Archivo de la etiqueta: temporada 1

Crítica de Raised by wolves temporada 1 (TNT – HBO)

HBO España ha empezado a emitir este mes de marzo Raised by wolves (Criados por lobos), la serie de ciencia ficción creada por Aaron Guzikowski que ha contado con Ridley Scott de productor ejecutivo y director de los dos primeros episodios. La serie fue emitida en España por TNT y se convirtió en una de las grandes series para los amantes de la ciencia ficción del último tercio de 2020.

PUNTUACIÓN: 6,5/10

Dos androides, denominados “Padre” y “Madre”, reciben la tarea de educar a un grupo de niños humanos en un misterioso y desértico planeta. A medida que las distintas colonias humanas comienzan a tener problemas a causa de sus diferencias religiosas, los androides descubren lo difícil que resulta controlar o incluso cambiar la opinión y las creencias de los seres humanos. (FILMAFFINITY)

Aaron Guzikowski es un guionista que se dió a conocer gracias a su guión de Prisoners, la película de 2013 dirigida por Denis Villeneuve. También adaptó el remake de Contraband (Baltasar Kormákur, 2012), película protagonizada por Mark Wahlberg basada en una película islandesa. Además de esta Raised by Wolves, creó The Red Road para Sundance TV, serie de dos temporadas protagonizada por Jason Momoa entre 2014 y 2015. Raised by wolves ha contado con críticas mayoritariamente positivas y ha sido renovada para una segunda temporada.

La primera temporada de Raised by wolves ha contado con 10 episodios. Aaron Guzikowski, creador de la serie, ha escrito además 6 episodios, junto a Heather Bellson, Don Joh, Karen Campbell y Sinead Daly. Ridley Scott dirige los dos primeros episodios y no sorprende que sean de largo los mejores de la serie, visual y argumentalmente. Su hijo Luke Scott dirige otros tres,Sergio Mimica-Gezzan (2), Alex Gabassi (2) y James Hawes.

El casting de Raised by wolves está formado por Amanda Collin como Madrer / Lamia, una poderosa robot conocido como Necromancer, reprogramado para cuidar a unos nijos humanos recién nacidos en el planeta virgen Kepler-22b a donde han ido a establecer una colonia, con una sorprendente potencia de fuego que la permita defender a sus “hijos”. Abubakar Salim es Padre, un androide de servicio programado para proteger y ayudar alos niños de la colonia. Winta McGrath es Campion, el más joven de los seis niños nacidos a partir de los embriones humanos llevados por Madre y Padre a Kepler-22b.

La llegada de una nave de colonos terráqueos creyentes de la religión Mitraica, vencedores de la guerra que destruyó la Tierra, alterará la pacífica existencia del asentamiento defendido por Madre. Entre estos colonos está Travis Fimmel (Ragnar Lothbrok de Vikingos) es Marcus, Niamh Algar es su mujer Mary, mientras que Felix Jamieson interpreta a su hijo Paul. Del resto de colonos, destacaría a Matias Varela como Lucius, un leal soldado Mitraico de fe inquebrantable.

Empezando por los elementos positivos de la serie, he intentado dar los menos detalles posibles de la trama porque la propia premisa de ciencia ficción es una pasada, y consigue introducirnos en un mundo completamente nuevo con reglas diferentes a las vistas hasta ahora. Por esto, es una serie en que cuanto menos sepas previamente mejor. Raised by wolves plantea un conflicto entre la Inteligencia Artificial y el poder de las creencias religiosas, y aunque a priori parecen conceptos antagónicos, Guzikowski consigue en la primera mitad una dicotomía interesante. Las ideas de Aaron Guzikowski sobre el poder de la religión y la fe o el fanatismo, en función del punto de vista en que lo mires, me interesa. Y aunque el planeta Kepler-22b es un mundo virgen, tendremos además ocasión de conocer los motivos por los que los humanos tuvieron que abandonar la Tierra, lo cual servirá para hacer una crítica al frentismo de nuestra sociedad actual y los riesgos de los fundamentalismos.

Los dos primeros episodios rodados por Ridley Scott son alucinantes. Reconozco que no he conectado con las últimas películas de Scott como Prometheus o Todo el dinero del mundo, pero de lo que no hay duda es que visualmente sigue siendo un maestro. Hay algunas escenas potentísimas que nos meten de lleno en la historia y nos advierten que esta va a ser una serie con ideas potentes y mucha personalidad. Aunque su hijo Luke ha trabajado con él de director de la segunda unidad en Exodus o The Martian, y fue el director de Morgan (2016), no llega a su nivel ni en potencia visual ni en carisma. No siendo malo, él y el resto de directores bajan el nivel en los episodios restantes.

Me gustan mucho las interpretaciones de Amanda Collin como Madre y Abubakar Salim como Padre, y me parecen el verdadero descubrimiento de la serie. Collin y Salim tienen una expresión corporal totalmente anormal que desde el primer fotograma indica que no son humanos. Su falta de expresión, su estado estático cuando no están haciendo nada, de forma que no malgastan energía en algo superfluo, me parece alucinante. Además de sus voces en la versión original, con un tono monocorde que sin embargo empiezan a mostrar reacciones emocionales a medida que avanza la serie.

Ellos dos están super bien, pero hay que destacar sobre todo a Amanda Collin. Su casting es un acierto total, empezando por una fisiología andrógina que resalta su aspecto “antinatural”, al ser extremadamente alta y delgada y su figura no tiene pechos. Collin consigue sin emabrgo ser robótica y fría y maternal y un poco psicótica en su ánsia de proteger a sus hijos hasta niveles exagerados. Aunque en algún momento roza el over-the-top, globalmente me alucina y me parece el mayor hallazgo de la serie.

Entiendo completamente el sentido del fichaje de Travis Fimmel (Ragnar Lothbrok de Vikingos) como Marcus, que va a ser de alguna manera el antagonista de la serie. Sin contar nada de su personaje, todo alrededor suyo es spoiler, Marcus es alguien amoral y ambiguo cuyas acciones nunca están del todo claras y, en parte, debe transmitir una sensación peligrosa a su alrededor. Todo eso lo consigue Fimmel, que además muestra una gran presencia en pantalla debido a sus casi 2 metros de altura y su pinta de vikingo salido de otra época.

La serie cuenta con una importantísimos valores de producción que consiguen que todo luzca de maravilla a lo largo de todos los episodios, excepto algunas escenas con CGI que no acaba de estar bien integrado en la escena. Globalmente a pesar de la segunda parte que comentaré a continuación, Raised by wolves me ha parecido una serie entretenida con conceptos novedosos e inicialmente interesantes.

Y es ahora cuando llego a la parte mala. Raised by wolves tiene un problema terrible de ritmo en el que tras dos primeros episodios impactantes los personajes empiezan a dar vueltas sobre si mismos haciéndose repetitivos. Además, la historia evoluciona por unos derroteros con los que no he conectado nada, haciendo que los 2 últimos episodios sean unos WTF?! bastante insoportables e infumables, hasta el punto que no tengo claro que vaya a ver la segunda temporada.

En relación a las interpretaciones, comentaba la ambigüedad que buscaban con Travis Fimmel y que en muchos aspectos cumplía con lo que el personaje debía transmitir. Y siendo cierto, el problema es que Fimmel una vez descuentas su presencia, es un actor terriblemente malo y limitado. Y eso, aparte que lo que le pasa a su personaje es también increíble, lastra todo el visionado. Pero estas interpretaciones “televisivas” en el mal sentido son algo que transmite en todo el reparto, excepto Madre y Padre (ellos sí me gustaron).

En general, el concepto de ciencia-ficción empieza muy bien y la parte de colonización del planeta podría haber sido interesante, si no fuera porque es abandonado completamente al llevar la historia en otra dirección muy, muy loca. Y es una pena, porque no podéis ni imaginar lo dentro que estaba los cuatro primeros episodios, y como el interés fue siendo sustituido por aburrimiento y casi monotonía a medida que avancé en el visionado.

