Archivo de la etiqueta: Panini

Crítica de Crononautas Libro 2 de Mark Millar y Eric Canete

Crononautas 2 de Mark Millar, publicado por Panini, nos devuelve las locas aventuras a través del tiempo de la pareja protagonista con un buenísimo dibujo de Eric Canete. Un comic que en mi opinión nos muestra la versión buena de Millar.

PUNTUACIÓN: 7/10

¡Los chicos han vuelto! Viajeros en el tiempo, mejores amigos… Corbin y Danny intentaron conquistar el futuro en su anterior aventura. Después de que su última misión salga mal, un rostro del pasado aparece para proponerles una tarea única y siniestra.

Mark Millar (The Migic Order, Civil War) y Eric Canete (Iron Man, Spiderman) nos deleitan con la secuela del viaje en el tiempo que todos estábamos esperando.

Este volumen recopila la miniserie Chrononauts: Futureshock 1-4 USA.

Es curioso que con Mark Millar siempre te quedas con la sensación que escribe con el piloto automático pendiente de cubrir todos los tópicos del género en cuestión. En relación a Crononautas, el primer volumen con dibujo de Sean Murphy fue una aventura ligera super pasada de rosca en la que Murphy pudo dibujar todo tipo de locuras históricas sin más justificación que “me apetece”. Para este segundo volumen, Millar tira de manual y hace lo obvio, si en un volumen fuimos al pasado, a muchos pasados, en este segundo ¿por qué no ir al futuro? Y la verdad es que aparte de algunos puntazos marca de la casa, tooooda la historia se mueve por los parámetros esperables de este tipo de historias. Que prefiero no explicitar por los spoilers pero que estoy seguro que vosotros pensaríais los mismos que yo.

Sin embargo, siendo cierto todo lo anterior, lo cierto es que Crononautas es super divertido y cumple más que de sobra el objetivo de entretenimiento. La acción mola, los giros están bien construidos y Millar añade con oficio unos detalles personales que hacen que las apuestas nunca hayan sido mayores para la pareja protagonista formada por Corbin y Danny.

Parte del éxito de este comic la tiene el dibujante Eric Canete que cuenta con colores de Giovanna Niro. Lo cierto es que sobre todo en las expresiones faciales Canete tiene un feeling a lo Sean Murphy que entiendo fue buscado por Millar para que no hubiera un salto demasiado grande entre el primer volumen y este. Pero unido a esto, Canete muestra un estupendo sentido del ritmo y una fluidez narrativa genial, consiguiendo que la historia se cuente sola casi sin necesidad de textos en las viñetas.

Las escenas de acción molan mucho y los momentos emocionales también me funcionan gracias a un dibujo al que le veo una gran personalidad, hasta el punto que Canete hace suyo este volumen y no echas de menos a Murphy en ningún momento. Dicho esto, hay que reconocer que Millar dio rienda suelta a Murphy para que se luciera en su primer volumen, permitiéndole dibujar todo tipo de localizaciones históricas por todo el mundo que hacía que el comic fuera una caña total. Sin embargo, en este sentido, el futuro acaba siendo muy más aséptico y neutro, de forma que Canete no tiene las mismas posibilidades de poder desatar toda su creatividad ni lucirse igual que Murphy.

Crononautas nunca fue sesuda, siempre ha sido un blockbuster palomitero de acción con locuras varias mientras los protagonistas viajan por el tiempo. Puede que este segundo volumen en parte sea más de lo mismo, pero Millar y Canete saben dar un cierre emotivo y satisfactorio a la historia que a mi me vale.

Comparto algunas páginas de este comic:

Crononautas es un ejemplo del Millar “bueno” que ofrece un más que buen entretenimiento. Sabiendo donde te metes, la diversión está más que asegurada.

PUNTUACIÓN: 7/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Bruja Escarlata vol. 1 La Senda de las Brujas (Marvel Comics – Panini)

Tras ver Wandavision, he decidido recuperar la única serie de solitario de la Bruja Escarlata, que contó con el veterano James Robinson de guionista y que fue publicada entre 2016 y 2017 en Estados Unidos. Hoy comento mis impresiones del primer volumen de la serie que Panini publicó en su formato 100% Marvel.

PUNTUACIÓN: 6/10

Wanda Maximoff se embarca en un viaje a lo largo del globo con el objetivo de arreglar la brujería. De los callejones de Manhattan a la serenidad de las islas griegas, pasando por las calles de Hong Kong, Wanda debe luchar contra enemigos y descubrir quién está detrás de esta conspiración.

Este volumen incluye los números 1 a 5 USA, publicados en 2016.

Hay que reconocer que Marvel maltrató terriblemente al personaje de Wanda Maximoff desde que John Byrne iniciara la ruptura de su matrimonio con Visión en Vengadores Costa Oeste en 1989, con el ahora ya mítico Vision Quest. Pero fue Brian Michael Bendis en Vengadores quien convirtió a uno de los miembros de los Vengadores más queridos en una villana psicópata con problemas mentales que destruyó el grupo en el infame Avengers Disassemble primero, y aniquiló al 90% de los mutantes en el infame “No more mutants” en House of H.

Ver un comic dedicado a Wanda en solitario que busca devolver un elemento positivo al personaje ya es de agradecer, y es para mi lo principal que tiene este comic. Para este comic Marvel optó por el veterano guionista James Robinson (Starman, The Golden Age, JSA, Capitán América, Cable o Leave it to chance). Robinson convierte a Wanda en una investigadora de lo sobrenatural que viajará por todo el mundo intentando descubrir el problema que siente en la magia de la Tierra. De esta forma, un poco imitando una tendencia creada por Warren Ellis en comics como Secret Avengers o Moon Knight, Robinson plantea esta serie como comics autoconclusivos en la que cada número cuente una historia completa, contando cada número con un dibujante diferente.

Y hay que decir que esto significa el principal hecho distintivo de este comic, pero también el principal problema. Empezando por las historias planteadas por Robinson, que en este momento se encontraba muy alejado de su mejor versión que encontramos en comics como Starman. En Bruja Escarlata, Robinson convierte a Wanda en una especie de John Constantine que vive aventuras sobrenaturales, pero sin el carisma del mago británico. Aunque presenta conceptos relacionados con la magia de diferentes partes del mundo que resultan interesantes, la propia estructura autoconclusiva impide que nada tenga empaque, profundidad o sensación de amenaza, al menos por lo visto en este primer volumen con los cinco primeros numeros. Las historias se me quedan todas como correctas, pero sin nada destacable en ningún aspecto.

El baile de dibujantes también acaba siendo un problema, debido a la enorme variedad de estilos y sensibilidades, que impide que la serie tenga una personalidad gráfica más allá de las espectaculares portadas de Davia Aja con una composición increíble en la que el rojo escarlata tiene un lugar prioritario. Sin embargo, que desde el punto de vista artístico lo mejor de estos comics se encuentre en las portadas indica también hasta qué punto este comic sufrió por esta decisión artística que no se si surgió del propio Robinson o del editor de Marvel de esta serie.

Vanesa del Rey dibuja el primer número, un número que debe establecer el tono y en mi opinión fracasa por el estilo “feista” de la dibujante que no funciona para un comic Marvel. Las figuras son horribles e incluso opta por no dibujar las córneas de los ojos de los personajes, por lo que es imposible empatizar con nada que te muestra. Sinceramente pienso que este número es de largo el peor dibujado de los cinco, y esto es un error fundamental que no debió ayudar a que los lectores quisieran continuar.

El brasileño Marco Rudy tiene un estilo pintado en el que prima el preciosismo y las composiciones complejas. La historia ambientada en Santorini tiene al minotauro como antagonista y Rudi opta por hacer que cada página tenga una composición que artísticamente queda chulo pero que complica innecesariamente la lectura y hace la experiencia algo desagradable, teniendo que pensar el orden de las viñetas antes de disfrutarlas. Eso unido a la ligereza de la historia en la que Wanda llega, conoce el problema y lo resuelve con un hechizo como si nada, hace que el comic empiece a mostrar un patrón no demasiado atractivo.

Este patrón varió algo con el tercer número dibujado casi en su totalidad por Steve Dillon, con unas páginas finales de Chris Vision. Dillon nos muestra la llegada de Wanda a Irlanda, donde conocerá al que va a ser su primer archienemigo en la serie, el Hechicero Esmeralda, mientras que Visions nos lleva por La Senda de las Brujas en el más allá, donde Wanda conocerá a la anterior Bruja Escarlata. Frente al realismo de Dillon y su dibujo de línea fina y perfecta narrativa aunque algo estática, Vision es todo lo contrario, con un estilo de dibujo pintado que recarga en exceso la página y que no hace agradable la lectura para el ojo, fallando a la hora de ofrecer páginas para que el lector flipemos con su arte.

El último número está dibujado por Javier Pulido ambientado en La Rioja. Y aunque Robinson plantea el número para el lucimiento de Pulido, su historia no acaba de tener potencia que debería y todo vuelva a quedarse en un mero fuego artificial vacío. Además, no soy un excesivo amante del estilo de Pulido, al que siempre he considerado un gran narrador pero un dibujante normalito. Por eso mismo, y sumando la normalita historia de Robinson ambientada en La Rioja, tenemos una páginas con una interesante composición pero ninguna con nada que te flipe.

En resumen, compré este volumen en su día, pero lo cierto es que tras leerlo me dejó una sensación de comic montonero que hizo que NO comprara los dos volúmenes siguientes publicados por Panini. La relectura de este comic me confirma las mismas sensaciones que tuve en su momento, pero espero que la experiencia mejore al leer los siguientes y tener la sensación completa de esta serie.

Espero que la cosa mejore, la semana que viene os contare mis impresiones del segundo volumen.

PUNTUACIÓN: 6/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de The Resistance vol. 1 de J. Michael Straczynskiy Mike Deodato Jr (Panini)

Debido a su temática, he tardado a animarme a leer The Resistance, el nuevo comic del equipo creativo super estrella formado por Joe Michael Straczynski y Mike Deodato Jr., con una temática muy similar a la situación que estamos viviendo en el mundo real con el COVID. Aprovechando que Panini acaba de publicarlo en España me he animado a leerlo por fin.

PUNTUACIÓN: 7/10

La nueva obra de Joe Michael Straczynski, el genio que devolvió toda su energía a El Asombroso Spiderman, y Mike Deodato Jr. (Salvajes Vengadores). Una pandemia mundial deja cientos de millones de muertos a su paso. Poco después, millones de personas empiezan a manifestar poderes sobrehumanos. Surgidos a la sombra de una tragedia sin igual, estos “renacidos” deberán sobrevivir en un mundo que, paralizado por el miedo, se ha arrojado en brazos del fascismo, mientras intentan descubrir quiénes son, por qué poseen tales poderes y si son, de algún modo, responsables de lo sucedido. ¿Anuncian estos “renacidos” la llegada de nuevos peligros? ¿O son, acaso, la última esperanza de la humanidad?

Tenía entendido que Straczynski estaba medio retirado del mundo del comic por un problema ocular. Tener en mis manos este tebeo es por tanto una alegría por partida doble. The Resistance adquirió una notoriedad no buscada al publicar AWA el primer número en Estados Unidos justo cuando la pandemia y los confinamientos provocados por el COVID estaban en su momento álgido en febrero/marzo de 2020. Estar ante un comic cuya premisa es la existencia de un virus que provoca una pandemia a nivel mundial y millones de muertos asustó un poco más que nada por la clarividencia que tuvo Straczynski cuando pensó en esta idea.

