Archivo de la etiqueta: Gary Dauberman

Crítica de Swamp Thing temporada 1 (SKY – TNT)

Tras las decepciones de Titanes temporada 2 y Locke and Key, me alegra por fin poder disfrutar de una serie de TV que además de ofrecer un buen entretenimiento, es fiel al espíritu de comic en el que se inspira. Esa serie es Swamp Thing, disponible en el canal online SKY, inspirada en el personaje creado por Len Wein y Bernie Wrightson que ha sido desarrollada por Gary Dauberman y Mark Verheiden, y que cuenta con James Wan y Len Wiseman como productores ejecutivos.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Serie TV. 10 episodios. Cuando la investigadora Abby Arcane (Crystal Reed) regresa a su pueblo natal para investigar un virus mortal nacido en un pantano, crea un inesperado vínculo con el científico Alec Holland (Andy Bean). Sin embargo, ambos son separados de forma dramática cuando él muere. Los acontecimientos toman un rumbo catastrófico cuando Arcane descubre que varias entidades de procedencia desconocida tratan de adueñarse de las misteriosas propiedades del pantano con el fin de utilizarlo para sus propios intereses. (FILMAFFINITY)
Swamp Thing es uno de los grandes personajes de DC Comics. Creado en 1971 por Len Wein y Bernier Wrightson en la revista House of Secrets, el boom del comic de terror hizo que al poco consiguiera serie propia, que se mantuvo en publicación hasta 1976. El personaje vivió una segunda edad de oro en los años 80 con la etapa escrita por Alan Moore y dibujada por Stephen Bissete, Rick Veitch y John Totleben entre otros, creándose comics increíbles que son ya historia del comic como la “Lección de Anatomía”, en la que cambió para siempre el rumbo del personaje, o “American Gothic” que uno de los mejores comics de DC Comics de esa época en el que Moore creó al personaje de John Constantine. Tras años en el limbo editorial, el personaje retornó a las estanterías durante los Nuevos 52 de DC Comics, con una serie publicada entre 2011 y 2015 que tuvo dos buenas etapas, la primera a cargo de Scott Snyder y Yannick Paquette, y la siguiente realizada por Charles Soule con Jesús Saiz.
Como fan de los comics, debo decir que me alegré mucho cuando se anunció que James Wan iba a producir la adaptación televisiva, planteada como una continuación de las historias de terror de los 70 y 80 que convirtieron al personaje en mítico. Finalmente, fueron Gary Dauberman y Mark Verheiden los elegidos como showrunners para sacar adelante la serie.

La serie, realizada por la productora de James Wan Atomic Monster para el sello DC Universe de Warner destinado para ser el contenedor de las adaptaciones televisivas de sus personajes de comic, elemento que queda destacado por sus títulos de crédito. Rodada en Carolina del Norte, Swamp Thing tiene música de Brian Tyler y cuenta con Fernando Arguelles y Pedro Luque como directores de fotografía.

Swamp Thing tiene en sus principales papeles a Crystal Reed como Abigail «Abby» Arcane, una investigadora de CDC (Centro de Control de Enfermedades americano) que retorna a su hogar natal de Marais para investigar una misteriosa epidemia que parece brotar del pantano. Andy Bean es Alec Holland, un biólogo caído en desgracia que hará amistad con Annie y que será asesinado al descubrir una operación ilegal en el pantano realizado por la empresa de Avery Sunderland (Will Patton), el hombre más importante del condado y padre adoptivo de Abbie, que cree que en el pantano pueden encontrarse productos que pueden revolucionar el sector farmacéutico y que no se detendrá ante nada para conseguirlos. Victoria Madsen es Maria Sunderland, la esposa de Avery que a su vez está traumatizada desde hace años por la muerte de su hija Shawna, hermanastra de Abby, en un oscuro accidente que les atormenta.

Otro spersonajes de la serie son la dura Sheriff Lucilia Cable (Jennifer Beals) que conoce a todo el mundo en el condado, su hijo y también agente de la ley Matt (Henderson Wade), que era amigo de juventud de Abbie y Jason Woodrue (Kevin Durand), un biogenetista que trabaja para Avery y que está también obsesionado en desentrañar los misterios del pantano. Y hablando de pantanos, el personaje que da título a la serie Swamp Thing está interpretado por Derek Mears, un ser elemental vegetal que toma forma a partir de la muerte de Holland en el pantano y que puede controlar a las plantas además de contar con propiedades regenerativas, lo que le convierte en el objeto de deseo de Avery y Woodrue.

Lo primero que debo decir es que los dos primeros episodios me alucinaron super positivamente. Inspirados en La Cosa de John Carpenter, Swamp Thing es un relato de terror con varios momentazos super gores que me impactaron sobre todo porque no acababa de creerme que se atrevieran a plantear un comienzo tan fuerte. En los siguientes episodios plantean tramas típicas del género de terror como son la posesíón y los espíritus que atormentan a los habitantes del pueblo, en lo que parecía podía ser un “greatest-hits” del género. Lamentablemente, la segunda parte de la serie se desinfla al abandonar las temáaticas de terror para acercarse a unos relatos más trillados de series “normales” que hacen que se pierda en parte el interés conseguido en estos primeros episodios.

Lo más destacado de la serie es que creo que consigue transmitir perfectamente la esencia del personaje a la pequeña pantalla, algo que como comentaba más arriba no es tan fácil de conseguir como parece. Solo por eso creo que sobre todo para los fans de los comics merece la pena ver los diez episodios de esta temporada, que por otro lado hay que decir que no ha sido renovada. En este aspecto, hay algunos cameos de personajes del mundo sobrenatural de DC que al ser completamente inesperados me llamaron también la atención. Incluso a pesar de algunos aspectos menos buenos que comentaré a continuación, diría que también ofrecerá un correcto entretenimiento a los espectadores que no conozcan nada de los comics.

En parte, el principal problema de Swamp Thing es un casting de actores correctos pero super genéricos que no aportan el carisma que hubiera sido deseable. Unido a ello, da la sensación que la productora se gastó la mayor parte del presupuesto en los primeros episodios para llamar la atención de los espectadores, porque la segunda mitad es mucha más floja que la primera en todos los aspectos, además de abandonar el tono de terror con el que había comenzado. Lo mejor de esta segunda parte es sin duda el 9º episodio con la “Lección de anatomía” que nos devuelve al clásico comic de Alan Moore, pero hay que reconocer que Swamp Thing queda convertido en muchos momentos en un secundario en su propia serie.

Sobre la cancelación de Swamp Thing, hay que decir que Warner la decidió antes incluso de tener datos reales de audiencia. Se comentó en medios americanos que la producción era mucho más cara que otras series de la cadena por lo que nos les salía rentable, y además el propio tono de terror de la serie no acabó tampoco de encajarles a los productores. Una pena, la verdad, ya que Swamp Thing podía ofrecer algo diferente sobre todo en tono respecto a otras series de la cadena como Green Arrow, Flash o Supergirl. Teniendo en cuenta esta cancelación , la serie consigue dar una buena sensación de cierre a la temporada aunque deja abiertas la mayoría de tramas. Y aunque es un buen final, es una pena que el arco del “Green vs Rot” que me recordaba los comics de Snyder (Swamp Thing) y Jeff Lemire (Animal Man) sea el principal danmificado al quedar completamente colgado.

Comparto el trailer de esta serie:

Aunque va de más a menos, Swamp Thing captura más que correctamente el espíritu del comic y creo que ofrece un buen entretenimiento. Lástima que su cancelación nos prive de ver como termina la historia.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de IT Capítulo 2, de Andrés Muschietti

Aunque inferior a la primera película, IT Capítulo 2 de Andrés Muschietti, es una entretenidísima película de terror que recoge casi todos los tópicos del género y que ofrece un buen cierre a esta nueva adaptación de la novela de Stephen King.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

En el misterioso pueblo de Derry (Maine), el malvado payaso llamado Pennywise vuelve 27 años después para atormentar a los ya adultos miembros del Club de los Perdedores, que tras llevar años separados, deberán volver al pueblo y cumplir la promesa que realizaron en la infancia para destruir a la criatura de una vez por todas. Lo que ellos desconocen es que Pennywise ha vuelto más fuerte que nunca y aguarda su llegada, esperando el momento para cobrarse su venganza.

Andrés Muschietti repite en la dirección tras su exitosa primera parte de 2017. El guión de esta segunda película fue escrito por Gary Dauberman y Jeffrey Jurgensen. Benjamin Wallfisch repite como músico de esta película, que sin embargo cambió al director de fotografía, eligiendo a Checco Varese.

