Batman: The Long Halloween de Jeph Loeb y Tim Sale

Cuando pensamos en historias icónicas de Batman, The Long Halloween de Jeph Loeb y Tim Sale es sin duda una de las primeras que nos viene a la mente, y casi 25 años después de que empezara su publicación sigue manteniendo toda su fuerza y personalidad.

PUNTUACIÓN: 8/10

En los albores de su cruzada contra el crimen, el Caballero Oscuro trata de descubrir la identidad de Holiday: misterioso homicida que, aprovechando fechas señaladas del calendario, está perpetrando una serie de asesinatos. Con las familias criminales de Gotham en pie de guerra, Batman tan solo contará con la ayuda de James Gordon y Harvey Dent para resolver este caso… Tras los especiales de Halloween recopilados en Batman: Caballero Maldito (próximamente en DC Black Label), Jeph Loeb (Batman: Silencio) y Tim Sale (Superman: Las cuatro estaciones) se embarcaron en un ambicioso proyecto, punto de inflexión de sus respectivas carreras: la aclamada serie limitada Batman: El largo Halloween, todo un clásico moderno.

Jeph Loeb y Tim Sale forman una de las parejas creativas más conocidas del mundo del comic, habiendo realizado comics icónicos como este The Long Halloween, su secuela Dark Victory o Superman: For all seasons. En Marvel han creado obras planteadas a partir de la paleta cromática como Daredevil: Yellow[, Spider-Man: Blue, Hulk: Gray y Captain America: White.

Jeph Loeb es escritor y productor de cine y televisión. En los años ochenta escribió los guiones de Commando de Arnold Schwarzenegger y Teen Wolf, otro éxito comercial con Michael J. Fox de protagonista. Mientras escribía un guión de una película de Flash que no llegó a salir, entró en contacto con la editora de DC Jenette Kahn, que le invitó a escribir algún comic. Este primer comic fue Challengers of the Unkwown en  1991, comic en el que conoció a Tim Sale.

Tim Sale es un artista americano nacido en Nueva York en 1956 cuya obra principal la ha realizado con Jeph Loeb. Fuera de esta colaboración destacaría un Grendel con Matt Wagner, su serie de creación propia Billi 99 o Superman Confidential junto a Darwyn Cooke. Su estilo se caractariza por una perfecto ojo para crear la imágenes más icónicas de los personajes con los que trabaja, así como el gran uso de las manchas y oscuridad, lo que le hace perfecto para dibujar comics de Batman.

Tras conocerse en Challengers of the Unkwown, el dúo Loeb + Sale realizó tres especiales de Halloween de Batman durante los años 1993, 94 y 95 que tuvieron un gran éxito de crítica y público. Tras esto, su editor Archie Goodwin, les preguntó qué querían hacer a continuación, y fruto de esa pregunta y de la sugerencia de Mark Waid a Loeb sobre que podía centrarse en la relación en Batman, el comisario Gordon y Harvey Dent antes de convertirse en Dos Caras, nació Batman: The Long Halloween, que fue publicado entre 1996 y 1997.

DC vendió Batman: The Long Halloween como “A Dark Knight Halloween Special in thirteen parts”, es decir, un especial de Halloween contado en 13 partes que comenzaba y terminaba en esa festividad y que se iba a desarrollar a lo largo de todo un año haciendo coincidir cada número con una festividad: Halloween, Acción de Gracias, Navidad, Año Nuevo, San Valentín, el día de San Patricio, April Fool´s Day (el día de los inocentes que en Estados Unidos se celebra en abril), el día de la madre, el día del padre, el día de la independencia, la vacación Romana, el día del trabajo y finalizando en Halloween. Loeb consigue que cada uno de estos números aluda a la festividad en cuestión, lo que es un logro narrativo importante.

Jeph Loeb triunfa a muchos niveles con The Long Halloween. Por un lado, esta historia sirve de continuación del mítico Batman: Año Uno de Frank Miller y David Mazzuchelli, mostrando la relación en Batman, el comisario Gordon y Harvey Dent antes de convertirse en Dos Caras mientras se unen para derribar a la familia mafiosa de Roman Falcone que domina la ciudad. Realmente, más que la historia de los asesinatos sobre la que ahora comentaré, esta relación y en concreto la figura de Harvey Dent son los grandes protagonistas sobre los que se asienta esta obra. De hecho, David Goyer reconoce que una de sus fuentes de inspiración para el guión de The Dark Knight vino de este comic.

