Archivo de la etiqueta: ciencia ficción

Crítica de Oblivion Song vol. 6 de Robert Kirkman y Lorenzo de Felici

Oblivion Song de Robert Kirkman y Lorenzo de Felici, con color de Annalisa Leoni, termina en el sexto volumen que acaba de publicar Image Comics, y nos han ofrecido un final perfecto repleto de emoción para esta historia de ciencia-ficción.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Hace una década, 300.000 ciudadanos de Filadelfia se perdieron repentinamente en el olvido. Ahora, la historia se ha repetido. Otras tres ciudades han intercambiado sus dimensiones, provocando la guerra final entre los humanos y Ghozan. Los Kuthaal han invadido y la Tierra no está preparada. Nathan Cole puede ser la única persona capaz de enfrentarse a las fuerzas de los Kuthaal, pero ¿será suficiente?

Este sexto volumen comprende los números 31 a 36 de la serie regular USA publicada por el sello Skybound de Robert Kirkman.

Ha pasado un año desde que me llegó el quinto volumen de la serie, y la verdad es que la espera ha merecido la pena. El final de Oblivion Song ha sido perfecto, super satisfactorio y lleno de emoción, y resume a la perfección todas las virtudes de Robert Kirkman como escritor. Su premisa de ciencia ficción es super inteligente y en estos 6 volúmenes han pasado un montón de cosas y ha evolucionado muchísimo la historia desde su inicio.

La narrativa de Kirkman hace que todo se sienta importante porque lo es para la trama, no hay fill-ins ni nada que se le parezca. Y en este climax en el que asistimos a la guerra total de la raza humana contra los invasores Kuthaal, además de la espectacularidad Kirkman guarda tiempo para momentos emocionantes relacionados con los hermanos Cole protagonistas que me pusieron el corazón en un puño. Como siempre en los tomos de Skybound, los comics vienen sin separar las diferentes grapas, y reconozco que el no tener todas las portadas es el detalle menos bueno de esta edición. Pero dicho esto, hay que flipar con la sensación que ofrece Kirkman de que todo es una única historia como si fuera una novela o película en la que no hay cortes hasta que terminas. Unido a que cuando ves donde estaban los finales de cada grapa aprecias la habilidad de Kirkman para crear cliffhangers bestiales que están perfectamente integrados en la historia.

Me ha gustado mucho el dibujo de Lorenzo de Felici y colores de Annalisa Leoni en este comic. Empezando porque da gusto leer una serie de 36 números en las que el 100% del comic ha estado dibujado por el mismo equipo creativo, transmitiendo una integridad artística perfecta. Pero aparte de esto, la capacidad de crear mundos y seres super distintos al nuestro ha sido otro de los hitos de Oblivion Song, porque el aspecto visual y los diseños de personajes me han flipado de forma increíble. Si a eso tenemos a un perfecto narrador que consigue contar esta aventura de la forma más emocionante y espectacular posible, porque la sensación de escala en el comienzo del comic con el inicio del asalto de los Kuthaal a la Tierra me parece super épico al nivel de un ESDLA o un Vengadores Endgame, no hay duda que tenemos una combinación ganadora.

No se me ocurre nada malo de este comic. Creo que Kirkman y de Felici han triunfado con esta propuesta que ha sido diferente a todo lo que estaba publicando en Estados Unidos durante estos años y que ha durado lo justo y necesario para contar la historia de la forma que Kirkman vió más adecuada. Comic que dentro de ser ante todo entretenimiento, se guarda en la manga una última crítica final a la depredadora sociedad humana que arrasa con todos los recursos naturales que ha significado la guinda del pastel. Ojalá todos los comics que leo tuvieran esta brillantez en todos los aspectos.

Comparto las primeras páginas de este sexto y último volumen:

Oblivion song ha sido un comic estupendo con un Kirkman demostrando que no ha perdido el toque tras TWD e Invencible con un apartado artístico maravilloso. Ojalá pueda leer muchos más tebeos tan redondos y satisfactorios como este.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Children of Ruin de Adrian Tchaikovsky (The Children of Time 2)

Tras la brillante novela Children of time del escritor británico Adrian Tchaikovsky, me he lanzado de cabeza a leer Children of Ruin, la segunda novela dentro de esta serie de ciencia ficción.

PUNTUACIÓN: 8/10

La asombrosa secuela de Children of Time , la premiada novela sobre la batalla de la humanidad por la supervivencia en un planeta terraformado.

Hace miles de años, el programa de terraformación de la Tierra salió a las estrellas. En el mundo que llamaron Nod, los científicos descubrieron vida extraterrestre… pero su misión era sobrescribirla con la memoria de la Tierra. Entonces el gran imperio de la humanidad cayó, y las decisiones del programa se perdieron en el tiempo.

Eones más tarde, la humanidad y sus nuevos aliados arácnidos detectaron señales de radio fragmentarias entre las estrellas. Enviaron una nave de exploración, con la esperanza de encontrar primos de la vieja Tierra.

Pero esos antiguos terraformadores despertaron algo en Nod que era mejor no perturbar.

Adrian Tchaikovsky nació en Woodhall Spa, Lincolnshire, antes de ir a Reading a estudiar psicología y zoología. Por razones que ni él mismo conoce, acabó estudiando Derecho y ha trabajado como ejecutivo legal tanto en Reading como en Leeds, donde vive actualmente. Está casado, es un entusiasta de las partidas de rol en vivo y un actor aficionado ocasional, se ha entrenado en la lucha escénica y no tiene ningún tipo de mascota exótica o peligrosa, posiblemente a excepción de su hijo.

 Adrian Tchaikovsky me voló la cabeza con su anterior novela Children of Time, empezando por su premisa de historia contada a lo largo de miles de años de evolución. Una evolución que afectará de forma diferente a una raza de arañas evolucionadas por ingeniería genética que se encuentra en el planeta respecto a los humanos se dirigen a lo largo de cientos de años hacia ese paraíso. Y es que tenemos tan interiorizada la ciencia-ficción espacial tipo Star Trek de razas alienígenas que son seres humanos con pelucas, que leer una historia original como esta que refleja las enormes diferencias entre especies realmente diferentes, me pareció un soplo de aire fresco alucinante al género de la ciencia ficción.

Una vez solucionadas las diferencias entre arañas y humanos, Children of ruin lleva la historia un paso más allá al presentar un nuevo planeta en el que los humanos llevaron a unos pulpos que evolucionarán durante milenios. Si en Children of time la novela estaba dividida en dos entre la raza humana en el espacio y la de las arañas en la superficie de su planeta, en esta novela aplica la misma estructura, aunque en este caso para mostrarnos la acción del presente con la llegada de la nave de arañas y humanos al sistema solar del planeta Nod, y otra parte para conocer el pasado del planeta y cómo los diferentes seres que allí se encuentran llegaron a donde están en el presente.

Hablaba antes de razas alienígenas, pero Tchaikovsky está increíble mostrando las diferencias a todos los niveles que tienen los pulpos respecto a arañas y humanos, y cómo estos animales no tienen centros lógicos que necesiten un idioma, al comunicarse por sentimientos y objetivos que deben ser resueltos como si de un problema de lógica se tratara. Que pueda hacerse esta maravilla usando animales de la Tierra nos indica que las posibilidades de crear seres diferentes son ilimitadas, y sólo dependen de la imaginación del autor.

Otro elemento que me gusta mucho de la novela es el punto de vista optimista y positivo que Tchaikovsky tiene de la comunicación, con una idea clave que si buscamos la forma, siempre es posible llegar a comunicarse y llegar a entendimientos incluso con aquellos con los que no tenemos nada en común. Frente a teorías como la de El Bosque Oscuro de Cixin Liu, que imaginan lo peor de una posible raza alienígena con la que pudiera encontrarse la humanidad, el mensaje de Tchaikovsky es mucho más positivo. Esto en lo referido a la ciencia ficción, pero el mensaje de concordia me parece una chulada muy interesante que tendría su equivalencia con los diferentes países y grupos sociales enfrentados en la actualidad por religión, raza o la búsqueda del poder, que están más pendientes de las diferencias que de aquello que nos une.

Dentro que todo en la novela me ha gustado, y el final a cuatro bandas (no desvelo el misterio) me parece estupendo, hay que reconocer que Children of Ruin no tiene la brillantez que encontré en Children of Time, al continuar de alguna manera la fórmula con una nueva especie, en este caso el pulpo. Dicho esto, hay tantas sorpresas y la evolución de todo está tan bien contada, que he disfrutado muchísimo la novela.

La lectura de esta novela de 565 páginas en inglés no me ha supuesto ningún problema importante y lo he disfrutado mucho. De hecho, aparte de descubrir que Tchaikovsky va a publicar en noviembre Children of Memory, la tercera novela de esta serie, me quedo con ganas de probar estas vacaciones otras novelas del autor, como The doors of Eden. A ver si saco tiempo y compro esta novela.

Si os gusta la ciencia ficción y la comunicación, la serie de Children of Time es un must-read absoluto, os la recomiendo completamente.

PUNTUACIÓN: 8/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de La redención de Rosalera de Tade Thompson

La redención de Rosalera es la tercera parte de la trilogía de Rosalera del escritor Tade Thompson, un estupendo ejemplo de ciencia ficción con ADN africano.

PUNTUACIÓN: 7/10

La vida en la ciudad estado independiente de Rosalera no es todo lo que sus ciudadanos esperaban… El alcalde, Jack Jacques, descubre que las deudas en las que incurrió durante la insurrección ahora le atenazan. Además, Nigeria tampoco va a permitir que Rosalera se independice sin luchar. Y algunos habitantes alienígenas de la ciudad han empezado a asesinar a humanos para introducirse en sus cuerpos y hacerse con el control. Un pequeño grupo de hackers y criminales que operan a través del espacio-tiempo, la xenosfera y las fronteras internacionales tiene que impedir el avance extraterrestre. La fugitiva conocida como la Chica de la Bicicleta, Kaaro y su antigua jefa Femi puede que sean la última línea de defensa de la humanidad.

«El tercer volumen de la trilogía de Ajenjo cierra una gran y original obra de ciencia ficción, que mezcla y empareja tropos clásicos con un entorno nuevo y, de esa forma, cambia su significado… Una conclusión asombrosa de una trilogía que expande nuestra percepción de lo que puede hacer la ciencia ficción». The Guardian.

Nacido en Londres de origen yoruba, Tade Thompson creció en Nigeria. Estudió antropología social y medicina y está especializado en psiquiatría. Además de su trabajo profesional en este campo y de su carrera de escritor, es ilustrador, lector impenitente y aficionado al jazz. «Rosalera», la novela que da inicio a la trilogía de Ajenjo, obtuvo el primer premio Ilube Nommo de la Sociedad de Ficción Especulativa Africana a la mejor novela en 2017 y el premio Arthur C. Clarke en 2019, y fue finalista del premio John W. Campbell.

Leí Rosalera y La Insurrección de Rosalera en 2020, casi de un tirón una detrás de la otra. Y la verdad es que hubiera agradecido un resumen de cómo estaban las cosas y sobre todo, quien era quien y qué función habían jugado hasta ahora, porque no recordaba gran cosa. Kaaro por ejemplo es un perfecto ejemplo, ya que no le recordaba nada, aparte de saber que había jugado un papel clave en las novelas previas, pero no recordaba cual. Creo que dos páginas de «la historia hasta ahora» le habría venido bien a la novela y no habría supuesto un gran problema.

Hecho este pequeño inciso, La redención de Rosalera me ha resultado una novela muy interesante. La idea de una consciencia alienígena curando las enfermedades de los humanos que habitan en Rosalera y a cambio apoderándose de los cuerpos humanos fallecidos, o la existencia de una xenoesfera donde las consciencias de las personas dotadas pueden conectar con Asenjo, el alienígena que aterrizó en la Tierra años atrás, permite crear unas situaciones a las que no estoy muy costumbrado en otras obras de ciencia ficción. Además, me gusta mucho también todo lo referido al alcalde de Rosalera Jack Jacques y cómo empieza a descubrir que a pesar de depender su ciudad completamente de los aliens, al final es una situación que no tiene una buena solución para la raza humana. Todo lo referido al alcalde y su amoralidad dentro que hace todo pensando en los habitantes de su ciudad, me ha gustado mucho.

Todo en la novela resulta sorprendente, y su extensión de 386 páginas divididos en 52 capítulos, un preludio y un epílogo, hace que los capítulos sean super cortos y los devores uno detrás de otro, provocando que la lectura fuera apenas un suspiro. Quizá el final acabe resultando lo menos bueno de la novela, ya que aunque es lógico teniendo en cuenta hacia donde se ha dirigido la acción, y desde cierto punto de vista es el único final posible, la opción de un «lo hizo un hacker» de alguna manera resulta un recurso un tanto manido que desluce una historia que hasta ese momento me había gustado mucho.

En todo caso, me han gustado las tres novelas de la trilogía de Rosalera de Tade Thompson, se convierte en un escritor al que seguirle los pasos para cuando publique su siguiente novela.

PUNTUACIÓN: 7/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Children of time de Adrian Tchaikovsky (The Children of Time 1)

Gracias a la Newsletter de Warren Ellis he descubierto una de las mejores novelas de ciencia ficción en muchísimo tiempo, Children of Time del escritor inglés Adrian Tchaikovsky, una novela que hoy quiero recomendaros.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Ganador del Premio Arthur C. Clarke a la mejor novela en su 30º aniversario.

La novela de Adrian Tchaikovksy, aclamada por la crítica, Children of Time, es la historia épica de la batalla de la humanidad por la supervivencia en un planeta terraformado.

¿Quién heredará esta nueva Tierra? Los últimos restos de la raza humana abandonan una Tierra moribunda, desesperados por encontrar un nuevo hogar entre las estrellas. Siguiendo los pasos de sus antepasados, descubren el mayor tesoro de la era pasada: un mundo terraformado y preparado para la vida humana.

Pero no todo está bien en este nuevo Edén. En los largos años transcurridos desde que el planeta fue abandonado, el trabajo de sus arquitectos ha dado frutos desastrosos. El planeta no les espera, prístino y desocupado. Los nuevos amos lo han convertido de refugio en la peor pesadilla de la humanidad.

Ahora dos civilizaciones están en curso de colisión, ambas poniendo a prueba los límites de lo que harán para sobrevivir. Mientras el destino de la humanidad pende de un hilo, ¿quiénes son los verdaderos herederos de esta nueva Tierra?

Adrian Tchaikovsky nació en Woodhall Spa, Lincolnshire, antes de ir a Reading a estudiar psicología y zoología. Por razones que ni él mismo conoce, acabó estudiando Derecho y ha trabajado como ejecutivo legal tanto en Reading como en Leeds, donde vive actualmente. Está casado, es un entusiasta de las partidas de rol en vivo y un actor aficionado ocasional, se ha entrenado en la lucha escénica y no tiene ningún tipo de mascota exótica o peligrosa, posiblemente a excepción de su hijo.

Reconozco que es déficit mío no conocer a Adrian Tchaikovsky antes de que Warren Ellis le mencionara en una de sus newsletters. Dicho esto, ¡menos mal que no lo dudé y me lancé de cabeza a comprar en el kindle esta novela! Children of Time me ha sorprendido de forma increíble empezando por su premisa de historia contada a lo largo de miles de años de evolución. Una evolución que afectará de forma diferente a la raza evolucionada por ingeniería genética en el planeta, en comparación a las dificultades que sufren lo que queda de la raza humana que viaja en la nave Gigamesh, un arca con miles de personas en sueño criogénico y una minúscula tripulación que se va despertando a lo largo de los siglos cuando surge una situación de emergencia que lo requiera. La novela está por tanto partida en dos, mostrando a las dos sociedades que se encuentran en un curso de colisión inevitable, y casi diría que la parte de la sociedad no humana me ha parecido increíble y la mejor parte de una novela alucinante.

A pesar que leí la novela en inglés la verdad es que el estilo de Tchaikovsky me ha resultado super sencillo de entender, con unas descripciones claras que sirven para resaltar el montón de grandes ideas que hay en este novela en lo relativo a la evolución o involución según el caso, y la forma en que se van construyendo ambas sociedades. De hecho, aunque estamos ante una historia contada a nivel macro a lo largo de miles de años, Tchaikovsky es increíblemente hábil a la hora de plantear narradores interesantes como son Portia, Bianca o Fabian en la superficie del planeta, y de Holsten dentro del Gigamesh. Holsten es el Clasicista jefe del Gilgamesh, encargado de la interpretación de la lengua del antiguo imperio «C imperial» y de intentar mantener vivo el patrimonio cultural de un planeta Tierra desaparecido hace años, y va siendo despertado en diferentes momentos del viaje de la Gigamesh, sirviendo de nuestros ojos en la nave, asistiendo a los cambios que se han producido mientras estuvo dormido.

Para ser una novela de 600 páginas, la verdad es que la he devorado y me ha dejado con muchísimas ganas de más. Esta ciencia ficción a nivel Macro está llena de buenísimas ideas y conceptos con una base científica que me han transmitido un estupendo «sense of wonder» al descubrir mundos y personajes diferentes a nosotros que a la vez cuentan tanto de nuestra sociedad. En lo relativo a ciencia ficción de world-building, veo difícil que ninguna otra novela me guste tanto como esta Children of Time.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Todo a la vez en todas partes, de Dan Kwan y Daniel Scheinert

La crítica ha puesto por las nubes Todo a la vez en todas partes, la película de Dan Kwan y Daniel Scheinert con producción de los hermanos Russo y protagonizada por Michelle Yeoh, que realiza una increíble mezcla de géneros y conceptos.

PUNTUACIÓN: 5/10

Cuando una ruptura interdimensional altera la realidad, Evelyn (Michelle Yeoh), una inmigrante china en Estados Unidos, se ve envuelta en una aventura salvaje en la que solo ella puede salvar el mundo. Perdida en los mundos infinitos del multiverso, esta heroína inesperada debe canalizar sus nuevos poderes para luchar contra los extraños y desconcertantes peligros del multiverso mientras el destino del mundo pende de un hilo.

Daniel Kwan y Daniel Scheinert, conocidos como Daniels o the Daniels, son un dúo de directores y guionistas de cine. Kwan y Scheinert se conocieron mientras ambos estudiaban cine en el Emerson College de Boston. Comenzaron su carrera como directores de vídeos musicales, incluido el popular promocional de DJ Snake para el single «Turn Down for What» (2013). En 2016 escribieron y dirigieron la comedia-drama surrealista Swiss Army Man (2016) protagonizada por Paul Dano y Daniel Radcliff. Everything Everywhere All at Once (2022) es su segunda película.

Todo a la vez en todas partes ha sido producida por los hermanos Russo (Vengadores Endgame) y cuenta con una fotografía de Larkin Seiple, montaje de Paul Rogers y música de Son Lux. La película de 140 minutos de duración ha contado con un presupuesto de 25 millones, que están super bien aprovechados en pantalla. La película ha recaudado 60 millones en Estados Unidos, siendo el mayor éxito de taquilla de la productora indy A24.

Uno de los elementos principales de la película es un casting alucinante encabezado por Michelle Yeoh como Evelyn Quan Wang, una insatisfecha y agobiada propietaria de una lavandería que se convertirá en involuntaria salvadora del multiverso. Ke Huy Quan, el mítico Tapón de Indiana Jones y El Templo Maldito (1984) y Data de Los Goonies (1985) interpreta a Waymond Wang, el manso marido de Evelyn. Stephanie Hsu (La maravillosa sra. Maisel) es Joy Wang, la hija de Evelyn y Waymond que discute por todo con su madre y que tiene una novia (Becky Sregor, interpretada por Tallie Medel) que no es aceptada por ella. Completa el reparto el mítico James Hong (actor en más de 600 películas desde los años 50 hasta ahora) es Gong Gong , el exigente padre de Evelyn, Jamie Lee Curtis hace de Deirdre Beaubeirdre, una dura inspectora de Hacienda que amenaza con cerrar el negocio de Evelyn.

Entrando a valorar la película, lo primero a destacar es el reparto, empezando por una Michelle Yeoh estupenda que lleva el peso dramático de la película y que demuestra una interesante rango interpretativo durante el larguísimo metraje. Otra gran alegría es reencontrarme con Ke Huy Quan haciendo de su marido, que me devuelve a unos años 80 en los que fue un icono. De hecho, cuando me enteré que Huy Quan abandonó hace 20 años la profesión al no encontrar papeles para él me he quedado bastante chafado. Otro puntazo es contar con el también mítico James Hong (al que entre otras muchas le recuerdo por Golpe en la pequeña China de Carpenter) y con Jamie Lee Curtis, ambos en roles secundarios.

Para tener un presupuesto de 25 millones, la película muestra una tremenda imaginación a la hora de presentar los universos alternativos, con unos efectos especiales resultones que sin contar a Doctor Strange de Sam Raimi no se parecen a nada que haya visto en bastante tiempo. Hay escenas visualmente arrolladoras en varios momentos que confirman que la mayoría de los casos no es una cuestión de presupuesto, sino de calidad e imaginación. Y al menos de lo segundo hay mucha durante el metraje.

Aunque la película no va de eso, hay un par de coreografía de artes marciales estupendas, sobre todo la primera protagonizada por Ke Huy Quan pero también hay otra de Michelle Yeoh que está muy muy guay. Lo malo es que están situadas en la primera mitad y te dejan con ganas de una acción que nunca llega a suceder en el climax final, dado que como digo la película no es una cinta de acción, a pesar de lo que la promoción de la película sugería.

La película realiza también varios homenajes nada sutiles a diferentes géneros y autores de cine asiático que hará las delicias a los cinéfilos de gustos refinados. De hecho, hubieron tantos momentos que me recordaban a otras películas que llegué a perder la cuenta. Cuando termine de escribir estar líneas, creo que iré a buscar artículos sobre ello porque hay homenajes para parar un tren.

Tengo que reconocer que NO llegué a ver la película con el estado mental adecuado. Tuve varios líos en el trabajo, salí corriendo para recoger a mi mujer y mi hijo a Castellón (mi mujer tiene el coche en el taller), hicimos varios encargos, cenamos corriendo y me fui pitando al cine sin llegar a sentarme en casa ni 5 minutos. Llegué agotado al cine, lo que explica en parte que no disfrutara ni conectara con la película.

Ampliando este problema, me equivoqué al elegir la V.O. para verla, dado que una parte importante de la película están hablando en chino y cuando lo hacían en inglés era con un fuertísimo acento. Esto me obligó a tener que leer los subtítulos el 99% del tiempo, algo que no me suele suceder cuando voy a la V.O. Al juntarse el cansancio, los subtítulos, la exageradísima duración de 140 minutos y unas explosiones visuales que hacían super incómodo leer los subtítulos y ver lo que estaba pasando en pantalla, todo ello junto provocó que la experiencia fuera peor de lo normal.

El caso es que abracé sin problemas las locuras y el sentido del humor absurdo de la película, sobre todo referido a algunas de las realidades alternativas que conocerá Evelyn, a lo que había que añadir un elemento bastante inesperado referido al drama que vive la familia de Evelyn. Sin embargo, a medida que avanzaba la película su historia me fue echando minuto a minuto, porque realmente no se corresponde el drama existencial que realmente presenta la película y el mensaje de intentar ser feliz a pesar que la vida sea una mierda, seamos pobres y sepamos que nuestros sueños no se van a cumplir, con las mamarrachadas que los Daniels plantean en el guion precisamente a costa de las realidades alternativas que comentaba antes, o la forma en que los personajes conectan con sus vivencias en esas realidades.

La sensación de estar viendo una «paja mental» de tamaño descomunal fue algo que se me pasó por la cabeza en varias ocasiones, dado que Todo a la vez en todas partes es realmente un drama existencial muy hardcore oculto bajo una envoltura de acción, humor y ciencia ficción que añadía nun tono que no se correspondía con la historia que nos estaban contando.

Otro problema de la película es que tiene una duración de 140 que es ridículamente larga y provocó que el visionado fuera un suplicio. En serio, hacía tiempo que no me movía tanto en el asiento de un cine, es que ya no sabía ni como ponerme, lo que indica también que no estuve a gusto con lo que me estaban contando. Nos quejamos de la exagerada duración del cine mainstream actual, pero esta película no le va a la zaga, siendo la experiencia mucho peor. Como digo, el primer y segundos actos los acepté bastante bien y hasta ese momento la película no me desagradaba. Sin embargo, el tercer acto se me hizo eterno.

Hay otros elemento menores como que dentro que globalmente veo que el presupuesto está super bien aprovechado, me pareció también un bajón comprobar que el 95% del metraje está rodado dentro de la misma oficina de Hacienda o de la lavandería de Evelyn , lo cual me rompe con la idea de una película super loca que nos iba a llevar de viaje por el multiverso.

Tampoco conecté con el humor absurdo de los Daniels, aunque el caso es que en su día me gustó bastante su opera prima Swiss Army Man, donde creo que sí combinaron con acierto la comedia y el drama. Pero las realidades alternativas de los dedos convertidos en frankfurts o el plagio a Rataouille cambiando la rata por un mapache, me parecieron penosos. Y no en plan «broma sin gracia», sino que son unas subtramas que no funcionan y que lo único que hacen es alargar una película ya de por si demasiado larga.

Estoy acabando de escribir mis impresiones de la película y reconozco que todavía no tengo claro si el mensaje de intentar ser feliz a pesar que nuestra vida sea una mierda, seamos pobres y sepamos que nuestros sueños no se van a cumplir es una genialidad que toca una cuestión social importante hoy en día de forma positiva, dado el empobrecimiento constante de la clase media en USA y Europa, o una gafapastada bestial de unos niños ricos que le cuentan a la plebe que no nos quejemos tanto porque a pesar de todo siempre se puede sacar algo positivo. Quiero quedarme con el lado positivo y que a pesar del nihilismo de muchos momentos, los protagonistas eligen intentar ser felices a pesar de todo, pero no me atrevería a decir que la segunda interpretación esté equivocada.

Me gusta probar cosas nuevas que me saquen de mi zona de confort. Y en el caso de Todo a la vez en todas partes realmente no llegué con ningún hype o expectativa previa, a pesar de haber leído en twitter a mucha gente muy contenta de la película, sumado una aclamación total de la crítica especializada. Sin embargo, por un motivo o por otro, se me hizo imposible conectar con esta propuesta. Y entiendo que es una película muy particular en la que tienes que entrar en el rollo para disfrutarla. Diría que yo lo hice durante la primera hora, pero me perdieron durante la segunda mitad.

Comparto el trailer de la película:

Me ha sido imposible conectar con Todo a la vez en todas partes, y me sabe mal porque tenía ganas de ser entretenido y sorprendido que no ha conseguido lo primero y si lo segundo, pero en negativo.

PUNTUACIÓN: 5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!