Si la primera parte de IT nos contaba únicamente sucesos vividos por los chavales en 1989, en esta segunda parte vamos a ver a los niños y también sus versiones adultas, que tendrán que enfrentarse a sus miedos si quieren sobrevivir a un nuevo enfrentamiento con Pennywise (Bill Skarsgård).

De este modo, el casting se duplica:

El líder del club de los perdedores Bill Dendrough (Jaeden Martell) ahora es un adulto James McAvoy.

Beverly Marsh (Sophia Lillis) la única miembro femenina del Club es ahora una adulta Jessica Chastain.

Ben Hanscom (Jeremy Ray Taylor), el gordito miembro del grupo ahora a crecido y se convertido en el guapo y rico Jay Ryan.

Richie Tozier (Finn Wolfhard de Stranger Things), el mejor amigo de Bill se ha convertido en un comediante famoso de L.A. Interpretado por Bill Hader.

Mike Hanlon (Chosen Jacobs), el único chaval afroamericano del grupo fue el único que se quedó en el pueblo y su yo adulto (Isaiah Mustafa) llamará a sus amigos para que vuelvan al pueblo.

El hipocondríaco Eddie Kaspbrak (Jack Dylan Grazer) es ahora un asesor de riesgos para empresas de seguros, interpretado por James Ransone.

Por último, Staney Uris (Wyatt Oleff), el chaval al que los payasos le daban miedo, es un ejecutivo de éxito interpretado por Andy Bean, que recibirá la llamada y la petición que nunca quiso tener que escuchar.

Y a modo anecdótico, comentar que el propio Stephen King aparece en un cameo como el dueño de una tienda de antigüedades.

Ya entrando en materia, lo primero que hay que decir es que IT Capítulo 2 es superentretenida y cuenta con casi un resumen de todos los sustos posibles que pueden encontrarse en una película de terror. A pesar de ser casi tres horas de película, a mi no se me hizo larga, aunque entiendo que se hubiera podido contar lo mismo quitando 10-15 minutos, algo sobre lo que luego comentaré más en profundidad.

La película funciona debido al enorme talento de todo el reparto, que consiguen que nos preocupemos por ellos desde el minuto uno. James McAvoy y Jessica Chastain son un seguro de vida y siempre están bien en pantalla, contando sus interpretaciones con un matiz de miedo y debilidad que incluso hace que temamos por sus vidas. Además de ellos, el contraste entre el comediante Bill Hader y el hipocondríaco James Ransone funciona también muy bien en pantalla y da lugar a momentos bastante divertidos que rompen el tono fúnebre, lo cual es un cambio interesante respecto a otras películas de terror. Jay Ryan como el adulto Ben que sigue enamorado en silencio de Bev, junto a Isaiah Mustafa (Mike) que tiene la clave que como vencer a Pennywise, aunque sea una locura, realizan todos unas sentidas interpretaciones y consigan que les veamos como personas imperfectas con miedos antiguos que deben sobreponerse a ellos.

Al excelente reparto hay que sumar la calidad y el oficio del director Andrés Muschietti, de forma que aunque todos los sustos están telegrafiados y se ven venir, funcionan siempre y consiguen sobresaltarnos del asiento. Hay algunos elementos del guión que no quedan muy claros, como saber si todo lo que viven los adultos es un sueño o lo están viviendo realmente. Pero, como está todo tan bien rodado, las interpretaciones funcionan y el ritmo va a toda velocidad de una escena a otra, que estos pequeños “peros” los aceptas sin rechistar durante el visionado. Y esto es para mi sin duda una muestra de calidad y saber hacer por parte de Muschietti y todo su equipo.

Frente a los 35 millones de la primera película, IT Capítulo 2 contó con 85 millones, una cifra enorme para una película de terror. Está claro que una parte importante de habrá ido en los salarios de estrellas como McAvoy o Chastain, pero merece la pena destacar que la película luce genial en pantalla y que se nota que han utilizado perfectamente hasta el último centavo.

En cierta forma, podría decirse que esta recopilación de sustos es “más de lo mismo”, pero está todo tan bien ejecutado que por mi ya pueden darme más de “esto” si está tan bien hecho como en IT Capítulo 2.

Entrando a comentar algunos elementos que no me han funcionado tanto, como comentaba antes, aunque no se me hizo larga, debo reconocer que cuesta llegar hasta el clímax y se hubiera podido contar lo mismo sin necesidad de llegar a las casi tres horas de duración. De igual forma, también el climax se recrea demasiado en varios momentos, al igual que el epílogo final, que hace que el final no acabe de llegar tampoco.

