Archivo de la etiqueta: Jonathan Hickman

Crítica de Inferno 1 de Jonathan Hickman y Valerio Schiti (Marvel Comics – Panini)

Inferno es la última serie guionizada por Jonathan Hickman antes de su anunciada retirada de la franquicia mutante. La serie de 4 números cuenta en su estreno con dibujos de Valerio Schiti y color de David Curiel, y en mi opinión resalta los problemas que tengo actualmente con los mutantes de Marvel desde su reinicio.

PUNTUACIÓN: 6/10

¡La culminación de la Etapa Hickman comienza aquí! Los gobernantes de Krakoa han jugado un peligroso juego con una peligrosa mujer. Ahora, van a arder por culpa de sus acciones. El cerebro de los mutantes, Jonathan Hickman, conduce sus planes a un punto culminante, junto a una increíble alineación de artistas que arranca con Valerio Schiti, mientras una mujer cumple su promesa de que Krakoa arda hasta los cimientos…

Este comic incluye Inferno 1 USA, que Marvel publicó en Estados Unidos con fecha de portada septiembre 2021. El comic de Panini cuenta con 52 páginas, incluyendo en esta grapa doble las diferentes portadas alternativas.

Me ha dejado muy frío la lectura de este primer número de Inferno, lo digo como lo siento. Aparte de la sorpresa final de la grapa, más que interés por lo que está por venir lo que nos ha contado Hickman parece planteado para resaltar lo complejas que son sus historias que tenía pensadas desde el comienzo de su etapa, y el error que hace Marvel al dejarle marchar. Un tema que me llama la atención es que leí este comic justo a continuación de La Edad Oscura de Tom Taylor e Iban Coello, lo que aún hizo que fuera más evidente que mientras en el comic de Taylor pasan muchísimas cosas interesantes en su 40 páginas (32 de historia), en Inferno prácticamente no pasa nada en las 40 páginas del comic aparte de recordar cosas que ya sabiamos hasta llegar al monumental cliffhanger final. Y nada es NADA.

Y es que Hickman repite un recurso narrativo que ya utilizó en X de Espadas que es repetir una escena clave del reinicio mutante de Dinastía de X / Potencias de X para dotarla de un significado ampliado en la historia de ese momento. Si en X de Espadas fue la narración de la creación y separación de Krakoa y Arakko que fue el preludio del evento, con la trampa añadida de repetir la escena no una sino en dos ocasiones, en Inferno Hickman nos vuelva a contar la escena de Dinastía de X 2 en que Moira se encontró por primera vez con Mística y Destino al final de su tercera vida, resignificando el diálogo de Moira antes de ser asesinada dotándolo de una mayor ambigüedad respecto a lo visto hasta ahora. Y el caso es que los recursos narrativos no son buenos ni malos, depende de cómo se utilicen. En mi caso, leer esto mismo en dos comics de Hickman con apenas de un año de diferencia me empieza a sonar como los diálogos de Bendis que en su momento me sorprendían y me gustaban, pero acabaron resultando repetitivos y le veía a Bendis todas sus costuras como narrador. Pues esas mismas costuras se las estoy viendo a Hickman ahora mismo.

Está claro que Hickman plantea historias río complejas, pero ¿en serio es necesario volver a contar un diálogo que tenemos en el Dinastía de X, aunque sea ampliado? Y se que la lógica indica que se vuelve a contar para que un lector que no leyera esos comics anteriores entienda lo que está pasando en Inferno, pero sinceramente habría que negar la mayor, ya que no acabo de creerme que nadie no haya leído HoX/PoX quiera acercarse a este comic que se vende precisamente como el cierre de la primera temporada de Hickman en la franquicia mutante.

Hay un elemento que también debo comentar que este Inferno 1 me ha recordado, y es que “complejo” no tiene porqué equivaler a “bueno”, un error que no dejo de sentir cuando leo reseñas de la actual etapa mutante. Y es que Moira McTaggert informó a Charles Xavier y a Magneto (Erik) que las dos principales amenazas para la supervivencia de los mutantes eran Destino y Nimrod. Charles y Erik tenían que evitar por todos los medios que la primera pudiera resucitar, argumento que claramente les va a estallar en la cara en Inferno.

Mientras, tras la misión dirigida por Cíclope en Dinastía de X 3 y 4 al satélite de Orchis que destruyó el Molde Maestro pero a la larga no evitó la creación de Nimrod, este comic nos informa que aparte de la misión de Mística contada en Patrulla X 21 (X-Men 20 USA), los mutantes han puesto en marcha diferentes misiones que se han saldado con fracasos sucesivos. Y puede entenderse que la misión suicida de Mística de dicho número estaba precisamente planteada para que fracasara para que Charles y Magneto tuvieran una excusa para NO resucitar a Destino. Eso es una cosa. Pero enfrentarse a un evento de extinción y mandar a tres miembros de X-Force es algo que no tiene sentido y está destinado al fracaso en un momento en que no pueden permitirse fallar. Y se que frente a la ley mutante de “No matarás humanos”, precisamente X-Force son los black-ops con permiso para romper esta norma, por lo que se entendería que Charles les usara sólo a ellos para hacer un intento UNA VEZ. Pero que hayan varios intentos sucesivos usando a los mismos mutantes es un argumento que no se sostiene. Y si ya no me cuadraba antes, tras el especial Escala Planetaria la cosa cuadra aún menos, de forma que los mutantes no deberían tener ningún problema a enfrentarse a esta amenaza atacando a Orchis con toda la potencia de sus mutantes Omega. Sin embargo, me da la sensación que la historia-río y el worldbuilding para el futuro ciegan a Hickman y a la oficina X provocando que las historias AHORA hayan perdido el interés o la lógica más elemental.

Y no descarto que dada la narrativa fragmentada de Hickman aún puedan producirse giros sorprendentes a lo largo de la miniserie en lo relativo a los ataques de X-Force a Orchis que resignifiquen lo visto hasta ahora. Porque ya ni entro en la facilidad absurda con que los mutantes dejan que cadáveres suyos caigan en manos de sus enemigos, otra absurdez que me está fastidiando bastante y que aparentemente va a ser desarrollado en La Patrulla X de Gerry Duggan. De hecho, nada me gustaría más que ser sorprendido en los próximos números, porque aún recuerdo que Hickman sufrió un bajón en su última etapa en Vengadores pero sus Secret Wars resultaron perfectas. Pero si la historia de Inferno va como se supone del triángulo Destino, Mística y Moira, no tengo claro que vaya a quedar mucho tiempo para la trama de Orchis / Nimrod cuando el mundo de Krakoa empiece a arder, tal y como nos vende la publicidad de Marvel / Panini. Espero sinceramente que Hickman me calle la boca con una buena historia, nada me alegraría más.

En el lado del dibujo, me he llevado otro chasco importante. No porque el dibujo de esta grapa esté mal, es estupendo de hecho, sino porque acabo de enterarme que Valerio Schiti NO va a dibujar los números dos y tres, que van a estar a cargo de Marco Checchetto y R.B. Silva respectivamente, para volver para el último número. Que Marvel no pueda conseguir mantener el mismo equipo artístico ni en una serie de cuatro números es una decepción tremenda. Ampliado por el convencimiento que realmente no es que no pueda, es que no quiere. Y además saben que estos cambios no afectan a las ventas porque los lectores tragamos.

Una vez hecha la queja, realmente Valerio Schiti con color de David Curiel creo que cumplen con nota en un comic en el que realmente Hickman no les da momentos para el lucimiento. De hecho, hay varias escenas dibujadas de forma que recuerdan a sucesos ya vistos en comics previos que me hacen dudar de lo que Hickman está planteando con su narración fragmentada y cuánto de lo que habiamos visto hasta ahora se va a demostrar falso de alguna manera alambicada. De hecho, ¿puede ser posible que esta sea la undécima vida de Moira, y no la décima nos han contado hasta ahora, y Hickman nos vuele la cabeza durante la miniserie? Como véis, aún albergo la esperanza que Inferno me deje con buen sabor de boca. Mientras la historia cuadre y me guste el final, no tendré problema en que mis especulaciones se demuestren equivocadas.

Cada vez conecto menos con los comics mutantes de Marvel. Y mira que me subí al carro de HoX / PoX y su historia de voló la cabeza. Pero mes a mes el globo no deja de desinflarse. De hecho, si Inferno debe servir de inicio de la nueva etapa post-Hickman, como no cuadre puede ser el momento perfecto para bajarme del carro.

Comparto las primeras páginas de este comic:

Aunque espero que Hickman se haya guardado varios ases en la manga que irá soltando en los próximos meses, lamento tener que decir que este arranque de Inferno no me ha entusiasmado, más bien al contrario. Me gustaría pensar que la cosa va a mejorar, pero no las tengo todas conmigo al tener al Hickman más cerebral y concentrado en el worldbuilding futuro a costa del entretenimiento actual, preparando los juguetes para que los remoten los siguientes autores.

PUNTUACIÓN: 6/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Merodeadores 18, X-Force 15 y Patrulla X 22 (Marvel Comics – Panini)

Octubre nos trae a los lectores españoles la muy anticipada Gala Fuego Infernal de la franquicia mutante. Voy a comentar mis impresiones de los comics que compro (Merodeadores, X-Force y Patrulla X) en el orden de lectura recomendado por Panini, lo que supone, creo, la primera mitad de la historia.

MERODEADORES 18 de Gerry Duggan y Matteo Lolli

Un título perteneciente a «Gala Fuego Infernal». La Sociedad Mercantil Fuego Infernal ha organizado el mayor evento de la temporada. Todo el mundo estará allí: tus mutantes favoritos, sus aliados más cercanos… e incluso sus peores enemigos. Durante una noche, comerán, beberán, establecerán lazos diplomáticos y disfrutarán de los fuegos artificiales.

Contiene Marauders 21 USA

Merodeadores plantea el comienzo de la Gala Fuego Infernal, un concepto de historia diferente cuya valoración final habrá que hacer dentro de dos semanas cuando se publique el especial Patrulla X: Escala Planetaria de Duggan con Pepe Larraz, que cierra las tramas de esta Gala y presenta la que será la nueva serie de Patrulla X que se lanza el mes que viene.

Digo esto porque leyendo esta grapa en concreto, la sensación que me dejó es que me ha dejado más que a mitad, ya que el comic no deja de presentar elementos que entiendo serán desarrollados en las siguientes grapas mutantes, por ejemplo la reunión de Tony Stark con Quentin Quire, pero sin llegar a mostrar en esta grapa elementos verdaderamente potentes o interesantes, más allá de presentar el propio marco de la fiesta. De hecho, hay dos páginas finales situadas una vez que la fiesta ha terminad que me dejaron muy loco, al hablar varios personajes de algo que ha pasado en otro comic que ahora mismo no sabemos qué es. Una cosa es tener conexiones, otra esta sensación de haberse quedado a mitad de todo. Sensación que no es para nada buena.

El comic tiene un elemento central y es que además de lo que hacen los mutantes en la fiesta, varios embajadores de países que no comulgan con las ideas de Xavier y Magneto, parece que están aprovechando la fiesta para conspirar e unirse en una causa común frente a Krakoa. Este argumento queda a mitad, como todo lo demás, a falta de la resolución en el especial de Patrulla X, lo cual hace difícil valorar una historia de Duggan que está a mitad en todos los aspectos.

Sin embargo, hay un aspecto que NO me ha gustado. Mola que los 4 Fantásticos y los mutantes se reúnan para limar sus diferencias tras su miniserie en común, y está genial ver juntos a Kate Pryde y Franklin Richards, pero Kate le hace una broma que resulta cruel y queda fuera de personaje. Hay una opinión que he leído en redes sociales y es que los mutantes de Hickman son un poco gilipollas y su chulería y superioridad hacen que no acaben de caerte bien. Esta escena es buen ejemplo de ello.

El comic por otro lado está estupendamente dibujado por Matteo Lolli, con color de Edgar Delgado. Y creo que realiza un estupendo trabajo eniendo en cuenta todos los personajes que asisten a la fiesta y sobre todo, los nuevos trajes de fiesta que llevan los mutantes a la fiesta. Sobre esto, destacar los 3 diferentes que lleva Emma frost durante la velada, resaltando que ella es sin duda el centro de atención.

A falta que me vuelen la cabeza con la conclusión de la historia, esta Gala Fuego Infernal no me ha impresionado, de hecho me ha dejado más bien frío. Otro claro ejemplo que a veces hacer algo diferente no lo convierte automáticamente en mejor.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

X-FORCE 15 de Benjamin Percy y Joshua Cassara

Un título perteneciente a «Gala Fuego Infernal». Puede que tengamos una fiesta, pero alguien debe trabajar. Después de que se descubra que algunos invitados tienen planes oscuros, X-Force necesita ensuciarse las manos para mantener lejos los problemas… ¡antes de que se desmanden!

Contiene X-Force 20 USA

De los tres comics que he leído, X-Force es el que me ha ofrecido una lectura más satisfactoria. Por un lado, a pesar de la gala en si, Benjamin Percy consigue continuar con sus tramas propias de una forma modélica, como el ser vegetal surgido de Tierra Verde o las maquinaciones de Bestia que distan mucho de ser «puras». Las labores de seguridad de Lobezno, Dominó y Sabia están contadas de forma super chula, y la aparición de un personaje sorpresa que busca alborotar la fiesta ofrece una escena de acción soberbia de gran salvajismo. Como no puede ser de otra forma al estar en X-Force.

Hay un par de escenas que fueron presentadas en el comic de Merodeadores que se amplían en este comic, pero esto sucede sin entorpecer la lectura, quedando un comic super entretenido. Además, el hecho que este número termine en cliffhanger que se continúa en Lobezno, a la venta dentro de dos semanas, sirve para asentar la sensación que Percy ha establecido su subuniverso dentro de la franquicia mutante, haciendo saltar tramas de una serie a la otra.

Otro detalle decisivo para hacer que este comic triunfe como lo hace es tener a Josua Cassara dibujándolo en su totalidad, con color de Guru-eFX. Realmente el nivel general de Marvel en lo referido a sus dibujantes me parece muy alto, con gente como Pepe Larraz, Joe Bennet, Marco Checchetto, Iban Coello, Ryan Stegman. Pero sinceramente, Cassara no tiene nada que envidiarles. Sus personajes sudan personalidad, su narrativa es clara y fluida y sus escenas de acción salvajes, no se le puede pedir más a un comic de pijameo.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

PATRULLA X 22 de Jonathan Hickman, Russell Dauterman, Nick Dragotta, Sara Pichelli, Lucas Werneck

Un título perteneciente a «Gala Fuego Infernal». ¡El debut de los héroes de Krakoa! Un cambio de guardia que coincide con la llegada del primer grupo de La Patrulla-X desde que tuvo lugar la revolución de Krakoa. Una era termina, otra empieza… y el traspaso de poder tiene lugar aquí. Último número del actual volumen de Patrulla-X.

Contiene X-Men 21 + Hellfire Gala Official Guide one-shot USA

Debo estar muy pejiguero, pero este comic de Patrulla X me parece que ejemplifica de maravilla el aspecto sacacuartos alargado en exceso en que se ha convertido la franquicia mutante.

Por un lado, tenemos un comic con 21 páginas que está dibujado por ¡4 dibujantes! Whaaat?!! ¿Cómo es posible que a nadie de Marvel le haya parecido algo malo? Acepto que Hickman ha colado a su colega Nick Dragotta (cuyo estilo no me gusta) para la parte de 5 páginas con Namor, y por supuesto las 6 páginas dibujadas para Russell Dauterman presentando a la nueva alineación de la Patrulla X son estupendas. Pero luego tenemos cinco páginas de Lucas Werneck y otras cinco de Sara Pichelli que realmente no se sostienen y me parecen EL cáncer que asola los comics Marvel actuales, y es la sensación que los comics se venden solo aunque el dibujo sea montonero y no esté a la altura. Y entiendo que Dauterman no podía dibujar en su totalidad el comic ya que ha hecho todos los diseños de los vestidos de fiesta y sus correspondientes portadas alternativas, pero que Marvel se sienta satisfecho de haber publicado este comic con 4 dibujantes me parece penoso.

Pero es que además, al final tenemos un número entero para conocer la alineación de la Patrulla X, lo que realmente es alargar de forma ridícula con la excusa de la Gala Fuego Infernal una situación que no daba tanto de si. De hecho, otras veces en el pasado este tipo de presentación no hacían ni falta, mostrándoles mientras salen a su primera misión. Lo que esto deja en evidencia en que cada vez conecto menos con las premisas de Hickman y sobre todo, con la forma en que Marvel está estirando el chicle.

Esta grapa de Panini es doble, ya que sin indicarlo en la solicitación de su pégina web han añadido por el morro el One-Shot de la Guía d la Gala Fuego Infernal, que es lo que de verdad explica de qué va esta historia. El One-shot es un especial exclusivamente dedicado a mostrar los diseños de los trajes que llevan todos los mutantes a la fiesta, mostrando que lo importante más que la historia (¿qué historia?) realmente es lo superficial, lo accesorio. Pero que permite a Marvel realizar un montón de portadas alternativas con las que seguir alimentando el consumismo compulsivo de los compradores de arte. Aunque entiendo que Panini haya añadido este especial en la grapa de Patrulla X, realmente hubiera preferido que lo hubieran sacado aparte para no tener que comprarlo, ya que los trajes no pueden traerme más sin cuidado, además que el mes que viene ya se habrán olvidado de ellos. Pero claro, ellos saben igual que nosotros que de publicarlo en un comic aparte no se hubiera vendido nada.

Se cierra la etapa de Jonathan Hickman en Patrulla X y la verdad es que cada vez le estaba viendo más problemas, en lugar de disfrutar con lo que nos cuenta. Y diría que incluso Marvel se dió cuenta que la cosa no funcionaba como debería, al haber provocado el cambio de premisa. Espero que todos ganemos con la llegada de Duggan, desde luego tener a Pepe Larraz si va a ser una gozada.

PUNTUACIÓN: 6/10

En resumen, de momento esta Gala Fuego Infernal me ha parecido un BLUFF de grandes proporciones. Copiando la gala del Metropolitan de Nueva York, es una excusa burda de crear un pase de modelos que permitan la creación de decenas de portadas alternativas, que parece que debe ser lo más importante para Marvel ahora mismo. ¡Ojalá me callen la boca dentro de 15 días con el especial Escala Planetaria, pero lamento decir que pinta a que no va a ser así!

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

La revolución Substack para los autores de comic

Analizo en mi nueva columna de opinión la revolución que Substack puede significar para la independencia económica y creativa de los autores de comics.

El pasado agosto una noticia revolucionó el mundo del comic mainstream americano, al anunciar James Tynion IV que abandonaba su puesto como guionista de los comics de Batman y Joker de DC Comic para centrarse en publicar sus propias obras de creación propia utilizando el servicio / web de creación de newsletters de pago Substack. Tras el anuncio de Tynion, otros autores también anunciaron que se unían a Substack (aunque con diferencias a las que luego volveré): Jonathan Hickman, Chip Zdarsky, Saladin Ahmed, Scott Snyder, Donny Cates y Ryan Stegman, Jeff Lemire o Skottie Young. Un autentico all-star de profesionales del mundo del comic con un importante apoyo de los fans.

Antes de preguntarme si el mundo editorial está en peligro, (no lo está), habría que ver primero qué es exactamente Substack. Se trata de una web para la creación de newsletters que permiten la generación de ingresos para los autores mediante un sistema de suscripción. NO se trata por tanto de una nueva editorial que vaya a competir con Marvel, DC o Image, sino un contenedor donde cada autor puede crear y publicar contenidos sobre los que mantiene el 100% de los derechos, pudiendo crear con total libertad y seguridad, dado que los ingresos que se generan les llegan antes incluso que haya publicado nada. En ese sentido, el sistema de pago de Substack tiene muchas similitudes con un crowfunding, en el que los mecenas apoyamos a un autor para que pueda realizar su obra.

A partir de la locura de interés hacia Substack, descubrí que la newsletter gratuita de Jason Aaron a la que estoy suscrito desde hace tiempo se publica desde una cuenta de Substack, por lo que queda claro que hay opción de crear contenidos gratuitos y otros de pago. Un elemento importante es que el propio hecho de suscribirse a una newsletter de un autor ya le da un montón de información, ya que soy un comprador potencial que quiere recibir información de sus próximos lanzamientos. Cuando anuncian algo, Aaron, Millar o Brubaker (a cuyas newsletters también estoy suscrito) saben que miles de lectores reciben sus anuncios y podriamos comprar los comics en cuestión cuando salgan.

Dentro del servicio de pago, Substack ofrece tres opciones de pago. El primero pagar mensualmente 7 ú 8 dólares al mes (en función del autor), realizar una suscripción anual por 70 / 80 dólares al año, (también en función de cada caso), o convertirse en suscriptor “Premium”, pagando un importe importante limitado a pocas personas, que recibirán a cambio más beneficios, algo que de nuevo recuerda a las recompensas de los crowdfundings.

La revolución para los autores radica en que aparte de mantener los derechos de su obra, Substack ofrece de forma general el 90% de estos ingresos a estos autores de forma automática, de forma que un escritor que tenga 800 suscriptores mensuales, puede cobrar en ese momento más de 4600 dólares al mes, lo cual es una gran cantidad de dinero que permite una estabilidad financiera que los autores no pueden ni soñar cuando hablamos de comics de creación propia en editoriales como Image o más pequeñas.

Kelly Sue DeConnick lo explica perfectamente en su newsletter: “Un comic de creación propia, por otro lado, podría, si tiene mucha suerte, venir con un anticipo que generalmente solo permitirá pagarle al colorista y al rotulador su tarifa completa. El artista recibe una tarifa reducida y el escritor generalmente espera hasta que el libro tenga ganancias para recibir el pago. Lo cual, si la primera edición se vende bien, significa 90 días después de que el libro llegue a las librerías. (Lo que podría ser un año después de que comenzara a trabajar en él). Pero puede llevar mucho, mucho más tiempo. Años a menudo. Conozco escritores muy exitosos en comics muy exitosos que nunca han visto un centavo de las ventas directas en el mercado de ciertos títulos. Y es lo que es, conocemos el trato cuando entramos, pero es por eso que una generación de escritores de los que venimos se ha esforzado por equilibrar el WFH (Work For Hire – los trabajos para Marvel o DC de encargo) y las obras de creación propia.”

Pero esto es a nivel general, ya que autores TOP como Tynion han recibido además un contrato “SubstrackPro” por el que además de recibir ingresos de suscriptores, Substrack les paga mensualmente como reclamo para llamar la atención de otros autores y se animen a comenzar a publicar en Substrack, que incluso incluyen extras importantes como poder contar con un seguro médico, algo vital en Estados Unidos. La web gana un porcentaje de los ingresos de los suscriptores, así que cuanta más gente publique y reciba ingresos, mejor le irá a la compañía.

El anuncio de Tynion de trabajar casi en exclusiva a través de Substrack era entendible porque supone un sueño hecho realidad para un escritor, y es que le paguen POR ADELANTADO para que haga lo que quiera, desde comics, prosa, historias largas o cortas, antologías… contenidos que el propio Tynion reconoce que son de difícil viabilidad comercial, pero que él tiene ganas de probar como creador que es y que cree que merecen ser vistos por un público ansioso de obras diferentes. Como digo, es un sueño hecho realidad, y se entiende que Tynion se lanzara a una oferta que posiblemente sea de las de “una vez en la vida”, abandonando su bien pagado trabajo en DC, por el que no tenía ninguna propiedad.

Pero la realidad es que el caso de Tynion es único, ya que el resto de autores de la lista antes mencionada NO abandonan sus trabajos de encargo en Marvel o DC, sino que lo plantean como un complemento además de su trabajo actual. Hickman de hecho salió inmediatamente a negar que su acuerdo con Substack tuviera nada que ver con su marcha de las series mutantes, algo sobre lo que ya hablé aquí, y que planeaba seguir en nómina de Marvel creando contenidos para ellos durante mucho tiempo. Algo que también van a hacer autores como Zdarsky, Cates o Lemire.

El propio acuerdo de Substack hace completamente compatible que el núcleo duro de fans de estos autores vean antes que nadie estas obras de creación propia a través de su newsletter, y el proceso como fueron creados, con que posteriormente estas obras sean publicadas en papel más adelante a través de la editorial que elijan, por lo que tampoco se trata de un acuerdo que pueda perjudicar de ninguna forma a las librerías especializadas de comics, restándoles oferta o compitiendo contra ellos.

Y este aspecto es clave, ya que el único pero que le veía de inicio al modelo de negocio Substack es que en mi caso no veía viable económicamente pagar 7/8 dólares a cada autor que me gusta sin tener claro qué tipo de publicaciones iban a hacer en un mes concreto. No tengo problema en comprar los tomos cada vez que salen, pero pagar por tener a mi disposición un making-of a mi no me encajaba. Una vez he conocido varios ejemplos de newsletters, incluso sin suscribirme a las opciones de pago, y leí varias entrevistas, tengo claro que estamos ante una fuente alternativa de ingresos para los creadores, lo cual siempre es positivo, y que cuando llegue el momento, podré leer en papel las obras que me interesen, así que todos salimos ganando.

Ed Brubaker lo explicó perfectamente en su newsletter: “No veo que los cómics de Substack sean disruptivos ni perjudiquen a los editores o minoristas. Aparte de Tynion, parece que la mayoría de los creadores que se han unido solo están añadiendo más trabajo a sus horarios y siguen haciendo comics para Marvel, DC, Image, Dark Horse, etc. Lo esto significa es que a algunos autores populares les están ofreciendo dinero (en algunos casos, MUCHO dinero) para iniciar newsletters, muy parecido a esta que estás leyendo ahora mismo, donde también publican nuevas historias de cómics en forma de serie a medida que las completan, y también ofrecen material de making-of y como han creado esta obra. Esto no es algo que tenga como objetivo enfrentarse a las grandes editoriales o competir con los cómics que venden 100.000 ejemplares en las tiendas de cómics. Se trata de creadores que encuentran a sus fans más acérrimos que quieren ver cómo se crean los libros y escuchar cómo funciona el proceso, y están dispuestos a pagar por ese acceso. No todos los lectores de cómics estarán interesados en esto, lo cual está bien, no está diseñado para atraer a todos los lectores. Se trata de una pequeña audiencia (entre 500 y algunos miles de lectores) que paga por adelantado para ver a los creadores hacer algo.”

Y es que aparte del acuerdo “SubstackPro” de Tynion y otros, en la web se indica que un autor con 2000 suscriptores, una cifra realmente modesta si hablamos de ventas de comics en librerías, cobraría al mes más de 11.000 dólares cada mes, una cantidad inmensa que le permite vivir sobradamente y sólo te tengas que preocupar de crear tu mejor trabajo.

Hay otro elemento importante del modelo de negocio de Substack y cómo los autores lo consideran mejor que los algoritmos de las redes sociales. Y es que Facebook, Twitter o YouTube trabajan con algoritmos que conectan lo que ves con otros contenidos similares, de forma que ellos trabajan y buscan el engagement que genere vistas, aunque sea con “clickbaits” o contenidos polémicos que generen reacciones airadas a favor o en contra. Frente al ideal utópico del intercambio libre de información, las redes sociales se han convertido en cajas de resonancia en las que sólo recibimos aquello que confirma nuestros puntos de vista, provocando una radicalización indudable de su audiencia y una disminución efectiva del intercambio de opiniones contrapuestas.

Sin embargo, Substrack no tiene algoritmo, si te suscribes a la newsletter de Tynion sólo recibirás información suya, por lo que no es posible acabar recibiendo información de otros autores que no te interesen o que compartan ideas que no te gusten o las consideres ofensivas. Además, la web se financia con las suscripciones, por lo que está libre de publicidad, lo cual es también otro elemento importante a tener en cuenta.

Por estos motivos, no me extraña que tantos autores hayan querido participar. No todos, claro. Aaron por ejemplo afirma estar super contento con su asociación con Marvel, y Brubaker comenta que Substack les ofreció este mismo acuerdo a Phillips y a él pero que no lo aceptaron porque de hecho ya están publicando todo lo que quieren con total libertad con Image Comics, por lo que sus sueños ya se han cumplido en este aspecto.

Sin embargo, Brubaker acertó en su análisis, porque Tynion, Snyder y Hickman SI aparecen como poseedores de “miles de suscriptores”, pero otros autores como Zdarsky, Cates, Lemire o Young sólo tienen “cientos”, y otros autores como Molly Knox Ostertag simplemente aparece “creada la newsletter hace un mes”. Entiendo que obviamente hasta que no empiecen a publicar regularmente carece de sentido suscribirse y pagar, pero esto confirmaría que estamos ante una plataforma con un alcance muy limitado, pero que permite tener una mayor estabilidad financiera a los participantes, lo cual no es poca cosa para empezar. Pero estamos aún muy lejos de tener un modelo viable para autores que no sean de primer nivel con una base ya establecida de seguidores, algo que excepto en casos puntuales, sólo puede conseguirse a partir de trabajar en las grandes editoriales tipo Marvel o DC Comics.

Les deseo suerte a todos estos autores y al modelo que plantea Substack. De hecho, ojalá este negocio tenga mucho éxito y cada vez más autores puedan crear sus mejores trabajos con libertad, independencia y estabilidad financiera, lo que haga que sólo tengan que preocuparse de crear sus mejores obras, no de como van a llegar a final de mes. Todo lo que sea dar más libertad y tranquilidad a los autores será siempre bienvenido.

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

Crítica de Patrulla X 21, Merodeadores 17 y Lobezno 12 (Marvel Comics – Panini)

Tras dejar de comprar Nuevos Mutantes el mes pasado, y sin ración de SWORD este mes, mi repaso de los comics mutantes de Marvel que compro se reduce a tres únicas grapas: Patrulla X, Merodeadores y Lobezno. Comento mis impresiones de estos comics editados por Panini este mes de septiembre. Y si te interesa, te dejo el link a mi artículo de opinión sobre lo que supone la marcha de Jonathan Hickman de las series mutantes, algo anunciado en Estados Unidos que aún tardará unos meses en llegar a España.

PATRULLA X 21, de Jonathan Hickman, Francesco Mobili y Sunny Gho

Una historia en el contexto de «Reinado de X». Sistema Online: Nimrod vive de nuevo. La evolución de Los Centinelas clásicos nació en la línea temporal de «Días del Futuro Pasado», pero pronto vino a nuestro tiempo para causar estragos y poner en peligro al Homo superior. Ahora está activado y es más peligroso que nunca.

Este número contiene X-Men 20 USA, y unas páginas de relleno que no vienen a cuento, no están acreditadas en el comic de Panini y no se de dónde provienen.

Sentimientos encontrados con esta grapa de Septiembre de Panini de Patrulla X. Por el lado positivo, tras varios meses de historias en las que no quedaba claro si iban a tener importancia en la trama principal, en esta grapa confluyen dos situaciones que sin duda sí son vitales para Hickman. En primer lugar, la activación de Nimrod en el mundo actual de 2021, que puede convertirse en la gran amenaza para la supervivencia de los mutantes. Y además, la trama de Mística que se va a enfrentar a Charles Xavier y a Magneto ante la negativa de ambos de resucitar a Destino y que amenaza con hacer arder la sociedad de Krakoa.

Que hayamos visto avances en ambos frentes es algo positivo, claro. Sin embargo, la EJECUCIÓN me ha parecido lamentable, encontrándome al Hickman más «high-concept» que nunca, creando una situación realmente absurda sin pies ni cabeza en esta grapa con tal de hacer que pase aquello que necesita mirando a la trama general. Porque tras lo visto en Dinastía de X, que Mística vaya sola en su misión es absurdo no, lo siguiente. Y como digo, me gustan las dos encrucijadas que se presentan ante los mutantes, pero el comic en si cuenta una historia súper tonta y absurda que me ha fastidiado, la verdad. Historia que ya nos adelantan que tendrá su continuación en Inferno, la miniserie / evento que servirá de cierre de la etapa de Jonathan Hickman en los mutantes, que empieza a publicarse este mes de septiembre en Estados Unidos.

Para empeorar las cosas, el comic está terriblemente mal dibujado por Francesco Mobili, contando con colores de Sonny Gho. Con viñetas vacías con pocos fondos, caras repetidas con nulo carisma ni sentimientos de ningún tipo y una fluidez narrativa casi inexistente, lamento decir que Mobili no da el nivel para estar trabajando en Marvel. De hecho, tener una super portada de Leinil Francis Yu con este dibujo interior aún acrecienta mi descontento. Así que os podéis imaginar, si el dibujo es malo y la historia de Hickman floja, pues blanco y en botella.

Y encima me he llevado otra desagradable sorpresa, al encontrarme que tras las veintitantas páginas de la historia, Panini nos ha colado varias historias cortas a modo de complemento que no pintaban nada y ni siquiera acreditan la procedencia, para poder colarnos una grapa doble de 48 páginas y 5 €uros en lugar de los 3 €uros o 3.50 € de la grapa sencilla. De hecho, tuve que mirarlo para estar seguro, pero el X-Men 20 en USA fue un comics de 25 páginas, así que no hay duda que nos colado unas páginas sacacuartos que deberían haberse ahorrado. ¡Muy mal vosotros también, Panini!!!

Igual soy yo, pero no me están acertando la actual etapa de Hickman en la Patrulla X. A ver si va a ser verdad que el comic necesitaba un cambio. En un par de meses llegan Duggan y Pepe Larraz para hacernos cambiar de opinión.

PUNTUACIÓN: 5.5/10

MERODEADORES 17, de Gerry Duggan, Stefano Caselli, Edgar Delgado y Chris Sotomayor

En el corazón de la tormenta. Mientras se llevan a cabo los preparativos para la Gala Fuego Infernal, la mirada de Ororo se dirige hacia el futuro, un futuro que la saca de los mares y la conduce por encima del horizonte.

Contiene Marauders 20 USA.

Mirando el vaso medio lleno, tenemos una grapa muy chula en la que Gerry Duggan plantea una buena historia de despedida de Ororo (Tormenta) Munroe del comic de Merodeadores, al pasar a formar parte del próximo comic de Patrulla X del propio Duggan y Pepe Larraz. La historia mola porque nos recuerda lo mucho que mola el personaje y muestra a un Duggan con un gran conocimiento de la historia mutante, al ir contando los diferentes personajes anécdotas que vivieron con ella situadas en momentos temporales diferentes.

Además, si el comic cuenta además con el dibujo de Stefano Caselli y Color de Edgar Delgado, sabes que tienes una combinación ganadora que van a hacer que el comic luzca perfecto y la historia se lea en un suspiro.

Así que como digo, este comic concreto si está chulo. Sin embargo, pensando en el global de la participación de Tormenta en Merodeadores, la sensación es bastante decepcionante. Empezando porque Ororo se va de esta serie y Marvel anunció que habían incluido a Tormenta en la nueva alineación de la Patrulla X, cosa que pasará de hecho el mes que viene. Pero narrativamente si leemos únicamente Merodeadores como la lectura autocontenida que debe ser un comic, Ororo se marcha porque sí sin dar una explicación razonable de por qué se va. Y lo que es peor, es que se va pero en realidad llevaba varios meses sin aparecer y su falta no ha provocado nada importante, partiendo que su participación tampoco ha sido decisiva en nada desde el segundo arco en el que los miembros guardaban luto ante la muerte (temporal) de Kate Pryde. Arco que terminó en el número 12 USA.

Por tanto, diría que el personaje ha pasado sin pena ni gloria por esta serie, lo cual no es una buena noticia, y su marcha indica que el mandato editorial y el high-concept es más importante que las grapas individuales que la componen. Pero Marvel parece olvidarse que sólo la promesa de historia-río de Hickman no es suficiente si las historias que ofrecen mes a mes no enganchan lo suficiente para querer volver a comprar la grapa el mes que viene, cosa que lamentablemente es algo que ya está pasando en otras colecciones. Y si encima Hickman anuncia su marcha, el concepto puede saltar por los aires…

Merodeadores necesita una revolución. En meses como este en que tenemos a Emma Frost, Sebastian Shaw y Kate Pryde la cosa mola, pero la idea de los «mutantes piratas» no se si ha quedado completamente quemada tras esas 20 grapas USA. Espero que la Gala Fuego Infernal del mes que viene sirva para revitalizar la serie, .

PUNTUACIÓN: 7/10

LOBEZNO 12, de Benjamin Percy, Scot Eaton, J.P. Mayer, Oren Junior y Matthew Wilson

¡La última sangre! Un último esfuerzo colocará a Lobezno y Louise al alcance de Drácula, mientras tiene lugar una traición que se hará sentir a lo largo de toda la Franquicia Mutante.

Contiene Lobezno 12 USA.

Lamentablemente, nos encontramos este mes con una grapa de Lobezno que es un coitus interruptus. La sensación es que debido a la Gala Fuego Infernal del mes de Octubre, los editores de Marvel forzaron a cerrar antes de lo que hubiera sido deseable el actual arco de Logan enfrentándose al clan Vampiro de Drácula, quedando las 20 páginas de historia como un final apresurado que no está a la altura. Lo peor es que esto mismo ya lo sufrimos en este comic de Lobezno hace unos meses cuando X de Espadas paró las tramas de todas las series mutantes. Esto me está mostrando la cara mala de la interconectividad del universo mutante, limitando la creatividad de los escritores al dar prioridad a los eventos frente a las series regulares.

Benjamin Percy consigue colar un par de buenas sorpresas en esta grapa y al menos transmite que tiene muchas ideas para seguir contando las aventuras de Lobezno, pero no consigue disimular que ha tenido que crear un final de arco apresurado que seguro se hubiera podido contar mejor con sólo haber tenido una grapa más.

En el apartado artístico, Scot Eaton me ha parecido sólo correcto como dibujante de estos dos últimos números. Ha contado la historia razonablemente bien, pero sin más. De hecho, debido a la necesidad de cerrar la historia en 20 páginas, Percy en este número no tiene espacio para crear momentos para que se luzca el artista. El que si se está saliendo es Adam Kubert con las portadas, y la de este número me parece fantástica.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Globalmente, otro mes en el que veo cosas buenas pero no acabo de conectar con todo lo que me cuentan estos comics de la franquicia mutante. Por suerte, en octubre llega por fin la Gala Fuego Infernal y asistiremos a la presentación de la nueva alineación de la Patrulla X. Ojalá esta gala sirva de impulso a una franquicia a la que veo un tanto alicaída desde el final de X de Espadas.

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Jonathan Hickman abandona las serie mutantes de Marvel Comics

Comienzo el mes de septiembre reflexionando sobre la noticia publicada hace un par de semanas de la marcha de Jonathan Hickman de las colecciones mutantes que relanzó hace apenas dos años, y lo que significa para la franquicia mutante de Marvel Comics.

La noticia no es nueva. El pasado 17 de agosto Entertainment Weekly soltó la bomba: Inferno será la última historia guionizada por Jonathan Hickman dentro de la franquicia mutante. El evento que empieza a publicarse este mes de septiembre en Estados Unidos, permitirá a Hickman cerrar varias tramas además de dejar el camino libre para la nueva etapa. En palabras del propio Hickman:

«Oh, plans have changed entirely,» Hickman says. «When I pitched the X-Men story I wanted to do, I pitched a very big, very broad, three-act, three-event narrative, the first of which was House of X. And while this loosely worked as a three-year plan, I told Marvel upfront that I honestly had no idea how long the first part would last because there were a lot of interesting ideas that I had seeded that other creators would want to play with, and so, we left this rather open-ended. I was also pretty clear with all the writers that came into the office what the initial, three-act plan was so no one would be surprised when it was time for the line to pivot.»

Hickman continues, «However, I also knew that I was cooking with dynamite, and it was very possible that what I had written in House of X, and the ideas contained within, was not actually the first act of a three-act story, but something that resonated more deeply and worked more like Giant-Size X-Men, where it would represent a paradigm shift in the entire X-Men line for a prolonged period of time. So, during the pandemic, when the time came for me to start pointing things toward writing the second-act event, I asked everyone if they were ready for me to do that, and to a man, everyone wanted to stay in the first act. It was really interesting, because I appreciated that House of X resonated with them to the extent that they didn’t want it to end, but the reality was that I knew I would be leaving the line early.»

«Marvel doesn’t really pay me to just write ongoing monthly books, there’s an expectation for me to write bigger books that have a wider reach than that,» Hickman tells EW. «In an effort to facilitate both things, we’ve all spent the last six months or so reorienting the line, me creating Inferno to assist with that, and then bringing in some new writers to add to the existing team, and then plan for the next several years of X-books. So after Inferno, I’ll be leaving to go work on my ‘Next Big Marvel Thing™’ and starting in January the X-Line will rocket forward starting with a weekly series that leads into the very cool, refocused, line of books. Yes, it’s taken us a little while to get everything assembled correctly, but the end result — everything that’s coming after Inferno — is going to be pretty great.»

Así que Hickman planteó una gran historia río para los mutantes de Marvel Comics, estructurada en tres grandes arcos argumentales con tres grandes eventos que sirvieran de puente entre cada fase, con Dinastía de X y Potencias de X como el gran inicio que reinició la franquicia mutante y puso en marcha todo. Esto planes fueron a su vez comunicados a los diferentes guionistas para que a su vez pudieran amoldar sus tramas y no les pillara de sorpresa cuando el statu-quo cambiará cuando Hickman iniciara la Fase 2 de su historia.

Sin embargo, a medida que se acercaba el momento de cambiar de fase, descubrió que los guionistas del resto de series estaban más interesados en mantenerse en la actual Fase 1 y seguir desarrollando los conceptos en sus series como hasta ahora, antes que aceptar el cambio dramático que se intuía que planeaba Hickman. Algo que supongo compartirían los editores de Marvel dadas las buenas ventas generales del relanzamiento mutante. Hickman comenta que tampoco es que estos cambios fueran inamovibles, ya que su estructura era abierta y daba margen para ser modificada a medida que se escribiera.

Así que visto lo visto, Hickman ha planteado sus últimos seis meses en la franquicia liberándola de ataduras para que los escritores y editores que se quedan la dirijan como ellos estimen oportuno a partir de Inferno. Aún cabe la posibilidad que algunas ideas de Hickman lleguen a ver la luz en algún momento, ya que los editores entiendo que conocen a grandes rasgos los hitos que Hickman planteaba para el final de cada fase, así como el final que planteaba para el final de su historia río en los mutantes. Pero esa posibilidad parece lejana y, en todo caso, estas ideas se verán diluidas con las nuevas historias que vayan a desarrollarse a partir de Inferno.

Hickman comenta además otro hecho importante: Marvel no le ha contratado como un guionista al uso, sino para desarrollar conceptos más grandes que la vida que afecten a toda la línea editorial. Esto significa que Hickman ha sido más editor que escritor en su comic de Patrulla-X, supervisando durante estos casi dos años de estancia en la franquicia mutante que todos los comics se dirigieran en la dirección correcta, manteniendo eso si su ADN propio. Este anuncio de Hickman se solapó con otra noticia importante que revolucionó el mes de agosto, y es que Hickman y otros autores han decidido publicar sus próximas obras de creación propia a través de la plataforma de newsletters Substack. Este anuncio más la marcha de los mutantes hizo temer que Hickman fuera a abandonar Marvel, pero el propio escritor negó este hecho y anunció en la entrevista que ya está preparando su siguiente gran serie para Marvel, que de momento no ha anunciado.

Como decía, la noticia se publicó el 17 de agosto. Sin embargo, ya desde el anuncio que Gerry Duggan y no Hickman iba a guionizar la nueva serie de X-Men con Pepe Larraz, que ya se intuía que algo estaba pasando y que no era normal que Hickman abandonara las joyas de la corona, por muy buena colaboración que tuviera con Duggan.

Si miramos el vaso medio lleno, no deberiamos juzgar un cambio hasta que se produzca, y nada impide a priori que aún sin Hickman, los comics mutantes a partir de 2022 puedan seguir ofreciendo un buen entretenimiento a los lectores. Sin embargo, qué queréis que os diga, la sensación de decepción no puede ser mayor. Empezando porque Hickman contó la historia que quiso en Los 4 Fantásticos o Los Vengadores, que culminaron en las sobresalientes Secret Wars en 2015. Que Marvel diera el OK a un plan a tres / cuatro años vista para los mutantes y lo haya cortado cuando sólo llevaba dos y sin haber pasado de la etapa inicial de presentación de los conceptos principales, más que decepción es una estafa. De hecho, en mis reseñas mensuales de los comics mutantes, llevaba meses comentando que muchos comics de Patrulla X eran demasiado trama y muy poco carisma de los personajes, pero que lo aceptaba pensando que las ideas que presentaba iban a ser desarrolladas más adelante. Y ahora nos encontramos que esto puede que pase, o igual no, casi parece que haya tirado mi dinero a la basura durante estos meses. Si, es una exageración, pero en parte esta sensación se ha pasado por mi cabeza en los últimos días.

De hecho, nada surge del vacío. Y aparte de las sensaciones que me transmitía la serie principal de Patrulla X, hay otro elemento clave: Hickman tenía razón, el cambio de statu-quo era imprescindible tras estos dos años de historias. De hecho, este mismo mes escribía sobre Merodeadores y Nuevos Mutantes , antes de conocer la noticia de Hickman, y destacaba que la primera había agotado el concepto inicial y daba la sensación de no dar más de si, mientras que los Nuevos Mutantes se habían convertido con Vita Ayala en un comic aburrido que no hay quien lea. La franquicia mutante tras dos años de reinicio se ha convertido en un sub-universo abarrotado de comics algunos de los cuales son de dudosa calidad y no acaban de justificar su existencia. De hecho, ahora mismo, sólo los comics escritos por Benjamin Percy, X-Force y Lobezno, me están resultando satisfactorios, a los que habría que unir SWORD de Al Ewing y Valerio Schiti, conectado con los mutantes pero también al universo galáctico de Marvel que Ewing está poniendo en marcha en los últimos meses.

Otro problema que veo es que Hickman me parece insustituible en estas largas historias río. Y reconozco que me gusta el trabajo de Al Ewing, Gerry Duggan, Benjamin Percy y Simon Spurrier, pero van a tener que compartir franquicia con escritores menos talentosos como Tini Howard, la ya mencionada Vita Ayala, Zeb Wells o Leah Williams, con lo que el nivel de calidad inevitablemente va a caer. Algo que ya era evidente en los últimos meses antes incluso del abandono de Hickman.

Con el relanzamiento de 2019/2020 empecé leyendo todos los comics mutantes porque me interesaba saber de todos los personajes, aunque en seguida decidí dejar Excalibur y Fallen Angels, sumado a no empezar a comprar Hellions. Incluso un evento como fue X de Espadas que en general me gustó, acabó siendo una crossover hinchado que nos trajo unos números bestiales (los dibujados por Larraz), junto a otros montoneros, y la sensación en muchos momentos que «diferente» no siempre es mejor, con algunos números planteados para romper expectativas que acabaron siendo un WTF?! de libro, con algunos elementos presentados que al final no tuvieron ninguna importancia en la resolución de la historia.

Con el abandono de Hickman y la confirmación que Marvel ha preferido alargar el chicle, he perdido completamente el interés por la nueva historia río. Igual no está mal, pero es imposible que pueda ser igual que la de Hickman. De hecho, es que veo el concepto de nuevos comics anunciados como Children of the atom o XCorps, y no pueden apetecerme menos. Eso unido a descubrir que comics como X-Factor cierra por bajas ventas en su número 11, me muestra que Marvel está matando la gallina de los huevos de oro, y hubiera sido mejor mantener 5 comics buenos de verdad en lugar de estas 8/9 series mensuales que más o menos se llevan publicando en los últimos meses.

Justo ayer comentaba en mi post sobre DCsos: Planeta Muerto de Tom Taylor y Trevor Hairsine que uno de los motivos del éxito de este comic era que DC había aceptado que Taylor cerrara la historia en su tercer miniserie, ofreciendo un final satisfactorio. Lo bueno si breve, dos veces bueno, comentaba. Claramente Marvel no piensa lo mismo. Y es un pena. Y lo que es peor, nos muestra la peor cara de La Casa de las Ideas, que hará lo que sea para poder «colarnos» un evento más, una saga que nos obligue a comprar chorrocientos comics que a priori no nos interesaban.

De momento, por supuesto compraré los nuevos X-Men de Duggan y Larraz, pero se acabó de dar a la franquicia mutante un crédito que no se ha ganado durante este 2021. En el momento que un comic dos o tres meses seguidos me parezca montonero, lo dejaré de comprar y buscaré nuevos comics que me enganchen. A falta de que Inferno llegue a España en 2022, es una pena tener que dar por muerta y enterrada antes de tiempo a la etapa de Jonathan Hickman en la franquicia mutante. ¡Qué pena!

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!