Archivo de la etiqueta: Jonathan Pryce

Crítica de Tales from the Loop (Amazon Prime)

No he conseguido conectar con Tales from the Loop, serie de ciencia ficción creada por Nathaniel Halpern y que acaba de estrenarse en Prime Video.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Serie que explora la ciudad y sus habitantes que viven por encima de «The Loop», una máquina construida para desbloquear y explorar los misterios del universo, lo que hace posible cosas que antes estaban relegadas únicamente a la ciencia ficción. En esta ciudad fantástica y misteriosa, se cuentan historias conmovedoras de seres humanos que recuerdan experiencias emocionales universales.

La serie se inspira en las ilustraciones neofuturistas y surrealistas del artista y diseñador sueco Simon Stålenhag, publicadas en su libro de arte narrativo para crear los ocho episodios de esta serie. Nathaniel Halpern es el creador y guionista de todos los episodios, que han sido dirigidos por directores de primer nivel como Mark Romanek, Andrew Stanton o Jodie Foster.

Tales from the Loop probablemente sea el sueño de cualquier productor. A partir de un libro de ilustraciones del artista sueco Simon Stålenhag en la que combinaba imágenes rurales con reminiscencias retro con robots y otros elementos de ciencia ficción sin prácticamente ninguna referencia, el creador y guionista Nathaniel Halpern ha trasladado casi literalmente algunas de estas imágenes aportando la historia de los personajes que viven en este mundo, prácticamente adaptándolo a sus intereses.

Frente a otras serie de ciencia ficción más espectaculares, esta serie está planteada desde un punto de vista intimista, centradas en como afectan a la gente situaciones increíbles. De esta forma, Nathaniel Halpern plantea en estos 8 episodios historias de viajes en el tiempo, cambios de consciencia, viajes a otras dimensiones, la muerte o la Inteligencia Artificial, pero lo importante no es cómo esto sucede sino como afrontan los personajes estás situaciones.

Aunque los ocho episodios son autoconclusivos y están protagonizados por un miembro diferente de la comunidad, las situaciones se plantean alrededor de la familia de Russ (Jonathan Pryce), el director de la instalación de The Loop, e iremos viendo durante los episodios a su hijo George (Paul Schneider), su mujer Loretta (Rebecca Hall) y sus hijos Jacob (Daniel Zolghadri) y Cole (Duncan Joiner), entre otros, cuyas vidas se verán influidas por hechos imposibles según las leyes de la física reales.

La producción me ha parecido de primer nivel y crea, al igual que el libro en el que se inspira, imágenes de gran potencia visual a partir de espacios abiertos y una sensación de desolación alrededor de los campos que rodean las instalaciones de investigación.

Para transmitir el tono intimista deseado, los productores contrataron a Phillip Glass, que ha creado un potente tema principal a piano muy sencillo que transmite mucha emoción. Lástima que esto sea lo único realmente emocionante.

El principal problema de esta serie es que para ser una serie pretendidamente intimista, resulta paradójico que todos sus personajes me hayan parecido super fríos y sin emociones reales, con lo que ha sido imposible empatizar con ellos. Y no creo que sea problema de los actores y sus interpretaciones, sino de lo que el creador Nathaniel Halpern les pedía que hicieran.

Aunque algunos personajes aparecen en varios episodios y hay una cierta continuidad, lo cierto es que los episodios están planteados como historias unitarias similares a  series como «Twilight zone». Esto provoca que el resultado final varíe mucho de un episodio a otro, aunque excepto por un par, la mayoría me han parecido que a pesar de una fotografía genial sus historias son super montoneras, por no calificarlas directamente de mediocres, ofreciendo ningún contexto a lo que les pasa a unos personajes olvidables.

Además, no puedo evitar comentar que el propio concepto de la serie me parece realmente estúpido y hace que mi suspensión de credulidad saltara por los aires, sobre todo a partir del segundo episodio. Y es que un objeto extraño que cambia las leyes de la ciencia es estudiado en unas instalaciones científicas consiguiendo crear aparatos y tecnología retrofuturista increíble que acaba… ¿siendo abandonada en los campos adyacentes para que la gente se la encuentre casualmente y sufra las consecuencias? Como digo, es una idea realmente tonta y muy poco inteligente, aunque reconozco que sin esta premisa de base no hay serie, aunque me hubiera gustado que hubieran pensado un poco mejos las cosas.

En todo caso, no quiero terminar esta reseña sin comentar lo bien que está haciendo las cosas el canal Prime Video. Incluso aunque este Tales from the Loop no me haya convencido, están creando un catálogo notable que probablemente no sea para todos los públicos pero que sí transmite una enorme personalidad y ganas de apartarse de otros productos más standard. Para mí, es sin duda el camino a seguir.

Comparto el trailer de esta serie:

Tales from the Loop me ha parecido una serie correcta aunque menos interesante de lo que los productores creen que es. Toda ciencia ficción que intente hacer algo diferente capta mi atención, pero a veces solo esto no es suficiente

PUNTUACIÓN: 6.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Los Dos Papas de Fernando Meirelles (Netflix)

¡Feliz año 2020! Justo cuando pensaba que el 2019 cinematográfico había terminado, me he encontrado la última sorpresa del año, Los dos papas, historia que narra la relación entre los dos últimos papas, Benedicto XVI y Francisco, realizada por el director brasileño Fernando Meirelles.

PUNTUACIÓN: 8,5/10

Explora la relación que mantuvieron el Papa Benedicto XVI y su sucesor, el Papa Francisco, dos de los líderes más poderosos de la Iglesia Católica, que abordan sus propios pasados y las demandas del mundo moderno para que la institución avance. (Filmaffinity)
El director brasileño Fernando Meirelles (Ciudad de Dios) dirige esta historia inspirada en hechos reales a partir de un guión de Anthony McCarten. Los dos papas cuenta con una fotografía de César Charlone y música de Bryce Dessner.
La película se crea alrededor de dos antológicos Anthony Hopkins como el Papa Benedicto XVI y Jonathan Pryce como el que acabará siendo el Papa Francisco. Destacaría además a Juan Minujín como el joven Jorge Mario Bergoglio en sus años de joventud.
La relación entre estos dos hombres antagónicos está contada de forma brillante por Meirelles, logrando momentos realmente emocionantes. Me ha maravillado escuchar a Pryce en perfecto castellano con acento argentino o a Hopkins hablar italiano o latín . Qué grandes actores son, qué matices sutiles aportan a sus interpretaciones, estamos ante una master-class de interpretación alucinante. Mientras Hopkins simboliza lo viejo que se resiste al cambio y que, de hecho, es incapaz de siquiera planteárselo, Pryce es un cura que ha vivido a pie de calle y que sabe que la única forma de reconectar con la sociedad pasa por poner las necesidades de los necesitados antes que la ortodoxia de la curia.
Aunque Los dos papas comienza con el nombramiento de Joseph Ratzinger como Papa tras el fallecimiento de Juan Pablo II y vemos detalles del funcionamiento de la Curia Vaticana, realmente la película se centra en dos personas hablando la mayor parte del tiempo. Meirelles consigue narrar estas conversaciones de forma interesante y emocionante, conociendo la vida del futuro Papa Francisco desde que abandonó a una novia con la que estuvo a punto de casarse al sentir la llamada de la Iglesia, hasta ser nombrado Papa.
Había leído que esta película era complaciente con la Iglesia sus Papas y sinceramente, no me lo ha parecido. De hecho, Los dos papas se enfrenta a la controvertida biografía del obispo Bergoglio que no se opuso y colaboró con la dictadura militar argentina, al igual que muestra la complicidad de la iglesia de Ratzinger ante los casos de curas pedófilos y como su mayor pecado era preocuparse del violador y olvidarse de sus víctimas.
El gran CINE ya no se encuentra solo en las salas de los multicines, sino que lo tenemos directamente en casa gracias a Netflix, que en el final de 2019 ha empezado a mostrar los frutos de la enorme inversión realizada para tener un catálogo de cine de calidad. Si en 2018 el estreno de Roma de Cuarón parecía una gota en un océano de mediocridad (hablando de cine no de sus series o del resto de su contenido), este 2019 y sobre todo su segundo semestre ha sido un muy buen año cinematográfico.
Además de Los dos papas, el final del año nos trajo Historia de un matrimonio, The Irishman o Klaus, todas notables. Entiendo que esta realidad que el buen cine ya puede disfrutarse en casa preocupará a más de uno, yo no puedo ser más feliz por poderlo disfrutar. E igual que digo esto, seguiré yendo puntual al cine a ver los estrenos de mis películas favoritas, creo que ambas realidades pueden llegar a ser complementarias, no excluyentes.
Comparto el trailer de la película:
https://www.youtube.com/watch?v=VYrnMcfuT4U
Los dos papas es una excelente película que sirve para humanizar a los últimos dos papas. Al estar disponible en Netflix, hay pocas excusas para no verla, yo la recomiendo sin duda.

PUNTUACIÓN: 8,5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!