Archivo de la etiqueta: Dc Comics

Crítica de Jorge Jiménez: La Guerra del Joker (DC Comics – ECC Ediciones)

Gracias a una oferta pudimos hacernos a buen precio con el volumen que ECC Ediciones ha dedicado a la super estrella Jorge Jiménez aprovechando el último arco de Batman: La Guerra del Joker, con guion de James Tynion IV y color de Tomeu Morey.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Batman y el Joker son inseparables. No podrían existir el uno sin el otro. Es por esto por lo que el Príncipe Payaso del Crimen nunca ha querido de verdad destruir a su archienemigo. No obstante, ahora, la cosa ha cambiado. Tras apoderarse de Empresas Wayne, está dispuesto a tomar la ciudad con su fortuna, con una toxina mejorada y con un ejército del que forma parte su nueva novia, Punchline. El Caballero Oscuro lo va a tener más difícil que nunca; pero por suerte, va a tener de su parte a la única persona que detesta al Joker tanto como él: Harley Quinn.

Llega La guerra del Joker, dibujada por Jorge Jiménez y escrita por James Tynion IV, en una recopilación centrada en la labor del artista granadino con una entrevista y abundante material adicional.

Este volumen recopila los números  de Batman 95-100 USA.

En el panorama actual de artistas del noveno arte, Jorge Jiménez destaca como uno de los grandes dibujantes del cómic de superhéroes. Jorge nació en Cádiar, localidad de la Alpujarra Granadina, en junio de 1986. A los 24 años, dio un giro radical en su vida al dejar su formación como profesor de educación física en el INEF para perseguir su carrera como dibujante.

El esfuerzo que dedicó al dibujo le granjeó su estreno en el mercado americano, con la adaptación de la novela de Ray Bradbury All Summer in a Day. Su estilo artístico atrajo la atención de la editorial IDW, donde le ofrecieron nuevos encargos, adaptando licencias como Transformers: El lado oscuro de la luna y Jurassic Park: Dangerous Games. Fue el paso previo a su participación en el cómic basado en la serie de televisión Fringe de Warner Bros., que supuso su puerta de entrada a DC. Su primer trabajo para la major fue la continuación en formato cómic de otra conocida serie de la pequeña pantalla, Smallville.

En sus primeros años en DC, Jorge dejó su huella en títulos como Superboy y Tierra 2. Con un estilo influenciado por el shōnen manga japonés, se granjeó rápidamente un contrato de exclusividad con la editorial, a la edad de 28 años. Su labor posterior en series de referencia como Superman, Superhijos y Liga de la Justicia, así como en especiales de la talla de Batman perdido para Noches oscuras: Metal, le han catapultado hasta convertirlo en una referencia.

A lo largo de los años, Jorge Jiménez ha dado forma a diseños de personajes tan relevantes en el reciente universo DC como el nuevo Superboy (hijo de Superman), los actuales Jóvenes Titanes (incluida Crush, la hija de Lobo), Perpetua o el renovado Jor-El. En su etapa reciente en la serie regular Batman ha cocreado junto al guionista James Tynion IV un elenco de personajes que han llegado para quedarse en la mitología de Gotham, entre los que destacan Punchline, Ghostmaker, Clownhunter y Miracle Molly. De la colaboración con Tynion IV surge también el arco argumental La guerra del Joker, su último éxito. Una saga que hace tambalear el futuro del Hombre Murciélago y de Bruce Wayne en un descenso a la locura elevado por el arte de Jorge Jiménez.

En 2022 sigue al frente del apartado gráfico de Batman, esta vez junto al escritor Chip Zdarsky.

La lectura de este tomo de Batman: La Guerra del Joker me recordó la típica pregunta ¿qué es más importante en un comic, el guion o el dibujo? Y dentro que ambos elementos son consustanciales y uno no puede vivir sin el otro, siempre he creído que una historia mala o normalita puede ser salvada y mejorada por un buen dibujo, y a la vez que un mal dibujo puede convertir en ilegible un buen guion, de forma que en mi valoración tendría un 45% guion y un 55% dibujo.

Aparte del orgullo que nos tiene que dar a los fans comiqueros que numerosos artistas españoles como Mikel Janin, Daniel Sempere, Bruno Redondo o el protagonista de este volumen, Jorge Jiménez, estén triunfando actualmente en DC Comics y se encarguen de los principales comics de la editorial, la realidad que puede comprobarse tras la lectura de este volumen es que sólo por el dibujo de Jiménez merece la pena comprar este comic.

Jiménez es un crack. Batman luce super reconocible y sus páginas tienen una fuerza alucinante que harán las delicias de los fans de los comics de superhéroes en general y de Batman en particular. Con el color de Tomeu Morey, las páginas de esta Guerra del Joker lucen como deben lucir las mejores historias de Batman, resaltando este arco otro de los puntos fuertes de Jiménez como es la composición super dinámica de sus páginas. En este comic tuve la oportunidad de disfrutar del diseño de Punchline del propio Jiménez, y la verdad es que nueva aliada de Joker luce estupenda y super amenazadora, me gusta como añadido al panteón de enemigos de Batman. Aparte de esto, el granadino se atreve a pequeños cambios estéticos como zombificar a las víctimas del gas de Joker que la verdad es que añade un elemento que queda muy bien en este contexto.

Como digo, sólo por el dibujo de Jiménez merece la pena la compra y la lectura no decepciona, ofreciendo momentazos visuales en todas las grapas que me parecen estupendos.

Dentro de todo lo anterior, quizá lo menos bueno del comic sea la propia historia de James Tynion IV. Y el caso es que no diría que sea mala en absoluto, pero como lector veterano de comics que soy, todo me suena a leído. Incluso elementos originales como Punchline son empleados de forma muy predecible, envenenando primero a Batman para luego protagonizar el esperado combate con Harley Quinn. Por no hablar que nos intentan vender que estamos ante el enésimo «combate definitivo» entre Batman y Joker cuando sabemos que no va a ser así y todo se va a quedar en un inevitable continuará. Dejando aparte el estupendo dibujo, otros elementos como el envenenamiento de Batman que deja vía a libre a Joker a controlar Gotham, o el propio hecho de ver la ciudad controlada por criminales, son otros elementos que he leído numerosas veces en Batman y diría que mejor.

Diría que es la primera vez (o al menos que recuerde ahora mismo) que un villano se hace con la fortuna de Bruce Wayne y la utiliza para destruir Gotham, dejando a Batman más o menos indefenso. Y reconozco que es un elemento necesario e imprescindible para que la historia pueda suceder, hasta el punto que sin ello no hay historia. Pero la ejecución del golpe como hecho consumado al comienzo del tomo me rompió la suspensión de credulidad. Aceptando que Batman no es alta economía, sino entretenimiento ligero, no podía dejar de pensar que igual que el villano tenía una montaña de abogados para torpedear a la policía y ayuntamiento de Gotham con el dinero de Wayne, ¿acaso Bruce no tiene los mismos abogados que impedirían que este «robo» llegara a producirse? No acabé nunca de creerme esta parte de la historia, la verdad, lo cual fue un problema.

La Guerra del Joker fue además un mega evento en la batfamilia, con numerosos tie-ins relacionados fuera de la serie principal de Batman. Y en ese sentido sí que agradezco que con la lectura de estos 6 números el lector tiene el núcleo de la historia sin necesidad de leer los comics anexos. De hecho, la capacidad de síntesis de Tynion y contar todo en apenas seis grapas es algo que yo al menos agradezco un montón, sobre todo teniendo el terrible ejemplo reciente de la etapa de Tom King en el personaje. A pesar de no encontrar la historia.

Hay otro elemento de fondo que quiero comentar en relación con la lectura de este tomo y si esta Guerra del Joker me ha dejado con ganas de seguir comprando los comics de Batman. Desde el inicio de mi afición comiquera en los años 80, durante 30 años compré prácticamente todos los comics de Batman en continuidad que publicaba DC (también los Elseworlds), pero entre el reboot de los Nuevos 52 de 2011, la fallida etapa de Scott Snyder en el personaje (eso si, con el genial dibujo de Greg Capullo), y aprovechando los dos meses de Convergencia en 2015, aproveché para bajarme del carro del Universo DC. Y quitando algunas cosas puntuales fuera de continuidad como Wonder Woman Dead Earth o DCsos, y más recientemente la estupenda etapa de Nightwing de Tom Taylor y Bruno Redondo, no he encontrado hasta ahora alicientes suficientes para volver a querer meterme en el meollo de volver a la continuidad DC que me va a obligar a múltiples compras a menudo indeseadas.

Lamento decir que incluso con el dibujo de Jiménez, tampoco esta Guerra de Joker me hace cambiar de opinión. Tengo claro que el enorme fondo de catálogo de Batman que tengo comprado y leído a lo largo de todos estos años en este caso puede jugar en mi contra, porque como digo no he acabado de encontrar elementos realmente originales en la historia de Tynion a los que aferrarme que me dejen con ganas de comprar más comics suyos.

En todo caso, si ECC se anima a publicar tomos de este tipo centrados en Jiménez y encuentro ofertas como la que encontramos con este tomo, tampoco diré que no vaya comprar nuevos comics del artista español. Aprovecho el momento para destacar unos extras muy chulos como una entrevista a Jiménez y el proceso de creación de algunas de las páginas de este arco, que me parecen elementos muy destacables que también quiero destacar de esta edición.

Comparto las primeras páginas del comic:

La guerra del Joker ha sido una aventura estupenda para que Jorge Jiménez se luzca en su faceta de dibujante de la serie emblema de DC Comics, aunque reconozco que no ha conseguido que me quiera reenganchar de nuevo a los comics de DC en continuidad.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Nightwing 93 de Tom Taylor y Bruno Redondo (DC Comics)

Tom Taylor, Bruno Redondo, Wade Von Grawbadger y Adriano Lucas nos ofrecen otro estupendo número de Nightwing.

PUNTUACIÓN: 8/10

La batalla por el corazón de Blüdhaven, parte 2.

Tras descubrir que Blockbuster no es quien dice ser -de hecho, es mucho peor-, Nightwing, Babs y la alcaldesa de Blüdhaven, Melinda Zucco, luchan por exponer las malas prácticas de Blockbuster. Con Blockbuster controlando más de lo que Nightwing creía posible, ¿podrá Dick Grayson ayudar a detenerlo antes de que las cosas vayan demasiado lejos?

Nightwing continúa su buen hacer con otro número super entretenido centrado en un Dick Grayson dispuesto a sacar a la luz la corrupción que invade la ciudad de Blüdhaven. El comic tiene un carisma y un positivismo contagioso que te hace querer seguir junto a Dick y Barbara durante mucho tiempo. Por el lado de los villanos, el encuentro de Blockbuster con Heartless queda un poco como un coitus interruptus, y la sensación que me da es que Taylor está planteando todo para un gran climax en el número 100, del que nos separan apenas siete números.

Por cierto, una cosa que llevo varios meses queriendo comentar es que me parecen curiosísimos los textos genéricos de las solicitaciones de DC, como el que podéis leer arriba para vender este número, que realmente no se corresponde con el contenido de lo que leemos en estas páginas. ¿Estamos ante una mala comunicación entre departamentos dentro del staff de DC? Como digo, me parece incomprensible, incluso si el objetivo es no spoilear elementos claves del comic. Porque cualquier lector de la serie sabe tras leer el número anterior que Blockbuster y Heartless iban a enfrentarse en esta grapa, ¿por qué no anunciarlo a bombo y platillo cuando es lo principal de esta grapa? Pero bueno, si no conecto con DC desde hace años me voy a venir a quejar de su marketing…

Wade Von Grawbadger ayuda a Bruno Redondo con las tintas de este número en las páginas 14 a 20 en un número que se siente de transición y no tiene tantos momentazos visuales como en meses anteriores, aunque hay que reconocer que la colección nos había dejado muy arriba y era un nivel imposible de mantener durante tanto tiempo. En todo caso, como siempre Redondo con color de Adriano Lucas hace que la lectura del comic sea un placer, destacando por una maravillosa narrativa y unos personajes que son todo corazón.

La lectura mensual de Nightwing sigue siendo uno de los placeres comiqueros más satisfactorios de la actualidad.

Comparto las primeras páginas del comic.

Nightwing continúa su buen hacer con otro número estupendo que me vuelve a dejar con ganas de más. ¡Qué chulo es poder disfrutar de las aventuras de Dick Grayson gracias a Taylos, Redondo y Lucas!

