Archivo de la etiqueta: ECC Ediciones

Crítica de Jorge Jiménez: La Guerra del Joker (DC Comics – ECC Ediciones)

Gracias a una oferta pudimos hacernos a buen precio con el volumen que ECC Ediciones ha dedicado a la super estrella Jorge Jiménez aprovechando el último arco de Batman: La Guerra del Joker, con guion de James Tynion IV y color de Tomeu Morey.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Batman y el Joker son inseparables. No podrían existir el uno sin el otro. Es por esto por lo que el Príncipe Payaso del Crimen nunca ha querido de verdad destruir a su archienemigo. No obstante, ahora, la cosa ha cambiado. Tras apoderarse de Empresas Wayne, está dispuesto a tomar la ciudad con su fortuna, con una toxina mejorada y con un ejército del que forma parte su nueva novia, Punchline. El Caballero Oscuro lo va a tener más difícil que nunca; pero por suerte, va a tener de su parte a la única persona que detesta al Joker tanto como él: Harley Quinn.

Llega La guerra del Joker, dibujada por Jorge Jiménez y escrita por James Tynion IV, en una recopilación centrada en la labor del artista granadino con una entrevista y abundante material adicional.

Este volumen recopila los números  de Batman 95-100 USA.

En el panorama actual de artistas del noveno arte, Jorge Jiménez destaca como uno de los grandes dibujantes del cómic de superhéroes. Jorge nació en Cádiar, localidad de la Alpujarra Granadina, en junio de 1986. A los 24 años, dio un giro radical en su vida al dejar su formación como profesor de educación física en el INEF para perseguir su carrera como dibujante.

El esfuerzo que dedicó al dibujo le granjeó su estreno en el mercado americano, con la adaptación de la novela de Ray Bradbury All Summer in a Day. Su estilo artístico atrajo la atención de la editorial IDW, donde le ofrecieron nuevos encargos, adaptando licencias como Transformers: El lado oscuro de la luna y Jurassic Park: Dangerous Games. Fue el paso previo a su participación en el cómic basado en la serie de televisión Fringe de Warner Bros., que supuso su puerta de entrada a DC. Su primer trabajo para la major fue la continuación en formato cómic de otra conocida serie de la pequeña pantalla, Smallville.

En sus primeros años en DC, Jorge dejó su huella en títulos como Superboy y Tierra 2. Con un estilo influenciado por el shōnen manga japonés, se granjeó rápidamente un contrato de exclusividad con la editorial, a la edad de 28 años. Su labor posterior en series de referencia como Superman, Superhijos y Liga de la Justicia, así como en especiales de la talla de Batman perdido para Noches oscuras: Metal, le han catapultado hasta convertirlo en una referencia.

A lo largo de los años, Jorge Jiménez ha dado forma a diseños de personajes tan relevantes en el reciente universo DC como el nuevo Superboy (hijo de Superman), los actuales Jóvenes Titanes (incluida Crush, la hija de Lobo), Perpetua o el renovado Jor-El. En su etapa reciente en la serie regular Batman ha cocreado junto al guionista James Tynion IV un elenco de personajes que han llegado para quedarse en la mitología de Gotham, entre los que destacan Punchline, Ghostmaker, Clownhunter y Miracle Molly. De la colaboración con Tynion IV surge también el arco argumental La guerra del Joker, su último éxito. Una saga que hace tambalear el futuro del Hombre Murciélago y de Bruce Wayne en un descenso a la locura elevado por el arte de Jorge Jiménez.

En 2022 sigue al frente del apartado gráfico de Batman, esta vez junto al escritor Chip Zdarsky.

La lectura de este tomo de Batman: La Guerra del Joker me recordó la típica pregunta ¿qué es más importante en un comic, el guion o el dibujo? Y dentro que ambos elementos son consustanciales y uno no puede vivir sin el otro, siempre he creído que una historia mala o normalita puede ser salvada y mejorada por un buen dibujo, y a la vez que un mal dibujo puede convertir en ilegible un buen guion, de forma que en mi valoración tendría un 45% guion y un 55% dibujo.

Aparte del orgullo que nos tiene que dar a los fans comiqueros que numerosos artistas españoles como Mikel Janin, Daniel Sempere, Bruno Redondo o el protagonista de este volumen, Jorge Jiménez, estén triunfando actualmente en DC Comics y se encarguen de los principales comics de la editorial, la realidad que puede comprobarse tras la lectura de este volumen es que sólo por el dibujo de Jiménez merece la pena comprar este comic.

Jiménez es un crack. Batman luce super reconocible y sus páginas tienen una fuerza alucinante que harán las delicias de los fans de los comics de superhéroes en general y de Batman en particular. Con el color de Tomeu Morey, las páginas de esta Guerra del Joker lucen como deben lucir las mejores historias de Batman, resaltando este arco otro de los puntos fuertes de Jiménez como es la composición super dinámica de sus páginas. En este comic tuve la oportunidad de disfrutar del diseño de Punchline del propio Jiménez, y la verdad es que nueva aliada de Joker luce estupenda y super amenazadora, me gusta como añadido al panteón de enemigos de Batman. Aparte de esto, el granadino se atreve a pequeños cambios estéticos como zombificar a las víctimas del gas de Joker que la verdad es que añade un elemento que queda muy bien en este contexto.

Como digo, sólo por el dibujo de Jiménez merece la pena la compra y la lectura no decepciona, ofreciendo momentazos visuales en todas las grapas que me parecen estupendos.

Dentro de todo lo anterior, quizá lo menos bueno del comic sea la propia historia de James Tynion IV. Y el caso es que no diría que sea mala en absoluto, pero como lector veterano de comics que soy, todo me suena a leído. Incluso elementos originales como Punchline son empleados de forma muy predecible, envenenando primero a Batman para luego protagonizar el esperado combate con Harley Quinn. Por no hablar que nos intentan vender que estamos ante el enésimo «combate definitivo» entre Batman y Joker cuando sabemos que no va a ser así y todo se va a quedar en un inevitable continuará. Dejando aparte el estupendo dibujo, otros elementos como el envenenamiento de Batman que deja vía a libre a Joker a controlar Gotham, o el propio hecho de ver la ciudad controlada por criminales, son otros elementos que he leído numerosas veces en Batman y diría que mejor.

Diría que es la primera vez (o al menos que recuerde ahora mismo) que un villano se hace con la fortuna de Bruce Wayne y la utiliza para destruir Gotham, dejando a Batman más o menos indefenso. Y reconozco que es un elemento necesario e imprescindible para que la historia pueda suceder, hasta el punto que sin ello no hay historia. Pero la ejecución del golpe como hecho consumado al comienzo del tomo me rompió la suspensión de credulidad. Aceptando que Batman no es alta economía, sino entretenimiento ligero, no podía dejar de pensar que igual que el villano tenía una montaña de abogados para torpedear a la policía y ayuntamiento de Gotham con el dinero de Wayne, ¿acaso Bruce no tiene los mismos abogados que impedirían que este «robo» llegara a producirse? No acabé nunca de creerme esta parte de la historia, la verdad, lo cual fue un problema.

La Guerra del Joker fue además un mega evento en la batfamilia, con numerosos tie-ins relacionados fuera de la serie principal de Batman. Y en ese sentido sí que agradezco que con la lectura de estos 6 números el lector tiene el núcleo de la historia sin necesidad de leer los comics anexos. De hecho, la capacidad de síntesis de Tynion y contar todo en apenas seis grapas es algo que yo al menos agradezco un montón, sobre todo teniendo el terrible ejemplo reciente de la etapa de Tom King en el personaje. A pesar de no encontrar la historia.

Hay otro elemento de fondo que quiero comentar en relación con la lectura de este tomo y si esta Guerra del Joker me ha dejado con ganas de seguir comprando los comics de Batman. Desde el inicio de mi afición comiquera en los años 80, durante 30 años compré prácticamente todos los comics de Batman en continuidad que publicaba DC (también los Elseworlds), pero entre el reboot de los Nuevos 52 de 2011, la fallida etapa de Scott Snyder en el personaje (eso si, con el genial dibujo de Greg Capullo), y aprovechando los dos meses de Convergencia en 2015, aproveché para bajarme del carro del Universo DC. Y quitando algunas cosas puntuales fuera de continuidad como Wonder Woman Dead Earth o DCsos, y más recientemente la estupenda etapa de Nightwing de Tom Taylor y Bruno Redondo, no he encontrado hasta ahora alicientes suficientes para volver a querer meterme en el meollo de volver a la continuidad DC que me va a obligar a múltiples compras a menudo indeseadas.

Lamento decir que incluso con el dibujo de Jiménez, tampoco esta Guerra de Joker me hace cambiar de opinión. Tengo claro que el enorme fondo de catálogo de Batman que tengo comprado y leído a lo largo de todos estos años en este caso puede jugar en mi contra, porque como digo no he acabado de encontrar elementos realmente originales en la historia de Tynion a los que aferrarme que me dejen con ganas de comprar más comics suyos.

En todo caso, si ECC se anima a publicar tomos de este tipo centrados en Jiménez y encuentro ofertas como la que encontramos con este tomo, tampoco diré que no vaya comprar nuevos comics del artista español. Aprovecho el momento para destacar unos extras muy chulos como una entrevista a Jiménez y el proceso de creación de algunas de las páginas de este arco, que me parecen elementos muy destacables que también quiero destacar de esta edición.

Comparto las primeras páginas del comic:

La guerra del Joker ha sido una aventura estupenda para que Jorge Jiménez se luzca en su faceta de dibujante de la serie emblema de DC Comics, aunque reconozco que no ha conseguido que me quiera reenganchar de nuevo a los comics de DC en continuidad.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Las Tortugas Ninja: El Último Ronin 5 de Eastman, Laird, Waltz, Escorza, Bishop y Delgado (ECC Ediciones)

Último número de Las Tortugas Ninja, El último Ronin, el comic publicado por ECC Ediciones con historia y guion de Kevin Eastman, Peter Laird y Tom Waltz, con dibujos de Eastman, Easu e Isac Escorza y Ben Bishop, con color de Luis Antonio Delgado y Ronda Pattison y asistencia de Samuel Plata, que nos ofrece la pelea final entre la última Tortuga e Hiroto del Clan del Pie.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

¡El asombroso desenlace de la mayor historia de las Tortugas Ninja! Es el enfrentamiento definitivo entre los quelonios y el Clan del Pie, con el destino de Nueva York en la balanza. ¿Encontrará la paz el Ronin?

Esta número incluye Teenage Mutant Ninja Turtles: The Last Ronin núm. 5 USA, un número doble con 48 páginas, como toda la serie.

A pesar de no ser comprador habitual de Las Tortugas Ninja, tengo que reconocer que la lectura de El último ronin ha sido un placer, como reencontrarme con viejos amigos que hacía tiempo que no veía. Y eso que narrativamente ya he ido comentando en mis reseñas de los anteriores números de esta miniserie que Kevin Eastman, Peter Laird y Tom Waltz, los autores de la historia, no se han roto la cabeza en ningún momento al llevar la historia siempre por caminos esperables dentro de este tipo de historias crepusculares de venganza. Y como digo, aunque todo se mueve por territorios esperables, esta última grapa ofrece un climax final que resulta satisfactorio y al menos a mi me ha dejado a pesar de todo con buen sabor de boca. Dicho lo cual, también me deja cierto resquemor ante lo flojo y trillado que me ha parecido este final sin sorpresa alguna.

Al tener el doble de páginas El último ronin puede recrearse más y mejor en las escenas de acción, reconociendo eso sí que los dibujantes Esau e Isaac Escorza, Ben Bishop o incluso Kevin Eastman no son Stuart Immonem precisamente en lo que a narrativa se refiere. Teniendo en cuenta el baile profesionales implicados en la producción de este comic, que cuenta con bocetos de Kevin Eastman, dibujo y tinta de Esau e Isaac Escorza, Ben Bishop y Kevin Eastman, color de Luis Antonio Delgado y Ronda Pattison, siendo el asistente de color Samuel Plata, diría que lo menos bueno de este comic sería precisamente este baile de dibujantes que son todos correctos, pero ninguno destaca especialmente en nada.

En todo caso, agradezco que hayan comics como este que obliguen a un cuarto de hora de lectura, dada la tendencia que estoy viendo en otras series en las que te lees la grapa del mes en tres minutos escasos. No he leído los comics actuales de Las Tortugas Ninja, pero creo que esta miniserie lo tiene todo para conseguir que lectores veteranos como yo nos sintamos tentados de reengancharnos a la tortugamanía comiquera.

No quiero entrar a comentar más detalles para no entrar en spoilers. Y tampoco es necesario, porque diría que El último ronin es un comic que tiene claro en qué liga juega y la forma como conseguir entretener al lector, con resultados satisfactorios, a pesar del tema de la historia general que comentaba antes. Sobre todo si en algún momento leíste o fuiste fan de Las Tortugas Ninja.

Comparto las primeras páginas de este comic:

Las Tortugas Ninja: El Último Ronin ha sido un comic estupendo que tiene claro a qué tipo de lector de dirige y como darnos lo que le pedimos al comic. Un comic que no inventa ninguna rueda ni falta que le hace para que consiga engancharnos.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Batman: El largo Halloween Especial de Jeph Loeb y Tim Sale (DC Comics – ECC Ediciones)

The Long Halloween es una de mis historias favoritas de Batman de siempre. Cuando supe de la existencia de este especial tenía claro que tendría que comprarlo tarde o temprano, a pesar de que también me temía que estuviéramos ante el último ejemplo de sacacuartos aprovechando el estreno de la nueva película de Batman. ¿Lo habré disfrutado o me quedé con cara que debería haber empleado este dinero en algo mejor?

PUNTUACIÓN: 8/10

Hace más de dos décadas, el guionista Jeph Loeb y el dibujante Tim Sale realizaron El largo Halloween, donde Batman debía detener a un asesino misterioso que solo mataba en fechas señaladas del calendario. El misterio estaba resuelto, el culpable salió a la luz y la ciudad pudo respirar en paz.

Pero la historia aún no ha terminado.

Loeb y Sale se reúnen en este especial para retomar algunas tramas de la mítica miniserie original. Con la aparición especial de James Gordon, Dos Caras y algún que otro villano que por fin entra en acción, se trata de una historia imprescindible para las legiones de lectores que han devorado a lo largo de los años una de las tramas más fascinantes de la historia de Batman.

ECC Ediciones ha publicado este especial en una edición de cartoné en tapa dura de 56 páginas, con un precio de 10,95 €uros planteado para hacer caja aprovechando el indudable hype que ha generado entre los lectores la película The Batman de Matt Reeves.

Jeph Loeb y Tim Sale forman una de las parejas creativas más conocidas del mundo del comic. Además de The Long Halloween y su secuela Dark Victory, trabajaron juntos en Superman: For all seasons y Catwoman: When in Rome, además de la serie cromática Daredevil: Yellow, Spider-Man: Blue, Hulk: Gray y Captain America: White para Marvel.

Jeph Loeb es escritor y productor de cine y televisión. En los años ochenta escribió los guiones de Commando de Arnold Schwarzenegger y Teen Wolf, otro éxito comercial con Michael J. Fox de protagonista. Mientras escribía un guión de una película de Flash que no llegó a salir, entró en contacto con la editora de DC Jenette Kahn, que le invitó a escribir algún comic. Este primer comic fue Challengers of the Unkwown en  1991, comic en el que conoció a Tim Sale.

Tim Sale es un artista americano nacido en Nueva York en 1956 cuya obra principal la ha realizado con Jeph Loeb. Fuera de esta colaboración destacaría un Grendel con Matt Wagner, su serie de creación propia Billi 99 o Superman Confidential junto a Darwyn Cooke. Su estilo se caractariza por una perfecto ojo para crear la imágenes más icónicas de los personajes con los que trabaja, así como el gran uso de las manchas y oscuridad, lo que le hace perfecto para dibujar comics de Batman.

Tras conocerse en Challengers of the Unkwown, el dúo Loeb + Sale realizó tres especiales de Halloween de Batman durante los años 1993, 94 y 95 que tuvieron un gran éxito de crítica y público. Tras esto, su editor Archie Goodwin, les preguntó qué querían hacer a continuación, y fruto de esa pregunta y de la sugerencia de Mark Waid a Loeb sobre que podía centrarse en la relación en Batman, el comisario Gordon y Harvey Dent antes de convertirse en Dos Caras, nació Batman: The Long Halloween, que fue publicado entre 1996 y 1997. Y el resto es ya historia del mundo del comic.

Batman: El largo Halloween Espacias es nostalgia en vena y me transporta a 1996 cuando salió el comic original que nos voló la cabeza durante los 13 meses en que se estuvo publicando. Me parece alucinante que 25 años después Loeb y Sale consiguen hacernos creer por un segundo que no ha pasado el tiempo para ellos. O para nosotros. Y lo mejor es que a pesar de tener sólo 56 páginas, plantean una historia que resulta autoconclusiva y satisfactoria en si misma, lo cual creo que tiene mucho mérito.

La historia parece ambientada en la víspera del siguiente Halloween al vivido en Dark Victory, con un Robin aún en entrenamiento y un Batman y Gordon que aún siguen buscando a Dos Caras, con numerosos cameos e invitados especiales. La historia de Loeb no inventa ninguna rueda como suele ser habitual en él, pero resulta tremendamente efectiva y me deja satisfecho y con ganas de más. Por su parte, el dibujo de Sale es perfecto. Sus páginas resaltan por su uso extensivo de las manchas negras, y junto a la potencia de sus imágenes, nos devuelven a uno de los artistas más representativos del mundo de Batman. También me parece interesante ver como el colorista Brennan Wagner, hijo de Matt Wagner del que acabo de leer su Grendel: Devil´s Odissey, hace que olvidemos al genial Gregory Wright con una paleta de color perfecta que nos devuelve a los comics originales.

Este Especial de Batman: El Largo Halloween realmente es café para los muy cafeteros, porque realmente está pensado sobre todo para que pueda ser disfrutado por los lectores de los comics originales debido a los numerosos guiños y cameos que tiene la historia. Sin embargo, convertir a Calendar Man en un huérfano que vivió en la pobreza de niño es un elemento que conecta a la caracterización de Riddler en la película de Matt Reeves, lo cual me hace pensar que realmente como historia autoconclusiva, este comic puede también funcionarle a un lector ocasional que vea este comic en la Fnac y tras ver la película de The Batman se diga a si mismo: «¿Por qué no?». En este sentido, no dudo que el comic se ha convertido ya en uno de los best-sellers para DC Comics de este año.

Por cierto, dentro que me ha gustado mucho el comic, me veo en la obligación de comentar que la edición de ECC Ediciones de este comic de 56 páginas en tapa dura me parece un sacacuartos tremendo. De hecho, frente a los 10.95 €uros de la edición española, la edición americana de DC es una tapa blanda similar a las grapas originales por un precio de 7.99 €uros que lo convierten en mucho más asequible. Tengo claro que la afición comiquera es un hobby caro, pero la forma de que ECC se aprovecha de los lectores me parece tremenda. Para mal, obviamente. Porque yo puedo entender el inglés y no tengo problema en comprar la edición original, pero la mayoría de lectores sólo pueden ir a morir a la edición en tapa dura cuyo precio es totalmente desproporcionado. En este sentido, tampoco entiendo la decisión de ECC de publicar este especial a finales de marzo, casi un mes más tarde del estreno de The Batman en el cine. Porque entiendo que a los lectores habituales ya nos tienen independientemente de cuando lo publiquen, pero si la idea era captar lectores no habituales que vieran la película, esos seguramente no habrán comprado este comic ¡porque no estaba publicado coincidiendo con el estreno! Es una decisión incomprensible.

En todo caso, a pesar de la queja por el precio, la verdad es que me ha gustado mucho este comic, las cosas como son, y si Loeb y Sale se animaran a sacar más comics en el futuro, no tengo duda que los compraría también.

Batman: El largo Halloween Especial es un comic que da justo lo que se esperaba de el. A mi me vale, la verdad, pero creo que estamos ante café para los muy cafeteros. En función de tu implicación emocional con Batman en general y con El largo halloween en particular, vas a disfrutar más o menos este comic. De ti depende.

PUNTUACIÓN: 8/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de The nice house on the lake Vol. 1 de James Tynion IV, Álvaro Martínez Bueno y Jordie Bellaire (DC Comics – ECC Ediciones)

Me uno a la aclamación popular ya que me ha gustado muchísimo el primer volumen de The nice house on the lake que recopila los seis primeros números de la serie creada por James Tynion IV y Álvaro Martínez Bueno, con colores de Jordie Bellaire, dentro del sello Black Label de DC Comics, que ECC Ediciones está publicando actualmente.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Con «Algo está matando a los niños» y «El departamento de la verdad», James Tynion IV ha cambiado la cara del terror en el cómic moderno. ¡Ahora prepárate para su historia más ambiciosa, junto a su compañero de Detective Comics Álvaro Martínez Bueno!

Todos los invitados a la casa conocen a Walter, o al menos lo conocen un poco. Algunos lo conocieron en la infancia; otros lo conocieron hace meses. Y Walter siempre ha sido un poco… raro.

Pero después del año más duro de sus vidas, nadie iba a rechazar la invitación de Walter a una casa asombrosamente hermosa en el bosque, con vistas a un enorme lago silvestre. Es hermosa, opulenta y privada, así que ¿una semana soportando los extraños planes y apodos de Walter a cambio de las vacaciones de su vida? ¿Por qué no?

Todos ellos se encontraban en ese momento de sus vidas en el que podían sentir que se alejaban de sus otros amigos; ¿no sería una oportunidad para volver a conectar? En The Nice House on the Lake, las ansiedades primordiales del siglo XXI adquieren un nuevo y aterrador rostro, y puede que sea el de la persona en la que una vez confiaste más.

Este primer volumen de The nice house on the lake recopila los seis primeros números de esta serie de doce comics.

James Tynion IV comenzó su andadura en el mundo del cómic ayudando a Scott Snyder a escribir historias de apoyo para la innovadora serie de Batman durante el reinicio de los New 52. Tynion pronto empezó a escribir Talon, una serie que surgió de la popularísima línea argumental «Batman: La Corte de los Búhos». También ha escrito Batman: Detective Comics, Constantine: The Hellblazer, y Red Hood and the Outlaws. El año pasado su nombre adquirió una gran notoriedad a partir de su anuncio que abandonaba DC para crear sus próximas obras en Substack, aunque este anuncio no afectó a este comic de creación propia que estaba siendo publicado dentro del sello Black Label de DC Comics.

Álvaro Martínez Bueno (Torrelavega, 1982) es un artista español de comics. En 2004 se gradúa en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca y comienza su carrera artística en el ámbito de la creatividad publicitaria, desarrollando ilustraciones y storyboards para marcas como Coca Cola, Vodafone, Orange, Ikea, McDonalds, El Corte Inglés o, entre otros, la Comunidad de Madrid.

En su larga trayectoria como dibujante para el mercado del comic americano, ha trabajado también en otras series de DC como la mítica Detective Comics, Justice League Dark, Batman & Robin Eternal, Aquaman, X-Men y, además, para las editoriales Marvel Comic y Valiant Entertainment. Actualmente ha firmado un contrato para trabajar en exclusiva con DC Comics.

Entrando a valorar este comic, The nice house on the lake me ha parecido una pasada, el ideal al que todo comic debería aspirar. Este comic es una de esas historias que se disfrutan aún más cuando se llega a ella sin saber nada del argumento, como fue mi caso. Más allá de la premisa de un grupo de gente encerrada en un espacio cerrado, Tynion IV me ha volado la cabeza en todos los aspectos, empezando con el giro al final del primer número que marca la primera gran sorpresa del comic, cuando descubrimos cual es la historia en realidad. Sorpresea que no va a ser la última, porque en cada número hay uno (o varios) shocks que hacen que el comic tenga un ritmo modélico.

El comic se siente como un engranaje de relojería en el que además de Walter, el anfitrión, cada uno de los 10 invitados están ahí por un motivo concreto y con un papel importante que jugar en la historia. Tynion además juega con la narrativa no lineal como forma de incrementar la tensión mientras conocemos a los diferentes personajes, con resultados super satisfactorios. Agradezco la forma que ha planteado para que conozcamos a los diferentes personajes, ya que 10 personas son muchas para un comic de 24 páginas y planteado de forma tradicional, la presentación se hubiera alargado en exceso, cosa que no sucede en el comic. No recuerdo haber leído nada similar a The nice house on the lake en el medio comiquero, realmente todas las comparaciones que me vienen a la cabeza serían del medio televisivo empezando por Lost. Esto me parece muy interesante, sobre todo porque de momento creo que Tynion ha sido muy hábil en la traslación al formato comic del modelo de historia televisiva de «misterio con cada episodio centrado en un personaje mediante flashbacks» que tan popular se hizo en la televisión a partir de la serie creada por J.J. Abrams y Damon Lindelof.

Aprovecho para comentar lo chulas que son las páginas de apoyo que encontramos en cada número, que sirven para dar información interesante sobre un aspecto de la historia o el espacio donde se encuentran. Ver lo interesantes que resultan estas páginas hizo que recordara lo mal que me sienta cuando este recurso se utiliza mal, como estamos viendo en los últimos meses en la franquicia mutante de Marvel Comics. Cuando Jonathan Hickman creaba estos textos de apoyo en Dinastía de X / Potencias de X tenían un sentido y resultaban interesantes, pero en el último año se han convertido en un relleno sin interés que dan un poco de vergüenza ajena y sólo sirven de excusa para llenar páginas y cobrarnos más por el comic.

Los personajes son otro de los puntos fuertes de la historia, al ser personas muy diferentes que reaccionan a lo que les va a pasar de formas muy diferentes, anticipando un conflicto que diría va a ser inevitable. En este sentido, reconozco que en algunos momentos he sentido un poco de confusión al no tener claro quien es cada personaje en algún momento concreto y, en su caso, qué papel y personalidad tienen. Creo que con las relecturas este comic va a mejorar un montón, porque no creo que esta confusión sea un problema de la historia sino de la complejidad que Tynion plantea a los lectores confiando nuestra capacidad de comprensión.

Por cierto, otro elemento que me ha gustado mucho de estos seis números es la capacidad de síntesis del comic mostrando los elementos más interesantes, así como el uso de Tynion de la elipsis entre cada número. Si los lectores tienen que esperar un mes para poder leer la siguiente grapa, Tynion también aprovecha este parón para hacer que la historia avance temporalmente, de forma que permite que los lectores en cierto sentido rellenemos los huecos en la historia entre cada grapa.

Si el guión de Tynion IV me ha parecido bueno, el apartado artístico a cargo de Álvaro Martínez Bueno en el dibujo y Jordie Bellaire en el color me parece fantástico. Los estudios de Bellas Artes y el gusto por la arquitectura de Martínez Bueno son aprovechados por el dibujante español para crear el que probablemente sea uno de los mejores trabajos de su carrera. La casa al lado del lago se siente como un espacio real en el comic, con una serie de habitaciones y estancias que podrían estar sacadas de una revista de arquitectura moderna. Junto al elemento arquitectónico, los diseños de personajes me parecen muy chulos y acertados. Comentaba antes que tuve alguna confusión sobre la identidad de algún personaje, pero no diría que es un tema del dibujo, sino de la propia complejidad de una historia con multitud de protagonistas.

Otro éxito del comic es la narrativa de Martínez Bueno. El comic juega mucho con la sorpresa al girar la página, y encontramos páginas con narrativa horizontal además de la clásica vertical, aprovechando al máximo las posibilidades narrativas y expresivas que la historia pone a su disposición. Además, dado que estamos ante una historia de terror, Martínez Bueno crea momentos perturbadores que funcionan increíblemente bien en la página.

Si el dibujo es tan bueno es también por el color de Jordie Bellaire, una de las mejores coloristas del medio. Sus páginas tienen una paleta de color super variada para reforzar la expresividad o el shock que cada escena tiene que transmitir. En este sentido, las páginas de flash-forward al principio de cada grapa también cuentan con un color diferente que refuerza los diferentes momentos temporales en que se mueve la historia.

Si a un comic se le pide una buena historia que resulte original con personajes que importen y con un buen dibujo que cuente bien la historia, realmente no se le puede pedir más a The nice house on the lake.

Comparto las primeras páginas del comic:

The nice house on the lake apunta a que va a convertirse, si no lo es ya, en uno de los comics del año. Muchas ganas de leer la continuación de la historia.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de The Swamp Thing 1-4 de Ram V, Mike Perkins y Mike Spicer (DC Comics – ECC Ediciones)

Leí hace unos meses los dos números especiales de The Swamp Thing que Ram V y Mike Spicer realizaron con motivo del Future State de DC Comics. Y si esos comics me gustaron mucho, los primeros cuatro números de la serie regular confirman que estamos ante un comic estupendo que merece la pena ser descubierto.

PUNTUACIÓN: 8/10

La Cosa del Pantano regresa en una nueva serie de 10 números protagonizada por Levi Kamei como el próximo Guardián del Verde. Incapaz de controlar su transformación en la monstruosa Cosa del Pantano, Levi se ve empujado al duro e implacable misterio de los espeluznantes asesinatos cometidos por una leyenda sobrenatural del desierto. Levi debe volver a visitar los acontecimientos del pasado en su tierra natal, la India, y enfrentarse a la mortal realidad de un nuevo y voraz villano para comprender en qué se está convirtiendo realmente, y de forma espeluznante. Una nueva era de acción y horror global florece aquí, ¡y la Cosa del Pantano estará en la raíz de la misma!

Conocí a Ram V en 2020 gracias a su excelente Costas salvajes editado en España por Hidra. Y en estos dos años, no hay duda que se ha convertido en un escritor on-fire, al trabajar en numerosos comics de DC y Marvel, como el relanzamiento de Veneno junto a Al Ewing y Bryan Hitch. Junto a él, Mike Perkins es un dibujante super veterano de enorme experiencia tanto en DC como en Marvel, con comics como Green Lantern, Lois Lane, Capitán América o The stand.

Ram V y Mike Perkins han planteado su serie de The Swamp Thing como una serie de 10 números, que debido al éxito van a ser ampliados en una segunda temporada. En lo relativo a estos primeros cuatro números, están divididos en dos historias de dos números cada una, Becoming, con la presentación del nuevo protagonista Levi Kamei y como aprende a asumir su nueva situación, y My green amaranthine, en el que Levi y su amiga Jen entrarán en el Verde para conocer la conexión de Levi con el medio natural y el de su familia en la India con su transformación en el nuevo Swamp Thing.

Un problema de Swamp Thing es que ha tenido tantas etapas icónicas que a veces parece que ya no queda nada interesante que contar. Sin embargo, el arranque de la historia de Ram V consigue engancharnos desde la primera página con el mitológico Merodeador Pálido del desierto, manteniendo a la vez varios misterios que tendremos que desentrañar en los próximos números. En este sentido, el protagonista Levi Kamei aún es un misterio y me falta algo para que realmente sea realmente carismático, pero la historia me ha enganchado y confío en que Ram V nos ofrezca una buena historia.

Gran parte del éxito del comic es el apartado artístico. El dibujo de Mike Perkins con color de Mike Spicer es una pasada, lúgubre y desasosegante cuando tiene que serlo, exuberante cuando entramos en el reino de Verde. La estructura de página también permite a Perkins lucirse con splash-pages imaginativas e impactantes que ayudan a que el ritmo de esta grapas de 22 páginas sea perfecto. En la parte sobrenatural y espectacular Perkins realiza un gran trabajo, aunque quizá esté un poco menos bien en la parte de caracterización de los personajes y en sus expresiones faciales debido (creo) al uso de fotoreferencias para el dibujo de los principales personajes.

Junto a Perkins, el color de Mike Spicer (colaborador habitual de Daniel Warren Johnson) lo encuentro muy acertado, acrecentando el feeling de historia de terror con momentos impactantes en cada grapa. El color de Spicer crea el tono perfecto que el comic necesitaba.

En todo caso, estos cuatro primeros números de Swamp Thing me han gustado y me han dejado con ganas de saber cómo terminan V y Perkins la primera temporada de este comic.

Comparto las primeras páginas de este comic:

The Swamp Thing de Ram V y Mike Spicer es ya una realidad

PUNTUACIÓN: 8/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!