Archivo de la etiqueta: Andrzej Sapkowski

Crítica de La dama del lago de Andrzej Sapowski (La saga de Geralt de Rivia 7)

La saga de Geralt de Rivia termina en el séptimo volumen titulado La Dama del Lago, una novela que significa un brillante e inevitable final a este mundo de fantasía.

PUNTUACIÓN: 8/10

De las llamitas, algunas altas y poderosas eran, vivamente brillaban y con claridad, otras por su parte eran pequeñas, vacilantes y temblorosas, y oscurecíase su luz y amortiguábase a trechos. En el mismo final había una llamita pequeña y tan débil que apenas ardía, apenas se removía, ora brillando con gran esfuerzo, ora casi, casi apagándose del todo. ¿De quién es ese fueguecillo moribundo? +preguntó el brujo. Tuyo respondió la Muerte.

Andrzej Sapkowski (Lodz, 1948) es economista de profesión. Habla algunos idiomas extranjeros. En los años 1972-94 era trabajador del comercio exterior. En el año 1986 publicó su primero cuento El brujo (Wiedzmin) en un periódico polaco «Fantastyka». Dos años después fue elegido el mejor autor de cuentos polacos de fantasía en este periódico. Además Andrzej Sapkowski es el autor de tres colecciones de cuentos con el brujo Geralt: El brujo (Wiedzmin), La espada del destino (Miecz przeznaczenia) y El último deseo (Ostatnie zyczenia) así como de una saga de cinco libros: La sangre de los elfos (Krew elfow), El tiempo del desdén (Czas pogardy), Bautismo de fuego (Chrzest ognia), La torre de la golondrina (Wieza Jaskolki) y La dama del lago (Pani jeziora).

La Dama del Lago es una novela de 458 páginas que cierra la historia de Geralt, Ciri y Yennefer. La novela fue publicada por primera vez en España en 2009, y actualmente de encuentra en la cuarta edición con múltiples reimpresiones, lo que es prueba del enorme éxito que ha conseguido este saga literaria, por su propia calidad intrínseca y, por qué no decirlo, por la repercusión de los videojuegos y de la serie de televisión de Netflix.

La dama del lago es una maravillosa conclusión a la Saga de Geralt de Rivia, y hace un atinado estudio del origen de los mitos y las leyendas mientras rompe las expectativas de lo que los lectores esperamos de una historia de fantasía. El viaje de Ciri tras entrar en La torre de la golondrina al final de la novela anterior la va a llegar por unos territorios inesperados que me han roto las expectativas de formas novedosas y super interesantes, conectando al personaje con muchas de las leyendas medievales.

Por su parte, Geralt y sus amigos de encuentran descansando en el reino de Toussaint, un mundo en el que Geralt puede por fin ser feliz al tener todo lo que desea: amor, trabajo como Brujo cazando monstruos que le reporta grandes ingresos sin ser odiado por el pueblo, y amigos con los que compartir los momentos de paz. Y sin embargo, al final ese mundo idílico no puede evitar que Geralt busque cumplir su promesa de encontrar a Ciri aunque le cueste la vida, volviendo al mundo frío e inmisericorde en el que la vida de los inocentes vale muy poco y los finales felices lo son sólo para los ricos y los poderosos.

Sapkowski vuelve a mostrarse como un maestro de la narrativa, introduciendo historias a través de los narradores más insospechados que sirven de puntos de vista originales con un uso del idioma extraordinario. Esto lo vemos en el brillante capítulo de la batalla de Brenna que significará el final de la guerra entre Nilfgaard y los reinos del Norte, así como las conversaciones de paz posteriores que devolvieron la paz al continente. Una paz que significarán grandes beneficios para los ricos mientras la gente humilde y las razas no humanas sufrirán las consecuencias. Como siempre ha pasado y parece siempre seguirá pasando.

