Archivo de la etiqueta: Kieron Gillen

Crítica de Once and Future vol. 4 de Kieron Gillen, Dan Mora y Tamra Bonvillain (Boom Studios)

Vuelve Once and Future, la genial actualización de los mitos artúricos obra de Kieron Gillen y Dan Mora, con color de Tamra Bonvillain, con un cuarto volumen publicado por Boom Studios (y Planeta Comics en España) que mantiene el nivel de lo disfrutado hasta ahora.

PUNTUACIÓN: 8/10

Vol. 4 Monarquías en el Reino Unido.

¡GUERRA DE REYES!

Bridgette, Duncan y Rose, junto con toda Gran Bretaña, son arrastrados al Otro Mundo. Es una tierra de monstruos depredadores y parece que las cosas no pueden ir peor.

Y por supuesto que pueden. Un rey rival se levanta para enfrentarse a Arturo, sumiendo a la tierra en una guerra civil… y ambos persiguen a Bridgette, Duncan y Rose mientras viajan por la tierra, tratando desesperadamente de encontrar una manera de devolver a Gran Bretaña a sus sentidos…

El escritor del New York Times Kieron Gillen se une al artista Dan Mora, ganador del premio Russ Manning, y a la colorista Tamra Bonvillain para presentar el siguiente capítulo de la serie nominada a los premios Hugo y Eisner.

Este cuarto volumen de Once & Future recopila nos números 19-24 USA.

Tras estos cuatro volúmenes, me gusta mucho la capacidad de Kieron Gillen de seguir sorprendiendo al lector utilizando en su historia a todo tipo de seres mitológicos más o menos conectados con las leyendas artúricas. Aparte de estupendas escenas de acción, las sorpresas y las apariciones especiales abundan en este comic que es todo diversión y entretenimiento. Once and future tiene claro el tipo de entretenimiento sin complejo que ofrece y página a página nos deja siempre con el mejor sabor de boca posible.

Desde Klaus, Dan Mora se ha convertido en uno de mis dibujantes favoritos y es este cuarto volumen aparte de transmitir una alucinante fluidez narrativa a cada página, también me indica que se lo está pasando genial dibujando este comic. En cierto sentido este comic me recuerda a Deadly Class y como Remender + Craig consiguen que la acción sea lo que cuente la historia. Si Once and future triunfa es por el guion y las locuras artúricas de Gillen, pero sin duda lo que marca la diferencia es la extraordinaria calidad artística de Mora, que ahora mismo mira de tu a tu a cualquier dibujante super estrella de Marvel o DC. De hecho, no sorprende su fichaje por parte de DC para el nuevo volumen de World´s Finest junto a Mark Waid, un comic al que le tengo muchísimas ganas.

Además de Mora, me gustan mucho también los colores de Tamra Bonvillain, que ayudan a diferenciar los espacios terrenales y sobrenaturales mientras resaltan la narrativa del comic amplificando los momentos más espectaculares y sangrientos. En este sentido, muchas veces cuando compras un comic de Boom o Vault un poco asumes que la historia estará chula pero el dibujo va a ser más flojillo. No es el caso para nada con este Once and Future, que me da un tipo de diversión genial que nadie más que Gillen, Mora y Bonvillain pueden ofrecerme, mucho mejor que muchos comics mainstream normales de las principales editoriales.

Comparto las primeras páginas de este cuarto volumen:

Once and Future me parece super entretenida y una lectura obligada para todos los fans de las historias de aventuras tipo Indiana Jones y de los mitos artúricos. Y lo mejor es que este cuarto volumen no levanta el pie del acelerador. Mientras mantengan este nivel, yo lo seguiré comprando encantado.

PUNTUACIÓN: 8/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Die Vol. 3 de Kieron Gillen y Stephanie Hans (Panini)

He vuelto al mundo de Die, el comic de fantasía creado por Kieron Gillen y Stephania Hans inspirado en el mundo de los juegos de rol. Comento mis impresiones del tercer volumen.

