Archivo de la etiqueta: Jordie Bellaire

Crítica de Bruja Escarlata vol. 3 El último maleficio (Marvel Comics – Panini)

Termino la lectura de la serie en solitario de la Bruja Escarlata con el tercer volumen publicado por Panini en 2017 y que cerró la historia planteada por el veterano escritor James Robinson.

PUNTUACIÓ: 6/10

Contiene Scarlet Witch v2, 11-15 USA Último tomo. La Bruja Escarlata viaja hasta Serbia, para zambullirse profundamente en sus raíces gitanas. ¿Quiénes eran sus padres? ¿De dónde vinieron? Wanda descubrirá las respuestas… y buscará venganza.

Guión de James Robinson, con dibujo de Leila Del Luca y Felipe Sobreiro (numero 11), Annapaola Mariello con Matt Yackey (12), Jonathan Marks-Berracchia y Rachelle Rosenberg (13), Shawn Crystal y Chris Brunner (14) y Vanesa R. Del Rey con Jordie Bellaire (15 y último de la serie).

Pues lamento decirlo, pero este último volumen de la Bruja Escarlata me ha parecido el peor de los tres. De hecho, hay muy pocas cosas que me funcionan en estos comics. Empezando por la historia de James Robinson, que en el momento en que debe darnos respuestas a todo, al problema de la magia y a la historia de Wanda, su verdadero origen y alcance de sus poderes, éstas no pueden ser más random y más ¿intrascendentes? Con lo bueno que fue Robinson en el pasado, no entiendo qué ha fallado aquí.

También hay que reconocer que Marvel la cagó cuando cambió el origen de Wanda y Pietro para hacer que NO fueran mutantes por culpa de las películas de Fox y para no “cederles” personajes a la competencia. Eso provocó un montón de problemas que al menos en parte James Robinson se encarga de aclarar, estableciendo cual es el origen y la cronología oficial de su pasado que va a regir a partir de ahora. Sin embargo, esta historia no acaba de funcionar debido a un deficiente dibujo sin personalidad que falla en imprimir la dosis de emoción que esta historia debería tener.

Peor es el tema de la amenaza en la sombra que estaba amenazando el mundo de la magia desde el número uno. Y esto sí es 100% cosa de Robinson. El climax del número 14 me parece un bluf de principio a fin, no sólo por la amenaza y su nula presencia, sino por unas utilizaciones de poderes mágicos convertidos en explosiones de luces mágicas que no pueden ser más chorras. Peor es el propio final de la serie, en el que no acaba de quedar clara cual va a ser la función de Wanda en el Universo Marvel. ¿Caza demonios, exorcista, aventurera sobrenatural, arqueóloga de la magia? Todo y nada a la vez. De hecho, hacer que Wanda tuviera que pagar un precio por usar la magia, algo que también vimos en la etapa de Jason Aaron en Doctro Extraño, era algo interesante, pero eso queda eliminado al final, de forma que hasta eso se siente como una pequeña decepción. Por otro lado, si esperabas saber el límite a los poderes de Wanda o en general cómo funcionan, no esperes encontrarlo tampoco aquí.

Pero no es solo la historia de Robinson, el apartado artístico también es motivo de queja en este volumen. Cuando el comic planteaba historias más o menos autoconclusivas, podía tener cierto sentido que cada número estuviera dibujado por un artista diferente. Pero en este volumen los números 11 a 14 cuentan la historia de origen de Wanda, por lo que el baile de dibujantes le hace mucho daño a la narrativa conjunta. Pero es que además los editores con mal criterio optan por artistas que con completamente diferentes entre si, lo cual hace que todo case aún peor, de forma que si la historia de Robinson era normalita, su lectura sea mucho peor.

En este sentido, me parece un fail como una casa la elección de los diferentes artistas sin pensar en cómo van a quedar cuando la historia se leyera de un tirón como es el caso. A una correctísima Leila Del Luca con Felipe Sobreiro en el número 11, que empieza la historia en Croacia, le sigue Annapaola Mariello como artista del número 12. Este número es clave en la serie, porque conocemos a un familiar de Wanda y Pietro aún con vida, pero su estilo super funcional random no consigue transmitir personalidad o la más mínima emoción en uno de los momentos clave para Wanda. Este número me pareció artísticamente de los más flojos de la serie.

