Archivo de la etiqueta: Tom Taylor

Crítica de Seven Secrets Vol. 1 de Tom Taylor, Daniele Di Nicuolo y Walter Baiamonte (Boom Studios)

Cuando un escritor está on-fire, hay que subirse al tren porque todo lo que publica es oro puro. Esta ley del comic es totalmente aplicable a Tom Taylor y su nuevo comic Seven Secrets, cuyo primer volumen ha sido publicado recientemente por Boom Studios, con dibujo de Daniele Di Nicuolo y color de Walter Baiamonte. Comparto mis impresiones de este tomo inaugural.

PUNTUACIÓN: 6,5/10

SIETE SECRETOS CAMBIARÁN EL MUNDO.

Durante siglos, la Orden ha confiado en Guardianes y Poseedores para proteger los Secretos en siete maletines contra todo daño, pero cuando su fortaleza es atacada y los secretos se ponen en peligro, toda la Orden debe enfrentar su mayor temor: un enemigo que sabe demasiado y está dispuesto a matar para conseguir lo que quiere. Ahora, el miembro más nuevo de la Orden, Caspar, debe descubrir la verdad de los Secretos antes de que lo haga el enemigo, o arriesgarse a perderlo todo.

El autor bestseller del New York Times Tom Taylor (DCeased) y el artista favorito de los fans Daniele Di Nicuolo (Mighty Morphin Power Rangers) presentan una nueva serie sobre siete secretos poderosos, palabras, maravillas, armas y cosas peores, con el poder de cambiar el mundo.

Este volumen recopila los números 1-6 de la edición USA.

Las artes marciales vuelven a estar de moda. Esto es algo que me parece super curioso, la verdad. Y aunque cuentan con premisas totalmente diferente, hay un momento mientras leía este comic que no pude más que acordarme del excelente Fire Power de Robert Kirkman, Chris Samnee y Matt Wilson. Volveré a la comparación más adelante, pero no cabe duda que aparte de excelentes series de televisión como Warrior en HBO o escenas puntuales en Érase una vez en Hollywood que han mantenido viva la llama de las artes marciales, fue el anuncio de Marvel de una película de Shang-Chi lo que creo que consiguió asentar esta moda en la que nos encontramos dentro del ámbito mainstream. No es extraño que este verano también se estrene una película protagonizada por Snake Eyes, el G.I. Joe más cool de toda la vida.

Tom Taylor se ha confirmado en los últimos tiempos como un seguro de vida. Lobezna, Dcsos, Hellblazer, su serie más reciente de Nightwing o Escuadrón Suicida (que reseñaré en breve), todos sus comics me parecen una chulada que tienen clarísimo su objetivo de entretenimiento pero que consigue clavar a los personajes casi con una línea de diálogo. Cuando descubrí que tenía un nuevo comic independiente en Boom, tenía claro que lo quería tener, porque hay que “aprovecharse” de los escritores mientras están on-fire y en el momento de máxima creatividad.

Esta premisas de siete secretos, organizaciones secretas y conspiraciones que llevan sucediendo desde hace siglos me parece una premisa quizá no excesivamente original, pero que puede dar mucho juego, la verdad. Aparte del “high-concept”, Taylor marca en este comic las que son sus señas de identidad con una historia planteada desde la acción pero en la que consigue que empaticemos con el protagonista Caspar incluso antes de llegar a aparecer en el comic. La forma en que Taylor consigue que conectemos con él de forma inmediata, además de su complejo árbol genealógico, me parece la principal virtud de este primer volumen y la columna vertebral que va a hacer que nos enganchemos al comic.

Y junto a Caspar, que hayan siete secretos guardados por siete parejas de protectores, llamados a su vez Guardian y Poseedor por la función que realizan cada uno de ellos, puede permitir a Taylor alargar la historia de forma orgánica todo lo que le interese a poco que quiera mostrarnos el origen de estos Guardianes y el misterio del secreto que guardan. Aparte por supuesto de las historias de la Orden y sus enemigos.