PUNTUACIÓN: 8/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Nightwing 92 de Tom Taylor y Bruno Redondo (DC Comics)

Tom Taylor y Bruno Redondo, con color de Adriano Lucas, vuelven a ofrecernos un número excelente en Nightwing 92, un comic con toda la acción y emoción que se han convertido en las señas de identidad de esta serie de DC Comics.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

La alcaldesa de Blüdhaven, Melinda Zucco, tiene problemas: finge trabajar para Blockbuster mientras intenta en secreto acabar con él y su banda de criminales, al tiempo que trabaja junto a Dick Grayson para levantar la ciudad. Pero como su hermanastra comparte el apellido del hombre que mató a sus padres, es… mucho que hacer malabares, y lo suficiente como para que a una se le escapen accidentalmente uno o dos secretos en la compañía equivocada si no tiene cuidado… Mientras tanto, Nightwing y Oráculo deciden definir por fin su relación.

Cada vez que nos llega un comic de Nightwing dibujado por Bruno Redondo es un día mejor. El dibujo de Redondo con el color de Adriano Lucas transmite un positivismo contagioso que es una de las cosas que más me gustan de este comic y del estilo de Redondo en general. Y sobre todo en la comparación, porque por ejemplo Taylor también dio a Geraldo Borges momentazos para que se luciera en su fill-in con Flash, pero no tiene nada que ver con la potencia visual que Redondo imprime a estas páginas.

Aparte de la perfecta narrativa de Redondo, en esta grapa tenemos varios momentazos visuales empezando por un homenaje a George Pérez y Marv Wolfman y una de esas splash-pages que me imprimiría para hacerme un poster en mi habitación (igual mi mujer no está de acuerdo, no acabo de entender porqué). Espero que tras los meses de descanso podamos tener cuatro o cinco grapas seguidas con Redondo, porque no siendo malos los artistas elegidos para los fill-ins, realmente Nightwing necesita a Redondo.

Tom Taylor ha planteado un comic de Nightwing firmemente integrado en la bat-familia y en el universo DC. Y en este número volvemos a tener un invitado especial además de una Barbara Gordon que es una secundaria de lujo en el comic. Sin embargo, Taylor vuelve al pasado de Dick Grayson para conectar el comic con el comienzo de su etapa en el comic y en lo que es el núcleo emocional para Dick Grayson, su relación con Alfred Pennyworth. Y el comic vuelve a triunfar en este lado emotivo con un comienzo que me ha parecido espectacular.

El arco actual Get Grayson en el que blockbuster ha puesto precio a la cabeza de Dick Gryson parece finalizar en esta grapa, titulada «The battle for Blüdhaven´s heart», pero es un final abierto que se siente más como un continuará debido al estupendo cliffhanger con el que finaliza la grapa. Si una obligación de una publicación periódica es dejarte con ganar que comprar la grapa siguiente, este Nightwing es un triunfo total, aunque debo reconocer que el concepto de Get Grayson ha resultado un pelín demasiado disperso, y el comic necesita centrarse en el enfrentamiento de Nightwing contra Blockbuster y el recién recuperado Heartless, que sigue estando en un segundo plano.

En todo caso, llevaba años sin comprar grapas en continuidad DC, y estoy encantado de este Nightwing, ojalá Taylor y Redondo se mantengan en la serie durante muchos años, porque pinta a que puede quedar una etapa para el recuerdo.

Comparto las primeras páginas del comic:

Nightwing me alegra el corazón con cada nueva grapa. Para mi, el comic que nadie puede perderse de la actual DC Comics.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Nightwing 90-91 de Tom Taylor, Geraldo Borges y Adriano Lucas (DC Comics)

Tras el crossover de Nightwing con el nuevo Superman, Tom Taylor continúa las aventuras de Dick Grayson con una aparición invitada de excepción, Flash (Wally West) uno de sus mejores amigos desde los tiempos de los Nuevos Titanes, en una aventura en dos partes con dibujo del dibujante invitado Geraldo Borges y color del habitual Adriano Lucas.

PUNTUCIÓN: 7,5/10

Get Grayson Parte 3. Una historia de Nightwing y Wally West, ¡parte 1 de 2! Cuando es más fácil ir a comprar panecillos como Nightwing que como Dick Grayson porque todo el mundo quiere sacarle el dinero o matarlo por el precio de su cabeza, Nightwing se da cuenta de que necesitará la ayuda de sus amigos Titanes como guardaespaldas, y el primero en ofrecerse es, por supuesto, su mejor amigo… ¡Wally West, también conocido como Flash!

Get Grayson Parte 4. Tratar de salvar una ciudad que está aún más lejos de ser salvada que Gotham no es una tarea fácil, e incluso alguien como Nightwing necesita un día libre para relajarse con su mejor amigo y recargar energías, pero cuando tu mejor amigo es Wally West, también conocido como Flash, ¡una «recarga» podría no ser tan relajante!

Geraldo Borges (1981) es un dibujante brasileño activo en el mercado internacional del cómic desde 2007. Ha trabajado para algunas de las compañías americanas más importantes como DC Comics (Justice League, Aquaman, Nightwing, Batman & Robin Eternal, Superman, Wonder Woman, Mortal Kombat X), Marvel (Wolverine, Darth Vader: Dark Visions, Star Wars: Tie Fighter, X-Men Gold, X-Men Black: Apocalipsis, Nova), Dark Horse (Angel, Ghost) y Dynamite (Pathfinder). También es fundador de la academia de arte Quadriños Estudio Chile, y de la agencia ArtistGO.

Desde que Dick Grayson anunció que quería mejorar la vida de la gente corriente de Blüdhaven con su fortuna recién heredada, se ha convertido en un objetivo de Blockbuster, el mafioso que controla la ciudad. Este ha sido el argumento de Get Grayson, el arco actual de la serie que lleva desarrollándose en los últimos meses. El mes pasado DC puso en stand-by este arco al organizar el crossover de las series guionizadas por Tom Taylor, Nightwing y Superman. Este mes que se vuelve a la normalidad, Taylor continúa con la que es una de las señas de identidad de esta etapa, que es entroncarla profundamente en el centro de la continuidad DC aprovechando la larga lista de amigos y familiares de Dick.

Los Nuevos Titanes clásicos tuvieron una emocionante aparición en el número 88 salvando a Dick de los intentos de asesinato de Blockbuster, por lo que tiene todo el sentido que en otro momento de necesidad sea Wally West el que acuda en su ayuda. Como es habitual, Tom Taylor acierta de pleno a la hora de mostrarnos la amistad y complicidad que ambos personajes comparten, algo mucho más importante que ver cómo se enfrentan a los villanos de turno. Como en general toda la etapa, estos dos comics tienen un corazón enorme que consigue que un lector veterano de los comics de DC com yo me emocionara en varios momentos. Y no porque haya grandes emociones o dramas, sino simplemente por la alegría de ver a Dick y Wally ser ellos mismos. Es que no se puede pedir más.

Tras el crossover con Superman, estaba cantado que Bruno Redondo iba a necesitar un descanso, aunque le tenemos en las maravillosas portadas de estos dos números. El brasileño Geraldo Borges dibuja estos dos números y dentro de la decepción de no tener a Redondo, creo que es un acierto por parte de DC permitir que Borges dibuje el arco completo. Adriano Lucas colorea estos comics y mantiene la colorida paleta de la serie que muestra un mundo superheroico super colorido que no se avergüenza de serlo, lo que funciona de maravilla con la aparición de Flash en estos dos números. Borges me ha parecido un buen dibujante que cuenta razonablemente bien lo que pasa en la viñeta, consiguiendo transmitir la emoción de la amistad de Wally y Dick. Sin embargo, tanto en lo referido a la fluidez de las escenas de acción, a la narrativa y organización de las viñetas en la página o en las expresiones de las caras de los personajes se encuentra muy por debajo del nivel que nos está mostrando Bruno Redondo. A pesar de esto, considero que como artista invitado, Borges ha cumplido bien con el encargo de DC Comics.

Redondo vuelve a dibujar el próximo número, en el que espero que la trama de Get Grayson empiece a acercarse a su resolución. En todo caso, el nivel de disfrute que me está proporcionando este Nightwing es máximo.

Comparto las primeras páginas de esta aventura:

Nightwing continúa siendo una de las series más disfrutables de la DC Comics en continuidad. Super recomendable para todo tipo de lectores, para lectores veteranos como yo pero también para nuevos lectores que buscan engancharse a estos personajes.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Nightwing 89 y Superman Son of Kal-El 9 de Tom Taylor y Bruno Redondo (DC Comics)

Teniendo en cuenta que Tom Taylor escribe Nightwing y la nueva etapa de Superman protagonizada por su hijo Jon, era obvio que sus caminos se cruzarían tarde o temprano. Lo bueno de este cruce de dos números es que cuenta con el apartado artístico de Bruno Redondo y Adriano Lucas, lo que hace que luzca increíble.

PUNTUACIÓN: 8/10

¡Crossover Superman/Nightwing! Hace años, cuando Robin dio sus primeros e inciertos pasos lejos de Batman como su propio héroe, Superman intervino y ofreció a Dick Grayson consejos cruciales, apoyo y un nombre: Nightwing. Ahora es el momento de que Nightwing le devuelva el favor.

¡Crossover Superman/Nightwing parte 2 de 2! Nightwing le prometió a Clark Kent que mientras estuviera fuera del planeta, Nightwing cuidaría del hijo de Clark, Jon, mientras intenta ocupar los zapatos de su padre como Superman. Pero con alguien ahí fuera asesinando a gente con superpoderes, ¿está Nightwing metido en un lío?

Desde que DC cambió su distribución ya no se publican (que yo sepa) datos de ventas de sus comics, pero me da la sensación que Nightwing es la serie más vendida de las dos y la editorial busca captar a sus lectores para la serie de Superman. Lo digo porque es Dick el que viaja a Metrópolis para ayudar a Jon en las líneas argumentales en marcha en su serie, como por ejemplo la amenaza en la sombra situada en la isla de Gamorra que ha lanzado a sus villanos superpoderosos a matar a héroes por todo el mundo. La historia para Nightwing queda correctamente resuelta, pero si quieres saber cómo se enfrenta Jon a esta gran amenaza, tocará comprar el comic de Superman.

Lo que más me gusta de este crossover de Nightwing y Superman es que Tom Taylor lo plantea desde la conexión emocional de los personajes y no tanto por el villano al que tienen que enfrentarse. Y obviamente hay un combate estupendamente resuelto por el dibujante Bruno Redondo con color del habitual Adriano Lucas, pero lo crucial de esta historia es resaltar que Jon Kent tiene un amigo en Dick Grayson y, si lo necesita, un mentor que le ayude en los momentos de necesidad.

La historia de Tom Taylor es todo corazón, empezando por el arranque del comic con una escena del pasado de ambos personajes que da contexto a su relación y el motivo del viaje de Dick a Metrópolis. Pero si el comic funciona de maravilla es gracias al maravillosos dibujo de Bruno Redondo. El carisma y personalidad que imprime a todos los personajes y su perfecta narrativa que hace que el comic se entienda claramente sin necesidad de bocadillos me parece chulísimo y hace de este comic una lectura obligada. Pero es que además, Redondo incluye numerosos detalles chulísimos como los pijamas de Barbara y Dick que consiguen sacarme una sonrisa y dejarme con un sabor de boca estupendo.

Cuando empecé a comprar el comic de Nightwing, la gran duda que se me planteó era que me asustaba que estando fuera de la actual continuidad de DC, la serie de Nightwing se viera envuelto en eventos continuos de la batfamilia que al final impidieran disfrutar de la colección individualmente. De momento, Taylor ha conseguido que la participación de Nightwing en Fear State fuera autocontenida dentro de su propio comic, y si los cruces que Nightwing pueda tener con otras series van a estar realizados por Taylor y Redondo, la verdad en que pocos o ningún pero le voy a poner. En todo caso, espero que al menos los próximos seis meses Nightwing quede fuera de cruces con nadie, para que al menos podamos tener seis meses para desarrollar el actual arco en marcha, Get Grayson, en el que Dick tiene que evitar ser asesinado.

Nightwing sigue dándome un estupendo entretenimiento todos los meses que me deja siempre con el mejor sabor de boca. Con este nivel tengo claro que voy a seguir comprando este comic durante mucho tiempo, desde luego, mientra Taylor lo guionice.

PUNTUACIÓN: 8/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!