En el número 13, Jonathan Marks-Berracchia con color de Rachelle Rosenberg es todo lo contrario, un dibujo “feista” en la tradición de un comic Vertigo casi de Ted McKeever, con unas páginas repletas de manchas oscuras y unas figuras antinaturales. A Marks-Berracchia se le hace muy complicado contar una historia con sus viñetas de forma fluida y no pega en nada con los comics publicados antes ni después. Tras este comic, Shawn Crystal y Chris Brunner nos dibujan el climax de la búsqueda de Wanda en el número 14, un comic que como comentaba anes en lo artístico tampoco funciona en ningún momento. Es cierto que la historia es random y Robinson no está en su mejor momento, pero el dibujo de este número también lo vi muy muy flojo.

Por último, tiene sentido que Vanesa R. Del Rey con Jordie Bellaire que abrieron la serie se encarguen del último número que lo cierra. Y aunque no conecto con el estilo de Del Rey al menos sí le encuentro personalidad. En todo caso, este número como cierre de la historia de Wanda la verdad es que tampoco me acaba de funcionar, lo que hace que globalmente este comic me haya dejado con cierta sensación de intrascendencia.

He acompañado esta reseña con páginas de cada uno de los cinco números de la serie para que también vosotros podáis valorar de alguna manera si estos artistas se compenetran o si son un huevo y una castaña entre si. Ya sabéis mi opinión al respecto, pero creo que tenéis elementos para poder crearos vuestro propio criterio.

El comic de Bruja Escarlata ha terminado siendo un comic correcto sin más, alejado del carisma y el entretenimiento que nos tienen acostumbrado los comics Marvel. Puede resultar interesante para los fans del personaje entre los que me incluyo, pero poco más. De hecho, ahora mismo no me ha dejado con ganas de recomendarlo a nadie.

PUNTUACIÓ: 6/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Batman 9-22 de Tom King (Rebirth)

El año pasado reseñé los 8 primeros números de la serie de Batman escrita por Tom King publicados en España por ECC Ediciones, que llegaban hasta el nº15 americano. Este verano pude ponerme al día y he leído hasta el número 22 de la edición española (número 43 americano) y creo que estamos ante una de las mejores series publicadas por DC Comics en la actualidad, obra de un autor en estado de gracia que tiene muy claro la historia que quiere contar.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Esta serie brilla gracias a la colaboración de artistas de primer nivel como son Mikel Janín, Clay Mann, Joëlle Jones o Mitch Gerads. De hecho, Dave Finch, considerado uno de los artistas “hot” de DC Comics, es de largo el peor dibujante de esta etapa. Y qué decir que las increíbles portadas de Olivier Coipel, que quitan el hipo.

Como ya comentaba en mi reseña que los primeros 8 números,  una de las virtudes de King es que aunque cada arco puede ser leído y disfrutado por separado, estamos ante una historia río que tiene muy claro lo que nos quiere contar y en la que cada arco se construye desde lo anterior.  En ella, descubriremos nuevas facetas de Batman a partir de sus propios sentimientos y miedos, pero también cuando se compara con otros personajes como Bane, Catwoman o el mismo Superman.

Y además, asistiremos ante un cambio total en el statu-quo del personaje a partir de su romance con Catwoman (Selina Kyle), muchas veces sugerido de forma más o menos explícita y que veremos por fin desarrollarse en estas páginas.

Voy a desglosar a continuación los arcos comprendidos en estos números, con una valoración de los mismos. Es inevitable entrar en terrenos de spoilers, así que te recomiendo que dejes de leer ahora mismo si quieres engancharte como yo a esta serie.

En serio, Batman de Tom King es una de las mejores series de DC Comics, ¿que esperas a leerla?

Batman 9-11 Yo Soy Bane (Números 16-20 USA) Dibujado por David Finch, tintas de Finch y Danny Miki, con colores de Jordie Bellaire.

En Yo soy Suicidio, Batman le quitó algo a Bane, y ahora él viajará hasta Gotham para recuperarlo. Y nadie, ni los amigos ni los villanos de Batman podrán impedir que alcance su venganza contra Batman.

Durante esta primera parte de la serie, Tom King ha impregnado desde el primer número una sensación de cuenta atrás y de que Batman se estaba acercando a su final. Esta arco es la culminación, al enfrentarle con el villano que ya rompió al murciélago. Además, las voces en off en paralelo de Bane y Batman marcan  no solo los paralelismos de ambos personajes, sino que estamos llegando a un tiroteo en OK Corral del que no está claro quien saldrá con vida.