Comparaba antes a Sietes secretos con Fire Power. Esto me vino a la mente justo en la página que acabo de compartir en la que Caspar empieza a entrenarse en la escuela secreta de la Orden. Y aunque está claro que son historias totalmente diferentes que llevan a sus personajes por sus propios caminos, de alguna manera las comparaciones son inevitables al tratarse de comics de acción centrados en el entretenimiento con personajes con habilidades marciales en los que organizaciones secretas se enfrentan en la sombra.

Y lamentablemente, en la comparación, Seven Secrets sale perdiendo en casi todo, siendo el elemento más flagrante es el apartado artístico. No me han gustado ni el dibujo de Daniele Di Nicuolo ni los colores de Walter Baiamonte. Y vaya por delante que casi todo el mundo sale perdiendo en la comparación con Chris Samnee, pero el estilo de Di Nicuolo sencillamente no está a la altura de la exigencia, en mi opinión. Sus páginas tienen una influencia clarísima del manga en la narrativa y las expresiones de los personajes, con un tono cartoon que no acaba de funcionarme casi en ningún momento que hace que el 99% de las caras del comic sean siempre la misma sin mostrar una correcta dramatización de las situaciones. El comic queda con una sensación de mezcla de manga y comic infantil / “all-ages” que no acaba de cuadran con la violencia que algunas escenas nos están contando.

Di Nicuolo intenta jugar en varios momentos con la estructura de página creando una narración en apaisado juntando las dos páginas, pero realmente falla a la hora de dotarlas de un mayor dinamismo respecto a una página normal, de forma que momentos pensados para generar un WHOAH!!! se quedan en escenas correctas sin más. Además, utiliza en exceso el uso de primeros planos de caras en mi opinión no con motivos dramáticos, ya digo que sus expresiones son el 95% de las veces las mismas, sino en mi opinión para intentar disimular de alguna manera su evidente falta de fondos y sus escenas sin chispa.

Con el elemento añadido que diría que el primer número está mucho mejor dibujado en todos los sentidos que el resto de números de este tomo, como si hubiera tenido más tiempo en el arranque de la serie pero luego los plazos de entrega le hubieran pillado, obligando casi a entregar lo que fuera con tan de llegar a imprenta.

El color en los comics debe ayudar a contar la historia, no sólo haciendo que luzca más brillante y/o emocionante, sino ayudando a transmitir estados de ánimo según cada momento concreto. En este sentido, valoro a Walter Baiamonte como meramente funcional, con unos colores que ahí están pero no colaboran a la hora de contar la historia ni ayudan a disimular los defectos del apresurado lápiz de Di Nicuolo o su falta de fondos. Hay veces que un color alucinante salva un dibujo montonero, por ejemplo en Wasted Space con un estupendo Jason Wordie, no es el caso de este Seven Secrets.

Y tengo claro que excepto honrosas excepciones, Dan Mora en Klaus, por ejemplo, cuando compro un comic de Boom se que el arte va a ser inferior a la media de un comic Marvel o DC, y lo asumo porque prefiero leer cosas nuevas y diferentes y no quedarme con la misma hamburguesa con queso de siempre (que por otro lado me encanta). Pero la realidad es que el apartado artístico de este comic me ha decepcionado mucho. Y si un comic es 50% historia y 50% arte, o incluso más, no puede puntuar bien un comic con un dibujo que no me gustó.

Por no acertar, Taylor no acierta con el cliffhanger de final del volumen, que es el menos potente de los seis comics que se recopilan en este tomo, algo en lo que Kirkman jamás hubiera fallado, de forma que han cortado aquí como hubieran podido cortar en el comic previo o el siguiente, y me ha parecido un detalle un poco chof.

Y no me entendáis mal, no me ha gustado el dibujo pero creo sinceramente que la historia tiene potencial y como me ha gustado y me ha dejado con ganas de saber como continúa la historia, no tengo duda que compraré el segundo volumen seguro.

Comparto las primeras páginas de este primer volumen, que como digo son algunas de las mejores que vamos a encontrar:

¡Qué pena no haber conectado nada con el dibujo de Daniele Di Nicuolo! Porque tengo claro que la historia de Tom Taylor va a darnos un montón de sorpresas y mucho entretenimiento. En todo caso, me quedo con ganas de saber cómo continúa la historia, ya os comentaré cuando salga el segundo tomo a final de año.

PUNTUACIÓN: 6,5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Nightwing 78 de Tom Taylor y Bruno Redondo (DC Comics)

Esta semana ha dado comienzo la nueva etapa de Nightwing en DC Comics, con unos Tom Taylor y Bruno Redondo empeñados en devolvernos a los días de gloría del personaje. Por lo visto en este primer número, no podían empezar con mejor pie.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Nightwing está de regreso, ¡y su impulso para mantener a Blüdhaven a salvo nunca ha sido tan fuerte! Pero su ciudad adoptiva ha elegido un nuevo alcalde con el apellido Zucco. Cuando Nightwing solicita la ayuda de Batgirl para investigar al político que lleva el mismo nombre que el hombre que asesinó a sus padres, descubre detalles que sorprenderán y cambiarán fundamentalmente al héroe. El exitoso equipo del New York Times formado por el escritor Tom Taylor (DCeased, Injustice) y el artista Bruno Redondo (Injustice, Suicide Squad) están a punto de llevar a Nightwing a la siguiente etapa de su evolución como héroe.

Dick Grayson es de largo mi personaje favorito de DC Comics. No Batman, ni Superman. El chaval que a pesar de sufrir un trauma similar al de Bruce Wayne, no dejó que la oscuridad se adueñara de su alma y consiguió forjarse su propio camino primero como Robin, después como Nightwing, líder de los míticos New Teen Titans de Marv Wolman y George Pérez, mi comic favorito junto a la Patrulla X de Chris Claremont, John Byrne, Paul Smith, John Romita Jr., Marc Silvestri, Jim Lee y tantos otros artistas.

Desde las primeras aventuras de Nightwing en solitario, y sobre todo a partir de la serie de Chuck Dixon y Scott McDaniel, sus comics siempre han tenido grandes dosis de aventuras y despliegues acrobáticos, con un toque de positivismo sin importar lo difíciles que sean las apuestas a las que se enfrenta. Comprobar que Tom Taylor y Bruno Redondo nos consiguen devolver ese feel-good ya desde el primer número de su etapa con el personaje me llena de alegría.

Reconozco que esto no es noticia en lo relativo a Tom Taylor, ya que su capacidad de condensar la esencia, lo mejor de cada personaje, con apenas dos líneas de diálogo es algo que ya hemos disfrutado en todos sus comics previos. Con Taylor, Dick vuelve a ser el boy-scout de claros valores morales que sabe que el cómo se vence es tan importante como la victoria en si, y el comic es ante todo una historia planteada para recordarnos que lo importante de Dick nunca fueron sus habilidades gimnásticas, sino su gran corazón. De hecho, unas páginas de este comic con una aparición sorpresa me han llenado los ojos de lágrimas de emoción, algo que realmente no esperaba en absoluto. ¡Qué bueno es Tom Taylor!!

Entrando en el apartado artístico, los comics de Nightwing siempre fueron algunos de los mejor dibujados de la editorial, y me alegra comprobar que Bruno Redondo, con color de Adriano Lucas, aunque tiene un estilo muy diferente al de por ejemplo Scott McDaniel, consiguen estar a la altura del desafío. Sus lápices muestran una narrativa limpia y clara en la que siempre está claro lo que pasa, y los colores de Adriano Lucas tienen el punto de luz que diferencia Blüdhaven de la clásica Gotham, aunque sea también una ciudad peligrosa que le va a poner las cosas difíciles a Dick. Gracias a Redondo, los personajes transmiten personalidad y todo el corazón del mundo, que es básico para que el comic triunfe como lo hace. El retorno de un clásico villano de la etapa de Dixon y McDaniel, así como una sorpresa sacada del pasado, prometen que las cosas se van a poner super interesantes en los próximos meses.

Otro tema importante de este número es que es extremadamente “reader-friendly”. Si, yo soy veterano y he disfrutado muchísimo el comic, pero alguien que nunca ha leído nada puede coger este comic y conocer en 20 páginas quién es Dick, qué le motiva, su gran corazón, al menos uno de los principales secundarios de la serie y los desafíos a los que se van a enfrentar. Como número de arranque de una etapa, no se le puede pedir más.

Comparto varias páginas del comic:

Por lo visto en este primer número, las cosas pintan muy, muy bien para los aficionados a Nightwing, Taylor y Redondo nos van a hacer disfrutar como hacía tiempo no lo hacíamos con el personaje. Un comic de aventuras super recomendable con un gran corazón. No os lo podéis perder.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Dcsos Planeta muerto 1 de Tom Taylor y Trevor Hairsine (DC Comics – Ecc Ediciones)

Si terminé el mes de febrero con Tom Taylor, me ha parecido buena idea empezar el marzo comiquero también con el escritor australiano, al haber comenzado recientemente ECC Ediciones a publicar en España DCSos: Planeta Muerto, la continuación de la exitosa serie DCSos junto al artista Trevor Hairsine, cuyo primer número está a la altura de las expectativas creadas.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

La corrupta Ecuación de la Antivida convirtió a miles de millones de personas en monstruos, incluyendo a los héroes más grandes de la Tierra, conduciendo al planeta a un inminente apocalipsis. Años más tarde, una llamada de socorro pone en alerta a Damian Wayne, Jon Kent y Cassie Sandsmark, que han asumido en el exilio planetario el legado de Batman, Superman y Wonder Woman, respectivamente. ¿Todavía hay vida en la Tierra? ¿Está preparada la nueva Liga de la Justicia para enfrentarse al horror? ¡Tom Taylor y Trevor Hairsine, los responsables de Dcsos, vuelven a la carga!

DCSos fue uno de los éxitos de DC más inesperados del final de 2019 y primeros meses de 2020. A la estupenda miniserie inicial le siguió la también impactante DCSos: Inmortales, planteada a modo de spin-off con personajes secundarios que no tuvieron cabida en la miniserie inicial. Pero la editorial afincada en Burbank sabía que este concepto creado por Tom Taylor era un filón que había que explotar, por lo que para alegría de los lectores, nos llega esta nueva miniserie de 7 episodios en los que tenemos de vuelta a Trevor Hairsine, el artista de la primera serie.

Taylor nos devuelve con maestría al mundo de DCsos, no sólo en lo relativo a los personajes y qué han estado haciendo estos últimos 5 años, sino también con sus señas de identidad narrativas, consiguiendo que los personajes nos importen a partir de una única línea de diálogo, de forma que su posterior muerte consiga impactarnos.

Además de la vuelta a la Tierra, la serie incluye un enorme giro mostrado en el cliffhanger del final del comic que puede cambiar todo lo que pensábamos que conociamos del mundo de DCSos. Esto me hace destacar a un Taylor que podría haber optado por más de lo mismo, casquería y muertes de personajes icónicos, cosa que realmente es lo que hizo en su día Marvel con sus Marvel Zombies, y sin embargo muestra querer llevar la serie por territorios nuevos que sin duda sorprenderán a los lectores entre los que me incluyo.

En el apartado artístico, a Hairsine le acompañan Gigi Baldassini y Stefano Gaudiano en las tintas y Rain Beredo en el color. No soy un gran fan de Hairsine y en algunos momentos me da la sensación que algunas viñetas suyas se quedan como medio abocetadas. Sin embargo, consigue clavar la parte emocional que hace que los personajes te atrapen, y no se corta en unos momentos gores que son dolorosamente impactantes. Globalmente, me parece un equipo sólido aunque no super estrella, y estoy seguro que van a conseguir que disfrutemos mucho de este comic.

Comparto a continuación algunas páginas más de este primer número. Enjoy!!

DCSos Planeta Muerto pinta que nos va a brindar una estupenda historia no exenta de momentos dramáticos en la que quien sabe si todos nuestros héroes van a sobrevivir. Un comic super recomendable para los fans de los personajes de DC Comics.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

¿Estás leyendo este comic, que te pareció? Espero tus comentarios. Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Hellblazer: Rise and Fall de Tom Taylor y Darick Robertson (DC Black Label)

Tras unos meses de espera, por fin me llegó el tercer y último número de Hellblazer: Rise and Fall, la reimaginación del mago John Constantine dentro del sello Black Label de DC Comics de Tom Taylor y Darick Robertson, que ha resultado una lectura diferente pero en la que identifico los principales rasgos del personaje.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Un multimillonario cae del cielo y es ensartado horriblemente en la aguja de una iglesia. Curiosamente, las alas de ángel están pegadas a su espalda. Siguen más hasta que, aleluya, está lloviendo empresarios. La detective Aisha Bukhari está perpleja por esto, hasta que la visita su amigo de la infancia, el investigador de lo oculto John Constantine. Hellblazer de DC descubre un vínculo entre la élite que cae y un momento impactante de su juventud malgastada junto a Aisha. ¿Cómo se relacionan estos asesinatos con la primera muerte a manos de John? ¿Cómo involucra esto al cielo y al infierno? Incluso si esto es culpa de John, ¿Constantine se alegrará de dejar caer del cielo a algunos bastardos ricos más, como un Robin Hood vengativo? ¡Es un misterio completamente nuevo de DC Black Label protagonizado por John Constantine en su primera historia escrita por el aclamado escritor Tom Taylor (DCeased) y el artista Darick Robertson (The Boys)!

Comentaba el pasado mes de octubre cuando reseñé el primer número de esta miniserie que John Constantine es para mi como un viejo bastardo amigo de la familia, y sus comics me han acompañado casi desde que tengo uso de razón y afición lectora. Es por esto que la confirmación de este Dream-Team formado por el escritor Tom Taylor (Lobezna, Amistoso Vecino Spiderman, DC Sos) y el histórico dibujante Darick Robertson (Transmetropolitan, The Boys) con el colorista Diego Rodríguez, me alegró muchísimo la existencia.

Esta miniserie Hellblezar: Rise and Fall está editada dentro del sello Black Label de DC Comics, lo que significa que Taylor tiene rienda a suelta para contar la historia que quiera sin tener en cuenta años de continuidad del personaje. He leído algunos comentarios y también en algunos podcasts a gente dudando sobre el objetivo de la línea Black Label, al haberse convertido en un poco un cajón de sastre donde entra casi cualquier comic previo de DC Comics o, en su caso, del difunto sello Vertigo. En mi opinión, la clave en lo referido a los nuevos comics Black Label es que NO buscan publicar obras maestras que marquen un antes y un después (tampoco Alan Moore pensaba en esto mientras escribía Watchmen o La broma asesina) sino obra COMERCIALES que puedan seguir vendiéndose durante años gracias a la calidad de los profesionales a los que contratan. Artistas que cuentan con libertad casi total, lo que a priori pudiera ayudar a potenciar su creatividad.

En este sentido, dentro que este Rise and Fall es un comic que tiene claro su objetivo de entretenimiento y que Taylor no inventa ninguna rueda ni plantea nada especialmente revolucionario con el personaje, creo que es una lectura perfecta para nuevos lectores a los que les suene el personaje de películas o series de televisión y no sepan por donde empezar a leer ya que transmite perfectamente la esencia de John Constantine. Teniendo en cuenta que justo esta semana volvieron los rumores sobre que HBO Max estaría analizando la posibilidad de dar luz verde a una nueva serie de televisión del personaje, parece que DC está creando stock para cuando se estrene hayan tomos en las librerías para que piquemos.

Y es que John Constantine, aparte de otras consideraciones, es un héroe del pueblo que ha tenido que luchar toda su vida en las calles y que si algún enemigo tiene, son los poderosos, los políticos, la nobleza y los snobs a los que busca de derribar de unos pedestales creados por la tradición y años de opresión hacia la gente normal. Frente a la figura del mago sabio y poderoso que mira y cuida desde su atalaya al pueblo y que sabe lo que es mejor para ellos, John vive en el pub y parece empeñado en cometer errores nuevos con cada aventura, lo que al final le convierte en carismáticamente humano.

Su lucha contra Lucifer, y en general contra cualquier que quiera apropiarse de su alma, forma parte importante de su historia, pero también lo es el hecho que para John los Ángeles en muchos momentos son igual de malos que los demonios, al ser unos seres fríos que no se preocupan por la vida de la gente normal que son los que suelen sufrir las consecuencias de la eterna lucha entre el bien y el mal.

Me gusta el punto de vista con el que Taylor escribe esta historia, haciendo que a pesar de una infancia desgraciada, una vida en las calles y su cinismo superficial, John claramente busca ayudar a la gente, quizá en parte para compensar alguno de esos muchos errores que cometió en el pasado, que por supuesto siempre acaban resurgiendo para cobrarse su deuda. HÉROE serían quizá palabras mayores a la hora de calificar a John, pero para mi no hay duda que es una buena persona.

Darick Roberton es un artista perfecto para dibujar a John Constantine. Su estilo transmite un toque cínico y de humor negro que le viene de maravilla al personaje, y además de se un estupendo narrador, no se amilana a la hora de dibujar momentos sangrientos y gores. Sus páginas son 100% Hellblazer y me encantaría que pudiera volver a dibujar al personaje en una nueva miniserie.

Dentro del estupendo apartado artístico, me resulta interesante comentar que los colores de Diego Rodríguez son más luminosos de lo esperado a priori en un comic de Hellblazer y ayudan a transmitir que NO estamos en un comic de terror sino más bien en una aventura sobrenatural (eso si, con algunos elementos sangrientos). Esto puede resultar chocante en un principio y de hecho sería el principal pero que le encuentro al comic, sobre todo pensando en las expectativas de la gente, pero leída la historia de nuevo de un tirón, ayuda a transmitir el tono correcto que la serie necesitaba.

Además, el diseño de Robertson de Lucifer resulta un tanto chocante al alejarlo del clásico demonio infernal al que nos hemos acostumbrado incluso en otras aventuras de Constantine. Sin embargo, de nuevo, resulta perfecto con el concepto de Taylor de convertirle en un ser educado y con sentido del humor (el gag del número dos es antológico), pero con cuernos y con una residencia fijada un pelín por debajo de Londres. La dinámica que ha creado para John y Lucifer me ha parecido super chula e invita a pensar que podemos tener más momentos de gloria con ambos en el futuro.

Aunque como digo este Rise and Fall choca al no ser una historia de terror al uso, Taylor no se corta a la hora de incorporar punkarradas muy típicas de John Constantine como es la frase “los billonarios son la gente más inútil del planeta”, o el propio significado del título del comic. Cuando descubrimos quien “se alza y cae”, el comic adquiere un nuevo significado anti capitalista lleno de humor negro y mala baba que significa la guinda del pastel.

El formato más grande de los comics Black Label sirven para que podamos disfrutar del arte de Darick Robertson en toda su amplitud, justificando para mi el precio de portada. Además, al ser comics de 44 páginas, Taylor no está limitado por las 20 páginas de historia de las grapas normales, lo que permite que cree una historia con un ritmo diferente que desarrolla sus giros y sorpresas a su propio aire.

Lo único malo de este formato Black Label es que los números han salido con una diferencia de dos meses, lo que hizo que la espera se me hiciera un pelín larga. De hecho, no acabo de entender porqué teniendo en cuenta que este comic tiene tan sólo 3 números, DC no esperó a publicarlo hasta que los autores no lo hubieran finalizado, sacándolo mensualmente. No acabo de recordar si es que en Octubre hubo algún tipo de efemérides del personaje que les forzara a empezar a publicarlo ese mes, pero dado que ya no llegaban a tener el tomo recopilatorio para navidades, casi hubiera preferido que hubieran tardado dos meses en publicarlo.

El pero que le veo a este comic es que tras unos años en los que John Constantine fue incorporado al universo DC superheróico y vivió unas aventuras bastante intrascendentes y sin demasiado interés, la noticia de este Rise and Fall invitaba a ilusionarse ante una historia quizá más ¿trascendente? respecto a lo que habiamos tenido en el pasado reciente. En realidad, Taylor solo pretendía hacer una buena historia de Hellblazer sin ninguna pretensión más allá del entretenimiento, con todo lo bueno y lo malo que eso tiene en función de las expectativas con las que llegáramos cada uno de los lectores de este comic.

En todo caso, dentro de su ligereza, me gusta que Taylor a pesar de punkarradas puntuales, plantee una historia casi desde un punto positivo y optimista. Suena raro leer una historia de John Constantine con final feliz (más o menos), pero justo por eso me ha gustado bastante, ya que creo que lo fácil para un guionista de Hellblazer, es hacer un comic super dramático en el que los amigos de John pagan el precio de sus errores y él acaba solo y desgraciado. Este es otro elemento que me gusta de Taylor, al saber escribir historias con el feeling de lo que debe ser un buen comic de John Constantine a los que le suma detalles chulos e interesantes que hacen que no parezca un refrito que ya hemos leído en innumerables ocasiones.

En resumen, me ha gustado el comic y no me importaría que Taylor y Robertson volvieran a reunirse en el futuro para una nueva historia. Dentro de su simplicidad y falta de pretensiones, creo que es una buena historia que satisfará a los lectores veteranos y también a las nuevas generaciones.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Panini estrena los comics Marvel del Día del Comic Gratis

La pandemia del COVID-19 provocó la cancelacíón del Día del Comic Gratis 2020, que en España se celebra habitualmente el segundo sábado del mes de Mayo. Finalmente, Panini ha publicado este mes de noviembre los dos comics que Marvel había preparado de El Asombroso Spiderman y Patrulla X. Comento mis impresiones de ambos comics, que marcan las principales líneas argumentales de ambas franquicias, más el avance de un evento de 2021 escrito por Tom Taylor.

PATRULLA X: X DE ESPADAS, de Jonathan Hickman, Tini Howard, Pepe Larraz, Tom Taylor e Iban Coello

El prólogo de “X de Espadas”. Jonathan Hickman y Pepe Larraz te ofrecen la introducción a la aventura que sacudirá el mundo de Krakoa. Además, un avance de la nueva epopeya de Tom King e Ibán Coello: ¡La Edad Oscura!

Como ya nos indica Julián Clemente en el Spot On incluido en este comic, estas 10 páginas NO son el prólogo del evento X de Espadas, sino únicamente un aperitivo, un primer vistazo a algunos elementos que podemos esperar ver a partir de enero. El primer detalle a destacar es que Tini Howard, la guionista de Excalibur, acompaña a Hickman en los guiones, cosa lógica al descubrir que Saturnina, la Majestrix Omniversal y custodia desde Otromundo la paz celestial, va a tener un papel importante en este evento, junto a Apocalipsis. Aunque eso creo que ya se intuía desde las primeras imágenes promocionales.

Lo cierto es que estas páginas saben a poco, pero reconozco que ver al maravilloso Pepe Larraz desatado en estas páginas, acompañado a los siempre perfectos colores por Marte Gracia, es una chulada. El misterio que plantean Hickman y Howard sirve como excusa para unas páginas casi a modo de splash-pages increíbles que van a hacer que lamentemos que Larraz sólo se vaya a encargar del dibujo de tres de las 22 partes de que se compone este evento.

En mi caso, dado que estoy comprando la mayoría de comics mutantes estoy esperando con ganas este X de Espadas, por lo que no necesitaban venderme nada, ya venía convencido de casa. Sin embargo, a pesar de las estupendas páginas de Larraz, no tengo claro que las críticas pistas que Hickman incluye en estas páginas van a hacer que un lector ocasional lea este comic y piense que tiene que comprar este comic porque puede ser la bomba. O igual si, quien sabe.

Este comic incluye la presentación de la nueva serie de Tom Taylor en Marvel, La Edad Oscura, cuya publicación está prevista durante el 2021. Y al igual que comentaba antes que las páginas de X de Espadas me han sabido a poco y no se si consiguen vender la historia, estas 10 páginas nos venden de forma modélica y super impactante la idea clave de esta historia, qué pasaría si la tecnología dejara a funcionar en el Universo Marvel. Lo mejor de esta idea es que Marvel sitúa este comic fuera de continuidad, algo que ya podemos imaginarnos tras ver estas impactantes páginas, de forma que Taylor va a poder dar rienda suelta a su creatividad sin cortapisas. Si consigue trasladar la emoción y momentos over-the-top de su Dcsos a Marvel, vamos a disfrutar un montón este comic.

Iban Coello ha pasado a formar parte de los Stormbreakers, los artistas en alza de Marvel a los que van a promocionar en los próximos meses, similar a cuando la iniciativa “Big Guns” destacó a Pepe Larraz hace unos años. Coello lleva tiempo trabajando en el universo de Veneno y ha crecido como artista una barbaridad es el último año. Y creo que él sabe que este comic puede significar su consagración dentro de Marvel, porque estas páginas lucen super espectaculares. Su narrativa en este comic es estupenda y el color de Brian Reber ayuda a que todo luzca estupendo. Volviendo a Dcsos, comentaba justo hace un par de días que aunque me había gustado mucho su segunda miniserie Inmortales, me daba un poco de pena que DC no apostara de verdad por estos comic colocando a artistas de primer nivel. Me alegra poder decir que viendo estas páginas no creo que Marvel haya cometido el mismo error, la sensación es que La Edad Oscura va a lucir visualmente de 10.

En resumen, aunque sólo sea por el estupendo acabado artístico, me ha gustado pasarme por mi librería para recoger este comic, y me han super vendido La Edad Oscura, así que Panini puede estar contenta.

PUNTUACIÓN 7.5/10

EL ASOMBROSO SPIDERMAN, de Jed MacKay, Donny Cates, Patrick Gleason y Ryan Stegman

¡El regreso de El Buitre! ¿Spidey y la Gata Negra juntos de nuevo en acción! ¡Eddie brock comparece ante Los Vengadores! ¡Y la presentacíón de Virus, el peor villano del año! Con Jed MacKay, Patrick Gleason, Donny Cates y Ryan Stegman.

Comentaba al principio que Marvel (y en general todas las editoriales) están utilizado esos comics del Día del Comic Gratis como una plataforma promocional para vender sus próximos eventos y comics tops. Una de las cosas que siempre me han molestado mucho con algunos de estos comic es cuando una editorial lanza como “gratis” un comic que es un reprint de 12-16 páginas del número uno de una serie, que te deja colgado incluso la lectura de esa historia obligándote a tener que comprar el comic / tomo correspondiente. Cosa que en parte me parece si no una “estafa”, si un poco una tomadura de pelo.

Me alegra decir que eso NO pasa en el comic de Spiderman, dado que estamos ante una aventura del trepamuros y la Gata Negra autoconclusiva. Esto obviamente sirve para recordar a los lectores que Felicia Hardy tiene en la actualidad su propia serie, pero la historia de Jed MacKay, guionista de Gata Negra, es super divertida y aprovecha al máximo las exiguas 10 páginas de que dispone. Además, cuenta con el dibujo del estupendo Patrick Gleason, con color de David Curiel, que también consigue lucirse en esta páginas en la que los héroes se enfrentan a El Buitre, el clásico villano de toda la vida.

El retraso provocado por el COVID juega sin embargo una mala pasada a la historia de Veneno incluida en este comic. Por partida doble, además. En primer lugar, como teaser del próximo evento “King in Black” en este comic tenemos páginas dibujadas por Ryan Stegman anticipando el momento en el que Eddie Brock cuenta a los Vengadores la inminente llegada a la Tierra de Knull. Lamentablemente, esa escena ya las leímos en toda su amplitud el mes pasado durante el final del arco Isla Veneno dibujado por Mark Bagley. Además, este comic también tenía que servir de presentación del siguiente villano de Veneno, VIRUS, pero un fallo en la salida de este comic ha hecho que el número español de Veneno de este mes, el nº23, nos haya mostrado a Virus justo la semana pasada, por lo que para los lectores españoles tampoco nos sirva de presentación. Es una pena, pero tampoco algo grave.

En resumen, a pesar de la divertida aventura de Spiderman y la Gata Negra, veo este número de Spiderman un pelín por debajo del de la Patrulla X, aunque dado que me los llevé a casa gratuitamente, tampoco hay mucho lugar a la queja.

PUNTUACIÓN 6.5/10

¿Habéis leído estos comics, qué os han parecido? Espero vuestros comentarios. Y como siempre, si os gustó el artículo, os agradezco los me gustas y que lo compartáis en redes sociales.

¡Saludos a todos!