PUNTUACIÓN: 7/10

En 1991, seis adolescentes desaparecieron en un juego de rol de fantasía. Solo volvieron cinco. En 2018, cinco adultos se ven arrastrados de vuelta al juego, para descubrir que el sexto quiere que terminen la partida…

En el mundo de DIE, el juego es real y el tablero amenaza con cubrirse de sangre. ¿Quién es la reina y quiénes son sus peones? ¿Quien juega para ganar? ¿Quién ha olvidado para qué está jugando? ¿Y qué harán cuando se les recuerde lo que está en juego? El gran éxito de fantasía oscura aclamado por la crítica se vuelve épico en su tercer volumen.

Kieron Gillen (Once and future, Journey into Mistery, Star Wars) y Stephanie Hans (The Wicked+The Divine, Batwoman) nos transportan a un universo de fantasía y emociones humanas, en el que las únicas opciones son jugar o morir.

Este volumen recopila nos números 11 a 15 USA, publicados por Image Comics.

Compré en 2020 los volúmenes uno y dos de Die, y aunque me gustó la recreación que Gillen y Hans hacían del mundo de los juegos de rol, tampoco es que me volara la cabeza por varios motivos, empezando porque no soy jugador. Es por esto que no compré el tercer volumen el año pasado cuando Panini lo publicó en España. Sin embargo, la noticia de la publicación del cuarto y último volumen que cierra la historia me ha animado a ponerme de nuevo con este comic en previsión de la compra inminente del último tomo.

Y en este tercer volumen me he encontrado más de lo mismo para bien y para mal. Empezando por lo bueno, Gillen sigue desarrollando su historia con la precisión de un relojero suizo. La sorpresa de este tomo sobre la creación del mundo de Die, que confirma algo que ya fue sugerido en el tomo anterior, lleva la historia a un nuevo nivel de cara al climax final que tendrá lugar en el próximo tomo. Aunque Die sigue con la tónica de centrar cada grapa en uno de los cinco protagonistas vivos, Gillen plantea este comic como una lectura de tomo, de forma que los números 11 a 15 contenidos en este volumen se sienten como un arco con inicio y final dentro de la historia general.

Gillen está planteando Die además de para jugar con los arquetipos de los juegos de rol, en muchos casos para darles la vuelta, para rendir homenaje a los que él considera que son los padres (aunque sea a nivel de inspiración) de los juegos de rol. Si en el primer tomo Tolkien nos sorprendió con su presencia y en el segundo conocimos la historia de la familia Brönte, en este tercer tomo hay un nuevo invitado que me voló la cabeza. Este padre de la ciencia ficción moderna cuyo nombre no revelaré por si alguien no ha leído este tomo, es utilizado por Gillen para lanzarnos un pegote expositivo que le permita explicar la realidad (y el giro) de mundo de 20 caras donde los protagonistas viven sus aventuras. Y aunque en parte la sorpresa de la propia identidad del personaje y su conexión con los juegos de rol molan, realmente este tercer número sufre por el exceso expositivo y porque se nota que la función del personaje es precisamente esa.

En lo relativo a los protagonistas, hay que reconocer que Gillen se esfuerza en convertirles en seres complejos con defectos y problemas a los que deben sobreponerse si quieren volver a la Tierra. La complejidad de sus caracterizaciones me parecen dignas de elogio y me parece genial que alguno de ellos se comporten como el villano de la función, pero debo de reconocer que a pesar de todo no he logrado empatizar con ninguno, lo cual al final acaba siendo un problema. En este sentido, siento que al no haber sido jugador de rol me estoy perdiendo una parte fundamental del subtexto del arquetipo que representan, cosa que también me da una sensación decepcionante, al no triunfar los personajes como esperaba dentro de la experiencia lectora.

Stephanie Hans me parece una ilustradora increíble y sus imágenes me transmiten una tremenda expresividad, sobre todo con la utilización del color en cada escena. Pero ahora que me he leído los tres volúmenes de un tirón, parece como si estuviera sufriendo una involución mientras dibuja (pinta) Die, porque me da la sensación que cuenta cada vez peor la historia, con una nula fluidez narrativa a todos los niveles, entre viñetas y en si entre las diferentes páginas. No tengo claro si fue por los plazos de entrega o si hay un motivo concreto, pero la cosa va a peor con cada número. Y es una pena, porque como ilustradora ya digo que me parece brillante, pero esto resalta lo difícil que es contar una historia y cómo no es suficiente con dibujar bonito o saber crear momentos icónicos para ser una buena dibujante de comics.

Me está quedando una reseña negativa en esta última parte, pero existiendo estos elementos menos buenos, la verdad es que tengo ganas de conocer el final de la historia y si todos los protagonistas van a poder regresar a nuestro mundo. En breve compraré el cuarto volumen y os comentaré que tal estuvo el final.

¡Ah, por cierto! Comentar además que aunque es lo menos importante, me ha sabido mal que en este tercer tomo no hubieran los textos de Gillen en los que explicaba y daba contexto a diferentes elementos del comic. Entiendo que si no están es porque Gillen dejó de publicarlos en la versión USA, lo cual es una pena porque me parecían muy interesantes. En este sentido, las entrevistas a creativos del mundo del rol que si están incluidas en este tomo no podían interesarme menos, aunque sí me gusta la explicación de Hans sobre la paleta de color que utiliza en cada página y que le ayuda a crear el tono emocional que estima más conveniente.

Comparto las primeras páginas de este volumen:

Die se dirige al final y no ha dejado de ofrecer sorpresas y giros interesantes que me dejan con ganas de saber cómo termina la historia, incluso a pesar de un dibujo con el que cada vez conecto menos.

PUNTUACIÓN: 7/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Eternos 1-6 de Kieron Gillen, Esad Ribic y Matthew Wilson (Marvel Comics – Panini)

Con algo de retraso analizo el primer arco de la nueva serie de Eternos realizada por Kieron Gillen con el artista Esad Ribic y color de Matthew Wilson, que ha sido publicada por Marvel Comics y por Panini para aprovechar el interés en los personajes creados por Jack Kirby gracias a la película Eternals de Marvel Studios dirigida por Chloé Zhao.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

¿Qué sentido tiene una batalla que nunca termina? Durante millones de años, Los Eternos han vagado por la Tierra, protegiendo los secretos de la humanidad. Pero hoy se enfrentan contra algo nuevo: el cambio. ¿Pueden ellos, o cualquiera del planeta, sobrevivir a su último descubrimiento? De las mentes provocativas de Kieron Gillen (Viaje al misterio) y Esad Ribic (Secret Wars) llega una nueva visión de la mitología clásica Marvel.

Este primer arco de Eternos contiene los números 1 al 6 USA.

Ikaris, Sersi, Duende, Zuras, Festo, Kingo, Gigamesh, Druig… Reconozco que excepto por alguna aparición puntual en Vengadores y en otros comics Marvel, no he leído demasiado de los Eternos ni tengo especial interés en el mundo creado por Jack Kirby en los años 70, más allá de la importancia de los Celestiales han tenido en numerosos comics posteriores. Eso y el hecho que le reconozco habilidad a Kieron Gillen pero sus comics, tanto los escritos en Marvel como en su vena independiente, no me acaban de interesar, hicieron que no comprara en su momento este comic. Ahora que lo he leído, me sorprende que comparte ciertos elementos con la película de Chloé Zhao, lo cual me parece un elemento que en este caso le hace un favor de cara a un posible espectador que se acercara a la librería buscando un comic de estos personajes tras ver la película.

Gillen plantea su historia de forma muy interesante para conseguir que el comic sea una perfecta tarjeta de presentación de unos personajes poco o nada conocidos, las cosas como son. A partir de una «hickmanización» del universo creado por Jack Kirby, Gillen muestra una sociedad compleja en la que los 100 eternos creados por los Celestiales, a los que siguieron 100 Desviantes, llevan siglos viviendo en ciudades como Olimpia o Polaria fuera del continuo espacio temporal de la Tierra. Desde la primera página descubrimos que la denominación de Eternos viene además de por su larga longevidad, por su capacidad de ser resucitados y revividos en caso de muerte, aunque con el inconveniente de no poder tener descendencia, algo que no sufren los Desviantes, como descubriremos más adelante en la historia.

Gillen plantea que conozcamos a los diferentes personajes, cada uno con un interés propio, gracias a un «whodunit«, que ofrece el elemento novedoso a la historia y hace que nos enganchemos a la lectura con cada sorpresa y cliffhanger que iremos conociendo. La investigación de un asesinato y el convencimiento que Thanos pudo tener ayuda interna hará que los protagonistas inicien un viaje alrededor del mundo para encontrar a sus hermanos y hermanas, para que les ayuden a descubrir al asesino y en su caso, poder detenerle.

Gillen y Ribic van a estar en la serie 12 números, de los cuales estos seis números son la primera mitad de la historia con un giro final super impactante que hace que el mundo de los Eternos haya saltado por los aires y plantee un segundo arco que puede ser apasionante. De hecho, se me hace raro que en los comics que faltan publicar Gillen tenga tiempo de presentan a todos los personajes y lugares mencionados en las páginas de esquema / resumen que encontramos, y que tanto nos recuerdan a Hickman. En todo caso, de los que sí hemos conocido, me gusta la complejidad de todos ellos y cómo sus habilidades les convierten en seres super poderosos pero no necesariamente héroes, debido a los diferentes intereses de cada uno. De hecho, me gusta que de momento el comic NO sea una típica historia de Eternos vs Desviantes, más que nada porque eso ya lo hemos leído antes.

Los Eternos lo tenían todo para triunfar gracias al buenísimo guión de Gillen, y contra todo pronóstico, el dibujo de Ribic no lo he visto igual de bueno que en otras ocasiones y me ha impedido disfrutar de este comic como esperaba. Desde luego, no está al nivel de Thor o Secret Wars, y el caso es que estas historias épicas parecen amoldarse al estilo del dibujante croata como anillo al dedo. Aunque hay combates más grandes que la vida y escenarios fantásticos, Ribic ofrece muchas viñetas en las que las caras están apenas abocetadas, lo cual me sacaba una y otra vez de la lectura. Además, hay que reconocer que Ribic siempre ha sido un artista un tanto estático, pero tampoco en sus combates creo que estemos ante su mejor versión.

Sumado a esto, el color de Matthe Wilson plantea una paleta cromática plana en muchas viñetas que separe por ejemplo diferente momentos temporales. Sin embargo, el resultado final acaba quedando super plano y monótono, no ayudando a que la historia parezca vibrante, apagando la épica de las imágenes de Ribic. Wilson me parece uno de los mejores coloristas de Marvel, pero no he conectado con su elección cromática, que entiendo ha realizado en comunicación con Ribic, con el que ha colaborado en otras ocasiones.

Otro elemento que no me ha gustado es la rotulación del comic, algo de lo que nunca me quejo o me choca. Sin embargo, en esta historia se ha decidido (entiendo que en Estados Unidos) que la voz en off que hace las veces de narrador esté coloreado en azul oscuro sobre un fondo negro, lo que hace que sea difícil leerlo bien, sobre todo teniendo en cuenta que Matthew Wilson crea muros de color azul en los fondos en numerosos momentos, lo que hace que los bocadillos resalten aún menos. Una cosa es adornarse, y otra que la lectura no esté clara por culpa de la rotulación. Cosa que igual es un problema de imprenta, en las páginas que acompaño en .jpg los bocadillos se leen mejor de la realidad en papel, pero al final lo importante es la experiencia lectora, y en muchos momentos no fue buena.

Dentro que el comic me ha gustado y los giros planteados por Gillen me han enganchado, es una pena que el comic no haya estado aún mejor por estos elementos menos buenos. En todo caso, al ser una etapa de 12 números más algún especial, creo va a quedar una etapa perfectamente leíble y disfrutable.

Comparto las primeras páginas de este comic:

Me ha gustado el comic de Eternos sobre todo por la historia de Gillen, pero me sorprende que el dibujo de Esad Ribic no acabe de estar a la altura de lo que se esperaba de un comic de esta escala y epicidad.

PUNTUACIÓN: 7/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Un saludo a todos!

Crítica de Once & Future vol 3 de Kieron Gillen, Dan Mora y Tamra Bonvillain (Boom Studios)

La actualización de los mitos artúricos de Kieron Gillen y Dan Mora, con colores de Tamra Bonvillain, Once & Future, es un comic super entretenido que me drja siempre con ganas de más. Hoy comparto mis impresiones del tercer volumen editado recientemente en Estados Unidos por Boom Studios.

PUNTUACIÓN: 7,5/10

El siguiente capítulo de la serie aclamada por la crítica y nominada al premio Eisner en el que Bridgette, Duncan y Rose deben encontrar la manera de estar un paso por delante de Merlín y mantener las cosas en secreto, pero es una era moderna y los secretos nunca permanecen ocultos por mucho tiempo…

LO PEOR DE AMBOS MUNDOS

Aunque los monstruos de Beowulf pueden haber sido derrotados, la convergencia de historias significa que la conexión entre nuestro mundo y el Otro Mundo se vuelve peligrosamente delgada. Decidida a ir un paso por delante de los planes de Arthur y Merlin, Bridgette y Duncan comienzan con lo que saben, rastreando las últimas conexiones que tenía Nimue: los nacionalistas que usó para resucitar a Arthur y Lancelot. Pero encontrar al legendario caballero puede no ser suficiente, Merlín ha encontrado su última pieza del rompecabezas y llega hasta los niveles más altos del gobierno británico. Para evitar más caos, Bridgette, Duncan y Rose deben luchar más duro que nunca para mantener las cosas en secreto, pero es una era moderna y los secretos nunca permanecen ocultos por mucho tiempo …

El exitoso escritor superventas del New York Times, Kieron Gillen, se une al artista ganador del premio Russ Manning, Dan Mora, y la colorista Tamra Bonvillain para presentar el siguierte capítulo de la serie aclamada por la crítica y nominada al premio Eisner.

Este tercer volumen recopila los números 13-18 USA. Por si te interesa, dejo aquí los links a mis reseñas de los volúmenes uno y dos.

En los últimos meses me he llevado algún que otro chasco con algunos comics editados por sellos independientes como Boom Studios. A pesar de contar con guionistas super estrella, comics como We only find them when they re dead de Al Ewing y Simone Di Meo o Seven Secrets de Tom Taylor y Daniele Di Nicuolo han fallado por un apartado artístico que en mi opinión no ha estado a la altura. Y no hay que irse a Boom, porque podría decir lo mismo de Redneck de Donny Cates y Lisandro Estherren en Image Comics, aunque en este caso la historia de Cates sí me ha enganchado y me ha dejado con ganas de saber cómo termina la historia.

Digo esto porque es un placer poder disfrutar de un comic con un dibujo tan estupendo como este Once & Future, gracias a un Dan Mora en estado de gracia y perfectamente asociado a la colorista Tamra Bonvillain. Si Mora, cuyo Klaus junto a Grant Morrison es también un placer para la vista, dibujara en Marvel o DC, no tengo duda que sería uno de sus artista estrella, porque su narrativa es perfecta y su estilo de línea fina orientada a facilitar la comprensión de la historia siempre contando con un punto de vista espectacular le convierten en un artista perfecto para historias planteadas en el mainstream.

Mora y Kieron Gillen me transmiten con cada tomo que se lo están pasando genial realizando este comic, jugando a subvertir y actualizar los mitos artúricos con esta historia de tono ligero pero que no se corta a la hora de mostrar elementos gores. El rollo aventurero / arqueológico le va perfecto a la historia, y me flipa la inventiva de Gillen a la hora de conectar todo lo conectable del mundo de los caballeros y las leyendas medievales.

Once & future no es un comic sesudo, tiene claro su faceta de entretenimiento ligero y un poco punki. Pero al igual que me pasa con la saga de Misión Imposible, no hay nada malo en plantear un comic de este estilo mientras lo hagas bien y pongas el corazón en el sitio correcto. Y este comic lo tiene. Si un buen comic tiene que tener una buena historia que te enganche y haga que quieras seguir leyendo y conocer cómo termina la historia, todo ello contado con un dibujo estupendo, no se le puede pedir más a este comic.

Comparto las primeras páginas de este tercer volumen:

Once & future me parece super entretenida y una lectura obligada para todos los fans de las historias de aventuras tipo Indiana Jones y de los mitos artúricos. Y lo mejor es que este tercer volumen no levanta el pie del acelerador. Mientras mantengan este nivel, yo lo seguiré comprando encantado.

PUNTUACIÓN: 7,5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Once and Future Vol. 2 de Kieron Gillen y Dan Mora (Boom Studios)

Once & Future, el comic de Kieron Gillen y Dan Mora con colores de Tamra Bonvillain, publicado por Boom Studios e inspirado en las leyendas artúricas, fue una de las sorpresas comiqueras del año pasado. Compruebo con el segundo volumen que acaba de llegar a mi poder que mantiene las señas de identidad que lo convirtieron en un must-read para los amantes de las aventuras fantásticas.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Aunque Bridgette y Duncan impidieron que el Rey Arturo recuperara el grial, sus acciones accidentalmente han dejado al Otro Mundo en ruinas, permitiendo que aparezcan nuevas leyendas y personajes, y traen consigo un mundo de problemas. Cuando un casco del Museo Británico es robado, Bridgette y Duncan se enfrentan a otro héroe de antaño, uno que los llevará a enfrentarse al desafío más formidable hasta el momento… una bestia y su madre.

El exitoso escritor del New York Times Kieron Gillen (The Wicked + The Divine, Star Wars) y el artista ganador del premio Russ Manning Dan Mora (Buffy The Vampire Slayer, Klaus) presentan el siguiente capítulo de la serie aclamada por la crítica.

Este volumen recopila los números 7-12 de la serie regular USA publicada por Boom Studios.

La idea de situar en la Gran Bretaña actual las aventuras de esta abuela «bad-ass» que tiene que enseñar el oficio familiar a su inocente nieto y como se ven envueltos en una aventura con reminiscencias al mejor Indiana Jones con los mitos artúricos de nudo conector me pareció una idea antológica que creaba un comic super entretenido con unas enormes posibilidades para seguir contando nuevas historias.

Este segundo volumen obviamente no tiene el plus de sorpresa y molonidad que supuso empezar a leer el comic por primera vez, pero nos mete en una nueva aventura a cuenta de nuevos personajes sacados de la literatura medieval británica que prefiero no mencionar para que disfrutéis del momentazo cuando lo leáis. Lo que me queda claro leyendo este comic es que Kieron Gillen, su escritor y creador, está disfrutando como un enano con este comic.

El tono de aventura ligera con grandes dosis de acción y sangre es el perfecto que la historia requiere, y en eso una gran parte del éxito es el sobresaliente apartado artístico formado por Dan Mora y los colores de Tamra Bonvillain. Mora tiene un lápiz fino y con una perfecta creación de personajes que no se esconde en los momentos más gores, con una estupenda narrativa que consigue que sus viñetas cuenten la historia perfectamente sin necesidad de textos de apoyo. Si con Klaus junto a Grant Morrison ya me hice fan suyo, Once & future está confirmando su nivel de artista super estrella.

Además de Mora, me gustan mucho también los colores de Tamra Bonvillain, que ayudan a diferenciar los espacios terrenales y sobrenaturales mientras resaltan la narrativa del comic amplificando los momentos más espectaculares y sangrientos. En este sentido, el apartado artístico de este comic puede mirar de tu a tu cualquier comic de Marvel y DC sin desmerecer en nada, algo que no siempre puede decirse con la mayoría de comics indys.

Once & future es como un buen blockbuster veraniego, entretenido y sin pretensiones, que triunfa al ofrecer justo lo que se espera de él. Un comic que me ha encantado y que espero que no me haga esperar otro año entero en disfrutar su siguiente aventura.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.