Archivo de la etiqueta: Mark Millar

Crítica de King of spies de Mark Millar y Matteo Scalera (Image Comics)

King of spies de Mark Millar y Matteo Scalera, con color de Giovanna Niro y publicado por Por Image Comics, es uno de los comics más acertados de Millarworld de los últimos tiempos.

PUNTUACIÓN: 8/10

Al mejor agente secreto del mundo le quedan seis meses de vida. ¿Morirá tranquilamente en una cama de hospital o compensará toda una vida de malas decisiones? Lleva más de cuarenta años apuntalando un sistema injusto. Ahora sabe dónde están enterrados todos los cadáveres y no tiene nada que perder cuando apunte con sus armas a todos los que alguna vez han hecho dinero creando el lío en el que estamos ahora.

Este volumen recopila King of spies 1-4 USA, publicado por Image Comics.

Mark Millar es un maestro del high-concept, y el argumento de este King of spies no podía ser más potente, al plantear a un anciano James Bond realizando una última misión contra sus jefes, al reconocer que ellos eran los villanos todo este tiempo al ser los defensores del statu-quo. Y la verdad es que nos ofrece una de sus historias más acertadas de los últimos tiempos, un blockbuster palomitero con grandes momentos de acción, punkarradas marca de la casa, villanos freaks y un final perfecto satisfactorio. No acabé de conectar con los últimos volúmenes de Jupiter´s Legacy o The Magic Order, pero aquí si que creo que Millar acierta completamente.

Millar se nota que es un gran fan de las historias de 007 y disfruta jugando con todos sus tópicos y retorciéndolos cuando hace falta. Desde la escena de acción inicial antes de los créditos, el Bond puto-amo-amoral que se acuesta con quien sea, aunque sea la mujer de su mejor «amigo» y, en este caso, el planteamiento de su misión al descubrir que le quedan tan sólo seis meses de vida. Y frente a la M cabrona-tía-dura interpretada por Judy Dench, Millar nos presenta a un jefe de «Bond» que parece una bellísima persona (dentro del trabajo que tiene, claro). El comic se ha planteado como una historia en cuatro partes que para mi tiene la duración perfecta y es otro de los valores del comic.

La historia directa y al grano me parece uno de los principales aciertos de King of Spies, pero lo que realmente eleva el comic es el alucinante apartado artístico del dibujante Matteo Scalera y la colorista Giovanna Niro. Scalera me flipa desde que le conocí en Black Science junto a Rick Remender, y es un maestro cuando se trata de plantear escenas de acción con grandes coreografías y persecuciones. Y en King of spies realmente se luce con un guion que claramente está pensado para él, resaltando sus virtudes, demostrando lo listo que es Millar a la hora de elegir a sus colaboradores. Scalera se nota que también ha debido disfrutar con este encargo, aparte de que seguro ha agradecido el potente cheque que habrá cobrado, ofreciendo un comic con la caracterización perfecta del protagonista y unas escenas de acción que quitan el hipo. Pensando en Space Bandits, la primera colaboración de Millar con Scalera, creo que ha sido en este King of spies donde Millar ha sabido sacar todo el partido a Scalera, ofreciendo un comic realmente destacado y destacable.

King of spies entra totalmente de comic que merece la pena comprar sólo por el dibujo, y si además le sumamos una historia super potente y acertada de Millar, tenemos una combinación ganadora que no puedo más que recomendar.

Comparto las primeras páginas del comic:

King of spies es justo lo que se espera de él, y con el increíble dibujo de Matteo Scalera la verdad es que luce alucinante y resulta una lectura super satisfactoria.

PUNTUACIÓN: 8/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de The Magic order vol. 2 de Mark Millar y Stuart Immonen (Image Comics)

Mark Millar vuelve a juntarse con un dibujante de excepción para publicar el segundo volumen de The Magic Order, su comic en la que mezcla el mundo de la magia tipo Harry Potter con el género de mafiosos. Y el resultado final sube muchos enteros gracias al dibujo del mega-estrella Stuart Immonen.

PUNTUACIÓN: 7/10

Vivimos en un mundo en el que nunca hemos visto un monstruo, y The Magic Order es la razón por la que dormimos seguros en nuestras camas. La magia se une a la mafia, cuando cinco familias de magos -que han jurado proteger nuestro mundo durante generaciones- deben luchar contra un enemigo que los está eliminando uno a uno. Durante el día, viven entre nosotros como nuestros vecinos, amigos y compañeros de trabajo, pero por la noche, son los hechiceros, magos y magas que nos protegen de las fuerzas de la oscuridad… a menos que la oscuridad los atrape primero.

¡Una guerra territorial mágica como nunca se ha visto antes! El capítulo londinense de la Orden Mágica ha entrado en escena, y estos duros gánsteres al estilo de Guy Ritchie tienen un problema con los Brujos de Europa del Este que se trasladan a su territorio. ¿Podrá la nueva líder Cordelia Moonstone mantener la paz?

La esperada secuela del exitoso primer volumen de MARK MILLAR y OLIVIER COIPEL. Este nuevo arco está dibujado por el inigualable STUART IMMONEN (Empress, Star Wars, Los Nuevos Vengadores) y es tan enorme y cautivador como el primer volumen.

Este segundo volumen recopila la serie THE MAGIC ORDER 2 #1-6 USA editado por Image Comics.

El Mark Millar más formulaico de los últimos años regresa al mundo de estas familias de magos que mantienen a los seres oscuros alejados del mundo de los humanos. Si el primer volumen me pareció muy chulo gracias a Olivier Coipel, en este Stuart Immonen aplica su virtuosismo para una historia que resulta correcta y a la que el dibujante añade el salto de calidad. Sobre la vieja pregunta de si ¿puede un comic con mal dibujo ser calificado de «bueno»? Millar lo tiene claro y se asegura que sus comics principales al menos en lo gráfico sean irreprochables. De esta forma, aunque su historia no vaya a pasar a los anales de la historia por su originalidad, sabe que con el buen dibujo de Immonen el comic se disfruta el doble.

A Stuart Immonem le acompañan los colorista Sunny Sho en los dos primeros números, y David Curiel en el resto de la serie, y debo reconocer que no he encontrado un salto apreciable entre ambos. Aunque Immonen está muy bien, en este caso diría que ha abordado el encargo (que al final es un work-for-hire igual que los de Marvel o DC) como lo que es, un trabajo alimenticio muy bien pagado. Y aunque todo está bien, no he encontrado la brillantez artística de otros trabajos en los que jugaba con la narrativa, la distribución de viñetas y los puntos de vista de cámara. En todo caso, estamos hablando de un notable alto en lugar de un sobresaliente, dado que Immonen sigue siendo mejor que el 99% de artistas de la industria mainstream.

Pero quizá el problema de The Magic Order es que a pesar de todo Millar no ha sabido quitarle la sensación de obra derivativa del universo Harry Potter, al que ha añadido la combinación con el género de gangsters, para una historia que entraría en el sub-género de la «guerra de bandas» por el control del mundo mágico. Como en todo comic de Millar, hay algunos giros curiosos en la trama que conectan perfectamente todos los elementos, y varios momentos punkies, por ejemplo el arranque del comic en Rumanía, pero globalmente al comic le falta un plus de originalidad o frescura. Lo cual no tengo claro si es problema de este comic en concreto o del hecho que al haberle leído tantas historias de Millar, te ves venir todos los giros como si los anunciara con fuegos artificiales.

Los comics de Millar son creados a partir del «high-concept» y otro elemento que le noto es que pecan de unos personajes super arquetípicos, empezando por la protagonista a la que vemos en la primera viñeta borracha y desnuda tras haber disfrutado de una noche de juerga con un desconocido. Todos tienen que ser tan molones super-cool y a la vez malotes y peligrosos, que acaban siendo personajes sin personalidad con los que es imposible empatizar.

Con todo, The Magic Order es un comic creado con oficio que sería el equivalente de un buen blockbuster veraniego que tiene claro que su objetivo es entretener, cosa que consigue de principio a fin. Así que en ese sentido, el objetivo de Millar e Immonen está más que conseguido.

Comparto las primeras páginas del comic:

The Magic Order vol. 2 está bien sobre todo por el dibujo de Immonem, pero no acaba de ser genial por un mundo mágico que no acaba de sacarse la sensación de ser derivativo de tantas y tantas cosas. Con todo, sólo por el dibujo merece la pena leerlo. ¡Qué listo eres, Millar!!

PUNTUACIÓN: 7/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Jupiter´s Legacy vol. 5 de Mark Millar, Tommy Lee Edwards y Matthew Dow Smith (Image Comics)

Mark Millar inicia por fin el final de la historia de Jupiter´s Legacy. Requiem, el tercer y último arco, está planteada como una serie de 12 números del que acaba de publicarse la primera mitad, con dibujos de Tommy Lee Edwards y Matthew Dow Smith.

PUNTUACIÓN: 6/10

JUPITER’S LEGACY es la última sensación mundial de Netflix, con la primera temporada lanzada más alto que cualquier serie de superhéroes en la historia y manteniéndose como el programa número uno más visto del mundo cada día durante toda la semana de lanzamiento. Ahora, la secuela está finalmente aquí para continuar la historia de Chloe, Hutch, y su condenado romance. Sus hijos han crecido y cometen los mismos errores que sus padres, pero el enigma de su pasado permanece. ¿Qué era la misteriosa isla que llamó a sus padres en 1929 para prometerles superpoderes, y por qué ha aparecido también en otros mundos?

Recogiendo los seis primeros números de JUPITER’S LEGACY: REQUIEM, este volumen marca el regreso de la obra maestra de MARK MILLAR y FRANK QUITELY. El arte de estos seis números ha corrido a cargo de TOMMY LEE EDWARDS y MATTHEW DOW SMITH, dos artistas en el mejor momento de sus carrera.

Casi cuatro años y medio han pasado desde la publicación del segundo volumen de Jupiter´s Legacy de Mark Millar y Frank Quitely. En este tiempo, Netflix estrenó la primera (y última) temporada de la adaptación a imagen real, y antes de empezar a hablar de este comic, me hace mucha gracia como Millarworld intenta vender en la promoción lo exitosa que es una serie de televisión que todos sabemos está cancelada y que además no resultó demasiado buena, tal y como ya analicé en mi reseña de la serie.

Reconozco que tenía ganas de leer este Jupiter´s Legacy: Requiem, y eso a pesar de saber que Frank Quitely no iba a dibujar el comic, limitándose a la portada del comic y entiendo que el diseño de los personajes. Sin embargo, las páginas de preview que vi de Tommy Lee Edwards pintaban geniales, dentro de ser radicalmente diferentes al estilo de Quitely, algo que a priori no me suponía ningún problema.

Sin embargo, lamento tener que decir que la lectura de este Jupiter´s Legacy: Requiem ha sido bastante decepcionante. Empezando por el apartado artístico, Edwards tiene un estilo con páginas pintadas que resultan visualmente apabullantes en muchos momentos, algo que agradesco y considero muy positivo. Dentro que en general Edwards me ha gustado y no me importa que estéticamente sea tan diferente a Quitely, si tengo que recononer que su estilo resulta demasiado estático, con unas escenas de acción confusas y no demasiado bien narradas. Los personajes masculinos cuentan con diseños que los hacen super reconocibles, pero sin embargo se me hizo difícil reconocer a algunos personajes femeninos que resultaban completamente intercambiables, lo cual me generó cierta confusión en un par de momentos. Diría además que Edwards va de más a menos en este volumen, con un primer comic estupendo que ofrece un nivel de artístico que no consigue mantener a medida que avanza la serie, lo cual no tengo claro si fue debido a los plazos de entrega.

El problema no es tanto el dibujo de Edwards que me parece correcto y a veces bueno (o muy bueno), reconociendo en todo caso que me gusta muchísimo más Quitely y creo que está en otra liga narrativamente hablando. El gran problema y casi la gran estafa de este volumen es comprobar que Edwards NO dibuja los seis números de la serie, sino que tan sólo dibuja cuatro, estando los dos últimos dibujados por un montonerísimo Matthew Dow Smith que ha arruinado la experiencia lectora con unos dibujos terribles.

