Archivo de la etiqueta: Jeff Lemire

Crítica de Gideon Fall vol. 6: The End, de Jeff Lemire, Andrea Sorrentino y Dave Stewart (Image Comics)

Por fin ha llegado el sexto y último volumen de Gideon Falls, el comic de terror metafísico de Jeff Lemire, Andrea Sorrentino y Dave Stewart en el color, y no puedo más que dar las gracias a unos autores en estado de gracia que nos han dado un final perfecto a su historia.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

La conclusión alucinante de la serie ganadora del premio Eisner por el exitoso equipo creativo super vetas del New York Times formado por el escritor JEFF LEMIRE y el artista ANDREA SORRENTINO (el equipo creativo detrás de Green Arrow y Old Man Logan), con el talento del colorista ganador del premio Eisner DAVE STEWART (Hellboy )!

Mientras todos los universos de “Gideon Falls” finalmente convergen, ¿podrán las fuerzas combinadas de esta banda de aventureros ser suficiente para detener al Hombre Sonriente y sus ilimitadas legiones de maldad? ¡Descubra las respuestas a todas sus preguntas! Este volumen incluye un montón de extras de esta innovadora serie.

Este sexto volumen recopila GIDEON FALLS # 27 USA.

Gideon Falls es una historia compleja de realidades alternativas y viajes a través del tiempo y el espacio. Aunque de momento era un comic que me estaba gustando mucho, obviamente el final tenía que estar a la altura y cuadrar de forma satisfactoria la historia para mantener mi nivel de apreciación. Afortunadamente, el comic está a la altura y supera todas las expectativas. En este sentido, quiero destacar el hecho que al ser un comic “creator-owned”, los autores pudieron crear el final de la forma que ellos estimaron más adecuada para contar su historia, de forma que el último número en grapa tuvo 80 páginas de historia, que en la versión en tomo se ha ampliado hasta los 120 al sumarle un montón de extras muy jugosos como el guión de Lemire, o el proceso de creación de las páginas de Sorrentino y Stewart. 80 páginas de una sola tacada que les permitieron concentrarse en la historia y no en los cliffhangers y sorpresas que tendrían que haber colocado si se hubiera publicado de forma normal con las grapas de 20 páginas habituales. Poder leer la historia de un tirón y que todo encaje tan bien sin duda es un plus.

Dado que es un comic que aún no se ha publicado en España no voy a entrar a comentar nada del comic en si más allá de confirmar que Lemire consigue cerrar la historia de forma brillante. A estar alturas de historia, creo que eso es todo lo que necesitas saber. Sobre Lemire debo decir que tiene una versión montonera en sus comics de encargo, por ejemplo su decepcionante Question o Joker: Killer Smile, y otra muy diferente cuando se trata de comics de creación propia como este Gideon Falls o Ascender. Me alegra poder disfrutar del Lemire bueno en este comic, en el que nos ha ofrecido un concepto que nos ha volado la cabeza por su originalidad y ejecución.

Y hablando de ejecución, que grande es ver a artistas en la cumbre de su creatividad. Andrea Sorrentino y Dave Stewart se han salido en este comic, creando algunas de las páginas más locas de los últimos años, creando una narrativa única jugando con la página impresa y creando un tipo de historia que sólo puede encontrarse en los comics y que justifica sólo por el arte la compra de estos comics. Sorrentino ha encontrado en Lemire el compañero perfecto que le permite explotar todas sus virtudes como artista y disimular sus carencias, a los que se une un Dave Stewart que demuestra en cada trabajo por qué es el mejor colorista del comic mainstream, ayudando a crear la atmósfera perfecta y consiguiendo que el color ayude a contar la historia igual que los dibujos.

Comparto las primeras páginas de este último volumen:

El final de Gideon Falls me ha volado la cabeza y me parece perfecto. Un comic que se ha convertido en lectura obligada para todos los amantes del terror y la ciencia ficción que no te puedes perder.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Sweet Tooth temporada 1 (Netflix)

¡Netflix ha estrenado una serie basada en un comic que está bien!!! Sweet tooth, la adaptación del comic de Jeff Lemire desarrollada por Jim Mickle ha resultado ser un estupendo entretenimiento lleno de humanidad.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Un cataclismo ha devastado el mundo. Gus, mitad chico y mitad ciervo, se une a una variopinta familia de niños híbridos como él para buscar respuestas a lo ocurrido.

Jeff Lemire creó Sweet Tooth dentro del sello Vertigo de DC Comics. Lemire dibujó y guionizó todos los ejemplares de esta serie, que fue publicada entre 2009 y 2013, con 40 números de duración. En 2020, Lemire ha empezado la publicación de una continuación titulada The Return ambientada muchos años en el futuro. Sweet Tooth fue una de sus primeras obras de creación propia que creada en la época de Essex County, y previa a muchas de sus obras posteriores con las que ha llegado a super conocido dentro del ámbito independiente: Trillium, Black Hammer, Un tipo duro, Descender o Gideon Falls entre otros.

Jim Mickle (nacido en 1979) es un director y escritor estadounidense, conocido por películas como Mulberry Street, Stake Land, We Are What We Are y Cold in July. También co-desarrolló la estupenda serie de SundanceTV Hap and Leonard, basada en las novelas de Joe R. Lansdale.

Mickle es el creador de la serie y escribe los guiones junto a Beth Schwartz y Christina Ham. Además, ha dirigido 5 de los 8 episodios de los que se compone esta primera temporada. La fotografía corre a cargo de Aaron Morton con Jeff Grace y Russell Pollack creando la música de la serie. La serie ha sido producida por Warner a través de su DC Universe, y cuenta también con Robert Downey Jr como productor a través de su productora Team Downey. Aunque inicialmente la serie iba a ser emitida por HULU en USA, finalmente llegaron un acuerdo con Netflix para su distribución a nivel mundial.

En el reparto encontramos a Christian Convery como Gus, el niño de 10 años protagonista, mitad humano y mitad ciervo, ingenuo e inocente que quiere encontrar a su madre. Nonso Anozie es Tommy Jepperd, un viajero de pocas palabras que salva a Gus de los cazadores furtivos y lo acompaña a regañadientes en su viaje para encontrar a su madre.

Adeel Akhtar es el Dr. Aditya Singh, un médico que está desesperado por encontrar la cura para el virus H5G9, con el fin de curar a su esposa infectada, Rani (Aliza Vellani) Stefania LaVie Owen es Bear, la líder y fundadora del Animal Army que salva híbridos. Dania Ramirez es Aimee Eden, una ex terapeuta que crea un refugio seguro para los híbridos llamado Preserve. Por último, Will Forte es el padre de Gus, que lo crió en una cabaña apartada en el Parque Nacional de Yellowstone para protegerlo del mundo exterior del odio hacia los híbridos.

Frente a los últimas decepciones de series de Netflix basadas en comics como Jupiter´s Legacy, Sweet Tooth me ha enamorado por la humanidad que GUS, el niño protagonista, transmite. La historia de Gus está muy chula, y una parte fundamental de la serie es la forma en que va enseñando lo que pasó en el pasado y como la aparición del virus cambió la vida en Tierra, no sólo por su alta mortalidad, sino porque a partir de ese día todos los niños nacidos han sido híbridos. Y de ellos, aparentemente el primero de todos fue Gus, lo que podría indicar que en su ADN podría estar la clave de todo.

La aventura de Gus en el presente está llena de ternura, al tener a Gus en el centro de todo, lo que contrasta con el duro mundo existente a su alrededor. Y junto a esto, tenemos unas sorpresas y unos giros sobre la historia de Gus que están muy bien construidos y sobre todo el momento clave de esta primera temporada me impactó. Reconozco que no he leído el comic original de Lemire, así que no puedo comparar y ver si la serie es fiel o no, entendiendo que seguro se han tomado licencias. En todo caso, el objetivo de intrigar y entretener al espectador lo han conseguido de sobra.

Sweet tooth ha sido rodada en Nueva Zelanda, y el hecho de estar muchísimo metraje rodado en exteriores me parece otro hallazgo visual muy chulo y un detalle adicional para ver esta serie. No tengo el dato del presupuesto que han tenido para rodar esta primera temporada, pero la verdad es que todo luce genial y no parece barata en ningún momento. Más bien al contrario, la creación de este mundo postapocalíptico en el que la Naturaleza se está abriendo camino en espacios antaño ocupados por ciudades me parece que están de maravilla.

Hay un elemento menos bueno en esta primera temporada, y es todo lo relativo al arco del Doctor Singh. Como es la moda en tantas series actuales, Sweet Tooth tiene varias historias que van alternando hasta llegar al momento en que los personajes se encuentren: la principal de Gus cuando sale al mundo real buscando a su madre, viviendo aventuras y conociendo a gente por el camino, y dos secundarias con las historias del Doctor por un lado y de Amy, la psicóloga transformada en salvadora de híbridos, por otro. Y todas ellas, la verdad es que el doctor Singh me ha parecido que es el que menos aporta y menos interesante me resulta. Aunque en general, ambos arcos argumentales quedan muy por debajo en todos los sentidos comparadas con la humanidad de Gus.

Me alegra decir que el final de esta primera temporada me parece un buen final que cierra un capítulo y abre la siguiente fase de la historia, dejándome con ganas de más. De hecho, no tengo duda que veré la segunda y espero última temporada, que cierre de forma satisfactoria la historia de Gus. Visto lo visto, esto ya es en si mismo un gran éxito para Netflix. Ojalá confirmen la continuación y en este caso si podamos ver el final de la historia, porque si no estoy equivocado Netflix aún no confirmó que dió luz verde a esta serie.

Comparto el trailer de esta serie:

¡Por fin una serie de Netflix basada en un comic me ha gustado! Buff, con la racha que llevábamos, que alegría me da poder recomendar esta serie.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Ascender vol. 3 de Jeff Lemire y Dustin Nguyen (Image Comics)

El tercer volumen de Ascender de Jeff Lemire y Dustin Nguyen editado por Image Comics mantiene sus señas de identidad que lo convierten en uno de los comics de ciencia ficción con mayor personalidad.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Volumen 3: “EL MAGO DIGITAL”. ¡Continúa la exitosa serie de fantasía del poderoso equipo creativo JEFF LEMIRE y DUSTIN NGUYEN! El Capitán Telsa está haciendo todo lo posible para deshacerse de los jóvenes Mila y Bandit, pero las cosas se ponen más difíciles una vez que un viejo amigo quiere acompañarlos: ¡DRILLER, el ROBOT ASESINO! Con su fiel compañero Mizard el Mago a su lado, es posible que Madre y su malvado ejército de vampiros finalmente hayan encontrado un oponente a su altura. Mientras tanto, Andy lucha por resucitar a su amor perdido Effie de poder implacable de los vampiros no-muertos.

Este volumen recopila los números 11-14 USA.

Seis meses después del segundo volumen de Ascender me llegó este tercer tomo que recopila tan sólo 4 números, no 5 como era la norma hasta la fecha. Y a pesar de este detalle que es una pena y quizá muestra el agotamiento de Nguyen, lo cierto es que es un comic con una estética y personalidad únicas que siempre me deja satisfecho una vez lo he leído.

Ascender se va a tomar un descanso para que Lemire y sobre todo Nguyen recarguen las pilas y vuelvan con toda su creatividad a tope en unos meses. Me parece una gran idea, es un comic con tanta personalidad que es uno de esos casos en que es mejor asegurarse que lo que vayan a publicar sea lo mejor posible en todos los sentidos, así que no tengo problema en que descansen lo que tengan que descansar. Sobre todo porque si no lo leí mal, el próximo tomo ya será el último.

Y en lo referido a este volumen, a pesar de ofrecer algunas reuniones emocionantes, la verdad es que estos 4 números américanos no parecen un arco dentro de la historia principal, sino unos capítulos que se han agrupado en un volumen aunque hubieran podido agruparse de otra manera si así lo hubieran preferido los autores, sin notarse demasiado el salto.

Este mundo de ciencia ficción en el que la magia ha tomado el control y los vampiros asolan los planetas supervivientes sigue ofreciendo momentos super chulos en cada grapa, y como siempre Lemire y Nguyen se las apañan para dejarnos con la miel en los labios. El arte de Nguyen es siempre expresivo y, si entras en su propuesta, te deja siempre grandes momentos repletos de emoción. La guinda para este volumen es que se han decantado por una portada que nos recuerda a Akira de Katsuhito Otomo, ofreciendo una imagen super potente.

Si te gustan las historias diferentes que tocan muchos palos a la vez, Ascender es tu tipo de comic, te lo recomiendo.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

¿Estas leyendo este comic, que te pareció? Espero tus comentarios. Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de El Inmortal Hulk 25 y 26 (Marvel Comics – Panini)

El mejor comic Marvel de la actualidad, El Inmortal Hulk de Al Ewing y Joe Bennet, viene este mes de enero por partida doble. Y aunque estas dos entregas tienen trampa, quiero comentar mis impresiones sobre ambos comics.

EL INMORTAL HULK 25 de Al Ewing, Mattia de Iulis, Bill Mantlo, Mike Mignola, Gerry Talaoc, Bob Sharen, Peter David, Adam Kubert, Mark Farmer y Dan Brown

Contiene The Inmortal Hulk 0 USA, con dos relatos clásicos, The Incredible Hulk #312 y Minus One USA, que inspiraron el tratamiento de Brian Banner en El Inmortal Hulk, junto a una nueva escena contextualizadora, creada para la ocasión por Al Ewing.

