Archivo de la etiqueta: Prime Video

Crítica de Juego de asesinos de Joe Carnahan (Prime Video)

Tenía ganas de ver una buena película de acción sin complejos, y creo que Juego de Asesinos, la última película de Joe Carnahan disponible en Prime Video ha cumplido perfectamente su función.

PUNTUACIÓN:7.5/10

Una comisaría de policía de un pequeño pueblo se convierte en el improbable campo de batalla entre un asesino a sueldo, una inteligente policía novata y un estafador que busca refugio tras las rejas sin ningún lugar al que huir.

Joseph Aaron Carnahan (1969) es un director de cine, guionista, productor y actor estadounidense especializado en cine de acción. Es conocido por películas como Narc, Smokin’ Aces, The A-Team, The Grey, o Boss Level. También escribió y dirigió varios episodios de la serie de televisión de la NBC The Blacklist. Carnahan escribe el guion de la película junto a Kurt McLeod, a partir de una historia de McLeod y Mark Williams. La película cuenta con fotografía de Juan Miguel Azpiroz, montaje de Kevin Hale y música de Clinton Shorter. La película de 107 minutos de duración contó con un presupuesto de 6 millones de dólares.

En el reparto tenemos a un potente dúo de caras conocidas dentro del género de la acción: Gerard Butler como Bob Viddick, un sicario profesional y Frank Grillo como Teddy Murretto, un estafador. Alexis Louder completa el trío protagonista interpretando a Valerie Young, una agente de policía novata en medio del caos. Toby Huss como Anthony Lamb, un asesino psicótico con un contrato y Chad L. Coleman como Duane Mitchell como el sargento de policía completarían el reparto en sus papeles principales.

Dentro de su modestia de medios, Juego de asesinos me ha parecido una película super entretenida que cumple más que de sobra su función, sobre todo teniendo en cuenta que la vi en casa gracias a estar disponible en Prime Video. La película tiene una duración perfecta de 102 minutos que empieza a tope y no da un segundo de respiro. Teniendo en cuenta que la mayoría del metraje tiene lugar dentro de la comisaría, realmente están pasando un montón de cosas todo el rato y hay varias sorpresas y giros inesperados que me han parecido buenísimos. Leyendo la sinopsis me daba cierto feeling a Asalto a la comisaría del distrito 13, pero realmente la película va por otro lado, nada que ver.

Carnahan como director, guionista y productor de la película plantea la película con varios toques de humor negro que funcionan muy bien y que ayudan a transmitir que tampoco hay que tomarla demasiado en serio, lo cual creo que va en beneficio de la historia y del visionado. Aunque hay una escena de una explosión que muestra que han ido bastante justos con el presupuesto, realmente el climax final lo he visto super potente y me ha dado lo que le pido a una película de acción de este tipo.

Si tengo algo menos bueno que comentar, dentro que me gustan Gerald Butler y Frank Grillo, realmente esperaba más de sus personajes y sobre todo de su enfrentamiento dialéctico y físico durante la película. En todo caso, sí me gusta que lo guarden todo para un potentísimo climax final plagado de fuego y muerte. El verdadero descubrimiento de la película para mi es Alexis Louder, que está genial como el único personaje moral de la película que tiene que enfrentarse a una piscina de tiburones en la que todos son enemigos que buscan su muerte. Dentro de su bisoñez, Louder se crece y mira de tu a tu a Grillo y Butler, lo cual me parece una pasada.

Comparto el trailer de la película:

Juego de asesinos es una estupenda película de acción que me ha dado justo el entretenimiento que necesitaba. Me parece perfecto que Prime siga ofreciendo este tipo de película de acción dentro de su catálogo. Ojalá muchas más películas así.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Samaritan de Julius Avery (Prime Video)

Samaritan de Juluis Avery con Sylvester Stallone de principal reclamo se siente como un viaje en el tiempo 20-25 años atrás, cuando la falta de estrenos de películas de superhéroes de interés hacía que nos conformáramos casi con cualquier cosa que pareciera remotamente similar.

PUNTUACIÓN: 5/10

Sam Cleary (Javon «Wanna» Walton), un joven de 13 años, sospecha que su misterioso y solitario vecino, el Sr. Smith (Sylvester Stallone), es en realidad un personaje legendario que se esconde a plena vista. Hace 20 años, el vigilante superpoderoso de Granite City, Samaritan, fue declarado muerto tras una batalla en un almacén con su rival, Némesis. La gente cree que Samaritan falleció en el incendio, pero algunos ciudadanos como Sam tienen la esperanza de que siga vivo. Con la delincuencia en aumento y la ciudad al borde del caos, Sam se propone sacar a su vecino de su escondite para salvar la ciudad de la ruina.

Sylvester Stallone produce Samaritan a través de su productora Balboa Productions, junto a Metro Goldwyn-Mayer. El proyecto nace a partir de un tratamiento de guion de Bragi F. Schut que fue comprado por las productoras, que Schut desarrolló posteriormente. Como dato curioso, tras venderse el proyecto para cine, Schut lo adaptó para una serie de novelas gráficas, como si de alguna manera quisiera trasmitir una mayor legitimidad comiquera al proyecto.

Para Samaritan los productores contrataron como director a Julius Avery, un guionista y director de cine australiano. Avery escribió y dirigió varios cortometrajes premiados, incluido el corto Jerrycan, ganador del premio del jurado de Cannes en 2008. En 2014, escribió y dirigió su primer largometraje, el thriller australiano Son of a Gun, protagonizado por Brenton Thwaites, Ewan McGregor y Alicia Vikander. Avery dirigió la super entretenida película de terror bélico Overlord para Bad Robot Productions y Paramount Pictures en 2018. Samaritan es su tercera película como director.

Sylvester Stallone interpreta a Joe Smith, un anciano con habilidades sobrehumanas que sólo quiere olvidar unos oscuros sucesos de su pasado. Javon «Wanna» Walton es Sam Cleary, el joven que se hace amigo de Joe, Pilou Asbæk como Cyrus / Nemesis II, el villano de la historia, y Dascha Polanco como Tiffany Cleary, la madre de Sam que sufre problemas económicos.

La película de 103 minutos se rodó en 2020 en localizaciones de Atlanta. Tras retrasarse su estreno en varias ocasiones debido al COVID, finalmente se ha estrenado en Prime Video tras comprar Amazon Studios a Metro Goldwyn-Mayer. La película cuenta con fotografía de David Ungaro, montaje de Matt Evans y Pete Beaudreau y música de Jed Kurzel y Kevin Kiner.

No nos vamos a engañar. Samaritan pintaba cutrilla y el visionado confirma las previsiones. De hecho, el comentario del viaje en el tiempo a finales de los 90 y principios de 2000 no es gratuito, porque tiene exactamente el mismo feeling de serie B que intenta subirse al carro de la moda del momento pero con un presupuesto modestísimo que apenas llega para poder contar correctamente la historia planteada por Bragi F. Schut.

En lo positivo, Sylvester Stallone tiene todo su carisma intacto y se nota que ha buscado un papel completamente a su medida de hombre mayor de pocas palabras que oculta un profundo dolor interior. Este tipo de personajes de pocas palabras siempre los ha bordado y Samaritan no es una excepción. Al tratarse de un estreno en streaming, sólo por verle a él me justifica el visionado de una película que diría que es moderadamente entretenida.

La película tiene el germen de una buena idea, dado que el mensaje de Samaritan es que no existen los blancos y negros absolutos y todos tenemos en nuestro interior la capacidad de hacer el bien o el mal, depende de nosotros hacer lo correcto. Esta parte está bien, lástima que luego el villano sea un chungo de «jua, jua, mira qué malo soy, vamos a destruirlo todo porque si» que pone en cuarentena los intentos de historia más compleja, dejando claro que estamos ante una serie B sin pretensiones. Y complejidades las justas. Junto a esto, la película tiene un giro de guion que está muy chulo, aunque diría que está telegrafiado desde la primera escena. O igual es que yo estoy muy guerreado, pero es que lo vi claro desde el principio, no había ninguna duda posible.

Una de los problemas de Samaritan es que el niño / adolescente Javon Walton hace que su personaje Sam entre en la categoría de «ostiable», siendo un auténtico incordio que me molestaba cada vez que lo veía. Entendiendo que en una película de este tipo de apenas 95 minutos de duración que tiene que ir al grano no hay tiempo de florituras y ni ocasión para despliegues interpretativos. Cosa que en todo caso no le vi a Walton. Pero dentro de toda la propuesta, es lo que más me ha desentonado.

Además, hay un evidente problema de medios que intentan solventar con profesionalismo, pero como comentaba al principio, en general las escenas de acción son más bien cutres, con unos poderes de Joe bastante genéricos aparte de la curiosidad de tener que comer helado para enfriar su metabolismo. Esto unido a tener una película rodada en las mismas 3 localizaciones exteriores todo el rato dejan clara su vocación de serie B que hace lo que puede con el presupuesto disponible.

Junto a esto, el villano Nemesis II interpretado por Pilou Asbæk es otro elemento funcional pero cutre y trillado a más no poder. Si no fuera porque esto mismo es lo que está pasando en la vida real, la idea de tener a un villano que busca una revolución de los pobres frente a los ricos pero su forma de ejecutarla es destruir los propios barrios y propiedades de los pobres me parece una idea realmente tonta y ridícula. Eso, y que la gente vea a alguien destruyendo la tienda del barrio y su respuesta sea unirse a él. Pero qué sabré yo. Aunque ¿es posible que algunos de los manifestantes del BLM se hayan sentido de alguna manera identificados?

En resumen, película malilla pero que no molesta al tenerla disponible para verse en casa. Eso sí, sólo recomendada para los muy fans, todos los demás abstenerse de acercarse a Samaritan.

Comparto el trailer de la película:

Samaritan es una pura serie B que sabe en qué liga juega, lo que hace que aunque sea rápidamente olvidable, al menos entiendas que nos han ofrecido un entretenimiento honesto.

PUNTUACIÓN: 5/10

Si te gustó esta crítica, te invito a que la compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de El Señor de los Anillos: Los Anillos de Poder episodios 1-2 (Prime Video)

Reconozco que tenía muchas ganas de volver a la Tierra Media con la nueva serie de Prime Video El Señor de los Anillos: Los Anillos de Poder. Comento mis impresiones sin spoilers de los dos primeros episodios.

PUNTUACIÓN: 7/10

En un periodo de relativa calma, los personajes se enfrentan al resurgimiento del mal en la Tierra Media. Desde las profundidades más oscuras de las Montañas Nubladas hasta los majestuosos bosques de Lindon, el impresionante reino insular de Númenor y los confines más lejanos del mapa, estos reinos y personajes esculpirán legados que perdurarán en el tiempo. Serie de TV basada en los libros de J.R.R. Tolkien, ambientada en la Tierra Media, y que explora nuevas líneas argumentales en una época muy anterior a «La comunidad del anillo».

El Señor de los Anillos escrita por J.R.R. Tolkien es una de las más grandes sagas de la fantasía épica, a la que hay que sumar la multipremiada trilogía de Peter Jackson. Cuando llegó la hora de hacerse con los derechos, el dueño de Amazon Peter Bezos tiró la casa por la ventana al pagar 250 millones de dólares por los derechos de un material que permitiera a su canal de streaming Prime Video competir con HBO y su Juego de Tronos. Si a esto le sumamos un compromiso de realizar al menos 5 temporadas de esta serie con un presupuesto estimado de 1000 millones de dólares, nos encontramos con la que probablemente sea la producción de televisión más cara de la historia.

La primera sorpresa vino cuando Prime confirmó la contratación de los prácticamente desconocidos J.D. Payne y Patrick McKay como creadores y showrunners de la serie. Payne y McKay son unos guionistas que trabajaron en Bad Robot, la productora de J.J. Abrams y realizaron labores de guion no acreditadas en Star Trek Beyond (Justin Lin, 2016) y estaban trabajando en el guion de Star Trek 4 hasta que la producción fue cancelada por Paramount. Además de esto, también trabajaron en los diferentes borradores del guion de Jungle Cruise (Jaume Collet-Serra, 2021). Muy poco bagaje para un encargo tan importante.

La segunda gran sorpresa vino con la confirmación que Prime NO pretendía adaptar obras inéditas de J.R.R. Tolkien como el Silmarillion o los Apéndices, sino que pretendían crear material totalmente nuevo que supuestamente se inspiraría en la obra de Tolkien y mantuviera de alguna manera la espectacularidad y la personalidad de las películas de Jackson. Esto enfureció a los fans de Tolkien que se sintieron engañados, creándose una polémica que ha llegado hasta el estreno.

Para estos dos primeros episodios Prime ha contratado al español J. A. Bayona, que realiza además funciones de productor ejecutivo. Bayona se trajo consigo al director de fotografía Óscar Faura a un rodaje que tuvo lugar en Nueva Zelanda. El ilustrador y artista conceptual John Howe fue contratado para mantener la sensación y el estilo de las películas anteriores. También se contrató a la diseñadora de vestuario Kate Hawley, que trabajó en las películas del Hobbit. Howard Shore, creador de la icónica banda sonora de LOTR, creó el tema principal, aunque Bear McCreary ha hecho la banda sonora. Por cierto, los showrunners Payne y McKay han escrito el guion del piloto, pero el segundo episodio ha sido escrito por Gennifer Hutchison, guionista que ha trabajado en Breaking bad y Better call Saul entre otras obras.

En cuanto al reparto, de momento tenemos un montón de caras desconocidas que supongo tendrán la esperanza de poder entrar en el imaginario colectivo del gran público gracias a esta serie. Morfydd Clark es una joven Galadriel, la Señora Elfa de los bosques de Lothlórien interpretada en las películas por Cate Blanchett ahora es una joven guerrera elfa que cree que el mal está regresando a la Tierra Media. Markella Kavenagh es Elanor «Nori» Brandyfoot, una Pelosa (raza precursora de los hobbits que vivieron milenios antes que Frodo y compañía) con un anhelo de aventura. Robert Aramayo es Elrond, un arquitecto y político medio elfo que en la trilogía de Peter Jackson estuvo interpretado por el actor Hugo Weaving.

Benjamin Walker es Gil-galad, el Alto Rey de los Elfos que gobierna desde el reino de Lindon. Ismael Cruz Córdova es Arondir, un elfo silvano con un amor prohibido por la curandera humana Bronwyn, (Nazanin Boniadi), una humana y curandera que posee una botica en las Tierras del Sur. Tyroe Muhafidin es Theo, el hijo de Bronwyn. Charles Edwards hace de Celebrimbor, el herrero elfo que forja los Anillos de Poder, es un «brillante artesano» conocido en toda la Tierra Media que es amigo de los enanos de Khazad-dûm. Daniel Weyman es el extraño que cae del cielo en un meteorito en llamas y Owain Arthur es Durin IV, príncipe de la ciudad enana de Khazad-dûm.

Antes de empezar a valorar esta serie, debo reconocer que en mi familia somos super fans de El Señor de los Anillos de Peter Jackson. Todos los años volvemos a ver la edición extendida de las tres películas, y seguimos flipando con unas películas que son historia del cine. También diré que leí El Hobbit y El Señor de los Anillos con ¿15, 16 años? pero no me consideraría super fan de Tokien ya que no llegué a leer el Silmarillion , los Apéndices o el resto de la obra del escritor inglés.

Así que cuando se anunció una serie de televisión ambientada en la Tierra Media, la alegría fue máxima. Incluso la noticia de que Prime no buscaba adaptar los escritos de Tolkien sino crear nuevas historias no me llamó a ningún boycott contra nadie, queriendo dar el beneficio de la duda confiando que la serie me gustara por si misma y no por ser derivativa de algo que realmente me encanta. Por mi parte, no la juzgaré en comparación a la obra literaria, si me gusta será por sus propios méritos y si no me gusta será también por lo que nos enseñan en pantalla, no por lo que deberían haber hecho o lo que me gustaría que hicieran.

Y me alegra poder expresar mi alegría ante mi retorno a la Tierra Media con una producción de este calibre, que luce sencillamente increíble de principio a fin. Contratar a Bayona para estos dos primeros episodios ya era una declaración de intenciones y diría que ha salido bien parado de un encargo envenenado, ya que la comparación con Peter Jackson es inevitable. Dentro que obviamente no llega al mismo nivel de excelencia, los problemas que le puedo encontrar a estos episodios son de guion, algo que no puede ser achacable a él, así que globalmente hay que estar contentos con la labor del director español en la serie más importante del año.

Viendo estos dos primeros episodios se confirma que el diseño de producción y sus soberbios efectos especiales son de diez, devolviéndonos a la Tierra Media a millones de espectadores. Por lo visto hasta ahora, la escala y las diferentes localizaciones tienen el feeling perfecto de lo que se espera de El Señor de los Anillos, y me han dejado con la boca abierta en más de una ocasión. Por ejemplo, la presentación del campamento de Pelosos me ha parecido una pasada super divertida, y las minas de los enanos lucen majestuosas e increíbles. Pensar en las diferentes localizaciones que están por aparecer me hace ilusionarme un montón con una serie que visualmente está ofreciendo lo que se esperaba de ella, siendo este aspecto lo mejor de la serie de largo.

Ha habido también bastante polémica con el casting de actores racializados que tiene la serie. Personalmente eso me da igual. Lo que sí tengo que reconocer es que excepto Galadriel y Elrond por motivos obvios, no recuerdo el nombre de ningún personaje, lo cual no es habitual para mi. Y no creo que nadie esté especialmente mal, tampoco creo que ningún actor o actriz destaque por sus dotes actorales o su personalidad hasta el momento, motivo por el que diría que me han pasado sus nombres desapercibidos. Si tengo que destacar a algunos, me quedo con Markella Kavenagh como la joven Pelusa «Nori» Brandyfoot y con Ismael Cruz Córdova como el elfo silvano Arondir. El resto de personajes de momento los veo muy muy grises. Y se que las comparaciones son odiosas, pero de momento Cate Blanchett y Hugo Weaving están dejando en muy mal lugar a sus jóvenes contrapartidas de esta serie. Por suerte para todos, quedan seis episodios para hacerme cambiar de opinión, porque tengo claro que Jon Nieve o Daenerys Targaryen no se convirtieron en los iconos que son ahora en los primeros episodios de Juego de Tronos.

Y es que dentro que como comentaba al principio me ha gustado volver a la Tierra Media y seguro voy a ver la serie completa, la verdad es que debo que reconocer que tras ver más de dos horas de televisión apenas ha pasado nada interesante, lo cual creo que es lo que provoca que no nos enganchemos a los personajes o lo que hacen. Y esto es un problema sobre todo del guion. Los Anillos de Poder tiene 8 episodios en esta temporada y confío que la tensión y la sensación de amenaza aumente a medida que avance la serie, porque no nos han dejado en unos momentos realmente emocionantes. En este sentido, es ilustrativo que igual que pasó recientemente en Sandman, al final de este segundo episodio los productores insertan un trailer de los momentos más espectaculares y emocionantes de lo que está por llegar como forma de enganchar a los espectadores indecisos, porque diría que incluso ellos mismos se dieron cuenta que lo que habían mostrado hasta ahora no había sido nada del otro mundo.

Escribiendo este artículo acabo de descubrir que los showrunners Payne y McKay son alumnos de la escuela J.J. Abrams en Bad Robot. Y eso explica algunas locuras del guion que son el típico «todo vale» de Abrams y que me chocaron durante el visionado. En concreto, el sentido espacial y el paso del tiempo desaparece en la serie, con una elipsis muy loca con dos narrativas que se solapan en el episodio. Lo comento porque no son elementos vitales de la trama, y desde luego no voy a dejar de ver la serie por estas absurdeces, pero como ya pasó en Star Wars Episodio VII El despertar de la fuerza, son pequeñas piedras que la serie va poniendo en el camino y que impedía que disfrutara de la serie como me hubiera gustado.

Por ejemplo, Gil-galad, el Alto Rey de los Elfos le pregunta a Elrond si quiere unirse a Celebrimbor en su viaje a la ciudad enana de Khazad-dûm, a lo que él acepta encantado. Literalmente en la siguiente escena, ¡Elron y Celebrimbor están llegando a pie a las minas! Un viaje de muchas semanas o meses a caballo cruzando gran parte de la Tierra Media realizado en apenas segundos a pie por obra de una elipsis muy loca. Muy loca porque al mismo tiempo Galadriel ha saltado de un barco y se encuentra en mitad del océano y en mitad de esa elipsis de semanas o meses. Y los Elfos son seres casi inmortales de leyenda, pero SE CANSAN Y TIENEN QUE DORMIR O DESCANSAR. Pretender que nos creamos que Galadriel puede realizar semejante hazaña es un WTF!! muy muy loco. Como también lo es la forma en que un personaje encuentra por qué si una espada rota con el símbolo de Sauron. Literamente se la encuentra sin más. Buff, qué daño ha hecho Abrams al mundo de los blockbusters mainstream, por supuesto que NO todo vale.

Y como digo por supuesto esto son al fin y al cabo «chorraditas», desde luego no lo más importante de la serie, pero si son cosas que no cuadran, y al no hacerlo la satisfacción es mucho menor a lo esperado, aparte del hecho que no hemos visto hacer a casi ningún personaje nada especialmente inspirado. Por cierto, fruto de esta escuela Abrams, he encontrado diálogos muy flojos, sobre todo en lo relacionado con los elfos, que tampoco me han dejado sensación de que me los creo.

A priori yo con ver hobbits y elfos ya me daba por contento, cosa que más o menos hemos tenido en el arranque de esta serie. Sin embargo, dentro que la serie me ha entretenido y tengo ganas de ver como continúa la serie, estos episodios me hacen temer que Prime Video haya cometido un error crítico con la elección de unos showrunners sin la experiencia suficiente para llevar este encargo a las cotas que debería alcanzar. De momento, acepto el «entretenido sin más», pero realmente tratándose del El Señor de los Anillos eso no es suficiente. Espero que los próximos episodios me hagan tragarme mis palabras.

Comparto el trailer de esta serie:

El Señor de los Anillos: Los Anillos de poder se han quedado en su estreno en un «bien sin más» que en este caso no tengo claro que sea suficiente para enamorarme. Espero que los próximos episodios me hagan cambiar de opinión.

PUNTUACIÓN: 7/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Trece vidas de Ron Howard (Prime Video)

Siguen los estrenos de películas interesantes en streaming. En este caso quiero recomendar 13 vidas, la película de Ron Howard inspirada en hechos reales que ha sido estrenada recientemente por Prime Video.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Basada en la historia real, «Trece vidas» es el relato del rescate de un equipo de fútbol de la cueva de Tham Luang, en Tailandia, tras quedar atrapado por las lluvias torrenciales y peligrosas inundaciones

Trece vidas es una película inspirada en el rescate en la cueva de Tham Luang, dirigida y producida por Ron Howard, a partir de un guión escrito por William Nicholson a partir de una historia suya y de Don MacPherson. Sayombhu Mukdeeprom es el director de fotografía, James D. Wilcox realizó el montaje y Benjamin Wallfisch la música. La película se estrenó en cines de modo limitado el 29 de julio de 2022, para empezar a emitirse en streaming en Prime Video la semana siguiente, el 5 de agosto. 13 vidas ha contado con un presupuesto de 55 millones de dólares y fue rodada en localizaciones de Tailandia y Australia, contando con una duración de 147 minutos.

Viggo Mortensen, Colin Farrell, Joel Edgerton y Tom Bateman son las caras más conocidas de un reparto principalmente formado por actores asiáticos.

Ron Howard es un director super sólido con una filmografía ecléctica y variada. Su nueva película inspirada en hechos reales es un canto al poder de la humanidad cuando nos unimos por una buena causa, como fue el caso de este rescate de unos niños que quedaron atrapados en una cueva subterránea, que movilizó recursos y personas literalmente de todo el mundo. Porque no son sólo los submarinistas, todo un pueblo se unió para impedir que los acuíferos inundaran las cuevas tras las copiosas precipitaciones, lo que mantuvo con vida a los jóvenes hasta que fueron rescatados.

Narrativamente Howard da otra lección con esta película. Me parece una pasada como rueda estos espacios subterráneos inundados, consiguiendo que se vea perfectamente lo que pasa y a la vez que sientas el terror de poderte quedar atrapado en cualquier recodo de estas cuevas, algo que son aspectos super complejos y casi antagónico.

Para ser una película de dos horas y media en la que la acción está confinada a espacios claustrofóbicos mientras los submarinistas de rescate intentan salvar a los críos, Howard consigue hacerla super apasionante y entretenida, y me tuvo con el corazón en un puño durante la mayor parte del metraje. De hecho, a pesar de no conocer los detalles concretos del rescate, sí recordaba que al final salvaban a los niños, y sin embargo hay una sensación de cuenta atrás y de tensión tan chula en la película que me tuvo dudando por la resolución de la historia en varios momentos.

El reparto me parece que está super bien. El carisma de Viggo Mortensen y Colin Farrell se sale de la pantalla. Además de grandes actores, tienen una química estupenda y te crees que son profesionales de gran experiencia que han trabajado juntos en otras ocasiones. Junto a ellos, Joel Edgerton también está muy bien, sobre todo cuando conoce el motivo real por el que le han llamado para ayudar en el rescate, cuando parece que las opciones se les acaban. En este aspecto, la película también me parece un acierto total.

La película me parece perfecta en su propuesta y la forma en que la plasma en una película comercial. No es que no tenga ninguna pega, es que me ha tenido super entretenido y preocupado por el rescate de principio a fin, no le puedo pedir más. De hecho, ya me gustaría que hubieran más películas con esta perfecta factura técnica y unas buenas interpretaciones al servicio de la historia.

Por cierto, no se me escapa que posiblemente esta película no la hubiera visto ni el tato si se hubiera estrenado en las salas de cine. Y dentro que seguro que visualmente luciría espectacular en pantalla grande, me parece genial que gracias al streaming, y en este caso a Prime Video, espectadores de todo el mundo hayamos descubierto esta historia y disfrutado con el trabajo de Ron Howard y todo el equipo de la película. Por favor, ¡más películas así!

Comparto el trailer de la película:

13 vidas es una película estupenda que destaca el potencial del ser humano cuando trabaja unida, dejándote con un estupendo sabor de boca. Super recomendable.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de The Boys temporada 3 (Prime Video)

La tercera temporada de The Boys recién emitida en Prime Video ha vuelto a volarnos la cabeza con este mundo de superhéroes sangriento y over-the-top. Con este nivel, pueden mantener la serie en emisión las temporadas que quieran.

PUNTUACIÓN: 8/10

Teniendo lugar un año después de los acontecimientos de la temporada anterior, la historia sigue a The Boys titulares que ahora trabajan para la Oficina de Asuntos de Superhéroes de Victoria Neuman para detener a los Supes problemáticos, habiendo superado sus problemas con los Siete. Sin embargo, el conflicto se reanuda cuando Butcher comienza a investigar la verdad sobre la aparente muerte de Soldier Boy, uno de los primeros superhéroes americanos de Vought, con la esperanza de matar a Homelander para siempre. Mientras tanto, la estabilidad mental de Homelander comienza a deteriorarse a medida que Vought intenta restringir su poder, mientras que otros miembros de los Siete, como Starlight y la Reina Maeve, ayudan a The Boys en sus complots contra él.

La tercera temporada de The Boys, basada en los cómics de Garth Ennis y Darick Robertson, ha sido desarrollada por el escritor y productor Eric Kripke. Los ocho episodios de esta temporada han sido dirigidos por Phil Sgriccia, Julian Holmes, Nelson Cragg y Sarah Boyd, con un equipo de 9 escritores para realizar los guiones de la serie además del propio Kripke, que se mantiene como showrunner.

En el reparto de The Boys volvemos a encontrarnos a Karl Urban como William «Billy» Butcher, Antony Starr como Homelander, Jack Quaid como «Hughie» Campbell Jr, Erin Moriarty como Annie January / Starlight, Dominique McElligott como Maggie Shaw / Queen Maeve, Jessie T. Usher como Reggie Franklin / A-Train, Laz Alonso como Marvin T. «Mother’s» Milk / MM, Chace Crawford como Kevin Moskowitz / The Deep, Tomer Capone como Serge / Frenchie, Karen Fukuhara como Kimiko Miyashiro, Nathan Mitchell como Earving / Black Noir, Colby Minifie como Ashley Barrett, Claudia Doumit como la responsable de la Oficina de Asuntos de Superhéroes Victoria Neuman. La gran incorporación de la temporada es Jensen Ackles como Soldier Boy, una versión psicótica del Capitán América.

La segunda temporada de The Boys se emitió hace casi dos años y no me di cuenta lo mucho que la echaba de menos hasta que empecé a ver esta tercera. Y hay que reconocer que el showrunner Eric Kripke y su equipo han sabido mantener el nivel con las nuevas narrativas incorporadas este año. Si la NAZI Stormfront indicaba que la serie no iba con sutilezas, en esta tercera temporada hemos tenido dos narrativas muy claras que van un paso más allá: Por un lado la aparición de Soldier Boy, la versión de The Boys del Capitán América convertido en alguien que no luchó en la 2ª Guerra Mundial y fue allí únicamente para servir a la propaganda del gobierno, que es un psicótico peligroso con estallidos incontrolados de poderes. Y por otro lado, un Homelander que alcanza el poder tras liberarse del control (y el chantaje) de Vought, creando una farsa inspirada nada sutilmente en la estancia de Donald Trump en la Presidencia de los Estados Unidos.

The Boys nunca ha sido una serie sutil. De hecho, su brocha gorda golpea en muchos momentos al espectador. Pero toda la parte de Homelander / Trump negando la realidad y acusando de antipatriota a todo aquel que le recuerde que aunque no quiera hablar de algo, la realidad es la que es, me parece que nos ha dejado momentos brillantes. Unido además a la polarización de una sociedad a la que mienten a la cara y acepta las mentiras creando un estado mental alejado de la realidad a partir de la «post-verdad». Esta parte de la trama ha dejado momentos espectaculares, con un Antony Starr que me parece se encuentra a un nivel interpretativo bestial.

Como no hay duda del posicionamiento político de The Boys, todo el arco de A-Train en este temporada centrada en su enfrentamiento contra Blue Hawk, un héroe blanco que trabaja en barrios afroamericanos empleando fuerza excesiva que mata inocentes en lugar de enfrentarse al crimen, es una excusa para criticar el movimiento «White lives matter» y «Police lives matter» que surgió a partir del Black Lives Matter, ridiculizado como una estrategia de la ultra-derecha. Un A-Train que a pesar de intentarlo, no deja de ser un tipo penoso.

A pesar de todas las salvajadas de la serie, hay un interesante desarrollo de los protagonistas, en especial todo lo relacionado con un Butcher (genial como siempre Karl Urban) que es una persona traumatizada por un padre violento cuya idea de familia es alejar a todo aquel que le importa y hacer lo que sea necesario para conseguir realizar su plan para acabar con Homelander sin importarse a quien deje en el camino. Hughie en esta temporada con el uso del V24 que le da a él y a Butcher poderes de forma temporal, sirve para destacar la masculinidad tóxica que no acepta que una mujer pueda ser más fuerte que él y ni que haya mujeres que no necesitan ser salvadas.

Como tengo claro cómo es la serie, no me supone ningún problema que sólo Starlight, Kimiko y Maeve sean mostradas con rasgos positivos que las calificaría como BUENAS, mientras que todos los hombres con poderes, incluidos Butcher y Hughie, sean seres egoístas a los que sus traumas y sus deficiencias dominan sus personalidades y acciones. Hubiera estado bien que hubiera un hombre super poderoso mostrado desde una óptica positiva, pero obviamente The Boys no es esa clase de serie. Dicho esto, hay elementos en la serie como el machismo que sigue dominando las tomas de posición en las altas esferas, por ejemplo con el talent-show para decidir los nuevos miembros de The Seven que rechaza a mujeres mucho más capaces que los hombres que acaban siendo elegidos, que me parecen muy chulos y me gusta que una serie de entretenimiento los ponga de relevancia con tanta claridad y sin medias tintas.

Además de todo lo anterior, los momentos gores super over-the-top siguen dominando todos los episodios, con unas escenas de acción super sangrientas que son diferentes a todo lo que puede verse en televisión ahora mismo, exceptuando quizá la serie de animación Invincible basada en el comic de Kirkman, Ottley y Walker, también emitida en Prime Video. La verdad es que para ser televisión, la temporada de the Boys luce increíble, y deja en mal lugar otras series que se están emitiendo ahora mismo como por ejemplo Ms. Marvel en Disney+.

Si tengo que ponerle algún pero a la serie, me centraría en la promoción del 6º episodio con el «Herogasm», un episodio que traslada una de las historias más bufas del comic de Ennis y Robertson con una orgía de seres con superpoderes a cual más extravagante. En la serie, la orgía aparte de no ser para tanto, fue de largo lo menos interesante del episodio y eclipsó los importantes sucesos que tenían lugar, con el primer combarte sorpresa de Homelander contra Soldier Boy, Butcher y Hughie.

También habría que decir que el papel de The Deep ha quedado aún más limitado a tipo penoso centrado en perversiones sexuales con pulpos cualquier ser acuático que se le ponga a tiro. A lo que habría que sumarle un Noir que ha sido un quiero y no puedo en toda la serie.

Una vez comentados estos elementos menos buenos, lo cierto es que tengo que resaltar lo mucho que me ha gustado esta tercera temporada, incluso reconociendo el wokismo extremo, me ha parecido una pasada. De hecho, al ser todo tan exagerado y over-the-top el elemento más panfletario queda dentro del tono exagerado general. Aparte que cuando empiezas a ver la tercera temporada de The Boys, ya sabes a lo que vienes, y yo lo estoy disfrutando mucho. Y es que recordando algunos momentazos super chungos de la serie, por ejemplo el momento The Deep comiendo el pulpo o los usos sexuales de una persona con poderes tipo Ant-Man, que me sigo sorprendiendo que una serie tan bestia como esta haya llegado a rodarse y sea una realidad.

Teniendo en cuenta el final de esta temporada, diría que la cuarta temporada ya confirmada será la última, dado que la trama de Butcher vs Homelander que es el núcleo de la serie está en el límite de empezar a ser repetitiva. Eso sumado al hecho que nos estamos quedando sin superhéroes de los que reirse me indicaría que los creativos de Prime harían bien en plantear el final de la historia. Mientras tanto, como digo The Boys es un entretenimiento super recomendable para todos aquellos que busquen salvajismo y en general una historia de superhéroes diferente.

Comparto el trailer de esta temporada:

Manteniendo el nivel de temporadas anteriores, The Boys se confirma como uno de los grandes entretenimientos de Prime Video y nos deja en todo lo alto para una cuarta temporada que se supone visto lo visto que debería ser la última.

PUNTUACIÓN: 8/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!