Archivo de la etiqueta: fantasia

Crítica de Lores y damas de Terry Pratchett (Mundodisco 14)

Mi año literario no es año si no tengo un libro de Terry Pratchett en mis manos, y Lores y damas, el decimocuarto libro del Mundodisco, nos ha traído las dosis habituales de buen humor, a costa en esta novela de los elfo y otras razas sobrenaturales tan habituales en las historias de fantasía, además de las historias de romances.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Bienvenido a una nueva entrega del Mundodisco: una parodia, una novela sobre el amor y algunas actividades asociadas… Acomódate y disfruta. Mucha suerte.

El Mundodisco es un planeta como otro cualquiera, solo que diferente. Es plano y se sujeta sobre cuatro elefantes que a su vez se sostienen sobre el caparazón de Gran A’Tuin, la tortuga más grande que jamás hayas visto. Ahora las hadas han vuelto. Yaya Ceravieja y su pequeño aquelarre se enfrentan a elfos de verdad. Con un acompañamiento completo de enanos, hechiceros, trolls y un orangután. Y montones de canciones y sangre por todas partes. Es la Noche de Verano. No es tiempo de soñar…

Desde hace más de tres décadas, Terry Pratchett ha fascinado a millones de lectores en todo el mundo con sus novelas fantásticas, divertidas y satíricas. Su prolífica obra consta de unos setenta libros, ha sido traducida a treinta y siete idiomas y lleva vendidos más de ochenta y cinco millones de ejemplares en todo el mundo.

Conocido especialmente por la aclamadísima serie del Mundodisco, en 2009 Terry Pratchett fue nombrado caballero de la excelentísima Orden del Imperio Británico por sus servicios a la literatura y siguió entregándose con pasión a la escritura hasta su fallecimiento en marzo 2015, a la edad de 66 años.

Los libros publicados en castellano de la serie del Mundodisco son: El color de la magia, La luz fantástica, Ritos iguales, Mort, Rechicero, Brujerías, Pirómides, ¡Guardias! ¡Guardias!, Fausto Eric, Imágenes en acción, El segador, Brujas de viaje, Dioses menores, Lores y damas, Hombres de armas, Soul Music, Tiempos interesantes, Mascarada, Pies de barro, Papá Puerco, ¡Voto a bríos!, El país del fin del mundo, Carpe jugulum, El Quinto Elefante, La verdad, Ladrón del tiempo, El ultimo héroe (edición ilustrada), El asombroso Mauricio y sus roedores sabios, Ronda de noche, Los pequeños hombres libres, Regimiento monstruoso, Un sombrero de cielo, Cartas en el asunto, ¡Zas!, La corona de hielo, Dinero a mansalva, El atlético invisible, Me vestiré de medianoche, Snuff, A todo vapor y La corona del pastor.

También se ha publicado en Fantascy la novela independiente Perillán, así como la serie de «La Tierra Larga», escrita a cuatro manos con el consagrado escritor británico de ciencia ficción Stephen Baxter, y que consta hasta la fecha de dos entregas en nuestro idioma: La Tierra Larga y La Guerra Larga.

Normalmente las novelas del Mundodisco son autónomas y pueden leerse en cualquier orden. Sin embargo, las protagonistas de Lores y Damas son las brujas Yaya Ceravieja, Gytha Ogg y Magrat Ajostiernos que ya aparecieron en Brujerías y Brujas de viaje, novelas sexta y duodécima de la serie, por lo que en este caso es interesante y casi imprescindible haberlas leído previamente.

Las brujas del Mundodisco son personajes maravillosos, mujeres ancianas acostumbradas a salirse con la suya simplemente usando el sentido común y la inteligencia, que además tienen habilidades especiales y una conexión con la naturaleza. Aprovechar la inminente boda de la joven e inexperta bruja Magrat con el Rey Verence de Lancre es el punto de partida perfecto para que Pratchett tire con bala en esta novela contra el ideal romántico de convertirse en Princesa / Reina para hacer nada en absoluto a partir de ese momento, y sobre todo, de la visión idealizada que la fantasía ha mostrado de los seres sobrenaturales como los Elfos, cuando en verdad son una raza perversa despojada de los conceptos de moralidad o empatía.

La novela de 347 páginas vuelve a leerse casi de un tirón gracias al maravillosos sentido del humor irónico de Pratchett, que plantea unas descripciones y unas situaciones a cual más disparatada y divertida. Teniendo en cuenta que se publicó por primera vez en1992, me gusta que ya entonces Pratchett desafiara en esta novela los roles pasivos que se supone tienen las jóvenes princesas en las historias clásicas de fantasía, frente a lo cual plantea unas protagonistas proactivas que son las que salvan la función.

Y dentro que como siempre todo encaja, quizá como en otras novelas previas encuentro que la conclusión de la historia es la parte menos buena de la narrativa de Pratchett. El final no es malo, ojo, de hecho me parece más que correcto, pero ese es el tema. Frente a la brillantez general de la novela la sensación del «correcto» final hace que el climax esté un peldaño por debajo del resto de la novela.

No tengo claro que este trío de brujas vaya a aparecer en próximas novelas del Mundodisco, pero la verdad es que tienen potencial y posibilidades para protagonizar muchas más historias y brindarnos momentos gloriosos. Espero que no sea ésta su última aparición, la verdad, porque Lores y damas me parece otro nuevo triunfo para Pratchett, que me ha alegrado y alejado de las penurias del mundo real.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Tiempo de Odio de Andrzej Sapkowski (La Saga de Geralt de Rivia 4)

Justo a continuación de ver la segunda temporada de The Witcher en Netflix me he leído la cuarta novela de La Saga de Geralt de Rivia de Andrzej Sapkowski, Tiempo de Odio, en las que las cosas dan un vuelco importantísimo.

PUNTUACIÓN: 8/10

«Decir que la conocí sería una exageración. Pienso que, excepto el brujo y la hechicera, nadie la conoció de verdad jamás. Cuando la vi por vez primera no me causó especial impresión, incluso pese a las extraordinarias circunstancias que lo acompañaron. Sé de algunos que han afirmado que al instante, a primera vista, percibieron el hálito de la muerte que seguía a esta muchacha. A mí sin embargo me pareció completamente normal, y ya por entonces sabía yo que no era normal, por eso me esforcé en mirar, descubrir, percibir lo extraordinario en ella. Pero nada vi y nada percibí. Nada que pudiera haber sido señal, presentimiento ni profecía de los trágicos acontecimientos posteriores. Aquéllos de los que fue causa. Y aquéllos que ella misma provocó.» Jaskier, medio siglo de poesía.

Andrzej Sapkowski (Lodz, 1948) es economista de profesión. Habla algunos idiomas extranjeros. En los años 1972-94 era trabajador del comercio exterior. En el año 1986 publicó su primero cuento El brujo (Wiedzmin) en un periódico polaco «Fantastyka». Dos años después fue elegido el mejor autor de cuentos polacos de fantasía en este periódico. Además Andrzej Sapkowski es el autor de tres colecciones de cuentos con el brujo Geralt: El brujo (Wiedzmin), La espada del destino (Miecz przeznaczenia) y El último deseo (Ostatnie zyczenia) así como de una saga de cinco libros: La sangre de los elfos (Krew elfow), El tiempo del desdén (Czas pogardy), Bautismo de fuego (Chrzest ognia), La torre de la golondrina (Wieza Jaskolki) y La dama del lago (Pani jeziora).

Tiempo de odio vuelve a ser una novela corta de apenas 272 páginas que se leen en un suspiro y que resulta una pasada. Sobre todo Ciri vuelve a cobrar un gran protagonismo en la historia, junto a un Geralt y Yennefer que podrán disfrutar en un corto periodo de felicidad antes de la tormenta que va a arrasar los reinos humanos frente al empuje de Nilfgaard. Como en las novelas previas, Sapkowski (y la estupenda traducción de Jose María Faraldo) vuelve a hacer un extraordinario uso del lenguaje cambiando los usos y acentos de cada reino para que sientas la amplitud de reinos donde discurre la historia.

Me gusta mucho la sensación de que Geralt, con todo su poder de brujo, no deja de ser un peón que se encuentra involucrado en un juego de poder mucho mayor que sus habilidades en el que se encuentra superado. En esta novela también me dió un poco de pena leer cómo la moralidad de Geralt y su actitud de neutralidad y de no querer ayudar «al mal menor» se va a pegar un golpe brutal de realidad, ya que no actuar también es actuar, lo quiera Geralt o no.

La alta política y los manejos del consejo de magos tiene también una importancia decisiva en esta novela, dejando un montón de elementos abiertos y ambiguos que seguro darán mucho juego en las siguientes novelas. Además, la forma en que Sapkowski nos informa a los lectores sobre los avances en la guerra de Nilfgard contra los reinos del norte me ha parecido brillante. De hecho, para ser una novela tan corta, pasan un montón de cosas y hay tantos giros y sorpresas durante la narración que me deja con la sensación que cualquier cosa es posible. Con un final que no podía ser más apasionante.

La cuarta novela de Geralt de Rivia me ha encantado y me ha dejado en lo más alto con ganas de seguir la lectura con Bautismo de Fuego, la quinta novela de la serie. A este paso, no se si llegaré al verano sin haberme acabado de leérmelas todas. Con este nivel, sería lo más normal.

PUNTUACIÓN: 8/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de La Rueda del Tiempo temporada 1 (Prime Video)

Con algo retraso comparto mis impresiones de la primera temporada de La Rueda del Tiempo, la serie de Prime Video adaptando la famosa saga fantástica creada por Robert Jordan que fue finalizada por Brandon Sanderson. Que haya tardado tanto en publicarla ya es una señal importante de por donde van los tiros.

PUNTUACIÓN: 6/10

Serie basada en la popular serie literaria de fantasía de Robert Jordan, «La rueda del tiempo» (The Wheel of Time), con más de 90 millones de libros vendidos. Ambientada en un extenso y épico mundo en el que existe la magia y únicamente algunas mujeres pueden acceder a ella, la historia sigue a Moiraine, miembro de una organización femenina increíblemente poderosa llamada ‘Aes Sedai’, cuando llega a la pequeña ciudad de Two Rivers. Allí se embarca en un peligroso viaje por todo el mundo con cinco jóvenes, uno de los cuales ha sido profetizado como «el dragón renacido», que salvará o destruirá a la humanidad.

La serie de La Rueda del Tiempo es una de las series de fantasía más leídas de la historia, tan sólo detrás de El Señor de los Anillos. Su creador, Robert Jordan, escribió 12 novelas entre 1990 y 2005. Tras fallecer en 2007, su viuda (y editora) contrató a Brandon Sanderson para que escribiera la novela final de la serie, que acabaron convirtiéndose en tres novelas publicadas en 2009, 2010 y 2013, dejando el total en 15 novelas.

La Rueda del Tiempo es una de las grandes apuestas televisivas de Prime Video, al tratarse de una gran saga susceptible en convertirse en una serie franquicia para el canal de streaming de Amazon de múltiples temporadas que se alarguen durante muchos años. La serie está coproducida por Sony Televisión, y ya la primera sorpresa fue descubrir que los productores habían optado por contratar como showrunner a Rafe Judkins, una personalidad de televisión que se hizo famoso por aparecer como concursante en el programa Survivor (Superviviente). Tras esto, ha trabajado como escritor en series como My Own Worst Enemy, Chuck y Agentes de SHIELD, dejando la sensación que no estaba al nivel de una super producción de esta escala.

La primera temporada ha constado de 8 episodios, que han sido dirigidos, a razón de dos episodio cada uno, por Uta Briesewitz, Wayne Yip, Salli Richardson y Ciaran Donnelly. La serie ha sido escrita por Rafe Judkins, Michael Clarkson, Amanda Kate Shuman, Paul Clarkson, Justine Juel Gillmer, Dave Hill, Celine Song. La serie cuenta además con fotografía de David Moxness y David Luther, y música de Lorne Balfe.

El reparto de la serie cuenta como principal reclamo a Rosamund Pike como Moraine, una miembro del grupo Aes Sedai que busca alrededor del mundo al Dragón Renacido, un poderoso individuo de quien se ha profetizado que salvará al mundo de la maldad de The Dark One (El Oscuro) o lo destruirá, como ya pasó en el pasado. Junto a Moraine vieja su Guardián al’Lan Mandragoran (Daniel Henney).