En todo caso, como comento, creo que Raised by wolves puede gustar a los fans de la ciencia ficción o en general a todo el que busque series con conceptos diferentes.

Comparto el trailer de este serie:

Raised by wolves empieza espectacularmente bien pero se va desinflando hasta convertirse en un autentico WTF?! con el que no he conectado nada, lo cual me sabe especialmente mal teniendo en cuenta lo fan que soy de la ciencia ficción.

PUNTUACIÓN: 6,5/10

¿Estás viendo la serie, que te pareció? Espero tus comentarios. Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Superman y Lois Episodios 1 y 2 (HBO)

Tras el subidón que Wandavision nos ha dado a los fans de los comics de superhéroes me quedé con ganas de más. Siguiendo las recomendaciones de varias personas en Twitter, me animé a ver los dos primeros episodios de Superman y Lois, la nueva serie de The CW perteneciente al Arrowcerso y que en España está emitiendo HBO. Y me he encontrado al mejor Superman en años, conviertiendo esta serie en visionado obligado.

Crítica SIN spoilers

PUNTUACIÓN: 8/10

Serie de TV (2021-). Sigue a la periodista y al superhéroe más famoso del mundo y los cómics, y cómo lidian él y Lois todo el estrés, las presiones y las complejidades que conlleva ser lo que son y además ser padres trabajadores en la sociedad actual. (FILMAFFINITY)

Greg Berlanti, el capo del Arrowverso, ha creado esta serie junto a Todd Helbing, aprovechando la nueva versión de Superman que apareció en el pasado crossover Tierras en Tierras Infinitas. Ambos escriben el guión del piloto de esta serie de 25 episodios que nada más estrenarse ya ha sido confirmada su segunda temporada. De momento sólo se he visto los dos primeros episodios, que fueron dirigidos por Lee Toland Krieger, y curiosamente se ha anunciado en Estados Unidos que la emisión se detendrá a partir del quinto episodio, no reanudándose hasta final de mayo, entiendo que para acabar de rodar el resto de episodios, ocupando la 5ª temporada de Supergirl su hueco en la programación.

La serie está protagonizada por Tyler Hoechlin como Kal-El / Clark Kent / Superman, con Elizabeth Tulloch como Lois Lane, la mítica periodista del Daily Planet y esposa de Clark, Jordan Elsass y Alex Garfin como sus hijos Jonathan y Jordan Kent. Jonathan es abierto, deportista y extrovertido, mientras que Jordan es más retraido y ha sufrido problemas de ansiedad toda su vida. Completaría el reparto Dylan Wals como el General Samuel Lane, padre de Lois y centrado que América este a salvo de las múltiples amenazas existentes.

Superman y Lois me ha encantado a todos los niveles. Debo decir para empezar que no soy nada fan de las series de CW, y mira que lo he intentado. Arrow, Flash, Supergirl, Legends of tomorrow,… empecé a verlas todas y al menos las di la oportunidad de engancharme, y ninguna lo consiguió, todas tienen un elemento “cutre” que me tiraba siempre para atrás. Dicho esto con el máximo respeto hacia los profesionales que trabajan en la serie, que tengo claro que hacen lo máximo que pueden teniendo en cuenta el presupuesto y los plazos de que disponen, y su propia habilidad. Sin embargo, aparte que los guiones sean mejores o peores, hasta donde vi eran más los segundos que los primeros, las limitaciones técnicas me hacía que todo pareciera falso y cutre y me resultaba imposible entrar en nada de lo que me contaban.

Stargirl reconozco que fue una buena historia pero, a pesar del clarísimo toque de Geoff Johns, tampoco me pareció redonda. Pero al menos sí me resultó lo bastante buena como para terminarla. Y fuera de las series normales, la primera temporada de Doom Patrol me pareció una maravilla, aunque su deficiente segunda temporada echó por tierra lo conseguido. Y me gustó Swamp Thing a pesar de los problemas presupuestarios y que su no renovación haya dejado un poco colgado al personaje.

