Archivo de la etiqueta: Mike Flanagan

Crítica de Misa de Medianoche de Mike Flanagan (Netflix)

La nueva serie de televisión de Mike Flanagan (The haunting of Hill House, Doctor Sleep) se ha convertido en un auténtico acontecimiento para todos los fans del terror, y me alegra poder comentar que Misa de Medianoche (Midnight Mass), estrenada en Netflix, no decepciona.

PUNTUACIÓN: 8/10

CRÍTICA SIN SPOILERS.

Miniserie de TV (2021). 7 episodios. Una comunidad al borde de la extinción y ávida de fe recibe la llegada de un carismático sacerdote, que trae consigo milagros, misterios y un renovado fervor religioso.

Mike Flanagan se ha convertido en uno de los grandes nombres del terror actual. The Haunting of Hill House, Gerald s Name, The Haunting of Bly Manor y Doctor Sleep conforman una obra envidiable a la que ahora se suma esta Misa de Medianoche.

Misa de Medianoche está creada, producida, dirigida, montada y escrita por Mike Flanagan, esto último con la colaboración de James Flanagan, Jeff Howard, Dani Parker y Elan Gale. Aunque tiene muchas conexiones con la obra de su amado Staphen King, estamos ante una idea original suya que plantea una historia más orientada hacia el drama psicológico que al terror más al uso. Para esta serie, Flanagan cuenta con Michael Fimognari como director de fotografía y con The Newton Brothers en la música, con los que ya ha colaborado en obras anteriores.

También resulta interesante comprobar cómo Flanagan repite con varios actores que ya han aparecido en Hill House o Bly Manor. Empezando por su esposa Kate Siegel, que interpreta a Erin Greene, una joven embarazada que vive en la pequeña comunidad de Crocket Island, Rahul Kohli, que interpreta al Sheriff Hassan, un padre musulman que es mirado con suspicacia por muchos de los vecinos, y Henry Thomas como Ed Flynn, un marinero del pueblo, padre de Riley y Warren.

Junto a Kate Siegel, los grandes protagonistas de Midnight Mass son Zach Gilford como Riley Flynn, un joven amigo de la infnacia de Erin que regresa a Crockett Island después de pasar cuatro años en prisión por un accidente por conducir ebrio, Samantha Sloyan como Bev Keane, una miembro de la Iglesia de San Patricio y figura influyente en la comunidad, Annabeth Gish como la Dra. Sarah Gunning, la doctora local de la ciudad y amiga cercana de Erin, y el descubrimiento de Hamish Linklater como el padre Paul Hill, el enigmático nuevo sacerdote de la iglesia de San Patricio, que llega para reemplazar temporalmente al anciano Monseñor Pruitt.

Midnight Mass es una serie de siete episodios de una hora aproximadamente. Este número de capítulos un tanto extraña me sugiere que Flanagan ha podido contar la historia que ha querido al ritmo más adecuando, siendo estas siete horas la duración que él estima la adecuada. Con lo que estoy de acuerdo.

Misa de Medianoche es una seriaza que no te puedes perder. Como comentaba antes, más que una historia de terror, Mike Flanagan plantea su historia como un drama de personajes que intentan entender su lugar en el mundo, además de un interesante estudio de la línea que separa la fe religiosa del fundamentalismo más extremo. Con unos diálogos increíbles y unas escenas en las que todo lo que cuentan tiene importancia en la resolución de la historia, esta serie puede ser el mejor guión de Flanagan de los que ha realizado hasta la fecha.

Los personajes de esta serie me parecen maravillosos. Las conversaciones que comparte Riley Flynn con el Padre Hill o con su amiga Erin Greene me parecen algunos de los momentos más interesantes y profundos que he visto en televisión este año, mientras hablan de la vida, la muerte, la fe, la culpa o la posibilidad de expiar los pecados del pasado y la existencia de los milagros en el mundo real. También los sermones del padre Hill desde el púlpito son de los que dejan poso y te hacen querer analizar bien las ideas que nos lanzan a los espectadores.

Los habitantes y la propia isla de Crockett Island son elementos con gran importancia en la serie, y ayudan a dar el toque de verosimilitud que la serie necesitaba. Y sobre todos ellos se alza la tremenda Bev Keane, la beata que existe en todos los pueblos pequeños que es más integrista y radical que el propio cura local, y que ofrece momentos terribles si pensamos que realmente existe gente así en el mundo real. Gente que piensa que está bien quemar a pecadores o que ella/ellos pueden ser una raza elegida que de alguna forma están por encima de los que para ellos son diferentes.

Técnicamente, la serie me ha parecido una pasada. Con largos planos secuencia, una fotografía estupenda y una música que nos mete completamente en la historia, en la tensión de cada momento y en las numerosas liturgias religiosas, todo me transmite que estamos ante una de las producciones televisivas del año. Acorde con la temática de drama, Flanagan imprime un ritmo lento, pero jamás aburrido, que ayuda a que empaticemos con todos los habitantes del pueblo, en especial con aquellos que más errores han cometido.

No quiero chafar el enorme giro de la serie, pero sólo comentar que la forma en que Flanagan conecta el elemento religioso y los milagros que sucederán en el pueblo con uno de los mitos más clásicos del terror me ha volado la cabeza porque no lo esperaba para nada y me ha parecido brillante. Además, dentro que como digo es más drama que historia de terror, hay algunos momentos super tremendos y algunos personajes sufren unas muertes injustas que me dolieron mucho.

La serie tiene sorpresas impactantes, toca temas interesantes y transmite el amor que sienten los personajes, encuentro que la parte emocional la tienen más que bien cubierta.

Una vez he comentado lo mucho que me ha gustado Misa de Medianoche y que te recomiendo que veas la serie si estas suscrito a Netflix ¿hay alguien que no lo esté?, también tengo que reconocer que Flanagan en mi opinión no acierta el final. Y me va a resultar difícil justificarlo, porque los arcos de los principales personajes sí creo que están bastante bien desarrollados, pero sin embargo, la tensión que se acumulaba no estalla en un climax, sino más bien en un anticlimax.

Anticlimax si hablamos de la amenaza en la sombra, pero también en lo referente a los viajes vitales de varios vecinos que simplemente se apagan sin más. La presencia de un elemento sobrenatural es tomado como la prueba irrefutable de la existencia de Dios, cuando es en realidad otra cosa más oscura. Eso es un giro interesante a lo que hubiera podido ser una historia trillada de locos en un espacio pequeño, pero al final no acaba de ser explotada, y no cabe duda que a pesar de todo los habitantes del pueblo conservan su fe al final. Imagino que esto es una idea consciente de Flanagan de alejarse los típicos finales del género de terror, pero la forma en que las cosas pasan y de repente fin no se si me ha encajado.

Como tampoco que después de tantos análisis religiosos, al final no sepamos qué enseñanzas han aprendido los protagonistas, si es que han aprendido algo. Lo cual resulta curioso, porque frente a la dicotomía entre fe religiosa y confianza en la existencia de algo más allá de la muerte y ser ateo porque no hay nada más, finalmente la historia parece que se decanta por la primera opción.

Como historia de alarma hacia los integrismos que convierten ideas de fe y amor en excusas para el apocalipsis, creo que funciona razonablemente bien. Pero quizá me dejó la sensación que frente a la complejidad de todos los protagonistas, la beata Bev es quizá la más acartonada y peor planteada debido a su unidimensionalidad. Lo que es una pena.

En todo caso, que no me haya cuadrado ese final no significa que no haya disfrutado mucho con esta Misa de Medianoche. Y en este caso, creo que el estreno en Netflix le va de maravilla a la serie, ya que su ritmo pausado igual hubiera provocado que mucha gente no acabara de verla en caso de haber estrenado episodios semanalmente. En mi caso, vi la serie en tres bloques de tres, dos y dos episodios, y pude disfrutar de la opción de ser yo el que marcaba los ritmos del visionado.

Comparto el trailer de la serie:

Me encanta Mike Flanagan y Misa de Medianoche para mi es un triunfo. No puedo recomendarla más.

PUNTUACIÓN: 8/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de The Haunting of Bly Manor de Mike Flanagan (Netflix)

Mike Flanagan lo ha vuelto ha conseguir. Su nueva serie para Netflix The Haunting of Bly Manor es una notable serie más drama que historia de terror, con unos personajes maravillosos que te atrapan desde el primer fotograma.

PUNTUACIÓN: 8/10

Morir no equivale a desaparecer. En este romance gótico, una ‘au pair’ se adentra en un abismo de escalofriantes secretos.
9 episodios. Continuación de “La maldición de Hill House” al estilo de “American Horror Story” o “Channel Zero”, es decir, contando con nuevos personajes y una historia diferente. En esta ocasión, se basa en el clásico de Henry James “Otra vuelta de tuerca” (The Turn of the Screw), cuya mejor adaptación al cine, “Suspense” (1961), es uno de los grandes clásicos del cine de terror. (FILMAFFINITY)

The Haunting of Bly Manor es una serie de televisión creada por Mike Flanagan para Netflix, y basada libremente en el trabajo de Henry James, en particular su novela de 1898 The Turn of the Screw. Más que una historia de terror, estamos ante un drama con toques sobrenaturales con toques de historia de amor gótica.

Además de ser el creador de la serie, Mike Flanagan ha escrito y dirigido el primer episodio, además de montar la serie junto a Brian Jeremiah Smith. Los 8 episodios restantes han sido dirigidos por Ciarán Foy (2 episodios), Liam Gavin (2), Yolanda Ramke & Ben Howling (2), Axelle Carolyn y E. L. Katz, y cuentan con guiones de James Flanagan, Diane Ademu-John, Laurie Penny, Angela LaManna, Rebecca Leigh Klingel, The Clarkson Twins, Leah Fong, Julia Bicknell.

La serie cuenta con fotografía de James Kniest y Maxime Alexandre y música de The Newton Brothers.

Aunque Netflix ha vendido The Haunting of Bly Manor como la segunda temporada de la antología The Haunting, realmente estamos ante una historia totalmente nueva que no tiene nada que ver con Hill House, más allá del hecho de estar ambientadas ambas en “casas encantadas”.

Lo que sí resulta interesante es que Mike Flanagan ha contado para Bly Manor con prácticamente con el mismo equipo técnico de Hill House, incluyendo a los actores Victoria Pedretti, Oliver Jackson-Cohen, Henry Thomas, Kate Siegel y Carla Gugino, que participan interpretando a personajes diferentes.

El reparto es uno de los grandes aciertos de Bly Manor. Victoria Pedretti es la gran protagonista como la “Au-pair” Danielle “Dani” Clayton, que llega a Bly manor contratada por Henry Wingrave (interpretado por Henry Thomas) para que cuide y eduque a sus dos sobrinos Flora (Amelie Bea Smith) y Miles (Benjamin Evan Ainsworth), huérfanos que viven en Bly Manor y cuya anterior cuidadora Rebecca Jessel (Tahirah Sharif) también murió recientemente en misteriosas circunstancias.

En Bly Manor Dani conocerá a los trabajadores de la mansión, el cocinero Owen Sharma (Rahul Kohli, la encargada Hannah Grose (T’Nia Miller) y la jardinera Jamie (Amelia Eve). Durante la serie conoceremos al antiguo ayudante de Henry Wingrave Peter Quint (Oliver Jackson-Cohen), que mantuvo un romance secreto con Rebecca antes de su muerte.

Por último, destacar que toda la serie está contada a modo de cuento o historia por una narradora interpretada por Carla Gugino.

Ya entrando en materia, quizá lo primero a mencionar y que merece poner encima de la mesa para quitárnoslo de enmedio cuanto antes es que Bly Manor es menos brillante que Hill House. Esto realmente no implica nada negativo, dado que Hill House era maravillosa. Bly Manor no tiene un capítulo 6 con esos hipnóticos planos secuencia ni una tensión creciente como cuando descubrimos la identidad de la fantasma del cuello roto.

Sin embargo, Flanagan construye de nuevo una historia centrada en los personajes que forma un puzzle complejo en el que varias relaciones de amor forman el núcleo emocional de la serie. Unas relaciones son tóxicas pero hay también amor verdadero, y nos transmiten un montón de sentimientos alrededor de unos personajes excelentemente escritos.

Como comentaba al comienzo, más que una historia de terror, Bly Manor es un drama con toques sobrenaturales, y Flanagan entiende que las personas reales no somos perfectas, por lo que sus protagonistas tampoco lo son. Y por eso empatizamos con ellos instantáneamente. Aunque el ritmo es pausado, los episodios nos trasladan a diferentes momentos temporales con gran fluidez, mientras conocemos los secretos ocultos de los protagonistas y de la casa en la que vivieron.

Todo el reparto está de 10 y son sus interpretaciones los que crean el vínculo emocional con el espectador. Sin embargo, si tuviera que destacar a alguien, además de la maravillosa Victoria Pedretti, sería a los niños Amelie Bea Smith y Benjamin Evan Ainsworth que interpretan a Flora y Miles. Dos niños que transmiten indefensión pero a la vez un toque de mal rollo y que algo no está bien con ellos.

Como es habitual, Netflix ha estrenado la serie completa de un tirón. Y aunque me ha tenido super enganchado, me he obligado a ver sólo un episodio al día para alargar el disfrute. Esto creo que le viene muy bien a la serie, que además rompe de forma totalmente pensada el ritmo narrativo en el episodio 8 para rompernos a continuación el corazón en el noveno y último episodio, que me ha parecido maravilloso y super emocionante.

Quizá el único pero que se me ocurre es que si alguien se acerca a esta serie pensando que es una historia de sustos, se va a ver sin duda decepcionado y se va a aburrir. Además, el ritmo pausado también exige cierto esfuerzo e implicación en el espectador. En todo caso, si llegan hasta el capítulo 5, ya no podrán dejar de ver la serie.

Comparto el trailer de esta serie:

The Haunting of Bly Manor me ha parecido un éxito sin paliativos y confirma a Mike Flanagan como una de las voces más inteligentes del actual panorama televisivo y cinematográfico. Una serie de visionado obligado, la recomiendo sin duda.

PUNTUACIÓN: 8/10

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Oculus: El espejo del mal de Mike Flanagan (Prime Video)

Aprovechando mi suscripción a Prime Video he visto una de las primera películas del genial director Mike Flanagan, Oculus: El espejo del mal de 2013, que muestra algunas de las claves de su excelente futura filmografía.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Hace tiempo que un asesinato dejó huérfanos a dos niños. Las autoridades culparon al hermano, pero la hermana creció creyendo que el verdadero culpable había sido un antiguo espejo maldito. Ahora, completamente rehabilitado y con veinte años cumplidos, el hermano está listo para empezar de nuevo, pero la hermana está decidida a demostrar que fue el espejo lo que destrozó a su familia. (FILMAFFINITY)

MIke Flanagan dirige, monta y escribe el guión, junto a Jeff Howard, de esta película, que cuenta con fotografía de Michael Fimognari y música de The Newton Brothers. La película fue producida por Blumhouse por tan solo 5 millones de dólares, consiguiendo una recaudación de 40, lo que indica que fue muy rentable para los productores.

La película está protagonizada por Karen Gillan, Brenton Thwaites, Katee Sackhoff, Rory Cochrane, Annalise Basso y Garrett Ryan.

Oculus: El espejo del mal es un triunfo total para Mike Flanagan en lo referido a narrativa, ambientación y ritmo, a la vez que da muchas claves de su filmografía posterior, como El juego de Gerald, The Haunting of Hill House o Doctor Sueño.

La historia de unos hermanos que sufren un trauma en su niñez que les marca en su vida adulta nos recuerda a numerosas historias de Stephen King, del que Flanagan es fan absoluto. Kaylie Russell, interpretada por Karen Gillan de mayor y por Annalise Basso como niña de 12 años, es la hermana mayor de la familia, mientras que Brenton Thwaites es su hermano pequeño Tim, que en su versión infantil de 10 años está interpretada por Garrett Ryan. Los padres de Kaylei y Tim están interpretados por Katee Sackhoff y Rory Cochrane.

Está claro que este argumento de un objeto oscuro que trae la desgracia a un hogar y unos niños cuyo trauma sufren durante años no son nada novedosos dentro del género de terror. Sin embargo, la ejecución de Flanagan me parece modélica, construyendo una tensión creciente mientras vamos conociendo la historia de Kaylie y Tim en el presente y en el pasado. Los adultos son geniales, pero los niños me han encantado, y creo que todo el casting es un gran éxito.

Flanagan no es de crear sustos fáciles, aunque alguno hay, ni presentar escenas gores, confiando todo a la construcción de la tensión. Y aunque el ritmo es pausado mientras descubrimos si el espejo es realmente malvado o si todo son problemas mentales de los niños, crea momentos super chulos mientras elementos del pasado se ven reflejados en el presente y viceversa. De hecho, este elemento circular me parece otro de los elementos brillantes del guión, que coloca los diferentes giros y sorpresas milimétricamente.

Oculus me parece una película modesta que sin embargo acierta en prácticamente todo lo que plantea. Suelo indicar en todos los artículos alguna cosa que no me ha gustado demasiado de cada película, pero en este caso el visionado me ha dejado totalmente satisfecho.

Comparto el trailer de la película:

Oculus: El espejo del mal es una notable película que encantará a todos los fans del género de terror y que me ha gustado mucho.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Lo mejor del año 2019 – CINE

Ahora que se acaba el año llega el momento de hacer repaso a las mejores películas de 2019. Lo primero que debo decir es que frente a los heraldos del apocalipsis y los defensores del cine “de verdad”, este 2019 ha sido un año buenísimo cinematográficamente hablando, no solo en lo referido a la calidad de las películas estrenadas, sino por la variedad de géneros y estilos. De hecho, ha sido un año tan bueno que creo que va a ser difícil que 2020 nos traiga las mismas cotas de calidad y emoción que las vividas este año.

 

Este 2019 he vistos en el cine 41 películas, lo que hace una media de más de tres películas al mes. Junto a mis visitas al cine, vi 14 películas originales en Netflix con resultados bastante desiguales siendo generoso.

Y de estas 55 películas se me ha hecho difícil seleccionar sólo 10 para mi top del año. Por ello, no quiero dejar de destacar algunas películas que me gustaron mucho pero se han quedado fuera del top, como son Como entrenar a tu Dragón 3, que ofreció un estupendo y emocionante final para esta franquicia de animación de Dreamworks, A Rainy day in New York de Woody Allen, The Irishman de Martin Scorsese, Glass de M. Night Shyamalan y Alita: Battle Angel de Robert Rodríguez.

Tampoco se trata de hacer leña del árbol caido, pero también he vivido varias decepciones cinéfilas de impacto, como son Joker de Todd Phillips, Midsommar de Ari Aster, Gemini Man de Ang Lee, Men in Black International de F. Gary Gray y Godzilla: King of the Monsters de Michael Dougherty y, lamentablemente, Star Wars El Ascenso de Skywalker de J. J. Abrams.

Sin más dilación, voy con mis 10 mejores películas de 2019. Vale la pena comentar que aunque los puestos 1 y 2 llevan siendo fijos desde hace meses, las 8 siguientes películas son tan diferentes entre si que sus puestos en este top son totalmente intercambiables.

¡VAMOS ALLÁ!

10- NOSOTROS DE JORDAN PEELE

Jordan Peele se está convirtiendo por méritos propios en un imprescindibles del género de terror, y esta película construida como fábula de crítica social ofrece uno de los giros más locos del año, en el buen sentido.

9- GREEN BOOK DE PETER FARRELLY

El buen cine es el que no tiene que explicarte por qué algo es malo, ya que las imágenes hablan por si mismas. Green Book es un excelente alegato contra el racismo que existía y ¿sigue existiendo? en los Estados Unidos.

8- PARÁSITOS DE BONG JOON-HO

El cine coreano mantiene una excelente salud y Bong Joon-ho ofrece una de las películas más sorprendente del año con esta crítica de la lucha de clases.

7- PUÑALES POR LA ESPALDA DE RIAN JOHNSON

El género “Whodunit” de investigación de un crimen inspirado en las novelas de Agatha Christie o Sherlock Holmes llevaban varios años de capa caída en cine. Puñales por la espalda es una excelente película que actualiza todos los tópicos del género con un reparto excepcional.

6- SPIDERMAN LEJOS DE CASA DE JON WATTS

Frente a los haters que critican el género de superhéroes sin verlo, Spiderman Lejos de Casa ofrece en la octava aventura cinematográfica del lanzaredes una historia fresca y diferente a todo lo visto hasta la fecha del personaje, que además cuenta con uno de los cliffhangers más increibles desde Infinity War.

5- DOCTOR SUEÑO DE MIKE FLANAGAN

Mike Flanagan ha creado una película muy especial, que funciona de maravilla como continuación del clásico de Stanley Kubrick y como adaptación de la novela de Stephen King. El amor de Flanagan por la obra de King es palpable en cada fotograma, consiguiendo un resultado redondo.

4- HISTORIA DE UN MATRIMONIO DE NOAH BAUMBACH

Noah Baumbach nos ofrece uno de los retratos más realista y honesto de una pareja en vías de divorcio. Con un Adam Driver y Scarlett Johansson de Oscar, esta película consiguió tocarme el corazón.

3- TOY STORY 4 DE JOSH COOLEY

Nueve años después de Toy Story 3, Pixar nos ofreció una buenísima película para todos los públicos en el sentido más ámpio y positivo del término. Toy Story 4 es excelente, y aunque ofrece un gran cierre, por ahora, no me importaría volver a este mundo dentro de otros 6 u 8 años. Si la historia lo merece como esta, ¿por qué no?

2- ÉRASE UNA VEZ EN HOLLYWOOD DE QUENTIN TARANTINO

Cuanto más pienso en esta pelicula más me gusta. No sólo por el retrato de una época pasada y las impresionantes interpretacionesde Leonardo DiCaprio y Brad Pitt, sino por sus metáforas aplicables a nuestra sociedad actual. Imprescindible.

1- VENGADORES ENDGAME DE LOS HERMANOS RUSO

Dentro de 10 años seguiremos viendo y disfrutando de las películas de Marvel Studios de la misma forma que seguimos viendo la trilogía original de Star Wars, Indiana Jones, Aliens, Robocop y tantos y tantos clásicos del cine. Mucho más que una película, la culminación a 11 años de historias es un hito cinematográfico que nos ofreció las mayores emociones que viviremos en una sala de cine. Make Mine Marvel!!!

Este es mi top. ¿Qué os ha parecido?

Crítica de Doctor Sueño, de Mike Flanagan

Doctor Sleep de Mike Flanagan, basada en la novela de Stephen King y secuela de El Resplandor es un PELICULÓN. Ritmo pausado perfecto, poderosas imágenes, tensión creciente, momentazos impactantes para una buena historia con unas muy buenas interpretaciones. No se puede pedir más.
PUNTUACIÓN: 8.5/10
Secuela del film de culto “El resplandor” (1980) dirigido por Stanley Kubrick y también basado en una famosa novela de Stephen King. La historia transcurre algunos años después de los acontecimientos de “The Shining”, y sigue a Danny Torrance (Ewan McGregor), traumatizado y con problemas de ira y alcoholismo que hacen eco de los problemas de su padre Jack. Cuando sus habilidades psíquicas resurgen contacta con una niña llamada Abra Stone, a quien debe rescatar de un grupo de viajeros que se alimentan de los niños que poseen el don de “el resplandor”. (FILMAFFINITY)
Lo primero que debo decir de Doctor Sueño es que me ha sorprendido saber que Mike Flanagan además de escribir el guión, apartir de un tratamiento de Akiva Goldsman, y dirigir la película, la ha montado. No leí la novela homónima de Stephen King, pero no me extraña que King haya quedado tan contento, porque Flanagan es un fuera de serie. Sus anteriores trabajos Gerald´s Game y The Haunting of Hill House ya mostraron a un autor con un indudable amor al género de terror y a la obra de Stephen King, y ese amor sin duda queda reflejado en cada una de las potentes imágenes de la película. Doctor Sueño cuenta además con una elegante y sobria fotografía de Michael Fimognari y música de The Newton Brothers.
Otro elemento muy destacable de la película es que en comparación a It Capítulo 2, el otro éxito de 2019 basado en una novela de King con Pennywise de gran estrella, que basaba toda su propuesta visual y narrativa en un festival non-stop de sustos auto referenciales, Flanagan opta en Doctor Sueño por un ritmo pausado que no lento, mayor desarrollo de personajes y la construcción de tensión alrededor de un trio protagonista notable.
No hace falta descubrir lo buen actor que es Ewan McGregor y en Doctor Sleep interpreta a Dan Torrance, el hijo de Jack Nicholson de El Resplandor. Su interpretación es contenida pero transmite perfectamente el trauma que ha vivido y sigue sufriendo.
Rebecca Ferguson es Rose The Hat la líder de un grupo de seres que se alimentan de personas con “Shine”. Rose es aterradora a pesar de sus amables palabras y sus educados modales. Toda su química corporal transmite peligro, Ferguson lo ha clavado.
El gran descubrimiento de Doctor Sleep es Kyliegh Curran como Abra Stone, una niña con poderes psíquicos aún mayores que los de Dan y que se convertirá en un faro en la oscuridad que atrae a los monstruos. Muy fan de su interpretación, poderosa, en control y también con un toque oscuro.
Doctor Sueño me ha encantado de principio a fin. Me gusta que se tome su tiempo en construir a los personajes, incluidos los malos. Y que aunque sean monstruos terribles, al final solo buscan sobrevivir un día más como lo haríamos nosotros si estuviéramos en su misma situación. Además, visualmente tiene unos planos bestiales, entre otros los momentos oníricos de salto del plano terrenal al astral. Y sobre todo, el clímax y su conexión con El Resplandor me ha parecido alucinante. Comentaba antes que Doctor Sueño es una película de sustos, pero hay varios momentos realmente aterradores que me helaron la sangre y globalmente hizo que mi cabeza saltara por los aires.
La película es increíblemente satisfactoria, desde todos los puntos de vista. Debo reconocer que tenía un poco de miedo a sentirme perdido al haber pasado más de 10 años desde que vi por última vez El Resplandor, pero nada más lejos de la realidad. Con dos pinceladas iniciales, Flanagan te mete de lleno en el trauma que vivió Danny Torrance durante su niñez y en ningún momento sientes que te has perdido nada.
Además, muchas veces pensando en el género de terror, da un poco de pereza ver una película que parece que propone más de lo mismo, pero incluso si alguien plantea Doctor Sueño en esos términos, la película es tan brillante en todos sus elementos y en la forma en que los conecta que no puedo más que recomendar a todo el mundo la película. Hay que verla en pantalla grande no sólo por la fuerza de sus imágenes, que también, sino porque si queremos que se estrenen más películas variadas de calidad hay que demostrar que hay público para verlas.
Comparto el trailer de la película:
https://www.youtube.com/watch?v=S3ODpmqUl6M
Mike Flanagan se ha convertido con sus tres últimas obras en un must-see. Su amor por el género de terror y la literatura de Stephen King se transmite perfectamente en esta película, que recomiendo a todo el mundo.
PUNTUACIÓN: 8.5/10
Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!