Crítica de El Inmortal Hulk 18 de Al Ewing, Tom Reilly y Matias Bergara (Marvel Comics – Panini)

Incluso en los números de transición Al Ewing consigue crear un comic muy especial con su El Inmortal Hulk que ha vuelto a las librerías tras el parón de tres meses provocado por el confinamiento.

PUNTUACIÓN: 8/10

¿Tus hijos son normales? ¿Te respetan a ti y a otras figuras de autoridad? ¿O son unos maleducados? ¿Simpatizan con conceptos peligrosos, como las protestas y el medioambiente? ¿Apoyan a Hulk? Pregúntate a ti mismo: Tus hijos son normales… ¿o se han unido a la Brigada Juvenil?

Tras el inicio el mes pasado de la guerra de Hulk contra ROXXON y su CEO el Minotauro Dario Agger, en este número Al Ewing plantea este comic dividido en dos partes. Por un lado el genial artista uruguayo Matías Bergara, al que conocí el año pasado gracias a su CODA en Boom Studios, nos cuenta la historia desde el punto de vista de Agger mientras inicia sus planes para devolverle el golpe a Hulk. Bargara nos transmite perfectamente la naturaleza brutal de Agger, por lo que creo que en su estreno en Marvel realiza un buen trabajo.

La segunda y mejor parte de este comic está dibujada por Tom Reilly con color de Chris O´Halloran, y seguimos a un padre de familia que no entiende como su perfecta y ordenada vida no va por donde él querría, sobre todo en lo referido a su hija adolescente que se encuentra en plena fase de rebeldía. Esta historia me parece una maravilla contada en tan sólo 10 páginas, ya que muestra la confusión de una generación adulta que no acepta que nuestros hijos quieren crear su propio camino sin tener en cuenta lo que nosotros pensemos, y que en un pequeño porcentaje pueden acabar utilizando la violencia hacia lo que perciben como una amenaza.

“No es justo. Nuestro mundo era bueno.”

“¿Qué tiene eso de malo?”

Estas dos líneas reflejan perfectamente la confusión de una generación que no entiende/entendemos que el mundo ha tomado otro camino, y Al Ewing recoge perfectamente la sensación de polvorín a punto de estallar, algo que lamentablemente estamos viendo actualemente en la vida real.

Ewing tiene una extraordinaria habilidad de tomar un elemento histórico de los comics. En este número la clásica “Brigada juvenil” de radioaficionado liderados por Rick Jones en los primeros comics de Marvel, es aprovechada por Ewing para darle una vuelta total y utilizarla para hacer un interesante comentario social sobre nuestra sociedad actual que me ha volado la cabeza.

Si tengo que ponerle un pero a este comic, es que tras muchos números publicando Panini números dobles con dos comics USA, tener una única entrega este mes realmente se me hizo corto y me dejó con muchísimas ganas de más. Lo cual, obviamente es algo bueno.

La guinda del pastel está en la super icónica portada de Alex Ross, que vuelve a recoger de forma increíble el espíritu y la idea central de este comic. Las portadas de Ross son sobresalientes siempre y consigue que este comic sea uno de los más personalidad de la lista de la compra comiquera.

 

El Inmortal Hulk de Al Ewing sigue camino de convertirse en una de las grandes comics de toda su larga historia. Me quito el sombrero ante Ewing, qué gran historia nos está contando y que ganas de leer su siguiente entrega.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .