Crítica de Misericordia Auxiliar de Ann Leckie (Imperial Radch 3)

Ann Leckie me sorprendió con su serie de ciencia ficción Imperial Radch, en la que ofrecía un interesante punto de vista sobre las Inteligencias Artificiales y lo que nos convierte en seres vivos. Misericordia Auxiliar es la tercera novela que cierra la historia, y dentro que me ha gustado, me ha parecido la más floja de las tres.

PUNTUACIÓN: 7/10

Tras Justicia Auxiliar y Espada Auxiliar, Ann Leckie cierra la trilogía Radch, Convirtiéndola en una deslumbrante obra galardonada con todos los grandes premios de la ciencia ficción: Hugo, Nebula, Arthur C. Clarke, Locus y BSFA.

Todo parecía estar bajo control para Breq hasta que, en una expedición en los suburbios de la Estación Althoek, encuentra a un auxiliar de nave escondido del Imperio del Radch durante millones de años. Mientras tanto un mensajero del misterioso Imperio Presger aterriza al mismo tiempo que su peor enemigo, Anaander Mianaai. Breq podría coger su nave y huir pero dejaría a la población de Athoek en peligro. Afortunadamente, tiene un plan mejor.

Imperial Radch es una interesante ciencia ficción cuyo principal sello distintivo es que todos los personajes son mujeres, o al menos son nombrados con pronombres femeninos, lo que narrativamente vendría a ser lo mismo. Incluso a pesar de su frialdad artificial, las Inteligencias Artificiales que controlan las naves espaciales y la Estación Espacial de Athoek transmiten rasgos femeninos, lo cual es curioso dado que ni sus acciones ni sus palabras implican ninguna preferencia de género.

Breq era una nave de guerra que controlaba a cientos de auxiliares (cuerpos humanos controlados por la consciencia de la I.A.) que realizaban todas las funciones no automatizadas de la nave. La primera novela estaba centrada en el cambio en su realidad al haber sido destruida la nave y quedar confinada su consciencia al cuerpo de la única Auxiliar que sobrevivió, mientras que la segunda novela realizaba una interesante reflexión sobre el colonialismo y la anulación de las culturas autóctonas por parte de la sociedad dominante que invade el hábitat.

La clave de esta tercera novela está centrada no tanto en la lucha de Breq contra Anaander Mianaai, la señora que domina la galaxia y que ha causado una guerra civil soterrada en la galaxia al segregarse su consciencia en varias facciones enfrentadas, sino en la cuestión de si las I.A.s son sólo máquinas que deben obedecer ciégamente las órdenes de los humanos que hasta ahora las mandan o son seres evolucionados con una conciencia compleja que merecen el control de su propia existencia.

Este concepto me ha parecido super interesante y frente a las historias clásicas tipo Terminator de “hombre vs máquina” que también disfruté en Sea of Rust de C. Robert Cargill, el punto de vista de Leckie es mucho más positivo y optimista, creyendo que la coexistencia es posible, aunque obviamente esta nueva realidad va a provocar un profundo cambio en el status-quo de la humanidad.
En todo caso, a pesar de que argumentalmente el concepto general de esta serie Imperial Radch me ha gustado mucho, debo reconocer que en esta tercera novela me ha fallado completamente el climax, con un final totalmente anticlimático y sin conclusión que en parte es un bluff.

La narrativa de Leckie facilita muchísimo la lectura, consiguiendo que hechos repetidos durante toda la novela como la toma del te (hecho que seguro que tiene algún simbolismo que a mi se me escapa), no se conviertan en monótonos y aburridos. Además, su construcción de personajes me ha gustado y ha conseguido que me interesara por ellos a pesar de su frialdad.
Lo mejor que puedo decir de Ann Leckie es que aunque esta tercera novela me ha parecido la peor de la serie, su punto de vista autoral me ha interesado, y probablemente vaya a leer su próxima novela.

 

PUNTUACIÓN: 7/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .