Archivo de la etiqueta: Ann Leckie

Crítica de Misericordia Auxiliar de Ann Leckie (Imperial Radch 3)

Ann Leckie me sorprendió con su serie de ciencia ficción Imperial Radch, en la que ofrecía un interesante punto de vista sobre las Inteligencias Artificiales y lo que nos convierte en seres vivos. Misericordia Auxiliar es la tercera novela que cierra la historia, y dentro que me ha gustado, me ha parecido la más floja de las tres.

PUNTUACIÓN: 7/10

Tras Justicia Auxiliar y Espada Auxiliar, Ann Leckie cierra la trilogía Radch, Convirtiéndola en una deslumbrante obra galardonada con todos los grandes premios de la ciencia ficción: Hugo, Nebula, Arthur C. Clarke, Locus y BSFA.

Todo parecía estar bajo control para Breq hasta que, en una expedición en los suburbios de la Estación Althoek, encuentra a un auxiliar de nave escondido del Imperio del Radch durante millones de años. Mientras tanto un mensajero del misterioso Imperio Presger aterriza al mismo tiempo que su peor enemigo, Anaander Mianaai. Breq podría coger su nave y huir pero dejaría a la población de Athoek en peligro. Afortunadamente, tiene un plan mejor.

Imperial Radch es una interesante ciencia ficción cuyo principal sello distintivo es que todos los personajes son mujeres, o al menos son nombrados con pronombres femeninos, lo que narrativamente vendría a ser lo mismo. Incluso a pesar de su frialdad artificial, las Inteligencias Artificiales que controlan las naves espaciales y la Estación Espacial de Athoek transmiten rasgos femeninos, lo cual es curioso dado que ni sus acciones ni sus palabras implican ninguna preferencia de género.

Breq era una nave de guerra que controlaba a cientos de auxiliares (cuerpos humanos controlados por la consciencia de la I.A.) que realizaban todas las funciones no automatizadas de la nave. La primera novela estaba centrada en el cambio en su realidad al haber sido destruida la nave y quedar confinada su consciencia al cuerpo de la única Auxiliar que sobrevivió, mientras que la segunda novela realizaba una interesante reflexión sobre el colonialismo y la anulación de las culturas autóctonas por parte de la sociedad dominante que invade el hábitat.

La clave de esta tercera novela está centrada no tanto en la lucha de Breq contra Anaander Mianaai, la señora que domina la galaxia y que ha causado una guerra civil soterrada en la galaxia al segregarse su consciencia en varias facciones enfrentadas, sino en la cuestión de si las I.A.s son sólo máquinas que deben obedecer ciégamente las órdenes de los humanos que hasta ahora las mandan o son seres evolucionados con una conciencia compleja que merecen el control de su propia existencia.

Este concepto me ha parecido super interesante y frente a las historias clásicas tipo Terminator de “hombre vs máquina” que también disfruté en Sea of Rust de C. Robert Cargill, el punto de vista de Leckie es mucho más positivo y optimista, creyendo que la coexistencia es posible, aunque obviamente esta nueva realidad va a provocar un profundo cambio en el status-quo de la humanidad.
En todo caso, a pesar de que argumentalmente el concepto general de esta serie Imperial Radch me ha gustado mucho, debo reconocer que en esta tercera novela me ha fallado completamente el climax, con un final totalmente anticlimático y sin conclusión que en parte es un bluff.

La narrativa de Leckie facilita muchísimo la lectura, consiguiendo que hechos repetidos durante toda la novela como la toma del te (hecho que seguro que tiene algún simbolismo que a mi se me escapa), no se conviertan en monótonos y aburridos. Además, su construcción de personajes me ha gustado y ha conseguido que me interesara por ellos a pesar de su frialdad.
Lo mejor que puedo decir de Ann Leckie es que aunque esta tercera novela me ha parecido la peor de la serie, su punto de vista autoral me ha interesado, y probablemente vaya a leer su próxima novela.

 

PUNTUACIÓN: 7/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Espada Auxiliar de Ann Leckie (Imperial Radch 2)

Espada auxiliar es la notable segunda parte de la serie Imperial Radch de Ann Leckie, que por fin he podido disfrutar aprovechando las vacaciones veraniegas.

PUNTUACIÓN: 7/10

LA SECUELA DE ESPADA AUXILIAR, EL DEBUT MÁS EXITOSO DE LOS ÚLTIMOS AÑOS, GANADOR DE LOS PREMIOS HUGO, NEBULA, ARTHUR C. CLARKE, LOCUS Y BSFA. Breq es una soldado que tiempo atrás había sido una nave militar, un arma de conquista que controlaba miles de mentes. Pero ahora dispone de un único cuerpo y sirve a la soberana a la que había jurado eliminar. Con una nueva nave y una tripulación problemática, a Breq se la destina al único lugar en la galaxia al que accedería a ir: la estación Athoek, donde deberá proteger a la familia de una teniente a la que conoció en el pasado y a la que mató a sangre fría.

Ann Lecke sorprendió a crítica y público con su primera novela Justicia Auxiliar, una super interesante novela de ciencia-ficción que presenta a unas Inteligencias Artificiales que controlan miles de cuerpos humanos para llevar a cabo sus funciones. Además, Leckie hizo que todos los personajes fueran mujeres, o al menos fueran nombradas con pronombres femeninos, lo cual daba un punto de vista novedoso a la ciencia ficción y servía para destacar el ninguneo que este género ha tenido con las mujeres durante décadas.