No se los motivos de la sustitución, pero si se confirmara que tras más de cuatro años de espera desde la anterior miniserie Millarword no ha querido darle unos meses extra a Edwards para dibujar todas las grapas por sacar los comics mensualmente, me parecería de juzgado de guardia. Y veo que puestos a cambiar de dibujante Millarworld optó por un dibujante con un estilo similar a Edwards, pero Dow Smith, con color de Giovanna Niro, entrega unas páginas tramendamente flojas que en algunos casos parecen apenas abocetadas y que sencillamente no están a la altura.

Y esto plantea un problema doble, no sólo porque el dibujo sea objetivamente peor, sino porque los lectores ya conocemos los ticks de Millar, y como siempre en el quinto número de esta serie es cuando plantea el gran giro que rompe la narración hasta ese momento. De forma que en este tomo, que por otra parte es sólo la mitad de una historia mayor, tenemos cuatro números de planteamiento correctamente dibujados para sufrir a continuación un bajonazo bestial en el climax del tomo.

El tema del dibujo ya es en sí mismo un problema tremendo, pero tampoco diría que Millar está especialmente inspirado con esta historia planteada en 2051 con una nueva generación de héroes, con una trama que al menos en los aspectos generales no ha llegado a sorprenderme. No se si debido a que uno ya ha leído muchos comics de Millar, pero intuir que el comic plantea una estructura similar al primer Jupiter´s Legacy telegrafió el giro del quinto número, no consiguiendo ni sorprenderme con la historia ni empatizar con los protagonistas. Y es que a pesar de presentar a un montón de personajes, realmente Chloe y Hutch siguen siendo los protagonistas, no consiguiendo generar ninguna empatía con los nuevos chavales. De esta forma, las numerosísimas muertes que irán llegando no llegan a impactar emocionalmente dado que los personajes me dan completamente igual. Dicho esto, hay que reconocer que hay momentos super punkis con muertes muy bestias muy en la línea de Millar, con algunos momentos muy crueles para algunos personajes, pero que quedan empañados por el deficiente dibujo. Todo ello adornado de momentos sexuales, diálogos macarras y cierta geopolítica planteada llena de elementos polémicos.

Quiero conocer el final de la historia y pienso comprar el próximo tomo a pesar de la decepción que me he llevado con este comic. Pero es necesario destacar que uno de los elementos distintivos de la producción de Millarworld era que siempre ha tenido un dibujo top que en muchos casos mejoraba, o desde luego embellecía, las correctas historias de Millar. Sin embargo, si el segundo volumen de este Requiem sigue dibujada por esta dupla artística, Jupiter´s Legacy puede quedar con el comic de Millar con peor dibujo de toda su producción, ya que este Requiem habría que sumarle el montonerismo máximo que supuso la maxiserie de 12 números Jupiter´s Circle, quedando sólo las 2 miniseries dibujadas por Quitely (11 números en total) como los mejores comics que apenas suponen un tercio de la obra total.

Comparto páginas del primer número:

No he conectado con este Jupiter´s Legacy: Requiem, pero sigo con curiosidad de saber como termina Millar su historia. Visto lo visto, casi prefiero que retrasen el volumen 6 lo que tengan que retrasarlo, pero que al menos el dibujo esté a la altura. Lo triste es que no tengo claro que lo vayan a hacer.

PUNTUACIÓN: 6/10

¿Leéis estos comics, qué os han parecido? Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Space Bandits de Mark Millar y Matteo Scalera (Evolution Comics – Panini)

Dos ladronas traicionadas tras su último golpe buscan venganza. ¿Te suena el argumento? Es porque todo en la historia de Mark Millar para Space Bandits suena a trillado y mil veces visto. Por suerte, Millar cuenta con el dibujo del super estrella Matteo Scalera (Black Science) con color de Marcelo Maiolo, que consiguen que la historia sea una montaña rusa super entretenida.

PUNTUACIÓN: 7/10

Thena Khole y Cody Blue se encuentran entre los delincuentes más buscados del Universo. Ambas lideran sus propias operaciones criminales, ejecutan atracos a través de las galaxias, saltando de nave en nave para vencer a todos los que están en su interior. Pero cuando estas dos mujeres son traicionadas por sus tripulaciones, ellas solo tienen una cosa en mente: venganza.

Este volumen contiene Space Bandits 1-5, publicado en Estados Unidos entre julio y noviembre de 2019. El tomo recopilatorio de 152 páginas apareció en USA en febrero de 2020, justo antes del COVID, lo que provocó que aquí en España este volumen se retrasara hasta octubre pasado, cuando el sello Evolution Comics de Panini lo publicó en una estupenda edición hardcover.

Si hay algo que Mark Millar tiene, es olfato comercial. Su buen ojo para los negocios ha hecho que varias series dieran la diana con géneros y homenajes que los lectores ni nos imaginábamos que queríamos, de forma que sus comics son siempre éxitos de ventas. Incluso reconociendo que en los últimos años su buena estrella parece haberse apagado un poco, sobre todo por el parón en la salida de comics al mercado. Digo esto a modo de introducción porque no había duda que Millar buscaría en algún momento aprovechar el tirón del feminismo para crear un comic que se uniera a esta “moda”, por decirlo de alguna manera.

Realmente, Spaces Bandits es “Parker en el espacio”. Con la diferencia que hablamos de ladronAs más en la tradición de Danny Ocean, un tipo que cae simpático con valores morales que no quiere hacer daño a nadie si pueden evitarlo, más que del protagonista de las novelas de Richard Stark. Este argumento de un ladrón dejado por muerto por sus compañeros tras un atraco perfecto que busca venganza realmente es un argumento super trillado en el género negro. Kill Bill también me vino automáticamente a la cabeza, aunque en este comic son dos las chicas que buscan venganza y no Uma thurman. Más cliché no puede ser, la clave por supuesto son los detalles. Y en este caso tenemos un ejemplo claro de sororidad con dos mujeres buenas explotadas por hombres malos para que el comic conecte con los “trending topics” del momento.

Dicho esto y reconociendo los numerosos lugares comunes por los que transita el comic de Millar, lo cierto es que Space Bandits es super entretenido, un perfecto blockbuster palomitero que no da un segundo de respiro y que nos lleva hasta el climax final en un final, dejando buen sabor de boca. Tenemos un giro que mola, aunque hace tiempo que los giros de Millar dejaron de ser inesperados, una escena en un burdel espacial para que Millar intente pasarse por un “malote” que toca temas comprometidos (nada más lejos de la realidad en este comic), y detalles a priori sin importancia que nos enseñan al principio que obviamente van a tener una importancia fundamental en la resolución del climax. Incluso las personalidades y habilidades diferenciadas de Thena y Cody parecen sacadas de la plantilla de Millar de “como hacer una historia comercial”. Reconociendo que la lectura de Space Bandits ha sido divertida y en el fondo no esperaba nada más de ella, todo suena a historia realizada con el piloto automático.

Matteo Scalera con color de Marcelo Maiolo está estupendo como siempre. Desde que le conocí en Black Science junto a Rick Remender se ha convertido en uno de mis artistas favoritos, y no cabe duda que Millar es muy listo porque plantea una historia que se ajusta como un guante a sus puntos fuertes. Tenemos una historia de ciencia ficción planteada desde la acción en la que Scalera se luce con la creación de razas alienígenas, naves y vestuarios futuristas super chulos, además de crear a unas Thena y Cody llenas de personalidad y carisma diferenciado.

Scalera y Maiolo son los que realmente dan el salto de calidad a la rutinaria historia de Millar y los que consiguen que sin haberme flipado, me dejen con sensación super satisfactoria tras su lectura. De hecho, digo desde ya que no me importaría comprar y leer el siguiente volumen de la historia. Un volumen 2 que el final de este tomo nos deja en bandeja y que teniendo en cuenta el actual tapón que hace Millar debido a sus obligaciones dentro del organigrama de Netflix, vete tu a saber cuando va a salir.

Millar es super listo. De hecho, ¡qué cabrón! Dada la rentabilidad y los beneficios que entiendo están dando sus comics, no es casualidad que tantos artistas de primer nivel se suban al carro de Millarworld y sigan dibujándole sus historias. Stuart Immonem, Greg Capullo, Olivier Coipel, ahora Matteo Scalera, buff!!! Millar sabe que el comic es ante todo un medio visual, y en ese sentido sus comics son siempre los mejores del mercado por una gran diferencia de la producción del resto de editoriales.

Y no pasa nada si sus comics son blockbusters palomiteros, mientras me sigan entreteniendo por mi encantado. No todo tienen que ser dramones profundos o historias donde “nada volverá a ser lo mismo” como pasa en el típico evento de Marvel o DC. Estoy perfectamente satisfecho con el tipo de entretenimiento que nos da Millar, seguiré leyéndole cuando se anime a sacar sus próximos comics.

PUNTUACIÓN: 7/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Crononautas Libro 2 de Mark Millar y Eric Canete

Crononautas 2 de Mark Millar, publicado por Panini, nos devuelve las locas aventuras a través del tiempo de la pareja protagonista con un buenísimo dibujo de Eric Canete. Un comic que en mi opinión nos muestra la versión buena de Millar.

PUNTUACIÓN: 7/10

¡Los chicos han vuelto! Viajeros en el tiempo, mejores amigos… Corbin y Danny intentaron conquistar el futuro en su anterior aventura. Después de que su última misión salga mal, un rostro del pasado aparece para proponerles una tarea única y siniestra.

Mark Millar (The Migic Order, Civil War) y Eric Canete (Iron Man, Spiderman) nos deleitan con la secuela del viaje en el tiempo que todos estábamos esperando.

Este volumen recopila la miniserie Chrononauts: Futureshock 1-4 USA.

Es curioso que con Mark Millar siempre te quedas con la sensación que escribe con el piloto automático pendiente de cubrir todos los tópicos del género en cuestión. En relación a Crononautas, el primer volumen con dibujo de Sean Murphy fue una aventura ligera super pasada de rosca en la que Murphy pudo dibujar todo tipo de locuras históricas sin más justificación que «me apetece». Para este segundo volumen, Millar tira de manual y hace lo obvio, si en un volumen fuimos al pasado, a muchos pasados, en este segundo ¿por qué no ir al futuro? Y la verdad es que aparte de algunos puntazos marca de la casa, tooooda la historia se mueve por los parámetros esperables de este tipo de historias. Que prefiero no explicitar por los spoilers pero que estoy seguro que vosotros pensaríais los mismos que yo.

Sin embargo, siendo cierto todo lo anterior, lo cierto es que Crononautas es super divertido y cumple más que de sobra el objetivo de entretenimiento. La acción mola, los giros están bien construidos y Millar añade con oficio unos detalles personales que hacen que las apuestas nunca hayan sido mayores para la pareja protagonista formada por Corbin y Danny.

Parte del éxito de este comic la tiene el dibujante Eric Canete que cuenta con colores de Giovanna Niro. Lo cierto es que sobre todo en las expresiones faciales Canete tiene un feeling a lo Sean Murphy que entiendo fue buscado por Millar para que no hubiera un salto demasiado grande entre el primer volumen y este. Pero unido a esto, Canete muestra un estupendo sentido del ritmo y una fluidez narrativa genial, consiguiendo que la historia se cuente sola casi sin necesidad de textos en las viñetas.

Las escenas de acción molan mucho y los momentos emocionales también me funcionan gracias a un dibujo al que le veo una gran personalidad, hasta el punto que Canete hace suyo este volumen y no echas de menos a Murphy en ningún momento. Dicho esto, hay que reconocer que Millar dio rienda suelta a Murphy para que se luciera en su primer volumen, permitiéndole dibujar todo tipo de localizaciones históricas por todo el mundo que hacía que el comic fuera una caña total. Sin embargo, en este sentido, el futuro acaba siendo muy más aséptico y neutro, de forma que Canete no tiene las mismas posibilidades de poder desatar toda su creatividad ni lucirse igual que Murphy.

Crononautas nunca fue sesuda, siempre ha sido un blockbuster palomitero de acción con locuras varias mientras los protagonistas viajan por el tiempo. Puede que este segundo volumen en parte sea más de lo mismo, pero Millar y Canete saben dar un cierre emotivo y satisfactorio a la historia que a mi me vale.

Comparto algunas páginas de este comic:

Crononautas es un ejemplo del Millar «bueno» que ofrece un más que buen entretenimiento. Sabiendo donde te metes, la diversión está más que asegurada.

PUNTUACIÓN: 7/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!