Teniendo en cuenta estos antecedentes, creo que se entiende que aún sin tenerlo claro, al menos le haya dado la oportunidad de engancharme a esta Superman y Lois. ¡Y la serie lo ha aprovechado de maravilla!! El primer elemento super chulo es que he visto al mejor Superman en imagen real desde Christopher Lee, un héroe que encarna el ideal de moralidad al que todos debemos aspirar. Debo decir que Tyler Hoechlin (que descubrí hace poco que es el niño de Camino a la Perdición) me parece un perfecto Clark Kent, aunque se me hace un poco raro verle como Superman y no se si me encaja en el papel de “héroes más grande que la vida”. Dicho esto, su interpretación de un padre lleno de preocupaciones que no va a abandonar su defensa de la Tierra pero ve que está perdiendo a sus hijos porque no puede dedicarles el tiempo que le gustaría, me ha gustado mucho y, como padre me he sentido muy identificado con sus problemas. Para mi lo mejor de Superman es su humanidad, y este elemento me parece a veces lo más complicado de trasmitir por escritores no comiqueros (o ya puestos, por Zack Snyder), y me alegra muchísimo poder decir que en esta serie lo han clavado.

También me gusta el resto del reparto capitaneado por Elizabeth Tulloch como Lois Lane y Jordan Elsass y Alex Garfin. Si Clark es el centro moral, Lois es claramente el corazón y el pegamento que mantiene unida a la familia, y me gusta la novedad de unos gemelos sin poderes que tienen que acoplarse a un nuevo hogar y a tener un padre que es Superman. En estos dos episodios hemos visto varios momentos super emocionantes que me han parecido escenas de gran potencia dramática con la que he conectado completamente.

Por lo visto en estos dos episodios la parte del drama familiar va a primar sobre el elemento superheroico. Como decía antes, por algo que no se puede contar la familia Kent decide mudarse a Smallville para establecer su hogar en el pueblo natal de Clark. Este hecho sirve a Berlanti y Helbing establecer un concepto interesante que conecta con los problemas actuales en los Estados Unidos en los que parece que las zonas rurales están abandonadas por los políticos e instituciones hasta el punto de parecer que hay ciudadanos de primera, los de las grandes ciudades, y de segunda, que son todos los demás.

La llegada a esta Smallville deprimida y con graves problemas de paro del millonario Morgan Edge que dice tener grandes planes para ofrecer cientos de puestos de trabajos que revitalizarán la zona, ofrecerá la trama de misterio que permitirá a Lois realizar su investigación en el pueblo y mostrará (creo yo) el problema de los líderes mesiánicos que prometen milagros a los descontentos que no llegarán a realizar, dejando al pueblo en la estacada mientras él se ha lucrado a su costa. ¿Una crítica anti-Trump realizada con sutileza? Me parece increíble, y es casi una rara-avis en este mundo del entretenimiento cada vez más proclive a abofetearnos con panfletos ideológicos que olvidan el aspecto de entretenimiento.

El Showrunner Todd Helbing dijo que muchos aspectos de Superman & Lois como son la fotografía y el diseño de producción se abordaron como si se tratara de un largometraje, comentando que: “Estamos compitiendo con programas por cable y streaming… y queríamos poder hacer eso y ofrecer al público algo de igual calidad”. Este elemento es muy importante para mi porque como comentaba al principio, el elemento “televisivo cutre” fue un factor determinante para que NO me enganchara a Arrow o Flash en su día. De este modo, no tengo problema con que la serie sea más drama que luchas superheroicas, pero las que haya deben ser espectaculares y lucir con calidad, y me alegra poder decir que así me lo han parecido. Hay sobre todo en el piloto dos momentazos de Superman en vuelo que son todo emoción y “sense-of-wonder”, y me flipa que los creadores no olviden que este elemento en mi opinión es más importante que el nivel de poder del protagonista.

No he comentado nada del villano o villanos de la serie porque plantean una sorpresa que siendo original encaja con multitud de comics de DC y creo que puede darnos momentos super interesantes a lo largo de esta temporada.

