Archivo de la etiqueta: comics

Crítica de Aquaman: Andrómeda de Ram V y Christian Ward (DC Comics – ECC Ediciones)

ECC acaba de terminar la publicación de Aquaman: Andrómeda, el comic Black Label realizado por Ram V y Christian Ward que ofrece una historia con un potente apartado gráfico.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

“No podemos ahogar la verdad aunque la dejemos hundirse a mucha profundidad.”

En las profundidades del océano Pacífico, lo más lejos posible de tierra firme, se encuentra el Punto Nemo, un cementerio de naves espaciales de diferentes nacionalidades que, desde los albores de la carrera espacial, se hunden ahí, en el silencio del mar, tras amerizar. Sin embargo, en el Punto Nemo hay algo más que no han fabricado manos humanas. Y ahora, está… despertando.

Los tripulantes del Andrómeda, un submarino experimental que funciona con un motor cuántico con un secreto confidencial, reciben el encargo de investigar ese misterio, pero no son los únicos que van tras él. Cualquier cosa de valor que se encuentre en el mar suscita el interés del pirata Manta Negra. Y todo lo que atraiga a este llama también la atención de Arthur Curry, alias Aquaman, su enemigo de toda la vida. Pero que Dios los ampare cuando las puertas del horror del Punto Nemo se abran de par en par a fin de recibirlos…

El guionista Ram V y el dibujante Christian Ward someten a Arthur Curry a una situación de puro terror psicológico que doblegaría la voluntad de cualquiera. ¡Incluso la de un rey!

Ram V es un autor y creador de cómics y novelas gráficas nominado a los premios Eisner, como GRAFITY’S WALL, Costas Salvajes, The many deaths of Laila Starr y la ganadora del Eisner BLUE IN GREEN. Desde la publicación de su primer libro en 2016, el trabajo de Ram ha ido cosechando éxitos de crítica y popularidad, ganando múltiples premios. Además de crear obras originales, Ram también ha escrito para personajes icónicos & títulos como Swamp Thing, Justice League Dark, Catwoman y Veneno en DC Comics y Marvel. Ram vive en Londres, le gustan los perros, los garabatos y la melancolía argumental.

Christian Ward es dibujante y guionista de cómics. Sus obras incluyen la ópera espacial cósmica ODY-C, que cocreó con Matt Fraction, además del cómic de Marvel Rayo Negro, galardonado con un Eisner, junto a Saladin Ahmed. Aparte de Invisible Kingdom, trabaja en la actualidad en Tommy Gun Wizards, también publicado por Dark Horse. Vive en Shrewsbury (Inglaterra) con su esposa, Catherine, su hija pequeña y un perro llamado Thor.

Me gustó mucho la miniserie de Rayo Negro que Christian Ward dibujó hace algún tiempo con guion de Saladin Ahmed para Marvel Comics. (Buff, ¿De verdad ese comic es de 2019? ¿Han pasado cuatro años? Maaaadre mía, como pasa el tiempo). Reconozco que su dibujo fue el principal motivo que me impulsó a comprar esta serie Black Label de Aquaman, planteada por el guionista Ram V como una historia cerrada de Aquaman completamente libre de continuidad que puede leerse sin tener apenas conocimiento del personaje.

Y debo reconocer que tras la lectura de este comic la sensación en un poco decepcionante. Y es que Ward es un ilustrador fantástico que crea algunas imágenes super potentes con una expresividad bestial que me han encantado. De alguna manera sólo por la personalidad que tiene el apartado gráfico me ha compensado la compra de esta miniserie que desde luego se sale de lo normal, justificando además su publicación dentro de la línea Black Label de DC. Pero junto a los aspectos positivos hay que sumar un gran problema de narrativa que hace que el comic sea antipático de leer, con un dibujo que no acaba de contar bien la historia de Ram V, resultando confuso en varios momentos. A eso hay que sumar que junto a páginas maravillosas que quitan el hipo hay un montón de viñetas en los que los personajes están apenas abocetados, por ejemplo sin facciones en su rostro o dibujando apenas siluetas en algunos momentos, lo que de alguna manera me transmite una idea de vagancia que no mola nada. Y esto es un gran problema también, porque me deja la sensación que esta historia se podría haber contado en imágenes mejor de lo que lo ha hecho Ward.

Ram V plantea una historia de Aquaman en la que Arthur Curry es de alguna manera secundario en su propio comic, al hacer que la protagonista sea Yvette Verne, una bióloga marina y experta en ciencias del comportamiento cuyo padre murió en el mar hace años, que forma parte de la tripulación del Andrómeda que se dirige al fondo del mar a investigar la misteriosa señal que se se ha activado allí. La forma en que plantea V la figura de Aquaman como un mito que pocos conocen de su existencia permite que sus apariciones sean super potentes en el comic, ofreciendo varios momentazos para el lucimiento de Ward.

La idea de crear una tripulación que tendrá que enfrentarse a sus miedos más profundos y sus pecados del pasado es algo que me recuerda a la película Event Horizon. Dicho esto en positivo, dado que es una película que me encanta. Todo en la historia de V funciona relativamente bien, aunque la narrativa widescreen oscura de Ward hace que el comic no pueda tener una gran profundidad en las caracterizaciones, mostrando lo justo para construirles pero sin conseguir que empaticemos prácticamente con nadie de la tripulación, al notarse demasiado que son carne de cañón. En este sentido, la idea de estar ante un comic de terror psicológico tampoco llega a funcionarme demasiado por la aproximación gráfica de Ward y por una historia de V que se queda también en la superficie de lo que podría haber sido, tal vez por falta de páginas en este proyecto Black Label en 3 volúmenes de 48 páginas.

Quizá lo menos bueno de la historia es la utilización de Black Manta, el clásico villano de Aquaman, que parece que está presente por obligación de cara a posibles espectadores de la estupenda película de James Wan que se acercaran a este comic tras verlo en FNAC (o librerías generalistas similares), aunque realmente no pinta nada ni tiene una función relevante en la historia. El final del comic en lo relativo a este personaje da un poquito de pena, dejando clara su irrelevancia.

Por cierto, hace unos días escribía el post Black Label vs Universo DC (gracias a todos lo que lo habéis leído), en el que reflexionaba sobre la forma en que el éxito de los comics Black Label en los que se da mayor libertad creativa a sus autores para crear historias fuera de continuidad, de alguna manera está erosionando las ventas de los comics «normales» de DC Comics dentro de su universo super heroico. En este sentido, este Aquaman: Andrómeda me parece un perfecto ejemplo de esto, ya que la actual colección mensual de Aquaman me da una pereza enorme de leer, y sin embargo SI me animé a comprar este comic. De hecho, mira que le ha dado oportunidades a la colección regular de Aquaman, pero es super montonera y sin interés. Qué lejos quedan los tiempos de Geoff Johns e Iván Reis, la verdad.

Por cierto, el otro día en mi reseña de Legión de X de Simon Spurrier y Jan Bazaldua me quejaba un poco por la falta de personalidad del comic en su apartado gráfico, con un dibujo de Bazaldua correcto pero sin chispa, carisma o espectacularidad. Dentro que como veis le he puesto más de un pero a Aquaman: Andrómeda, desde luego la falta de personalidad no es uno de sus problemas. Más bien al contrario, la personalidad es su principal virtud y en este caso el motivo principal que genera la compra. Hablando del mundo del comic mainstream, algo que no me gusta nada es la sensación de producción industrializada de Marvel que genera artistas intercambiables sin que el desempeño se resienta demasiado, partiendo que sus comics no pasan de correctos en el mejor de los casos. Es en este contexto que cuando se encuentra un comic como el actual Castigador de Jason Aaron con un apartado gráfico se mantenga estable con Jesús Saiz, Paul Azaceta y Dave Stewart, el comic parezca algo especial muy diferente al resto de la línea editorial. En este sentido, tengo claro que siempre preferiré un comic que con sus cosas tenga personalidad, como Castigador o el Aquaman: Andrómeda objeto de esta reseña, que cualquier comic «industrial» fabricado en una línea de producción como parecen tantos comics actuales.

No puedo terminar esta reseña sin hablar del precio de la edición española de ECC Ediciones, un comic en cartoné con un precio de 13.50 €uros por número. El tamaño más grande de los comics Black Label en este caso sirven para que Christian Ward se luzca en los momentos más espectaculares, lo cual para mi es otro plus a la hora de comprar este comic. Pero me parece una pasada comprobar que la edición americana de DC Comics tiene literalmente la mitad de precio. LA MITAD DE PRECIO. Entiendo que habrá lectores que no entienden el inglés o no tienen acceso a librerías que traigan material americano, pero el abuso en los precios de la actual tenedora de los derechos de DC en España me parece una barbaridad. De hecho, ante este exceso yo reconozco que compré los comics en su versión inglesa, pudiendo además leer la resolución de esta historia antes que los lectores españoles.

ECC tiene cosas buenas, por ejemplo el precio de sus grapas está mucho más ajustado respecto a los de Panini. Y tiene líneas como DC Pocket que son comics realmente económicos que me parecen estupendos para que nuevos lectores se puedan aproximar a los personajes DC y leer los principales comics de estos personajes a un precio imbatible super bueno. Pero la sensación que ECC se está aprovechando de un posible prestigio de estos comics para cobrarlos a un precio exagerado dado que estima que el carismático dibujo de Ward hará que el comic se venda independientemente del precio, me parece también una idea terrible.

Aquaman: Andrómeda es un comic de gran personalidad que no me sabe mal haberlo comprado, consiguiendo que los menos buenos pesen menos que las cosas positivas que me he encontrado.

Comparto las primeras páginas del comic:

Aquaman: Andrómeda me ha parecido un buen comic pero a la vez me ha fastidiado un poco que el dibujo de Ward no me haya flipado como esperaba.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones. Y si quieres, puedes invitarme a un café.

¡Saludos a todos!

Crítica de Legion de X de Simon Spurrier y Jan Bazaldúa (Marvel Comics – Panini)

Me gusta la relación que el escritor Simon Spurrier ha creado con Legión y Rondador Nocturno. Legión de X es la nueva miniserie que continúa la historia tras Senda de X , y su primer volumen acaba de ser publicada en España gracias a Panini, con dibujo de Jan Bazaldúa y color de Federico Blee.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Krakoa tiene leyes. ¿Tiene justicia? Para permanecer como un santuario mutante, debe salvaguardarse de aquellos que quieren dañar su paz y traumatizar a sus habitantes. Los perdidos deben ser encontrados. Los malvados deben encontrar redención… o castigo. La misión de Rondador Nocturno es la de mantener la llama viva, y la de Legión reunir a un nuevo equipo como ningún otro, formado por Hada y Juggernaut, entre otros. 

Este volumen incluye Legion of X 1-5 USA.

Legión de X continúa los sucesos de Senda de X en los que Kurt Wagner intentaba darle un sentido a un mundo de Krakoa en el que las resurrecciones parecía restaba a los mutantes lo fundamental, las ganas de vivir y el aprecio ante lo que se tiene. En esta miniserie la historia ha dado un salto, dado que tras intentar Kurt crear una nueva religión mutante, ahora encontramos que Kurt es el responsable de la Policía de Krakoa, enfrentándose a situaciones que a priori no implican la aniquilación de la nación mutante e implicarían la intervención de los pesos pesados de Patrulla X y X-Force. Mientras, Legión continúa con su intento de ayudar a sanar las mentes de los mutantes, creando un espacio astral seguro para todos.

Spurrier parece especializado en escribir historias poco convencionales sobre todo por los temas que plantea. En cuanto a estructura, utiliza una tropo habitual en el género negro, al tener varias investigaciones aparentemente inconexas realizadas por personajes diferentes que acaban siendo el mismo caso. Sin embargo, que utilice esto para reflexionar sobre la naturaleza de las deidades me parece super interesante. Plantear si somos los humanos los que necesitamos a los dioses o si es justo al revés, dado que estos seres surgidos de las historias no existirían sin nuestra adoración. Spurrier consigue ofrecer una historia interesante en lo referido al mundo de Krakoa, pero también reflexiona sobre las motivaciones de Rondador Nocturno y su interés en ayudar a todo el mundo, poniéndoles por encima de sus propias necesidades. O tal vez es que esa sea su motivación.

Al estar curtido en el mundo indy, Spurrier conoce perfectamente la necesidad se ofrecer una lectura satisfactoria desde el minuto uno, planteando un arco completo disfrutable en si mismo, aunque obviamente la lectura se enriquece si has leído los comics previos del escritor inglés en la franquicia mutante, no sólo Senda de X, sino también la brillante etapa de Spurrier con Legión en la colección X-Men Legacy.

Quizá el pero de este volumen, o al menos lo menos bueno, es el apartado artístico formado por la dibujante Jan Bazaldúa y el colorista Federico Blee. Y no me atrevería a decir que el dibujo es malo, porque no lo creo, pero si que es extremadamente correcto, con un color de cumplidor que cumple sin más, como todo el conjunto. Creo que el nivel medio de los artistas de Marvel actuales probablemente sea mejor que el que teniamos por ejemplo en los años noventa o quizá primeros 2000 (aunque peor que los años del Marvel Now!). Todos los dibujantes actuales tienen un mínimo de narrativa con un estilo Immonizado que hace que al menos los comics sean leíbles, que no es poco. Sin embargo, en los últimos meses y años empieza a verse una tendencia de igualación artística de los comics Marvel, de forma que la personalidad ni está ni se le espera en las páginas de la Casa de las Ideas.

Legión de X se nota que es una serie de segundo nivel dentro de Marvel. Y no digo de tercer nivel o peor porque pertenece a la franquicia mutante, y de alguna manera eso aún asegura cierto nivel de notoriedad por encima de, por ejemplo, el comic de Puño de Hierro. Esto hace que la artista elegida para este encargo sea cumplidora y correcta, pero sin conseguir que el comic brille por su dibujo, no sabiendo sacar partido a los numerosos momentazos que Spurrier plantea en su historia. De esta forma, la historia de Spurrier me gusta, pero tengo claro que me hubiera gustado muchísimo más con un dibujo mejor. Y en cierto sentido, esto es una pena para la lectura de este comic.

A pesar de esto, tengo claro que compraré un posible nuevo volumen de Legión de X, que intuyo de traerá cambios dramáticos en el status-quo debido a la llegada del evento V.X.E. El día del juicio. Espero que eso no impida que Rondador Nocturno y Legión sigan evolucionando en estas páginas.

Comparto las primeras páginas de este comic:

Legión de X me parece un buen comic, aunque me sabe un poco mal que el dibujo se quede únicamente en correcto, no sacando todo el partido a la historia de Spurrier.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones. Y si quieres, puedes invitarme a un café.

¡Saludos a todos!

La línea Marvel Dark de Carrefour y el coste de la afición comiquera

Estos pasados Reyes recibí un regalo sorpresa inesperado. El 7º volumen de la colección Marvel Dark que Panini ha publicado para Carrefour dedicado al Castigador, un tomo de 240 páginas a un precio alucinante de 2.99 €uros. El tomo me lo acertaron completamente, y aparte de comentar mis impresiones de este tomo concreto, quiero reflexionar sobre el precio de nuestra costosa afición comiquera.

Marvel Dark: El Lado Oscuro 07 – El Castigador

¿QUIÉN ESTÁ LO SUFICIENTEMENTE LOCO PARA CABREAR AL CASTIGADOR? Frank Castle ha pasado por un momento difícil. Fue asesinado por Daken, hijo de Lobezno, y resucitado por Morbius, el vampiro viviente. Hoy, El castigador está de regreso y tiene la intención de vengarse de Micro, su ex compañero. Castle luego conocerá a un soldado que ha experimentado la misma tragedia que él. ¡Descubre las estrellas del Universo Marvel en sus aventuras más oscuras!

Este volumen de 240 páginas incluye dos miniseries de Castigador: En carne y hueso (2011), obra de Rick Remender, Roland Boschi, Mick Beertilorenzi y color de Dan Brown, y Pesadilla (2013) de Scott M. Gimple, Mark Texeira y Frank D´Armata. (Jake Niman)

Esta colección Marvel Dark me parece fantástica para gente no aficionada a los comics que busca tener una idea de lo que se esconde en el Universo Marvel y no sabe por donde empezar, con un precio imbatible que hace que el coste del comic no resulte ningún impedimento para probar. En el caso de este Castigador, por estos 3 €uros he conseguido dos miniseries que no tenía que me han gustado y que me ayudan a completar mi biblioteca del personaje. La primera miniserie En carne y hueso marca el final de la etapa de Rick Remender en el personaje y sí recuerdo haberla leído, nos la debió dejar alguno de nuestros amigos en su momento, pero Pesadilla de 2013 seguro no la leí y casi diría que ni sabía de su existencia.

La lectura en ambos casos ha sido super positiva. De hecho, a raíz de escribir sobre los seis primeros números de la actual etapa del personaje de Jason Aaron, Jesús Saiz, Paul Azaceta y Dave Stewart me acordé que no llegué a comprar nunca el volumen 6 de Punisher de 2009-2011, unos comics estupendos (que sí los leí en su momento) situados en el Dark Reign durante el cual Norman Osborn tenía el control del gobierno de los Estados Unidos, y que culminaron con la muerte de Castle y la transformación de la colección en Frankencastle, una idea super loca de Remender que nos ofreció unos comics super divertidos. En carne y hueso viene a cerrar algunas de las tramas abiertas de la etapa de Remender y nos muestra al Castle más punki y nihilista de los últimos años al que no le importa hacer justicia sino ampliar su cuenta de muertes. Además, este comic muestra la realidad sobre que los diferentes asociados de Castle nunca han acabado bien. El dibujo de Roland Boschi, con Mick Beertilorenzi y color de Dan Brown, me ha gustado mucho. Me parece curioso que Boschi tiene un estilo que te obliga a entrar en su narrativa, pero una vez lo haces, el disfrute es total.

En carne y hueso me ha gustado mucho. Y también la miniserie Pesadilla, que nos ofrece una historia quizá menos ambiciosa, pero igual de entretenida, con un dibujo top de Marc Texeira que la va perfecto al tono oscuro de la historia, al conocer un caso de otro marine que aparentemente sufre el mismo drama que él, al ver a su familia asesinada delante de sus ojos. Lo que empieza como una historia que recuerda a la de Castle con la duda si este soldado llegará a convertirse en una versión 2.0 de Castigador muta en seguida al comprobar que este soldado es mucho más de lo que aparenta. En conjunto, el regalo fue cojonudo, y más por el ridículo precio de portada.

Entiendo que esta edición Marvel Dark es lo que es, un comic gancho que haga que si te gusta busques más comics del personaje ya a precio normal. Y por eso ni son los comics fundacionales del personaje ni sus historias más famosas e icónicas, dado que la idea es que esos comics sean los que compres al buscar material en la librería. Estos comics tienen que ofrecer unas historias más o menos completas y satisfactorias, y al menos en lo referido a este comic, la verdad es que cumplen de maravilla todos sus objetivos.

La colección Marvel Dark vendida en Carrefour incluye en total 10 tomos, protagonizados además de por Castigador, por Viuda Negra, Jessica jones, Lobezno, Masacre, Motorista Fantasma, Doctor Extraño, Veneno y Thanos. Por ponerle un pero, al ser los comics incluidos en esta edición comics de alguna manera aleatorios, me he encontrado que en la mayoría de los casos incluían arcos de estos personajes que ya tenía en las ediciones normales Marvel USA o Panini española. Pero de nuevo, entiendo que estos comics son lo que son, no tengo ningún problema por esto.

El regalo de este comic me ha recordado lo cara que es mi afición de lector de comics de superhéroes. Y tengo claro el concepto de economías de escala y cómo con tiradas mayores se pueden bajar costes. Aparte que al tratarse de reediciones de material ya publicado, el coste de producción o la licencia de Marvel debe ser mínimo. Todo ello sumado al propio concepto de comic gancho que puede hacer que Panini plantee esta edición a beneficio cero o con uno mínimo. Todo eso intelectualmente lo tengo claro. Sin embargo, eso no quita que me parece una pasada que el precio de 2023 de Panini para una grapa sencilla de 24 páginas, normalmente con 20 páginas de comic, sea de 3.30 €uros. Aunque no hay cifras de ventas, creo recordar haber leído en algún sitio que las grapas más populares de Marvel se mueven en tiradas de alrededor de 5.000 ejemplares, seguro inferior a 10.000 unidades, lo cual indica que el comic mainstream sigue siendo una afición de nicho super minoritaria en España.

Entiendo que lo realmente caro es estar al día, querer leer la primera edición disponible de las aventuras de tus personajes favoritos. Si eres este tipo de lector (como yo), lo tienes claro, hay que pasar por el aro sabiendo el precio de estas grapas. Sin embargo, si no tienes el mismo ansia que yo, en los últimos tiempos Panini ha lanzado el formato Marvel Premiere que recopila en tapa blanda con un precio bastante bueno las últimas etapas de sus principales personajes con apenas un año y pico (o dos) de diferencia respecto a la primera edición en grapa. Con los Marvel Premiere leer estos comics más o menos actuales resulta mucho más económico. Eso respecto a las ediciones en castellano, pero si entiendes el inglés, Marvel Unlimited lanzó una oferta estas navidades de una suscripción anual cojonuda de tan sólo ¿80 dólares? que te permite leer prácticamente todo el fondo editorial de la compañía. Una pasada. Con el Unlimited el pero es que pagas por poder leer los comics pero no son tuyos pero publican todas las novedades con 5/6 meses de diferencia respecto a las grapas americanas, lo que al final es más o menos lo que tarda Panini en publicar sus comics en castellano. De forma que esta opción resulta muy interesante también, siempre que no te importe leer estos comics en tu tablet.

Hay opciones legales relativamente económicas para poder leer los comics Marvel ahora mismo. El problema como digo es si eres un old-school como yo que aparte de que los comics sean tuyos, prefiero estar al día y siempre que sea posible, leer la edición en grapa respecto a cualquier otra opción posterior. Entonces el hobby se vuelve realmente caro. Que ya lo sabía, ojo. De hecho, realmente los comics nunca fueron un hobby barato. No lo han sido desde luego en ningún momento de este siglo XXI, y no lo van a ser en el futuro. Comenté recientemente lo mucho que me gustó la nueva Biblioteca Marvel de Panini estrenada hace menos de un mes. Y dentro que su formato se ajusta perfectamente a mis gustos de lectura, realmente que 5 grapas americanas de un material antiguo reeditado montones de veces en España tenga un precio de 12.00 € por comic de tapa blanca es cualquier cosa menos barato. En este caso, pesa más mi ansia coleccionista y mis ganas de tener estos comics clásicos, pero si tengo que valorar este comic no puede ser considerado «económico».

Estoy centrando este artículo con Marvel, pero si nos vamos a ECC Ediciones / DC Comics, la verdad es que hay que aplaudir su línea DC Pocket, en la que ofrece en este caso sí las mejores y más icónicas aventuras de sus personajes más conocidos a un precio super competitivo, siendo un perfecto punto de entrada para lectores que quieran leer comics de DC a un precio super competitivo. En este caso, el problema de este Pocket es que como su nombre indica, se trata de comics con un formato reducido, lo cual a mi en concreto no me gusta, dado que es justo lo que hizo que no me gustara la primera biblioteca Marvel de hace años. Pero entiendo que es perfecto como punto de entrada a consumidores que no saben por donde empezar a leer los comics de DC.

Por parte de Panini, hay que agradecer que tenga disponible sus comics más populares gracias a su línea Marvel Must-Have, pero se trata de ediciones en tapa dura de sus principales sagas que no calificaría de «económicas». En ese sentido, nada que ver con los DC Pocket, aunque en el lado positivo, estos comics de Marvel están disponibles en su tamaño original. En todo caso, una de las principales ventajas de Panini respecto a ECC es que sus comics están mucho más disponibles que los de DC en España, de forma que el lector coleccionista lo tiene más fácil para poder llevar su afición coleccionista de forma más ordenada.

Llevo demasiados años comprando comics de Marvel para parar ahora, aunque cada año que pasa compro menos novedades. Cada vez es más complicado conectar con los comics actuales de la Casa de las Ideas. En este sentido, es bastante representativo que me ilusionara mucho más con una reedición de material antiguo como es la Biblioteca Marvel que con cualquier anuncio de la Marvel actual. Si dejara alguna vez de comprar novedades no será por el precio, sino por la calidad (o falta de ella) de los comics actuales. Espero que no lleguemos a eso, claro. Pero si es significativo que este tema ni se me hubiera pasado por la cabeza hace 5 años y ahora la realidad es que cada vez compro menos.

Se vienen unos meses de 2023 que creo van a ser muy interesantes.

Gracias por leer este artículo. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen a tu email las próximas publicaciones. Y si quieres, puedes invitarme a un café.

¡Saludos a todos!

Crítica de Conan: El cimmerio 4 La hija del gigante helado, de Robin Recht (Planeta Cómic)

Uno de los grandes descubrimientos del año pasado fue descubrir la versión europea de Conan El cimmerio que está publicando Glenat, más cercana a la versión literaria de Robert E. Howard. Gracias a Planeta Cómic nos llega el cuarto volumen, La hija del gigante helado, realizado por el artista Robin Recht, que me ha volado la cabeza.

PUNTUACIÓN: 9/10

La versión en cómic del mítico personaje de Robert E. Howard.

«No escaparás…
Aunque deba seguirte hasta el infierno…
¡¡Hasta el mismísimo infierno!!»

Adaptación de “La hija del gigante helado” por Robin Recht.

Supongo que como muchísima gente, mi conocimiento de Conan se basa principalmente en los comics de Marvel y Dark Horse, más alguna novela que leí en su día. No todas, tengo que reconocer. Sumado obviamente a las películas. Y la gran ventaja de la actual edición europea de Glenat es que rompe los límites que el Comic Code y la decencia americana pudieran tener a la hora de realizar las adaptaciones de las historias originales de Robert E. Howard. Estos álbumes ofrecen un nivel de violencia y sexo explícito que los comics americanos nunca ofrecieron, significando una interesante añadido a los mitos del cimmerio, que son además más fieles al espíritu y la letra de las historias de Howard.

Esta versión de La hija del gigante helado me ha parecido fantástica. No conocía a Robin Recht (obviamente un tremendo fallo mío), pero es un autor increíble. El uso del color como elemento expresivo me ha volado la cabeza, desde el punto de vista únicamente visual este comic es un triunfo total, jugando no sólo con el color sino con la rotulación para enfatizar la brutalidad de varios de los combates, cosa que creo que queda muy bien. Además, Recht saca el máximo partido al formato de página más grande respecto al de los comics americanos, ofreciendo unas composiciones de páginas super potentes. El arranque del comic con varias dobles splash-pages me parece increíble, poniéndonos en lo más alto en un comic que no baja de nivel en ningún momento y cuyo climax me hizo levantarme del sillón para aplaudir entusiasmado.

Está genial el texto que incluye este volumen explicando la creación de la historia por parte de Robert E. Howard y cómo fue rechazada en su momento por el editor de Weird Tales. Y no me extraña, porque no se puede maquillar el hecho que Howard plantea una historia en la que un gigante Conan persigue a una joven para violarla. O visto desde otro punto de vista, una joven semi-diosa tienta con sexo a un violento Conan para llevarle hasta su padre para que sea devorado. Cualquiera de las dos opciones eran demasiado explícitas para el puritanismo de los Estados Unidos de la década de 1930, normal que no quisieran publicarla. Recordando la versión de Roy Thomas y Barry Windsor-Smith, es muy curioso comprobar las diferencias, empezando por la extensión de 20 páginas de los comics Marvel que aquí es ampliado hasta las casi 80, y la forma explícita y sin tapujos con que Recht cuenta una historia que era más sugerida en la versión Marvel. Como digo, dentro de tratarse de una historia conocida, me gusta ver la forma en que es reimaginada.

Otro de los elementos que me gustan de los álbumes de Glenat publicados por Planeta es conocer la versión que los diferentes autores hacen de Conan. Que cada álbum esté realizado por un equipo creativo diferente me parece una decisión muy acertada, de forma que tenemos visiones similares pero no idénticas. En el caso de Recht, me gusta su versión de un gigante de pelo negro sobre todo en comparación con la menuda Atali, la hija del dios Ymir. Recht amplifica las formas para resaltar la expresividad de la historia, y al menos a mi me ha funcionado totalmente. El contraste entre la pureza del blanco de la nieve y la hija del gigante con la figura oscura de Conan queda increíble en estas páginas.

No se me ocurre ningún pero a este álbum, realmente me ha parecido fantástico. Me declaro super fan de la actual edición de Planeta, seguiré comprando los siguientes comics que vayan publicando.

Comparto las primeras páginas del comic:

La hija del gigante helado me ha volado la cabeza, creo que es una compra obligada para todos los fans de Conan.

PUNTUACIÓN: 9/10

PD. La compra de este cuarto volumen de Planeta hizo que me diera cuenta que ¡se me escapó el tercer volumen! Diría de hecho que no me enteré de la publicación de Más allá del Río Negro de Mathieu Gabella y Anthony Jean, pero pienso arreglar el error en breve.

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones. Y si quieres, puedes invitarme a un café.

¡Saludos a todos!

Crítica de Primordial de Jeff Lemire y Andrea Sorrentino (Astiberri Ediciones)

Jeff Lemire y Andres Sorrentino son una de las parejas creativas de mayor personalidad del mundo mainstream. Primordial, con color de Dave Stewart y publicada por Astiberri, es su nuevo trabajo que les aleja del terror, mezclando guerra fría con ciencia ficción.

PUNTUACIÓN:7/10

El 28 de mayo de 1959, los Estados Unidos lanzaron su último cohete al espacio. Sus pasajeros eran un macaco llamado Able y una saimiri llamada Baker. El 3 de noviembre de 1957, menos de dos años antes, la Unión Soviética lanzó el Sputnik 2 con la perra Laika a bordo. La URSS informó de que Laika no llegó a órbita. Los Estados Unidos comunicaron que Able y Baker murieron apenas llegaron al espacio. Como consecuencia, las carreras espaciales de ambas potencias mundiales fueron abandonadas. Sin embargo, lo que realmente pasó es que los animales no murieron… se los llevaron. Y ahora van a regresar a casa.

Los autores de Gideon Falls, serie ganadora de un premio Eisner, nos devuelven a la época de la Guerra Fría con Primordial, una obra donde el thriller y la ciencia ficción se aúnan para darnos una nueva visión sobre la carrera espacial. Jeff Lemire se empapa de obras como 2001: Una odisea en el espacio, de Stanley Kubrick, y  We3, de de Grant Morrison, y le facilita a Andrea Sorrentino el mejor material para crear una obra visualmente impactante.   

Tengo tan interiorizados a Jeff Lemire y a Andrea Sorrentino dentro del género de terror que saber que habían creado una obra de ciencia ficción me provocó una gran curiosidad y ganas de leer este comic. Y tras leer Primordial, no pude más que pensar sobre la suerte que tiene Lemire de colaborar con unos fuera de serie como son Sorrentino y Stewart. Lo digo porque la historia de Lemire es muy, muy correcta pero da rienda suelta a un nuevo despliegue artístico de los artistas, que están increíbles.

Lemire plantea dos historias contadas en paralelo, una investigación en la Tierra para descubrir qué les pasó a los animales lanzados al espacio en la década de los 50 que se enfrentará a un conflicto típico de la Guerra Fría, en este caso con las dos potencias ocultando las pruebas de sus viajes al espacio. Por otro lado, tenemos la acción en el espacio en el que descubriremos cómo sobrevivieron estos animales (dos primates americanos y un perro ruso), y donde se encuentran. En ambos casos, el guion se queda en la superficie en todos los aspectos de dos historias que podrían haber dado muchísimo más de si. Decía antes que es correcta, pero siendo más exigente es más bien mediocre, con una sucesión de tópicos alucinantes mezclando los géneros del espionaje y la ciencia ficción.

El gran salto de calidad lo dan Sorrentino y Stewart. Estamos en un momento en que cualquier cosa que publiquen estos artistas es compra segura, y por su lado sin duda cumplen de forma sobresaliente, ofreciendo un comic que visualmente es una barbaridad. En la parte de Guerra Fría el estilo de ambos artistas enfatiza la sensación de paranoia y de individuos indefensos ante la fuerza de los estados, con una historia casi en blanco y negro repleta de sombras que rodean a los personajes.

En la parte espacial Sorrentino y Stewart realmente se salen, permitiendo la historia de Lemire el despliegue narrativo del artista italiano, planteando dobles splash-pages con unas composiciones brillantes que como siempre en Sorrentino, no se parecen a nada que se está publicando hoy en día. Ahora cuando leí la reseña de Astiberri compruebo que ellos también destacan las similitudes de esta obra con We3 de Grant Morrison y Frank Quitely, algo que se me hizo super evidente mientras leída el comic. Sin embargo, la narrativa de Sorrentino tiene tanta personalidad, amplificada por los brillantes colores de Stewart, que deja sensaciones super satisfactorias que evitan que el comic pueda considerarse derivativo del de Morrison y Quitely.

Comentaba que Lemire cumple sin más, pero también es verdad que muchas veces el escritor debe saber dar un paso al lado y dejar que los artistas se luzcan y sean los que verdaderamente destaquen de un comic. En este sentido, la historia de Lemire siendo básica permite el despliegue artístico de Sorrentino y Stewart, por lo que también podría decirse que cumple con lo que se espera de ella.

Primordial no es un comic que vaya a cambiarme la vida, pero tengo que reconocer que lo he disfrutado , y si eres fan de Sorrentino y Stewart, es una compra segura. Aprovecho para destacar también la estupenda edición de Astiberri en tapa dura, con un estupendo formato, un papel super adecuado y un precio en línea con la calidad del producto. La afición comiquera no es barata, pero este comic creo que justifica el precio de portada.

Comparto páginas de este comic:

Primordial es un buen comic con un dibujo sobresaliente, pero me hubiera gustado un poco más de profundidad en la historia.

PUNTUACIÓN: 7/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones. Y si quieres, puedes invitarme a un café.

¡Saludos a todos!