Justicia Auxiliar examinaba qué aspectos son los que nos hacen humanos, que es mucho más que el cuerpo físico, unido a una lucha imposible de una persona frente a una I.A. casi omnipotente y omnipresente.

Espada auxiliar sirve de notable complemento y ampliación de este mundo, y aunque la búsqueda de la propia identidad sigue siendo uno de los temas principales, realiza una interesante reflexión sobre el poder, la moral y la justicia, y el colonialismo que aplasta sociedades para decirles desde una falsa superioridad moral que nuestras creencias o culturas son superiores a las del conquistado. Y es que el Sistema Athoek que tiene que defender Breq está construido sobre unas bases lagales pero injustas, obligando a dos especies a vivir en condiciones casi de esclavitud.

Debo reconocer que a la novela le cuesta arrancar y durante muchos momentos cuesta saber qué nos quiere contar Leckie. La narración fragmentada de la primera novela permitía que el lector estuviera pendiente de descubrir el misterio del pasado de Breq. Pero en esta segunda parte ya no existe ese misterio, y aunque la construcción del mundo de Athoek es muy interesante, con sus razas y culturas diversas, falta un tema potente que hiciera que estuviera ansioso por pasar las páginas.

Sin embargo, la parte final es excelente, en la que Breq debe reconocer que incluso intentando ayudar, hay situaciones que están más allá de su control, sobre todo cuando hablamos de costumbres y normas arraigadas durante siglos que no pueden desaparecer con un chasquido de dedos.

En resumen, aunque Espada Auxiliar no es tan buena como la primera parte de esta serie, si me deja con ganas de leer la tercera y última novela de Imperial Radch, Misericordia Auxiliar, lo cual ya es un éxito en si mismo.

PUNTUACIÓN: 7/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Justicia Auxiliar de Ann Leckie (Imperial Radch 1)

Buscando lecturas diferentes para este verano, descubrí a Ann Leckie y su trilogía Imperial Radch de la que Justicia Auxiliar. Una buena novela que ha ganado todos los premios de la ciencia ficción y que he leído con curiosidad.

PUNTUACIÓN: 7/10

LA DESLUMBRANTE ÓPERA PRIMA QUE HA GANADO TODOS LOS GRANDES PREMIOS DE LA CIENCIA FICCIÓN: HUGO, NEBULA, ARTHUR C. CLARKE, LOCUS Y BSFA.

En un planeta helado y remoto, una soldado llamada Breq se está acercando al cumplimiento de su misión. En el pasado, Breq era Justicia de Toren, una crucero de batalla colosal con una inteligencia artificial que conectaba a miles de soldados que servían al Radch, el imperio que había conquistado la galaxia.

Ahora, un acto de traición la ha hecho pedazos y solo cuenta con un único y frágil cuerpo humano, numerosas preguntas sin responder y un ardiente deseo de venganza.

Ann Lecke ha escrito una interesante novela de ciencia-ficción que presenta un interesante concepto sobre unas Inteligencias Artificiales que controlan miles de cuerpos y tecnología para llevar a cabo sus funciones. Los cuerpos controlados por las IA no son humanos, sino que reciben el calificativo “Auxiliares”. La destrucción de una nave de combate deja abandonado uno de esos cuerpos, lo que servirá para ver su búsqueda de respuestas y venganza, y también para entender qué es lo que nos hace humanos.

La narración se construye a partir del misterio del pasado de Breq y el misterio de lo que provocó la destrucción de su contenedor, la nave de guerra Justicia de Toren, jugando con una narración en paralelo en dos momentos temporales diferentes, el primero en el que Breq nos cuenta lo que pasó, utilizando diferentes puntos de vista de diferentes contenedores de Justicia de Toren, y otra en el presente en el que Breq pone en marcha su plan de venganza.

Justicia Auxiliar ha ganado todos los premios de la ciencia ficción existentes por su calidad, pero también por el acercamiento de género a los personajes de la novela. Lecke crea una cultura que en la que el género es totalmente paritario hasta el punto de que no se distingue al hombre de la mujer y carece de relevancia social. En este contexto, Lecke nombra a todos los personajes con pronombres femeninos independientemente del género al que pertenezcan, dado que el personaje de Breq en muchos momentos duda sobre este aspecto. Esto crea situaciones extrañas, dado que parece que todos los personajes de la novela son mujeres cuando no es el caso, de forma que la autora busca resaltar como en muchas obras de ciencia ficción las mujeres parecían estar completamente ausentes, o con un papel muy secundario, casi como floreros sin importancia en la historia.

La forma en que Lecke nos mete dentro de la mente de la IA y sus peculiaridades físicas me ha gustado bastante, aunque reconozco también que en algunos momentos la lectura se me hizo un poco farragosa, sobre todo en la primera mitad de la novela, en la que cuesta saber hacia donde se dirige la historia y cual es el objetivo que mueven a los personajes.

En todo caso, Justicia Auxiliar me ha perecido una interesante lectura que ofrece un punto de vista novedoso a las historias protagonizadas por IAs, que sirven para destacar los elementos que nos hacen ser humanos. Una buena lectura para este verano que me ha dejado con ganas de saber cómo continúa la historia.

PUNTUACIÓN: 7/10