Archivo de la etiqueta: Skybound

Crítica de Stillwater vol. 2 de Chip Zdarsky y Ramón K. Pérez (Image Comics)

Hoy quiero recomendar el segundo volumen de Stillwater, el estupendo comic de Chip Zdarsky y Ramón K. Pérez, con color de Mike Spicer sobre un pueblo en el que sus habitantes no pueden morir, que está siendo editado por Image Comics, dentro del sello Skybound de Robert Kirkman.

PUNTUACIÓN: 7/10

El caos estalla en Stillwater. Con el juez fuera de servicio, Ted y su milicia asaltan la ciudad y toman el control. Pero en este pequeño pueblo donde nadie puede morir, hay otros dispuestos a ir aún más lejos… «El ritmo, el guión y las ilustraciones son dinamita». -¡Vuelve la sensacional serie de terror de CHIP ZDARSKY (Daredevil) y RAMÓN K PÉREZ (Tales of Sand, Jane)!

Este segundo volumen recopila STILLWATER BY ZDARSKY & PÉREZ #7-12 USA.

El comics de Chip Zdarsky y Ramón K. Pérez fue una de las sorpresas comiqueras del año pasado. La historia de un pueblo en el que por motivos nunca aclarados sus habitantes no pueden morir ofrece una historia muy diferente a lo esperado que tiene claro el elemento de entretenimiento. La historia de Zdarsky no da un momento de respiro y me asombra comprobar lo diferente que el el pueblo de Stillwater tras tan sólo 12 números. De hecho, creo que hay varias situaciones con cambios de status-quo en el pueblo que hubieran agradecido que Zdarsky se hubiera tomado un poco más de tiempo para establecer estos cambios, de forma que no llegamos a saber si son buenos o malos cuando llega la siguiente revolución al pueblo. La historia está bien, pero en cuanto a ritmo, no tienen nada que ver por ejemplo con el Kirkman de The Walking Dead. Y obviamente no tiene porque ser igual a TWD, de hecho claramente Zdarsky transmite que está contando la historia que quiere contar en cada momento, pero me quedo con la sensación que habían muchos elementos interesantes en Stillwater que Zdarsky ha decidido no contar en aras del ritmo non-stop.

Dentro que cuentan la historia perfectamente, el dibujo de Ramón K. Pérez con color de Mike Spicer me ha parecido un poco por debajo de lo esperado, o al menos de lo que recordaba del primer volumen. Sobre todo el color plantea muchas páginas casi monocromáticas, como pueden verse en la preview que incluyo a continuación, lo que genera una elección estilística interesante pero que acaba restando en lo referido a la fuerza dramática de la historia. Junto a esto, me gusta la narrativa de Ramón K. Pérez , pero en varias ocasiones hay personajes que me generan confusión ya que no acabo de reconocerlos, al ser muy parecidos entre si. Dicho esto, no creo ni mucho menos que el arte esté mal, ni mucho menos, pero si que diría que Pérez y Spicer han levantado un poco el pie del acelerador, no se si debido a los plazos de entrega.

Me estoy leyendo y me está quedando una entrada bastante negativa, y lo cierto es que me ha gustado la lectura de este segundo volumen de Stillwater. De hecho, tuve que obligarme a dejar de leerlo y guardarme la segunda mitad para otro día, porque la historia está planteada para leerse de una sentada y resulta super adictiva. Parte de mi afición comiquera la planteo buscando comics diferentes a los de Marvel o DC que me ofrezcan cosas diferentes. En ese sentido Stillwater es puro entretenimiento y no tengo duda que voy a comprar el tercer volumen en cuanto se publique.

Comparto las primeras páginas de este segundo volumen:

Stillwater sigue contando su historia a toda velocidad sin dejar un segundo de respiro. Un comic estupendo a cuya premisa creo que se le puede sacar mucho más jugo.

PUNTUACIÓN: 7/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Ultramega vol. 1 de James Harren y Dave Stewart (ECC Ediciones)

¡Vaya locura acabo de leer! Ultramega de James Harren y colores de Dave Stewart, editado por ECC Ediciones, es el sueño húmedo de cualquier fan de las películas de monstruos, con un nivel de gore over-the-top como hacía tiempo que no leía.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Lucha por la humanidad.

Se ha extendido una plaga cósmica que ha transformado a la gente de a pie en unos violentos y monstruosos kaiju. Solo los Ultramega ―tres individuos dotados con unos poderes increíbles― pueden contener esta locura. Sus batallas dejan ciudades arrasadas e incontables horrores a su paso. Se aproxima la hora de la verdad para los Ultramega, pero… ¿serán capaces de vencer esta guerra?

Enfréntate a los monstruos y lucha por la humanidad en esta nueva serie original de Skybound, creada por el artista más importante de su generación, James Harren (Rumble, BPRD), y el colorista galardonado con un premio Eisner Dave Stewart.

Recopila Ultramega, de James Harren, números 1-4 USA, editados por el selle Skybound de Robert Kirkman a través de Image Comics. El tomo de 208 páginas en cartoné fue editado por ECC Ediciones a finales de diciembre.

James Harren es un dibujante estadounidense nacido en 1986 en Doylestown (Pensilvania) y residente en Brooklyn (Nueva York). Se estrenó en el mundillo en Marvel en comics de la Patrulla X, pero rápidamente se pasó a Dark Horse, donde puso su arte al servicio de títulos como Abe SapienAIDP y Conan. Aunque está considerado un narrador con una gran creatividad, también es un cotizado portadista. Rumble junto al guionista John Arcudi fue su primer cómic como autor independiente, tras lo cual este Ultramega ha conseguido volarme la cabeza como autor completo.

Maaaadre mía del amor hermoso. Creo que desde Akira no leía un comic que incluya una destrucción a la escala de lo que acabo de leer en este Ultramega. Y es que narrativamente el comic de James Harren creo que comparte un más que evidente amor por la obra Katsuhiro Otomo. Y si a una arquitectura con reminiscencias al manga de Otomo le sumamos las peleas más bestias que he visto nunca entre Kaijus gigantes y defensores de la humanidad super poderosos, el coctel que tenemos en este comic es alucinante.

El dibujo de Harren tiene una narrativa muy manga a la hora de mostrar las escenas de acción, con un nivel de gore, miembros desmembrados y momentos sangrientos por encima de todo lo que he leído recientemente. Su diseño de los diferentes Kaijus y del ecosistema que se crea en las ciudades medio destruidas son otro de sus puntos fuertes, con un dibujo que en algunos momentos me recordó algo al Kevin O´Neill de Marshall Law.

Junto a Harren, la paleta de color elegida por Dave Stewart refuerza el elemento freak y loquísimo de la historia, creando unos contrastes muy chulos entre los momentos tranquilos y las peleas más grandes que la vida que tenemos en este comic. Como digo, sólo por el dibujo merece sin duda comprar el tomo recién editado por ECC Ediciones.

En lo referido al guión, Harren plantea los 4 números contenidos en este tomo como una montaña rusa de emociones de principio a fin. Un elemento que sorprende de Untramega es la longitud de los episodios, ya que el primer número que presentaba este mundo con Kaijus contó con 60 páginas, lo que permitió mostrar un nivel de destrucción y salvajismo alucinante a la vez que avanzó un montón la historia, planteando un giro antológico de los que hacen época. Los otros tres números tuvieron 44, 44 y 46 páginas, el doble que una grapa normal, lo que permite a Harren desplegar el ritmo que necesita un comic con peleas más grandes que la vida capaces de destruir ciudades enteras.

Debo indicar que aunque el comic me ha gustado, eso por delante, reconozco que no todo me ha flipado, ya que sin entrar en spoilers he encontrado la historia super confusa y caótica. El guión cuenta con buenos cliffhangers y en cada grapa hay sorpresas impactantes y estupendos sets de acción, pero en algunos momentos no tenía claro quien hacía qué o porqué. Si a eso le sumamos una sociedad que no acaba de estar explicada y que, siendo algo secundario, me generaba más dudas que certezas, hizo que no fuera lo perfecto que esperaba. Harren entra en mi listado de buenos dibujantes, pero no tengo claro que sea un buen guionista debido a la confusión reinante. En muchos aspectos, este comic me ha recordado a una película de festivales tipo Sitges que cuando la ves in-situ es un locurón que disfrutas con el resto de público entregado que busca productos over-the-top similares, pero que sabes que no puedes verla con la gente «normal» (entre la que yo no me identifico).

Tengo que reconocer que de alguna manera quizá esperaba encontrarme con el nuevo Daniel Warren Johnson capaz de combinar acción increíble con emoción y desarrollo de personajes, pero parece que Harren «solo» nos da kaijus y gore, lo cual seguro le sitúa un peldaño por debajo de Johnson pero sigue estando super bien. En todo caso, esto no impide que Ultramega me haya volado la cabeza, porque no te acercas a un comic de esta naturaleza para leer complejos análisis sociales o introspección, sino a ver tortas como panes, y el comic las tiene a escala planetaria.

De hecho, me quedo con ganas de leer más cosas de Harren, por lo que igual pruebo con Rumble. Entiendo que ese debe ser el mayor halago que se le puede hacer a un profesional de comic. O del medio que sea, vaya!

Comparto algunas páginas del comic.

El primer volumen de Ultramega ha sido una sinfonía de destrucción que he disfrutado un montón, a pesar de reconocer que no tengo claro qué le estaba pasando a quien en cada momento debido a su caótico guión. En todo caso, una lectura obligada para todos los fans del cine de monstruos.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Redneck vol 4 de Donny Cates y Lisandro Estherren (Image Comics)

Tras unos meses de espera, vuelvo a las aventuras de la familia de vampiros texanos creada en el sello Skybound de Robert Kirkman creado por Donny Cates y el dibujante Lisandro Estherren, con colores de Dee Cunniffe. Lone Star es el cuarto volumen.

PUNTUACIÓN: 7/10

Los Bowman son vampiros que viven discretamente en un pueblo de Texas, alimentándose de la sangre de las vacas de su local, una de las barbacoas del pueblo. Su coexistencia pacífica termina cuando generaciones de odio, miedo y sangre mala salen a la superficie

Tras su día más oscuro, es hora de despedirse de Texas (The Lone Star State en inglés, de ahí el juego de palabras del título) mientras la familia Bowman busca la salvación … en las sombras de México.

Este cuarto volumen recopila los números 19 a 24 de la edición USA.

Recientemente Donny Cates ha anunciado que Redneck está a punto de finalizar, con un final en principio previsto para el número 36 USA (sexto tomo de la serie). Teniendo en cuenta esto y los catastróficos eventos que sucedieron al final del volumen anterior que nos dejaron con un cliffhanger monumental, la que es la segunda mitad de la serie empieza como es habitual en los comics de Cates sin dar un segundo de respiro.

Es complicado hablar de este comic sin entrar en spoilers teniendo en cuenta que yo compro la edición americana de un comic que de momento sigo inédito en España. Sin embargo, intentando mantener esta reseña libre de spoilers, creo que Cates es un guionista muy hábil que sabía cuando dar un golpe encima de la mesa para provocara un cambio de status-quo. Y este cambio le viene muy bien al comic, ya que este viaje a México nos muestra que este universo sobrenatural es mucho mayor de lo que nos pensábamos cuando todo pasaba en Texas, descubriendo toda una mitología de seres sobrenaturales malrolleros que darán mucho juego en los próximos tomos. Además de ahondar en las relaciones de los miembros de la familia Bowman que siguen con vida.

El gran problema de Redneck es el dibujo. Como suelo tardar meses entre que compro un tomo y el siguiente, siempre que me llega en nuevo tengo que volver a acostumbrar el ojo al horrible estilo del dibujante Lisandro Estherren, con colores de Dee Cunniffe. Estherren tiene un estilo “feista” que camufla su limitadas dotes de anatomía y narrativa con grandes manchan que ayudan a crear cierta atmósfera malsana, pero no ayuda a CONTAR la historia de la mejor manera posible. Estherren si consigue crear impacto en las splashpages de final de cada número y en algunos momentos puntuales, pero lamentablemente me parece un dibujante flojillo. Y es una pena, porque esta historia con un mejor dibujante podría haber producido unos momentazos visualmente alucinantes, que en este caso quedan como sólo correctos. Que es lo que impide que mi puntuación final sea

Llegados a este punto, no tengo duda que voy a comprar Redneck hasta el final. Tras comprar cuatro tomos y teniendo en cuenta el cliffhanger con el que nos han dejado, la pinta es que nos dirigimos hacia una guerra abierta de las distintas facciones de vampiros, ya veremos quien sigue en pie cuando la historia se acerque al final.

Comparto las primeras primeras páginas de este volumen:

Redneck continúa ofreciendo una aventura de vampiros bastante original y a pesar del dibujo me compensa el precio del comic, así que hay que darlo por bueno.

PUNTUACIÓN: 7/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Die! Die! Die! vol. 2 de Robert Kirkman, Scott M. Gimple y Chris Burnham (Image Comics)

Die! Die! Die!, el super violento y over-the-top comic ideado por Robert Kirkman junto al showrunner de la serie de tv de The Walking Dead Scott M. Gimple, con dibujo del mega estrella Chris Burnham y color de Nathan Fairbairn nos recuerda en su segundo volumen recién publicado en USA lo divertido que puede ser leer una historia gora y ultra violental

PUNTUACIÓN: 7.5/10

No nos gusta admitirlo, pero este es un mundo malvado donde la gente malvada hace cosas malvadas todo el tiempo. Afortunadamente, hay una agupacion secreta dentro del gobierno de los Estados Unidos que trabaja fuera de nuestro sistema normal para influir en los asuntos mundiales a través del asesinato selectivo.

La senadora Connie Lipshitz se ha hecho cargo dl grupo, utilizando sus vastos recursos para finalmente hacer del mundo un lugar mejor … ¡sin importar cuánta gente tenga que morir! Mientras tanto, Barnaby está huyendo y su viaje lo lleva a lugares muy oscuros. Afortunadamente … ¡solo puedes cortarte la nariz una vez!

Este segundo volumen recopila DIE! DIE! DIE! N.º 9-14 USA.

Robert Kirkman publicó Die! Die! Die! por sorpresa en Estados Unidos en 2019, enviándolo junto a los comics de The Walking Dead de esa semana y consiguiendo crear una sensación de novedad en las tiendas de comics a la que no están acostumbradas, debido a la dictadura del Previews y a tener que pedir los comics por adelantado. En relación a este primer volumen, te invito a que leas mi reseña del mismo.

Este segundo volumen de seis números nos llega más de un año después entiendo que por culpa del Covid y de los numerosos compromisos de Kirkman con el resto de comics y series de televisión, y mantiene las señas de identidad del comic. Un humor de brocha gorda muy poco sutil, personajes esquemáticos y montones de gore y ultraviolencia. En resumen, ¡pura diversión!

Reconozco que el primer volumen no me encajó todo lo que me hubiera gustado, entiendo que en parte debido a la novedad y a no saber qué esperar de este comic, a pesar de su título «in-your-face» y de unas portadas que tampoco escatimaban en sangre y violencia. Sin embargo, diría que algunos detalles de este segundo volumen los he disfrutado creo que incluso más, como por ejemplo todo lo relacionado a la hija de los agentes secretos entrenada para causar el máximo daño a sus enemigos, que nos ofrece escenas loquísimas y super divertidas.

El apartado artístico de Chris Burnham con colores del estupendo Nathan Fairbairn me sigue pareciendo una barbaridad. Con un nivel de detalles loquísimo y unas coreografías de acción increíbles con multitud de detalles super gores, el comic se lee de maravilla en una sentada porque Burnham consigue hipnotizarnos con el salvajismo y los momentos over the top que contien.

Quizá el pero de este Die! Die! Die! es precisamente que aunque tenemos claro el tipo de entretenimiento que es (y es uno no muy sesudo, eso os lo garantizo), en este segundo volumen se ha convertido en una sucesión de bromas casi a modo de sketches con un hilo conductor bastante endeble, de mi opinión. Y eso que este volumen incluye el número de Obama combatiendo a los aliens en un combate de boxeo super over-the-top mega violento que es una pasada. Pero llega un momento que además de gore, uno necesita también un poco de historia. Leyendo este comentario, parece que empiezo a asumir la edad que tengo (qué mal…)

Pero no me entendáis mal, sabiendo lo que vais a leer, el comic es un disfrute total, con locuras que jamás pensasteis que llegará a leer en un comic mainstream americano y momentos super divertidos que me mantuvieron con la sonrisa en la cara durante toda la lectura. Yo no le puedo pedir más a un comic, la verdad. Aparte que el mencionado comic de Obama incluye homenajes a literalmente toda la ciencia-ficción espacial que se te ocurra además de a multitud de personajes de comics de todas las editoriales, con unas páginas que son una autentica locura.

Die! Die! Die! tiene claro el tipo de entretenimiento quiere ofrecer, y si entras en su juego, la diversión y el disfrute es total.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Oblivion Song Vol. 5 de Robert Kirkman y Lorenzo de felici (Image Comics)

Outcast ya ha terminado, pero Oblivion Song, el comic de ciencia ficción de Robert Kirkman sigue más vivo que nunca. Con dibujo de Lorezno de Felici y colores de Annalisa Leoni, esta serie mantiene un nivel de sorpresas, caracterización y entretenimiento que me parece modélico.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Hace una década, 300.000 ciudadanos de Filadelfia se perdieron repentinamente en Oblivion. El gobierno hizo todo lo posible por recuperarlos, pero después de muchos años, se rindieron. Nathan Cole … no lo hará. Hace viajes diarios, arriesgando su vida para tratar de rescatar a quienes aún viven en el infierno apocalíptico de Oblivion. Pero tal vez … ¿Nathan está buscando algo más? ¿Por qué no puede resistirse al canto de sirena de la Canción del Olvido?

Hubo un tiempo en que Nathan Cole era el único que buscaba supervivientes humanos en Oblivion. Ahora, él es el que necesita ayuda. Este quinto volumen recopila los números 25-30 americanos de la serie regular de Skybound, publicada en Image Comics.

Oblivion Song resume a la perfección todas las virtudes de Robert Kirkman como escritor. Su premisa de ciencia ficción es super inteligente y en estos 5 volúmenes han pasado un montón de cosas y ha evolucionado muchísimo la historia desde su inicio. Todos los números son fundamentales para el desarrollo de la trama y de los protagonistas, y en este volumen asistimos a un nuevo salto temporal que va a cambiar completamente el status-quo existente hasta ahora. Kirkman se muestra como un maestro de la elipsis y los saltos narrativos, de forma que consigue que cada grapa termine de forma emocionante con ganas de más. Todo lo relacionado a la sociedad Kuthaal creada por Kirkman está genial y me gusta que en este volumen casi tengamos la mitad del comic en Oblivion y la otra mitad en la Tierra.

Me gusta mucho el dibujo de Lorezno de Felici y colores de Annalisa Leoni. La forma en que crean el mundo de Oblivion y sus seres de otro mundo diferentes a todos lo que yo he leído previamente en un comic. Además de su narrativa, la personalidad que añaden a los diferentes personajes me flipa. Me encanta que Kirkman consiga mantenerles a ambos interesados en la producción del comic durante todo el tiempo que le cueste terminar la historia. ¿Van a ser 48 números como Outcast? No lo se, pero el final de este volumen vuelve a cambiarlo todo y no se me ocurre ni imaginar por donde van a ir los tiros en los próximos números.

Comparto las primeras páginas de este quinto volumen:

Oblivion Song me sigue pareciendo un comic estupendo que se convierte en lectura obligada con cada nuevo tomo. Un comic maravilloso especialmente apropiado para todos los fans de las historias de ciencia ficción con razas aliénigenas.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!