Archivo de la etiqueta: terror

Crítica de Nop de Jordan Peele

Jordan Peele ha estrenado su tercera película Nop, y a pesar de tener elementos interesantes me parece la más floja de su filmografía.

PUNTUACIÓN: 5.5/10

Dos residentes de un remoto pueblo en el interior de California realizan un descubrimiento tan insólito como escalofriante…

Tras las estupendas Get out y Us, Nope es la tercera película de Jordan Peele, que produce escribe y dirige esta nueva propuesta enclavada en el género de terror, con un giro curioso a lo largo de sus largos 130 minutos de duración. La película cuenta con fotografía de Hoyte van Hoytema, montaje de Nicholas Monsour y música de Michael Abels. Con un presupuesto de 68 millones, ha recaudado 118 en los Estados Unidos, la mayor recaudación de Peele hasta la fecha, pero lejos de resultar de momento rentable.

En el reparto encontramos a Daniel Kaluuya como Otis Jr. «OJ» Haywood, Keke Palmer como Emerald «Em» Haywood, la hermana de OJ, Keith David como Otis Haywood Sr., el propietario del Rancho Hollywood Horses de Haywood y padre de OJ y Em. Junto a ellos, Steven Yeun es Ricky «Jupe» Park, un antiguo actor infantil y propietario/creador del parque temático «Jupiter’s Claim», Brandon Perea como Ángel Torres, un vendedor de tecnología en Fry’s Electronics, Michael Wincott como Antlers Holst, un reconocido director de fotografía y Wrenn Schmidt como Amber Park, la esposa de Jupe.

Entrando a comentar la película SIN spoilers, Peele realiza un curioso ejercicio de cinefilia centrado en homenajear algunas de las películas más icónicas de Steven Spielberg. Técnicamente la película es de 10, con algunos planos super potentes dentro de una idea general de «menos es más», una edición de sonido alucinante y en general una puesta en escena bastante acertada. En este sentido, el homenaje que Peele hace a Akira de Otomo me sorprendió y consiguió que sonriera, siendo uno de los momentos top de la película. Lo cual tampoco es necesariamente algo bueno para la película en su conjunto, ahora que lo pienso.

Sin embargo, la película tiene el enorme problema de la duración y de una historia que durante muchos momentos se hace aburrida y lentísima. Dejo para la parte con spoilers hablar sobre la sorpresa de averiguar de qué va exactamente la película, pero cuando ese descubrimiento llega la verdad es que es un poco bluf. Mucho, en realidad. Aumentado porque al menos en mi caso esperaba la gran metáfora y el comentario social que explicara la película, como en sus dos obras anteriores, y me ha decepcionado no encontrarlo. No de forma potente. Al final Nop es una película sin grandes pretensiones narrativas que podría haber sido un episodio de Twilight Zone, no uno de los mejores, y desde luego los espectadores hubiéramos agradecido una duración cercana a la hora,

Tengo un problema muy grande con los personajes protagonistas, y es que todos entran en la categoría de «ostiable que casi desearía que muriera al final». Y entiendo que Daniel Kaluuya, Keke Palmer y Brandon Perea muestran en pantalla lo que Peele les pidió que hicieran, pero hicieron imposible que empatizara con ellos. En especial el personaje de OJ interpretado por Kaluuya es el peor de todos, porque hay una línea muy fina entre ser un personaje estoico de pocas palabras y parecer retrasado mental (sin ánimo de ofender a nadie), sin una idea coherente más allá de «tengo trabajo que hacer en el rancho». Casi peor es EM, su hermana que es directamente gilipollas. Al único que me creo es a Steven Yeun como «Jupe» Park, una persona traumatizada por un hecho del pasado que le hace tener una perspectiva única ante los sucesos que suceden a su alrededor. Lástima que su papel sea super secundario y tenga muchos menos minutos de lo que me hubiera gustado.

Nop me parece que tiene cosas interesantes, pero me aburrió y no tengo claro si globalmente no sea bastante fallida. Está claro que si la ves como una película de terror ligera sin más la cosa cambia, pero el listón con sus películas previas estaba muy alto, y creo que no consigue igualar el mismo nivel de brillantez. Pero es imposible hablar de Nop sin analizar aspectos claves de la trama, por lo que a continuación empieza una parte FULL SPOILERS, sigue leyendo bajo tu propia responsabilidad.

¿Sigues aquí? Bien!

A poco que hayas visto algo de la película, dentro del misterio general parecía que Peele nos estaba vendiendo con Nop una película de OVNIs. Mientras veía la película no podía dejar de pensar y sorprenderme viendo que Nop era «Encuentros en la 3ª fase vs Tiburón», con un final sacado casi directamente de La guerra de los mundos también de Spielberg. Comentaba el homenaje a Spielberg, no se si intencionado o sin querer, pero yo lo vi muy muy claro. Es cierto que la sorpresa de Peele sobre que el enemigo al final no es una nave espacial al uso sino un ser vivo ¿aparentemente alienígena? Esto realmente no queda claro y podía acabar siendo una metáfora del exceso de la industrialización sin control, un animal infernal salido de nuestra peor pesadilla, pero terráqueo.

Comentaba la falta de metáforas potentes en Nop, pero eso no quiere decir que no hayan. Que tras descubrir OJ la existencia de ESO detrás de la nube, su primer pensamiento no sea llamar a las autoridades o intentar matarlo, sino sacarle una foto «nivel Oprah» que les haga millonarios con el descubrimiento podría ser un comentario sobre la inmediatez de las redes sociales y como engaña a la gente pensando que podrán hacerse millonarios con ella.

El que en la película el caballo real sea sustituido por un muñeco de CGI podría ser una metáfora de nuestra obsesión por lo nuevo y lo tecnológico cuando lo natural, siendo igualmente válido, acaba desechado. El tener que usar una cámara antigua que no use baterías de ningún tipo para fotografiar al bicho, o la cámara que finalmente realiza el encargo, entrarían en esta metáfora. Y que ESO acabe muriendo al comer plástico, de alguna manera un elemento contaminante moderno, reforzaría la idea que lo moderno no tiene porqué ser bueno, desde luego NO es mejor. Una muerte que como comentaba antes me sugirió automáticamente el final de La guerra de los mundos de H.G. Wells, que Spielberg convirtió en película, en la que los marcianos finalmente mueren al entrar en contacto con gérmenes y enfermedades de la tierra, algo para lo que no tenían defensas.

Pero que estas metáforas sean más o menos acertadas no es el verdadero problema, que al final es lo poco entretenido que es todo y lo largó y repetitivo que se me hizo el último tercio. Hay una subtrama con el personaje de Steven Yeun que era un actor infantil que vió como un mono mató a gente en un rodaje de una sit-com en los años 90 que me hizo volar la imaginación (¿los aliens son monos super evolucionados a partir de los especímenes que lanzaron al espacio la NASA y los rusos en los años 50 y primeros 60? Whoa! Esa SI hubiera sido una grrn película.) y que me fastidió fuera algo que quedó en nada y, lo que es peor, parezca un engaño para distraernos hasta que Peele nos diera el giro de la película y confirmara que no se trata de un OVNI de un ser vivo que mata a todo el que le mira. Giro que en Get out y en Us me fliparon y en esta película me dejó super frío.

Una vez entramos en el climax, la forma en que repiten el intento de sacar una foto en lugar de lanzarle una granada para matarlo me fastidiaron bastante y de alguna manera me sacaron de la película. Pero incluso no teniendo en cuenta esto que al final si consiguen, la película repite hasta ser redundante el ver como llega el ser y los protagonistas se quedan quietos intentando no mirar hacia arriba, de forma que como digo, este final se me hizo larguísima.

Y es una pena, porque técnicamente como comentaba al principio la película me parece de 10 y hay elemente que vistos individualmente me parecen muy chulos. Lo malo es que el conjunto no me acaba de cuadrar, entiendo que ayudado por el problema con los protagonistas y lo que el guion les hace hacer durante la película.

Comparto el trailer de la película:

Nop no consigue igualar el nivel de brillantez de las dos películas anteriores de Jordan Peele, con una duración excesiva que lastra la experiencia.

PUNTUACIÓN: 5.5/10

Si te gustó esta crítica, te invito a que la compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de The Passageway de Jeff Lemire y Andrea Sorrentino (Image Comics)

Jeff Lemire y Andrea Sorrentino, con la colaboración del maestro del color Dave Stewart, forman una de las mejores parejas creativas del mundo del comic, con una sensibilidad perfecta para historias de terror. Descubrir que su siguiente obra era la novela gráfica original The Passageway, editada por Image Comics, que es además la primera obra dentro de un universo de historias de terror creado por Lemire y Sorrentino convierte a esta obra en compra obligada.

PUNTUACIÓN: 8/10

Del aclamado equipo creativo detrás de GIDEON FALLS y PRIMORDIAL llega el primer libro de un nuevo y ambicioso universo de terror compartido. Cuando un geólogo es enviado a un remoto faro para investigar fenómenos extraños, encuentra un pozo aparentemente interminable en las rocas. ¿Qué se esconde en su interior y cómo podrá escapar de su atracción?

The Passageway (El pasaje) es el primer libro del nuevo universo The Bone Orchard Mithos de LEMIRE & SORRENTINO, que contará con novelas gráficas autocontenidas y series limitadas sobre los horrores que acechan en el Huerto de Huesos, a la espera de ser descubiertos.

The passageway es una novela gráfica de 96 páginas, un formato que se confirma perfecto para que el equipo creativo desarrolle su historia creando un tempo pausado que le va de maravilla, creando una tensión que estallará con los shocks que Lemire plantea durante la narración. Lemire presenta a un protagonista acosado por un trauma del pasado, algo que conecta con los clichés del género de terror y que tengo que reconocer que en esta historia funciona a la perfección. La idea que junto al mundo normal existe otro terrorífico cuya influencia malsana está empezando a notarse en nuestra realidad es otra idea que ya vimos en Gideon Falls y que parece que Lemire quiere seguir explorando en las futuras historias ambientadas en este nuevo marco narrativo. Mientras la ejecución sea a este nivel, sobre todo gracias al dibujo, yo estaré encantado de leerlo.

Y es que el dibujo de Andrea Sorrentino con color de Dave Stewart están a otro nivel y son los que de verdad marcan la diferencia y elevan la experiencia de lectura de esta novela gráfica. Como siempre hay que destacar a un brillante Stewart que marca con el color el tono perfecto, perturbador y misterioso, para todo lo que sucede en esa pequeña isla aislada del mundo. Y junto a él, Sorrentino aprovecha el formato de la novela gráfica para deslumbrarnos con unas composiciones novedosas que ayudan a acrecentar la sensación de misterio malsano que se oculta en esas costas. Tanto la narrativa a lo largo de la novela gráfica como el uso de splash-pages me parece una pasada. Estamos ante uno de esos casos en los que sólo por el dibujo se justifica de sobra la compra de este comic. Novela gráfica. ya me entendéis.

The passageway es la primera obra ambientada en el mundo de The Bone Orchard Mithos, una suerte de presentación de un mundo perturbador que aún oculta muchos misterios y sorpresas y que de momento no dio ninguna respuesta. Y ese es quizá el problema de esta obra. Aunque la novela gráfica se plantea con principio y final para esta historia concreta, me dejó con la sensación que apenas hemos arañado en la superficie del misterio de este agujero y lo que yace debajo, de forma que lo leído no acaba de ser todo lo satisfactorio que me hubiera gustado. De hecho, en cierto sentido me recordó al prólogo de una película de terror en el que te introducen algo el pasado de que será la verdadera historia en el resto de la película en el presente. Un prólogo eso si de 90 páginas, todo hay que decirlo. En todo caso, como digo sólo por el apartado gráfico sin duda merece la pena leerse este comic, y me deja con ganas de leer nuevas obras del trio Lemire-Sorrentino-Stewart.

Comparto las primeras páginas de esta novela gráfica:

The Passageway me parece un estupendo ejemplo de historia atmosférica en la que el trio formado por Lemire + Sorrentino + Stewart se sienten más a gusto. Si te gustó Gideon Falls, esta nueva obra se convierte en lectura obligada.

PUNTUACIÓN: 8/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Bone Parish 3 de Cullen Bunn, Jonas Scharf y Alex Guimarães (Norma Editorial)

Termina Bone Parish en su tercer volumen obra de Cullen Bunn, Jonas Scharf y Alex Guimarães publicado por Norma Editorial, un final para esta familia criminal que ha creado un nuevo y peligroso tipo de droga a partir de las cenizas de los muertos.

