no consigue ser demasiado buena en nada y queda a medio camino de todo. Además, los cambios en varias caracterizaciones de los personajes y sobre todo que estén mal desarrollados, casi esperando que los fans rellenemos los huecos que ellos no han contado, me han impedido disfrutar de la película.

Mis Nuevos Mutantes son los de Chris Claremont, Bob McLeod, Bill Sienkievitch, Bret Blevins, Arthur Adams… Comentaba antes de entrar al cine que con tal de ver bien representados a Sam, Roberto, Dani, Rahne e Illyana me valía. Sin embargo, al final esto no ha resultado ser tan sencillo por los muchos deméritos de la película.

Josh Boone ha creado unos Nuevos Mutantes que parecen un mal piloto de una serie cutre de televisión. Entiendo que realmente no es culpa suya, sino de Fox, que no le dejó hacer la película de terror que quería inicialmente y tampoco le dió un presupuesto decente. La película es una mezcla de El club de los cinco protagonizada por jóvenes superpoderosos con una ambientación de terror, subgénero psiquiátrico / confinamiento en un lugar oscuro y peligroso.

El intento de terror ni está ni se le espera, al estar rodada con poca gracia y nula intensidad, con el añadido de que al estar los pocos sustos telegrafiados, ninguno consigue impactar en el espectador.

Además, aunque película dura apenas 90 minutos, se me ha hecho larga al tener la mayor parte del tiempo a gente hablando sobre los mismos temas, y las pocas manifestaciones de poderes son super cutres, incluso para una serie de televisión. Además, como sabemos que lo que experimentan los chavales son pesadillas, en ningún momento hay una verdadera sensación de peligro y, de hecho, cuando se nos informa que estas pesadillas sí eran reales, se convierte en un WTF! De libro, ya que eso debería haber provocado la muerte de algún personaje. Había leído la comparación de Nuevos Mutantes con Pesadilla en Elm Street 3: Los guerreros del sueño (Chuck Russell, 1987), pero precisamente por lo que comento, la comparación no deja en buen lugar a estos Nuevos Mutantes.

Y todo eso me hubiera dado igual si hubieran clavado a los personajes. Físicamente aciertan con Illyana, Rahne y Sam, no con Roberto ni Dani, y además encontramos cambios sustanciales en la personalidad de  Rahne y Roberto que no me dejaron disfrutar de ellos.

Maisie Williams como Rahne Sinclair es un casting bestial y ella mola en pantalla. Williams transmite toda la empatía y la humanidad de Rahne y se nota que es una gran actriz que está curtida en mil batallas (literalmente). Pero Rahne en los comics es una niña que puede transformarse en un lobo (Wolfsbane / Loba venenosa en España), caracterizada por estar reprimida y ser super insegura a causa de sus creencias cristianas que le fueron enseñadas por un cura ultra conservador.

No puede ser ella quien de seguridad al grupo y es completamente imposible que se duche desnuda con gente delante. Y ya lo de ser lesbiana me pareció una locura que me chafó bastante la película. De hecho, no hubiera tenido problema si la relación la hubieran planteado entre Dani e Illyana, pero con Rahne no puede ser y además es imposible. Al menos si quieres honrar el comic que dices que es uno de tus favoritos.

Anya Taylor-Joy como Illyana Rasputin mola también en pantalla en su papel de niña malota. De hecho, ella es la mejor actriz de todo el reparto y consigue transmitir muchísimo sentimiento con los gestos más nimios, mostrando que aunque se hace la dura realmente es una niña asustada y traumatizada por su pasado. Pero ni sus poderes ni su historia están bien explicadas, como si esperaran que nosotros (los fans de los comics) rellenemos los huecos. Y los hay a montones. En los comics, Illyana (Magik) es la hermana pequeña del miembro ruso de los X-Men, Coloso, y fue residente durante mucho tiempo de la Mansión X. La habilidad mutante de Illyana es abrir “discos de teletransportación” que la permitían viajar al Limbo y desde allí, a cualquier punto de la Tierra. Tras una aventura en la que pasó años atrapada en el Limbo, adquirió el control de este reino místico y de la Espada Mística, que utilizó en adelante en las aventuras del grupo y se convirtió en una de sus señas de identidad.

Sin embargo, en la película todo esto no se explica y sólo deja caer que ella invento el Limbo para escapar de unos secuestradores sin rostro que parecen mafia rusa pero sin concretan nada. Esta falta de concreció y ambigüedad me indica que no sabían qué hacer exactamente con el personaje más allá de hacerla una tía dura que patea culos con su espada. Todo lo relacionado con Illyana está mal explicado, así que cualquier interpretación que se haga puede ser correcta. En mi caso, los monstruos sonrientes son solo lacayos a los que golpear para que haya al menos una escena de acción en toda la película, escena que por otro lado está mal resuelta. Y hay un detalle final relacionado con el peluche que lleva todo el rato, el dragón Lockheed, que se resuelve de una forma hasta ridícula en el climax de la película. Mejor no pensar demasiado con este WTF ! Ni lo que supondría para los poderes de Illyana, porque en el fondo pienso que incluso el director sabe que no tiene demasiado sentido.

El que si que me ha gustado mucho ha sido Charlie Heaton como Samuel “Sam” Guthrie. En los comics Cannonbal (Bala de Cañón) es un joven de 16 años de Kentucky con la capacidad de generar energía termoquímica y propulsarse por el aire. Mientras está en vuelo, sus poderes le convierten en invulnerable, el problema lo tiene al aterrizar, cuando los apaga. Le veo una caracterización muy buena y ajustada al comic pero casi no sale y no tiene una importancia real en la trama, sumado al hecho que la manifestación de sus poderes dan pena.

Este es el problema de hacer una película de 90 minutos, ya que por definición solo vas tiempo de desarrollar correctamente a dos o como mucho tres personajes, nunca a los cinco. Y en esta película, el foco está puesto en las chicas.

Henry Zaga como Roberto “Bobby” da Costa tiene delito. Mira que nunca me preocupó el whitewashing, pero este casting da vergüenza porque el personaje de los comics es negro, o en todo caso mulato. Contratar a un actor blanco para interpretarle me parece hasta una falta de respeto hacia sus creadores Chris Claremont y Bob McLeod, y en este sentido éste último tiene un enorme mosqueo con la película por la forma en que han adaptado su trabajo, básicamente ninguneándolo y no teniéndolo en cuenta, acrecentado por el hecho que escribieron mal su nombre en los títulos de crédito. “En tres años, nadie de Fox me ha contactado para nada ni se han molestado siquiera en mirar como me llamo”, escribió McLeod en redes sociales, al verse nombrado como MacLeod.

Aparte del whitewashing y que Zaga es encima un actor muy limitado que no transmite nada, transforman en la película a un chaval alegre, optimista, fiestero y mujeriego en un amargado virgen, al asesinar con sus poderes a su primera novia de forma accidental, algo que no tiene nada que ver con su historia en los comics. En los comics Sunspot (Mancha Solar) es un brasileño de 14 años que tenía una fuerza sobrehumana alimentada por la luz solar y podía almacenar energía solar en su cuerpo para usar su superfuerza. En la película, esa energía solar parece darle fuerza, pero además proyecta un calor extremo que puede quemar a quien esté cerca suyo, lo que convierte su poder en un peligro muy poco práctico. Para hacer las cosas peores, su poder queda cutrísimo también en pantalla, lo que tiene delito, ya que Sunspot ya había salido en X-Men: Días de Futuro Pasado (Bryan Singer, 2014), por lo que sólo tenían que replicar el efecto. ¿Tanto costaba hacerlo, había que cambiarlo para peor? En todo caso, menos mal que casi no tiene papel, porque si no el mosqueo hubiera podido ser mayúsculo.

Blu Hunt como Danielle “Dani” Moonstar es lo más flojo de la película. Es cierto que Zaga es igual de mal actor que Hunt, pero ella es la narradora de la historia, es la que nos introduce este mundo y el climax gira en torno a su Oso-Demonio, por lo que ella es la que debería mostrar más carisma, el girar todo en torno suyo. Sin embargo, sus limitadas dotes actorales hacen esto imposible y casi no consigue ni siquiera trasmitir empatía hacia alguien que acaba de perder a toda su tribu. Y encima no reconozco en ella a la Danielle de los comics, al eliminar de su aspecto las dos trenzas indias que se convirtieron en una parte icónica de su imagen durante décadas.

En los comics, Dani es una nativa americana cheyenne, que crea ilusiones visuales tridimensionales empáticas, a partir de los miedos de la persona con la que conecta. Por eso su nombre en clave es Mirage (Espejismo). Sin embargo, en la película asistimos a una sorpresa mayúscula a mitad de película, al ver que estas pesadillas sí son reales en el mundo físico. Lo cual alguien puede pensar que da mayor sensación de peligro, pero genera una situación loquísima e imposible, que es que entonces estos “demonios” deberían haber matado al menos a un personaje.

Y por si fuera poco, incluir a Cecilia Reyes (Alice Braga) en la película tiene mucho delito, porque solo es usada como el plot twist de la historia, pensando Fox que como sabemos que ella en los comics es una aliada de los X-Men también lo será en la película, cosa que desde el primer fotograma queda claro que no va a ser así, por lo que no hay sorpresa ninguna. Para hacer esto con la doctora Reyes hubiera sido preferible no utilizarla, la verdad. De hecho, la película juega con una estudiada ambigüedad al hacer creer que el jefe de Reyes podría ser el Profesor Xavier, pero eso desde el principio no se corresponde con la realidad de que están en una carcel, por lo que es otro elemento fallido y hubiera sido preferible evitar dicho easter-egg que tampoco funciona.

En 2000 cuando se estrenó la primera X-Men (Bryan Singer), los fans ávidos de ver a nuestros personajes favoritos en pantalla real alucinábamos con cualquier cameo o incluso con oir nombrado a un personaje, aún cuando no apareciera en pantalla. Pero en estos 20 años el público hemos evolucionado y nos hemos convertido en consumidores más exigentes al poder elegir entre los numerosos estrenos comiqueros. Un cameo o sacar a un personaje que no tenga nada que ver con su contrapartida comiquera o no tenga ni siquiera una línea de diálogo ya no vale, como ya descubrió Fox en 2016 con X-Men: Apocalypse (Bryan Singer, 2016). Pero Fox, y en concreto Simon Kinberg sigue empeñado en repetir estos mismos errores del pasado.

Aparte del feeling de telefilm, los Nuevos Mutantes sufren por la falta de un antagonista real durante el metraje, y la parte del Oso-Demonio falla porque es un anticlimax, dado que excepto Dani, nadie se enfrenta ni vence a sus miedos. No, diría que Illyana no lo hace, solo se enfrenta a unos esbirros que son carne de cañón, no a su verdadero miedo, aunque como comentaba antes, como está mal contado cualquier interpretación sobre esto puede ser tan correcta como la mía. Con el añadido de tener este climax un CGI horrible, impropio de una película de gran presupuesto de 2020, aunque se rodara en el 2017.

A todo esto, fuimos 4 personas al cine. Las 2 que no sabían nada de los comics salieron moderadamente satisfechas pensando que la película fue entretenida sin más. Y justo mi hermano y yo que somos los fans de los comics los que más descontentos y aburridos salimos, lo que me llevaría a pensar que posiblemente esta película no está pensada para lectores veteranos como yo. Realmente no.

Y acepto el comentario que comic y cine son medios diferentes y es normal que haya cambios. Pero si vas a hacer cambios deberías:

a) Intentar que mejoren lo existente, cosa que no pasa.

b) Invertir económicamente para que parezca que te importa la historia y quieres mostrarla de la mejor manera posible, en lugar de hacer algo cutre simplemente para cubrir el expediente y evitar que caduquen los derechos que en ese momento tenía Fox sobre los personajes, y por eso cuanto más barato costara la película mejor.

c) No vendas la película como una aproximación al terror que nunca antes se había hecho en una película de superhéroes, porque te vas a estrellar cuando no cumplas tu parte del trato.

En lo que si que estoy de acuerdo es que Nuevos Mutantes es diferente a otras películas de superhéroes. Sin embargo, diferente NO es mejor, y estos Nuevos mutantes son una nueva confirmación de esta idea. Para hacer esto con este presupuesto insuficiente, mejor hubiera sido que NO la hubieran hecho, sensación idéntica a la que tuve tras ver Fantastic Four (Josh Trank, 2015). Reconozco que los 4F fueron algo muchísimo peor, a galaxias de distancia.

Sin embargo, la comparación creo que es pertinente dado que Simon Kinberg hizo de productor en ambas, un cancer que hizo un daño irreparable para estos queridos personajes de los comics Marvel. Y en ambas dio luz verde a un proyecto basado en diferenciarse al canon, para luego a continuación cortar las alas a los directores al no atreverse a llevar esa idea hasta las últimas consecuencias. Con la consecuencia última de tener, en el caso de estos Nuevos Mutantes, una película que se queda a medio camino en todo.

Pero quizá lo que más me fastidia de todo el asunto es que con 15/20 minutos más de metraje, un mejor presupuesto y haber pulido un poco el guión, la película hubiera podido ser buena o muy buena. Sin embargo, fui a sabiendas a ver una película que se veía que no iba a ser buena porque la propia FOX no confió en ella y prácticamente dejó que muriera sola. Iba sin ningún hype simplemente confiando en que me entretendrían, y no fueron capaces de hacer ni siquiera eso, pero, de nuevo, por desidia del propio estudio. Debería haber sido más exigente y no haber pagado por ver una película que pintaba mal, pero reconozco que los 5 meses sin cine me hicieron estar desesperado por ver lo que fuera en el cine, con un resultado nefasto para mi.

En fin, esta es una opinión personal totalmente subjetiva, me fastidia mucho no haberla disfrutado como quería. Y en todo caso, me alegro por todos a los que sí os haya gustado la película y pudierais desconectar ante estas deficiencias y disfrutar con estos personajes tan queridos por el fandom entre el que me incluyo. Bien por vosotros.

Comparto el trailer de la película:

Nuevo Mutantes es la última decepción de los mutantes cinematográficos de Fox, que Disney ha heredado a regañadientes y hará bien en desechar y hacer como si nunca hubiera existido.

PUNTUACIÓN: 4/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Critica de Galeria Disney: Star Wars The Mandalorian (Disney Plus)

Me encanta el cine, y parte de ese amor me lleva a querer conocer los detalles de cómo se crea la Magia del Cine. Es por esto que hoy quiero recomendaros la serie documental Galeria Disney: Star Wars The Mandalorian estrenado en Disney+, en el que Jon Favreau nos hace de maestro de ceremonias mientras nos cuenta todos los detalles de cómo The Mandalorian pasó de una idea en su cabeza a la serie más importante del año.

PUNTUACIÓN: 8/10

Tras la enorme decepción de Star Wars IX: El ascenso de Skywalker, la serie The Mandalorian me encantó y consiguió devolverme la fe en la franquicia galáctica creada por George Lucas propiedad de Disney. Y dado el enorme éxito creativo de Jon Favreau como Showrunner de la serie, ver este documental de 8 episodios en el que abarcan la producción de la serie desde todos los puntos de vista me ha parecido una maravilla y ha hecho que el disfrute con este serie se alargara durante varias semanas más.

En mi crítica de The Mandalorian ya expliqué en detalle por qué esta serie me encantó. Así que esta serie documental es un estupendo making-of que nos muestra la importancia del trabajo en equipo y crear un ambiente de trabajo que fomente la creatividad. Esta serie se compone de 8 episodios de 20 minutos de duración, en la que cada capítulo se centra en una faceta de la producción.

El episodio 1: Dirección, muestra una mesa redonda con Jon Favreau, el creador y showrunner de la serie, Dave Filoni, productor ejecutivo y director de un episodio, junto a los directores Rick Famuyima, Deborah Chow, Bryce Dallas Howard y Taika Waititi.

El episodio 2: El legado examina el profundo impacto que George Lucas creó en toda una generación de espectadores gracias a Star Wars, muchos de los cuales son ahora los profesionales que ahora han ayudado a crear The Mandalorian.

El episodio 3: El reparto, se centra en los actores protagonistas, Carl Weathers, Gina Carano y sobre todo Pedro Pascal como el Mandaloriano protagonista, que se enfrentó a un desafío actoral increíble al no mostrar su cara en ningún momento.

El episodio 4: La tecnología. Favreau y su equipo revelan la nueva tecnología que Lucasfilm ha creado para The Mandalorian que va a cambiar la forma en que se producen y realizan las películas de gran presupuesto. Un salto cualitativo impresionante que surge a partir de querer crear algo novedoso y no conformarse con los medios disponibles hasta ese momento.

El episodio 5: Efectos prácticos, nos muestra al equipo de producción comentando sobre las maquetas, las criaturas animatrónicas y el resto de efectos prácticos utilizados en The Mandalorian que ayudaron a crear el feeling perfecto que toda historia de Star Wars debería tener.

El episodio 6: El proceso, explica el proceso creativo para crear los diferentes episodios.

El episodio 7: La banda sonora, nos muestra cómo Ludwig Göransson compuso la música de The Mandalorian.

Por último, El episodio 8: Vínculos , sirve par recalcar los easter-eggs, sorpresas y curiosidades del rodaje, como son diversos elementos de atrezzo utilizados durante el rodaje de la serie, o la participación de la 501st Legion en el rodaje del último episodio.

Si algo queda claro tras ver estos documentales es que trabajar en Lucasfilm o en la ILM probablemente sean los mejores trabajos del mundo y un sueño hecho realidad para estos profesionales. Porque se nota en todas las declaraciones que sobre todo son fans de corazón de Star Wars, empezando por Dave Filloni, productor ejecutivo y mano derecha de Jon Favreau, que es una enciclopedia andante de todo lo relacionado con Star Wars.

Otro elemento fundamental que se resalta es que fruto de la colaboración y el trabajo en equipo se consigue que una buena idea mejore, y el equipo de Lucasfilm dirigido por Favreau y Filloni creó un ambiente de creatividad que fomentaba la tormenta de ideas entre todo el equipo con el objetivo que el producto final fuera el mejor posible. The Mandalorian en 100% Star Wars desde el primer al ultimo fotograma, pero a la vez consigue ofrecer una historia fresca y original que consiguió volarnos la cabeza a los fans de la franquicia galáctica.

Además, frente al mito de que da igual lo que se ruede porque “si está mal ya lo arreglaremos es post-producción”, Favreau nos indica todo lo contrario, que un plano perfecto hace que la inserción posterior de efectos visuales sea más sencillo y el resultado final sea sobresaliente. Viendo The Mandalorian, incluso sabiendo cómo habían rodado la serie yo como espectador no sabía diferenciar donde acababa el set y donde empezaba la enorme pantalla led. De hecho, la perfección visual realmente me engañó siempre y me hizo creer que se fueron a rodar a un desierto, no que todo fue rodado en un set en California.

Además, la filosofía de trabajo de Favreau está centrada en planificar todo lo posible en preproducción, sobre todo teniendo en cuenta el complejo trabajo de efectos visuales digitales para el rodaje de los episodios. De esta forma todo el trabajo previo extra que realizaron facilitó muchísimo el rodaje físico, ya que todos los profesionales, los actores, el director de fotografía, etc… tienen claro a qué atenerse y cómo llevar a cabo lo que se espera de ellos. Viendo el resultad final, esta filosofía de trabajo no puede ser más acertado y satisfactorio.

Una corriente de pensamiento indica que el único buen cine que existe es el realizado por un AUTOR que tiene una visión propia sobre un tema y todo se plantea para llevar esa idea personal a la pantalla. Esta es  por supuesto una opción válida para hacer cine, teatro o televisión, pero The Mandalorian nos muestra que existe una alternativa igualmente válida: la de unos profesionales que creen en el trabajo en equipo y que saben que una idea ampliada por diferentes profesionales que aportan su creatividad sin luchas de egos siempre será mejor que la idea inicial.

Esto lo explican perfectamente Favreau y Filloni cuando explican que según su opinión, lo más divertido de crear The Mandalorian fue cuando tenían una idea, la comentaban con el equipo y a partir de ahí el departamento de arte empezaba a dibujar cosas guays y el equipo de ILM a pensar en técnicas para llevarlo a cabo, sugiriendo ideas y estilos que a su vez generan nuevas ideas. “La energía creativa se retroalimenta una vez aceptas que cada paso va a hacer la idea original mejor de lo que era en un principio. Alguna gente se agarra a su idea original pensando que nada será mejor que esa idea, pero lo cierto es que eso ahoga y limita la creatividad. En el cine, todo tiene que progresar, y eso es lo que creo que esta serie ha hecho realmente bien.”

Si te gustó The Mandalorian esta serie documental es un must-see absoluto. E incluso si no eres fan de Star Wars pero te interesa saber cómo se crea la magia del cine, no te puedes perder estea serie documental Galería Star Wars: The Mandalorian.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Star Wars IX El ascenso de Skywalker de J.J. Abrams (Sin Spoilers)

Se acabó el sueño. Es hora de asumir la tristeza realidad: Star Wars ya no es algo especial, es una película más de las muchas que se estrenan cada año. Y en este 2019 J.J. Abrams ha arruinado con El Ascenso de Skywalker las esperanzas de ver un final satisfactorio a esta tercera trilogía.

PUNTUACIÓN: TERRIBLE

Novena y última entrega de la saga ‘Star Wars’, y cierre de la nueva trilogía iniciada con “El despertar de la Fuerza”. Rey, Finn, Poe y el resto de los héroes tendrán que encarar nuevos retos al tiempo que se enfrentan a una nueva amenaza. (FILMAFFINITY)

Buscando elementos positivos por los que comenzar, lo único salvable de El Ascenso de Skywalker es su excelente reparto. J.J. Abrams se ha confirmado como un director mediocre, pero su casting de jóvenes estrellas para El Despertar de la fuerza (2015) dió en el clavo.

Frente a Los Últimos Jedi (Rian Johnson, 2017) en la que los tres héroes Rey (Daisy Ridley), Finn (John Boyega) y Poe Dameron (Oscar Isaac) estuvieron separados literalmente hasta el plano final, Abrams hace que compartan una gran parte de la película. Y lo cierto es que mola verles juntos, los tres actores derrochan carisma y química en pantalla y ofrecen posiblemente los mejores momentos de la película.

Junto a ellos, Adam Driver como Kylo Ren vuelve a demostrar lo buen actor que es, incluso a pesar de volver a tener la cara tapada la mitad de la película. Con muy poco con lo que trabajar ofrece interesantes matices con la inflexión de su voz y la mirada que para mí indican que se encuentra un peldaño por encima de los demás. Además, de nuevo su química con Daisy Ridley es genial en pantalla y mola verles juntos.

Obviamente ver a personajes clásicos como Lando (Billy Dee Williams), Chewbacca, C3PO, R2D2  así como el Halcón Milenario siempre hace que mi corazón se ilumine un poco, a pesar de que como luego comentaré, el sueño haya acabado. Y lo mismo con la música de John Williams, maestro entre los maestros.

Todo esto es referido a los actores y sus interpretaciones, que son geniales. Otra cosa es lo que el guión les hace decir y hacer, en lo que luego entraré, y que no es tan positivo.

El Ascenso de Skywalker ofrece un mensaje positivo que también me gustó y me pareció inesperado y casi lo único original de la película, y es que aunque las personas a veces podamos pensar que estamos solos en el universo, hay otra gente como nosotros que comparte nuestra lucha. Esto se refleja en el diálogo entre Finn y Jannah en Endor, lo único genuinamente emocionante y original, cuando Finn descubre que él no fue el único desertor de la Primera Orden, más gente se reveló frente al mal, y si todos nos unimos, el mal puede ser derrotado. Este mensaje hacia la “mayoría silenciosa” mostrando que aunque el mal nos quiere asustados y solos somos más y juntos somos fuertes, me pareció muy chulo e interesante.

Y hasta aquí llega lo bueno a partir de ahora voy a empezar por todo lo malo que no me gustó, también libre de spoilers. Toca repetir que esto es una crítica a la película a partir de mis gustos, en ningún caso quiero que parezca que los que no opinéis como yo estáis equivocados. Para gustos colores, y este es el mío.

J.J. Abrams junto al guionista Chris Terrio (Batman v Superman) ejemplifican a la perfección el mal cine comercial. El mal cine en general. Creen que haciendo que pasen muchas cosas y haciendo saltar a los personajes de una localización a otra, de una sorpresa a otra sin un momento de respiro, los espectadores nos veremos arrastrados en esta vorágine y olvidaremos (o nos dará igual) si lo que estamos viendo tiene sentido o es una tontería tras otra ridícula. Y obviamente no es el caso.

Esta filosofía narrativa de “todo vale” alcanza nuevas cotas de ridiculez y absurdez en El Ascenso de Skywalker, y creo que indica que Abrams y Terrio no respetan al espectador, creen que somos tontos y nos vamos a tragar cualquier cosa si el envoltorio es bonito. Quizá hace 10 o 15 años esto fuera cierto (yo realmente no lo creo, pero bueno), pero lo que sí que está claro es que el espectador de 2019 es mucho más sofisticado e inteligente de lo que ellos creen.

Terrio ganó el Óscar al Mejor Guión Adaptado por Argo. Y tras este premio por una película “sería” se pasó al género de superhéroes primero y la ciencia ficción después en Star Wars. Y sinceramente parece que cree que son géneros menores en los que todo vale y da igual lo que muestren. Y es al revés, justo porque es ciencia ficción, debes respetar las reglas que tú mismo plantees o todo se cae en pedazos.

Por ejemplo, el guión de Abrams y Terrio establece una cuenta atrás de ¡16 horas! para crear una mal entendida sensación de urgencia, para a continuación lanzar a los héroes a una búsqueda de un tesoro por la galaxia imposible que se salta esto. Podían haber dicho 5 días, ¿por qué no? Y existiría la misma sensación de urgencia, pero no, debe ser algo inminente para ser más peligroso, más grande… Pero desde luego, no mejor y creíble. Y por esa obsesión del “más grande, más peligro, más amenaza”, se provocan momentos ridículos sobre todo en el tramo final.

Y como eso todo. Cada salto de escena, cada transición está construida a partir de una tontería o una locura, da igual como hacer que los personajes vayan de A a B y luego a C. Hasta el punto que Abrams consiguió que desconectara y nada me llegara. Hay en este sentido numerosos momentos emocionales con varios personajes destinados a tocarnos la fibra sensible que fracasan al estar construidos a partir de ridiculeces, como por ejemplo el clímax emocional de Kylo, que si escribiera lo que pasa en pantalla no saldríais de vuestro asombro y bochorno, al estar nivel del vergonzoso “Martha” de BvS. Y mejor no comentar la identidad de espía infiltrado en la Primera Orden que proporciona información a los rebeldes, porque si entro en ello absurdo y tomadura de pelo será lo más bonito que se ocurriría.

Pero ya no es solo que para Abrams y Terrio todo vale, es que su guión está malísimamente escrito, plagado de diálogos expositivos tontos y repetitivos como si los espectadores fuéramos bebés que necesitamos que nos expliquen lo mismo dos o tres veces porque no lo captamos a la primera. Además, cuando tienen incluso que verbalizar lo que debemos sentir en cada escena en lugar de confiar que la escena nos lo muestre, eso significa que ni ellos mismos confían en su propia capacidad narrativa.

Comentaba que las interacciones de los protagonista molan, pero también es cierto que Abrams hace que Rey esté sola en numerosas escenas claves. Y esto resta, no suma, teniendo en cuenta que Daisy Ridley es buena actriz, pero no tan buena.

Junto a esto, no puedo evitar comentar que la inesperada muerte de Carrie Fisher alteró sin duda la historia. Abrams trabajó para insertar las pocas frases sin usar de Los Últimos Jedi para colocar al personaje con calzador en unas pocas escenas que se ven forzadas y postizas. Y la forma que plantean se despedida es también un WTF! de libro que, a esas alturas de película, ya no consigue el impacto emocional que buscaban conseguir.

Además, hubo dos momentos en que no me pude creer que Abrams haya vuelto a copiar escenas icónicas de la Star Wars original, mostrando una vez más si cabe que Abrams es un “reciclador” no un creador de nuevas historias. Qué mal.

Para empeorarlo todo, El Ascenso de Skywalker es una moción de censura a todo lo que construyó Rian Johnson en Los Últimos días. Aunque no me gustó nada el Episodio VIII, Johnson planteaba elementos interesantes, aunque muy mal ejecutados, para que Star Wars dejara de ser la historia de la familia Skywalker. En ese sentido, la sorpresa de que Rey “no era nadie” podía mover a la franquicia galáctica por nuevos caminos inexplorados, al igual que la filosofía de Kylo de matar lo viejo para que los jóvenes creen su propio camino. Ya no. J.J. Abrams desmonta todo lo construido por Johnson, que a su vez desmontó tonterías de Abrams como el personaje de Snoke, de forma que esta última trilogía pierde todo sentido de cohesión, al ser cada película una enmienda a la totalidad de la anterior.

Y hablando de Los últimos Jedi, aunque como digo no me gustó, visualmente es de largo la mejor película de toda la serie, con momentazos increíbles que todos recordamos como la destrucción del Destructor espacial, la pelea de sables laser en la sala roja o el batalla final en el desierto de sal. Abrams no es Johnson, es un director mediocre en lo visual que vuelve a ofrecer una película plana sin momentos memorables, obcecado con sus tics como las luces estroboscópicas que nos deslumbran una y otra vez sin ningún sentido narrativo más allá de ¿qué parezca todo más dinámico? No, lo que consigues es confusión. Visualmente, El Ascenso de Skywalker es también una decepción, más si cabe teniendo en cuenta la obra previa.

Disney y Lucasfilm han vendido que este Episodio IX es el final de la historia, pero incluso en esto no da un final satisfactorio, porque de hecho deja una cantidad tan grande de elementos abiertos que se demuestra que ha sido una estrategia de marketing vacía que no se corresponde con la realidad. Claramente, Lucasfilm ha intentado copiar el final de Vengadores Endgame, modélico a la hora de cerrar un capítulo dejando un mundo abierto para nuevas historias, pero hasta en eso fracasan.

Me da mucha pena que no me haya gustado esta película. A pesar de la decepción de Los Últimos Jedi, fui deseando pasar un buen rato y ni eso consiguió hacer J.J. Abrams. Y más pena me da pensar que El Ascenso de Skywalker va a ser un taquillazo porque la gente vamos a ir en masa a ver la nueva película de Star Wars precisamente por ser Star Wars, de forma que el mensaje que todo vale se va a ver reflejado en la taquilla, el dato que realmente cuenta para los estudios.

No me extraña que tras este episodio IX Lucasfilm haya paralizado nuevas películas, porque primero y principal deben conseguir que Star Wars vuelva a ser especial, cosa que ahora mismo ha dejado de ser y que no creo que vayan a recuperar. Si Disney fuera coherente, debería despedir a Kathleen Kennedy de su puesto de jefa de Lucasfilm por su decepcionante apartado cinematográfico. Obviamente eso no va a pasar, ya que Star Wars realmente es una de las franquicias más rentables económicamente no solo en cine, sino además en los parques de atracciones, las series de televisión, el merchandising, etc…

En mi caso, hace ya tiempo que me perdieron como fan que compraba, veía o consumía todo lo que me ofrecían, ya fuera libros, cómics, merchandising, etc. Tras este decepcionante El Ascenso de Skywalker probablemente me hayan perdido incluso como consumidor ocasional en el cine.

Comparto el trailer de la película:

Star Wars El ascenso de Skywalker es un triste final a este mundo que iluminó durante años mis sueños y construyó mi yo fan de la ciencia ficción. Star Wars ya no son películas de visionado obligado. Unas las veré, otras no, y no pasará nada. Qué pena.

PUNTUACIÓN TERRIBLE

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!