Archivo de la etiqueta: película de acción

Crítica de The Old Guard de Gina Prince-Bythewood (Netflix)

Tenía cierta curiosidad de ver The Old Guard, película de acción dirigida por Gina Prince-Bythewood basada en el comic de Greg Rucka y Leandro Fernández, con Charlize Theron de protagonista. Y lamento tener que decir que aún siendo entretenida, estamos ante la última película montonera y genérica de la cadena online.

PUNTUACIÓN: 5.5/10

Un grupo de mercenarios inmortales liderado por una guerrera llamada Andy (Charlize Theron) ha luchado para proteger el mundo durante siglos. Pero cuando el equipo es reclutado para ejecutar una misión de emergencia y sus extraordinarias habilidades salen a la luz, Andy y Nile (Kiki Lane), la soldado más joven en unirse al grupo, tendrán que ayudar a sus compañeros a eliminar la amenaza de aquellos que buscan replicar y beneficiarse de sus poderes a toda costa…

The Old Guard es un comic escrito por Greg Rucka y dibujado por Leandro Fernández, editado por Image Comic. Reconozco que no lo he leído y que es una de las pocas obras de Rucka que no tengo, pero en su día no consiguió captar mi atención. Cuando leí que Netflix había adquirido los derechos de este comic, lo cierto es que no me llamó demasiado la atención tampoco, pero las noticias posteriores sobre que Rucka iba a escribir el guión, asegurando la fidelidad a su creación, y el fichaje de la gran Charlize Theron consiguieron de nuevo motivarme a verla.

La directora Gina Prince-Bythewood (Love & Basketball, La vida secreta de las abejas) fue elegida para dirigir The Old Guard. No he visto sus películas, así que de momento tenía el beneficio de la duda, debido a sus colaboradores. La película cuenta con Barry Ackroyd como director de fotografía, y música de Volker Bertelmann, Dustin O’Halloran.

En el reparto, junto a Charlize Theron encontramos al conocido  Chiwetel Ejiofor como el antiguo miembro de la CIA Copley, que se une a los miembros del equipo de inmortales formado por Matthias Schoenaerts (Booker), Luca Marinelli (Nicki) y Marwan Kenzari (Joe). El grupo se enfrentará a un cambio inesperado ante el nacimiento de una nuevo inmortal, la Marine Nile Freeman, interpretada por KiKi Layne.

Empezando en lo positivo, debo decir que se nota el toque de Rucka en el guión en lo referido a la construcción de los personajes femeninos, una de las señas de identidad dentro del mundo del comic. Ver a Charlize Theron siempre está bien, y aquí interpreta a una milenaria inmortal a la que le cuesta encontrar motivos para seguir viviendo en este mundo lleno de guerras y dolor de los más débiles. Ella es una “bad-ass” de manual que ha olvidado más técnicas de guerra que ningún soldado podrá aprender en una vida, y a la vez transmite un dolor interior, que conoceremos al ver algunos detalles de su doloroso pasado y lo que perdió. En ese sentido, la escena del ataud es probablemente la mejor de toda la película y la que mejor transmite ese dolor. Theron creo que lo hace muy bien, es una pena que la directora y todo lo demás no esté a su altura.

Junto a Theron, KiKi Layne es el gran descubrimiento de la película, porque Nile es una marine super capaz que se convierte en nuestros ojos al entrar en este mundo oculto de inmortales. Ella es la siguiente tía dura creada por Rucka con potencial para hacer grandes cosas en el futuro.

Del guión de Rucka, me gusta también que intenta crear una historia a cada inmortal que no les convierta en tíos duros montoneros, y consiguen crear cierta empatía hacia ellos, mostrando que para Booker la inmortalidad es una maldición, al vivir en soledad al haber visto morir a sus seres queridos. Ese es otro elemento que me gusta, y diría que al menos el primer tercio cuenta con una premisa y varios elementos lo bastante interesantes para generar interés. Lo malo es que estas expectativas no se cumplen en la segunda mitad echando por tierra en parte lo mostrado hasta ese momento. Aún siendo una película entretenida que su visionado pasa en un suspiro, el poso que me dejó es de “otra película montonera más”.

Empezando por lo que no me ha gustado, es una pena que pudiendo ir más allá con las coreografías de acción, mostrando a seres inmortales con estilos de lucha propios y diferenciados, fueran a lo fácil y básico creando una mala copia de John Wick con unos genéricos disparo-giro-proyección-nuevo disparo para todos. Además, para una película de acción cuyo gran reclamo es “Charlize Theron realiza todos los stunts”, realmente ¡tenemos muy pocas escenas de acción! De todas las coreografías, la única realmente original que me gustó precisamente porque nos mostró algo diferente es el combate en el avión de Andy y Nile. Esta pelea mola mucho. Lástima que sea la única.

Incluso en la pelea inicial, la que debería dejarnos a los espectadores con la boca abierta,  está todo rodado en un ambiente oscuro (¿para disimular qué?) y un estilo de cámara con demasiados movimientos que no ayuda a resaltar el trabajo de los especialistas. Viendo la película, entiendo que el trabajo de la directora no ha estado al nivel de sus coreógrafos. Y para empeorar las cosas, tras el combate en el avión, todo lo que vemos a continuación no está a la altura, con un aroma de mediocre genérico que me dió mucha pena.

Otro elemento con el que no encajé nada es que The Old Guard plantea un tono de drama interesante en la primera mitad que se va al traste al convertirse la película en la segunda mitad en una parodia de si misma con un malvado de opereta penoso, un joven magnate de una empresa farmacéutica que quiere investigar con los protagonistas para descubrir la fuente de la inmortalidad. El climax final me parece uno de los más decepcionantes que vi en bastante tiempo en una película de acción, echando por tierra todo lo bueno previo.

Otro elemento con el que no conecté fue con su banda sonora, que pone canciones melódicas con letra antes o durante las escenas de acción que no pegan nada y que rompen el feeling dramático y de tensión que estas escenas deberían tener. Esto me parece un bajonazo incomprensible, solo entendible desde el punto de vista que alguien que no está familiarizado con el cine de acción.

Aunque la película por boca de Andy nos explica algunos detalles de su inmortalidad, me quedé con ganas de conocer mejor algunos detalles que no están del todo explicados, de forma que vemos despliegues de poder algo diferentes. Sinceramente, me quedé con ganas de saber, p.ej. si sufren una amputación, como recuperan el miembro perdido, o incluso si lo recuperan. Haber contado con algún detalle un poco over-the-top gore hubiera sido un puntazo, pero entiendo que eso no casaba en la propuesta familiar de Netflix.

Como comentaba más arríba, el climax no funciona y muestra una super preocupante falta de personalidad y ganas de crear algo realmente diferente que nos deje a los espectadores con ganas de ver una más que probable segunda parte.

Una de las cosas que más me molesta del 90% de estos estrenos comiqueros de Netflix  de los últimos tiempos es la sensación que transmiten que creen que los espectadores nos conformamos con una película “sin más”, que veo  igual que podría poner otra cosa dentro de su inabarcable catálogo. Y lo malo es que en parte creo que tienen razón. No me ha importado ver The Old Guard en casa aún siendo montonera, pero creo que hubiera salido bastante enfadado del cine si hubiera pagado por verla en pantalla grande.

Comparto el trailer de la película:

The Old Guard es la última decepción de Netflix en lo referido a sus adaptaciones de historias de comic.

PUNTUACIÓN: 5.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Tyler Rake de Sam Hargrave (Netflix)

Netflix ha estrenado Tyler Rake, película producida por los hermanos Russo (Vengadores Endgame) y dirigida por su coordinador de escenas de acción y especialista Sam Hargrave, que es un espectacular ejercicio de estilo con un Chris Hemsworth protagonista de unas coreografías increíbles que convierten esta película en visionado obligado para todos los fans del cine de acción.

PUNTUACIÓN: 8/10

Cuenta la historia de Tyler Rake (Hemsworth), un mercenario que ofrece sus servicios en el mercado negro, y al que contratan para una peligrosa misión: rescatar al hijo secuestrado de un capo de la mafia india que se encuentra en prisión. En el turbio submundo de los traficantes de armas y los narcos, una misión que se preveía letal pasa a convertirse en un desafío prácticamente imposible que cambiará para siempre las vidas de Tyler y el chico. (FILMAFFINITY)

Joe Russo escribe el guión de esta película que me sorprende descubrir está basado en una novela gráfica: Ciudad, de Ande Parks e ilustrada por Fernando León González. Esta novela gráfica está realizada a partir de una historia de Parks junto a los hermanos Joe y Anthony Russo, lo que me induce a pensar que quizá sirviera a modo de storyboard para vender mejor la película. En todo caso, me provocado mucha curiosidad, a ver si la puedo comprar a ver qué tal.
HenryJackman (otro colaborador habitual de los Russo), realiza la música junto a Alex Belcher, y la película cuenta con fotografía de Newton Thomas Sigel y un montaje alucinante de Peter B. Ellis y Ruthie Aslan. La película fue rodada en Bombay (India) y otras localizaciones en Tailandia y Bangladesh.

Chris Hemsworth es el omnipresente protagonista y principal reclamo comercial de la película, además de realizar funciones de productor. Teniendo en cuenta que está en pantalla el 95% del metraje y la complicación técnica de rodar todas las escenas de acción, planteadas como unos larguísimos planos secuencia, creo que su participación en la película es todo un éxito.

Junto a Hemsworth, tenemos a David Barbour (Stranger things) en un pequeño papel entiendo que también de cara a tener un reclamo internacional. El resto del reparto son actores asiáticos, entre los que destacaría a Rudhraksh Jaiswal como Ovi, el niño secuestrado al que Rake tendrá que rescatar, y Randeep Hooda como Dani, un esbirro del padre de Ovi que tiene sus propios planes para rescatar a Ovi y que protagoniza unos combates bestiales con Hemsworth.

Rake, o Extraction en su versión internacional, es un triunfo monumental. No puedo expresarlo con otras palabras. Viendo la película, entiendo que Hemsworth quisiera protagonizarla, ya que suponía un desafío actoral increíble que pongo al mismo nivel que el que supuso a Keanu Reeves rodar Matrix o John Wick. Si, esta película era un desafío increíble y para un actor rodar un drama lacrimógeno no creo que suponga un desafío tan complejo como esta película en la que aparentemente ha rodado él todas las brutales escenas de acción.

Si los Russo querían que esta película sirviera de carta de presentación para su director Sam Hargrave, especialista y coordinador de las escenas de acción de los Russo, el éxito es total. Tyler Rake es un apabullante ejercicio de estilo que buscaba recrear la potencia visual del cine de acción asiático, y ofrece una película que puede mirar de tú a tú a algunos clásicos del género.

Los larguísimos planos secuencia de varias escenas de acción me han volado la cabeza, al igual que ver a Hemsworth realizar todas las complejas y salvajes coreografías de acción. La película me ha dejado con ganas de volver a verla, no solo por ver de nuevo estas escenas, sino también para analizar su montaje y ver dónde han podido cortar durante estas escenas, ya que el montaje me ha parecido espectacular.

Dentro que el guión está planteado desde la acción, me parece que Joe Russo cumple con nota, ya que plantea varios giros y traiciones interesantes que consiguen que la película nunca aburra, y dota al personaje de Hemsworth de la profundidad justa para que no sea simplemente un Terminator que acaba con todo el mundo a su paso.

El estreno de la película en Netflix en estos momentos de confinamiento creo que va a suponer que millones de personas en todo el mundo vayamos a ver la película en este fin de semana de estreno, sin duda muchas más de las que la hubieran visto en salas comerciales. En mi caso, me alegro mucho de haberla visto y no puedo más que recomendarla a todos los fans del cine de acción, vais a disfrutarlo muchísimo.

Comparto el trailer de la película:

Tyler Rake es un must-watch absoluto. Si te gusta el cine de acción no hay excusas, tienes que verla.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de 6 en la sombra, de Michael Bay

Michael Bay ha llevado a Netflix su última locura: 6 en la sombra (6 Undercover), la salida de rosca más bestial y desenfrenada de los últimos años.

PUNTUACIÓN: 5/10

Conoce a un nuevo tipo de héroe de acción. Seis agentes imposibles de rastrear, totalmente fuera de la red. Han enterrado su pasado para poder cambiar el futuro.

La película cuenta con un guión, por llamarlo de alguna forma, escrito por Rhett Reese y Paul Wernick. La super espectacular fotografía es de Bojan Bazelli.

La película está protagonizada por Ryan Reynolds, Mélanie Laurent, Dave Franco, Adriá Arjona, Ben Hardy, Gabriel García-Rulfo y Corey Hawkins, formando el grupo internacional de “sombras” que han sido dados por muertos y tienen las manos libres para atacar a los malos a los que las leyes nunca alcanzan.

Empezando por lo positivo, si un AUTOR es alguien que crea una obra única con su propia sensibilidad que sólo él puede hacer, no hay duda que Michael Bay lo es. Y hay que reconocer que sólo él puede crear “Bayhem” en pantalla a esta escala.

La película empieza con los 20 minutos más bestias que jamás hayan sido rodadas en localizaciones históricas de Florencia, una persecución con deportivos de alta gama que es una orgía de violencia y explosiones como solo Michael Bay puede conseguir, pero multiplicado por 1000. La potencia visual de esta larga escena es alucinante, y aunque los muertos son mostrados con un detalle y primeros planos casi obscenos, tiene una belleza hipnótica que mantuvo mis ojos pegados a la pantalla.

Hay que reconocer que solo Bay puede planificar esta locura, y sus planos tienen una perfección increíble que consiguen unas escenas imposibles para cualquier otro director.

Y si la persecución en Florencia es una pasada, hay una escena rodada entre los rascacielos de Hong Kong que es otra barbaridad. Cada una de estas escenas son una sinfonía de explosiones y violencia planificada al milímetro que justifican cada millón de esta carísima producción.

Dicho esto, maaaadre mía Michael Bay, ¡se te ha ido completamente la olla!

Resulta una pena comprobar cómo igual que casi siempre en la filmografía de Bay toda esta potencia visual se eche a perder con un ¿guión? de vergüenza ajena con unos personajes lamentables y unas situaciones ridículas. Diría que el guión de Rhett Reese y Paul Wernick se construye a partir de saber los action-sets que Bay quiere rodar, rellenando los huecos. 

Los personajes son ridículos hasta decir basta, la película y en concreto Ryan Reynolds no tienen la más mínima gracia, y las situaciones que se plantean entre las escenas de acción son increíblemente estúpidas. Hasta tal punto es tonto lo que nos cuenta que la película fuera de las tres principales escenas de acción se hace aburrida y hasta larga.

Las situaciones que se presentan y los diálogos parecen escritos por adolescentes que acabar de volver de fiesta completamente borrachos. Decir que no hay por donde cogerlos de lo tontos que son no llega a explicar lo que hemos visto en esta película.

Y como guinda, Bay plantea la película como fuegos artificiales que mantengan enganchados al espectador desde el segundo 0. Pero esto provoca que el prólogo en Florencia sea lo mejor de la película, y a partir de ahí la película flojea excepto en el otro momento álgido que es la escena de acción en Hong Kong. De esta forma, el clímax final va en caída libre y no es tan bueno como las anteriores.

Siendo justos, y a pesar de lo que acabo de decir, si eres un fan al cine de acción y sabes el tipo de cine que hace Bay,  6 Underground puede ser un correcto entretenimiento dado que está disponible en Netflix. No pagaría por ver en el cine una película de Bay pero no me importa verla en casa. Eso sí,  tened a los niños alejados de esta película, menuda violencia extrema se ha currado el abuelito Bay.

Me sorprende leer que el acuerdo de Netflix con Michael Bay es para crear una serie de películas de estos 6 Underground que haga la competencia a franquicias como Fast &  Furious y similares. Con un presupuesto de 200 millones, me extraña que pueda resultar rentable para el canal de streaming, aunque si la audiencia es tan buena como diría que va a ser, tampoco me extrañaría que tengamos la segunda parte las próximas navidades.

Comparto el trailer de la película:

6 en la sombra es una de las locuras más bestias de este año. Es una lástima que sus poderosas imágenes y el impacto visual de sus escenas queden como siempre emborronadas por un guión de vergüenza ajena llena de situaciones ridículas y personajes estúpidos sin gracia.

PUNTUACIÓN 5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Rambo: Last blood, de Adrian Grünberg

Rambo ha vuelto. Last blood, dirigida por Adrian Grünberg, es la quinta parte de esta franquicia del cine de acción, y es una salvajada de película que ofrece justo lo que los fans pedimos de ella.

PUNTUACIÓN: 7/10

Después de haber vivido un infierno, John Rambo (Sylvester Stallone) se retira a su rancho familiar. Su descanso se ve interrumpido por la desaparición de su sobrina tras cruzar la frontera con México. El veterano emprende un peligroso viaje en su busca enfrentándose a uno de los carteles más despiadados de la zona y descubre que tras su desaparición hay oculta una red de trata de blancas. Con sed de venganza, deberá cumplir una última misión desplegando de nuevo sus habilidades de combate…

Hay que reconocer que Rambo: Last Blood NO es una película para todo el mundo, su nivel de violencia extrema explícita sin duda puede provocar que gente que no está acostumbrada pueda salir horrorizada de la película, algo que en parte es precisamente la intención de Stallone, mostrar que la violencia es horrible. Por tanto, un primer aviso sobre esto es necesario para evitar malos entendidos. Dicho esto, si te gusta el cine de acción y la violencia explícita no te asusta, creo que es una película perfectamente disfrutable.

John Rambo ha vuelto para una última aventura (de momento) a partir de un guion de Stallone con Matt Cirulnick, que desarrollan una historia de Sly con Dan Gordon. Adrian Grünberg, director de la notable Vacaciones en el infierno (2012) protagonizada por Mel Gibson, fue elegido para dirigir esta película de acción que desde el primer fotograma tiene claro el tipo de cine que es y a quien va dirigido. La película cuenta con fotografía de Brendan Galvin

Brian Tyler compone la música de la película recuperando el mítico tema de Jerry Goldsmith. Sobre esta banda sonora, Tyler comenta que “Rambo: Last Blood es una historia muy emotiva y la música debía reflejar el tono que el director, Adrian Grunberg, estableció tan bellamente. Escribí una serie de temas sinceros y apasionados que hacen eco del anhelo de Rambo por la familia, la justicia, la reclusión y la compasión. Estas ideas crearon una tensión tonal que fue desafiante y gratificante como compositor y hacían eco de los temas de pérdida, arrepentimiento, esperanza y venganza. Ha sido un viaje increíble componer para este personaje atemporal”

Me ha resultado muy curioso comprobar que aunque la película está localizada en Arizona y en el otro lado de la frontera en México, realmente fue rodada en localizaciones en Bulgaria y las Islas Canarias. Esta localización así como la presencia de los actores españoles Paz Vega, Sergio Peris Mencheta y Oscar Jaenada me hacen adivinar que probablemente la película haya conseguido ayudas fiscales en España que ayuden a financiar los 50 millones de presupuesto de la película. Además, Balboa Productions ha contado con la co-producción de Millenium Media (Nu Image), así como de una productora Templeton Media. No hay duda que hay que pedir en todas las puertas, aunque eso implique salir de la zona de confort de los Estados Unidos.

Esta película es una inesperada sorpresa para los fans del cine de acción en general, y de John Rambo en particular. Digo inesperada ya que han pasado 11 años desde que se estrenó John Rambo (Sylvester Stallone, 2008) una notable película en la que Rambo partía de la jungla del sudeste asiático para acabar volviendo a casa después de muchos años alejado de su hogar en Arizona. Y en este tiempo se estuvieron barajando argumentos para una posible quinta parte, con elementos tan extraños como que Rambo liderara a un comando en México para cazar a una criatura mejorada genéticamente. Finalmente, se impuso la opción más realista de enfrentar a John a un cartel mexicano que se dedica a la trata de personas.

A pesar de ser claramente una película de acción, consigue crear con cuatro pinceladas a personajes con los que empatizamos, como es Gabrielle (Yvette Monreal), la inocente sobrina de John que busca al padre que la abandonó de niña, María Beltrán (Adriana Barraza), la abuela de Gabrielle que perdió hace años a su hija y no quiere perder ahora a su nieta, o Carmen Delgado (Paz Vega) una periodista mexicana que perdió a su hermana a manos del cártel y que busca conseguir pruebas para llevarles ante la justicia.

En el lado de los villanos, los españoles Sergio Peris Mencheta y Oscar Jaenada son los sanguinarios hermanos Hugo y Victor Martínez, jefes del cártel local, y creo que realizan un buen papel metiéndose en la piel de personas horribles que se recrean en el dolor que causan y para los que la gente normal son solo stock que utilizar para sus negocios sucios. Villanos de manual que deseas que sean machadados de la forma más horrible posible. Y Sly por supuesto cumple con nuestras necesidades de forma horriblemente brutal.

Además, Sylvester Stallone ES John Rambo, de eso no hay ninguna duda. Hay que reconocer que Sly está muy mayor en esta película y le cuesta moverse, además de que nunca fue un buen actor. Sin embargo, con los años ha aprendido a dominar los ticks que mejor funcionan a cada personaje, ya sea Rocky o en este caso Rambo. John Rambo es un enfermo, a pesar de haber pasado años desde su último combate sigue sufriendo Trastorno de Estres Post-Traumático (T.E.P.T.) como tantos otros veteranos. Y a pesar de ser un hombre de pocas palabras de apariencia estoica, su dolencia es mostrada sin tapujos en la primera parte de la película, mostrando que a pesar de vivir una vida tranquila y casi feliz junto a Gabrielle y María, su mente no le deja descansar. Y cuando busque venganza, la muerte no es suficiente para estos HDP, su objetivo es hacerles sufrir como ellos han hecho sufrir a los inocentes, generando un climax final con las escenas más gores y bestias que recuerdo en mucho tiempo en una película comercial de estreno mundial.

Pocas veces he visto un sesgo tan claro entre la opinión de los críticos, que mayoritariamente han puesto a caldo a la película y actualmente solo cuenta con un 27% de aprobado en Rotten Tomatoes sobre 150 críticas, y la opinión de +5400 espectadores que la aprueban mayoritariamente tras verla en el cine, según la misma Rotten Tomatoes. En este sentido, te recomiendo que si eres fan del cine de acción en general y de Rambo en particular que vayas sin duda a verla, pasarás un buen rato viendo a Rambo sufrir y cometer una violencia extrema hacia sus enemigos.

Partiendo de que estamos ante una obra de ficción, he leído varias críticas lamentables que acusan de racista a la película por mostrar a los mexicanos como criminales como si eso significara que todo el pais y sus habitantes fueran malvados, algo totalmente falso y equivocado. De hecho, los tres personajes femeninos de la película son mexicanas (Carmen y María sin duda lo son y Gabrielle también si contamos la nacionalidad de sus padres) y muestran cualidades positivas. De hecho, si algo muestra Rambo es que una parte de la sociedad que es buena sufre la violencia provocada por la otra, personificada en los carteles. En ese sentido, todos los HOMBRES mexicanos aparecen como malos en la película, pero esto no es una crítica a TODA la sociedad, como mucho al patriarcado y al machismo de la sociedad. La mexicana, la america, cualquiera que explote a las mujeres y las uses como mercancía.

Stallone comentaba en la pre-producción que tras machacar en Asia a malas personas en sus películas anteriores, su principal preocupación era encontrar un enemigo que claramente mereciera la muerte. La respuesta la tenía muy cerca de casa, ya que según fuentes oficiales, más de 33.000 personas murieron en México de forma violenta en 2018, un triste record para el pais que ilustra que se encuentra en una emergencia nacional provocada por los carteles de la droga. Y frente a la mentalidad “buenista” de alguna gente, está bien que nos recuerden que los monstruos existen realmente y que hacen cosas horribles a gente inocente. Estos puntos de vista contrapuestos se reflejan muy bien en un diálogo que vemos en la película:

– Hay que pasar página. La venganza no es el camino, no nos devolverá a nuestros seres queridos.

– Voy a matarles a todos. Es cierto, no nos los devolverá, pero quiero que sientan el mismo dolor que sentimos nosotros. Estos cabrones van a saber lo que es el dolor.

FUCK, YEAH!!! Que podamos ver en una obra de ficción como estos monstruos son masacrados genera una catarsis emocional al espectador que al menos a mi me funciona.

Por otro lado, también se critica que la película se recrea en el gore y la violencia extrema, cosa que hay que reconocer que sucede, pero Stallone se justifica explicando que para él las películas actuales no muestran lo horribles que son las muertes provocadas por hechos violentos, y él tras comentarlo con veteranos, quiere mostrar toda su crudeza. Además, al iniciar su venganza Rambo deja de ser un ser humano y se convierte en un ser de furia abrasadora para el que la muerte no es suficiente y quiere recrearse con el dolor de sus enemigos. Y hay que decir que la película transmite perfectamente ambos elementos, y en ese sentido, la película es un éxito total.

Si le tengo que poner un pero diría que aunque las escenas emotivas son imprescindibles para crear el escenario para que lo que pasa a continuación nos impacte, creo que a Rambo: Last blood le cuesta arrancar y llegar al meollo, pero una vez todo se lía en México, tiene momentos muy muy punkies que al menos yo no esperaba que nos llevan al clímax más gore de los últimos años. El director Adrian Grünberg creo que realiza un correcto trabajo, consiguiendo ofrecer lo que se espera de esta película. En el apartado de la violencia, hay algunas muertes que están extremadamente bien filmadas hasta el punto que cuesta saber como han conseguido filmar de forma tan horriblemente realista algunas muertes.

Por otro lado, reconocer que el argumento es super básico y no se diferencia de cientos de películas de acción que nacen a partir de la pérdida o secuestro de un ser querido para convertirse en una típica historia de venganza. Rambo Last Blood consigue elevarse sobre la media por la forma en que nos muestra la enfermedad (T.E.P.T.) de Rambo y por la violencia extrema de sus imágenes.

Y como guinda del pastel, el final realiza un efectivo montaje con imágenes de las cinco películas que son una forma de dar un buen cierre a esta serie de cinco películas iniciadas en 1982 con Acorralado (First blood). 37 años, buff, es casi toda una vida.

Comparto el trailer de la película:

Rambo: Last Blood es una película que tiene claro en qué liga juega y ofrece un buen espectáculo acorde a las necesidades de sus espectadores. En mi caso, reconozco tras verla que soy un cliente totalmente satisfecho con el espectáculo ofrecido. Manteniendo este nivel, no ve importaría volver a ver otra película de Rambo dentro de 8 o 10 años. Conociendo a Stallone, creo que le queda cuerda para rato.

PUNTUACIÓN: 7/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Fast and Furious: Hobbs y Shaw de David Leitch

Fast & Furious: Hobbs & Shaw, el spin-of de la franquicia Fast & Furious, es justo la macarrada tonta, exagerada y over the top que se esperaba. ¡Qué bien me lo he pasado, es pura diversión!

PUNTUACIÓN: 7/10

Desde que se cruzaron los caminos del agente Hobbs (Dwayne Johnson), un leal miembro de los servicios de Seguridad del Cuerpo Diplomático estadounidense, y del solitario mercenario Shaw (Jason Statham), ex miembro de un cuerpo de élite del ejército británico, los insultos, golpes y burlas no han cesado entre ellos para ver cuál de los dos cae antes. Pero cuando un anarquista mejorado ciber-genéticamente llamado Brixton (Idris Elba) se hace con el control de una peligrosa arma biológica, el mundo se enfrenta a una de sus mayores amenazas. Cuando Shaw se entera de que además Brixton ha derrotado a su hermana, una brillante e intrépida agente secreta del M16 (Vanessa Kirby), él y Hobbs no tendrán más remedio que dejar su mortal enemistad a un lado para salvar el mundo y derrotar al único hombre capaz de acabar con ellos.

 

David Leitch, director de John Wick o Atomica, realiza un excelente trabajo en esta su primera película en la franquicia de coches rápidos y macarras de boca afilada. El guión de Chris Morgan y Drew Pearce es un montón de lugares comunes que no tiene casi ninguna sorpresa, pero cumple con el objetivo de poner la acción en marcha y llevar a los personajes de un stunt al siguiente, a ver cual más exagerado, además de mostrar que incluso estos tíos duros tienen algún trauma familiar del pasado sin resolver.

Lo primero y más destacable de esta película fue confirmar que el trailer básicamente te cuenta toda la película y te muestra las principales escenas de acción. ¡Y les da igual!! Hobbs & Shaw podría ser un caso curiosísimo en el que el Estudio te lo muestra todo sin ocultarte nada en los trailers, y sea tan loco y exagerado que el público acudamos igual.

Excepto por un par de (divertidísimos) cameos y los traumas familiares de los protagonistas, no hay casi ni una sola sorpresa en la película, y eso también da igual.

Sin embargo, el director David Leitch sabe que todo lo que nos está contacto es super tonto, macarra y exagerado, pero no se esconde y sabe dotarle del tono justo de no tomarse muy en serio a sí mismo, de forma que consigue cumplir de sobra con el objetivo de entretener a la audiencia.

Las escenas de acción son super divertidas y hay un nivel de locura que hizo que me estuviera riendo toda la película de puro disfrute. Un disfrute macarra y over-the-top, si, pero nunca dije que fuera perfecto, y me lo paso genial con estas películas sin complejos.

No puedo valorar las interpretaciones porque todos hacen de ellos mismo, o al menos, de la imagen que tenemos de ellos. Dwayne Johnson y Jason Statham repiten sus papeles antagonistas de la franquicia Fast & Furious, y la verdad es que sus disputas son super divertidas, además que la propia película es un vehículo de lucimiento para ambos en cada plano. Idris Elba es el SUPERMAN NEGRO, no hay mucho más, aunque su voz y su intensidad en pantalla molan siempre. Y Vanessa Kirby es… Vanessa Kirby, la misma tía dura supez capaz y guapísima que sabe que lo es de Misión Imposible. En todo caso, esta no es una película de traumas personales, es una película de acción bestia, y todos demuestran saber lo que tienen que hacer en cada momento para que la película funcione.

La película deja tramas abiertas pensando en abrir una nueva franquicia con estos personajes, y no dudo que con el carisma de esta pareja tengamos películas de Hobbs & Shaw para rato. Eso si, se me hace raro toda la pose de malotes que no se soportan cuando llevamos ya un buen montón de películas viéndoles trabajando juntos. Aunque intentan mantener este rollo de “te puteo porque yo soy mejor”, no si si esto da mucho más de si.

Si tengo que decir algo menos bueno de la película, creo que la selección de canciones es atroz, con unas mezclas que no hay por donde cogerlas. En todo caso, dado que yo no soy público objetivo, igual a los chavales si les gusta está banda sonora. Quien sabe.

Comparto el trailer de la película:

Hobbs & Shaw ofrece lo que promete. Si te gusta el cine de acción macarra, te lo pasarás genial con esta película. El resto de gente, abtenerse.

PUNTUACIÓN: 7/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!