Bueno, está claro que dado que estamos hablando de comics de superhéroes, puedes imaginarte quién gana… En todo caso este final si que marca el final de un arco para Batman y el comienzo de otra etapa, en la que Batman va a intentar ser feliz.

Como comentaba al comienzo, lo peor no siendo malo es quizá el dibujo de Finch, que no me gusta nada y que no hace más que repetir pose tras pose estáticas. En todo caso, ya le gustaría al 90% de los comics de DC que Finch se ocupara del apartado artístico, lo que significa que no es malo realmente, solo inferior comparado con el resto de artistas de la serie. Así de alto está el listón.

VALORACIÓN: 7/10 Bien, aunque con un final quizá demasiado anticlimático.

 

Batman 12 Valiente y Agraz, dibujado por Mitch Gerads (número 23 USA), con la aparición estelar de Swamp Thing.

Alguien ha matado al padre humano de Alec Holland, y Swamp Thing viajará hasta Gotham para descubrir quien fue y por qué.

Este número sirve de epílogo al crossover “La Chapa”, que fue publicado fuera de esta colección, en la que Bruce Wayne conocía a su padre Thomas Wayne de la dimensión de Flashpoint. Además King y Gerads plantean este número como un homenaje hacia Alan Moore, creador de Swamp Thing, y Dave Gibbons, ilustrador de Watchmen, mediante el uso de múltiples páginas con 9 viñetas por páginas con distribución uniforme.

Además, King realiza una interesante reflexión sobre los padres e hijos, y el peso de la muerte en la familia. Mitch Gerads es perfecto para aportar la atmósfera perfecta a este comic, que quedará sin duda como uno de los mejores de esta etapa.

Por ponerle un pero, es obligatorio haber leído antes “La chapa” para comprender el estado psicológico y emocional de Bruce en este momento, teniendo en cuenta el final de esa historia. Y alguien que no haya leído este evento puede sentirse totalmente perdido al no entender la conexión entre Yo soy Bany y este número, ya que se nota que hay algo que falta entre estos episodios.

VALORACIÓN: 8.5/10 Uno de los mejores números de la etapa de Tom King.

 

Batman 13-17 La Guerra de Bromas y Acertijos, dibujada por Mikel Janín con color de June Chung (Números 24-32 USA)

Antes del inicio de esta nueva saga, el nº 24 “Todo Epílogo es u preludio”, sirve de final de una etapa con Gotham Girl, y el comienzo oficial del romance de Batman y Catwoman. Este número está dibujado por David Finch, en su despedida de la serie, y Clay Mann, que se estrena en la franquicia.

Y tiene una de las frases más importantes de la serie, que es cuando Bruce le dice a Gotham Girl que puede parar y dejar de ser una heroina, ya que de lo contrario será como él, alguien que hace lo que hay que hacer pero que no es feliz, aunque intenta serlo y fracasa porque tiene miedo de serlo. Esta verbalización de los sentimientos de Bruce abren la puerta a que vuelva a intentar ser feliz con Selina Kyle.

Pero antes, Bruce va a contarle a Selina un hecho del pasado que le atormenta, cuando se enfrentó a Joker y Acertijo en su lucha por controlar Gotham durante su primer año como Batman.

Globalmente, este arco es importante no tanto por lo que cuenta, que al final me pareció bastante chorra, sino por las semillas que plantará para el futuro, sobre todo en la relación de Batman y Catwoman con Joker, Acertijo e incluso Poison Ivy. Destacar eso sí el excelente dibujo de Mikel Janín, que hace que todo luzca espectacular.

El oscuro pecado de Bruce que conocemos en esta saga es bastante venial, pero no tengo duda que si alguien va a intentar arruinar la boda de Bruce y Selina prevista para el númeor 50, ese será probablemente el Joker, de forma que lo visto en esta historia afectará al futuro de toda la etapa de King.

VALORACIÓN: 6/10 Una guerra un poco supérflua, más importante por las semillas que siembra para el futuro que por lo que nos cuentan en si estas páginas.