Pensando en las dos películas juntas, la evolución de los personajes provoca que las dos películas están muy descompensadas. Al estrenar IT 1, nos vendieron que esa película era la historia de los niños mientras que esta segunda sería la de los adultos. Esto no es así, y en esta segunda película la historia vuelve a detenerse en cada uno de los adultos, que deben recuperar un totem personal para enfrentarse a Pennywise, para lo que volverán a recordar otro trauma de la infancia.

Si pensamos en IT Capítulo 2 como una película independiente que cuenta una historia cerrada, tiene lógica que muestre como los traumas de los niños siguen afectando a los adultos. Pero si tenemos en cuenta que esta película es la segunda parte de una duología que adapta una única novela de Stephen King, ver a los niños sufriendo dos ataques separados de Pennywise apelando a los miedos de cada uno me parece que es algo redundante.

En todo caso, como comentaba antes, está todo tan bien rodado que me lo comí con patatas y quedé encantado durante el visionado, y no fue hasta que empecé a pensar en la película horas más tarde que me di cuenta el porqué algunas cosas no me funcionaron del todo.

Comparto el trailer de la película:

En resumen, me gustó bastante IT Capítulo 2, aún reconociendo que es inferior a la primera, y creo que aunque alargada en exceso acierta en casi todo lo que propone. Globalmente, las dos películas son un must-see para todos los fans del género de terror.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de IT Capítulo 1, de Andrés Muschietti

Con dos años de retraso y como previa al visionado de It Capítulo 2, me animé a ver la primera parte, dirigida por Andrés Muschietti, y me ha parecido una adaptación modélica de la novela de Stephen King con un gran reparto de niños y algunos momentos realmente aterradores.

PUNTUCIÓN: 8/10

Cuando empiezan a desaparecer niños en el pueblo de Derry (Maine), una pandilla de amigos lidia con sus mayores miedos al enfrentarse a un malvado payaso llamado Pennywise, cuya historia de asesinatos y violencia data de siglos. Primera parte de la adaptación cinematográfica de la conocida novela de Stephen King publicada en 1986.

La película ha sido dirigida por el director argentino Andrés Muschietti, a partir de un guión de Chase Palmer, Cary Fukunaga y Gary Dauberman adaptando la icónica novela de Stephen King.

El director de fotografía es Chung-hoon Chung, colaborador habitual de Park Chan-wook en Old-Boy, The Handmaiden, Stoker y Simpathy for Lady Vengeance, lo que indica que es un fuera de serie. IT cuenta además con música de Benjamin Wallfisch (Blade Runner 2049, A cure for wellness, Hidden figures).

La película está protagonizada por Bill Skarsgard como el payaso Pennywise, cuya presencia es siempre aterradora gracias a su extraña voz e interpretación y al excelente trabajo de diseño de producción y efectos especiales. El otro gran acierto de IT Capítulo 1 es su excelente casting de los de niños protagonistas que se enfrentarán a Pennywise:

  • Bill Denbrough (Jaeden Martell) es el motor de la historia al perder a su hermano pequeño Georgie a principio de la película, y tendrá visiones suyas junto a Pennywise que le llaman a unirse a ellos.
  • Beverly Marsh (Sophia Lillis) cuenta con un padre abusivo que posiblemente abuse de ella, mientras sufre también acoso en el instituto por culpa de un rumor lanzado contra ella.
  • Ben Hanscom (Jeremy Ray Taylor), es el niño nuevo de la escuela y sufre abusos por su sobrepeso. Al no tener amigos, pasa los días en la biblioteca local, investigando el violento pasado de la localidad, donde será atacado por Pennywise.
  • Mike Hanlon (Chosen Jacobs) es un chaval de color huérfano que perdió a sus padres en un incendio provocado, trabaja en el matadero del pueblo y teme pasar allí toda su vida.
  • Eddie Kaspbrak (Jack Dylan Grazer) , un niño sobreprotegido por su madre que tiene miedo de coger una enfermedad y cuyo miedo se materializa en forma de un leproso.
  • Stanley Uris (Wyatt Oleff), un niño judío al que asusta una figura femenina pintada en un cuadro del despacho de su padre, el rabino local.
  • Richie Tozier (Finn Wolfhard, uno de los niños de Stranger Things) es el último miembro del grupo de “Losers” que admite que le tiene miedo a los payasos.

Tras la publicación de la novela en 1986, en 1990 se adaptó en una miniserie de televisión de la que King no quedó especialmente satisfecho. Tuvieron que pasar 25 años para que diera su bendición a esta nueva adaptación. Es curioso como en estos años han ido surgiendo un montón de obras que se inspiran en este concepto general de un grupo de niños que tienen que enfrentarse a algo aterrador (sin ir más lejos Stranger Things también homenajea a esta novela / historia), de forma que habrá gente que pueda pensar que IT es “como Stranger things” cuando es exactamente al revés. Está claro que probablemente Stephen King no es el primer escritor que usa a niños en historias de terror, pero no hay duda que es el autor que popularizó el terror entre el gran público.

Entrando en el análisis de la película en si, debo comentar que llevaba unos años un poco desenganchado del terror, y el saber que la segunda parte se iba a retrasar al menos dos años hizo que no viera IT en el cine. Pude sacarme la espinita en casa esta semana al estrenarse en HBO y en Netflix coincidiendo con el estreno de la segunda parte. Y lo cierto es que me ha gustado mucho y me ha dejado con ganas de más Pennywise.

IT es una gran película de terror que tiene un ritmo perfecto, sabiendo dosificar los sustos a los largo de sus 135 minutos y que tiene un climax bestial. Y más allá de los sustos, hay una sensación malrollera constante que provoca que estemos anticipando cada escena y que te mantiene en tensión, ayudado por un montaje y una música perfectas. No solo por el demonio Pennywise, sino también por la existencia de personas malas que hacen el mal sin necesidad de ser poseidos, como el padre de Beverly o los bullies que persiguen a los chavales.

IT costó tan sólo 35 millones de producir, una cifra que parece ridícula teniendo en cuenta lo bien que luce todo en la película. El ficticio pueblo de Derry (Maine) fue creado en la localidad canadiense de Port Hope (Ontario), rodándose también en localizaciones de Toronto, lo que abarató el montante total del proyecto sin restar verosimilitud a este típico pueblo americano de la década de los 80.

A pesar de su ajustado presupuesto, el payaso Pennywise es aterrador siempre que aparece en pantalla y cuenta, además de una interpretación bestial de Bill Skarsgard, de un excelente diseño y unos efectos especiales con CGI super bien conseguidos.

Además de estos sobresalientes elementos técnicos, la película triunfa porque consiguen que te preocupes por los niños, en especial Bill Denbrough, que perdió a su hermano, la única chica Beverly Marsh, con la que sufrimos cada vez que llega a casa, y el “gordito” Ben Hanscom que es el típico “nerd” que sufre abusos en el colegio y fuera de él. Ellos tres llevan el peso dramático de la historia, en mi opinión.

Los otros chavales, Mike, Eddie, Stanley y Richie tienen un papel secundario, pero el guión distribuye correctamente el tiempo entre todos para que podamos empatizar mínimamente con todos. Y encima, a diferencia de otras películas con adolescentes, no resultan demasiado molestos.  Globalmente me parece un casting muy acertado.

No conocía al director argentino Andrés Muschietti antes de ver IT, pero me parece un descubrimiento sensacional. Muschietti crea momentos verdaderamente aterradores y malsanos, y construye este mundo con un terror primario oculto en el corazón de este pueblo americano, en el que no tienes que estar para sentir que algo no va bien.

Como he comentado, la película me ha gustado mucho, y si tengo que comentar algo negativo no sería sobre la película en si sino a la decisión de dividir la novela en dos, separando su estreno dos años, una barbaridad. Fue precisamente el saber que esta novela aún tenía que rodarse y que los dos años de espera estaban garantizados lo que hicieron que no viera la película en el cine en su momento. Los estrenos de otras trilogías cinematográficas siempre se han estrenado con un año de diferencia, (El Señor de los Anillos, Harry Potter y las reliquias de la muerte 1 y 2, Matrix Reloaded y Revolutions, Vengadores Infinity War y Endgame), por lo que me parece que estos dos años han sido demasiado tiempo.

Es cierto que esta película da un cierre correcto a la historia de los niños, conjurándose a volver a reunirse si dentro de 27 años Pennywise vuelve, pero todos sabemos que esta película es solo la mitad de la historia.

Comparto el trailer de esta primera película:

La primer parte de IT me ha parecido una película modélica con un terrorífico Pennywise que se convierte en un icono del terror, y que convierte en obligatorio el visionado de la segunda parte.

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!