Y lo cierto es que he visto a un Straczynski en plena forma que plantea una historia con múltiples derivadas debido a la escala global que plantea. Con millones de muertos por este virus y miles de personas adquiriendo sin ellos saberlo habilidades super humanas, quizá la principal virtud del comic es lo bien que entendió que como los gobiernos aprovechan el eterno dilema de “seguridad o libertad” para aprovechar esta crisis para recortar derechos y libertades, buscando controlar a la sociedad “por nuestro bien”.

Ver el efecto de la aparición de superhumanos en el mundo real es un tema recurrente en la trayectoria de Straczynski, recordando comics como Rising Stars. En The Resistance se nota que tiene una historia cuidadosamente desarrollada que va a dar para muchos meses de disfrute. Sin embargo, dentro que el “high-concept” y algunas ideas que plantea son muy interesantes, he encontrado este comic un pelín demasiado frío. Al centrarse en la conspiración global, Straczynski ha multitud de saltos temporales y de localizaciones, para como digo poder mostrar las diferentes derivadas que provoca esta pandemia. Sin embargo, no consigue que haya una conexión emocional con ninguno de los personajes, aparte que por su poca aparición, porque se notan como una parte del complejo engranaje de la historia. Entiendo que esto sucede en este primer volumen porque había mucho que contar y explicar de este mundo, pero a medida que la historia se centre en los siguientes volúmenes, espero que esta sensación mejorará.

Pero el gran pero de este comic no es la historia de Straczynski, sino sobre todo el dibujo del brasileño Mike Deodato Jr.en el dibujo, con color de Fank Martin y Lee Loughridge. He visto a posiblemente el peor Deodato en muchísimos años. No sólo es un tema que su exceso de fotoreferencias hace que las viñetas queden demasiado estáticas y no haya fluidez en las páginas. Además, ha utilizado actores reales como “inspiración” para algunos personajes,por ejemplo Ed Harris como el Presidente de los Estados Unidos, pero eso más que ayudar a dar personalidad a los personajes queda forzado y hasta falso.

Además, debo decir que Deodato es un dibujante que siempre me ha gustado, pero aquí le veo que en muchos momentos opta por viñetas demasiado oscuras o con personajes con poses poco naturales no por una intención de contar la historia de la mejor manera posible, sino para que le suponga el menor trabajo posible. Y me parece perfecto que cada quien busque el estilo que le sea más práctico en cada momento, pero en este caso a mi no me ha acabado de funcionar que todo esté entre sombras y no se acabe de ver a los “actores”.

A todo esto, también hay que reconocer que la historia de Straczynski es tan densa y hay tanto que contar que las páginas más que un comic por momentos parecen las antiguas historias ilustradas, debido que hay una sobrecarga de texto e información que queda por encima del arte y tampoco ayuda a que disfrutemos del comic.

En todo caso, no es que no me haya gustado The Resistance, de hecho se que lo voy a disfrutar a medida que vayan publicándose nuevos volúmenes. Pero no puedo evitar tener que decir que sobre todo por la parte de Deodato el comic me ha decepcionado un poco, siendo como es un buen comic.

Comparto las primeras páginas del comic:

PUNTUACIÓN: 7/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Aniquilación Saga 3: Superskrull – Ronan (Marvel Comics – Panini)

El tercer tomo de la Saga de la Aniquilación que está publicando actualmente Panini cambia el foco y se centra en dos personajes del Universo Marvel normalmente identificados como villanos, el Superskrull y Ronan el Acusador. Hoy repaso mis impresiones de este tomo y las dos miniseries que lo componen.

PUNTUACIÓN: 7/10

El tercer volumen de la mayor saga cósmica de la historia de Marvel. El Superskrull se sitúa en la vanguardia de la batalla contra la Oleada Aniquiladora. Sólo él puede ser tan despiadado como el enemigo, pero quizás sea necesario combatir el mal con el mal. Mientras, Ronan ha dejado de ser conocido con el sobrenombre de “El Acusador”. El que fuera uno de los más temibles guerreros Kree ha sido desacreditado y ahora debe limpiar su nombre.

SUPERSKRULL de Javier Grillo-Marxuach, Gregory Titus y Chris Sotomayor

Esta miniserie me parece super entretenida, partiendo que el personaje me parece uno de los villanos más sobreutilizados y sin personalidad del Universo Marvel. La llegada de la Ola de aniquilación a la galaxia Skrull pone en marcha una versión guerrera de Kr´lt que busca salvar su hogar por delante de otras consideraciones. En lo relativo al guión, me gusta la forma en que el guionista Javier Grillo-Marxuach juega y cambia el narrador de cada número, así como va creando unos giros y unas sorpresas estupendas durante esta miniserie de cuatro números, además de un tono épico que me parece chulísimo.

Me ha costado conectar con el dibujo de Gregory Titus, lo reconozco. De hecho, el estilo un tanto cartoon de Titus no me acaba de encajar con el tono de amenaza para toda la creación que tiene la historia de Grillo-Marxuach. En todo caso, debo decir que su fuerte son sus expresiones faciales, incluso teniendo en cuenta que estamos viendo una aventura de razas alienígenas, y que conseguí ir entrando en su estilo y al final disfruté de sus páginas.

La saga de la Aniquilación me está pareciendo un interesante experimento, al contar la historia desde un punto de vista fragmentado sin tener un foco concreto. Gracias a miniseries como esta se justifica el acierto de esta idea de Keith Giffen.

RONAN de Simon Furman, Jorge Lucas y Dave McCaig

Otro personaje que siempre me ha parecido extremadamente antipático es Ronan El acusador. Y debo decir que aunque esta miniserie no ha hecho cambiar mi punto de vista, al menos la historia de Simon Furman convertida en un “quien es quién” de secundarios de la vertiente galáctica del Universo Marvel me ha resultado super entretenida.

Uno de los primeros detalles chulos es ver a la Gamora de 2006 (antes de convertirse mega popular gracias a la película de James Gunn) como la villana o al menos la anti-héroe de esta historia. Ella, Korath o Glorian nos recuerdan la grande que es este universo y lo poblado de personajes interesantes que está. Dentro de estar planteada únicamente desde el factor entretenimento, el guión de Simon Furman me parece más que competente.

El dibujante argentino Jorge Lucas realiza esta comic con colores de Dave McCaig. Su estilo es 100% Marvel, conun lápiz fino y una perfecta narrativa que me recordó al primer Scott Kolins, el de Flash, que sabía siempre cómo contar la historia de la mejor forma posible haciendo fácil el trabajo al ojo para disfrutar de estas páginas.

Si tengo que ponerle un pero, entendiendo que el comic es de 2006, encontré algunas viñetas de Lucas con culos en primer término de Gamora que me han chocado y encuentro que no han envejecido demasiado bien.

No quiero terminar sin alabar las alucinantes portadas de Gabrielle Dell´Otto para esta Saga de la aniquilación. Hasta ahora han estado super chulas, y algunas de las que visto en estas miniseries (por ejemplo las que he seleccionado para este post), encuentro que son de lo mejor que hecho el artista para Marvel.

Otro detalle que también debo comentar es que de momento me está gustando esta Saga de la Aniquilación, pero no me está flipando. De hecho, se me queda muy, muy lejos de ser una de las mejores 20 historias del Universo Marvel del Siglo XXI como he oído y leído en varios sitios. En todo caso, espero que el final lo cuadren y me deje con ganas de más aventuras galácticas.

PUNTUACIÓN: 7/10

¿Estáis comprando esta edición de Aniquilación o tenéis las anteriores? Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Un saludo grande!!

Crítica de El Inmortal Hulk 29 y Guardianes de la Galaxia 9 (Marvel Comics – Panini)

Mi repaso mensual a los comics Marvel de Al Ewing, El Inmortal Hulk con Joe Bennet y Huadianes de la Galaxia con Juann Cabal, nos trae este mes de abril el regreso de dos personajes básicos de la mitología de estos comics. Joe Fixit y Star Lord.

EL INMORTAL HULK de Al Ewing, Joe Bennet, Ruy José, Belardino Brabo, Paul Mounts y Matt Milla.

Hulk está en su peor momento. Atrapado en un hotel de hierro construido para él, con un nuevo Sasquatch custodiando la puerta, no va a ser fácil escapar. Y si lo hace, todo lo que consigue es alcanzar una puerta al vacío del espacio. En un juego amañado, no hay forma de ganar… salvo si te llamas Joe y tienes la piel gris.

Este número contiene The Immortal Hulk 40 USA.

Una virtud fundamental de Al Ewing es que sus comics deben leerse a ritmo mensual, sus 20 páginas de historia siempre te llevan por lugares que jamás hubieras previsto a priori, y este número es de nuevo un perfecto ejemplo. Ewing aprovecha estas 20 páginas de comic para mostrarnos el retorno de Joe Fixit pero de una forma que no se había visto hasta ahora. Si el Líder venció a Hulk el mes anterior, el inicio del contra ataque comienza aquí, pero se va a desarrollar de forma super inesperada.

Joe Bennet aprovecha este número para lanzarnos otra splash-page de “body-horror” que como siempre impacta en el lector y consigue que apartemos la mirada. Y nos pone en rumbo de colisión de una de las más clásicas peleas del Universo Marvel, aunque para eso, tendremos que esperar hasta el mes que viene.

El Inmortal Hulk es el mejor comic Marvel actual, Un must-read absoluto que no para de darnos sorpresas y alegrías impactantes.

PUNTUACIÓN: 8/10

GUARDIANES DE LA GALAXIA 9 de Al Ewing, Juann Cabal y Federico Blee.

9: “Te convertiré en Starlord.”

Todos, excepto nosotros, pensaron que había muerto. Todos, excepto nosotros, se equivocaban. Ahora Peter Quill viaja a través de un mundo mítico al otro lado de nuestra realidad. ¿Pero es todavía Peter Quill… o se trata del Legendario Starlord?

Es difícil contar más cosas en tan sólo 20 páginas. No es un spoiler decir que en este número asistimos al regreso de Starlord tras su sorpresiva muerte al comienzo de la serie. Ya sabemos que hoy en día en Marvel que un personaje muera no significa nada, pero Al Ewing aprovecha esta oportunidad para volver a contar su origen conectando las diferentes historias que se fueron publicando, que en algunos casos eran incompatibles. Sin embargo, Ewing de forma brillante combina todos los elementos en esta historia que abarca más de 100 años de historia de Starlord.

Este milagro de síntesis funciona gracias a unos notables Juann Cabal al dibujo y Federico Blee en el color, que saben crean una narrativa que muestra que Starlord no está en nuestra realiad sino en otra superior. Tanto el dibujo como el color transmiten los estados de ánimo de los personajes y la amenaza a la que está predestinados a enfrentarse Starlord. Y se nota cuando un guionista da margen para el lucimiento del dibujante y este aprovecha la oportunidad que se le brinda, porque el dibujo es una maravilla.

Me da un poco de pena que el próximo número sea un cruce con El Rey de Negro, pero visto lo visto tengo claro que Al Ewing va saber intergrar este cruce en su historia de forma orgánica. De momento, Guardianes de la Galaxia está siendo una etapa modélica, tengo ganas de seguir leyendo a ver hacia donde nos dirige Ewing.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Al Ewing está mostrando mes tras me s que está on-fire, y cuando un guionista demuestra este nivel, hay que leer todo lo que produzca. De momento, no puedo estar más contento.

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!