Este comic me parece una forma muy interesante de recordar la interesante y compleja historia de Bruce Banner a los lectores actuales, aportando un mayor conocimiento del padre de Bruce, Brian, que va a tener seguro un importante papel en los próximos meses. Me resulta curioso recordar que yo tengo los comics originales, el Increíble Hulk #312 de 1985, publicado en España por Forum, y el The Incredible Hulk #Minus One de 1997, que yo compré en la edición USA. Comprobar que sucesos narrados por primera vez hace 35 años puedan tener una importancia decisiva en una historia de 2021 resalta lo que es para mi la magia del comic de superhéroes.

Aunque como digo yo compré en su día estos comics, me parece genial que vuelvan a ser editados ahora para que sean descubiertos por las nuevas generaciones de lectores. Además, gracias a este número vuelvo a leer estas historias que se encuentran enterradas en algún lugar de mi biblioteca, algo que ya me pasó con el estupendo Salvajes Vengadores 0 que me permitió volver a leer el comic de los X-Men en el que se enfrentaron a Kulan Gath, que podía hacer más de 20 años desde la ultima vez que lo había leído, como puede ser el caso de estos comics de Hulk.

En lo relativo a la historia en si, sobre todo el Incredible Hulk 1985 es un clásico absoluto del personaje y uno de los comics unitarios más importantes de toda su historia. La historia de Bill Mantlo refleja de maravilla el terrible drama del maltrato infantil y como ese drama provocó que la mente de Bruce creara sus diferentes personalidades en un intento de protegerse del dolor y el maltrato. El dibujo de Mike Mignola es anterior a la evolución de su estilo que acabó creando Hellboy, y es interesante disfrutar de su perfecta narrativa y unos lápices más límpios y con menos manchas oscuras respecto a sus obras posteriores.

La segunda historia de Peter David y Adam Kubert es un poco una curiosidad en la que David dio rienda ancha a Kubert para que se luciera con unas viñetas con unas composiciones y puntos de vista imposibles. David construyó a partir de la historia de Mantlo para crear un giro inesperado sobre la muerte del padre de Bruce, que causó un importante impacto en el Gigante Verde. En resumen, buen número que hará las delicias de los fans del personaje y con unas historias que merecían ser recuperadas.

PUNTUACIÓN: 7/10

EL INMORTAL HULK 26, de Al Ewing, Joe Bennet, Ruy José y Belardino Brabo, Paul Mounts, Jell Lemire, Mike del Mundo y Marco D´Alfonso.

Cuando Bruce Banner llegó por primera vez a la Base Sombra, lo cortaron en pedazos y lo almacenaron en frascos. Ahora la Base Sombra está bajo su control. Pero Bruce Banner fue solo el segundo sujeto de pruebas. Ahora, el primero… está libre.

Este número incluye los números The Immortal Hulk 37 y The Immortal Hulk: The Threshing Place USA.

La forma en que Al Ewing y Joe Bennet consiguen crear imágenes perturbadoras en cada número me parece fascinante. Bennet, con los entintadores Ruy José y Belardino Brabo y el color de Paul Mounts crean unas imágenes en las que el brillo de los ojos de los personajes y sus expresiones transmiten un tono de locura malsana que consigue alterarme mientras leo el comic. Y la historia de Ewing está creando conexiones alucinantes que nos remontan a los primeros números de su etapa en Hulk que me están volando la cabeza.

Este comic incluye el especial The Threshing Place USA (El Sembrado) realizado por Jeff Lemire y Mike del Mundo, con color de Marco D´Alfonso. La historia de Lemire tiene un feeling atemporal que nos remite a las clásicas historias de un Bruce Banner vagabundo que se encuentra misterios y horrores mientras visita los pueblos de la américa granjera central, y creo que encaja con la sensibilidad actual. Por su parte, el estilo de Del Mundo con sus páginas pintadas y sus viñetas de pesadilla crea también momentos de “body-horror” super impactantes. Del Mundo nunca a sido el mejor narrador, pero sus páginas tienen una fuerza bestial y crea escenas que se me quedan grabadas en mis retinas. En resumen, un comic sin pretensiones que cumple se sobra su objetivo de entretenimiento.