Ya no es sorpresa que Geralt sea un secundario en una historia situada en una serie de libros llamada «Saga de Geralt de Rivia». Dicho esto, el climax de la novela con la reunión de Geralt con Ciri y Yennefer y el combate final contra el mago Vilgefortz y el cazarecompensas Bonhart que torturó a Ciri resulta super satisfactorio, aunque triste por la muerte de varios amigos y compañeros de Geralt. Unas muertes anticlimáticas y sin grandes momentos de heroísmo porque estas novelas no van de eso. También es importante la continuación en la que Ciri le pregunta a Geralt si «ya se ha acabado todo al haber vencido los buenos y matado al malo», a lo que Geralt no contesta ya que las historias nunca terminan y al final él sabe que los poderosos son los que se acaban beneficiando.

Sapkowski sabe que la historia la escriben los vencedores, y esto nos lo muestra también de forma brillante, aunque terrible a la vez, con varios intentos de borrar cómo sucedieron realmente los hechos, se maquillan y justifican las masacres contra inocentes, y se eliminan de la historia a personas fueron claves, en muchos casos humanos y miembros de otras razas que ahora han caído en desgracia. Y que en medio de todo ello, consiga a pesar de todo que haya un final feliz para los protagonistas, o al menos el menos malo de los finales posibles, me parece brillante.

Dentro que la novela me ha gustado mucho, el elemento anticlimático de Sapkowski tengo que reconocer que en algunos momentos me deja con cierta sensación de haber recibido toda la información y pensar que es una pena que esta haya sido la historia que nos haya contado. Entiendo que hay miles de personas que han descubierto a Geralt por los videojuegos y han compartido con él cientos de horas. En mi caso, esta serie de novelas me deja con la sensación que el personaje de Geralt podría haber dado mucho más de si. Y entiendo que Sapowski también debió pensar lo mismo, o le presentaron un cheque demasiado grande como para rechazarlo, dado que después de este novela aún escribió una última historia de Geralt, Estación de tormentas, que sirve de precuela de la saga principal. Y que no tengo duda que leeré también cuanto tenga un momento.

Pero la historia es la que es, y en muchos casos era algo mucho más grande que Geralt, y también más interesante, al tocar la dura realidad de los mundos medievales en los que los débiles siempre pierden cuando los nobles se reúnen para repartirse el pastel.

Que interesante me ha resultado la prosa y las ideas de Andrzej Sapowski, y qué buen final para la historia de Geralt de Rivia aún reconociendo el elemento anticlimático.

PUNTUACIÓN: 8/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de La torre de la golondrina de Andrzej Sapkowski (La Saga de Geralt de Rivia 6)

La torre de la golondrina me ha parecido una de las novelas más redondas dentro de la Saga de Geralt de Rivia. En esta sexta novela, Andrzej Sapkowski vuelve a plantear una historia coral contada desde múltiples puntos de vista que me ha alucinado de las mejores formas posibles.

PUNTUACIÓN: 8/10

«-Puedo darte todo lo que desees -dijo el hada-. Riqueza, poder y cetro, fama, una vida larga y feliz. Elige. -No quiero riqueza ni fama, poder ni cetros -respondió la bruja-. Quiero un caballo que sea negro y tan imposible de alcanzar como el viento de la noche. Quiero una espada que sea luminosa y afilada como los rayos de la luna. Quiero atravesar el mundo en la oscura noche con mi caballo negro, quiero quebrar las fuerzas del Mal y de la Oscuridad con mi espada de luz. Eso es lo que quiero. -Te daré un caballo que será más negro que la noche y más ligero que el viento de la noche -le prometió el hada-. Te daré una espada que será más luminosa y afilada que los rayos de la luna. Pero no es poco lo que pides, bruja, habrás de pagármelo muy caro. -¿Con qué? En verdad nada tengo. -Con tu sangre.» Flourens Delannoy, Cuentos y leyendas.

Andrzej Sapkowski (Lodz, 1948) es economista de profesión. Habla algunos idiomas extranjeros. En los años 1972-94 era trabajador del comercio exterior. En el año 1986 publicó su primero cuento El brujo (Wiedzmin) en un periódico polaco «Fantastyka». Dos años después fue elegido el mejor autor de cuentos polacos de fantasía en este periódico. Además Andrzej Sapkowski es el autor de tres colecciones de cuentos con el brujo Geralt: El brujo (Wiedzmin), La espada del destino (Miecz przeznaczenia) y El último deseo (Ostatnie zyczenia) así como de una saga de cinco libros: La sangre de los elfos (Krew elfow), El tiempo del desdén (Czas pogardy), Bautismo de fuego (Chrzest ognia), La torre de la golondrina (Wieza Jaskolki) y La dama del lago (Pani jeziora).

La torre de la golondrina es una novela de 334 páginas que fue publicada por primera vez en España en 2006. Aunque sea tarde, me alegro haberme subido al carro de estas novelas que me están encantando de forma increíble.

La torre de la golondrina me ha parecido una novela super redonda dentro de la serie de Geralt de Rivia. Sobre todo para Ciri, la historia avanza un montón desde la última vez que la vimos formando parte del grupo de ladrones llamado Las ratas. El viaje de Geralt y su grupo también ofrece un montón de sorpresas y giros, pero sin duda los más impactantes son los que tendrá que sufrir Yennefer por su lado. Frente a por ejemplo Bautismo de fuego que estuvo casi monopolizada por el grupo de Geralt, me gusta que en la siguiente novela la historia avance en todos los frentes, incluyendo el frente político y la guerra entre los invasores de Nilfgaard y los reinos del norte que aún aguantan su avance.

Una de las cosas que más me gusta de Sapkowski en la forma en que hace que múltiples narradores nos vayan contando la historia desde puntos de vista sorprendentes que añaden unos matices super interesantes a la historia. Estos narradores en muchos momentos se solapan y complementan, y parece que Sapkowski se inspira en la tradición oral en la que las historias pasaban de padres e hijos y cada generación o pueblo añadía cosas de su propia cosecha que adornaban o incluso cambiaban la historia original.

No puedo dejar de destacar una vez más la traducción de José María Faraldo, que me parece una barbaridad. La complejidad a la hora de mostrar las diferentes lenguas del reino plantea un problema increíble, que Faraldo resuelve de forma brillante. En todas las novelas me he encontrado expresiones nuevas a medida que los personajes visitas nuevos lugares que me parecen brillantes en la forma en que están planteadas en la novela. Si esta Saga de Geralt de Rivia me está encantado no tengo duda que un gran parte del éxito es gracias a la traducción.

Si tengo que ponerle un pero a una novela que por otro lado me ha encantado, es que… se termina muy rápido. Entiendo que no todos pueden ser Sanderson, pero las trescientas y poco páginas se me hacen siempre muy cortas. Además, aunque para Ciri esta novela sí supone un final de un capítulo y el comienzo de otro, en el caso de Geralt su final se me queda a mitad de todo, aparte del hecho que su participación en la novela termine en la página 209, no volviendo a salir en las 120 últimas páginas. Esto de nuevo volvería a resaltar que Geralt es un secundario en su propia serie de novelas. En todo caso, una vez conoces el estilo de Sapkowski, no es un problema sino más bien uno de los elementos distintivos de esta serie que la aleja de la fantasía y la espada y brujería más convencional.

Sólo faltan dos novelas para terminar esta Saga, La dama del lago y Estación de tormentas, y tengo muchas ganas, y mucha incertidumbre, por conocer el final. Menudo disfrute estoy encontrando gracias a la obra de Sapkowski, y de todas ellas, La torre del lago ha sido una de las lecturas más redondas hasta la fecha.

PUNTUACIÓN: 8/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Bautismo de Fuego de Andrzej Sapkowski (La Saga de Geralt de Rivia 5)

La quinta novela de la Saga de Geralt de Rivia de Andrzej Sapkowski, Bautismo de Fuego, continúa con los intentos de Geralt de reunirse con la perdida princesa Cirilla, de la que se separó en la novela anterior, Tiempo de Odio , durante la revuelta en Thanned.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

«Entonces le dijo la profetisa al brujo: este consejo te doy: Ponte botas de yerro, toma en la mano un bastón de yerro. Ve con tus botas de yerro hasta el fin del mundo y por el camino agita el bastón y riega todo con lágrimas. Ve a través de la agua y el fuego, no te detengas ni mires a tu al red or. Y cuando las almadreñas se te desgasten, cuando el bastón de yerro se deshaga, cuando el viento y el calor te sequen los ojos de tal forma que de ellos ni una lágrima acierte a escapar, entonces, en el fin del mundo, hallarás lo que buscas y lo que amas. Pudiera ser. Y el brujo cruza la agua y el fuego, sin mirar a su alrededor. Pero no se puso botas de yerro ni tomó bastón. Sólo llevó su espada de brujo. No escucha las palabras de la profetisa. Y bien que hizo, porque era una mala profetisa.» Flourens Delannoy, cuentos y leyendas

Andrzej Sapkowski (Lodz, 1948) es economista de profesión. Habla algunos idiomas extranjeros. En los años 1972-94 era trabajador del comercio exterior. En el año 1986 publicó su primero cuento El brujo (Wiedzmin) en un periódico polaco «Fantastyka». Dos años después fue elegido el mejor autor de cuentos polacos de fantasía en este periódico. Además Andrzej Sapkowski es el autor de tres colecciones de cuentos con el brujo Geralt: El brujo (Wiedzmin), La espada del destino (Miecz przeznaczenia) y El último deseo (Ostatnie zyczenia) así como de una saga de cinco libros: La sangre de los elfos (Krew elfow), El tiempo del desdén (Czas pogardy), Bautismo de fuego (Chrzest ognia), La torre de la golondrina (Wieza Jaskolki) y La dama del lago (Pani jeziora).

Bautismo de Fuego es una novela corta de 256 páginas, una duración similar a la de novelas anteriores. El principal elemento de esta novela es que el 99% de la misma está dedicado al viaje de Geralt (y Jaskier) para intentar volver a reunirse con Ciri, que se cree que está en Nilfgaard pero realmente se encuentra en el este, formando parte del grupo de ladrones conocido como ratas. Y si Ciri aparece poco en esta novela, Yennefer lo hace aún menos, limitada a un único capítulo de pocas páginas, algo totalmente residual en el global de la historia. Aunque Geralt planteaba un viaje directo hacia el sur para intentar llegar a Nilfgaard, el reinicio de la guerra con la ocupación de los nilfgardianos de las dos orillas del río Yaruga le obligará a viajar hacia el este para evitar la guerra abierta que se ha desencadenado. Un viaje hacia el Este que sin él saberlo le está acercando a donde realmente se encuentra Ciri.

Aunque como comentaba Sapkowski emplea el 99% de la novela a contar este viaje, no es que Geralt sea mucho más protagonista que en anteriores ocasiones, ya que Milva, una experta arquera humana que vive en Brokilón y que hará de guía a Geralt y Jaskier, se convertirá en varios momentos en el punto de vista de la novela. De hecho, además del descubrimiento que supone Milva como personaje, el resto del grupo que acompaña a Geralt formado por un grupo de enanos dirigido por Zoltan Chivay, el herbolista Regis y un invitado sorpresa que les sigue de cerca, ofrecerán momentos super interesantes y sorprendentes a medida que les conozcamos.

Frente a la guerra que amenaza con asolar el mundo, las peripecias de Geralt y su grupo para escapar de los combates y del encarcelamiento a manos de cualquiera de los dos bandos enfrentados, que ven al grupo como unos posibles espías, refuerza la idea vista en la anterior novela que Geralt es un peón que nada puede hacer cuando los grandes poderes se enfrentan y la guerra estalla. De hecho, una constante es que en medio de la guerra, es un milagro no sufrir los peores destinos porque ambos bandos están igual de sedientos de sangre y comenten los peores desmanes.

Quizá el pero que se puede hacer a la novela es que lo leído es una anécdota, una historia pequeña que no resuelva nada de la guerra ni de las conspiraciones de los magos y brujas, y ni siquiera llegamos a conocer el final del viaje de Geralt, que aún está lejos de poder reunirse con Ciri. Si es que lo va a conseguir, que está por ver. En cierta forma, podría decirse que aparte de la presentación de los personajes de Milva y Regis y los motivos de su conexión con Geralt, es posible que alguien que se saltara esta novela y empezara a leer La Torre de la Golondrina, la sexta novela de la serie, en lo fundamente podría cogerse sin sentir que se ha perdido grandes cosas.

Eso no quiere decir que la novela está mal, ni mucho menos. De hecho, de nuevo me ha encantado leerla, no sólo por las cosas que le pasan a Geralt y al resto del grupo, sino por el uso del lenguaje de Sapkowski (con la excelente y complicadísima traducción de José María Faraldo) a medida que el viaje les hace cambiar de reinos y de habitantes, con aceptos y expresiones super diferentes entre si. De hecho, el detalle final del acento super complicado de entender de la Reina de Rivia (de donde Gealt cogió el nombre totalmente por casualidad) es la guinda del pastel de esta novela.

Dentro que Bautismo de fuego me ha gustado mucho, encuentro que estamos ante el clásico «lo importante es el viaje, no llegar al destino» que hace que no hayamos avanzado demasiado en el reencuentro de Geralt y Ciri.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Tiempo de Odio de Andrzej Sapkowski (La Saga de Geralt de Rivia 4)

Justo a continuación de ver la segunda temporada de The Witcher en Netflix me he leído la cuarta novela de La Saga de Geralt de Rivia de Andrzej Sapkowski, Tiempo de Odio, en las que las cosas dan un vuelco importantísimo.

PUNTUACIÓN: 8/10

«Decir que la conocí sería una exageración. Pienso que, excepto el brujo y la hechicera, nadie la conoció de verdad jamás. Cuando la vi por vez primera no me causó especial impresión, incluso pese a las extraordinarias circunstancias que lo acompañaron. Sé de algunos que han afirmado que al instante, a primera vista, percibieron el hálito de la muerte que seguía a esta muchacha. A mí sin embargo me pareció completamente normal, y ya por entonces sabía yo que no era normal, por eso me esforcé en mirar, descubrir, percibir lo extraordinario en ella. Pero nada vi y nada percibí. Nada que pudiera haber sido señal, presentimiento ni profecía de los trágicos acontecimientos posteriores. Aquéllos de los que fue causa. Y aquéllos que ella misma provocó.» Jaskier, medio siglo de poesía.

Andrzej Sapkowski (Lodz, 1948) es economista de profesión. Habla algunos idiomas extranjeros. En los años 1972-94 era trabajador del comercio exterior. En el año 1986 publicó su primero cuento El brujo (Wiedzmin) en un periódico polaco «Fantastyka». Dos años después fue elegido el mejor autor de cuentos polacos de fantasía en este periódico. Además Andrzej Sapkowski es el autor de tres colecciones de cuentos con el brujo Geralt: El brujo (Wiedzmin), La espada del destino (Miecz przeznaczenia) y El último deseo (Ostatnie zyczenia) así como de una saga de cinco libros: La sangre de los elfos (Krew elfow), El tiempo del desdén (Czas pogardy), Bautismo de fuego (Chrzest ognia), La torre de la golondrina (Wieza Jaskolki) y La dama del lago (Pani jeziora).

Tiempo de odio vuelve a ser una novela corta de apenas 272 páginas que se leen en un suspiro y que resulta una pasada. Sobre todo Ciri vuelve a cobrar un gran protagonismo en la historia, junto a un Geralt y Yennefer que podrán disfrutar en un corto periodo de felicidad antes de la tormenta que va a arrasar los reinos humanos frente al empuje de Nilfgaard. Como en las novelas previas, Sapkowski (y la estupenda traducción de Jose María Faraldo) vuelve a hacer un extraordinario uso del lenguaje cambiando los usos y acentos de cada reino para que sientas la amplitud de reinos donde discurre la historia.

Me gusta mucho la sensación de que Geralt, con todo su poder de brujo, no deja de ser un peón que se encuentra involucrado en un juego de poder mucho mayor que sus habilidades en el que se encuentra superado. En esta novela también me dió un poco de pena leer cómo la moralidad de Geralt y su actitud de neutralidad y de no querer ayudar «al mal menor» se va a pegar un golpe brutal de realidad, ya que no actuar también es actuar, lo quiera Geralt o no.

La alta política y los manejos del consejo de magos tiene también una importancia decisiva en esta novela, dejando un montón de elementos abiertos y ambiguos que seguro darán mucho juego en las siguientes novelas. Además, la forma en que Sapkowski nos informa a los lectores sobre los avances en la guerra de Nilfgard contra los reinos del norte me ha parecido brillante. De hecho, para ser una novela tan corta, pasan un montón de cosas y hay tantos giros y sorpresas durante la narración que me deja con la sensación que cualquier cosa es posible. Con un final que no podía ser más apasionante.

La cuarta novela de Geralt de Rivia me ha encantado y me ha dejado en lo más alto con ganas de seguir la lectura con Bautismo de Fuego, la quinta novela de la serie. A este paso, no se si llegaré al verano sin haberme acabado de leérmelas todas. Con este nivel, sería lo más normal.

PUNTUACIÓN: 8/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de The Witcher temporada 2 (Netflix)

Netflix ha estrenado la segunda temporada de The Witcher, la serie creada por Lauren S. Hissrich adaptando las novelas de Andrzej Sapkowski, con resultados razonablemente entretenidos.

PUNTUACIÓN: 7/10

Tras el final de la batalla de Sodden, Geralt emprende un viaje con Ciri que lo leva hasta un viejo amigo. Mientras, Tissaia busca información a toda costa sobre Yennefer, para saber si sobrevivió a la batalla.

Lauren S. Hissrich es la creadora y productora ejecutiva de esta serie de fantasía que busca convertirse en una de las grandes series de Netflix. Adaptando las novelas de Andrzej Sapkowski. Esta segunda temporada cuenta con ocho episodios y Netflix ya ha confirmado que tendrán continuidad al menos en una tercera. Los 8 episodios de esta segunda temporada han sido dirigidos por Stephen Surjik, Sarah O’Gorman, Louise Hooper y Ed Bazalgette, mientras que los guiones viene firmados por Declan de Barra, Beau DeMayo, Clare Higgins, Sneha Koorse, Haily Hall, Matthew D’Ambrosio, Mike Ostrowski y la creadora Lauren S. Hissrich.

The Witcher está protagonizada en sus papeles principales por Henry Cavill como Geralt de Rivia, un cazador de monstruos mejorado mágicamente conocido como «brujo». Su destino es la princesa Ciri de Cintra (Freya Allan), que posee poderes mágicos y una profecía que la convierte en la posible destructora del mundo. Junt a ellos tenemos a Anya Chalotra, que intepreta a Yennefer de Vengerberg, una hechicera y miembro de la Hermandad de los Hechiceros que compartió una relación con Geralt en el pasado.

Empezando a valorar esta segunda emporada de The Witcher, debo decir que yo debí ser uno de los pocos espectadores a los que le gustó la narrativa fragmentada de la primera temporada. Además, en los dos años transcurridos, ya leído las tres primeras novelas de Andrzej Sapkowski y ya tengo dos más en casa que ya tengo a mitad. Así que ahora en esta temporada ya sí tengo elementos para comparar que no tuve en el primera visionado. Y aunque la serie mantiene el nivel de entretenimiento y espectáculo inicial, en varios aspectos se me ha quedado un pelín corta.

Empezando por los elementos que sí me han gustado, ver a Henry Cavill convertido de nuevo en Geralt es una pasada. No es sólo su presencia en pantalla, sino que su voz en la versión original tiene una potencia y gravedad que al menos a mi me tiene hipnotizado. Cavill tiene también una buena química con Freya Allan, la actriz que interpreta a Ciri. Ver su entrenamiento en Kaer Morhen, el hogar de Geralt, está genial y nos lleva directos al tercer libro de la serie. Junto a ellos, me gustó conocer a Vessemir en imagen real, tras descubrir su origen en la película de animación La pesadilla del lobo.

Ir descubriendo la verdad sobre la profecía que sufre Ciri es otro de los elementos super interesantes de esta temporada que consigue mantenernos super interesados a los espectadores. Y aunque la serie ya se plantea como una historia lineal contada en orden cronológico, el primer episodio de la temporada en la que veremos la versión de The Wircher del cuento de la Bella y la Bestia, me parece probablemente el mejor de toda la temporada.

Sin embargo, The Witcher sufre en esta temporada porque me interesa todo lo que le pasa a Geralt y Ciri, pero todo lo relativo a Yennefer no puede ser más montonero e intrascendente. De hecho, incluso el propio Henry Cavill, super fan de los libros, comenta que debido al concepto de la serie de convertir a los tres en protagonistas al mismo nivel, entiende que los creadores tuvieran que inventarse todo el arco de Yennefer de esta temporada que no aparece en los libros. Aunque eso sí, espera que de cara a la tercera temporada sean más fieles a los libros. Y la verdad es que tener un tercio (aproximadamente) de cada episodio con algo que ves que no acaba de ir a ningún sitio resulta una losa bastante pesada que lastra el disfrute de la serie. Eso, y que de los tres actores ya en su momento comenté que me parecía que Anya Chalotra estaba bastante limitada interpretativamente y era la más flojita de las tres.

Hay otro elemento que no tengo claro si en libros más adelantados a los que llevo leído aparecen, como es toda la trama de los elfos que se dirigen a Cintra buscando refugio ante el genocidio al que se enfrentan en los reinos del norte. Sin embargo, lo que sí me parece es que esta parte también ha ido muy, muy lenta, quizá demasiado. Y mientras estas tramas van ocupando minutos, es curioso y un poco triste que el capítulo de Geralt y Ciri en la caravana protegida por los enanos, para mi una de las mejores partes de la tercera novela, no aparezca en toda la temporada.

Por suerte, The Witcher mantiene un notable apartado técnico y humano que hacen que la serie luzca de maravilla, con nuevos monstruos que dan una buena sensación de amenaza y que estamos ante un mundo que podría ser real y que es todo personalidad. Frente al cartón piedra de La Rueda del mundo, la otra gran serie de fantasía que se ha estrenado den Prime Video, el mundo oscuro y cruel de The Witcher me lo creo y me deja con ganas de saber como terminará la historia. Teniendo en cuenta el tremendo exceso de oferta existente en la actualidad, eso ya es en si mismo un gran éxito para la cadena de streaming.

Comparto el trailer de esta segunda temporada:

The Witcher me ha resultado entretenido, pero no todo lo bueno que podría haber sido tras haber leído algunos de los libros. En todo caso, tengo claro que seguro veré la tercera temporada.

PUNTUACIÓN: 7/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!