Archivo de la etiqueta: fantasia

Crítica de Soul Music de Terry Practhett (Mundodisco 16)

Llevaba demasiado tiempo alejado de Terry Pratchertt y su Mundodisco, así que cogí con muchas ganas Soul Music, la 16ª novela centrada en el mundo de la música con la MUERTE de nuevo protagonista.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Soul Music es una historia sobre la memoria y el deseo de olvidar. Y también una historia de sexo, drogas y Música con Rocas Dentro. Pero, sobre todo, es la decimosexta entrega de la serie del Mundodisco, del genial Terry Pratchett.

Hay una Muerte en la familia. Acaban de recordárselo a Susan, para su desgracia. Porque precisamente ahora la Muerte acaba de desaparecer y ella, su nieta (adoptiva), ha de encargarse del negocio familiar. Sin embargo, pese a montar el caballo blanco y empuñar la guadaña, todos parecen empeñados en querer confundirla con un hada. Y encima, también está esa Música con Rocas Dentro que se está adueñando del Mundodisco. Es nueva. Es pegadiza. Tiene ritmo y se puede bailar. Está viva…

Desde hace más de tres décadas, Terry Pratchett ha fascinado a millones de lectores en todo el mundo con sus novelas fantásticas, divertidas y satíricas. Su prolífica obra consta de unos setenta libros, ha sido traducida a treinta y siete idiomas y lleva vendidos más de ochenta y cinco millones de ejemplares en todo el mundo.

Conocido especialmente por la aclamadísima serie del Mundodisco, en 2009 Terry Pratchett fue nombrado caballero de la excelentísima Orden del Imperio Británico por sus servicios a la literatura y siguió entregándose con pasión a la escritura hasta su fallecimiento en marzo 2015, a la edad de 66 años.

Los libros publicados en castellano de la serie del Mundodisco son: El color de la magia, La luz fantástica , Ritosiguales , Mort , Rechicero , Brujerías , Pirómides , ¡Guardias! ¡Guardias!, Fausto Eric, Imágenes en acción, El segador, Brujas de viaje, Dioses menores , Lores y damas , Hombres de armas, Soul Music, Tiempos interesantes, Mascarada, Pies de barro, Papá Puerco, ¡Voto a bríos!, El país del fin del mundo, Carpe jugulum, El Quinto Elefante, La verdad, Ladrón del tiempo, El ultimo héroe (edición ilustrada), El asombroso Mauricio y sus roedores sabios, Ronda de noche, Los pequeños hombres libres, Regimiento monstruoso, Un sombrero de cielo, Cartas en el asunto, ¡Zas!, La corona de hielo, Dinero a mansalva, El atlético invisible, Me vestiré de medianoche, Snuff, A todo vapor y La corona del pastor.

También se ha publicado en Fantascy la novela independiente Perillán, así como la serie de «La Tierra Larga», escrita a cuatro manos con el consagrado escritor británico de ciencia ficción Stephen Baxter, y que consta hasta la fecha de dos entregas en nuestro idioma: La Tierra Larga y La Guerra Larga.

Terry Pratchett ya había fijado su irónica mirada en el mundo del cine en Imágenes en acción, por lo que no había duda que el mundo del rock y las estrellas de la música no podrían tardar en ser reflejados en el Mundo Disco. Soul Music, escrita en 1994, es además la tercera parte de las andanzas de la MUERTE tras Mort y El Segador, y la presentación de Susan Sto Helit, la hija de Mort e Ysabell y nieta de MUERTE.

La novela está repleta de referencias al mundo del rock y sus artistas, empezando con los títulos de las canciones o situaciones que recuerdan a Elvis Presley o Jerry Lee Lewis, además de un montón más de bromas a costa de músicos reales que seguro se me han escapado. Junto a la fina ironía a la hora de retratar a los ARTISTAS que en muchos casos no sabían casi ni tocar sus instrumentos, me ha hecho especial gracia todo lo relacionado con Y Voy A La Ruina Escurridizo, que se convierte en representante del grupo de «música con rocas» formado por un humano, un troll y un enano. La forma en que Escurridizo intenta estafarles y quedarse con todo su dinero me parece buenísimo y con unas connotaciones que recuerdan a muchos casos reales de bandas de música.

La forma en que la magia de la música va afectando a todos los que la escuchan entre ellos los magos de Ankh-Morpork ofrece también momentos buenísimos dentro que me he quedado con cierta sensación que la ironía a costa de mundo del Rock podía haber dado mucho más de si de lo que acabamos encontrando en la novela. Y eso que la banda incluso llega a irse de gira mundial, y de su éxito surgen numerosos grupos con un conocimiento musical aún menor del de los protagonistas.

También la parte de la Muerte abandonando su trabajo y dejándole el problema a su nieta Susan está bien y me tuvo con la sonrisa en la boca casi todo el tiempo, y a la vez me dejó con la sensación que podría haber dado más de si y haber ofrecidos momentos aún más divertidos, quizá por la sensación que me deja muchas veces Pratchett al no acabar de cerrar su historia todo lo bien que la historia presagiaba. Que no es que esté mal, simplemente llega un momento es que la novela llega a su fin sin más.

Me está quedando una reseña no todo lo positiva que me gustaría, sobre todo porque realmente he disfrutado mucho con la lectura de Soul Music y me ha tenido con la sonrisa en la cara el 90% del tiempo. Pratchett es un maestro a la hora de describir situaciones y personajes, y sus comparaciones y su ironía son maravillosas, no hay nadie que se acerque a Pratchett con su estilo de humor.

Tras leer Soul Music, ya he comprado en el kindle Tiempos interesante, la 17ª novela de la serie con el retorno del mago Rincewind y su fiel Equipaje, lo que promete también unas situaciones geniales. Espero ponerme con ella en breve.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Arrowsmith: Tan guapos de uniforme de Kurt Busiek y Carlos Pacheco

Aprovechando la publicación en Estados Unidos la segunda serie de Arrowsmith de Kurt Busiek y Carlos Pacheco, me he animado a revisar la miniserie original de 2003-04 con maravilloso entintado de Jesús Merino y color de Alex Sinclair. Arrowsmith: Tan guapos de uniforme, el volumen de Norma de 2008, es un estupendo comic ambientado en la 1ª Guerra Mundial que merece mucho la pena.

PUNTUACIÓN: 8/10

Capítulo prólogo, bocetos y extras inéditos en España.

Kurt Busiek (Astro city, JLA/Vengadores) y Carlos Pacheco (Siempre vengadores, Superman) nos presentan cómo hubiera sido la I Guerra Mundial en un mundo de fantasía donde la magia funciona como la tecnología más moderna.

1914, la I Guerra Mundial acaba de estallar y está arrasando toda europa. Tropas de humanos, ogros, no muertos y demás seres se enfrentan en una de las más sangrientas guerras que ha visto el mundo. Mientras tanto, en los Estados Unidos de Columbia, el joven Arrowsmith conoce al cuerpo de los voladores y el valor de la libertad.

Tomo de 168 páginas editado por Norma Editorial en 2008,

Kurt Busiek (Boston 1960), es uno de los grandes guionistas de Marvel Comics. MARVELS en 1993 junto a Alex Ross revolucionó el mundo del comic, no solo por las páginas pintadas de Ross mediante la técnica del fotorealismo, sino porque el concepto de mirar a los superhéroes desde el punto de vista del hombre corriente de la calle nos devolvió un «sense-of-wonder» perdido durante años por la moda del «grim-n-gritty» que triunfaba en esa década.

Thunderbolts (1997) con Mark Bagley y su icónico giro al final del primer número o el relanzamiento de Los Vengadores (1998) con George Pérez tras el Heroes Reborn son clásicos absolutos de Marvel. Como por supuesto lo es también el mítico JLA / Vengadores de 2003. Tras abandonar Marvel, Busiek trabajó en DC comics como Superman: Secret Identity con Stuart Immonem, JLA o Superman con Carlos Pacheco.

El gusto por el clasicismo pudo verse también en su icónico Astro City junto al dibujante Brent Anderson, comic que empezó a publicarse en 1995 y que ha tenido recientemente un relanzamiento en Image. En 2004 escribió una maravillosa etapa de Conan en Dark Horse junto al artista Cary Nord, y más recientemente, también en Image destaca su comic The Autumnlands junto al dibujante Benjamin Dewey.

Carlos Pacheco (San Roque, Cádiz, 1962) lleva casi 30 años siendo uno de los mejores dibujantes españoles trabajando en el mercado mainstream USA. Colaborador de Comics Forum desde finales de los 80 realizando portadas para numeros comics de la editorial, en 1993 dio el salto a Marvel U.K. con una historia corte de Motormuth y Killpower primero y la miniserie Dark Guard, que supuso el primer trabajo completo de Pacheco para ellos. El primer trabajo para USA llegó en 1994 para DC en la serie de The Flash con guión de Mark Waid. Tras este comic, Pacheco ficha por Marvel en 1994, empezando a trabajar en comics como Bishop, Starjammers, Universe-X o Excalibur. En 1998-99 colabora con Kurt Busiek en Siempre Vengadores, uno de sus trabajos más redondos, trabajo al que siguió en 2000 una interesante etapa en los 4 Fantásticos en la que guionizaba el comc junto a Rafael Marín).

Tras 10 años en Marvel, Pacheco decidió cambiar de aires y en 2005 fichó por DC Comics, trabajando en Superman / Batman con Jeph Loeb, el relanzamiento de Green Lantern con Geoff Johns, o una interesante etapa en Superman junto a Kurt Busiek entre 2006-07. En 2009 Pacheco retornó a Marvel, donde ha trabajado en numerosos comics de la línea Ultimate o de la franquicia mutante, además de en Capitán América de Rick Remender. En los últimos años se ha visto relegado (o quizá él lo prefiera así) a realizar portadas y pequeñas etapas o números sueltos en multitud de series, siendo quizá su último gran trabajo completo la miniserie The Life of Captain Marvel con la guionista Margaret Stohl (2018-19).

Tras colaborar en Siempre Vengadores (Avengers Forever) entre 1998-99, Kurt Busiek y Carlos Pacheco consideraron su próxima colaboración, y tras múltiples conversaciones, optaron por publicar un comic un tanto contra corriente, al tratarse de una historia alejada de los superhéroes ambientada en una Primera Guerra Mundial de un mundo alternativo en el que la magia y los seres sobrenaturales existen.

Arrowsmith fue una miniserie de 6 número publicada entre 2003 y 2004 en el sello Cliffhanger de Wilstorm, donde Busiek publicaba Astro City. Aunque Pacheco y Busiek quedaron muy contentos de su colaboración y expresaban siempre que podían su intención de publicar nuevas historias de creación propia, algo que ha tardado 18 años en suceder en Image Comics, diría que en su momento el comic no debió ser demasiado rentable para ellos, ya que su siguiente colaboración fue para DC Comics en Superman.

En España, Planeta publicó inicialmente Arrowsmith en grapa en 2004, mientras que Norma Editorial se hizo con los derechos y publicó el primer tomo recopilatorio en 2008. Más recientemente ECC también ha publicado una nueva edición en 2015, y con la publicación de la nueva miniserie Arrowsmith: Behind enemy lines en Estados Unidos, es probable que en poco tiempo salga en España una nueva edición aprovechando la publicación del segundo volumen.

Entrando a valorar el comic en si, ¡Qué maravilla de dibujo!! Arrowsmith puede ser uno de los mejores trabajos de Carlos Pacheco, dentro de una carrera modélica. Pacheco da una master-class narrativa en Arrowsmith, lo cual en si mismo no es noticia, consiguiendo que la historia se entienda sin necesidad de leer los bocadillos, disfrutando enormemente el dibujo. Pero además realiza un extraordinario trabajo de creación de un mundo «realista» de 1915 con elementos arquitectónicos reconocibles junto a trajes, vehículos y un ambientación histórica perfecta, a la que añade elementos fantásticos como dragones, zombies, hombres lobo y vampiros, además de los propios magos. Puestos a crear mundos propios, hay artistas que van a lo fácil con una mínima ambientación o colores resultones que maquillan la falta de fondos (¿he oído Saga?), pero ese no es el caso de Pacheco, más bien al contrario. Se nota en las páginas que ha realizado un extenso y sobresaliente trabajo de documentación, y el resultado luce en cada página, con muchos momentos que son visualmente una locura.

El entintado de Jesús Merino y el color de Alex Sinclair son el perfecto complemento a los lápices de Pacheco. Pocos entintadores han entendido el trazo de Pacheco igual que Merino, que realza el lápiz sin taparlo en ningún momento, consiguiendo que la lectura del tomo sea un placer. También me ha parecido estupendo el color de Sinclair, con una paleta cromática con verdes y colores brillantes para resaltar el elemento mágico, y una gama que resalta el elemento histórico en las partes más calmadas. Hacía bastante años que no leía Arrowsmith, y la nueva lectura confirma que sólo por el apartado artístico de Pacheco, Merino y Sinclair merece la pena tener este comic.

En lo referido a la historia, lamentablemente la valoración no es igual de positiva. En lo positivo, Busiek pidió ayuda al historiador Lawrence Watt-Evans para la creación de la historia de este mundo fantástico que tuvo su punto de ruptura respecto al nuestro en el siglo IX, a partir de la denominada «Paz de Carlomagno». En este sentido, se nota que hay mucha reflexión a la hora de crear este mundo, con un worldbuilding muy interesante y complejo, que transmite que esta primera historia sólo ha rascado en la superficie del iceberg que hundió el Titanic.

La Primera Guerra Mundial fue la primera gran guerra en la que desapareció la imagen heroica y honorable de la guerra, con miles de jóvenes muertos en las trincheras al usarse por primera vez elementos de guerra bacteriológica o en general ametralladoras que barrían a los enemigos. Arrowsmith transmite perfectamente la idea que la guerra es un infierno en el que cualquiera puede morir en el momento menos pensado. Además, una vez empieza el combate ya no existen buenos y malos, solo personas que harán lo que sea necesario para sobrevivir. Pensando en los elementos de worldbuilding y de mostrar el horror de la guerra, el comic es un acierto total.

Sin embargo, en el guión de Arrowsmith hay varios elementos y decisiones creativas de Busiek que no acaban de funcionar, empezando por la decisión de contar la historia como si fuera una novela epistolar, mediante las cartas que el protagonista escribe a sus padres y allegados. Y se que el género epistolar estuvo muy de moda a final del siglo XIX y principio del XX, con Drácula de Bram Stocker como uno de sus máximos exponentes. En este sentido, no tengo claro si Busiek lo plantea a modo de homenaje a este género literario para que conectara con el elemento fantástico de su historia, pero lo cierto es que estas cartas no funcionan en ningún momento. Aparte de ser un engorro de leer, paran la acción y no aportan demasiado a la historia, hasta el punto que casi diría que la lectura mejoraría sin ellas, excepto en momentos puntuales como cuando Fletcher Arrowsmith está escribiendo una carta y tacha cosas porque no sabe como contar lo que tiene que expresar. Pero estos pequeños aciertos no ocultan que a nivel global esta narración no funciona.

Aparte de esto, el principal problema del comic es doble. Por un lado, comentaba que el worldbuilding a nivel general está bien, empezando por la premisa de un mundo en guerra en 1914 en el que existe la magia y lo sobrenatural. Sin embargo, una vez acabamos de leer la historia, me queda la sensación que lo que nos han contado en concreto dentro de este mundo no ha sido demasiado interesante, con muchos clichés andantes empezando por un protagonista que empieza siendo un chaval optimista y bonachón que recibirá unos golpes de realidad brutales cuando entre en combate, y los compañeros de escuadrón con los que compartirá la vida.

Hay otro elemento problemático dentro de esta sensación de historia poco interesante, y es que este volumen se siente como la introducción a la historia buena que de momento aún no nos han contado. Este comic está planteado para contar el origen del héroe, pero incluso en 2003 cuando se editó por primera vez el comic el mercado de las librerías especializadas obligaba a contar siempre lo mejor para enganchar al lector y hacer que la compra de la siguiente grapa fuera obligada. Este comic me hizo recordar al Robert Kirkman primerizo que planteaba el giro inicial de Invencible para el número 25 y le convencieron a adelantarlo y crear un golpe de efecto que impactara al lector lo antes posible, ya que si el comic no se vendía desde el comienzo habían muchas posibilidades que la serie no pasara del primer año. Algo que no veo en este primer volumen de Arrowsmith.

Entiendo que hay que construir la ambientación para enganchar luego con la historia y los personajes, pero en este caso tras leer el primer arco realmente no sabemos nada del enemigo, apenas se intuye el problema en el frente aliado con unos magos que parecen (son) igual de malos que sus oponentes (resaltando eso si el elemento que mientras los poderosos se benefician los jóvenes pagan el precio), y en general Arrowsmith ha sido un personaje secundario en su comic, viviendo situaciones sobre las que no puede influir. Es normal que no consiguiera empatizar con el comic mientras lo leía.

EPSON MFP image

Como digo, sólo por el dibujo merece la pena comprar este Arrowsmith, y a pesar de lo que acabo de exponer realmente la historia no está mal. Pero me sabe muy mal que el comic no fuera tan bueno como hubiera podido ser, más teniendo en cuenta que este volumen ha quedado como una historia de origen de algo que no ha tenido continuidad hasta muchos años después. Espero que tras estos 18 años de espera (realmente 14 desde que salió el tomo de Norma), la segunda miniserie Behind enemy lines nos ofrezca la gran historia que estoy seguro que este mundo puede ofrecernos.

PUNTUACIÓN: 8/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de La dama del lago de Andrzej Sapowski (La saga de Geralt de Rivia 7)

La saga de Geralt de Rivia termina en el séptimo volumen titulado La Dama del Lago, una novela que significa un brillante e inevitable final a este mundo de fantasía.

PUNTUACIÓN: 8/10

De las llamitas, algunas altas y poderosas eran, vivamente brillaban y con claridad, otras por su parte eran pequeñas, vacilantes y temblorosas, y oscurecíase su luz y amortiguábase a trechos. En el mismo final había una llamita pequeña y tan débil que apenas ardía, apenas se removía, ora brillando con gran esfuerzo, ora casi, casi apagándose del todo. ¿De quién es ese fueguecillo moribundo? +preguntó el brujo. Tuyo respondió la Muerte.

Andrzej Sapkowski (Lodz, 1948) es economista de profesión. Habla algunos idiomas extranjeros. En los años 1972-94 era trabajador del comercio exterior. En el año 1986 publicó su primero cuento El brujo (Wiedzmin) en un periódico polaco «Fantastyka». Dos años después fue elegido el mejor autor de cuentos polacos de fantasía en este periódico. Además Andrzej Sapkowski es el autor de tres colecciones de cuentos con el brujo Geralt: El brujo (Wiedzmin), La espada del destino (Miecz przeznaczenia) y El último deseo (Ostatnie zyczenia) así como de una saga de cinco libros: La sangre de los elfos (Krew elfow), El tiempo del desdén (Czas pogardy), Bautismo de fuego (Chrzest ognia), La torre de la golondrina (Wieza Jaskolki) y La dama del lago (Pani jeziora).

La Dama del Lago es una novela de 458 páginas que cierra la historia de Geralt, Ciri y Yennefer. La novela fue publicada por primera vez en España en 2009, y actualmente de encuentra en la cuarta edición con múltiples reimpresiones, lo que es prueba del enorme éxito que ha conseguido este saga literaria, por su propia calidad intrínseca y, por qué no decirlo, por la repercusión de los videojuegos y de la serie de televisión de Netflix.

La dama del lago es una maravillosa conclusión a la Saga de Geralt de Rivia, y hace un atinado estudio del origen de los mitos y las leyendas mientras rompe las expectativas de lo que los lectores esperamos de una historia de fantasía. El viaje de Ciri tras entrar en La torre de la golondrina al final de la novela anterior la va a llegar por unos territorios inesperados que me han roto las expectativas de formas novedosas y super interesantes, conectando al personaje con muchas de las leyendas medievales.

Por su parte, Geralt y sus amigos de encuentran descansando en el reino de Toussaint, un mundo en el que Geralt puede por fin ser feliz al tener todo lo que desea: amor, trabajo como Brujo cazando monstruos que le reporta grandes ingresos sin ser odiado por el pueblo, y amigos con los que compartir los momentos de paz. Y sin embargo, al final ese mundo idílico no puede evitar que Geralt busque cumplir su promesa de encontrar a Ciri aunque le cueste la vida, volviendo al mundo frío e inmisericorde en el que la vida de los inocentes vale muy poco y los finales felices lo son sólo para los ricos y los poderosos.

Sapkowski vuelve a mostrarse como un maestro de la narrativa, introduciendo historias a través de los narradores más insospechados que sirven de puntos de vista originales con un uso del idioma extraordinario. Esto lo vemos en el brillante capítulo de la batalla de Brenna que significará el final de la guerra entre Nilfgaard y los reinos del Norte, así como las conversaciones de paz posteriores que devolvieron la paz al continente. Una paz que significarán grandes beneficios para los ricos mientras la gente humilde y las razas no humanas sufrirán las consecuencias. Como siempre ha pasado y parece siempre seguirá pasando.

Ya no es sorpresa que Geralt sea un secundario en una historia situada en una serie de libros llamada «Saga de Geralt de Rivia». Dicho esto, el climax de la novela con la reunión de Geralt con Ciri y Yennefer y el combate final contra el mago Vilgefortz y el cazarecompensas Bonhart que torturó a Ciri resulta super satisfactorio, aunque triste por la muerte de varios amigos y compañeros de Geralt. Unas muertes anticlimáticas y sin grandes momentos de heroísmo porque estas novelas no van de eso. También es importante la continuación en la que Ciri le pregunta a Geralt si «ya se ha acabado todo al haber vencido los buenos y matado al malo», a lo que Geralt no contesta ya que las historias nunca terminan y al final él sabe que los poderosos son los que se acaban beneficiando.

Sapkowski sabe que la historia la escriben los vencedores, y esto nos lo muestra también de forma brillante, aunque terrible a la vez, con varios intentos de borrar cómo sucedieron realmente los hechos, se maquillan y justifican las masacres contra inocentes, y se eliminan de la historia a personas fueron claves, en muchos casos humanos y miembros de otras razas que ahora han caído en desgracia. Y que en medio de todo ello, consiga a pesar de todo que haya un final feliz para los protagonistas, o al menos el menos malo de los finales posibles, me parece brillante.

Dentro que la novela me ha gustado mucho, el elemento anticlimático de Sapkowski tengo que reconocer que en algunos momentos me deja con cierta sensación de haber recibido toda la información y pensar que es una pena que esta haya sido la historia que nos haya contado. Entiendo que hay miles de personas que han descubierto a Geralt por los videojuegos y han compartido con él cientos de horas. En mi caso, esta serie de novelas me deja con la sensación que el personaje de Geralt podría haber dado mucho más de si. Y entiendo que Sapowski también debió pensar lo mismo, o le presentaron un cheque demasiado grande como para rechazarlo, dado que después de este novela aún escribió una última historia de Geralt, Estación de tormentas, que sirve de precuela de la saga principal. Y que no tengo duda que leeré también cuanto tenga un momento.

Pero la historia es la que es, y en muchos casos era algo mucho más grande que Geralt, y también más interesante, al tocar la dura realidad de los mundos medievales en los que los débiles siempre pierden cuando los nobles se reúnen para repartirse el pastel.

Que interesante me ha resultado la prosa y las ideas de Andrzej Sapowski, y qué buen final para la historia de Geralt de Rivia aún reconociendo el elemento anticlimático.

PUNTUACIÓN: 8/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Empire of Silence (Sun Eater Book 1) de Christopher Rucchio

Mi búsqueda de nuevas lecturas me ha animado a probar Empire of Silence (Sun Eater Book 1) de Christopher Rucchio, inicio de una serie de novelas en las que el escritor de Carolina del Norte combina la ciencia ficción de Dune de Frank Herbert con la narrativa de Patrick Rothfuss.

PUNTUACIÓN: 7/10

Hadrian Marlowe, un hombre venerado como héroe y despreciado como asesino, narra su historia en el debut galáctico de la serie Devorador de Soles, que fusiona lo mejor de la space opera y la fantasía épica.

No era su guerra. En el planeta equivocado, en el momento adecuado, por las mejores razones, Hadrian Marlowe inició un camino que sólo podía acabar en fuego. La galaxia lo recuerda como un héroe: el hombre que quemó hasta el último alienígena Cielcin del cielo. Lo recuerdan como un monstruo: el demonio que destruyó un sol, aniquilando despreocupadamente cuatro mil millones de vidas humanas -incluso el propio Emperador- en contra de las órdenes imperiales. Pero Hadrian no era un héroe. No era un monstruo. Ni siquiera era un soldado.

Huyendo de su padre y de un futuro como torturador, Hadrian se encuentra varado en un mundo extraño y atrasado. Obligado a luchar como gladiador y a navegar por las intrigas de una corte planetaria extranjera, se encontrará luchando en una guerra que no empezó, por un Imperio que no ama, contra un enemigo que nunca entenderá.

No conocía de nada a Christopher Ruocchio hasta que leí Los Vengadores 50 (750 de la numeración legado), en el que escribió una historia corta de Thor ambientada en la Edad Media con dibujo de Steve McNiven. Tras leer el comic me puse a indagar sobre este escritor nacido en Carolina del Norte, ya que si ha captado la atención de Marvel es que algo interesante debe tener, ¿no?

Ruocchio alterna su trabajo de escritor con el editor asistente en Baen Books, y es el autor de la serie de libros Sun Eater (Devorador de Soles), del que se han publicado tres novelas con una cuarta a punto de aparecer: Empire of Silence (2018), Howling Dark (2019), Demon in White (2020) y Kingdoms of Death (abril 2022). Tiene además previsto publicar el quinto libro de esta serie, Ashes of Man, a final de este 2022. Empire of Silencie, su primer libro publicado, ganó el premio Manly Wade Wellman 2019, mientras que Howling Dark, fue nominado al Dragon Award 2020. Su obra ha sido alabada por su combinación de elementos de sci-fi y fantasía.

Me ha gustado Empire of Silence, pero la verdad es que no me ha flipado. Lo mejor de esta novela y de la historia creada por Christopher Ruocchio es la complejidad de una galaxia enorme con una estructura política, social, religiosa y militar compleja que invita a pensar que iremos conociendo a medida que leamos las diferentes novelas de la serie. Una galaxia en medio de una guerra que dura siglos contra un enemigo que no entienden.

Estamos ante una historia de ciencia ficción con viajes espaciales que además coge elementos del género de fantasía. Dentro de la ciencia ficción me gustó la parte del paso del tiempo relativo cuando se viaja entre planeta, que para el que viaja son pocos meses pero han pasado décadas (¿siglos?) en su planeta de origen. Es interesante además conocer como la clase dirigente de esta sociedad vive siglos gracias a la experimentación genética mientras el pueblo vive vidas cortas (normales) en comparación. Junto a la distribución de la sociedad en estratos sociales claros de realeza, inquisición, ejército y pueblo llano más o menos sometido, hay elementos de fantasía como ambientar una parte importante de la novela en un coliseo de gladiadores. Veo muy positivo que Ruocchio no se corte a la hora de utilizar cualquier elemento que pueda serle útil, consiguiendo una sensación de crossover de géneros que le sienta bien a la novela. Toda la parte del worldbuilding me ha gustado mucho y veo que es lo mejor y más interesante de la novela y de la serie Sun Eater que este Empire of Silence inaugura.

Parte del problema que tuve con Empire of Silence es el protagonista Hadrian Marlowe, que me ha parecido un mojigato total con el que me resultó complicado empatizar. Como en El nombre del viento de Rothfuss, la historia está contada en primera persona a modo de libro de memorias que Hadrian está escribiendo, en el que nos cuenta sus éxitos y sobre todo, sus fracasos, errores y equivocaciones. Está super chula la sensación de que Ruocchio tiene clara toda la historia y sabe qué va a pasar con cada personaje y situación, algo que se transmite cada vez que describe a un personaje con expresiones como «Fulanito, amigo en ese momento que acabaría convertido en mi peor enemigo, una amistad truncada de la peor forma posible». Esto está chulo y enlaza con el elemento de worldbuilding que comentaba antes. Sin embargo, tras la lectura de esta novela me ha quedado con la mismo sensación mala que me transmiten los últimos comics de Jonathan Hickman (y en general los de la franquicia mutante del último año), y es que Ruocchio no deja de decirnos que lo que está por venir va a ser increíble, pero se olvida de hacer que ESTO QUE ESTOY LEYENDO AHORA sea memorable.

Esto me lleva a lo menos bueno. Y es que toda la novela parece planteada como una copia de El nombre del viento de Rothfuss con una ambientación de ciencia ficción. Es un elemento tan descarado que estuvo demasiado presente durante toda la lectura. Unido a esto, el comienzo de la novela tiene también un excesivo feeling a Paul Atreides en Caladan al comienzo de Dune, una familiaridad que es este caso no es algo positivo. Y obviamente en seguida la historia de Ruocchio se va por su propio camino, y agradezco la complejidad de esta galaxia, de las relaciones y estratos sociales existentes, además de los propios enemigos, los misteriosos Cielcin, pero no acabó de conseguir quitarse la sensación de obra derivativa no del todo original.

El principal problema que le vi a El nombre del viento cuando leí la novela el año pasado, aparte del hecho que Rothfuss ha dejado inconclusa su historia, fue que Rothfuss terminó la novela de forma super decepcionante e impropia, al no cerrar nada ni dar sensación al menos de acabar de contar un capítulo de la historia. En este sentido, entiendo que Ruocchio al menos si ha aprendido de los elementos mejorables de la obra de Rothfuss y al menos Empire of Silence si cierra un capítulo en la vida de Hadrian Marlowe, abriendo su historia a un viaje por la galaxia. Pero lo hace resultando todo demasiado plano, sin llegar a crear un climax final potente. Todo está bien, pero no hay nada notable.

Teniendo en cuenta que compré Empire of Silence en el kindle tirado de precio gracias a una oferta super buena, no me arrepiento haber leído la novela y la verdad es que a pesar de los elementos menos buenos que acabo de comentar, me ha parecido una buena novela que muestra el comienzo de una saga que puede ser interesante en una galaxia enorme y compleja. Sin embargo, reconozco que con todas las novelas que tengo pendientes que me apetecen más que este Sun Eater, no creo que vaya a leer la siguiente novela a corto o medio plazo. Pensar que voy a tener que leerme 2500 páginas y cuatro novelas para llegar a conocer el final de esta historia ahora mismo es una losa demasiado grande. Si hablamos de Sanderson no me importa la enorme extensión de sus historias, pero Ruocchio se queda a mucha distancia de Sanderson o Abercrombie. Entiendo en todo caso que igual el problema fue mío y debería haberme informado mejor sobre lo que suponía empezar a leer esta primera novela, de cara a elegir una novela de menor extensión o complejidad. Pero creo que está bien conocer el estado de la ciencia ficción actual.

PUNTUACIÓN: 7/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Un poco de Odio de Joe Abercrombie (La era de la locura 1)

¡Qué bueno es Joe Abercrombie! Creo que digo esto con cada nueva novela suya que leo, pero Un poco de Odio, la primera parte de su nueva trilogía La era de la locura, me parece un nuevo triunfo de principio a fin.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

«Un poco de odio», la esperada nueva novela de Joe Abercrombie, que da inicio a la trilogía «La era de la locura», nos lleva de nuevo al mundo de «La Primera Ley». Años después, la era de la máquina está llegando al Círculo del Mundo, pero la era de la magia se niega a morir. Las chimeneas de la industria se elevan sobre Adua y el mundo bulle de nuevas oportunidades. Pero las viejas rencillas no se han olvidado. En las castigadas fronteras de Angland, Leo dan Brock lucha por conseguir la fama en el campo de batalla y derrotar a los ejércitos de Stour Ocaso. Para ello espera recibir ayuda de la corona, pero es mejor no contar con el hijo del rey Jezal, el irresponsable príncipe Orso. Savine dan Glokta (influyente inversora e hija del hombre más temido de la Unión) planea llegar a la cumbre del montón de escoria de la sociedad empleando los medios que sean precisos. Con lo que ella no cuenta es que ningún dinero podrá poner coto a la ira que va a estallar en los suburbios. Con ayuda de la montañera Isern-i-Phail, Rikke trata de controlar el don, o la maldición, del ojo largo. Ver el futuro es una cosa, pero cambiarlo, cuando el Primero de los Magos sigue manejando los hilos, es otra muy distinta.