Por ponerle un pero a estos comics, entre tanto especial la interesantísima trama del Líder parece que está siendo contada a cuentagotas. Pero hay que tener en cuenta que estos tres comics publicados en España este mes de enero de 2021 fueron publicados en Estados Unidos ¡en Noviembre de 2020!, lo que indica que la edición de Panini ha alcanzado a la americana, por lo que es inevitable sacar estos especiales que den un poco de margen entre ediciones.

En todo caso, un mes más El Inmortal Hulk se corona como el mejor comic de Marvel de la actualidad. Pensar que Al Ewing y joe Bennet van a terminar su etapa en el número 50 me pone un poco triste, pero si consiguen cuadrar el final, podemos estar ante la mejor etapa de Hulk de la historia, lo cual sería una hazaña espectacular. Mientras ese momento llegue, queda seguir disfrutando cada mes de este comicazo.

PUNTUACIÓN: 8/10

¿Compráis Inmortal Hulk, qué os han parecido estos números? Espero tus comentarios.

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Sentient de Jeff Lemire y Gabriel Hernández Walta (TKO – Panini)

Había mucha expectación por leer Sentient, el comic de ciencia ficción creado por Jeff Lemire y Gabriel Hernández Walta que Panini ha publicado recientemente. Comparto mis impresiones de este volumen.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Un cómic a cargo de los ganadores del Premio Eisner Jeff Lemire (Black Hammer) y Gabriel Hernández-Walta (La Visión). Bienvenidos al SS Montgomery. Después de que un ataque aniquile a cada adulto a bordo de esta colonia espacial, Valerie, la inteligencia artificial a cargo de la nave, debe proteger a los niños supervivientes. Mientras son perseguidos por peligrosas fuerzas, ¿superará Valerie su programación y se convertirá en una salvadora para los niños?

Sentient es el segundo comic de la editorial americana TKO publicado en España por Panini tras el espectacular lanzamiento de Sara de Garth Ennis y Steve Epting el mes pasado. Este tomo recoge los 6 números americanos de esta historia de ciencia ficción espacial, con una premisa interesante que hace que el comic se venda solo. ¿Qué pasaría si un grupo de niños se quedaran solos en una nave espacial con la única ayuda de la inteligencia artificial de la nave?

Hay que reconocer que el gran atractivo de este comic es el espectacular apartado artístico de Gabriel Hernández Walta, que en esta obra hace funciones de autor completo encargándose de lápices, tintas y colores. Y la verdad es que el resultado no puede ser mejor. Hernández Walta crea un ecosistema dentro de la nave que luce totalmente realista y que me hizo creer que este tipo de naves podrían existir en un futuro. Los niños y los adultos se sienten también personas reales con diferentes complexiones y figuras, lo que hace que todo el drama posterior consiga impactar. Además, opta por una paleta de tonos apagados de marrones y grises que me transmitió el sentimiento depresivo y dramático que estoy seguro que los autores buscaban, con una historia que además se desarrolla con un ritmo pausado, sólo interrumpido con varios destellos de intensidad y dramatismo. Globalmente, Hernández brilla a gran altura confirma una vez más lo buen narrador que es y cómo es un artista todo terreno.

Sobre el guión de Lemire, el autor canadiense opta en Sentient por contar una historia pequeña dentro de un gran marco de ciencia ficción, en un mundo futurista en el que la Tierra está al borde del colapso y mientras sus habitantes intentan escapar del planeta en las colonias un grupo terrorista separatista está cometiendo atentados contra los colonos. Este argumento hubiera dado para mucho, pero es únicamente empleado como lienzo para situar el viaje de los niños por el espacio. El foco no está en la geopolítica sino en la superviviencia de esta pequeña nave que no es decisiva para nadie excepto para ellos mismos.

Este tono “intimista” por así llamarlo es una de las señas de identidad de Lemire y claramente en Sentient ha creado una historia a su medida. Sin embargo, al final es precisamente esta cualidad la que ha provocado que la historia, una vez leída en su totalidad me haya resultado… ¿intrascendente? A ver, que no se me malinterprete, Sentient es un buen comic, pero no he podido conectar con ninguno de los niños y sin spoilear nada, pero el final es también un poco chof! , de forma que me dejó la sensación de haber leído una historia bastante simple a la que le ha faltado algo para realmente dejar un poso en el lector.

Quizá también es posible que tuviera tantas ganas de leer un nuevo comic de Gabriel Hernández Walta que el hype me haya gastado una mala pasada, pero no puedo evitar haberme quedado con una cierta sensación de decepción a pesar del estupendísimo dibujo de Walta.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Y tu, ¿has leído este comic, qué te pareció? ¡Espero tus comentarios!!! Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!