Crítica de Hijos de Dune de Frank Herbert

Hijos de Dune es la tercera novela de Frank Herbert ambientada en el mundo de Dune y la que cerró la primera trilogía del autor. Una novela en la que recupera el pulso y la profundidad argumental de la primera novela.

PUNTUACIÓN: 8/10

Hijos de Dune es la tercera novela de la serie «Dune» de Frank Herbert, una obra maestra unánimemente reconocida como la mejor saga de ciencia ficción de todos los tiempos.

Leto Atreides, el hijo de Paul -el mesías de una religión que arrasó el universo, el mártir que, ciego, se adentró en el desierto para morir-, tiene ahora nueve años. Pero es mucho más que un niño, porque dentro de él laten miles de vidas que lo arrastran a un implacable destino. Él y su hermana gemela, bajo la regencia de su tía Alia, gobiernan un planeta que se ha convertido en el eje de todo el universo. Arrakis, más conocido como Dune.

Y en este planeta, centro de las intrigas de una corrupta clase política y sometido a una sofocante burocracia religiosa, aparece de pronto un predicador ciego, procedente del desierto. ¿Es realmente Paul Atreides, que regresa de entre los muertos para advertir a la humanidad del peligro más abominable?

Frank Herbert escribió esta novela en 1976, y fue serializada en la revista  Analog Science Fiction and Fact antes de la publicación del libro, cuyas ventas de más de 75.000 ejemplares lo convirtieron en el primer hardcover best-seller de la historia en lo referido al género de la ciencia ficción. Esta novela marcó el final de la primera trilogía de Dune, e inicialmente significó el final de la historia para Herbert, aunque apenas 5 años después publicó Dios Emperador Dune (1981), indicando que tenía más historias que contar de este Universo, y que los ingresos que recibía por sus novelas eran considerables y no quería renunciar a esta importante fuente de ingresos.

Hijos de Dune me ha gustado mucho, colocándola un peldaño por debajo de Dune pero bastante por encima de El Mesías de Dune. Leí por primera vez esta novela hace ¿25 años? y debo decir que el paso de los años no la ha afectado y sigue siendo igual de relevante como cuando se publicó.

La continuación de la historia protagonizada por los gemelos Leto y Ghanima, hijos de Paul Muab´dib y la fremen Chani, nacidos con un acceso a las memorias de sus antepasados al igual que su tía Alia, ofrece un novedoso enfoque hacia la figura de los Mesías y lo que sucede una vez la jihad tiene éxito desde el punto de vista de la evolución de la humanidad.

Una vez más, la narración de Herbert pone el foco en multitud de personajes además de los gemelos Atreides. La abominación de Alia está contada estupendamente y consigue que sientas pena por la hermana de Paul, mientras que las maquinaciones de las Bene Gesserit están perfectamente representadas por la dama Jessica, madre de Paul. Y además, tenemos al heredero de la casa Corrino Farad´n, que aspira arrebatarles el poder a los Atreides, al Fremen Stilgar o el consorte de Alia, el antiguo guerrero renacido como mentat Duncan Idaho.

La novela está repleta de temas profundos en lo relativo al destino, la libre elección, el determinismo y lo que estamos dispuestos a hacer para realizar lo que nuestros padres no pudieron. Hay tanta profundidad en algunos momentos de la novela que casi resultaban ser demasiado para mi cabeza, y me he quedado con la sensación de que debería volver a leer algunos pasajes para que la complejidad de lo que Herbert cuenta consiga asentarse en mi cabeza.

Otro elemento que me gusta de Herbert es que se centra en el conflicto filosófico interior de los personajes, y no está interesado en las escenas de acción que son comentadas de pasada en forma de grandes elipsis durante la novela. Este tipo de narración tan diferente reconozco que me ha gustado y me ha parecido que Herbert era un genio al usar el gran escenario de la ciencia ficción que le ofrecía Dune para contar una historia casi intimista sobre los sacrificios que hay que hacer si queremos que la humanidad no se estanque.

En ese sentido, es interesante que le punto de partida de esta novela es que una vez la revolución de Paul triunfó, se ha convertido en una burocracia injusta que debe ser derribada por los gemelos Leto y Ghanima, a pesar de que hacerlo puede amenazar el reinado de los Atreides en Arrakis. Otro hecho interesante es que la prosperidad de Dune puede significar el fin de los gusanos y la especia, lo que provocaría el final de la civilización tal y como se conoce hasta ese momento, lo que muestra que incluso las buenas intenciones tienen repercusiones imprevistas de consecuencias catastróficas. La teoría del Caos puesta en papel de forma excepcional.

 

Si has leído Dune, esta tercera novela ofrece el cierre perfecto a la historia que El mesías de Dune no pudo ser. Una lectura obligada para todos los fans de la ciencia ficción.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .