Archivo de la etiqueta: Prime Video

Crítica de Boss Level de Joe Carnahan (Prime Video)

Prime Video ha estrenado Boss Level, la última película de acción de Joe Carnahan con un omnipresente Frank Grillo en una historia de ciencia-ficción que nos ofrece un estupendo entretenimiento para este verano.

PUNTUACIÓN: 7,5/10

Un oficial retirado de las Fuerzas Especiales está atrapado en un bucle temporal sin fin el día de su muerte.

La producción de Boss Level ha resultado ser una travesía en el desierto para Joe Carnahan, director entre otras películas de Narc, Smokin’ Aces, The A-Team o The Grey, entre otras. Y es que ya en 2012 Carnahan anunciaba que estaba trabajando en una película cuya premisa básica era “Atrapado en el tiempo hecha película de acción”, dos años antes del estreno de “Al filo del mañana”, la película de Tom Cruise y Emily Blunt con la que comparte esta premisa básica, aunque ambas la lleven a terrenos completamente diferentes.

Carnahan escribió el guión junto a los hermanos Chris y Eddlie Borey, que tuvieron la idea original. La película se rodó en 2018 con un estreno previsto en 2019 que sin embargo no llegó a producirse. Tras varios intentos fallidos de encontrar distribución, finalmente se estrenó en Estados Unidos en la plataforma Hulu esta primavera de 2021, llegando unos meses más tarde a España gracias a Prime Video. La película, de apenas 96 minutos de duración incluyendo los títulos de crédito, cuenta con fotografía de Juan Miguel Azpiroz, montaje de Kevin Hale y música de Clinton Shorter.

Boss Level cuenta con un casting de autentico lujo. El veterano del cine de acción Frank Grillo protagoniza de forma casi omnipresente la película, interpretando a Roy Pulver, un ex-militar que se encuentra viviendo un bucle temporal que termina cada día con su muerte. A Grillo se le unen la siempre guapísima Naomi Watts, que interpreta a la ex-mujer de Roy Jemma Wells, una científica que será la que ponga en marcha la historia. El siempre genial Mel Gibson, cada vez más cómodo en roles de villano, interpreta al Coronel Clive Ventor, el jefe de Jemma.

Junto a ellos, encontramos también en pequeños papeles a Michelle Yeoh, Annabelle Wallis, Ken Jeong, Will Sasso, Selina Lo, Meadow Williams, Mathilde Ollivier y Rob Gronkowski.

Boss Level es por supuesto y ante todo “El día de la marmota hecha película de acción”. Pero junto a esto, el título alude al mundo de los videojuegos y al último nivel al que los jugadores deben enfrentarse para finalizar el juego, tras culminar horas y horas de juego. Y es que precisamente el aprendizaje que Roy va adquiriendo con cada muerte le va permitiendo mejorar e ir conociendo elementos que le permitirán conocer su misión dentro del bucle temporal. Lo mismo que nos ha pasado a cualquiera que hemos jugado a videojuegos y hemos ido mejorando y avanzando en el juego con cada partida que jugábamos.

En este sentido, la estética de los video juegos retro está super presente en todo momento, empezando por el contador que nos informa qué muerte de Roy estamos viendo en cada momento, y la forma en que parece que él es un personaje de videojuego en muchos momentos y casi desearías tener un joystick para moverle tratar de evitar sus muchas muertes. Además por supuesto de mostrarnos varias escenas ambientadas en lo que sería un recreativo con numerosos juegos retros clásicos.

Carnahan imprime un tono de humor a la película que en mi opinión nos da el feeling perfecto que debe tener la historia. Las muchas muertes de Roy y varias situaciones durante la película ofrecen momentos over-the-top divertidísimos, y plantearlo todo como un drama serio realmente no hubiera funcionado. Boss Level es una película honesta que sabe el tipo de entretenimiento que es y a qué público va dirigido, que hubiera sido perfecta para Sitges o festivales similares. En este sentido, la veo como una película de culto que revisionar con los colegas cada pocos años para hacer unas risas, algo que también es cine, a pesar de lo que puedan pensar los culturillas del mundo.

Dentro que esto no es un drama intimista, Frank Grillo ofrece durante sus muchas muertes todo el rango de emociones posibles, desde la desesperación al estar metido en un bucle sin fin, a la determinación cuando encuentra un objetivo o el amor al encontrarse con su hijo Joe al que quiere proteger. Excepto él, Gibson y Watts, la verdad es que el resto de personajes son básicos y funcionales a más no poder, sobre todo los diferentes asesinos que son planteados como antagonistas de videojuego sin personalidad real más allá de su aspecto freak.

Por ponerle un pero, tengo claro que los 90 minutos de película ofrecen un estupendo entretenimiento que va al grano desde el minuto uno y que me ha divertido un montón. Sin embargo, quizá el final me falla un poco porque no hay un verdadero climax ni hay ningún giro más allá que lo que va aprendiendo Roy durante sus diferentes vidas le va poniendo en la dirección de las serán sus acciones en su siguiente vida. Este elemento marca quizá la esencia de serie B que tiene la película. Y dentro que como digo me ha gustado la película, es quizá el final el aspecto que seguro hubiera podido mejorarse.

Comparto el trailer de la película:

Boss Level me ha dado un subidón de adrenalina y me ha dejado con la sonrisa en el rostro. No le pedía más, para mí el éxito es total. ¡Prueba superada!

PUNTUACIÓN: 7,5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

La familia (Prime Video)

Hoy comienza la participación de la Selección Española de Baloncesto en los Juegos Olímpicos de Japón 2020, con un primer partido a priori asequible contra la anfitriona Japón. Es por tanto el día perfecto para recomendaros la serie documental La Familia estrenado en Prime Video, que rinde homenaje a la mejor generación de jugadores de basket de nuestra historia.

PUNTUACIÓN: MUST-SEE ABSOLUTO

Son un equipo, pero también una familia. Un sólido grupo formado por jugadores, técnicos, directivos y afición. Todos ellos forman La Familia y el secreto de su éxito no es otro que su espíritu de equipo ejemplar, su carácter competitivo y su deseo inagotable por la victoria. También hay momentos duros, derrotas dolorosas y dudas y es en los momentos más difíciles donde se unen más todavía. Y juntos, pueden con todo.

A través de cinco episodios se viaja por casi 20 años de éxitos (2001-2019). Desde la formación del grupo en la adolescencia cuando se convirtieron en los Juniors de Oro, hasta su despedida. Aunque con una nueva generación que ya ha tomado el testigo.

Producido por Mediaset España en colaboración con SuperSport y distribuido por Mediterráneo, el documental La Familia estrenado en Prime Video, escrito y dirigido por Luis Mora cuenta el camino que han recorrido los hombres que cambiaron la historia del baloncesto español. Sus protagonistas Pau Gasol, Marc Gasol, Ricky Rubio, Rudy Fernández, Pepu Hernández, Juan Carlos Navarro, Felipe Reyes, Sergio Rodríguez, José Manuel Calderón, Jorge Garbajosa, Sergio Llull, Álex Mumbrú, Ricky, Claver, los hermanos Hernangómez y muchos más nos cuentan en primera persona cómo consiguieron todos sus ñexitos deportivos y desvelarán los momentos más personales que han vivido durante estos 20 años. Un must-see absoluto para todos los fans del baloncesto.

¡Joer, qué emoción viendo estos 5 episodios! Y es que toda mi vida he seguido el baloncesto, empezando por ese verano de 1984 en el que mis padres nos despertaban de madrugada para ver los partidos de España en los juegos Olímpicos de Los Angeles. Cada uno de los campeonatos que aparecen en esta serie me despiertan las memorias de toda una vida. Y es que esta generación de oro, con los sucesivos cambios generacionales, nos han dado los 20 años más grandes de la historia de este verano, empezando por el mundial de Japón de 2006 en el que aplastamos a Grecia en la final, o la victoria contra Francia en el Europeo de Francia de 2017. O los juegos olímpicos de Londres de 2012 donde se estuvo a punto de ganar a los Estados Unidos de Kobe Bryant y LeBron. Es que estoy escribiendo estas líneas y se me ponen los pelos de punta de nuevo, que grandes momentos nos han dado estos enormes jugadores.

La principal virtud de este documental el poner en valor a estos jugadores que son historia del deporte. Y es que es normal ver celebraciones del deporte en Estados Unidos, por ejemplo la increíble serie documental The Last Dance sobre Michael Jordan, pero aquí en España somos poco dados a celebrar nuestros propios logros, en parte por nuestra forma de ser un poco cínica, y en parte quizá por cierta sensación de inferioridad histórica frente a lo de fuera. La Familia corrige esto y homenajea a unos jugadores a los que los amantes del baloncesto vamos a estar eternamente agradecidos.

Hay tantos momentos históricos y declaraciones emocionantes de los jugadores que es imposible destacarlos todos, simplemente confirmar que estamos ante un documental histórico que estoy seguro que verá más de una vez. Y que tú también deberías verlo.

Comparto el trailer de esta serie documental:

La familia es un documental super emocionante que además me ha devuelto a algunos de los mejores momentos de mi vida como aficionado al deporte en general y al basket en particular. 5 episodios que me han dejado en lo más alto y que me han parecido una pasada.

PUNTUACIÓN: MUST-SEE ABSOLUTO

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de La Guerra del mañana de Chris McKay (Prime Video)

Prime Video estrenó ayer viernes una de sus apuestas fuertes para este verano. La Guerra del Mañana, película de ciencia ficción dirigida por Cris McKay con Chris Pratt de protagonista, que ofrece un correcto entretenimiento si no piensas demasiado en lo que estás viendo.

PUNTUACIÓN: 6/10

Un día el mundo se paraliza cuando un grupo de viajeros en el tiempo se transporta desde el año 2051 para entregar un mensaje urgente: La humanidad está perdiendo la guerra mundial contra una especie alienígena letal. La única esperanza de supervivencia es que los soldados y los ciudadanos del presente sean transportados al futuro y se unan a la lucha. Entre los reclutados está el profesor de instituto y padre de familia Dan Forester (Chris Pratt) quien, decidido a salvar el mundo por su hija, se une a una brillante científica (Yvonne Strahovski) y a su padre (J.K. Simmons) en una búsqueda desesperada por reescribir el destino del planeta. (FILMAFFINITY)

Chris McKay, (1968), es un director de cine y televisión, escritor, productor, editor, animador y artista de efectos visuales estadounidense. Dirigió tres temporadas de Robot Chicken y trabajó como codirector de animación en The Lego Movie (2014) con Phil Lord y Christopher Miller. Hizo su debut como director de largometrajes con The Lego Batman Movie (2017). La Guerra del Mañana es por tanto el debut de McKay como director de una película de imagen real, y creo que globalmente realiza un buen trabajo.

La guerra del mañana tiene un guión de Zach Dean, fotografía de Larry Fong, montaje de Roger Barton y Garret Elkins y música de Lorne Balfe. La película de 138 minutos es una coproducción de Skydance y Paramount que inicialmente estaba planteada para ser estrenada en cines. Debido al COVID finalmente Prime se hizo con los derechos de distribución a nivel mundial, estrenándola el pasado 2 de julio, una fecha señalada para los grandes blockbusters palomiteros. De hecho, su presupuesto está estimado en unos 200 millones de dólares, confirmando que estamos ante una apuesta potente de uno de los estudios de Hollywood con más solera.

La película cuenta con el reclamo comercial de Chris Pratt, que interpreta a Dan Forester, un militar veterano de Irak y profesor de biología. Junto a él tenemos a Yvonne Strahovski como la coronel Muri Forester, la hija adulta de Dan en el futuro, J.K. Simmons como el padre de Dan James, un veterano de Vietnam que abandonó a su familia debido al trauma que vivió en la guerra y a Ryan Kiera Armstrong como la niña Muri Forester del presente. En el viaje de Dan al futuro conocerá a Charlie y Dorian, dos soldados muy diferentes interpretados por Sam Richardson y Edwin Hodge.

La Guerra del Mañana ofrece un correcto entretenimiento, más teniendo en cuenta que la hemos podido ver cómodamente en el casa. Como película de ciencia ficción con elementos bélicos cumple y las más de dos horas de película pasan en un suspiro porque desde que Dan viaja al futuro están pasando cosas todo el rato y no dejan un segundo de respiro. Comentaba que estamos ante un gran blockbuster cinematográfico, y lo cierto es que viendo la película antes de saber las cifras de producción ya se notaba que estamos ante una producción de gran presupuesto, con una escala y un nivel de destrucción importante. Para los fans del cine bélico y la ciencia ficción con aliens, creo que la película ofrece elementos más que de sobra para que les guste. Yo de hecho terminé razonablemente satisfecho.

El problema de la película es el guión. McKay creo que hace un buen trabajo como director y hay varios momentos visualmente super potentes, pero estamos ante la típica película que si, puede ser entretenida, pero mejor no pienses en lo que estás viendo porque realmente no tiene sentido, con algunos momentos realmente tontos. Un guión pobre para una película que te vende a Chris Pratt de gran protagonista y él hasta el climax final está en pantalla casi siempre, pero o bien escapando de los aliens o bien viendo a otras personas hacer las cosas importantes. La forma en la que desaprovechan a su personaje es curiosísima.

La película además se construye a partir de un par de sorpresas, algo esperable teniendo en cuenta que es una película con viajes temporales de por medio. Y durante los dos primeros tercios en los que básicamente es acción la película cumple razonablemente bien. Sin embargo, cuando empezamos a conocer las respuestas, estamos ante un castillo de naipes que se derrumba, empezando por la propia premisa del viaje en el tiempo para combatir en el futuro algo que realmente hay que derrotar en el presente. Además, se notan clarísimamente los referentes en los que se ha inspirado el guión, que van desde Alien, Terminator, La Cosa o Al filo del Mañana, entre otras muchas, quedando cierta sensación de pastiche una vez has visto la película en su totalidad y la analizas, como hago yo ahora.

Otro detalle es el propio diseño de la raza alienígena. Dentro de ser un CGI, luce bien en pantalla y ofrece una buena sensación de amenaza para los protagonistas cuando se trata de guerra de guerrillas en espacios cerrados. Sin embargo, de nuevo cuando empiezas a pensar en ello, no acabas de creerte que unos aliens que no vuelan y no tienen armamento, a pesar de estar más o menos acorazados, puedan destruir a la raza humana y hacer con el control del planeta. Está claro que esto entra en la propia suspensión de credulidad, o entras en la premisa o no hay película. Pero sin duda entra en la parte de no pensar demasiado en lo que estás viendo.

La película busca un target familiar con unos momentos de humor que a mi no me funcionaron. Sin embargo, mi hijo si se tronchó, así que probablemente cumplan correctamente la función. En este sentido, es justo reconocer que a mi hijo de 13 años le gustó mucho más la película que a mi, lo cual creo que entra también dentro de lo esperable y encaja en la idea de ofrecer un poco para todo tipo de espectadores, lo cual encaja además con el protagonismo de la hija de Chris Pratt adulta del futuro, que es la que tiene todo el protagonismo allí.

A pesar del flojo guión que se va desmoronando, es justo reconocer que como entretenimiento ligero, La Guerra del Mañana cumple razonablemente con su objetivo, y no dudo que ahora que entramos en las vacaciones veraniegas para mucha gente, la película se convierta en un gran éxito de audiencia para Prime Video.

Comparto el trailer de la película:

La Guerra del Mañana es una correcta película que gustará especialmente a los fans de la ciencia ficción en su vertiente bélica anti alienígenas.

PUNTUACIÓN: 6/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Mutafukaz de Shôjirô Nishimi y Guillaume Renard (Prime Video)

Gracias a una recomendación tuitera de @TUCHpodcast de descubierto Mutafukaz, película de animación de 2018 disponible en Prime Video dirigida por Shôjirô Nishimi y Guillaume Renard que me ha parecido una chulada absoluta.

PUNTUACIÓN: 7,5/10

Tras un accidente de moto, Angelino, un bala perdida en medio de Dark Meat City, comienza a experimentar violentos dolores de cabeza y extrañas alucinaciones. Al menos eso es lo que él cree, pues quizá sus imaginaciones tienen algo de verdad: unos hombres de negro le persiguen, y Angelino terminará descubriendo algo terrible sobre su propia esencia. (FILMAFFINITY)

Mutafukaz es una película de animación para adultos que combina elementos de noir, fantasía oscura y ciencia ficción, basada en el de cómic Mutafukaz de Guillaume “Run” Renard y el cortometraje Mutafukaz: Operation Blackhead del Team Chman. La película fue una coproducción franco-japonesa entre Ankama Animations y Studio 4°C y está dirigida por Shōjirō Nishimi y Guillaume “Run” Renard, creador del comic que además escribe el guión. Mutafukaz tuvo su estreno mundial en el Festival Internacional de Cine de Animación de Annecy de 2017, estrenándose en Francia y Japón en 2018. La película cuenta con música de The Toxic Avenger y Guillaume Houzé.

Guillaume “Run” Renard en un grafista e ilustrador apasionado por la ciencia ficción, la cultura Z y la cultura popular latinoamericana, que ha triunfado como guionista de cómic en su propio sello, Ankama. Fue durante cinco años director artístico de la célebre agencia multimedia Teamchman, donde fue un precursor de contenidos por Internet y trabajó en proyectos publicitarios para grandes marcas (Warner Music, Swatch, Adidas…). En 2002 su cortometraje Mutafukaz opération blackhead, anuncio del cómic del mismo título, dio la vuelta al mundo y obtuvo una nominación en el Sundance Film Festival de Salt Lake City. Desde 2006, RUN trabaja en la editorial francesa Ankama, donde ha publicado el primer tomo de Mutafukaz. En el año 2008 lanzó el sello Label 619, donde reunió a los peores crápulas del cómic, como Florent Maudoux o Guillaume Singelin. Su última obra es The Grocery, en 2015.

Mutafukaz me ha encantado. La película tiene una animación bestial con una arquitectura llena de personalidad, basada en cierta forma en unos Los Angeles que se han ido al infierno con reminiscencias a Otomo, y con unas escenas de acción super frenéticas e impactantes. La animación unida con una música repleta de ritmos urbanos crea escenas chulísimas, y me gusta que incluso jueguen con el color y el blanco y negro, rompiendo el tono para bien en algunos momentos puntuales, consiguiendo un apartado visual excelente.

El movimiento de Angelino, el protagonista, por los barrios bajos de Dark Meat City ofrece un listado de lugares comunes del noir y la ciencia ficción a mostrarnos a un huérfano perdedor perseguido en un barrio hostil por poderosos con conexiones con un pasado que había olvidado y que volverá a golpearle con fuerza. Es curioso que dentro de una animación y unos personajes y diseños de secundarios bastante realistas, Angelino y sus amigos Vinz y Willy tienen un diseño super cartoon que choca con las escenas de ultraviolencia que vamos a vivir en una ambientación casi como si estuviéramos en South Central de L.A. Me parece un elemento curioso y, dentro que sigo sin tener claro si me han funcionado estos diseños, sí veo claro que son elementos irreales que ayuda a dar a la historia un toque sobrenatural imprescindible para que la historia funcione.

Con 90 minutos de duración, Mutafukaz tiene la duración perfecta para darnos el chute de adrenalina deseado y no caer en escenas redundantes que no aporten a la historia principal. Sin embargo, entiendo que hay un importante worldbuilding detrás de muchos personajes secundarios como los luchadores de Lucha Libre que estoy seguro que han salido rde forma recurrente en el comic y están planteados para dar mucho juego de cara a una posible continuación.

Dentro que la animación de nuevo tengo que decir que me ha flipado, tengo que reconocer que el guión me parece funcional sin más. Como comentaba antes, la historia a pesar de la gran personalidad y la fantástica ambientación de la animación, está en todo momento circulando por los lugares comunes del noir y la sci-fi, con situaciones que sientes que ya has visto en numerosas películas y comics previos en los que personajes escapan de un pasado desconocido y una organización secreta super poderosa.

No he visto en lo relativo al guión elementos especialmente novedosos, pero reconozco que la animación es tan flipante y sus escenas de acción tan potentes que me compensan de sobra este elemento más correcto, y me declaro super fan del creador RUN y me quedo con ganas de leer más obras suyas.

Comparto el trailer de la película:

Mutafukaz me ha encantado, si te gusta la animación para adultos la película se convierte en un must-see obligatorio.

PUNTUACIÓN: 7,5/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Sin remordimientos, de Stefano Sollima (Prime Video)

Prime Video se ha puesto las pilas en su intento de disputar a Netflix el primer puesto como proveedor de entretenimiento televisivo familiar. El pasado fin de semana disfrutamos del final de la estupenda Invencible y también se estrenó Sin remordimientos, película de acción basada en la novela de Tom Clancy que ha sido dirigida por Stefano Sollima y con un Michael B. Jordan confirmando que nació para protagonizar películas de acción.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

John Clark, un ex marine de los Navy Seal reconvertido en agente encubierto operativo de la CIA, busca vengar la muerte de su mujer, destapando de manera involuntaria un complot de inimaginable alcance… Basado en el libro de Tom Clancy ambientado en el universo de Jack Ryan. (FILMAFFINITY)

Reconozco que no había leído la novela de Tom Clancy de 1993 en que se basa la película, pero Clancy siempre ha sido un seguro de vida en lo referido a las historias de espionaje y de acción militar. Esta película llevaba años intentando despegar sin éxito, hasta que Paramount consiguió levantar el proyecto al contar con Michael B. Jordan (Creed, Black Panther) como protagonista, y contratar al director italiano especializado en cine de accion Stefano Sollima (Sicario: El día del soldado). Taylor Sheridan (Wind river, Sicario) fue contratado para reescribir el guión de los años 90 para darle un toque más actual. Junto a él, Will Staples, que escribió el guión del video juego Call of Duty: Modern Warfare 3, aparece acreditado en el guión.

La película ha contado con fotografía de Philippe Rousselot, montaje de Matthew Newman y música de Jónsi. Inicialmente Paramount tenia intención de estrenar Sin remordimientos en cines, pero el COVID obligó a retrasar su estreno, y finalmente Prime adquirió los derechos de distribución a nivel mundial, lo que ha permitido su estreno el pasado 30 de abril. Los planes iniciales eran que Jordan protagonizara esta película y su secuela Rainbow Six, aunque habrá que esperar a ver la acogida de esta película para saber si dicha película acabará convirtiéndose en realidad.

Michael B. Jordan es el gran protagonista de la película, interpretando a John Kelly, un SEAL super hábil que empezará una misión de venganza. La película cuenta con unos buenos secundarios entre los que encontramos a Jamie Bell como el agente de la CIA Robert Ritter, Guy Pierce como el Secretario de Defensa Thomas Clay, y Jodie Turner-Smith como la teniente comandante Karen Greer, superior de Kelly y que resulta ser la hija de James Greer (Wendel Pierce), el compañero de Jack Ryan en la serie de televisión que Prime también estrenó hace algún tiempo. Esto podría indicar que en algún momento del futuro podría ser posible que tuviéramos una reunión de estos personajes creados por Tom Clancy.

Me gusta el cine de acción y de operaciones especiales, no tengo ningún problema en reconocerlo. Tampoco soy de los que odian las “americanadas” o las películas que se muestran claramente pro-ejército y más concretamente, pro-soldados que cumplen sus órdenes y que están vendidos por los políticos y los burócratas. Quizá es por esto que Sin remordimientos me ha parecido cojonuda. Dentro de que es lo que es, claro. Una película de acción militar enérgica, seca y directa que muestra misiones de combate realistas. En eso, se nota que Sin remordimientos sabe qué tipo de cine quiere ser y no se avergüenza de ello, por lo que el disfrute es total.

Dicho esto, hay que admitir que la historia es básica a más no poder y cumple con todos los clichés del cine de venganza e intriga militar internacional. Y que el giro se ve venir desde el minuto cero y además no puede ser de otra forma. En este sentido, me ha sorprendido que Taylor Sheridan haya firmado este guión, aunque también es posible que lo que en 1993 cuando Clancy lo escribió fuera super novedoso y ahora algunos elementos en la historia los hayamos tenido hasta en la sopa en un montón de películas y series de televisión en estos últimos 20 años.

Reconociendo lo básico de la historia, creo que el carisma de Michael B. Jordan es lo que consigue que esta película sobresalga y no fuera carne de “directo a video”. Además de ser el mejor en su trabajo, Jordan transmite el dolor ante la muerte de su familia que resulta super real y consiguió llegarme. Y cuando se pone a dar cera, demuestra por qué es uno de los soldados más capaces de su unidad, que son lo mejor de lo mejor. Y aunque en cuanto a historia, el guión de Sheridan como comento es básico, sí quiero destacar que consigue que a pesar de sus diálogos cortos y directos, reducidos a la mínima expresión, consigamos empatizar con todos los personajes.

También me gusta la seca y directa dirección de Sollima, que como los mejores soldados que no desperdician dos golpes si con el primero pueden derribar a su enemigo. Sin remordimientos no muestra un plano de más ni se recrea en las escenas de acción huyendo de los momentos videocliperos a lo Michael Bay o Zack Snyder. Y en esto caso, estas historias me funcionan de maravilla porque casi consigue poner al espectador en medio de la acción.

No quiero alargarme mucho más. La película me ha gustado aunque obviamente no me va a cambiar la vida. Y por eso, me sorprende la cantidad de críticas negativas que está teniendo, como fan del cine de acción no lo entiendo. O si, quizá a mucha crítica “seria” que no le gusta el género para empezar se le notan demasiado sus prejuicios. O quizá su inequívoco posicionamiento pro-soldados, que entiendo tampoco está de moda en el mundo activista cool actual.

Que no os engañen. Si os gusta el cine de acción y bélico, dadle una oportunidad a esta película, el entretenimiento está más que asegurado.

Comparto el trailer de la película:

Sin remordimientos ofrece un más que buen entretenimiento para los fans del cine de acción y bélico. A veces, no hace falta nada más.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!