En el pequeño pueblo de ​Dos Ríos, Moraine encontrará a varios jóvenes que muestran rasgos que indican que cualquiera de ellos podría ser el Dragón Renacido. Entre ellos hay dos chicas, Nynaeve al’Meara (Zoë Robin) y Egwene al’Vere (Madeleine Madden), y tres varones, Rand al’Thor (Josha Stradowski), Perrin Aybara (Marcus Rutherford) y Mat Cauthon (Barney Harris).

Empezando por los elementos positivos de la serie, tras ver la primera temporada en su totalidad notas que estamos ante un mundo super complejo e interesante del que apenas hemos arañado la superficie. La novedad de un mundo en el que la magia está dominada por las mujeres y los hombres que tocan este poder acaban cayendo en la locura presenta elementos que pueden ofrecer una historia épica y diferente a la clásica fantasía de siempre. En esta sociedad domina la idea de unos sucesos cíclicos que pasaron hace cientos ¿miles? de años que están destinados a repetirse, además de la creencia de la reencarnación y en poder vivir una vida mejor en la próxima existencia.

Rosamund Pike justifica su caché, su calidad y presencia cinematográfica, siendo de largo la mejor de todo el reparto y la única que ofrece el plus de calidad que debería tener una serie planteada para crear una franquicia para Prime Video. La relación casi simbiótica de Moraine con su guardián al’Lan Mandragoran también es otro elemento novedoso y me gusta la forma en que está desarrollada a lo largo de la temporada. No sólo de Moraine, sino de las otras Aes Sedai que iremos conociendo a medida que avanza la historia. De hecho, que hayan diferentes castas de Ais Sedais cada una con un interés diferente da pie a intrigas palaciegas que espero aumenten a medida que avance la serie, ya que de momento sólo conocimos a tres de las diferentes castas.

El viaje de Moraine y de los 5 chavales desde Dos Ríos tiene evidentes similitudes con El Señor de los Anillos y en general con la mayoría de historias de fantasía épica, al reunirse un grupo de héroes en busca de su destino que sufrirá múltiples vicisitudes durante el viaje, separándose y volviéndose a juntar en varias ocasiones. En este sentido, no es que esta serie recuerde a muchas otras historias, sino que durante muchos años, todas (muchas) las historias de fantasía compartían este esquema narrativo.

Sin embargo, todo el worldbuilding y la complejidad que se intuye en este mundo fantástico se va al traste por varios elementos, empezando por el desastre absoluto que suponen los 5 jóvenes actores protagonistas. Y el caso es que se que los actores de Juego de Tronos eran bastante sosos en la primera temporada, creciendo en carisma y calidad a medida que avanzó la serie. Pero eso es una cosa y otra muy diferente que no transmitan nada y sean unos palos andantes que no saben mostrar sensaciones reales durante la temporada. Iba a decir que de los 5 unos eran peores que otros, pero realmente al único que podría salvar es al actor que interpreta a Mat, Barney Harris, y resulta que por un motivo no aclarado resulta que ha sido sustituido de cara a la segunda temporada. Las interpretaciones son un enorme problema que impide que se pueda empatizar con casi nadie, lo que hace que todo se tambalee.

Otro elemento problemático es que excepto las partes rodadas en exteriores que ofrecen unas escenas de gran belleza, todos los decorados parecen de cartón piedra impropios de lo que se supone una superproducción como esta. El pueblo de Two Rivers son literalmente tres casas que entiendo fueron construidas para el rodaje pero resultan totalmente insuficientes, y el mismo set con una casa con mirador en la primera planta se emplea para dos ciudades diferentes sin pudor alguno. Además, las construcciones parecen nuevas, brillantes y recién ensambladas, lo cual aún acrecienta la sensación de cartón piedra irreal. En este sentido, el haberse estrenado la serie en las mismas fechas que la segunda temporada de The Witcher que muestra unos sets mucho más desgastados, roídos, estropeados y, por tanto, reales, no le ha hecho ningún favor, porque en la comparación sale perdiendo casi en todo. La Rueda del Tiempo me muestra que no es suficiente tener presupuesto, hace falta calidad y habilidad para usarlo correctamente.

Luego hay otro elemento que no me cuadró y diría que no está bien explicado en la serie que es la existencia de los caballeros blancos que cazan a las Aes Sedai. Que como idea no me parece mal en otros reinos o zonas fronterizas, pero que aparezcan literalmente a las puertas de la capital donde las Aes Sedai se supone que ostentan su máximo poder es totalmente absurdo. Tampoco el actor que interpreta a The Dark One ofrece el menor atisbo de amenaza, en un casting diverso pero completamente fallido.

Finalmente, el último episodio que se supone tenía que darnos el gran climax final de la temporada resulta totalmente fallido. Empezando por un atisbo de gran batalla que es mostrada de la peor forma posible, o de hecho no se nos muestra, y una serie de situaciones a cual peor narrada y que resultan más anticlimáticas. No se si fue por el Covid, por tener demasiadas cosas en la novela que cerrar y quedarse sin tiempo o cual fue el motivo, pero este final no puedo ser peor.

Aunque intuyo que en esta primera temporada de La Rueda del Tiempo están los mimbres de una gran historia, visto lo visto no tengo claro que el equipo elegido sea el correcto para llevarlo a cabo, ya que el visionado no me ha dejado con grandes ganas de saber cómo continúa la historia. Si tenemos en cuenta el exceso de contenidos a nuestra disposición, ese es el peor pecado que puede cometer una serie de televisión. En todo caso, dado mi afecto por el género de la fantasía, igual cuando se estrene la segunda temporada le doy otra oportunidad, siempre que no coincida con otras cosas que me interesen más.

Comparto el trailer de esta primera temporada:

La Rueda del Tiempo ha sido un pelín decepcionante, las cosas como son. Me hubiera gustado un poco más de calidad, pero se quedaron a mitad de camino en todo. Una pena.

PUNTUACIÓN: 6/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de La sangre de los elfos de Andrzej Sapkowski (La saga de Geralt de Rivia 3)

He cogido velocidad de crucero con la Saga de Geralt de Rivia y ya me he leído La sangre de los elfos, la tercera novela de la serie escrita por Andrzej Sapkowski en la que abandona el formato de historias cortas para ya contar una historia lineal.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

En verdad os digo que se acerca el tiempo de la espada y el hacha, la época de la tormenta salvaje. Se acerca el tiempo del invierno blanco y de la luz blanca. El tiempo de la locura y el tiempo del odio, el tiempo del fin. El mundo morirá entre la escarcha y resucitará de nuevo junto con el nuevo sol. Resucitará de entre la antigua sangre, de hen Ichaer, de la semilla sembrada. De la semilla que no germina sino que estalla en llamas. ¡Así será. ¡Contemplad las señales. Qué señales sean, yo os diré: primero se derramará sobre la tierra la sangre de los Aen Seidhe, la sangre de los elfos.

Andrzej Sapkowski (Lodz, 1948) es economista de profesión. Habla algunos idiomas extranjeros. En los años 1972-94 era trabajador del comercio exterior. En el año 1986 publicó su primero cuento El brujo (Wiedzmin) en un periódico polaco «Fantastyka». Dos años después fue elegido el mejor autor de cuentos polacos de fantasía en este periódico. Además Andrzej Sapkowski es el autor de tres colecciones de cuentos con el brujo Geralt: El brujo (Wiedzmin), La espada del destino (Miecz przeznaczenia) y El último deseo (Ostatnie zyczenia) así como de una saga de cinco libros: La sangre de los elfos (Krew elfow), El tiempo del desdén (Czas pogardy), Bautismo de fuego (Chrzest ognia), La torre de la golondrina (Wieza Jaskolki) y La dama del lago (Pani jeziora).

La sangre de los elfos es una novela corta de apenas 255 páginas. Frente a los tochales de Brandon Sanderson o Joe Abercrombie, leer esta novela ha sido casi como un chupito concentrado, lo cual aún no tengo claro si lo estoy diciendo con connotación positiva o negativa. Frente a los dos volúmenes previos escrito como una colección de historias cortas más o menos autónomas, esta novela es la primera en la serie de Geralt de Rivia en la que tenemos una historia continuada que bebe sin embargo de todo lo visto hasta ahora en los relatos cortos.

Hay un tema fundamental de La Sangre de los Elfos y es que en muchos momentos Geralt se convierte en un secundario de su propia novela, ya que Ciri roba la historia en la mayoría de capítulos. En esta novela nos encontramos a las hechiceras Triss Merigold y Yennefer de Vengerberg (que comparten una historia pasada con Geralt) realizando labores de profesoras de Ciri, a la vez que conoceremos el hogar de Geralt en la fortaleza de Kaer Morhen, donde viven Vesemir, el maestro de Geralt, y los también brujos Eskel, Lambert y Coën. Si a todos ellos unimos al bardo Jaskier, casi parece que no hay sitio para que Geralt se luzca. Un Geralt que por otro lado siempre ha sido parco en palabras, por lo que es difícil saber lo que siente más allá de sus ansias de proteger Ciri sea como sea.

Lo que si vuelve a destacar en esta novela es la naturaleza neutral de Geralt en un mundo cruel, y como ante los numerosos desmanes que todo el mundo comete, sobre todo los reinos humanos, es difícil decidir si hay alguien realmente bueno o que busque el bien desinteresado hacia el prójimo. La lucha de los elfos del bosque que se revelan contra su exterminio, y los complots de los reyes del norte que ante la amenaza de Nilfgaard que conquistó Cintra (hogar de Ciri) plantean exterminar a todo ser no humano de sus territorios aún incluso a sus hasta ahora aliados, a mujeres y niños indefensos, marca la clave política de esta novela, que mantiene muchos frentes abiertos todos ellos super interesantes. Interesantes y tristes, porque la historia de los enanos en la caravana, que conecta con los elfos guerreros del bosque, termina de la peor de las maneras y refuerza que los humanos siempre desconfiarán de los no humanos aunque ellos fueran leales con los humanos, y su vida vale menos que nada.

El estilo de Sapkowski me resulta muy curioso, ya que pone mucho énfasis en los diálogos, marcando como siempre diferentes acentos para los habitantes del reino, pero resulta parco en varios momentos a la hora de narrar qué está sucediendo, algo que sobre todo en varios momentos de acción queda a la imaginación del lector. Y digo que es curioso porque sin embargo no se corta a la hora de describir los lugares a los que llegan los protagonistas o a los diferentes personajes con los que se encuentran.

El mayor reproche que le puedo hacer a este libro es su no final. Y el caso es que tengo claro que la saga de Geralt de Rivia se compone de numerosos libros, pero una cosa es eso y otra que que el libro termine de esta manera como podría haber acabado en el capítulo anterior o en el siguiente. Desde cierto punto de vista, la educación de Ciri sí puede decirse que termina aquí, pero en lo referido a Geralt, que cierren su historia aquí es un WTF? en toda regla.

En todo caso, la historia que Sapkowski está contando me parece apasionante y con una enorme complejidad con múltiples frentes abiertos. De hecho, ya he comprado Tiempo de Odio, la cuarta novela de la serie, que espero empezar a leer en breve.

Me ha gustado La sangre de los elfos, pero a la vez su no final me ha dejado un poco loco y con ganas de empezar a leer la siguiente novela de la serie.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Dioses menores de Terry Pratchett (Mundodisco 13)

Dioses menores de Terry Pratchett es una de las mejores novelas del Mundodisco con su buenísima crítica hacia las religiones organizadas y a la figura de los dioses en nuestra sociedad.

PUNTUACIÓN: 8/10

Una nueva aventura de Mundodisco con una desternillante sátira sobre religiones y guerras.

Una fábula fantástica sobre el planeta plano y circular que navega por el espacio sobre el lomo de cuatro elefantes y una tortuga gigante. Una desternillante sátira sobre religiones y guerras. Brutha es un muchacho sencillo y analfabeto que se enfrenta a terribles problemas. Un dios le ha hablado y se ha convertido en el Elegido. Quiere terminar con una Iglesia poderosa y corrupta, quiere evitar una horrible guerra santa, quiere paz y justicia. Pero por encima de todo, lo que realmente quiere ¡es que su dios elija a Otro!