Nacido en Lancaster en 1974, Joe Abercrombie, Lord Grimdark, se graduó en psicología en la Universidad de Manchester. Antes de dedicarse enteramente a escribir, trabajó para una compañía de postproducción televisiva. En la actualidad vive con su familia en Bath. Es autor de la trilogía de «La Primera Ley»: «La voz de las espadas», «Antes de que los cuelguen» y «El último argumento de los reyes». A este mismo universo pertenecen tres novelas independientes -«La mejor venganza», «Los Héroes» y «Tierras Rojas»- y la trilogía «La Era de la locura» -«Un poco de odio», «El problema de la paz» y el presente volumen-. Asimismo, es autor de la «Trilogía del Mar Quebrado» y de la antología de relatos «Filos mortales».

La capacidad de Abercrombie de crear personajes complejos se pone una vez más de relieve en esta novela. Me gusta que en esta novela haya optado por dos hombre y dos mujeres super diferentes entre ellos como protagonistas: Savine, Orso, Rikke y Leo. Como siempre en Abercrombie, excepto Rikke, todos muestran las peores cualidades posibles: orgullo, codicia, egoismo, lujuria,… Y todos ellos están a punto de sufrir un tremendo baño de realidad en estas páginas. Pero no son sólo ellos, porque incluso secundarios como Trébol, Victarine dan Teufel o Gunnar Broad que sirven también de nuestro punto de vista nos ofrecen una visión de conjunto más completa que destaca la crueldad de este mundo y cómo son siempre los pobres los que acaban pagando el precio.

Pocas veces que recuerde he disfrutado tanto de una obra protagonizada por los HIJOS de la serie anterior. En este sentido, la sensación de legado y de continuación de la historia está siempre presente de la mejor forma posible, y resulta una gozada volver a saber de Sand van Glokta, el Rey Jezal I, Sabueso, Finree dan Brock o incluso el cabo Tunny. Y sobre todos ellos, el siempre presente Bayaz, Primero de los Magos, siempre conspirando con sus intereses en primer lugar. Y aunque mola verles, la novela nunca olvida que realmente son los secundarios y son otros los protagonistas.

Otro de los elementos clave de Un poco de odio es que siendo Abercrombie fiel al grimdark que le hizo famoso, y que de hecho sigue estando claramente reconocible en la novela, da la sensación que busca abrir nuevos caminos con esta novela, al mostrar los comienzos de la revolución industrial y el trabajo obrero en las fábricas. Cuando un autor te gusta, te gustaría que siguiera haciendo lo mismo para siempre, pero como autor entiendo que debe buscar nuevos desafíos. Si el mundo medieval es cruel e inmisericorde, la Revolución Industrial ya nos muestra en esta novela al Abercrombie más cruel con varios momentos en relación al trabajo en las fábricas que me helaron el alma.

Pero no son sólo los ricos el objeto de las críticas de Abercrombie, ya que no duda en contarnos en la novela que los valores elevados y la realidad son como el agua y el aceite, no encajan nunca. Y cuando surge la revolución, los que siguen sufriendo son los pobres igual que antes, mostrando una visión de la vida y la sociedad realmente desoladora. Y eso sin entrar en el machismo tremendo que tienen que sufrir todas las mujeres, en general más capaces e inteligentes que los hombres. De hecho, otra seña de identidad de Abercrombie es no dar un segundo de respiro a los protagonistas, e incluso tras una pequeña alegría o felicidad tiene preparada siempre una gran ostia en toda la cara.

Si a todo lo anterior sumamos unas batallas con una planificación increíble que te hace sentir como si tuvieras el plano delante y vieras por donde se mueven las diferentes fuerzas, una evolución personal y geopolítica sorprendente y un final increíble que deja a todos los personajes en el mejor momento posible, las sensaciones como podéis imaginar no pueden ser mejores.

¡Qué bueno es Abercrombie!

Un poco de odio significa un enorme éxito creativo para Joe Abercrombie manteniendo intactas sus señas de identidad. Una novela impresionante que ningún fan de la fantasía oscura debería perderse.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!