El comic está además planteado como una novela de Agatha Christie, en la que cada mes el misterioso Holiday asesina a un miembro de la familia Falcone o de sus rivales, los Maroni, de forma que cada número ofrece una pieza de un puzzle complejo que no se resolverá hasta literalmente la última página del comic. Como comentaba al comienzo, Loeb estaba muy relacionado con la industria del cine de Hollywood, de hecho él vive en Los Angeles, y supo recoger y adaptar al mundo del comic la exitosa moda de los thrillers con final inesperado que inundaron la cartelera en los años 90 a partir probablemente de Instinto Básico (Paul Verhoeven, 1992). Aunque Batman en muchos sentidos siempre ha sido considerado el detective del Universo DC, nunca se había enfrentado a un desafío igual a este, ni recuerdo otro comic de temática “quién es el asesino” tan extenso como este.

Además de estos aspectos, el otro gran éxito de The Long Halloween es que esta aventura ambientada en los primeros años de carrera de Batman es una historia perfecta para posibles nuevos lectores que quieren introducirse en el mundo del comic y no saben por donde empezar. Digo esto porque este comic es también un perfecto escaparate de la galería de villanos de Batman, ya que Loeb plantea el guión de forma que en cada número aparezca un villano clásico, pudiendo ver en estas páginas a Catwoman, Solomon Grundy, Joker por partida doble, Poison Ivy también por partida doble, Acertijo, Espantapájaros, el Sombrerero Loco y finalmente, Dos Caras. Excepto Catwoman y Harvey Dent / Dos Caras que si tienen bastante protagonismo, el resto de villanos son simplemente presentados, no se les reviste de profundidad más allá de mostrar imágenes super icónicas gracias al excelente arte de Tim Sale con colores de Gregory Wright.

Sin duda alguna, si este The Long Halloween es recordado, además de por la historia de Loeb, es por el maravilloso y oscuro arte de Tim Sale. Sale consigue plasmar como nadie la oscuridad de Gotham y a la peligrosa galería de villanos de Batman como unos freaks psicópatas salidos de la peor pesadilla.

El arte de Sale está caracterizado por el gran uso de sombras y crean una atmósfera malsana y peligrosa perfecta para lo que tiene que ser Gotham City. En este sentido, su colaboración con el colorista Gregory Wright crea unas páginas increíbles en las que realizan un estupendo uso del color para enfatizar los elementos dramáticos. Por ejemplo, las páginas en las que actúa Holiday están realizadas en blanco y negro, para enfatizar el elemento “noir” de la historia, lo cual me pareció una elección super chula.

Debo decir que Sale no es el mejor narrador del medio y a sus páginas a veces les falta algo de fluidez, pero sus viñetas y splash-pages son increíbles y ha creado algunos de los momentos más icónicos de estos personajes, además de crear a un Dos Caras con un aspecto repulsivo realmente terrorífico que, creo, sirvió de clara inspiración para The Dark Knight (Christopher Nolan, 2008).

Batman: The Long Halloween supuso un enorme éxito de crítica y público. Ganó el Eisner en 1998 a Mejor Miniserie y en 1999 como Mejor Tomo Recopilatorio, lo que generó dos continuaciones, Batman: Dark Victory y Batman: When in Rome realizadas por Loeb y Sale y ambientadas justo a continuación.

Creo que estamos ante una de las grandes historias de Batman que ha servido de inspiración a muchos autores posteriores, a la vez que es un comic perfecto para nuevos lectores que quieren empezar en este hobby. Dicho esto, reconozco que la resolución de los asesinatos de Holiday es un bluf en toda regla, y sobre todo el último giro final del epílogo me parece una locura total. Loeb justifica que Batman no está al 100% durante el comic por lo que no puede adelantarse a Holiday, pero estamos ante una de esas historias que me impactó mucho más leída mes a mes con los cliffhangers que iba generando más que cuando lo he releido ahora de un tirón.

Dicho esto, creo que casi 25 años después de publicarse, sigue conservando toda su fuerza e iconicidad como el primer día, y supone una entretenidísima lectura.

Batman The Long Halloween es una estupenda lectura perfecta para nuevos lectores que consiguen condensar en sus 13 números muchos de los mitos que han convertido a Batman en uno de los iconos más conocidos a nivel mundial.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .