Adios a Invincible, el mejor comic de super-héroes de la Galaxia

Este mes ha llegado el último número de Invincible, la excelente serie de Robertk Kirkman creada junto a Cory Walker, y que durante años ha sido dibujada por Ryan Ottley con colores de Nathan Fairbairn. La serie, editada por Image Comics en los Estados Unidos ha finalizado en su número 144 y creo que es un buen momento para recordarla y recomendarla.

PUNTUACIÓN: 9/10

Mark Grayson es el superhéroe adolescente Invencible. Era un estudiante de último año de secundaria con un trabajo normal a tiempo parcial y una vida normal, excepto que su padre Nolan es el superhéroe Omni-Man, el superhéroe más poderoso del planeta. A la edad de 17 años, Mark comienza a mostrar superpoderes, que provienen de que su padre es miembro de la raza Viltrumite, quien, según Nolan, es pionero de la galaxia en una misión de benevolencia e iluminación. Como Invincible, Mark comienza a trabajar como un superhéroe, con su padre actuando como su mentor, y conociendo a otros héroes. Mark trabaja ocasionalmente con un equipo de superhéroes llamado Teen Team, compuesto por Robot, Rex Plode, Dupli-Kate y Atom Eve.

15 años han pasado desde el comienzo de esta serie. Robert Kirkman es en la actualidad uno de los autores más importante en el mundo del comic gracias a su excelente The Walking Dead. Pero en 2003 no era más que un autor más que buscaba poder vivir de su sueño de trabajar en el mundo del comic.

Invincible fue su primera gran propuesta, un comic que buscaba transmitir el feeling fresco de los primeros comics de Spider-Man en un momento en que eso no podía encontrarse en los comics Marvel. Y para eso tenemos un tebeo que coge elementos del Hombre-Araña mezclados con Superman, para conseguir un tebeo que siempre ha transmitido originalidad y carisma.

La principal habilidad de Kirkman como escritor es que nunca aburre. En sus comics pasan siempre muchas cosas y a partir de una mezcla de elementos conocidos, rompe siempre con lo que se espera que debe ser un tebeo de superhéroes, de forma que ya en el primer año de la serie destruyó el status-quo y rompió con lo establecido, entrando en un terreno inexplorado que hemos seguido hasta su perfecto y satisfactorio final en 2018.

Otro tema a destacar es su perfecto apartado artístico. Cory Walker, el artista original, pecó en los primeros números de un dibujo muy simple que denotaba que estábamos ante un autor novel. Sin embargo a partir de que Walker abandonó la serie y fue sustituido por Ryan Ottley, la serie dió un salto de calidad espectacular. Ottley tiene un dibujo limpio y es un perfecto narrador. Además, no se asusta ante las sangrientas escenas de acción que Kirkman prepara para él, otro de los elementos que separan esta serie de otros comics convencionales.

144 números. El número justo para sus autores, y el momento justo para dejar la serie en su momento más alto. También en esto Kirkman, Ottley y Walker han roto los convencionalismos del mundo del comic, en los que se espera que los superhéroes se publiquen mes tras mes sin un final a la vista. Invincible ha terminado, y me alegro de haber podido acompañarle durante todos estos años. Sin duda, el mejor tebeo de super-héroes de la galaxia.

PUNTUACIÓN: 9/10

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .