Crítica de Punisher temporada 2 (Netflix)

La segunda temporada de Punisher estrenada en Netflix ha supuesto una enorme decepción y un tristísimo final a la colaboración del canal online con Marvel Studios, a falta de la tercera temporada de Jessica Jones.

PUNTUACION 4/10

Tras los sucesos de la primera temporada, Frank Castle (Jon Bernthal) parece que ha dejado su vida como Punisher atrás. Sin embargo, al ayudar a una joven en peligro, Amy, interpretada por Giorgia Whigham, deberá volver a la acción . ¿O acaso estaba buscando una excusa para volver a su violenta vida anterior? A Amy le persigue John Pilgrim (Josh Stewart) , un violento religioso radical que no se dentendrá ante nada para encontrar a Amy y evitar que la información que posee salga a la luz.

Mientras, en Nueva York, la agente  Dinah Madani (Amber Rose Revah) visita todos los días al herido y anmésico Billy Russo (Ben Barnes), todavía custodiado en el hospital y que está siendo tratado por una psiquiatra, la doctora Krista Dumont (Floriana Lima).

Estas son las dos tramas que veremos a lo largo de esta serie y que son el principal motivo de los muchos problemas que sufre esta temporada, que vuelve a contar con Steven Lightfoot como showrunner.

Pensando en ella únicamente como producto televisivo, la temporada es aburrida a rabiar, con un montón de episodios que son cabezas parlantes que no van a ningún lado. Excepto en Daredevil, se confirma que hacer temporadas de 13 episodios ha sido el principal problema de todas las series de Marvel Studios estrenadas en Netflix. Realmente, esta historia se hubiera podido contar mejor en 9 o 10 episodios, el formato HBO. Pero incluso descontando la morralla, los diálogos repetidos y redundantes que no van a ningún sitio, las dos historias cruzadas están llenas de locuras que son aburridas y tristes.

El que se supone que debería haber sido el arco principal de Punisher con la joven Amy perseguidos por Pilgrim queda en un segundo plano ante el drama Billy Russo intentando recordar quién era en su vida anterior, con la agente Madani y la psiquiatra la doctora Dumont, de forma que provocan que lo menos importante ocupe demasiados minutos, muchos más de los que merecían.

Además, hay veces que una serie mediocre te deja con buen sabor de boca con un buen final, pero incluso en esto falla Punisher. Haciendo un desglose por episodios, los tres primeros en los que se establecen los diferentes argumentos fueron bastante entretenidos. Pero los episodios siguientes hasta el 9º fueron un horror de situaciones aburridas, diálogos redundantes y casi eliminación de la acción. De hecho, me empecé a plantear no terminar el visionado, pero el episodio 10 por fin animó un poco la acción y hizo verlo hasta el final. Que error. Y es que el final de ambos arcos, aunque esta vez si con mucha acción, es lamentable con unos WTF! de libro, que confirman que la elección narrativa de estas historias no fue la correcta para empezar.

Reconozco que la primera temporada me gustó bastante, en parte por la sorpresa de ante una historia que se alejaba del comic centrada en el trauma de los soldados con Síndrome de Stress Post-Traumático (SSPT). Y que no evitaba los momentos brutales protagonizados por Castle. Pero esta segunda se olvida casi completamente de la acción para crear momento realmente aburridos que no hacen avanzar ninguna de las dos tramas. No ofrecer acción sería normal y aceptable si la historia que nos cuentan en su lugar fuera interesante y nos hiciera conectar con los personajes. Pero eso no sucede. Y lo malo es que Jon Bernthal y Ben Barnes lo hacen genial, con las escasas herramientas que les dan.

De hecho, si tengo que salvar algo de esta temporada son las actuaciones de Bernthal y Barnes, que muestran que tenían a dos actorazos principales a los que han desaprovechado completamente.

Produce una gran perplejidad tener un personaje espectacular como Frank Castle con un actorazo como Jon Bernthal y decidir no aprovecharlo, hasta el punto que por momentos Punisher parece un secundario en su propia serie en muchos episodios.

Como serie televisiva Punisher es bastante mala. Pero es incluso peor si pensamos en que desaprovecha todo el potencial del comic y el carisma del personaje y su historia, de forma que nos quedamos sin ver una buena adaptación del Punisher Max de Garth Ennis, entre otras etapas bestiales. ¿Tan difícil era hacer una buena adaptación?

Me queda además una sensación chunga sobre que el motivo por el que el showrunner y los escritores no quisieron adaptar ninguna historia del cómic es porque en el fondo pensaban que ellos son mejores “autores” y podían hacerlo mucho mejor que los autores de los comics. Y así les fue, desastre total.

Comparto el trailer de esta decepcionante temporada

La segunda temporada de Punisher ha sido un triste final a la colaboración de Marvel Studios con Netflix. Una ocasión perdida que no supo sacar todo el partido a este icónico personaje.

PUNTUACION 4/10

Gracias por leer el articulo! Si te ha gustado, te invito que sigas mi blog, y que lo compartas en redes sociales. ¡Saludos!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .