Archivo de la etiqueta: Scott M. Gimple

Crítica de Die! Die! Die! vol. 2 de Robert Kirkman, Scott M. Gimple y Chris Burnham (Image Comics)

Die! Die! Die!, el super violento y over-the-top comic ideado por Robert Kirkman junto al showrunner de la serie de tv de The Walking Dead Scott M. Gimple, con dibujo del mega estrella Chris Burnham y color de Nathan Fairbairn nos recuerda en su segundo volumen recién publicado en USA lo divertido que puede ser leer una historia gora y ultra violental

PUNTUACIÓN: 7.5/10

No nos gusta admitirlo, pero este es un mundo malvado donde la gente malvada hace cosas malvadas todo el tiempo. Afortunadamente, hay una agupacion secreta dentro del gobierno de los Estados Unidos que trabaja fuera de nuestro sistema normal para influir en los asuntos mundiales a través del asesinato selectivo.

La senadora Connie Lipshitz se ha hecho cargo dl grupo, utilizando sus vastos recursos para finalmente hacer del mundo un lugar mejor … ¡sin importar cuánta gente tenga que morir! Mientras tanto, Barnaby está huyendo y su viaje lo lleva a lugares muy oscuros. Afortunadamente … ¡solo puedes cortarte la nariz una vez!

Este segundo volumen recopila DIE! DIE! DIE! N.º 9-14 USA.

Robert Kirkman publicó Die! Die! Die! por sorpresa en Estados Unidos en 2019, enviándolo junto a los comics de The Walking Dead de esa semana y consiguiendo crear una sensación de novedad en las tiendas de comics a la que no están acostumbradas, debido a la dictadura del Previews y a tener que pedir los comics por adelantado. En relación a este primer volumen, te invito a que leas mi reseña del mismo.

Este segundo volumen de seis números nos llega más de un año después entiendo que por culpa del Covid y de los numerosos compromisos de Kirkman con el resto de comics y series de televisión, y mantiene las señas de identidad del comic. Un humor de brocha gorda muy poco sutil, personajes esquemáticos y montones de gore y ultraviolencia. En resumen, ¡pura diversión!

Reconozco que el primer volumen no me encajó todo lo que me hubiera gustado, entiendo que en parte debido a la novedad y a no saber qué esperar de este comic, a pesar de su título “in-your-face” y de unas portadas que tampoco escatimaban en sangre y violencia. Sin embargo, diría que algunos detalles de este segundo volumen los he disfrutado creo que incluso más, como por ejemplo todo lo relacionado a la hija de los agentes secretos entrenada para causar el máximo daño a sus enemigos, que nos ofrece escenas loquísimas y super divertidas.

El apartado artístico de Chris Burnham con colores del estupendo Nathan Fairbairn me sigue pareciendo una barbaridad. Con un nivel de detalles loquísimo y unas coreografías de acción increíbles con multitud de detalles super gores, el comic se lee de maravilla en una sentada porque Burnham consigue hipnotizarnos con el salvajismo y los momentos over the top que contien.

Quizá el pero de este Die! Die! Die! es precisamente que aunque tenemos claro el tipo de entretenimiento que es (y es uno no muy sesudo, eso os lo garantizo), en este segundo volumen se ha convertido en una sucesión de bromas casi a modo de sketches con un hilo conductor bastante endeble, de mi opinión. Y eso que este volumen incluye el número de Obama combatiendo a los aliens en un combate de boxeo super over-the-top mega violento que es una pasada. Pero llega un momento que además de gore, uno necesita también un poco de historia. Leyendo este comentario, parece que empiezo a asumir la edad que tengo (qué mal…)

Pero no me entendáis mal, sabiendo lo que vais a leer, el comic es un disfrute total, con locuras que jamás pensasteis que llegará a leer en un comic mainstream americano y momentos super divertidos que me mantuvieron con la sonrisa en la cara durante toda la lectura. Yo no le puedo pedir más a un comic, la verdad. Aparte que el mencionado comic de Obama incluye homenajes a literalmente toda la ciencia-ficción espacial que se te ocurra además de a multitud de personajes de comics de todas las editoriales, con unas páginas que son una autentica locura.

Die! Die! Die! tiene claro el tipo de entretenimiento quiere ofrecer, y si entras en su juego, la diversión y el disfrute es total.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Die! Die! Die! Volumen 1 de Robert Kirkman, Scott M. Gimple, Chris Burnham y Nathan Fairbairn

El año pasado Robert Kirkman sorprendió a libreros y lectores al publicar por sorpresa su nuevo comic Die! Die! Die! en colaboración con junto a Scott M. Gimple, showrunner de la serie de televisión The Walking Dead y el equipo artístico formado por el genial Chris Burnham y el colorista Nathan Fairbairn. Comento mis impresiones del primer volumen de este comic super violento y over-the-top.

PUNTUACIÓN: 7/10

¡Una nueva serie del creador de THE WALKING DEAD ROBERT KIRKMAN! Este es un mundo malvado donde las personas malvadas hacen cosas malas todo el tiempo. Afortunadamente, hay una grupo secreto dentro del gobierno de los Estados Unidos que trabaja fuera del sistema para influir en los asuntos mundiales a través de asesinatos selectivos. Entonces, si estás lastimando a la gente, de alguna manera empeorando el mundo más de lo que ya lo está, o incluso solo te estás interponiendo en el camino de que algo bueno suceda, entonces alguien podría dar la orden de… ¡MUERTE, MUERTE, MUERTE! !

Este tomo recopila los números 1 al 8 de la serie regular Die! Die! Die!, editado por Image Comics.

El mundo del comic americano está marcado desde hace décadas por su sistema de distribución. Diamond, el principal distribuidor de comics al canal de las librarías especializadas, publica un catálogo con todos los comics que va a distribuir dentro de tres meses, para que los libreros puedan realizar sus pedidos, que normalmente no son retornables, y asegurarse que estos comics llegarán a las estanterías. Esto provoca una guerra por parte de todas las editoriales por crear eventos e interés en sus comics que hagan que los libreros los pidan, porque la alternativa es que si un comic no es pedido por los libreros jamás llegará a los lectores.

Este sistema ha robado en parte la sensación de sorpresa, ya que no sólo sabemos libreros y lectores qué se va a publicar por adelantado, sino además, qué números son “importantes”, ya que las propias editoriales intentan que los libreros hagan pedidos lo más grandes posibles de dichos comics, provocando que en muchos casos los giros y las sorpresas de los comics sean spoileados antes incluso de que estos comics lelguen a las librarías.

Y frente a este vicio, llegó Robert Kirkman y su Die! Die! Die!. Para devolver la sorpresa a los lectores, Kikman anunció este comic ¡el día antes de que el número 1 llegara a las librerías! De hecho, envió a las librerías copias de este primer número haciéndolo totalmente retornable, y usando los pedidos de The Walking Dead como referencia al número de ejemplares que cada librería iba a recibir de la primera edición de este comic. Es resultado de esta iniciativa fue un éxito rotundo de ventas y una publicidad que probablemente no hubiera recibido de haberlo sacado de forma standard.

Robert Kirkman siempre me ha parecido un escritor super interesante que ama los comics y que intenta crear iniciativas que rompan el techo de cristal y las limitaciones del medio. Obviamente, esto no puede hacerlo cualquiera, y gracias al colchón que The Walking Dead le ha proporcionado, puede enfrascarse en iniciativas de este tipo, y me encanta que alguien se moleste incluso en plantearlo.

Y tras esta explicación del nacimiento del comic, supongo que te estarás preguntando qué tal Die! Die! Die!, ¿no?

Die! Die! Die! es uno de los cómics más over-the-top que he leído en bastante tiempo. Super violento, sangriento y macarra a partes iguales, parece como si Kirkman quisiera copiar al Ennis más bestia de The Boys, y si el objetivo era llamar la atención, hay que concluir que el éxito es total.

Este primer tomo recopila los 8 primeros números de la serie, que están planteados sobre todo en los primeros números como una serie de misiones autoconclusivas que nos permitirán conociendo a los diferentes protagonistas. En este sentido, mola que cada número sea una lectura satisfactoria en si misma, mientras van ampliando la gran amenaza que se concretará en los últimos números de este primer arco. Sin embargo, reconozco que el feeling de “mira que punkie y radical que soy” del comic no ha acabado de encajarme, con personajes acudiendo a orgías de logias masónicas y compitiendo por el ser más radical e irreverente.

En el apartado artístico, el dibujo de Chris Burnham me ha parecido una barbaridad. Apoyado por un color estupendo de Nathan Fairbairn, cuenta con unos detalles y unas coreografías increíbles, de forma que el comic se lea de maravilla casi en una sentada. Burnham saltó a la fama (o al menos yo es donde le conocí) gracias a su Batman Inc., junto a Grant Morrison, y en este comic se muestra como un narrador excelente obsesionado porque todo se vea de forma clara y la acción fluya en las páginas. Destaco además las primeras páginas de cada número en las que hacen la presentación de un personaje diferente y que podría servir como unos carismáticos títulos de crédito ante una posible adaptación televisiva. Cosa que, estando Kirkman de por medio, no sería de extrañar que llegara a producirse, aunque el tono over-the-top puede ser un problema.

Die! Die Die! Es como un “Misión Imposible con esteroides”, y en mi opinión tiene en su dibujo el principal reclamo. Aunque como digo no conecté con el tono punky, creo que si cumple de sobra con su objetivo de entretenimiento, creando un comic que consigue sorprender de principio a fin. Ahora que ha comenzado en Estados Unidos la publicación de su segundo arco, no descartaría comprar el tomo correspondiente cuando se publique y necesite saciar mi sed de historias ultra violentas.

PUNTUACIÓN: 7/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!