Archivo de la etiqueta: comedia

Crítica de Sólo asesinatos en el edificio temporada 2 (Disney+)

Una de las sorpresas televisivas del año pasado se emitió en Disney+ y no fue una serie de Marvel o Star Wars: Sólo asesinatos en el edificio ha vuelo para su segunda temporada y a pesar de no tener el factor sorpresa ha resultado un tremendo entretenimiento.

PUNTUACIÓN: 8/10

La trama sigue a tres desconocidos interpretados por Steve Martin, Martin Short y Selena Gómez, que viven en el Arconia, un edificio en el centro de Nueva York, con un interés compartido en un podcast de crímenes reales. Tras el final de la temporada pasada en la que cuando Oliver, Charlesy Mabel son detenidos por el asesinato de Bunny, el trio tendrá que investigar quien mató a la presidenta del Arconia e intentó culparles a ellos.

El genial Steve Martin creó la serie con John Hoffman para 20th Television Studios (antes 20th Century Fox). La primera temporada recibió una merecida aclamación popular gracias a su propuesta que devuelve a la pequeña pantalla las series de crímenes con un giro divertido y original. Aprovechando el estreno de la segunda temporada, Disney confirmó que había dado luz verde a una tercera, que queda más evidente si cabe dado el cliffhanger final de la temporada, al igual que tuvimos al final de la primera temporada.

La temporada cuenta con 10 episodios de entre 30 y 40 minutos de duracción. Los episodios han sido dirigidos, a razón de 2 episodios por director, por John Hoffman, Jude Weng, Cherien Dabis, Chris Teague (director de fotografía de la serie) y Jamie Babbit. Los guiones de estos episodios han sido escritor por John Hoffman (creador y showrunner de la serie) & Noah Levine, Kristin Newman, Ben Smith, Valentina Garza & Rachel Burger, Matteo Borghese & Rob Turbovsky, Ben Smith & Joshua Allen Griffith, Stephen Markley & Ben Philippe, Madeleine George, Kirker Butler y John Hoffman, Matteo Borghese & Rob Turbovsky. La música de la serie es de Siddhartha Khosla.

Steve Martin interpreta a Charles-Haden Savage, un actor semiretirado que fue la estrella de la popular serie televisiva de detectives de los años 90 Brazzos. Vive en el 14C del Arconia. Martin Short es Oliver Putnam, un director de Broadway con problemas económicos que concibe la idea del podcast y se convierte en su director. Vive en el 10D del Arconia. Selena Gomez como Mabel Mora, una joven que vive en el 12E del Arconia, un apartamento que está renovando para su tía y que fue amiga de la víctima de asesinato de la primera temporada, Tim Kono, años antes.

En esta segunda temporada vuelven Tina Fey como Cinda Canning, la presentadora del podcast de crímenes reales All Is Not OK in Oklahoma, Adina Verson como Poppy White, la ambiciosa pero maltratada asistente de Cinda. Nathan Lane como Teddy Dimas, Jayne Houdyshell como Bunny Folger, Da’Vine Joy Randolph como la detective Williams y Michael Rapaport como el detective Kreps. Las nuevas incorporaciones en la segunda temporada son Cara Delevingne como Alice Banks, el interés amoroso de Mabel que trabaja en una galería de arte, Amy Schumer como ella misma , Shirley MacLaine como Leonora/Rose Cooper y Paul Rudd como Ben Glenroy , un conocido actor de teatro.

Quizá Sólo asesinatos en el edificio haya perdido la sorpresa de la novedad, pero se ha mantenido igual de divertida que la temporada anterior. Y es que todo está maravillosamente pensado para enganchar a los espectadores, empezando por la duración de los episodios de apenas media hora de duración, el tono de comedia ligera a pesar de los problemas que se enfrentan los protagonistas, y sobre todo unos geniales Steve Martin, Selena Gomez y Martin Short, incluso aunque reconozco que este último le encuentro algo cargante.

El trío protagonista es el centro de todo, y si Mabel fue la protagonista la temporada anterior al estar su pasado conectado con el asesinato de Tim Kono, la víctima de la primera temporada, en esta temporada Charles (Martin) también conocerá detalles de su familia que desconocía, al igual que Oliver (Short). Todo ello contado con un ritmo perfecto y un montón de sorpresas en cada episodio. Pero la serie no habla sólo del pasado, ya que los tres protagonistas van a sufrir importantes cambios en sus vidas del presente durante la temporada.

Aparte de resolver el asesinato, el éxito de la serie reside en conocer el microcosmos que forman los residentes en el Arconia, que forman un grupo variopinto y peculiar. De hecho, que cada episodio cuente con un narrador diferente que nos enseñe la historia desde su punto de vista añade un elemento original que me gusta mucho. Las nuevas incorporaciones de esta temporada empezando por el carisma de Shirley MacLaine son geniales y añaden un plus a la serie. Si incluso Cara Delevingne me ha gustado en esta serie, podéis imaginar que estamos ante una serie muy especial. Si a todo ello le sumamos la naturaleza ambigua de todos los personajes, al estar en un whodunnit todos son sospecho, con un asesino/a que como mandan los cánones es quien menos te lo esperas, hace que tengamos una combinación super ganadora.

Sólo asesinatos en el edificio se ha estrenado a razón de un episodio semanal. Reconozco que no la vi al ritmo de estreno ya que preferí verla a razón de un episodio al día cuando quedaban sólo dos/tres semanas para finalizar. De esta forma, la espera tras cada episodio no se me hacía interminable. Y vista la serie en apenas 20 días, hay que quitarse el sombrero ante la habilidad de los guionistas para conseguir que esta segunda temporada sea un éxito total. Al historia nos llevar por donde ellos quieren, dándonos pistas falsas apuntando hacia quien no es (o si), todo ello construido alrededor de unos personajes que son todo corazón con los que te encariñas a pesar de ser tres personas sin apenas nada en común.

Puestos a decir algo menos bueno, reconozco que Martin Short me resulta cargante y no me hace demasiada gracia, pero entiendo que incluso en eso la serie acierta, al presentar personalidades super diferentes entre los protagonistas. De hecho, a pesar de esto, la serie me ha atrapado y no me dejó hasta el último fotograma y el cliffhanger final, dejándome con ganas de más.

Sólo asesinatos en el edificio ha cubierto un hueco que no estaba ocupado en televisión, y entre la serie y el estreno este otoño de la segunda película de Puñales por la espalda o la serie de películas de Kenneth Branagh de Hercules Poirot, espero que el whodunnit siga manteniendo la buena salud que muestra este 2022.

Comparto el trailer de este temporada:

Manteniendo este nivel de calidad, ya pueden hacer las series que quieran que yo las seguiré viendo encantado.

PUNTUACIÓN: 8/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Giant Days Vol. 4 de John Allison y Max Sarin (Fandogamia)

Tras varios meses de parón, retomo la lectura de Giant Days con su cuarto volumen escrito por su creador John Allison y dibujado por Max Sarin con entintado de Liz Fleming y color de Whitney Cogar, gracias a la estupenda edición de Fandogamia.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Es primavera en la universidad de Sheffield; las flores florecen, los pájaros cantan y las amiguísimas Susan, Esther y Daisy aún sobreviven a su primer año de universidad. Susan hace lo que puede tras su reciente ruptura con McGraw, Esther piensa en dejar la universidad y Daisy trata de que no se vaya al garete todo lo que le rodea. Todo mezclado con la caza y captura de un piso, un festival indie de cine y citas online, ¿llegarán las chicas al segundo año?

Recopilando los números 13 a 16 de esta serie aclamada por la crítica, John Allison (Bad Machinery, Scary Go Round) y la dibujante Max Sarin nos ofrecen nuevas historias de maravilloso slice of life en Giant Days Volumen 4.

Este cuarto volumen tiene el detalle especial de tenerlo firmado por el propio John Allison, que nos dibujó además un garabato en el pasado Salón del Comic de Barcelona. Aunque tengo que reconocer se mostró bastante frío teniendo en cuenta la poca gente que fuimos a su sesión de firmas, es un detalle muy chulo que le agradezco a él y a la gente de Fandogamia, que fueron super amables mientras esperábamos en el stand.

Giant days es un comic fantástico. Las peripecias de Susan, Esther y Daisy mientras hacen que estudian en la universidad de Sheffield me parecen estupendas. Más aún, me hacen sentir como si yo también estuviera allí con ellas viviendo estas aventuras. La forma en que los pequeños problemas cotidianos adquieren una cualidad más-grande-que-la-vida conecta con el yo adolescente al que todo le afectaba más y todo le parecía un mundo cuando al final siempre se encontraba la solución. Este volumen recopila 4 números de la serie regular que nos traen como siempre historias divertidísimas autoconclusivas que son perfectas para poder leer en cualquier momento y que te dejen con una sonrisa en la cara. No es un humor de carcajada, sino uno de situaciones divertidas realizadas por personajes que son un amor.

Y es que es el elprincipal valor del comic. Aparte de inspirarse seguro en peripecias suyas o de su grupo de amigas y amigos, Allison se confirma como un escritor muy hábil empezando por la creación de tres personajes maravillosos como son Susan, Esther y Daisy que son super diferentes en todo entre si, y a la vez se complementan a la perfección. Sus neuras, problemas y aflicciones amorosas y económicas son el núcleo de un comic que me tiene ganado desde que abro la primera página.

Una parte fundamental del éxito de Giant Days es el maravilloso dibujo de Max Sarin con entintado de Liz Fleming y color de Whitney Cogar. Sarin domina el elemento cartoon y consigue crear a unas chicas que son todo personalidad y que todo en sus figuras , no sólo la cara sino también las mano y su propia colocación en la viñeta, transmite personalidad. Todos los personajes parece que cobran vida propia en las páginas de este comic, lo que unido a la familiaridad de las situaciones creadas por Allison alrededor de unas chicas universitarias consigue que parezca casi un diario de las aventuras que cualquiera de nosotros hubiera podido vivir.

No se me ocurre nada menos bueno que comentar de Giant Days. Incluso el precio de la edición de Fandogamia me parece ajustado al contenido. De hecho, como compramos a la vez este cuarto volumen y el quinto, nada me impide lanzarme a leer el siguiente.

Comparto páginas de este volumen:

Giant days mantiene el tono desenfadado y la diversión de volúmenes anteriores gracias a unas protagonistas que son puro corazón y que me encantan.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Todo a la vez en todas partes, de Dan Kwan y Daniel Scheinert

La crítica ha puesto por las nubes Todo a la vez en todas partes, la película de Dan Kwan y Daniel Scheinert con producción de los hermanos Russo y protagonizada por Michelle Yeoh, que realiza una increíble mezcla de géneros y conceptos.

PUNTUACIÓN: 5/10

Cuando una ruptura interdimensional altera la realidad, Evelyn (Michelle Yeoh), una inmigrante china en Estados Unidos, se ve envuelta en una aventura salvaje en la que solo ella puede salvar el mundo. Perdida en los mundos infinitos del multiverso, esta heroína inesperada debe canalizar sus nuevos poderes para luchar contra los extraños y desconcertantes peligros del multiverso mientras el destino del mundo pende de un hilo.

Daniel Kwan y Daniel Scheinert, conocidos como Daniels o the Daniels, son un dúo de directores y guionistas de cine. Kwan y Scheinert se conocieron mientras ambos estudiaban cine en el Emerson College de Boston. Comenzaron su carrera como directores de vídeos musicales, incluido el popular promocional de DJ Snake para el single «Turn Down for What» (2013). En 2016 escribieron y dirigieron la comedia-drama surrealista Swiss Army Man (2016) protagonizada por Paul Dano y Daniel Radcliff. Everything Everywhere All at Once (2022) es su segunda película.

Todo a la vez en todas partes ha sido producida por los hermanos Russo (Vengadores Endgame) y cuenta con una fotografía de Larkin Seiple, montaje de Paul Rogers y música de Son Lux. La película de 140 minutos de duración ha contado con un presupuesto de 25 millones, que están super bien aprovechados en pantalla. La película ha recaudado 60 millones en Estados Unidos, siendo el mayor éxito de taquilla de la productora indy A24.

Uno de los elementos principales de la película es un casting alucinante encabezado por Michelle Yeoh como Evelyn Quan Wang, una insatisfecha y agobiada propietaria de una lavandería que se convertirá en involuntaria salvadora del multiverso. Ke Huy Quan, el mítico Tapón de Indiana Jones y El Templo Maldito (1984) y Data de Los Goonies (1985) interpreta a Waymond Wang, el manso marido de Evelyn. Stephanie Hsu (La maravillosa sra. Maisel) es Joy Wang, la hija de Evelyn y Waymond que discute por todo con su madre y que tiene una novia (Becky Sregor, interpretada por Tallie Medel) que no es aceptada por ella. Completa el reparto el mítico James Hong (actor en más de 600 películas desde los años 50 hasta ahora) es Gong Gong , el exigente padre de Evelyn, Jamie Lee Curtis hace de Deirdre Beaubeirdre, una dura inspectora de Hacienda que amenaza con cerrar el negocio de Evelyn.

Entrando a valorar la película, lo primero a destacar es el reparto, empezando por una Michelle Yeoh estupenda que lleva el peso dramático de la película y que demuestra una interesante rango interpretativo durante el larguísimo metraje. Otra gran alegría es reencontrarme con Ke Huy Quan haciendo de su marido, que me devuelve a unos años 80 en los que fue un icono. De hecho, cuando me enteré que Huy Quan abandonó hace 20 años la profesión al no encontrar papeles para él me he quedado bastante chafado. Otro puntazo es contar con el también mítico James Hong (al que entre otras muchas le recuerdo por Golpe en la pequeña China de Carpenter) y con Jamie Lee Curtis, ambos en roles secundarios.

Para tener un presupuesto de 25 millones, la película muestra una tremenda imaginación a la hora de presentar los universos alternativos, con unos efectos especiales resultones que sin contar a Doctor Strange de Sam Raimi no se parecen a nada que haya visto en bastante tiempo. Hay escenas visualmente arrolladoras en varios momentos que confirman que la mayoría de los casos no es una cuestión de presupuesto, sino de calidad e imaginación. Y al menos de lo segundo hay mucha durante el metraje.

Aunque la película no va de eso, hay un par de coreografía de artes marciales estupendas, sobre todo la primera protagonizada por Ke Huy Quan pero también hay otra de Michelle Yeoh que está muy muy guay. Lo malo es que están situadas en la primera mitad y te dejan con ganas de una acción que nunca llega a suceder en el climax final, dado que como digo la película no es una cinta de acción, a pesar de lo que la promoción de la película sugería.

La película realiza también varios homenajes nada sutiles a diferentes géneros y autores de cine asiático que hará las delicias a los cinéfilos de gustos refinados. De hecho, hubieron tantos momentos que me recordaban a otras películas que llegué a perder la cuenta. Cuando termine de escribir estar líneas, creo que iré a buscar artículos sobre ello porque hay homenajes para parar un tren.

Tengo que reconocer que NO llegué a ver la película con el estado mental adecuado. Tuve varios líos en el trabajo, salí corriendo para recoger a mi mujer y mi hijo a Castellón (mi mujer tiene el coche en el taller), hicimos varios encargos, cenamos corriendo y me fui pitando al cine sin llegar a sentarme en casa ni 5 minutos. Llegué agotado al cine, lo que explica en parte que no disfrutara ni conectara con la película.

Ampliando este problema, me equivoqué al elegir la V.O. para verla, dado que una parte importante de la película están hablando en chino y cuando lo hacían en inglés era con un fuertísimo acento. Esto me obligó a tener que leer los subtítulos el 99% del tiempo, algo que no me suele suceder cuando voy a la V.O. Al juntarse el cansancio, los subtítulos, la exageradísima duración de 140 minutos y unas explosiones visuales que hacían super incómodo leer los subtítulos y ver lo que estaba pasando en pantalla, todo ello junto provocó que la experiencia fuera peor de lo normal.

El caso es que abracé sin problemas las locuras y el sentido del humor absurdo de la película, sobre todo referido a algunas de las realidades alternativas que conocerá Evelyn, a lo que había que añadir un elemento bastante inesperado referido al drama que vive la familia de Evelyn. Sin embargo, a medida que avanzaba la película su historia me fue echando minuto a minuto, porque realmente no se corresponde el drama existencial que realmente presenta la película y el mensaje de intentar ser feliz a pesar que la vida sea una mierda, seamos pobres y sepamos que nuestros sueños no se van a cumplir, con las mamarrachadas que los Daniels plantean en el guion precisamente a costa de las realidades alternativas que comentaba antes, o la forma en que los personajes conectan con sus vivencias en esas realidades.

La sensación de estar viendo una «paja mental» de tamaño descomunal fue algo que se me pasó por la cabeza en varias ocasiones, dado que Todo a la vez en todas partes es realmente un drama existencial muy hardcore oculto bajo una envoltura de acción, humor y ciencia ficción que añadía nun tono que no se correspondía con la historia que nos estaban contando.

Otro problema de la película es que tiene una duración de 140 que es ridículamente larga y provocó que el visionado fuera un suplicio. En serio, hacía tiempo que no me movía tanto en el asiento de un cine, es que ya no sabía ni como ponerme, lo que indica también que no estuve a gusto con lo que me estaban contando. Nos quejamos de la exagerada duración del cine mainstream actual, pero esta película no le va a la zaga, siendo la experiencia mucho peor. Como digo, el primer y segundos actos los acepté bastante bien y hasta ese momento la película no me desagradaba. Sin embargo, el tercer acto se me hizo eterno.

Hay otros elemento menores como que dentro que globalmente veo que el presupuesto está super bien aprovechado, me pareció también un bajón comprobar que el 95% del metraje está rodado dentro de la misma oficina de Hacienda o de la lavandería de Evelyn , lo cual me rompe con la idea de una película super loca que nos iba a llevar de viaje por el multiverso.

Tampoco conecté con el humor absurdo de los Daniels, aunque el caso es que en su día me gustó bastante su opera prima Swiss Army Man, donde creo que sí combinaron con acierto la comedia y el drama. Pero las realidades alternativas de los dedos convertidos en frankfurts o el plagio a Rataouille cambiando la rata por un mapache, me parecieron penosos. Y no en plan «broma sin gracia», sino que son unas subtramas que no funcionan y que lo único que hacen es alargar una película ya de por si demasiado larga.

Estoy acabando de escribir mis impresiones de la película y reconozco que todavía no tengo claro si el mensaje de intentar ser feliz a pesar que nuestra vida sea una mierda, seamos pobres y sepamos que nuestros sueños no se van a cumplir es una genialidad que toca una cuestión social importante hoy en día de forma positiva, dado el empobrecimiento constante de la clase media en USA y Europa, o una gafapastada bestial de unos niños ricos que le cuentan a la plebe que no nos quejemos tanto porque a pesar de todo siempre se puede sacar algo positivo. Quiero quedarme con el lado positivo y que a pesar del nihilismo de muchos momentos, los protagonistas eligen intentar ser felices a pesar de todo, pero no me atrevería a decir que la segunda interpretación esté equivocada.

Me gusta probar cosas nuevas que me saquen de mi zona de confort. Y en el caso de Todo a la vez en todas partes realmente no llegué con ningún hype o expectativa previa, a pesar de haber leído en twitter a mucha gente muy contenta de la película, sumado una aclamación total de la crítica especializada. Sin embargo, por un motivo o por otro, se me hizo imposible conectar con esta propuesta. Y entiendo que es una película muy particular en la que tienes que entrar en el rollo para disfrutarla. Diría que yo lo hice durante la primera hora, pero me perdieron durante la segunda mitad.

Comparto el trailer de la película:

Me ha sido imposible conectar con Todo a la vez en todas partes, y me sabe mal porque tenía ganas de ser entretenido y sorprendido que no ha conseguido lo primero y si lo segundo, pero en negativo.

PUNTUACIÓN: 5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Ted Lasso temporada 2 (Apple TV)

Después del sorpresón que supuso el visionado de la primera temporada de Ted Lasso en Apple TV, me he lanzado en tromba a ver la segunda temporada. Y lo que pierde de sorpresa lo gana de unas historias super humanas de una complejidad mucho mayor de lo esperado.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Tras el descenso a segunda división del fútbol británico, todos los miembros del AFC Richmond tendrán que trabajar más unidos que nunca para poder recuperar la categoría, mientras la vida de los protagonistas se verá afectada por situaciones alegres pero también dramáticas.

Ted Lasso es una comedia desarrollada por Bill Lawrence, Jason Sudeikis, Brendan Hunt y Joe Kelly (escritor de comics durante muchos años y creador de la exitosa serie de animación Ben 10) para Apple TV basada en un personaje del mismo nombre que Sudeikis realizó en una serie de promos para NBC Sports para la cobertura de la Premier League. Esta segunda temporada contó con 12 episodios que fueron emitidos entre Julio y Octubre de 2021. En marzo de este año empezó el rodaje de la tercera temporada que se espera cierre las tramas que se encuentran abiertas, por lo que aún no tiene una fecha concreta de estreno.

Jason Sudeikis es Ted Lasso, el entrenador de fútbol americano que dirigió al AFC Richmond la temporada anterior. Aunque jovial y positivo, este año tendrá varios problemas personales que resolver. Hannah Waddingham es Rebecca Welton, la dueña del AFC Richmond que le fue otorgado en el divorcio de su marido, el anterior propietario, y que aspira a conseguir ascender al equipo a la Premier League sea como sea. Jeremy Swift es Leslie Higgins, el director de operaciones del equipo segundo al mando de Rebecca.

Phil Dunster es Jamie Tartt, una joven promesa del Manchester City que al final de la temporada pasada volvió al City y tuvo un importante papel en el descenso del Richmond. Brett Goldstein es Roy Kent, el veterano centrocampista siempre enfadado que se retiró al final de la temporada pasada. Brendan Hunt, es Coach Beard, el ayudante de Ted que lleva trabajando mucho tiempo con Ted. Nick Mohammed como Nathan Shelley, el utillero del equipo que carece de confianza pero sabe mucho acerca del fútbol y en el que Ted confiará, convirtiéndose en pieza clave del cuerpo técnico. Completa el reparto Juno Temple como Keeley Jones, una modelo novia de Roy que trabaja para el Richmond y la nueva incorporación de Sarah Niles como la psicóloga deportiva, Dra. Sharon Fieldstone, que empezará a trabajar para el Richmond.

Si la primera temporada de Ted Lasso me gustó, probablemente esta segunda me haya gustado aún más. Y es que además de las divertidísimas interacciones con los jugadores, la serie muestra aún más corazón a la hora de presentar la vida, el amor y los problemas de los personajes. Desde un Ted con una ansiedad creciente, Roy que tiene que aclarar qué quiere hacer con su vida tras su retirada o Keeley que incluso amando a Roy necesita también su espacio para poder crecer profesionalmente. Todos los personajes tienen un momento dramático junto a otros super divertidos. Si incluso Jamie Tartt o el joven Dani Rojas tienen problemas emocionales, no es extraño que el club necesite a una psicóloga.

Junto a la trama general de la liga, los doce episodios tienen subtramas buenísimas, como la brillante noche de fiesta de Coach Beard, un episodio super desfasado y psicodélico que me ha volado la cabeza. Globalmente no puedo estar más contento con una seria que aparte del humor, ante todo nos gana por la humanidad de los personajes. Y es que en estos tiempos de nihilismo y de visiones catastrofistas de la vida, es genial pasar el rato con alguien que sea todo lo contrario. Rompiendo además el estereotipo que alguien optimista tiene que ser a la fuerza tonto.

Como digo, hay que quitarse el sombrero ante una serie tan positiva y que a la vez es tan inteligente a la hora de enfrentarse a la evolución de los protagonistas, con unos episodios de media hora aproximadamente que siempre me deja con una sonrisa. Ya comenté en la reseña de la primera temporada que yo soy el primero que veo menos series de humor de las que debería y que quizá pensaba (erróneamente) que no merecen el tiempo del visionado. Nada más lejos de la realidad, me alegra ver Ted Lasso y más todavía comprobar como nos encanta a toda la familia, no solo a mi.

Ted Lasso ha vuelto a conseguir dejarme en lo más alto. No tengo duda que volveré a suscribirme a Apple TV en cuanto estrene la próxima temporada, uniéndose al grupo de serie alucinantes de la cadena como son Severance y Para toda la humanidad.

Comparto el trailer de esta segunda temporada:

Ted Lasso es maravillosa. Déjate de dudas y dale una oportunidad. Ya verás que te va a encantar.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Ted Lasso temporada 1 (Apple TV)

Gracias a varias recomendaciones me he animado a ver la primera temporada de Ted Lasso, comedia ambientada en el mundo de la Premier League emitida en Apple TV, y me ha parecido una maravilla.

PUNTUACIÓN: 8,5/10

El estadounidense Ted Lasso (Jason Sudeikis), un entrenador de fútbol americano universitario, es contratado inesperadamente para entrenar a un equipo de la Premier League inglesa, el AFC Richmond, a pesar de no tener experiencia como entrenador de fútbol (soccer). El encanto, la personalidad y el humor de Ted comienzan a ganarse a la propietaria del equipo Rebecca Welton, al equipo y a los que se habían mostrado escépticos sobre su nombramiento.

Ted Lasso es una comedia desarrollada por Bill Lawrence, Jason Sudeikis, Brendan Hunt y Joe Kelly (escritor de comics durante muchos años y creador de la exitosa serie de animación Ben 10) para Apple TV basada en un personaje del mismo nombre que Sudeikis realizó en una serie de promos para NBC Sports para la cobertura de la Premier League. La serie se estrenó en agosto del 2020 y fue renovada para una segunda temporada de doce episodios emitidos en 2021. El éxito de esta comedia ha abierto la puerta a una tercera temporada que a priori cerraría las tramas abiertas de la serie hasta ese momento.

La serie ha recibido elogios unánimes de crítica y público, especialmente por sus actuaciones, su guion, su tono edificante y su emoción. Entre otros reconocimientos, su primera temporada fue nominada a 20 premios Primetime Emmy, convirtiéndose en la comedia de primer año más nominada en la historia de los premios Emmy. Sudeikis, Hannah Waddingham y Brett Goldstein ganaron por sus interpretaciones, y la serie obtuvo el premio Primetime Emmy 2021 a la serie de comedia más destacada. Sudeikis también ganó el Globo de Oro al Mejor Actor de Serie de Televisión Musical o de Comedia y el Premio del Sindicato de Actores de la Pantalla a la Interpretación Sobresaliente de un Actor Masculino en una Serie de Comedia.

Jason Sudeikis es Ted Lasso, un entrenador de fútbol americano quién dirigió el Wichita Estatal Shockers a una División II Campeonato de Asociación Atlético Colegial Nacional. Es contratado para entrenar AFC Richmond, un equipo de fútbol. Es muy amigable y con una personalidad muy jovial, pero es visto como no calificado para dirigir un club en el más alto nivel. Le encanta entrenar y se preocupa más por las personas que por ganar. Hannah Waddingham es Rebecca Welton, la nueva dueña del AFC Richmond que le fue otorgado en el divorcio de su marido, el anterior propietario.

Jeremy Swift es Leslie Higgins, el director de operaciones del equipo segundo al mando de Rebecca, que se irá poniendo del lado del optimista Ted. Phil Dunster es Jamie Tartt, una joven promesa del Manchester City que está cedido en el Ricjmond. Es ególatra y se opone a todo lo que propone Ted. Brett Goldstein es Roy Kent, un veterano centrocampista siempre con cara de enojado. Aunque ganó la Liga de Campeones con el Chelsea hace ocho años, sus mejores años hace tiempo que quedaron atrás. Brendan Hunt, es Coach Beard, el ayudante de Ted que lleva trabajando mucho tiempo con Ted. Nick Mohammed como Nathan Shelley, el utillero del equipo que carece de confianza pero sabe mucho acerca del fútbol y en el que Ted confiará. Completa el reparto Juno Temple como Keeley Jones, una modelo novia de Jamie que trabaja para el Richmond.

En estos momentos de cinismo y de visiones nihilistas de la vida y el mundo occidental, poder ver una comedia centrada en alguien que tiene un punto de vista optimista y que sólo busca hacer lo correcto y que la gente a su alrededor también ofrezca el 100% de sus posibilidades, me ha parecido una maravilla y un soplo de aire fresco. Esta primera temporada de Ted Lasso es divertidísma. Aparte de la propia locura de concepto de base, la serie es realmente graciosa en todo momento. Quizá no un humor de carcajada, aunque alguna hay siempre en todos los episodios, sino uno de mantenerte con la sonrisa en la cara mientras ves el episodio, dejándote con una sensación positiva y optimista super contagiosa. La serie acierta con el humor a costa de las diferencias entre las culturas británicas y americanas, pero tiene muchísimos detalles buenísimos, como los tres hinchas que están siempre en el pub cuando va Ted, todo lo relacionado con Keeley, la novia de Jamie. o la comunicación no verbal de varios de los personajes.

Pero el centro de todo son las relaciones entre los personajes y ahí es donde la serie da en la diana. Todo el reparto está perfecto y ofrece justo lo que necesita para que conectes con la serie desde el minuto uno. Jason Sudeikis como Ted Lasso es una pasada. Me encanta como a pesar de tener también problemas en su vida personal no es un Forrest Gump simple con una única faceta, y no renuncia a mirar la vida con optimismo, pensando que todos trabajando juntos pueden obrar un milagro. Pero junto a él, la otra MVP de la serie es Hannah Waddingham interpretando a la dueña del equipo Rebecca Welton, una mujer deprimida por culpa de los golpes que le ha dado la vida y que tendrá que volver a recordar lo que es creer en algo. Junto a ellos, el triángulo que forman el egoísta Jamie Tartt, su novia Keeley y el veterano y enfadado Roy Kent es otro de los puntales de la serie.

Aplicado al mundo del deporte pero no sólo a él, el lema “BELIEVE (creer)” que Ted pega en la pared del vestuario para convencer al equipo que es posible cambiar su destino y evitar el descenso si actúan juntos es también una parte fundamental de la serie. Y la verdad es que Ted nos transmite esa fe en que una sociedad mejor es posible si todos estamos dispuestos a actuar diferente. En ese sentido, la serie tiene un montón de mensajes positivos que todos deberiamos adoptar como filosofía de vida.

Y dentro de la fantasía del concepto, en el aspecto deportivo la serie se mueve por situaciones lógicas teniendo en cuenta que hablamos de la Premier League, con un final que no quiero chafar pero que me ha parecido una pasada. Ted Lasso me ha flipado a todos los niveles, también a la hora de incorporar elementos dramáticos, y me ha dejado con unas ganas locas de ponerme ya con la segunda temporada. Por cierto, obviamente si te gusta el fútbol disfrutarás más de la serie con las referencias deportivas, pero realmente es el corazón de los personajes y su humanidad lo que te engancharán, por lo que diría que no saber de futbol tampoco es un obstáculo insalvable. De hecho, empezarás la serie sabiendo lo mismo de futbol que Ted, así que estaréis al mismo nivel.

El caso es que muchas veces no me he animado a ver series de comedia, y en el caso de Ted Lasso me alegra haber seguido las recomendaciones de mis amigos tuiteros @elTigreHobbes , @JonFer y @enekoruizj que me la recomendaron, porque el disfrute ha sido total.

Comparto el trailer de esta serie:

Ted Lasso es una maravilla. ¡Vamos a por la segunda temporada!

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!