Archivo de la etiqueta: comics

Crítica de X-Force 18 y Lobezno 16 (Marvel Comics – Panini)

Tras mi revisión de los comics de Gerry Duggan en la franquicia mutante de Marvel Comics que Panini ha publicado este mes de enero, en el post de hoy toca revisar las dos series de Benjamin Percy, X-Force con Martín Piccolo y Lobezno con Adan Kubert.

X-FORCE 18 de Benjamin Percy, Martín Piccolo y Guru-eFX

¡Más poderosa que la espada! Los planes mejor trazados por La Bestia invitan a que una amenaza se aproxime al corazón de los mutantes, al tiempo que el trabajo que Mikhail ha estado haciendo en secreto sale a la luz. Un número fundamental para el futuro de Krakoa.

Contiene X-Force 23 USA.

Llevamos un par de meses con varias tramas que continúan en la grapa de este mes de X-Force, empezando por las investigaciones de Bestia en Krakoa, a las que ahora se une un Mikhail Rasputin, el hermano de Peter (Coloso) que controla Rusia, y cuyas conexiones con Verdi parece que pueden dar mucho juego en los próximos meses. Sin embargo, igual que digo esto empiezo a sentir que a este comic le falta un buen meneo que agite el avispero, por decirlo de alguna manera y saque la historia de su corrección actual.

El dibujo de Martín Piccolo con tintas de Guru-eFX entra en la categoría de «funcional» y cuenta la historia son florituras ni alardes, aunque tras las dos últimas grapas ya empiezo a echar de menos a Joshua Cassara, que en muchos aspectos es que ayuda a dar el salto de calidad que esta grapa no tiene, siendo como digo correcta en todos los aspectos.

PUNTUACIÓN: 7/10

LOBEZNO 16 de Benjamin Percy, Adam Kubert, Espen Grundetjern y Frank Martin

¡La verdad sobre Solem! El juego está próximo a su final… pero cuando Solem está involucrado en la trama, se hace obligatorio cambiar las reglas. ¿Descubrirás el misterio antes de que lo haga Lobezno?

Contiene Wolverine 16 USA.

Finaliza el arco de Solem que hemos tenido en esta cabecera los últimos tres meses que ha servido para cerrar una de las subtramas derivadas de la Gala Fuego Infernal, el robo de los diamantes lógicos Shi´ar, mientras conocemos más detalles del mutante de Arakko con la piel de Adamantium. Y la verdad es que dentro que poder disfrutar del dibujo de Adam Kubert siempre es un lujo, la historia de Percy me ha parecido un bluf. Porque es cierto que la historia ha tenido un montón de sorpresas, giros y narradores mentirosos que no son de fiar, pero al final, opinión personal, la resolución facilona que hemos tenido no me ha terminado de encajar.

Y el caso es que dentro que el comic cumple perfectamente el objetivo de entretenimiento, empieza a dislumbrarse una tendencia muy clara en relación al desempeño de Percy como guionista de Lobezno, y es que no acaba de saber cerrar sus historias de forma satisfactoria. Esta sensación ya la tuve por ejemplo en el anterior arco de los vampiros, que tuvo también un final super abrupto. Tras este arco, parece que ya se ha convertido en la norma.

Como decía antes, Adam Kubert transmite que se lo está pasando genial, con unas composiciones de página super dinámicas que ayudan a maquillar en parte la decepción que me llevé con el climax planteado por Percy. En esta grapa en colorista Frank Martin solo colorea las dos primeras páginas, algo rarísimo, siendo el resto de páginas realizadas por el recién llegado (o al menos yo no le conocía anteriormente), Espen Grundetjern. En mi opinión, sólo por el dibujo de Kubert Lobezno sigue justificando su compra, aunque reconozco que igual empiezo a pedirle algo más. Teniendo en cuenta que tras Inferno la serie va a dar un vuelco a partir de mayo, voy a esperar a ver qué nos ofrece Percy en los tres próximos números.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Patrulla X 3 y Merodeadores 21 (Marvel Comics – Panini)

Como todos los meses, comparto mis impresiones de las grapas mutantes que compro en la actualidad publicadas este mes de enero por Panini, empezando por los comics guionizados por Gerry Duggan, Patrulla X con Pepe Larraz y Merodeadores con Phil Noto.

PATRULLA X 3 de Gerry Duggan, Pepe Larraz y Marte Gracia

¡La evolución es el enemigo! La Patrulla-X está acostumbrada a ser perseguida por sus genes… pero, después de que el Alto Evolucionador regrese con un nuevo tipo de selección no natural, la supervivencia de todo el planeta estará en juego.

Esta grapa incluye el X-Men 3 USA

Reconozco que los comics mutantes de Hickman me están aburriendo soberanamente, y como muestra, mi reseña de Inferno 1 que publiqué hace unos días. Sin embargo la actual Patrulla X de Gerry Duggan y Pepe Larraz son todo lo contrario, acción a raudales con la potencia que deberían mostrar el principal grupo mutante de Krakoa, y unos personajes que sudan carisma en cada viñeta, algo que sin duda viene del dibujo de Larraz con alucinantes colores de Marte Gracia, pero también gracias a un guión de Duggan que les hace hacer cosas interesantes y plantea usos coordinados de los poderes que están super chulos, afianzando la sensación de grupo.

El Alto Evolucionador es un personaje antipático del Universo Marvel, de esos que normalmente la gente no sabe muy bien qué hacer con él. Y aunque su aparición en esta grapa no se si se va a quedar en una anécdota, me gusta mucho que Pícara no olvide su encontronazo en Imposibles Vengadores de Rick Remender (y asistencia de Duggan), mostrando un detalle muy chulo de buen uso de la continuidad en los comics Marvel. Esto no quita que la amenaza principal de Mundojuego, presentada en el primer número, aún tenga que demostrar que puede estar a la altura de la Patrulla X. Pero si a eso le sumamos la combinación de Doctor Éstasis y Orchis en relación a la posibilidad de que hagan pública la “inmortalidad” de los mutantes mediante el uso de clones, una de las inevitables derivadas de la alegría con que Krakoa está dejando que los villanos se queden con los cadáveres de sus operativos, hace que el futuro de esta Patrulla-X pinte apasionante.

En el lado negativo, me parece una pasada que Pepe Larraz abandone el comic tras tan sólo tres comics dibujados. Es verdad que más que un arco al estilo tradicional hemos tenido tres números más o menos autoconclusivos, pero cada vez tengo más claro que el baile de dibujantes es el gran problema de la Marvel Comics actual. Sobre todo porque es un problema que parece que no le importa a nadie, desde luego no a Marvel que seguirá vendiendo sus comics como rosquillas aunque lo dibujara mi hijo, sabiendo que los lectores vamos a pasar por el aro. No se qué nuevo encargo van a darle a Larraz, pero a este paso estamos ante la posibilidad de que se repita el caso de Carlos Pacheco, un gran dibujante que sin embargo no tiene un comic importancia de referencia debido a sus múltiples idas y venidas en las diferencias series de Marvel.

Patrulla X de Gerry Duggan es un comic super entretenido, pero no hay duda que la falta de Larraz la notaremos el mes que viene.

PUNTUACIÓN: 8/10

MERODEADORES 21 de Gerry Duggan y Phil Noto

¡Piratas del espacio! Los Merodeadores emprenden el viaje por el más alto de los mares: ¡rumbo a las estrellas! ¿Qué amenaza les aguarda allí, porqué han jurado venganza y, sobre todo, contra quién?

Esta grapa incluye Marauders 24 USA

Tras unos números un tanto chorras, Gerry Duggan parece que intenta revitalizar a los Merodeadores embarcando a los pesos pesados del grupo, Emma Frost, Kate Pryde, Sebastian Shaw entre otros, en una aventura especial a partir de la llegada de un visitante inesperado a la base orbital de SWORD. Las interacciones de Emma y Kate son como siempre lo mejor de un comic que sin embargo diría que ha perdido el foco de lo que quiere contar con estos personajes.

Phil Noto es uno de los dibujantes fijos de la franquica mutante, y tras finalizar el segundo volumen de Cable hace unos meses, vuelve a coincidir con Duggan en esta historia en dos partes. Noto ofrece una solvencia narrativa total, aunque también se hacen evidentes sus elementos menos buenos, como son unas figuras demasiado estáticas en un comic en el que prácticamente todo son conversaciones. En todo caso, el comic me parece que está bien dibujado y desde luego mejora el dibujo de Ivan Fiorelli que sufrimos el mes pasado.

Este mes pasado se supo que Marvel plantea un relanzamiento total de la franquicia mutante tras el final de Inferno y la llegada de la siguiente fase ya sin Hickman, Destiny of X. Merodeadores contará con un nuevo número 1 y pasará a estar guionizada por Steve Orlando con la dibujante Eleonora Carlini, así que este relanzamiento será el momento perfecto para dejar de comprar la serie. Aunque lo últimos meses este comic no es que me haya encantado precisamente, ya por cuatro o cinco números que restan a lo sumo, seguiré comprando esta grapa para al menos poder tener completa la etapa de Duggan. Pero mi interés a partir de ahí es nulo.

PUNTUACIÓN: 7/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Eternos 1-6 de Kieron Gillen, Esad Ribic y Matthew Wilson (Marvel Comics – Panini)

Con algo de retraso analizo el primer arco de la nueva serie de Eternos realizada por Kieron Gillen con el artista Esad Ribic y color de Matthew Wilson, que ha sido publicada por Marvel Comics y por Panini para aprovechar el interés en los personajes creados por Jack Kirby gracias a la película Eternals de Marvel Studios dirigida por Chloé Zhao.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

¿Qué sentido tiene una batalla que nunca termina? Durante millones de años, Los Eternos han vagado por la Tierra, protegiendo los secretos de la humanidad. Pero hoy se enfrentan contra algo nuevo: el cambio. ¿Pueden ellos, o cualquiera del planeta, sobrevivir a su último descubrimiento? De las mentes provocativas de Kieron Gillen (Viaje al misterio) y Esad Ribic (Secret Wars) llega una nueva visión de la mitología clásica Marvel.

Este primer arco de Eternos contiene los números 1 al 6 USA.

Ikaris, Sersi, Duende, Zuras, Festo, Kingo, Gigamesh, Druig… Reconozco que excepto por alguna aparición puntual en Vengadores y en otros comics Marvel, no he leído demasiado de los Eternos ni tengo especial interés en el mundo creado por Jack Kirby en los años 70, más allá de la importancia de los Celestiales han tenido en numerosos comics posteriores. Eso y el hecho que le reconozco habilidad a Kieron Gillen pero sus comics, tanto los escritos en Marvel como en su vena independiente, no me acaban de interesar, hicieron que no comprara en su momento este comic. Ahora que lo he leído, me sorprende que comparte ciertos elementos con la película de Chloé Zhao, lo cual me parece un elemento que en este caso le hace un favor de cara a un posible espectador que se acercara a la librería buscando un comic de estos personajes tras ver la película.

Gillen plantea su historia de forma muy interesante para conseguir que el comic sea una perfecta tarjeta de presentación de unos personajes poco o nada conocidos, las cosas como son. A partir de una «hickmanización» del universo creado por Jack Kirby, Gillen muestra una sociedad compleja en la que los 100 eternos creados por los Celestiales, a los que siguieron 100 Desviantes, llevan siglos viviendo en ciudades como Olimpia o Polaria fuera del continuo espacio temporal de la Tierra. Desde la primera página descubrimos que la denominación de Eternos viene además de por su larga longevidad, por su capacidad de ser resucitados y revividos en caso de muerte, aunque con el inconveniente de no poder tener descendencia, algo que no sufren los Desviantes, como descubriremos más adelante en la historia.

Gillen plantea que conozcamos a los diferentes personajes, cada uno con un interés propio, gracias a un «whodunit«, que ofrece el elemento novedoso a la historia y hace que nos enganchemos a la lectura con cada sorpresa y cliffhanger que iremos conociendo. La investigación de un asesinato y el convencimiento que Thanos pudo tener ayuda interna hará que los protagonistas inicien un viaje alrededor del mundo para encontrar a sus hermanos y hermanas, para que les ayuden a descubrir al asesino y en su caso, poder detenerle.

Gillen y Ribic van a estar en la serie 12 números, de los cuales estos seis números son la primera mitad de la historia con un giro final super impactante que hace que el mundo de los Eternos haya saltado por los aires y plantee un segundo arco que puede ser apasionante. De hecho, se me hace raro que en los comics que faltan publicar Gillen tenga tiempo de presentan a todos los personajes y lugares mencionados en las páginas de esquema / resumen que encontramos, y que tanto nos recuerdan a Hickman. En todo caso, de los que sí hemos conocido, me gusta la complejidad de todos ellos y cómo sus habilidades les convierten en seres super poderosos pero no necesariamente héroes, debido a los diferentes intereses de cada uno. De hecho, me gusta que de momento el comic NO sea una típica historia de Eternos vs Desviantes, más que nada porque eso ya lo hemos leído antes.

Los Eternos lo tenían todo para triunfar gracias al buenísimo guión de Gillen, y contra todo pronóstico, el dibujo de Ribic no lo he visto igual de bueno que en otras ocasiones y me ha impedido disfrutar de este comic como esperaba. Desde luego, no está al nivel de Thor o Secret Wars, y el caso es que estas historias épicas parecen amoldarse al estilo del dibujante croata como anillo al dedo. Aunque hay combates más grandes que la vida y escenarios fantásticos, Ribic ofrece muchas viñetas en las que las caras están apenas abocetadas, lo cual me sacaba una y otra vez de la lectura. Además, hay que reconocer que Ribic siempre ha sido un artista un tanto estático, pero tampoco en sus combates creo que estemos ante su mejor versión.

Sumado a esto, el color de Matthe Wilson plantea una paleta cromática plana en muchas viñetas que separe por ejemplo diferente momentos temporales. Sin embargo, el resultado final acaba quedando super plano y monótono, no ayudando a que la historia parezca vibrante, apagando la épica de las imágenes de Ribic. Wilson me parece uno de los mejores coloristas de Marvel, pero no he conectado con su elección cromática, que entiendo ha realizado en comunicación con Ribic, con el que ha colaborado en otras ocasiones.

Otro elemento que no me ha gustado es la rotulación del comic, algo de lo que nunca me quejo o me choca. Sin embargo, en esta historia se ha decidido (entiendo que en Estados Unidos) que la voz en off que hace las veces de narrador esté coloreado en azul oscuro sobre un fondo negro, lo que hace que sea difícil leerlo bien, sobre todo teniendo en cuenta que Matthew Wilson crea muros de color azul en los fondos en numerosos momentos, lo que hace que los bocadillos resalten aún menos. Una cosa es adornarse, y otra que la lectura no esté clara por culpa de la rotulación. Cosa que igual es un problema de imprenta, en las páginas que acompaño en .jpg los bocadillos se leen mejor de la realidad en papel, pero al final lo importante es la experiencia lectora, y en muchos momentos no fue buena.

Dentro que el comic me ha gustado y los giros planteados por Gillen me han enganchado, es una pena que el comic no haya estado aún mejor por estos elementos menos buenos. En todo caso, al ser una etapa de 12 números más algún especial, creo va a quedar una etapa perfectamente leíble y disfrutable.

Comparto las primeras páginas de este comic:

Me ha gustado el comic de Eternos sobre todo por la historia de Gillen, pero me sorprende que el dibujo de Esad Ribic no acabe de estar a la altura de lo que se esperaba de un comic de esta escala y epicidad.

PUNTUACIÓN: 7/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Un saludo a todos!

Crítica de Inferno 1 de Jonathan Hickman y Valerio Schiti (Marvel Comics – Panini)

Inferno es la última serie guionizada por Jonathan Hickman antes de su anunciada retirada de la franquicia mutante. La serie de 4 números cuenta en su estreno con dibujos de Valerio Schiti y color de David Curiel, y en mi opinión resalta los problemas que tengo actualmente con los mutantes de Marvel desde su reinicio.

PUNTUACIÓN: 6/10

¡La culminación de la Etapa Hickman comienza aquí! Los gobernantes de Krakoa han jugado un peligroso juego con una peligrosa mujer. Ahora, van a arder por culpa de sus acciones. El cerebro de los mutantes, Jonathan Hickman, conduce sus planes a un punto culminante, junto a una increíble alineación de artistas que arranca con Valerio Schiti, mientras una mujer cumple su promesa de que Krakoa arda hasta los cimientos…

Este comic incluye Inferno 1 USA, que Marvel publicó en Estados Unidos con fecha de portada septiembre 2021. El comic de Panini cuenta con 52 páginas, incluyendo en esta grapa doble las diferentes portadas alternativas.

Me ha dejado muy frío la lectura de este primer número de Inferno, lo digo como lo siento. Aparte de la sorpresa final de la grapa, más que interés por lo que está por venir lo que nos ha contado Hickman parece planteado para resaltar lo complejas que son sus historias que tenía pensadas desde el comienzo de su etapa, y el error que hace Marvel al dejarle marchar. Un tema que me llama la atención es que leí este comic justo a continuación de La Edad Oscura de Tom Taylor e Iban Coello, lo que aún hizo que fuera más evidente que mientras en el comic de Taylor pasan muchísimas cosas interesantes en su 40 páginas (32 de historia), en Inferno prácticamente no pasa nada en las 40 páginas del comic aparte de recordar cosas que ya sabiamos hasta llegar al monumental cliffhanger final. Y nada es NADA.

Y es que Hickman repite un recurso narrativo que ya utilizó en X de Espadas que es repetir una escena clave del reinicio mutante de Dinastía de X / Potencias de X para dotarla de un significado ampliado en la historia de ese momento. Si en X de Espadas fue la narración de la creación y separación de Krakoa y Arakko que fue el preludio del evento, con la trampa añadida de repetir la escena no una sino en dos ocasiones, en Inferno Hickman nos vuelva a contar la escena de Dinastía de X 2 en que Moira se encontró por primera vez con Mística y Destino al final de su tercera vida, resignificando el diálogo de Moira antes de ser asesinada dotándolo de una mayor ambigüedad respecto a lo visto hasta ahora. Y el caso es que los recursos narrativos no son buenos ni malos, depende de cómo se utilicen. En mi caso, leer esto mismo en dos comics de Hickman con apenas de un año de diferencia me empieza a sonar como los diálogos de Bendis que en su momento me sorprendían y me gustaban, pero acabaron resultando repetitivos y le veía a Bendis todas sus costuras como narrador. Pues esas mismas costuras se las estoy viendo a Hickman ahora mismo.

Está claro que Hickman plantea historias río complejas, pero ¿en serio es necesario volver a contar un diálogo que tenemos en el Dinastía de X, aunque sea ampliado? Y se que la lógica indica que se vuelve a contar para que un lector que no leyera esos comics anteriores entienda lo que está pasando en Inferno, pero sinceramente habría que negar la mayor, ya que no acabo de creerme que nadie no haya leído HoX/PoX quiera acercarse a este comic que se vende precisamente como el cierre de la primera temporada de Hickman en la franquicia mutante.

Hay un elemento que también debo comentar que este Inferno 1 me ha recordado, y es que “complejo” no tiene porqué equivaler a “bueno”, un error que no dejo de sentir cuando leo reseñas de la actual etapa mutante. Y es que Moira McTaggert informó a Charles Xavier y a Magneto (Erik) que las dos principales amenazas para la supervivencia de los mutantes eran Destino y Nimrod. Charles y Erik tenían que evitar por todos los medios que la primera pudiera resucitar, argumento que claramente les va a estallar en la cara en Inferno.

Mientras, tras la misión dirigida por Cíclope en Dinastía de X 3 y 4 al satélite de Orchis que destruyó el Molde Maestro pero a la larga no evitó la creación de Nimrod, este comic nos informa que aparte de la misión de Mística contada en Patrulla X 21 (X-Men 20 USA), los mutantes han puesto en marcha diferentes misiones que se han saldado con fracasos sucesivos. Y puede entenderse que la misión suicida de Mística de dicho número estaba precisamente planteada para que fracasara para que Charles y Magneto tuvieran una excusa para NO resucitar a Destino. Eso es una cosa. Pero enfrentarse a un evento de extinción y mandar a tres miembros de X-Force es algo que no tiene sentido y está destinado al fracaso en un momento en que no pueden permitirse fallar. Y se que frente a la ley mutante de “No matarás humanos”, precisamente X-Force son los black-ops con permiso para romper esta norma, por lo que se entendería que Charles les usara sólo a ellos para hacer un intento UNA VEZ. Pero que hayan varios intentos sucesivos usando a los mismos mutantes es un argumento que no se sostiene. Y si ya no me cuadraba antes, tras el especial Escala Planetaria la cosa cuadra aún menos, de forma que los mutantes no deberían tener ningún problema a enfrentarse a esta amenaza atacando a Orchis con toda la potencia de sus mutantes Omega. Sin embargo, me da la sensación que la historia-río y el worldbuilding para el futuro ciegan a Hickman y a la oficina X provocando que las historias AHORA hayan perdido el interés o la lógica más elemental.

Y no descarto que dada la narrativa fragmentada de Hickman aún puedan producirse giros sorprendentes a lo largo de la miniserie en lo relativo a los ataques de X-Force a Orchis que resignifiquen lo visto hasta ahora. Porque ya ni entro en la facilidad absurda con que los mutantes dejan que cadáveres suyos caigan en manos de sus enemigos, otra absurdez que me está fastidiando bastante y que aparentemente va a ser desarrollado en La Patrulla X de Gerry Duggan. De hecho, nada me gustaría más que ser sorprendido en los próximos números, porque aún recuerdo que Hickman sufrió un bajón en su última etapa en Vengadores pero sus Secret Wars resultaron perfectas. Pero si la historia de Inferno va como se supone del triángulo Destino, Mística y Moira, no tengo claro que vaya a quedar mucho tiempo para la trama de Orchis / Nimrod cuando el mundo de Krakoa empiece a arder, tal y como nos vende la publicidad de Marvel / Panini. Espero sinceramente que Hickman me calle la boca con una buena historia, nada me alegraría más.

En el lado del dibujo, me he llevado otro chasco importante. No porque el dibujo de esta grapa esté mal, es estupendo de hecho, sino porque acabo de enterarme que Valerio Schiti NO va a dibujar los números dos y tres, que van a estar a cargo de Marco Checchetto y R.B. Silva respectivamente, para volver para el último número. Que Marvel no pueda conseguir mantener el mismo equipo artístico ni en una serie de cuatro números es una decepción tremenda. Ampliado por el convencimiento que realmente no es que no pueda, es que no quiere. Y además saben que estos cambios no afectan a las ventas porque los lectores tragamos.

Una vez hecha la queja, realmente Valerio Schiti con color de David Curiel creo que cumplen con nota en un comic en el que realmente Hickman no les da momentos para el lucimiento. De hecho, hay varias escenas dibujadas de forma que recuerdan a sucesos ya vistos en comics previos que me hacen dudar de lo que Hickman está planteando con su narración fragmentada y cuánto de lo que habiamos visto hasta ahora se va a demostrar falso de alguna manera alambicada. De hecho, ¿puede ser posible que esta sea la undécima vida de Moira, y no la décima nos han contado hasta ahora, y Hickman nos vuele la cabeza durante la miniserie? Como véis, aún albergo la esperanza que Inferno me deje con buen sabor de boca. Mientras la historia cuadre y me guste el final, no tendré problema en que mis especulaciones se demuestren equivocadas.

Cada vez conecto menos con los comics mutantes de Marvel. Y mira que me subí al carro de HoX / PoX y su historia de voló la cabeza. Pero mes a mes el globo no deja de desinflarse. De hecho, si Inferno debe servir de inicio de la nueva etapa post-Hickman, como no cuadre puede ser el momento perfecto para bajarme del carro.

Comparto las primeras páginas de este comic:

Aunque espero que Hickman se haya guardado varios ases en la manga que irá soltando en los próximos meses, lamento tener que decir que este arranque de Inferno no me ha entusiasmado, más bien al contrario. Me gustaría pensar que la cosa va a mejorar, pero no las tengo todas conmigo al tener al Hickman más cerebral y concentrado en el worldbuilding futuro a costa del entretenimiento actual, preparando los juguetes para que los remoten los siguientes autores.

PUNTUACIÓN: 6/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de La Edad Oscura 1 de Tom Taylor y Iban Coello (Marvel Comics – Panini)

Panini ha publicado este mes de enero el comienzo de La Edad Oscura, el comic apocalíptico fuera de continuidad para Marvel Comics de Tom Taylor, con dibujo de Iban Coello y color de Brian Reber. Un arranque que muestra los puntos fuertes de la narrativa de Taylor con un estupendo apartado artístico.

PUNTUACIÓN: 7,5/10

¡La nueva saga épica escrita por Tom Taylor! Un peligro más antiguo que la Tierra lo amenaza todo. Por una vez, los héroes están impotentes frente al enemigo. Las luces se han apagado y el mundo al otro lado de la ventana… está a punto de terminar. ¡El Universo Marvel como nunca lo has visto!

Este comic de Panini incluye el comic The Dark Ages 1 USA, publicado en Estados Unidos con fecha de portada de noviembre 2021.

Tom Taylor se ha especializado en DC Comics en historias apocalípticas fuera de continuidad como Injustice o DCSos. El comienzo de La Edad Oscura de Marvel Comics me parece modélico, ya que aparte de la presentación del concepto que desencadena este mundo sin tecnología, Taylor plantea su historia desde los personajes, consiguiendo que a pesar de narrar un desastre cataclísmico de nivel planetario nos preocupemos por los protagonistas personificados en la familia de Peter Parker (Spiderman). Y esto es clave, porque las muertes que vemos en este número se intuye que van a ser la punta del iceberg del global que veremos a lo largo de los seis números de historia, y que haya conexión emocional es la clave para que lo que veamos nos impacte (y nos importe) a los lectores. Incluso a pesar de saber que realmente estamos ante un What if? Ampliado , la clave de todo es la habilidad de Taylor de conseguir que todas las muertes importen y nos duelan. Cosa que los que leemos los comics mutantes actuales sabemos que no es algo tan sencillo de conseguir.

En el apartado artístico, me ha gustado el dibujo de Iban Coello, con color de Brian Reber. Diría que se nota que Coello ha tenido el tiempo suficiente para dibujar el comic con la escala y el corazón que la historia requiere. Es curioso, porque frente a sus comics de Veneno, en este primer número de La Edad Oscura vi sobre todo una gran influencia de J. Scott Campbell en el estilo de Coello y sus figuras super delgadas y altas. Narrativamente creo que estamos ante un buen comic muy bien dibujado, pero al mismo tiempo también debo decir que no me ha parecido brillante. Coello va por el buen camino para convertirse en un super estrella de Marvel, pero diría que este comic muestra que aún le falta rodaje para llegar a serlo. Sin tener nada negativo de su dibujo, ojo. Como digo me ha gustado, peeeero aún le falta para llegar a los niveles de un Larraz, Checchetto, Ribic, etc… En este sentido, pensando en ello veo que no es sólo tema del dibujo, ya que el color de Brian Reber también es correcto y ayuda a contar de historia de forma clara, pero le falta la brillantez de un Marte Gracia, la personalidad de un Frank Martin o el carisma que gente como Dave Stewart que ellos solos te venden el comic.

El primer número de una nueva serie de comic (o en cualquie otro ámbito) debe dejarte con ganas de más. La Edad Oscura lo consigue de principio a fin, y estoy seguro conociendo los trabajos previos de Taylor, que nos esperan 5 números que van a ser una montaña rusa de emociones y dramatismo en el que nadie está a salvo. Teniendo en cuenta la falta de sorpresas en el mundo del comic maintream en el que se sabe que ningún personaje principal muere y si lo hace será sólo durante la duración de la historia con fecha de caducidad y con la resurrección ya marcada de antemano, leer historias de este tipo en las que todo puede pasar para mi es un soplo de aire fresco que consigue que tenga ganas de saber cómo continúa la historia.

Comparto las primeras páginas de este comic:

La Edad Oscura promete emociones fuertes en los próximos 5 meses, creo que estamos ante un comic que voy a disfrutar un montón.

PUNTUACIÓN: 7,5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!