 

Batman 17-18 Las reglas del compromiso, dibujada por Joëlle Jones con color de Jordie Bellaire (Números 33-35 USA y Annual 2 dibujado por Lee Weeks y Michael Lark)

Cuando Catwoman aceptó la propuesta de matrimonio de Batman, ella cambió más vidas que las de Bruce Wayne y Selina Kyle. Una unión entre el detective más grande del mundo y uno de los criminales más feroces de Gotham es una sacudida que sacudirá a todos en la vida del Caballero Oscuro, desde los jóvenes vigilantes que conforman su “familia”, o a sus legendarios amigos en la Liga de la Justicia. E incluso viejos demonios que pansaba haber dejado atrás, como es la antigua novia de Bruce, Talia al Ghul, madre de su hijo Damian. Además, en el Annual 2, veremos una emocionante historia que se centra en la relación de Bruce con Selina a través de los años, dibujada por el superclase Lee Weeks, con un epílogo de Michael Lark.

Estos números sirven para que King siga ofreciéndonos detalles muy golosos de la psicología de Bruce Wayne, además de divertirnos con una pelea de gatas (nunca mejor dicho) en la que Talia decidirá si Selina es digna de casarse con Batman.

Mientras Dick Grayson (Nightwing) le cuenta a Damien (Robin) otra clave de Batman muy interesante a partir de que Damien opina que Bruce ya es feliz: “No, chico. No lo es. Bruce es muchas cosas, pero NO es egoista. Da todo lo que tiene. Has luchado junto a él, lo sabes. Pase lo que pase, él sangra primero. Pero ser feliz… es no es sangrar, eso no es dar. Eso es pedir algo. Y para Batman pedir no es fácil.”

Al final, la sensación es que si Batman buscaba la aprobación de sus hijos Dick y Damian e incluso de su antigua novia Talia de su relación con Selina, la ha conseguido.

VALORACIÓN: 7.5/10 Una buena historia que empieza a mostrar la importancia de este noviazgo para el Universo DC. Además, el annual 2 es la guinda del pastel, un tebeo destinado a clásico.

 

Batman 19-21 Superamigos, dibujada por Clay Mann y Joëlle Jones (números 36-40 USA)

Estos números se centran en mostrar como Superman y Lois Lane primero y Wonder Woman después se toman el compromiso de Bruce y Selina. Los mejores números para mi son la cita doble entre las dos parejas dibujada por Clay Mann, en la que vemos como ambos héroes tienen más en común de lo que normalmente quieren aparentar.

En lo relativo a la historia junto a Wonder Woman, en un poco más ligera y resaltan el aspecto guerrero de ambos y como a pesar de ser un mero humano, Bruce puede ayudar a Diana en una misión que les puede llevar años. En esta historia destaca el dibujo de Joëlle Jones que, igual que en el arco de Talia, dibuja de maravilla a todos los personajes femenidos, dotándolas de una fuerza y una personalidad que se explota fuera de las páginas.

VALORACIÓN: 7.5/10 para la cita  ciegas de Batman y Superman, 6.5/10 para la aventura con Wonder Woman.

 

Batman 21-22 Todo el mundo ama a hiedra, dibujada por Mikel Janín con color de June Chung (números 41-43) 

Cuando Hiedra Venenosa se hace con el control del planeta, solo Bruce y Selina escaparán a su dominio mental, y tendrán que idear un plan imposible para conseguir revertir esta situación.

Una de los arcos menos brillantes de Tom King fue la guerra de las bromas y los acertijos. Sin embargo, dada la planificación a largo plazo de los guiones de King, se empieza a demostrar que este arco era obligatorio para sembrar elementos que puedan brotar más adelante en la serie. Y este arco de Hiedra Venenosa es un ejemplo perfecto, ya que las consecuencias de esa historia no solo dejaron marcado a Bruce Wayne, sino también a Hiedra. De manera que aprendemos que incluso los villanos sufren y han sido victimas en algún momento. Una forma muy elegante de humanizarlos y hacer que empaticemos con ellos.

VALORACIÓN: 7.5/10 No todos los villanos de Batman son seres crueles y malvados. Algunos, como Poison Ivy son seres atormentados que sufren traumas que las impiden ser buenas personas pero que pueden mejorar.

Al final, estos 43 números de Tom King han servido para que conozcamos que Batman también tiene miedos y anhelos, y que frente a unos impulsos suicidas iniciales, ha encontrado un motivo para vivir e intentar ser feliz junto a la que es su alma gemela. Es interesante además descubrir que no solo Catwoman tiene pecados en su pasado, aunque el de Bruce, una vez conocido, debo reconocer que resultó un poco chorra.

