Archivo de la etiqueta: marvel studios

Crítica de Loki Episodio 6 (Disney+)

Este miércoles hemos podido ver el final de la primera temporada de Loki, y reconociendo que la serie fue entretenida y que el futuro pinta bien con unas posibilidades que pueden dar mucho juego para el MCU, no puedo más que expresar mi decepción ante una deficiente ejecución en la resolución de la temporada. Voy a intentar explicarme a continuación:

Artículo CON spoilers.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Episodio 6. Todo el tiempo. Siempre.

El tiempo corre en este final de temporada, en el que Loki y Sylvie tienen una cita con el destino.

Kate Herron por supuesto se mantiene como directora de este último capítulo de la primera temporada de Loki. El creador de la serie Michael Waldron escribe el capítulo junto a Eric Martin, planteado para dar las respuestas que estábamos esperando sobre la AVT y el poder en la sombra que la ha creado.

En el episodio volvemos a encontrarnos con  Tom Hiddleston (Loki) y Sophia Di Martino (Sylvie) al final del tiempo, continuando con los sucesos del quinto episodio, mientras que en la AVT tenemos a Owen Wilson (Mobius), Gugu Mbatha-Raw (jueza Ravonna Lexus Renslayer) y Wunmi Mosaku (cazadora B-15). Como curiosidad, volvemos a encontrar en este episodio a Miss Minute, el reloj animado (con voz de Tara Strong) que es un poco la I.A. de la AVT que sabe más de lo que cuenta.

Jonathan Majors es la gran sorpresa (o no tanto) del episodio, interpretando a “El que permanece”, el creador de la AVT que controla el continuo espacio tiempo desde su castillo al final del tiempo. El actor, sin nombre en la serie, fue presentado hace meses como Kang el Conquistador para la película Ant-Man y la Avispa: Quantumania. Y este anuncio y lo que sabemos de fuera de la serie en contraposición de lo que la serie nos cuenta, diría que es parte del problema que me ha planteado el episodio.

En este sexto episodio de Loki nos han dado por fin las respuestas a todas las preguntas que la AVT nos planteó desde el primer episodio, pero lo ha hecho de la forma más anti climática posible, convirtiendo al que debía ser el mejor episodio de la serie que nos volara la cabeza en una cabeza parlante que nos cuenta su plan malvado en un monólogo de más de ¿10/15 minutos? que me ha dejado con una sensación total de decepción tras haber acabado de ver la temporada.

Como era esperable (y de hecho ya lo comenté en mi artículo sobre el quinto episodio ), todo apuntaba a que el villano en la sombra detrás de todo fuera KANG. Pero no tenía lógica presentar a última hora y de tapadillo a uno de los grandes villanos de los comics Marvel, por lo que este personaje sería una de las múltiples versiones más benigna que el personaje ha tenido a lo largo de los años, como por ejemplo Inmortus. El problema del episodio no es tanto con la explicación -en la que todo cuadra y es OK- o que hayan usado “cabezas parlantes”, incluso a pesar que se nos prometía un espectáculo visual que no ha llegado, sino porque la forma en que Kate Herron nos lo ha narrado ha sido super montonera. La comparación puede ser injusta, pero David Fincher tiene un montón de cabezas parlantes que explican y mueven la trama, y jamás transmite la sensación de aburrimiento o de producto montonero que me ha dado este episodio. El problema no es la herramienta, es la ejecución.

Sobre el KANG no nombrado en la serie, se me han planteado dos problemas. Por un lado, si el antagonista “El que permanece” realmente es Kang, o para ser más exactos, una versión militarista de otro universo se va a convertir en él, encuentro rastrero que la serie presente a un villano y no le de nombre. Porque la serie tiene que ser autocontenida y dar la información suficiente para entenderse todo, y en este caso se dejan a sabiendas un dato importante (¡fundamental!) de la serie, como es el nombre del que va a ser villano de múltiples películas y series a partir de ahora. Y si, entiendo que en parte el nombre no es tan importante y sí resulta clave explicar el contexto del continuo espacio-tiempo y lo que provocó la guerra multiversal que fue presentada en el primer episodio. Sin embargo, Marvel sí anunció a Jonathan Majors como Kang en Quantumania, y casi parece que debemos asumir que como salió en una nota de prensa, los fans ya le conocemos cuando ¡la información debe estar en la serie!! Por otro lado, casi peor es la sensación que Marvel ha omitido el nombre de Kang intencionadamente para que en los próximos días, semanas y meses las webs de entretenimiento tengan “carnaza” para generar contenido que mantenga el hype hacia el MCU mientras esperamos el siguiente estreno: “¿Quién es el villano secreto de Loki en los comics?” va a ser un artículo recurrente en todas las webs de comic y cine que se precien en los próximos días, si es que no se han publicado ya. De hecho, hoy empecé a ver a webs y a gente hacerse pajas mentales sobre que “Loki aparecerá en Doctor Strange y el Multiverso de la Locura” cuando es un rumor sin confirmar, desde luego no es nada que haya sido anunciado por Marvel, y desde luego hay pocas posibilidades de que sea cierto. Pero también de estos clickbaits de alimenta Marvel para que se siga hablando de sus personajes y el hype se mantenga en lo más alto.

Por cierto, en este sentido, el episodio nos muestra a Jonathan Majors explicarnos su origen en el siglo XXXI y como el consejo de Kangs de múltiples realidades alternativas terminó explotando en una guerra abierta por el control del multiverso. Guerra que culminó en una única línea temporal controlada por este personaje “El que perdura” tras hacerse con el control de Alioth. Lo estaba viendo y tenía la sensación recurrente que esa historia ya la había leído. Y justo fue gracias a Lidia Castillo y su estupendo artículo en Sala de Peligro que me recordó que de hecho, toda la historia del consejo de Kangs sale directamente de la etapa de Mark Waid y Mike del Mundo en Vengadores de 2016. Y hay dos problemas en esto. Primero, Mike del Mundo nos ofreció un espectáculo visual alucinante en los comics para contar la historia, mientras que Loki nos lo narra de la peor manera posible ¿con unas figuras de barro encima de una mesa? He criticado (con razón) las series de The CW y como su falta de presupuesto y elementos “cutres” históricamente me han echado para atrás. La ejecución de este escena es algo que vería esperable en la cadena de Warner o en otras series “cutres”, pero resulta impropio para Marvel, dado que nos han vendido calidad y recursos cinematográficos. Pero por otro lado, este nuevo origen de Kang fue contado en el número 4 de Vengadores, dentro de un arco que culminó en un enfrentamiento de los Vengadores contra Kang números más adelante. Sin embargo, en la serie de Loki, esta explicación ¡es el climax de la temporada! Normal que yo y mucha gente lo hayamos visto como un anti-climax, algo acrecentado por la sensación insatisfactoria de pensar que este sexto episodio iba a ser el final de la historia y no lo ha sido.

Una de las señas de identidad de Marvel Studios es su capacidad de mantener elementos claves de sus películas (y series) en secreto, consiguiendo en estos tiempos de spoilers que el espectador pueda ser sorprendido durante el visionado. Marvel no es Universal (por ejemplo) y no te cuenta toda la película en el trailer como pasó en F9 (y en general en toda la franquicia), sacando literalmente todas las escenas chulas y over-the-top. Sin embargo, reconozco que en el caso de Loki, la sorpresa (negativa) de llegar esperando ver un final a la historia y encontrarme que era sólo un punto y seguido al anunciarse su segunda temporada creo que ha sido un error de Marvel que ha jugado en contra de la experiencia del visionado, que también a ayudado a cimentar esta sensación de decepción.

Si Marvel hubiera anunciado una segunda temporada, entiendo que los espectadores no hubiéramos llegado con la expectativa de saber como iban a terminar la historia en tan sólo 46 minutos que dura el episodio (40 si quitamos los títulos de crédito), hubiéramos podido tomarlo como un final de Lost en potencia, con más incertidumbres que certezas, por lo que el golpe entiendo que no hubiera sido tan grande. No ha sido así, y en mi opinión, ha sido un error. Recordar que Wandavision o Falcon y el Soldado de Invierno sí tuvieron finales cerrados más o menos satisfactorios, dejando obviamente subargumentos abiertos, cosa que no ha pasado en Loki. Y por poner otro ejemplo The Mandalorian nos sorprendió a todos con el anuncio de The Book of Fett al final de la segunda temporada, pero es que la serie en sí nos voló la cabeza, siendo una de las experiencias televisivas más satisfactorias que recuerdo. Cosa que Loki obviamente no nos ha dado en sus seis episodios.

Los fans de los comics Marvel y ahora del MCU hemos tenido que soportar durante más de una década los comentarios de haters y gente con poca comprensión cinematográfica que intentaban desmerecer las películas de Marvel con el argumento de “ser sólo un trailer alargado de los siguientes estrenos del studio”. Creo (creía) realmente que esta apreciación no era correcta ya que si bien las películas sí abrían argumentos que iban a ser desarrollados en próximas películas, cada una de ellas ofrecía una aventura autoconclusiva con principio y final que ofrecía un buen entretenimiento en si mismo, permitiendo que pudiera ser vista y disfrutada independientemente del resto del MCU. Esto ya no se cumple con Loki.

Y de la misma forma que Vengadores de Joss Whedon fue el éxito que fue porque Marvel acertó presentando a los personajes en las películas previas, de forma que la película fue directa al grano desde el minuto uno, igual los aficionados tenemos que aceptar que las series de Disney+ van a ser la presentación de elementos para que estallen y nos vuelen la cabeza en las películas. Si ese fuera el caso, estaba pensando en que a priori no tendría problema en ello, si no fuera que la película de Viuda Negra ha estado bien “sin más”, y para sorpresa de nadie ha servido, además de para despedir a Scarlett Johansson del MCU, para presentar a la nueva Viuda Negra Yeleva Velova (Florence Pugh) que la va a sustituir. Así que visto lo visto, creo que todas las series y películas tienen que ofrecer entretenimiento y ser satisfactorias por si mismas, cosa que esta primera temporada de Loki no ha acabado de conseguir.

Dentro que los diferentes episodios me estaban gustando, siempre me quedaba con la sensación que las cosas podían haber estado mejor, conjurándome ante la perspectiva que la experiencia mejoraría en los siguientes episodios, Y algunos fueron mejores que otros, por ejemplo el primero, tercero y quinto fueron mejores que el segundo, cuarto o este sexto con el que ha finalizado la temporada. Pero ahora, visto el conjunto, no puedo más que rendirme a la evidencia que la prioridad para Marvel era reiniciar el Multiverso como espacio donde poderse contar todo tipo de historias, empezando este mismo año en Spiderman: No way home. Sin embargo, el cómo hacerlo y, desde luego, el personaje idóneo para llevarlo a cabo ha acabado siendo secundario.

Porque ese es otro de los problemas de Loki. Su protagonista. Y el caso es que Tom Hiddleston confirma una vez más lo buen actor actor que es y cumple con todo lo que le piden en pantalla. El problema es que hay una conclusión muy evidente y es que Loki ha sido secundario en su propia serie. De hecho, se ha convertido casi en la norma ver que Loki está presente mientras mira como otros hacen las cosas importantes. El síndrome “Hawkguy” (el famoso comic de Fraction y Aja) de nuevo en acción, mostrando a una super capaz Sylvie que tiene las ideas y actúa en consecuencia durante los episodios, como vimos en la resolución del quinto (es ella la que tiene el plan de hechizar a Alioth, Loki sólo la ayuda), y en el anticlimax cuando es su decisión de matar a “El que perdura” contra la opinión de Loki lo que pone en marcha los sucesos que van a desencadenar la segunda temporada.

Es una sensación triste darte cuenta lo bueno que es el actor protagonista y a la vez lo desaprovechado que está. Y eso sin haber entrado en su caracterización, ya que el Loki sufriente, torpe y claramente enamorado siempre a punto del llanto que hemos tenido en esta serie, sobre todo en la segunda mitad, no tiene nada que ver con el carismático, inteligente e imprevisible Dios del Engaño que supone una amenaza para Thor y el resto de Vengadores. Es como el día y la noche. Y lo cierto es que el blanqueamiento que Disney / Marvel está realizando con sus villanos sería motivo de otro largo análisis en profundidad, que creo que dejaré para otro momento.

Debo reconocer que esta diferencia de caracterización respecto a la caracterización previa de las películas (ya de los comics ni hablamos) realmente no me provocó ningún problema importante durante el visionado de la serie. Y reconozco que la química que comparten Tom Hiddleston y Sophia Di Martino en pantalla es estupenda, aunque veo a la actriz más limitada en lo actoral. Siguiendo en el comentario de la relación entre ambos Lokis, estaba claro desde el cuarto episodio que la pareja tenía que besarse en un momento u otro de la serie. El momento llegó en el climax final, y lamentablemente la escena tampoco acaba de conseguir el impacto emocional que debería haber tenido. Y pensando en el por qué, quizá es que el conflicto verbalizado entre Sylvie “que no confía en nadie” y Loki “en quien no se puede confiar” es una idea interesante en el papel, pero sin embargo realmente Loki desde el cuarto episodio en adelante no ha hecho nada factualmente en pantalla que le haga merecedor de esa desconfianza por parte de Sylvie. De hecho, es tan evidente que Loki es un cachorrito enamorado que desea besar a Sylvie, que la traición inmediatamente posterior al beso deja el momento en un bluff. Aparte que la historia daba a entender que la reunión de dos Lokis en el mismo sitio podía ser la causa que provocaba los Eventos catastróficos en la Línea Temporal. Y al final, nada de eso llegó tampoco a pasar.

Loki lo cierto es que NO ha sido una mala serie. En general todo ha estado correcto, bien pero siempre dejando la sensación que se podría haber contado lo mismo mejor de otra manera. Lo cual no tengo claro aún si es un tema del concepto de Michael Waldron, que también, porque plantear un climax con un monólogo de 15 minutos sin duda es arriesgado. O sobre todo de la dirección de Kate Herron, que me da la sensación que en varios momentos, por ejemplo en este episodio final, no ha acabado de estar a la altura del encargo. Y creo que no es un tema de presupuesto, no dudo que Marvel y Disney han puesto dinero en abundancia encima de la mesa para producir Loki, como ya hicieron antes con Wandavision y Falcon y el Soldado de Invierno, sino posiblemente de habilidad.

En este sentido, una vez vistas las tres primeras series de Marvel Studios en Disney+, no tengo duda que Kevin y Feige y su equipo tuvieron claro desde el minuto uno que Wandavision era la serie realmente buena de esta primera hornada, y por eso la adelantaron para empezar con un concepto que impactara a la audiencia. Tras Wandavision, que para mi fue sobresaliente en todos los aspectos, colocaría a Loki en segundo lugar a mucha distancia, ya que a pesar de la decepción general y de haber ido de más a menos, al menos todo es correcto y la historia avanza de forma lógica poniendo en marcha elementos que sin duda van a provocar historias estupendas en el futuro. Algo que no fue capaz de ofrecer Falcon y el Soldado de Invierno con una historia que resultó un fail en toda regla.

Comparto el teaser de este episodio final:

El final de Loki ha sido una decepción. Las cosas como son. No se puede negar el factor de entretenimiento que hemos tenido a lo largo de estas 6 semanas, pero siempre se ha quedado por debajo del material de base, el presupuesto y los medios que Marvel Studios ha invertido y las posibilidades a su disposición. Una pena.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Viuda Negra de Cate Shortland (Marvel Studios)

Tras más de un año de espera, por fin hemos podido disfrutar de Viuda Negra (Black Widow), el retorno de Scarlett Johansson al personaje de Natasha Romanoff que la lanzó a la fama en su primera película como protagonista en solitario. La película está dirigida por Cate Shortland y promete una montaña rusa de acción y emoción cuando conozcamos el origen secreto de Natasha.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Natasha Romanoff, alias Viuda Negra, se enfrenta a los capítulos más oscuros de su historia cuando surge una peligrosa conspiración relacionada con su pasado. Perseguida por una fuerza que no se detendrá ante nada para acabar con ella, Natasha debe lidiar con su historia como espía y con la estela de relaciones destruidas que dejó atrás mucho antes de convertirse en Vengadora.

Viuda Negra está dirigida por Cate Shortland, guionista y directora de cine y televisión australiana, conocida por sus películas Somersault, Lore y Berlin Syndrome. La película cuenta con un guión del jovencísimo Eric Pearson, a partir de un argumento de Jac Schaeffer (creadora de Wandavision) y Ned Benson. Pearson es un guionista estadounidense de tan sólo 36 años que ha trabajado con Marvel Studios en el guión de Thor Ragnarok (Taika Waititi, 2017), además de escribir varios cortometrajes para su serie de películas Marvel One-Shots. Además de Black Widow, este 2021 se ha estrenado Godzilla vs. Kong que también tiene guión suyo.

La película de 134 minutos cuenta con fotografía de Gabriel Beristain, montaje de Leigh Folsom Boyd y Matthew Schmidt, y música de Lorne Balfe. Viuda Negra va a ser uno de los grandes blockbusters palomiteros de este verano y cuenta con un presupuesto de más de 200 millones de dólares. Debido a su estreno simultáneo en cines y en Disney+ en su apartado Premium de pago, está por ver qué recepción tiene la película en la taquilla, aunque las previsiones previas teniendo en cuenta las preventas indican que va a ser uno de los taquillazos del año.

Junto a Scarlett Johansson como Natasha, tenemos un reparto de autentico lujo en el que encontramos a la estrella en alza Florence Pugh (Midsommar, Mujercitas) como Yelena Belova, una “hermana pequeña” y rival de Romanoff, entrenada en la Habitación Roja de la Rusia Soviética para ser una de sus asesinas, conocidas como las Viudas Negras.​ David Harbour (Stranger things, Hellboy) es Alexei Shostakov / Red Guardian: la contraparte del súper soldado ruso al Capitán América, que es una figura paterna para Yelena y Natasha. Rachel Weisz (La Momia, Constantine) es Melina Vostokoff, una espía experimentada entrenada en la Habitación Roja como Black Widow y una figura materna para Yelena y Natasha. Junto a ellos, William Hurt repite en su papel de General Ross, Ray Winstone como el General Dreykov, jefe de la Sala Roja, y O.T. Fagbene como Rick Mason, el proveedor de suministros de Natasha.

Entrando a valorar la película, creo que Viuda Negra es un entretenimiento de primer nivel más que digno, que intenta combinar unas espectaculares escenas de acción con el elemento emocional, al descubrir una faceta de Natasha que hasta ahora estaba oculta. La película está acertada (y previsiblemente) ambientada justo después de Capitán América: Civil War, cuando Natasha está escapando del gobierno americano y es una fugitiva, pero arranca con una primera escena en 1995 en la que conocemos a la familia formada por Natasha, Yelena, Alexei y Melina, antes de entrar a formar parte las dos niñas en la Sala Roja. De esta forma, el elemento emocional conecta inmediatamente con los espectadores.

El guión me ha parecido correcto en todo y aunque luego en el apartado de spoilers comentaré alguna cosa que me funciona menos, en general creo que está bien trabajado y justifica todos los elementos de forma razonablemente bien. En este sentido, creo que todo el equipo de Marvel Studios se ha empleado a fondo para que todo encaje perfectamente con el resto de películas del estudio y no se genere ningún glitch en el sistema. De hecho, hay un montón de detalles que nos recuerdan a todas las películas previas del MCU que están super bien. Que utilicen el viejo argumento de “El mejor truco que el diablo fue convencer al mundo de que no existía” para justificar que Natasha no buscara la Sala Roja me parece simple pero efectivo.

Scarlett Johansson está muy bien en su papel de Natasha Romanov, aunque eso era algo completamente esperable. Johansson es también productora de la película, por lo que entiendo ha tenido posibilidad de decisión para hacer que la historia para su personaje no fuera sólo acción, sino que el elemento emocional y de expiación de culpas pasadas tuviera un papel central en la trama y en la evolución de su personaje. Viuda Negra merecía una película en solitario, y el resultado final creo que es más que digno. Me gusta mucho que recuperen a la Natasha “conseguidora” de información incluso cuando parece que está siendo torturada, algo que nos devuelve a la primera película de Vengadores de Joss Whedon. Por ponerle un pero al arco del personaje, Natasha está siempre sufriendo en la película, emocionalmente pero también físicamente, y creo que no tiene casi momentos en los que se nos muestre feliz con su recién recuperada (ya veremos por cuanto tiempo) familia.

Luego está la polémica sobre si la película “llega tarde” y eso resta puntos ante la perspectiva conocida que Natasha falleció en Vengadores Endgame, algo en lo que no estoy de acuerdo. Es cierto que el retraso de más de un año provocado por el COVID nos ha roto los esquemas a todos, pero creo que la película llega en el momento perfecto para que aparte de ser un buen entretenimiento, pueda ser planteado como un homenaje a la primera Vengadora de este MCU. El problema no debería ser si la fecha de estreno es buena, mala, pronto o tarde, sino si la película cumple con sus objetivos y entretiene, y la respuesta es si en ambos aspectos.

Si Natasha está en modo “doliente” en casi toda la película, la que sin duda SI está disfrutando es Florence Pugh, cuyo carisma llega a los niveles de Scarlett y hace suyo el personaje de Yelena Belova de forma excelente. Además, teniendo en cuenta que Pugh sólo tiene 25 años, creo que tenemos nueva Viuda Negra para rato con su incorporación al MCU. Volviendo a la película, creo que Pugh y Johansson tienen buena química en pantalla y comparten unos momentos muy chulos durante el metraje. Aparte de todo en general, hay un momento en que Yelena recuerda que todas las Viudas Negras han sido esterilizadas y son incapaces de tener niños que refuerza la condición de víctimas de las niñas expuestas a la Sala Roja y nos devolvió de forma excelente a uno de los momentos más polémicos de Vengadores: La era de Ultron, una polémica absurda, en mi opinión.

David Harbour es el alivio cómico de la película, y no siempre funciona en pantalla, lamentablemente. Y Rachel Weisz tiene un papel pequeño, algo esperado por otro lado, pero se nota lo buen actriz que es porque con muy poco consigue que empaticemos con ella y con su dolor ante su “familia” perdida y de nuevo encontrada. Aunque los personajes tienen suerte dispar en la película, Harbour y Weizs transmiten las tablas que tienen y tienen el carisma justo que deben transmitir en pantalla. En todo caso, tengo que reconocer que al ver la película el jueves en el pre-estreno, no tuve opción de verla en V.O., y estoy convencido que escucharles a todos con acento ruso hubiera hacho que la experiencia seguro hubiera sido mejor.

Viuda Negra cuenta con unas estupendas escenas de acción, y casi sólo por ellas ya merecería la pena ver la película en pantalla grande. El combate entre Natasha y Yelena, la persecución por Budapest o el climax final con el combate / persecución entre Taskmaster y Natasha en el aire son super espectaculares y están super bien rodadas. En el combate cuerpo a cuerpo veo conexiones de Viuda Negra con Capitán América: Soldado de Invierno o la saga de Bourne, con momentos de gran intensidad con la cámara colocada justo en medio de la acción. Y la huida de la prisión rusa o el climax final sirven para recordarnos que estamos ante un blockbuster palomitero de primer nivel, con un gran nivel de espectáculo y acción más grande que la vida. ¡Ah! Y por si quedaba alguna duda, quedaros hasta el final, porque SI hay escena post-créditos, y las implicaciones de lo que ahí nos muestran pinta muy, muy bien.

Bueno, hasta el momento todo bien, ¿no? Lo cierto es que la primera mitad me ha resultado modélica. Sin embargo, encuentro que hay un problema muy importante de ritmo en la segunda mitad, justo cuando toda la familia vuelve a reunirse, con 10 minutos largos en los que la trama se para porque, a pesar de lo que comentaba antes, no terminas de creerte todo el elemento de familia feliz, ni es lógico que algunas acciones pasadas no tengan repercusiones ni castigo en el presente. Por no hablar de unos intentos de humor que no funcionan porque no están bien integrados y en ese momento que se supone es dramático te rompen completamente el feeling de la escena.

De igual forma, no me parece mal que la historia sea sencilla si está bien planteada y ejecutada, pero en Viuda Negra quizá todo el climax es demasiado fácil, incluso aceptando y reconociendo que la preparación previa nos ofrece un giro muy chulo que, de nuevo, nos devuelve a un elemento de las anteriores películas de MCU que está super bien.

Otro problema de Viuda Negra es, ¡sorpresa! el villano. Porque Taskmaster mola los pocos momentos en los que está en pantalla, ofreciendo una creíble sensación de amenaza, que hace que lamentes lo desaprovechado que está el personaje. Junto a Taskmaster, el General Dreykov es un villano de Bond (no de los buenos, de los chungos), que por un lado no aparece en pantalla hasta prácticamente el final, por lo que no hay amenaza en su persona, y cuando lo hace es para ser un villano de opereta que verbaliza su plan malvado para así poder ser detenido. Esto en parte también me ha parecido un problema grave de la segunda mitad de la película.

Por todo lo expuesto, creo que es compatible decir que me ha gustado Viuda Negra y recomiendo su visionado a ser posible en pantalla grande, y a la vez que dentro del MCU se encuentra en la mitad inferior de la lista, muy alejada de las históricas 4 películas de Vengadores, las 3 de Capitán América, Iron Man 1 y 3, Guardianes de la Galaxia 1 y 2 o Doctor Strange. En todo caso, creo que no pasa nada porque una película esté “simplemente bien”, en estos tiempos de polarización en las redes sociales y a que algo o es una obra maestra o una basura, creo que se puede y se debe reivindicar una película correcta que cumple de sobra con su función de entretenimiento. No necesito ni pido que todo sea de sobresaliente, un bien 7 también puede estar bien para lo que le pides a una película, y al ejemplo de F9 de hace unos días me remito.

A partir de ahora, entro en territorio SPOILERS, no sigas leyendo a menos que ya hayas visto la película.

El principal problema para mi es que no te acabas de creer el elemento de la familia, algo que es clave en la historia. En 1995 vivieron juntos 3 años en Ohio mientras Alexei y Melina realizan una misión de espionaje para conseguir robar unos secretos que más adelante utilizarán en la Sala Roja. Sí es lógico que Yelena recuerde esos años como los mejores de su vida porque los vivió siendo muy niña y realmente para ella lo fueron. Pero incluso siendo feliz durante esos años, Natasha sabe que están viviendo una mentira, no acaba de justificarse sus ganas de recuperar esa mentira ni a los adultos que la construyeron y luego las abandonaron. Si lo sería en lo relativo a su relación como hermana mayor de Yelena, a la que quiere proteger, pero luego ella reconoce que no intentó buscarla para sacarla de la Sala Roja, lo cual no la deja en buen lugar y queda un poco absurdo.

Y si el elemento familiar resulta increíble para Natasha, lo es aún más para Alexei, aunque en su caso podría tener la justificación que los años en la cárcel podrían haber provocado una visión idealizada de esos momentos, los últimos que disfrutó en libertad antes de ser encarcelado. No, el problema no es tampoco él, sino todo lo relativo a Melina, la “madre” de Natasha y Yelena, ya que conocemos que en los 15 años transcurridos desde que se separaron ha sido la científica que ha creado el mecanismo de control mental que utiliza el General Dreykov para controlar a las Viudas Negras. La justificación de “soy un ratón en el laberinto” es totalmente insuficiente y no cuela, como también lo es su repentino cambio de bando tras años en los que parece que no le importó esclavizar a cientos de jóvenes mujeres para convertirlas en “drones” al servicio de Dreykov.

La sensación que Melina se libra del castigo justo que merecería por sus actos que ayudaron a asentar el control de la Sala Roja hacia las Viudas Negras porque es mujer es una idea terriblemente chunga. Pero sin embargo, se confirma cuando vemos que el climax de la película es ver que un grupo de mujeres se liberan de la opresión de un hombre malo que las esclavizaba. Mira que intento no fijarme en estos detalles cuando veo cine palomitero, pero es que es demasiado obvio y hasta burdo.

Esto conecta con la sorpresa de Taskmaster, y la revelación que NO es un hombre, sino la hija de Dreykov herida hace años por Natasha cuando escapó del control de la Sala Roja. Este era uno de los “pecados” que Natasha llevaba en su consciencia, haber matado a una niña inocente cuando ya estaba libre del control mental, y el hecho que no muriera sirve para que Natasha se quite ese peso de su consciencia, dado que el resto de muertes previas las cometió estando controlada por la Sala Roja. En lo relativo a Natasha, sirve para cerrar su arco argumental, sobre todo porque vuelve a buscarla cuando la Sala Roja está a punto de estallar porque quiere salvarla aunque le cueste la vida. Pero en lo relativo al villano, aparte de lo extraño que resulta que una mujer lleve una armadura masculina, convertirla en otra víctima de su padre, que utilizó su cuerpo herido para experimentar y crear a un luchador con memoria fotográfica, hace que se pierda toda la intensidad en el climax final, lo cual es una pena. ¿Tan difícil era crear a una mujer “villana” que actúa por venganza? Una venganza justa por otro lado, porque Natasha realmente intentó matarla siendo niña, es normal que busque ajustar cuentas. Convertir a Taskmaster en otra víctima de Dreykov impuesto quizá por el ideario políticamente correcto imperante ahora mismo en USA le hace un flaco favor a la película, porque hasta ese momento estaba siendo un gran villano y nos venía bien que hubiera uno, aunque fuera una mujer, ya que si al final el único villano es Dreykov, realmente la película cojea por todos lados.

Esto me conecta a lo que decía antes sobre el guión. Porque si, todo está suficientemente justificado, no puedes decir que haya trampas o fallos en la historia. Pero a la vez, esas explicaciones quedan en estos momentos como demasiado pocas y un tanto endebles. Además que varias situaciones pasan en varios momentos porque si. En ambos casos, no es nada grave, como decía también antes, pero si son pequeñas cosas que hacen que la cosa no cuadre como debería y el disfrute no sea máximo.

A destacar por último la escena post-créditos en la que Yelena en el presente parece estar trabajando, aunque sea en modo freelance, para la Condesa Valentina Allegra de Fontaine, el personaje interpretado por Julia Louis-Dreyfus que ya apareció al final de Falcon y el Soldado de Invierno, y que parece confirmarse que  su organización ¿Hammer? va a trabajar CONTRA los héroes del MCU. Que Valentina ponga a Yelena contra Clint Burton puede provocar un momento chulísimo en el futuro inmediato, quien sabe si incluso en su serie de televisión que Disney+ estrenará antes de final de año. ¿Tenemos a unos Thunderbolts en el horizonte? Estaría chulo, la verdad.

En resumen, Viuda Negra es un estupendo entretenimiento que merece ser vista en pantalla grande. Incluso reconociendo que no es una de las mejores película de MCU, creo que es un digno final al viaje de Scarlett Johansson y su Natasha Romanov.

Comparto el trailer de la película:

Viuda Negra en una buena película de acción con mucho corazón, y aunque no va a estar en mi lista de favoritas del MCU, creo que cumple sobradamente su objetivo y merece ser vista en pantalla grande.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Loki Episodio 5 (Disney+)

Loki nos ha ofrecido en su quinto episodio otro buen episodio con un montón de guiños comiqueros mientras nos prepara para el final de la semana que viene.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Episodio 5. Viaje al misterio.

Loki intenta escapar de El Vacío, un desolado purgatorio donde conoce otras versiones de si mismo.

Este quinto y penúltimo episodio tiene 49 minutos de duración (43 sin los títulos de crédito) y está como siempre dirigida por Kate Herron y escrita por Tom Kauffman, manteniéndose Michael Waldron como creador de la serie y jefe de guionistas.

A Tom Hiddleston (Loki) y Sophia Di Martino (Sylvie) se les une en este episodio Owen Wilson como Mobius, Gugu Mbatha-Raw como la jueza Ravonna Lexus Renslayer de la AVT, Wunmi Mosaku como la cazadora B-15 que ayudó a Sylvie en el episodio anterior, y una constelación de versiones alternativas de Loki, entre los que destaca el Loki anciano interpretado por Richard E. Grant y Kid Loki interpretado por Jack Veal.

Cinco episodios vistos, queda uno. Y en este quinto episodio por fin hemos tenido un buen puñado de ideas locas y momentazos visuales estupendos cuando nuestros protagonistas llegan a El Vacío, el lugar donde las realidades alternativas llegan para ser borradas del continuo espacio temporal. Las apariciones, aunque sea en segundo plano y semi destruidas, de la Torre Stark, el Helicarrier de Shield, la nave de Ronan el acusador o ¡el helicóptero de Thanos de los comics! ofrecen elementos chulísimos durante el visionado, como lo fue ver encerrado a Throg, la rana que posee el poder de Thor. Dado que en semanas anteriores me quejaba de lo gris que resultaba el mundo de la AVT, es justo reconocer lo mucho que me ha gustado el elemento visual del episodio.

La reunión de Lokis ofrece momentos chulos cuando descubrimos que no se puede confiar en Loki, aunque tú mismo seas uno también. Pero también ante el convencimiento del Loki original que pueden sobrevivir si trabajan en equipo, y que Sylvie puede confiar en él. La relación que se ha formado entre Loki y Sylvie me parece una chulada, y puestos a especular estaría genial que se hayan guardado el beso entre ambos para el climax final, provocando el Evento que se lleva anticipando desde el primer episodio capaz de destruir el continuo espacio temporal tal y como ahora se conoce. En todo caso, aquí tenemos otra confirmación de la estupenda química que comparten Tom Hiddleston y Sophia Di Martino en pantalla, y casi la triste confirmación que no le veo un final feliz a la relación entre ambos.

Entrando en territorio de la especulación, vería raro que la semana que viene significara la presentación de Kang, ya que en parte podría ser visto como una “trampa” debido a que no hubo ni el más mínimo atisbo previo de la existencia de un ser tan poderoso que controla el tiempo. Sin embargo, si sería posible que el causante de todo fuera Inmortus, una versión anciana de Kang, y su caída en la serie provocará la ira del Kang joven que iniciará su campaña para controlar el continuo espacio tiempo en las siguientes películas de Marvel Studios. Eso probablemente estaría muy chulo.

Por ponerle un pero, dentro que narrativamente la historia avanza suficientemente y nos deja con un cliffhanger estupendo cuando Loki y Sylvie avanzan más allá de El Vacío para conocer al ser responsable de todo, también puede interpretarse que casi no pasó nada realmente importante para la trama. A pesar que el sacrificio del Loki Anciano sea uno de los momentazos del episodio.

En mi caso, reconozco que después del estupendo episodio anterior, en este esperaba alguna revelación mayor, aunque entiendo que se hayan guardado las revelaciones para el final. No sólo en lo relativo al ser al final del tiempo, sino en la forma en que Mobius va a poder derribar a la AVT frente a una Jueza Renslayer que busca mantener el status-quo a pesar de saber que ha sido engañada durante todo este tiempo.

Hemos vuelto a un episodio en el que todo ha sido correcto, todo ha avanzado adecuadamente y conecto completamente con los protagonistas, pero a la vez se me ha quedado un poco corto. Algo que a falta que el final me vuele la cabeza, podemos ya decir que ha sido la tónica de la tercera serie de Marvel Studios. Y soy el primero que opino que no todo puede ser sobresaliente o la mejor de la historia, y me siento satisfecho con una serie que símplemente esté “bien” a secas.

Por si os interesa, dejo a continuación los links a mis artículos sobre los episodios uno, dos, tres y cuatro de Loki.

Comparto el teaser trailer de este quinto episodio.

Marvel se lo ha guardado todo para el final. Habrá que esperar aún una semana para descubrir si Loki es un gran éxito o se ha quedado en tierra de nadie. Lo tiene todo para triunfar, pero debe acertar el final. Y me siento optimista y creo que lo van a conseguir.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Loki Episodio 4 (Disney+)

El cuarto episodio de Loki en Disney+ ha sido el mejor hasta la fecha y un gran ejemplo de buena escritura a lo largo de toda la serie que construye inicialmente para conseguir que las revelaciones y las sorpresas del episodio nos impacten y nos dejen con la sensación de que el próximo va a ser aún mejor.

PUNTUACIÓN: 8/10

Artículo con spoilers.

Episodio 4- El evento en el nexo

La paranoia invade a la AVT. Mobius y la Cazadora B-15 buscan a Loki y Sylvie.

Kate Herron dirige este cuarto episodio de 48 minutos que nos devuelve a la duración normal de la serie, lo que confirma la sensación de breve interludio que vivimos la semana pasada con la aventura de LOky y Sylvie en Lamentis-1. Michael Waldron vuelve a dejar la escritura del episodio a otro de sus guionistas, en este caso Eric Martin, que firma su primer guión en la serie.

A los protagonistas habituales Loki (Tom Hiddleston), Sylvie (Sophia Di Martino) y Mobius (Owen Wilson) en este cuarto episodio de revelaciones se les unen en orden de importancia la jueza Ravonna Renslayer (Gugu Mbatha-Raw ) de la AVT, jefa de Mobius y con acceso directo a los Guardianes del Tiempo, y la Cazadora B-15 (Wunmi Mosaku ), que fue controlada por Sylvie en el segundo episodio.

Por si os interesa, comparto a continuación los enlaces a mis artículos analizando los episodios uno, dos y tres. En estas tres semanas previas, debo reconocer que dentro que todo me estaba gustando, no me flipaba nada especialmente. Con el añadido que veía que faltaba el despliegue multiversal y temporal que los trailers anticipaban. Y reconociendo que para esta última parte aún vamos a tener que esperar al episodio próximo, la verdad es que el desarrollo que hemos visto previamente tienen un climax super interesante a lo largo de este episodio, lo que me parece un ejemplo de buena escritura que marca de forma modélica los tiempos en que los espectadores conocemos las sorpresas de la trama, maximizando el impacto emocional.

La revelación sobre los Guardianes del Tiempo que tenemos en este episodio era bastante esperable, y tenemos desde cierto punto de vista un nuevo “Mandarín” de Iron Man 3. Con el plus en este caso de tener todavía que esperar una semana para saber quien es el verdadero villano en la sombra que está impidiendo el desarrollo natural del Multiverso en el MCU. Esta posibilidad fue algo que ya comenté desde el primer episodio, cuando parecía claro que el villano no podía ser un Loki renegado, siendo evidente que iba a ser más interesante una lucha por el orden del continuo espacio-temporal. De hecho, hay todavía un elemento ambiguo con la Jueza Renslayer que no acabo de tener claro si es LA villana o una víctima de un poder mayor. A falta que acierten con el villano sorpresa y el climax de la serie, como experiencia televisiva diría que Loki está siendo muy satisfactoria.

Visualmente y con sus múltiples sets y localizaciones inspiradas por Terry Gillian, Marvel Studios vuelve a confirmar que estamos ante una serie de máxima importancia para el estudio en la que ha invertido muchísimo dinero. Y mención especial de nuevo a la música de Natalie Holt,  transmitiendo lirismo, tristeza y misterio con una banda sonora que tiene también un feeling atemporal.

Lo bueno de la idea general de Michael Waldron, el creador de la serie y escritor jefe, es que al invertir tiempo en los principales personajes, Loki, Sylvie e incluso Mobius en los primeros episodios, lo que les pasa, sobre todo lo referido al personaje interpretado por Owen Wilson, consiguió impactarme, porque no lo vi venir y porque consiguieron que empatizáramos con él. Incluso sobre Sylvie, la semana pasada comenté que me faltó algo de historia del personaje, y ahora que por fin la tenemos sentimos todo el drama y la soledad que ha debido sentir desde que la AVT la sacó del continuo siendo niña. Sylvie tiene momentos muy potentes emocionalmente en este episodio, de nuevo vemos una química estupenda de Sophia Di martino con Tom Hiddelston en pantalla.

Sobre Loki, dentro que Tom Hiddelston me parece que lo está haciendo genial y tiene un carisma y una presencia en pantalla bestial, reconozco que me chirría algo que la historia le haya convertido en poco menos que en un patán incompetente, sobre todo por lo visto sobre todo en el episodio anterior. Y Loki es muchas cosas, pero incompetente no, cosa que su borrachera en el tren transmitía. Loki está siendo víctima hasta ahora del síndrome “Hawkguy”, el famoso comic de Matt Fraction y David Aja en el que para destacar al personaje de Kate Bishop optaron por convertir a Clint Burton, nuestro Ojo de Halcón de siempre, en un patán penoso que no era capaz de enfrentarse a matones rusos, cuando era alguien que sin poderes se había convertido por méritos propios en uno de los Vengadores más carismáticos. En parte, esto mismo es lo que veo que han planteado los guionistas en lo referido a los roles de Sylvie decidida y capaz, y Loki sin plan y sin acierto la mayor parte del tiempo.

Sin embargo, el reconocimiento de ser un ser narcisista que llamaba la atención por el miedo a quedarse sólo me parece una idea muy potente que me gusta. Y que puede hacer avanzar al personaje de formas muy interesantes una vez que finalice la serie, ya que no creo que Marvel vaya a renunciar al filón que tiene con el personaje y con la calidad interpretativa de Hiddleston.

Si tengo que comentar algo menos bueno, dentro que me ha parecido el mejor episodio hasta ahora, quizá sería la coreografía de acción del final del episodio, bastante flojilla, y que a pesar de los momentazos visuales en Lamentis-1, la serie con su opción de presentar sobre todo el mundo gris de la AVT, sigue como si estuviera con el freno de mano puesto, como si no quisiera desatarse aún.

La sorpresa final de la escena post-créditos en la que Loki es revivido por versiones alternativas de si mismo (un momento super comiquero que me ha flipado), con un Loki anciano interpretado por Richard E. Grant, un Loki niño con ¿un Loki mascota dragón de komodo? y un Loki afroamericano que parece poseer una versión de Mjornir, invita a pensar que el próximo episodio va a ser el que por fin nos vuele la cabeza. ¡Qué ganas de que esto pase y el episodio me deje flipado!!

Comparto el trailer de mitad de temporada:

Loki por fin nos ha mostrado de lo que puede ser capaz la serie y pinta que los dos episodios que restan pueden ser monumentales y super chulos. ¡Qué ganas de seguir viendo la serie a ver a donde nos lleva y cuando.

PUNTUACIÓN: 8/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Loki Episodio 3 (Disney+)

Loki se para en el tercer episodio de su serie emitida en Disney+, para que conozcamos las similitudes y diferencias entre el protagonista interpretado por Tom Hiddleston y Sylvie, su variante femenina que hizo su aparición al final del episodio anterior.

PUNTUACIÓN: 7/10

Episodio 3. Lamentis.

Loki descubre los planes de la Variante, pero él tiene otro que alterará su destino.

Kate Herron se mantiene en la dirección del episodio, que cuenta con guión de Bisha K. Ali, manteniéndose Michael Waldron como creador y jefe de guionistas.

Viendo lo que nos cuenta el episodio, es normal que tenga una duración de 42 minutos, 36 reales de historia quitando los títulos de créditos, lo que hace que sea el episodio más corto de la serie hasta el momento. De hecho, me recordó el feeling de los típicos interludios de los comics, esas grapas que a veces se publican en medio de una saga larga para dar tiempo a los autores a tomar aire y recuperar plazos de entrega, con una historia que tiene o no que ver con la historia principal.

Loki y Sylvie (Sophia Di Martino) acaban en Lamentis 1, un planeta a punto de ser destruido en 2077 por el choque de su luna. Mientras intentan escapar buscando energía que recargue su TemPad, asistiremos a una aventura repleta de acción en la que descubriremos las diferencias entre las dos versiones de Loki, y la química que comparten Hiddleston y Di Martino. Reconozco que en mi repaso del episodio anterior me quejé sobre que Sylvie fuera rubia, lo cual realmente es un aspecto superficial sin importancia. Visto este episodio, me gusta la interpretación de Di Martino, con un acento en la versión original similar al de Hiddleston, y lo bien que se compenetra en pantalla con él siendo similares y diferentes a la vez.

El caso es que el episodio me ha sorprendido positivamente porque no esperaba que en una serie de 6 episodios fueran a plantear una aventura “ligera” que para de alguna forma la trama principal. En estos momentos en los que parece que lo sabemos todo, que consigan sorprendernos creo que debe ser valorado positivamente. Y aparte de las dos estupendas coreografías de acción, el episodio sirve para ahondar en la psicología de “nuestro” Loki Hiddleston, al tener el contraste de una Variante más seria y centrada en su misión. Si hay algo que la serie está haciendo bien, es mostrarnos a un personaje complejo con más flaquezas que fortalezas, al que Sylvie mete el dedo en la llaga cuando le acusa con razón de no saber qué hacer con su vida. Esa parte me ha gustado mucho.

Sin embargo, lo cierto es que a pesar de ser un episodio super entretenido con momentos de acción y detalles de humor que a mi me funcionan, la trama se para casi en seco y tenemos un episodio en los que el 70% del tiempo tenemos a los dos Lokis (perdón, a Loki y Sylvie) hablando entre ellos en escenas de plano-contraplano. Y me resulta curioso ver cómo tras este episodio “de personajes”, realmente terminamos sin saber apenas nada de Sylvie, algo que entiendo que los creadores se guardan para los próximos episodios. Aparte de ahondar en la psicología del Loki protagonista, el episodio nos trae la sorpresa (no tanto, en realidad) del descubrimiento que los agentes de la AVT son Variantes sacados del continuo espacio-tiempo, no seres creados por los Time Keepers como ellos mismo creen, lo que asienta mi idea que no son los seres benignos que Mobius (Owen Wilson, que no aparece en el episodio) cree que son, y que el climax va a ir más en la dirección de detener sus planes y no tanto los de Sylvie.

Creo que los propios creativos de Marvel se dieron cuenta que el nivel de este episodio con cabezas parlantes la mayor parte del tiempo había sido un poco como de un episodio de The CW, porque se guardaron para el final un espectacular plano secuencia de tres minutos como climax del episodio que me ha parecido una pasada y sirve para mostrarnos que Marvel puede y (espero) va a hacerlo mejor ahora que entramos en la segunda mitad de la serie. Sin embargo, la serie prometía locuras de Loki por el continuo espacio temporal y eso de momento no lo hemos visto. Llegados a este punto central de la serie, es posible que no lleguemos a ver, lo cual de confirmarse empezaría a ser una ocasión perdida y un concepto que podría quedarse un poco corto.

En general, me está gustando Loki aunque sin fliparme, y me sigue compensando el visionado semana a semana, incluso reconociendo que este episodio no siendo malo ni encontrando nada especialmente negativo, ha sido el peor de los tres emitidos hasta el momento. El próximo miércoles veremos si empiezan a darnos las respuestas que estamos empezando a necesitar.

Comparto el teaser trailer de este episodio:

Loki está resultando entretenida aunque este episodio ha bajado algo el nivel. En todo caso, creo que es una buena serie y no me importa si no me vuela la cabeza mientras la historia esté bien construida.

PUNTUACIÓN: 7/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!