“Sin duda alguna, Terry Pratchett es el parodista más humorístico de la actualidad.” The New York Review of Science Fiction

Desde hace más de tres décadas, Terry Pratchett ha fascinado a millones de lectores en todo el mundo con sus novelas fantásticas, divertidas y satíricas. Su prolífica obra consta de unos setenta libros, ha sido traducida a treinta y siete idiomas y lleva vendidos más de ochenta y cinco millones de ejemplares en todo el mundo.

Conocido especialmente por la aclamadísima serie del Mundodisco, en 2009 Terry Pratchett fue nombrado caballero de la excelentísima Orden del Imperio Británico por sus servicios a la literatura y siguió entregándose con pasión a la escritura hasta su fallecimiento en marzo 2015, a la edad de 66 años.

Los libros publicados en castellano de la serie del Mundodisco son: El color de la magia, La luz fantástica, Ritos iguales, Mort, Rechicero, Brujerías, Pirómides, ¡Guardias! ¡Guardias!, Fausto Eric, Imágenes en acción, El segador, Brujas de viaje, Dioses menores, Lores y damas, Hombres de armas, Soul Music, Tiempos interesantes, Mascarada, Pies de barro, Papá Puerco, ¡Voto a bríos!, El país del fin del mundo, Carpe jugulum, El Quinto Elefante, La verdad, Ladrón del tiempo, El ultimo héroe (edición ilustrada), El asombroso Mauricio y sus roedores sabios, Ronda de noche, Los pequeños hombres libres, Regimiento monstruoso, Un sombrero de cielo, Cartas en el asunto, ¡Zas!, La corona de hielo, Dinero a mansalva, El atlético invisible, Me vestiré de medianoche, Snuff, A todo vapor y La corona del pastor.

También se ha publicado en Fantascy la novela independiente Perillán, así como la serie de «La Tierra Larga», escrita a cuatro manos con el consagrado escritor británico de ciencia ficción Stephen Baxter, y que consta hasta la fecha de dos entregas en nuestro idioma: La Tierra Larga y La Guerra Larga.

Da gusto leer las novelas del Mundodisco de Terry Pratchett, todas plantean elementos super chulos a partir del humor que ponen a caldo diferentes elementos de nuestra sociedad de forma maravillosa. Y en Dioses menores Pratchett pone su mirada de forma super certera en las religiones organizadas y cómo el aparato ha creado estructuras de poder que atrapan al hombre y le esclavizan que deja de lado la propia creencia inicial.

Pratchett muestra de forma maravillosa la dicotomía de los dioses, que frente a mito del hombre que les pide dádivas para sobrevivir, realmente son seres que necesitan que los humanos les adoren para no caer en el olvido y desaparecer, de forma que aunque son poderosos, realmente la dependencia es más de ellos hacia los humanos que al revés. Y al mismo tiempo, la forma en que los sacerdotes se apropian de las creencias de la gente para justificar la esclavitud y provocar guerras que buscan acumular más poder y aniquilar al diferente, inventándose una realidad falsa que acaba convirtiéndose en realidad por el peso de las tortura y la dominación.

El ideal humanista de Pratchett hace que quiera que la gente haga lo correcto porque es correcto, sin que entre en la ecuación nada que tenga que ver con religiones, deidades o ideas organizadas desde un grupo social, sino que debería ser el motor de nuestras creencias de inicio. Algo tan sencillo como «trata a los demás como te gustaría que te trataran» es tan obvio que no tendría que venir nadie y mucho menos de una organización burocrática que buscar decirnos lo que tenemos que hacer y lo que está bien o mal. Y dentro que hay temas muy profundos que me han hecho reflexionar, todo está contado con muchísima gracia y con el típico humor irónico british que convirtió a Pratchett en un icono de la literatura fantástica.

La lectura de las 350 páginas de la novela fueron un placer que hicieron que la novela me la leyera en 3 sentadas casi sin darme cuenta. Pratchett tiene una prosa tan clara y sencilla que es difícil no terminar encantado cuando lees una novela suya, que además me deja siempre con una sonrisa en la cara y en este caso, unas reflexiones super interesantes sobre el mundo de las religiones.

Es una obviedad que Terry Pratchett debería ser un fijo de cualquier pila de lectura, pero dado que me ha gustado tanto Dioses menores, que encuentro que es un buen momento para recordarlo.

PUNTUACIÓN: 8/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!