Posteriormente, King no solo nos muestra el amor que ambos se profesan, sino que conocemos las repercusiones de dicho noviazgo desde el punto de vista de los hijos y antigua novia de Batman, y de sus compañeros de la Liga de la Justicia, de forma que se prepara el camino para la boda que veremos en el número 50 de la serie, que estoy deseando que se publique pronto para poder leerlo. Una ceremonia a la que no tengo duda que el Joker intentará asistir.

Tom King está realizando una etapa para enmarcar. Unas historias construidas a partir de la rica historia del personaje y añadiendo capas sobre los personajes que les aportan una mayor complejidad e interés. En el actual panorama comiquero, yo al menos estoy un poco cansado de escritores como Brian Michael Bendis que escriben sus historias sin importarle la historia de los personajes, y que acaban contradiciéndola. En este sentido, siempre preferiré a un Mark Waid, un Jason Aaron o en este caso, a un Tom King , frente a cualquier iluminado que piense que él lo puede hacer mejor que los cientos de profesionales que le precedieron.

Tom King escribe a un Batman que es totalmente reconocible, y le hace avanzar emocionalmente por una senda que es totalmente novedosa e interesantísima.

Por si quedaba alguna duda, te recomiendo que si eres fan del Hombre Murciélago, leas la excelente etapa de Tom King. Te gustará seguro.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

Crítica de El Castigador: El Pelotón, de Garth Ennis y Goran Parlov

Panini publica este mes de junio la nueva serie de Garth Ennis y Goran Parlov, El Castigador: El Pelotón, autores de algunas de las mejores historias de Punisher dentro de su etapa MAX para adultos.

PUNTUACIÓN: 8/10

Antes de El Castigador, Frank Castle se convirtió en una leyenda en el campo de batalla del que se hablaba en susurros. Ahora, el legendario equipo de Ennis y Parlov te cuentan la historia del primer pelotón encabezado por Castle… y de su primer asesinato.

Garth Ennis siempre ha compartido su amor hacia las historias bélicas, y en general a la guerra de Vietnam. Es por esto que leyendo El Pelotón, la primera sensación que transmite es verosimilitud y realismo. Algo potenciado por el siempre excelente dibujo de Goran Parlov, en esta ocasión acompañado por la colorista Jordie Bellaire, que ha realizado una gran labor de documentación para que todos los escenarios, armas, etc, sean correctas con el momento histórico que narra esta historia.
El pelotón combina además el amor por las Hazañas Bélicas con uno de sus personajes fetiche: Frank Castle, Punisher. Ennis realizó la que para mi es la versión definitiva del personaje en su versión MAX, y se nota su aprecio por él, porque sigue ofreciéndonos nuevas historias cada pocos años. En este caso, tenemos la primera misión de Castle en Vietnam, donde empezará a conocer los horrores de la guerra, aunque él ya tiene sus propios demonios que buscan salir a la luz.
Hay que destacar además que Ennis conecta esta serie con su anterior Fury MAX, publicada hace unos años, por medio del general del Viet-Cong, de forma que poco a poco está creando un micro cosmos propio de historias bélicas. A pesar de esta conexión, que realmente es bastante tangencial, El Pelotón es un tomo autoconclusivo que puede leerse perfectamente sin necesidad de leer previamente nada, y que hará las delicias a tomos los amantes de las historias bélicas.

Comparto las primeras páginas del primer número, en las que podemos disfrutar de la habilidad narrativa de Ennis y Parlov.

El Castigador: El Pelotón es un tebeo imprescindible para todos los fans de Punisher y de Garth Ennis. Un tebeo super entretenido que merece sin duda la compra.

PUNTUACIÓN: 8/10

Fuente de previews: AIPT!

Doctor Extraño y los Hechiceros Supremos

Una de las mejores comics del 2017 ha sido Doctor Extraño y los Hechiceros Supremos, serie de 12 números obra de Robbie Rodríguez, Javier Rodríguez, Nathan Stockman y colores de Jordie Bellaire. Una obra que merece todas las alabanzas del mundo.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Panini ha publicado en un tomo esta serie de 12 números publicada por Marvel entre 2016 y 2017. Un mal antiguo amenaza con destruir el tejido de la realidad, y un Hechicero Supremo puede no ser suficiente. El Doctor Extraño debe unir a Hechiceros Supremos  pasados, presentes y futuros para frenar la oscuridad que se avecina: Merlín, el Anciano, Wiccan, ¡y más! Pero Stephen Extraño debería cuidar su espalda, ya que algunos Hechiceros tienen sus propios planes…

Robbie Thompson compone una historia que consigue que volvamos a alucinar con el mundo de la magia y que hace que cada página sea una sorpresa y un momentazo. Thompson compone una historia con mucho carisma en el que cada episodio está centrado en uno de los personajes pero sin que esto impida avanzar la historia principal. Otro hecho destacado para mi es que Thompson tiene claro que está colaborando con un artista super-star, Javier Rodríguez, y le da cancha para que se luzca, en colaboración con el entintador Álvaro López y la colorista Jordie Bellaire. Y Rodríguez nos ofrece algunas de las páginas más imaginativas del año, un autentico despliegue visual que merece estar en todas las estanterías de los amantes de los comics Marvel.

Si tuviera que poner algún pero serían dos. El primero, en la propia edición de Panini, que al publicar en un único tomos los 12 números, provoca que algunas splash pages no se vean todo lo bien que se merecen dado que el tomo no puede abrirse del todo.

EL otro pero es que Javier Rodríguez sólo dibuja 8 de los 12 números de esta serie. Y es una pena, porque si hubiera sido una obra completa del dibujante español, estaríamos hablando de un trabajazo que se recordaría durante mucho tiempo. Su sustituto, Nathan Stockman no lo hace mal, pero no es Rodríguez y eso se nota.

Comparto algunas páginas del primer número:

Doctor Extraño y los Hechiceros Supremos es una estupenda serie muy bien escrita y estupendamente dibujada que nos recuerda por qué nos enganchamos a los comics Marvel, y como el comic es un medio de expresión único que une lo mejor de la narrativa y la expresión artística. Una obra que no dejará a nadie indiferente.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Reseñas Express Marvel: El indigno Thor, Moon Knight vol. 6 y Lobezna vol. 3

Se me acumulan los tebeos interesantes que he leído en las últimas semanas. Por esto utilizo este formato de reseñas express para comentar las últimas series Marvel que he leído. Dos series notables y una pequeña decepción.

 

EL INDIGNO THOR, de Jason Aaron, Olivier Coipiel y otros.

¿De qué va? Hace ya más de tres años, durante el evento de Marvel Original Sin, un desequilibrado Nick Furia susurró unas pocas palabras al oído de Thor Odinson que tuvieron un efecto devastador para el Dios del Trueno. A partir de ese momento, Odinson ya no era digno de levantar Mjolnir, que acabó en manos de la nueva Thor (Jane Foster), abriendo un calvario que alcanza su punto culminante en esta miniserie de 5 episodios, que Panini ha publicado dentro de la serie regular.

Cuando Odinson descubra la existencia de un nuevo martillo, el proveniente del Universo Ultimate que llegó a nuestra realidad tras las Secret Wars de Jonathan Hickman, iniciará un viaje hacia el espacio en busca de redención, en una historia que además servirá para desvelar el misterio que hemos esperado más de 3 años para conocerlo.

Valoración: Jason Aaron es mi escritor favorito en el mundo del comic americano. Y con esta serie vuelve a demostrar que Thor es la mejor serie Marvel de los últimos años.

Thor está marcando una edad de oro que recordaremos durante mucho tiempo, que vuelve a ponerse de relieve con esta serie. Aaron nos enseña con “El indigno Thor” como toda su etapa es una gran historia-río en la que todo está relacionado. Y la explicación sobre por qué Odinson es “indigno” es lógica y coherente con lo leído hasta el momento y pone de relevancia que Odinson es un gran Dios, a pesar de que él mismo no lo crea.

El indigno Thor tiene un problema que evita que le ponga un sobresaliente, y es que Olivier Coipiel no dibuja toda la serie. Y es una pena absoluta. Las páginas en las que Coipiel está al 100% son impresionantes, pero hay otras en las que se le nota demasiado abocetado. Y al final es sustituido en varias páginas por Kim Jacinto, que es cumplidor e intenta imitar el estilo de Coipiel con éxito desigual. Además, tenemos páginas sueltas dibujadas por Brendan Frazer, Esad Ribic y el actual dibujante oficial, Russell Dauterman.

Igual que el otro día comentaba sobre los comics de Mark Millar son historias solo correctas con unos dibujos sobresalientes que elevan su puntuación final, en este caso creo que el apartado artístico lamentablemente resta. ¿Tan difícil era conseguir que Coipiel dibujara 5 números a rimo mensual? Desde luego, no debemos renunciar a la calidad, pero algo raro está pasando en el mundo del comic cuando tantos y tantos buenos artistas ya no pueden mantener el ritmo mensual de publicación.

Con todo, la serie merece un notable sin duda ninguna y si te gusta Thor y su actual etapa, su lectura es obligada e imprescindible.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

CABALLERO LUNA Vol. 6, de Jeff Lemire, Greg Smallwood y Jordie Bellaire.

¿De qué va? Jeff Lemire, Greg Smallwood y Jordie Bellaire culminan brillantemente su etapa en Caballero Luna, contándonos el origen secreto del hombre debajo de la capucha del Caballero Luna. Marc Spector nació en Chicago, pero… ¿cuándo nació verdaderamente Steven Grant y el Caballero Luna? Una historia de nacimiento, muerte y renacimiento.

Valoración: Por fin puedo decir que un trabajo de Jeff Lemire en Marvel me ha dejado satisfecho. Me gustan mucho obras suyas independientes como Trillium, Essex County o Descender. Y en DC acertó con Animal Man y Green Arrow. Pero en Marvel, de momento sus diferentes obras se han saldado con unos resultados más que mediocres: Hawkeye, Old Man Logan y sus series de los X-Men han decepcionado completamente.

Sin embargo, en Moon Knight se le ha notado muy suelto y con las ideas muy claras de lo que quería contarnos, que era mostrarnos como es la realidad de un enfermo mental que sufre al tener múltiples personalidades que debe intentar reconciliar.

Además, me alegra comentar que aunque Lemire empezó a escribir esta historia sin conocer al equipo artístico, ha resultado perfecta para que Greg Smallwood y Jordie Bellaire se hayan podido lucir. No solo en las escenas más simbólicas, sino también en los momentos más introspectivos, en Caballero Luna tenemos un equipo artístico en plenitud creativa.

Así si, Marvel

PUNTUACIÓN: 8/10

 

LOBEZNA Vol. 3 ENEMIGA DEL ESTADO, de Tom Taylor, Nik Virella y otros.

¿De qué va? Lobezna de Tom Taylor me ha parecido una buena serie que ha sabido trasmitir la personalidad de su protagonista Laura Kinney (X23), y destacar su importancia dentro del Univeso Marvel.

Su tercer tomo nos cuenta su historia más ambiciosa hasta la fecha, la secuela (al menos en espíritu) de “Enemigo del Estado”, la conocida obra de Mark Millar y John Romita Jr. en la que Logan era capturado por la Mano y convertido en su peor pesadilla, una máquina de matar imparable dirigida hacia sus seres queridos. Esto le convirtió en el criminal más buscado del Universo Marvel, e hizo que SHIELD se uniera con todos los héroes para detenerle.

Laura también tiene un punto débil. Cuando la Fundación que la creó a partir del ADN de Logan la pone en contacto con un activador, pierde el control y se convierte en una máquina de matar. Y cuando esto vuelva a pasar, Laura tendrá que evitar la detención de SHIELD para encontrar a los nuevos líderes de la Fundación y acabar con ellos antes que puedan volver a controlarla.

Valoración: El problema de las expectativas es la caída cuando no llegas a lo que prometes. Y este tomo es el ejemplo perfecto. Para poner en portada un título tan icónico en la historia del personaje, debes tener una historia que esté a la altura. Y aunque Taylor une correctamente el concepto original de un Lobezno al que han lavado el cerebro perseguido por SHIELD a la propia historia de Laura, al final su desarrollo es flojillo y da a entender que estamos ante un reclamo “sacacuartos.” Además, debo decir que el final me pareció super tramposo y me dejó con una cara de WTF! monumental.

Y por si fuera poco, el apartado artístico tampoco está a la altura. El dibujante Nik Virella es solo correcto y hace que echemos mucho de menos a David López, el excelente dibujante del primer arco y que en este Enemiga del Estado solo realiza las portadas.

Al final, un tebeo sólo correcto hace que sea difícil que vuelva a comprarlo, lo que es una pena, porque los dos tomos anteriores hicieron que me encariñara con el personaje.

PUNTUACIÓN: 6/10

 

Hasta aquí las reseñas de esta semana. ¿Habeis leído estas series, qué os han parecido? No lo dudeis y compartir conmigo vuestras impresiones en los comentarios.