PUNTUACIÓN: 7/10

LA CONCLUSIÓN AL TERRORÍFICO THRILLER DE CULLEN BUNN

Todos los subidones tienen su correspondiente bajón y la familia Winters va a tener un duro despertar. Hasta hace poco eran los innovadores y únicos traficantes de la nueva droga necromántica que triunfa en las calles de Nueva Orleans; ahora viven asediados por rivales que intentan quedarse con su mercado. Y aunque la familia ha sufrido ya graves bajas, se avecina algo más que la implacable luz del amanecer…

La aclamada serie de terror Bone Parish, del autor nominado al Eisner, Cullen Bunn (Harrow County, El hombre vacío) y el dibujante Jonas Scharf, concluye en este tercer volumen, donde los Winters ajustan cuentas personales y profesionales mientras intentan mantener su imperio familiar.

Cullen Bunn escribe novelas gráficas, cómics, relatos y novelas. Es el autor de The Sixth Gun, The Damned, Helheim y The Tooth, publicados por Oni Press; Harrow County, publicado por Dark Horse (y Norma Editorial en España); El hombre vacío, The Unsound y Bone Parish, publicados por Boom! Studios; Dark Ark, Unholy Grail y Brothers Dracul, publicados por AfterShock Comics; Regression y Cold Spots, publicados por Image Comics. También ha escrito en series como Asgardianos de la galaxia y varias de Masacre para Marvel Comics.

De niño, Jonas Scharf se enamoró de los cómics y el dibujo, y como se pasaba el día soñando despierto, decidió que un día sería dibujante de cómics. Tras cumplir con las obligaciones habituales y obtener un título universitario, decidió dejar de ser responsable y dedicarse a los cómics. En 2016, poco después de graduarse, recibió su primera oferta de trabajo y no ha dejado de dibujar desde entonces. Por ahora, se le conoce por su trabajo en Warlords of Appalachia, War for the Planet of the Apes y Mighty Morphin Power Rangers, publicados por Boom! Studios. También ha hecho ilustraciones para los proyectos de mecenazgo Blood and Gourd y House of Waxwork de Waxwork Comics.

Este tercer volumen de Bone Parish marca el final de los Winters, una familia criminal que ha descubierto una poderosa droga fabricada a partir de las cenizas de los difuntos. Al plantearse como una historia de malas personas haciendo cosas malas, flota en el ambiente una cierta sensación moralizante que resalte el viejo tópico «el crimen no compensa», al ponernos en el punto de salida del enfrentamiento final de la familia contra el cartel mexicano que busca apoderarse de esta droga.

Parte de lo bueno y lo no tan bueno de Bone Parish es que Cullen Bunn ha planteado su historia con principio y final en tan sólo 12 grapas, siendo este tercer volumen la recopilación de los números 9 a 12 USA. En lo positivo, Bunn muestra una enorme capacidad de síntesis al presentar a unos Winters llenos de problemas y traumas internos que se verán aumentados a medida que los problemas se acerquen. La familia, la culpa y la venganza son temas muy presentes en toda la serie, al igual que un montón de violencia explícita que plantea momentos potentes a lo largo de este volumen final.

Parte del éxito de Bone Parish está en el apartado artístico gracias al dibujo de Jonas Scharf y el color de Alex Guimarães. Scharf me parece un buen dibujante que ha hecho un gran trabajo con el diseño y la caracterización de los personajes, con una narrativa más que correcta que sabe sacar partido a los momentos gores y las altas dosis de violencia que ofrece la historia. El color de Alex Guimarães ayuda además a transmitir un feeling tétrico y sobrenatural que le va muy bien a la historia. En este caso, diría que una historia correcta de Bunn se ve mejorara por el apartado artístico, y no al revés como suele suceder cuando pruebas determinados comics indys.

Hablaba de lo bueno y lo malo del comic, y en ese sentido tengo que reconocer que el final me ha parecido razonablemente bien en lo referido a la acción, pero super abrupto en lo relativo a los finales de algunos miembros de los Winters. Además, dentro de los temas que comentaba antes que dotaban de profundidad a la historia, al final el guion pasa de puntillas por todos ellos, quedándose todo demasiado superficial. Está bien que un comic no se eternice y vaya al grano, pero en el caso de Bone Parish, me quedo con la sensación que me hubiera gustado que se desarrollaran algunas tramas, mientras que otros aspectos quedan super forzados.

Comparto páginas de este último volumen:

Bone Parish ha sido un buen comic, pero me da un poco de pena porque tenía los mimbres para ser uno notable. En todo caso, el factor entretenimiento está más que logrado, así que objetivo cumplido, no me arrepiento de la compra y la lectura.

PUNTUACIÓN: 7/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Bone Parish 2 de Cullen Bunn, Jonas Scharf y Alex Guimarães (Norma Editorial)

Segundo volumen de Bone Parish de Cullen Bunn, Jonas Scharf y Alex Guimarães publicado por Norma Editorial continúa la historia de esta familia criminal que ha creado un nuevo y peligroso tipo de droga.

PUNTUACIÓN: 7/10

EMPIEZA LA GUERRA POR EL CONTROL DEL MERCADO DE LA “CENIZA”

“La ceniza” es la nueva droga de moda en Nueva Orleans y solo hay una manera de conseguirla: los Winters, una ambiciosa familia criminal pionera en la elaboración de esa sustancia hecha con restos de muertos. Pero, con varias facciones más metiéndose en su territorio con resultados mortales, ¿hasta cuándo podrán mantener Grace Winters y sus hijos su lucrativo negocio?

El autor nominado al premio Eisner, Cullen Bunn (Harrow County, El hombre vacío) y el dibujante Jonas Scharf continúan con su aclamada mezcla de terror y crimen en el segundo tomo de Bone Parish, mientras la familia Winters descubre lo lejos que deberá llegar para proteger el frágil negocio que tiene montado.

Este segundo volumen incluye nos números 5 a 8 de la serie regular USA editada por Boom Studios, que terminó en el número 12 (volumen 3).

Cullen Bunn escribe novelas gráficas, cómics, relatos y novelas. Es el autor de The Sixth Gun, The Damned, Helheim y The Tooth, publicados por Oni Press; Harrow County, publicado por Dark Horse (y Norma Editorial en España); El hombre vacío, The Unsound y Bone Parish, publicados por Boom! Studios; Dark Ark, Unholy Grail y Brothers Dracul, publicados por AfterShock Comics; Regression y Cold Spots, publicados por Image Comics. También ha escrito en series como Asgardianos de la galaxia y varias de Masacre para Marvel Comics.

De niño, Jonas Scharf se enamoró de los cómics y el dibujo, y como se pasaba el día soñando despierto, decidió que un día sería dibujante de cómics. Tras cumplir con las obligaciones habituales y obtener un título universitario, decidió dejar de ser responsable y dedicarse a los cómics. En 2016, poco después de graduarse, recibió su primera oferta de trabajo y no ha dejado de dibujar desde entonces. Por ahora, se le conoce por su trabajo en Warlords of Appalachia, War for the Planet of the Apes y Mighty Morphin Power Rangers, publicados por Boom! Studios. También ha hecho ilustraciones para los proyectos de mecenazgo Blood and Gourd y House of Waxwork de Waxwork Comics.

A partir de una premisa super potente de Cullen Bunn sobre una familia mafiosa que ha creado una droga a partir de cenizas de muertos que permite al consumidor entrar en contacto con los recuerdos y las habilidades de los fallecidos, en este segundo volumen continuamos los sucesos anteriores en el que los Winters ven peligrar su dominio de Nueva Orleans por la llegada de nuevas familias criminales. El comic tiene la virtud de encontrarse a medio camino entre la historia de terror y el noir criminal, en un relato de gangsters malas personas haciendo actos de malas personas y que harán lo que sea necesario para mantener su poder. Ver en este volumen los efectos que tiene la Ceniza adulterada es uno de los puntos fuertes de la historia hasta el momento.

Me gusta el apartado artístico formato por Jonas Scharf al dibujo y Alex Guimarães. Su estilo transmite el tono oscuro de la historia, con una buena caracterización de todos los miembros de la familia Winters y unas escenas terroríficas bien resueltas. Destacaría además unas estupendas portadas de Lee Garbett (entre otros), planteadas desde el simbolismo y la potencia visual y no tanto en mostrar algo que vaya a pasar en estas grapas.

El comic a nivel general me está gustando y tengo ganas de saber como termina la historia. Dicho esto, tengo también que reconocer que la caracterización de los Winters es suficiente pero un poco justa y básica, con una falta general de carisma en todos. Además, hay unas situaciones un tanto raras con la que no he acabado de conecta, como una escena de cama con alguien que va a matar a alguien y decide no hacerlo cuando es un enemigo. Dicho esto, creo que Bone Parish realmente acierta en su objetivo de entretener con una historia de una familia mafiosa.

Comparto páginas de este segundo volumen:

Bone Parish es un buen comic gracias a lo interesante de su premisa inicial, pero los protagonistas de la familia Winters no acaban de tener el carisma o la personalidad que me gustaría. En todo caso, tengo claro que voy a comprar el siguiente volumen para saber cómo termina la historia.

PUNTUACIÓN: 7/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Black Phone de Scott Derrickson

Tenía muchas ganas de ver Black Phone, la nueva película de Scott Derrickson con Ethan Hawke en el papel de un asesino en serie, con guion del propio Derrickson y su amigo y colaborador C. Robert Cargill, a partir de una historia de Joe Hill. Y la verdad es que la película ha resultado super satisfactoria.

PUNTUACIÓN: 8/10

En una ciudad de Colorado, en los años 70, un enmascarado secuestra a Finney Shaw, un chico tímido e inteligente de 13 años, y le encierra en un sótano insonorizado donde de nada sirven sus gritos. Cuando un teléfono roto y sin conexión empieza a sonar, Finney descubre que a través de él puede oír las voces de las anteriores víctimas, las cuales están decididas a impedir que Finney acabe igual que ellas. (FILMAFFINITY)

Scott Derrickson (Denver, 1966) se mudó a California y allí obtuvo las licenciaturas de humanidades y de producción cinematográfica. Su primera película como director fue Hellraiser: Inferno en 2000, película que también escribió y que fue estrenada directamente en video. En 2005 disfrutó de su primer éxito con «El exorcismo de Emily Rose», este éxito le permitió trabajar en una película de gran presupuesto, realizando en 2008 el remake de «Ultimatum a la Tierra», protagonizada por Keanu Reeves y Jennifer Connelly. La película resultó fallida y es la única de su filmografía que no está escrita por él.

Tras este fracaso, decidió volver al género en el que mejor se mueve, el terror, realizando en 2012 Sinister, que significó otro gran éxito para los productores, al recaudar más de 70 millones en los Estados Unidos a partir de un presupuesto de tan solo 3 millones. Líbranos del mal (2014), thriller sobrenatural protagonizado por Eric Bana y Edgar Ramirez. Aunque la película puede considerarse también fallida, la mezcla de géneros que Derrickson planteaba fue lo que llamó la atención de los creativos de Marvel y llevó a su contratación para dirigir Doctor Extraño (2016)

Tras abandonar Doctor Strange in the multiverse of madness (Sam Raimi, 2022) debido a las típicas diferencias creativas, Derrickson volvió por sus fueros con esta Black Phone, una película de terror con la que se había comprometido para después de dirigir la película de Marvel Studios. A partir de una historia de Joe Hill (Locke & Key, ) Derrickson escribe el guion de Black Phone junto a su colaborador habitual, el escritor C. Robert Cargill.

Black Phone es una película modélica de 102 minutos que cuenta con fotografía de Brett Jutkiewicz, montaje de Frédéric Thoraval (nominado al Oscar por Una joven prometedora) y música perturbadora de Mark Korven, colaborador de Robert Eggers en La Bruja y El Faro. La película se rodó entre febrero y marzo de 2021 en localizaciones de North Carolina y ha contado con un presupuesto de 18 millones de dólares. Tras conseguir 21 millones de dólares en su estreno en USA, se confirma como el nuevo éxito de taquilla para la productora especializada en terror Blumhouse.

El star-power de Black Phone lo aporta el siempre genial Ethan Hawke, que interpreta a El Agarrador, un secuestrador de niños y asesino en serie. El resto del reparto lo forman Mason Thames como Finney, un joven estudiante capturado por El Agarrador, Madeleine McGraw como Gwen, la hermana de Finney que experimenta sueños psíquicos y Jeremy Davies como Terrence, el padre viudo, alcohólico y abusivo de Finney y Gwen. Además, E. Roger Mitchell y Troy Rudeseal interpretan a los detectives Wright y Miller que se encargan del caso de los niños desaparecidos.

Me encanta la expresión «poner mi cartera donde pongo mis opiniones», todas mis decisiones como consumidor de comics, cine, libros o las series se construye a partir de ella. Es por esto que tras la decepción por el abandono de Derrickson de Doctor Strange (o que Marvel le mostrara la puerta) tenía claro que tenía que ver su siguiente película en el cine, para apoyarle de la única manera que importa realmente, pagando el precio de la entrada. Saber que Derrickson y Cargill iban a adaptar una historia de Joe Hill parecía una combinación ganadora a priori, y me alegra comprobar que las expectativas se han cumplido totalmente.

Black Phone me ha parecido una película estupenda super recomendable y un excelente ejercicio de estilo de un cine que plantea el terror no desde el gore sino desde la ambientación y la creación de un feeling opresivo y desasosegante. La película cuenta con un guion estupendo en el que las cosas suceden por una razón y todo lo que vive Finney en su intento de escapar de su captor crea las vivencias y enseñanzas que serán clave en el climax de la película. El hecho de ambientar la historia en los años 70 plantea un momento de la historia de los Estados Unidos en los que los asesinos en serie crecieron y existía la sensación que muchos crímenes quedaban sin resolver, lo que añade una tensión adicional a lo que sucede. Y en ese sentido, el elemento sobrenatural del teléfono negro aporta un feeling perturbador extra que significa la guinda de un pastel perfectamente condimentado.

Además de un guion super chulo, Derrickson realiza un ejercicio de narrativa audiovisual maravilloso, con una planificación en los planos increíble en la que todo suma y ayuda a contar la historia de la mejor forma posible. Todo en Black Phone funciona como un reloj suizo, desde la fotografía de Brett Jutkiewicz, el montaje de Frédéric Thoraval y la música de Mark Korven. Y dentro de una narrativa pausada que se toma su tiempo en presentar y hacer avanzar la historia, la duración de 100 minutos resulta perfecta para la historia que nos quieren contar.

La película está construida alrededor de los hermanos Finney y Gwen, dividiendo la historia entre el sótano claustrofóbico en el que está encerrado él con los intentos de ella de usar unas habilidades sobrenaturales que no controla para intentar encontrar a su hermano antes que se tarde. Y a veces pasa que un casting erróneo convierten a niños protagonistas en personajes «ostiables» que te caen mal desde que entran en escena. Black Phone NO es una de esas películas, y creo que los niños Mason Thames y Madeleine McGraw están estupendos por separado y comparten una química estupenda cuando comparten escena. En este sentido, la película también acierta.

Debido a la acumulación de estrenos de este fin de semana, no pude ver Black Phone en versión original porque no estaba disponible en los cines de mi comarca. Y esto obviamente afecta a lo que voy a decir a continuación, ya que había leído que Ethan Hawke realizaba una de sus mejores interpretaciones y que resultaba aterrador, y lo cierto es que al menos en la versión doblada no me he encontrado nada de esto. Sí hay que agradecer que Hawke acepte un proyecto de este tipo que le obliga a llevar una máscara que oculta sus facciones el 99% de su tiempo en pantalla. Pensando en las películas de superhéroes en las que los actores buscan quitarse la máscara a la menor oportunidad, el compromiso de Hawke con la historia resulta loable.

Sin embargo, dentro de una película que me ha gustado mucho, diría que el villano es la parte más floja del conjunto, al no acabar de explicarse nada suyo, a pesar de sugerirse que de niño tuvo una conexión con el teléfono negro ¿al abusar su padre de él encerrándole en el sótano? No llega a aclararse nunca, y está claro que el mal existe y la gente es mala y a veces no se debe buscar más explicaciones, pero en este caso más allá de la máscara, el personaje de El Agarrador se me ha quedado como un contenedor vacío.

Esto realmente no supone ningún problema ya que como comentaba, la historia de Hill + Cargill + Derrickson se centra en la lucha de Finney por escapar de la forma que sea y de su hermana Gwen en encontrarle, de forma que el villano es como el huracán en el fondo de la imagen que se siente siempre amenazante pero en segundo plano. Es cierto que hay un salto de lógica en que El Agarrador no vea los cambios que Finney va realizando en el sótano mientras intenta escapar, sobre toto el de la rejilla de la ventana es exagerado, pero eso entra dentro de las convenciones del género y no me supuso un problema durante el visionado.

La sensación super satisfactoria con que me dejó Black Phone a pesar de este único salto de lógica me recuerda la decepción de Obi-Wan Kenobi con sus locuras y porque sís casi en cada escena. Y es que como comentaba en mis reseñas de los diferentes episodios, el espectador acepta sin problemas uno o dos saltos de lógica dentro de la historia. A veces son inevitables para hacer que la historia avance, y si se plantean bien no llegan a romper la suspensión de credulidad obligada para disfrutar de este tipo de historias.

Comparto el trailer de la película, aunque casi te recomendaría que NO lo vieras:

Black phone es un maravilloso ejercicio de estilo y una historia super bien planteada y resuelta. Muy recomendable.

PUNTUACIÓN: 8/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!