Archivo de la etiqueta: Carla Gugino

Crítica de The Haunting of Bly Manor de Mike Flanagan (Netflix)

Mike Flanagan lo ha vuelto ha conseguir. Su nueva serie para Netflix The Haunting of Bly Manor es una notable serie más drama que historia de terror, con unos personajes maravillosos que te atrapan desde el primer fotograma.

PUNTUACIÓN: 8/10

Morir no equivale a desaparecer. En este romance gótico, una ‘au pair’ se adentra en un abismo de escalofriantes secretos.
9 episodios. Continuación de «La maldición de Hill House» al estilo de «American Horror Story» o «Channel Zero», es decir, contando con nuevos personajes y una historia diferente. En esta ocasión, se basa en el clásico de Henry James «Otra vuelta de tuerca» (The Turn of the Screw), cuya mejor adaptación al cine, «Suspense» (1961), es uno de los grandes clásicos del cine de terror. (FILMAFFINITY)

The Haunting of Bly Manor es una serie de televisión creada por Mike Flanagan para Netflix, y basada libremente en el trabajo de Henry James, en particular su novela de 1898 The Turn of the Screw. Más que una historia de terror, estamos ante un drama con toques sobrenaturales con toques de historia de amor gótica.

Además de ser el creador de la serie, Mike Flanagan ha escrito y dirigido el primer episodio, además de montar la serie junto a Brian Jeremiah Smith. Los 8 episodios restantes han sido dirigidos por Ciarán Foy (2 episodios), Liam Gavin (2), Yolanda Ramke & Ben Howling (2), Axelle Carolyn y E. L. Katz, y cuentan con guiones de James Flanagan, Diane Ademu-John, Laurie Penny, Angela LaManna, Rebecca Leigh Klingel, The Clarkson Twins, Leah Fong, Julia Bicknell.

La serie cuenta con fotografía de James Kniest y Maxime Alexandre y música de The Newton Brothers.

Aunque Netflix ha vendido The Haunting of Bly Manor como la segunda temporada de la antología The Haunting, realmente estamos ante una historia totalmente nueva que no tiene nada que ver con Hill House, más allá del hecho de estar ambientadas ambas en “casas encantadas”.

Lo que sí resulta interesante es que Mike Flanagan ha contado para Bly Manor con prácticamente con el mismo equipo técnico de Hill House, incluyendo a los actores Victoria Pedretti, Oliver Jackson-Cohen, Henry Thomas, Kate Siegel y Carla Gugino, que participan interpretando a personajes diferentes.

El reparto es uno de los grandes aciertos de Bly Manor. Victoria Pedretti es la gran protagonista como la “Au-pair” Danielle «Dani» Clayton, que llega a Bly manor contratada por Henry Wingrave (interpretado por Henry Thomas) para que cuide y eduque a sus dos sobrinos Flora (Amelie Bea Smith) y Miles (Benjamin Evan Ainsworth), huérfanos que viven en Bly Manor y cuya anterior cuidadora Rebecca Jessel (Tahirah Sharif) también murió recientemente en misteriosas circunstancias.

En Bly Manor Dani conocerá a los trabajadores de la mansión, el cocinero Owen Sharma (Rahul Kohli, la encargada Hannah Grose (T’Nia Miller) y la jardinera Jamie (Amelia Eve). Durante la serie conoceremos al antiguo ayudante de Henry Wingrave Peter Quint (Oliver Jackson-Cohen), que mantuvo un romance secreto con Rebecca antes de su muerte.

Por último, destacar que toda la serie está contada a modo de cuento o historia por una narradora interpretada por Carla Gugino.

Ya entrando en materia, quizá lo primero a mencionar y que merece poner encima de la mesa para quitárnoslo de enmedio cuanto antes es que Bly Manor es menos brillante que Hill House. Esto realmente no implica nada negativo, dado que Hill House era maravillosa. Bly Manor no tiene un capítulo 6 con esos hipnóticos planos secuencia ni una tensión creciente como cuando descubrimos la identidad de la fantasma del cuello roto.

Sin embargo, Flanagan construye de nuevo una historia centrada en los personajes que forma un puzzle complejo en el que varias relaciones de amor forman el núcleo emocional de la serie. Unas relaciones son tóxicas pero hay también amor verdadero, y nos transmiten un montón de sentimientos alrededor de unos personajes excelentemente escritos.

Como comentaba al comienzo, más que una historia de terror, Bly Manor es un drama con toques sobrenaturales, y Flanagan entiende que las personas reales no somos perfectas, por lo que sus protagonistas tampoco lo son. Y por eso empatizamos con ellos instantáneamente. Aunque el ritmo es pausado, los episodios nos trasladan a diferentes momentos temporales con gran fluidez, mientras conocemos los secretos ocultos de los protagonistas y de la casa en la que vivieron.

Todo el reparto está de 10 y son sus interpretaciones los que crean el vínculo emocional con el espectador. Sin embargo, si tuviera que destacar a alguien, además de la maravillosa Victoria Pedretti, sería a los niños Amelie Bea Smith y Benjamin Evan Ainsworth que interpretan a Flora y Miles. Dos niños que transmiten indefensión pero a la vez un toque de mal rollo y que algo no está bien con ellos.

Como es habitual, Netflix ha estrenado la serie completa de un tirón. Y aunque me ha tenido super enganchado, me he obligado a ver sólo un episodio al día para alargar el disfrute. Esto creo que le viene muy bien a la serie, que además rompe de forma totalmente pensada el ritmo narrativo en el episodio 8 para rompernos a continuación el corazón en el noveno y último episodio, que me ha parecido maravilloso y super emocionante.

Quizá el único pero que se me ocurre es que si alguien se acerca a esta serie pensando que es una historia de sustos, se va a ver sin duda decepcionado y se va a aburrir. Además, el ritmo pausado también exige cierto esfuerzo e implicación en el espectador. En todo caso, si llegan hasta el capítulo 5, ya no podrán dejar de ver la serie.

Comparto el trailer de esta serie:

The Haunting of Bly Manor me ha parecido un éxito sin paliativos y confirma a Mike Flanagan como una de las voces más inteligentes del actual panorama televisivo y cinematográfico. Una serie de visionado obligado, la recomiendo sin duda.

PUNTUACIÓN: 8/10

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de The Haunting of Hill House de Netflix

The Haunting of Hill House, creada por Mike Flanagan (Gerald´s Game) a partir de la famosa novela de Shirley Jackson, apunta a que va ser considerada una de la series emblemas de Netflix en el futuro.

PUNTUACIÓN 8/10

Un grupo de hermanos crece en lo que acaba convirtiéndose en la casa encantada más famosa del país. Ya como adultos, viéndose obligados a reunirse tras una tragedia, la familia tendrá que afrontar los fantasmas del pasado… Adaptación de la novela homónima de Shirley Jackson.

Reconozco que hasta el año pasado no conocía a Mike Flanagan, cuando disfruté de Gerald´s Game, estupenda adaptación de la novela de Stephen King con unos excelentes Carla Gugino y Bruce Greenwood. Esta película se ambientaba en un espacio cerrado donde una esposa tenía que romper unas ataduras mucho mas firmes que las esposas con las que su marido la había atrapado.

The Haunting of Hill House lleva la calidad mostrada en esa película un paso más allá, siendo un autentico tour-de-force creativo de Flanagan, que ha creado, dirigido y escrito esta serie que actualiza la famosa novela de terror gótico de Shirley Jackson.

Lo primero que me ha gustado es que no estamos antes una historia de sustos fáciles, sino ante un drama de unos hermanos que no supieron asumir una tragedia familiar ocurrida cuando eran niños, y sufren cada uno a su manera de una existencia desgraciada. Así, la serie irá moviéndose en dos momentos temporales, el presente en el que la familia deberá volver a reunirse, y 25 años antes cuando la familia llega a Hill House a pasar el verano y sufrieron un hecho horrible que les perseguirá durante el resto de su vida.

Estamos ante uno de los mejores castings televisivos de los últimos años y es imposible destacar a un solo actor o actriz, ya que todos están excepcionales. Carla Gunino y Timothy Hutton son los cabeza de familia, y Henry Thomas, Elisabeth Reaser, Michiel Huisman, Victoria Pedretti y Oliver Jackson/Cohen son sus hijos en el presente. Y los niños de la parte de 1992 también están increíbles.

Además, Flanagan entiende perfectamente el género de terror y ofrece un relato que resulta impactante simplemente siendo real, protagonizado por personas que se equivocan y sufren y que consiguen que te preocupes por ellos desde el primer momento. Consigue que haya una gran fluidez narrativa entre los diferentes momentos temporales, enganchándote de manera increíble. De hecho, tengo que decir que no siendo especialmente fan del terror, me vi la serie casi de una sentada y no tenía momento de parar de verla.

La serie no solo es un gran despliegue interpretativo, sino que en lo relativo al aspecto técnico, Mike Flanagan lleva esta serie a otro nivel. La serie es elegante y perfectamente construida, pero destaca sobre todo el episodio 6 construido a partir de unos antológicos largos planos secuencias que son ya historia viva de Netflix y en general del medio televisivo. Y lo mejor es que estos planos secuencia sirven a la historia y ayudan a meternos si cabe aún más en este drama familiar, no son un «gimmick» vacío.

No se me ocurre nada negativo que decir sobre The Haunting of Hill House. Lo único quizá es que no hay una explicación clara a los motivos por los que la casa esté maldita, entendiendo que es esta historia de fantasmas al final es una excusa para contarnos este drama familiar. Eso, y que ya se esté anunciando una segunda temporada a la que no veo el sentido, ya que el final es totalmente satisfactorio.

Comparto el trailer de esta serie:

The Haunting of Hill House es notable en su elegante retrato de unos personajes rotos, y se convierte en una de las series más satisfactorias de la temporada.

PUNTUACION 8/10

Reseñas Express Netflix: El juego de Gerald, The Babysitter y Wheelman

Netflix se está convirtiendo en el principal proveedor de ocio audiovisual gracias a un enorme catálogo que crece a ritmo vertiginoso. Eso hace que en las últimas semanas haya visto varias películas que creo que se merecen ser comentadas, y que por motivos de tiempo he decidido unirlas en este artículo de reseñas express de esta semana.

 

EL JUEGO DE GERALD, de Mike Flanagan

¿De qué va? Basada en una historia de Stephen King, El juego de Gerald nos cuenta como en una cabaña aislada,  Jessie (una enorme Carla Gugino) asiste esposada a la cabecera de la cama al macabro desenlace del juego erótico de Gerald (el también excelente Bruce Greenwood), el hombre con quien ha convivido durante veinte años y que ahora está tendido en el suelo junto al lecho, muerto.

Opinión: El principal problema a priori de esta película es el propio argumento. Porque ¿como haces una película de 100 minutos con una mujer atada a una cama durante el 90% del metraje? Y lo cierto es que puedo decir que la película me ha encantado y me ha sorprendido casi desde el primer fotograma.

El giro de la película está en ver cómo Jessie tiene que soltarse de sus cadenas físicas, pero también de las mentales, unas cadenas que la han subyugado durante años, y que ella ni siquiera sabía que tenía.

La película triunfa gracias a unas enormes interpretaciones de Carla Gugino y Bruce Greenwood, que demuestran sus tablas y larga experiencia. Sólo tengo un pequeño pero, que es un final que rompe con la experiencia sobrenatural que vive Jessie, aunque por extraño que parezca, este final es 100% fiel a la historia original de Stephen King, así que supongo que no hay nada que decir.

Comparto el trailer de esta película, que os recomiendo sin duda que veais y casi os diría que evitarais verlo y para saber lo menos posible sobre esta película:

PUNTUACIÓN 8/10

 

BABYSITTER, de McG

¿De qué va? El jovencito Cole se queda despierto hasta tarde… con la única compañía de su guapa niñera, que resultará ser demasiado perfecta, y con un secreto que puede ser mortal.

Opinión: Diversión gamberra. Esa es la mejor definición que se me ocurre. The Babysitter es la típica serie «B» para ver con amigos o familia y reirte con unas palomitas y una coca-cola viendo una película con un humor sangriento y políticamente incorrecto. No hay grandes actuaciones, ni es una película que recordarás de aquí a un par de semanas, pero cumple sobradamente con el objetivo de entretenimiento sin complejos. El gore mola, hay puntazos a montones y la película dura 85 minutos justitos. Directos al grano para una película muy divertida.

Comparto el trailer de la película:

PUNTUACIÓN 6.5/10

 

WHEELMAN, de Jeremy Rush

¿De qué va? Durante un atraco a un banco, el conductor contratado para fugarse tras el robo deberá hacer uso de su ingenio y destreza cuando recibe órdenes desde un número desconocido.

Opinión: Wheelman es un ejercicio de estilo que cumple su objetivo de entretenimiento solo a medias. La película está rodada desde el punto de vista del interior del coche, como si acompañáramos al conductor en su aventura nocturna.

La historia tiene unos giros que están más pensados es sorprender que en tener sentido. Y la elección de estilo sobre el punto de vista del espectador funciona solo la primera parte. En una película protagonizada por un conductor que escapa de una escena de un crimen, lo que uno espera son unas correctas persecuciones, y eso no llegamos a verlo.

Wheelman sí tramite la confusión y el frenesí del conductor ante una situación que se va al carajo y escapa completamente de su control, sin saber en quien confiar. Frank Grillo demuestra su experiencia y consigue una buena actuación. Pero globalmente, la película entretiene solo a medias y si piensas un poco en lo que acabas de ver, te das cuenta que no ha tenido demasiado sentido.

Comparto el trailer de esta película, solo recomendable para un día muy muy flojo en que no te apetezca pensar demasiado:

PUNTUACIÓN 5/10

 

¿Qué os ha parecido este formato express? ¿Habeis visto ya estas películas? no dudeis en comentarme vuestras impresiones sobre cualquiera de las tres. ¡Saludos!