Como digo, la serie me ha gustado mucho. Si tengo que decir algo menos bueno, diría que no es sobre la serie en sí, sino a la decisión de emitir cinco episodios durante marzo y tener que esperar 2 meses para ver el final desde final de mayo, junio y julio. Y tengo claro que una gran parte del problema viene provocado por el COVID que obligó a parar el rodaje en su día. Por lo que he leído, de hecho aún tienen que rodar cosas, imagino de los últimos episodios. Sin embargo, entendiendo la problemática de la pandemia, la opción de HBO me parece mucho peor a la alternativa de estrenar la serie en Mayo y emitirla de un tirón. No tengo ni idea de lo compleja que es la parrilla del canal The CW de Warner, pero sinceramente no me interesa, y no creo que tenga por qué. Lo único importante es que AHORA me apetece seguir viéndola, quien sabe si en dos meses no estaré enganchado a Jupiter´s Legacy en Netflix o The Boys o Invincible en Prime o Loki en Disney+. El tren hay que cogerlo cuando pasa, porque quien sabe si volverá a pasar…

Otro tema que merece comentarse es que las series de CW empiezan bien con un buen presupuesto para enganchar y luego los episodios pegan un bajón a medida que avanza la serie. Es pronto para saber si esto le va a pasar a Superman y lois. En todo caso, como digo la serie me ha gustado y lo más normal a no ser que haya un bajón brutal de calidad y/o presupuesto en los tres episodios restrntes antes de la parada, es que en la siguiente ventana de suscripción o HBO en tres / cuatro meses posiblemente aproveche para terminar de ver esta primera temporada.

Comparto el trailer de la serie:

Tenía y tengo algunos reparos con las series de la CW, pero estos dos primeros episodios de Superman y Lois me han encantado a todos los niveles. Apuntadme al nutrido grupo de telespectores que espero con ganas que se reanude la emisión para poder terminar de ver la primera temporada.

PUNTUACIÓN: 8/10

¿Habéis visto estos episodios, qué os han parecido? Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Primal de Genndy Tartakovsky (2ª parte – 1ª temporada en HBO)

El pasado Mayo, aprovechando mi suscripción a HBO, vi la excelente primera parte de Primal, serie de animación para adultos creada por Genndy Tartakovsky (Clone Wars, Samurai Jack o el Laboratorio de Dexter). Ahora en noviembre por fin pude ver los 5 episodios restantes de esta brillante primera temporada y las sensaciones no han podido ser mejores.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Serie de TV (2019-Actualidad). Un cavernícola y un dinosaurio, ambos al borde de la extinción por diversos motivos, unen sus fuerzas en una peculiar alianza con un único propósito: sobrevivir en un mundo violento y hostil.

Comentaba en mi reseña de la primera parte de esta temporada que me alucinaba la narrativa sin diálogos que planteaba la serie, así como la crudeza de las situaciones en las que se veían involucrados Lanza (Spear en el original), el cavernícola, y Colmillo (Fang), el tiranosaurio. Y en estos segundos cinco episodios la acción se ha vuelto mucho fantástica y frenética si cabe, empezando por un comienzo en el que Lanza tiene que cuidar a Colmillo de todo tipo de depredadores mientras las heridas sufridas en el quinto episodio se curan.

Está claro que esta serie es ficción dado que históricamente los cavernícolas vivieron muchos siglos después de la extinción de los dinosaurios. Y mientras en la primera tanda los episodios podrían ser catalogados como “realistas” en la forma en que los protagonistas intentan sobrevivir, en esta tanda hay conceptos loquísimos que sin embargo me funcionan sin problemas dada la forma en que están contadas. De hecho, veo incluso valiente por parte de Tartakovsky el alejamiento de tramas históricamente plausibles en beneficio de un aumento de conexiones con la ciencia ficción y el género de terror. Esto ha conseguido que me hayan parecido unos cinco episodios espectaculares.

Además de la propia animación y la narrativa sin diálogos pero llena de emoción, está claro que para Tartakovsky Primal es su niña bonita, porque todo alrededor de ella es espectacular. Por ejemplo, la edición de sonido de la serie es increíble, incluyendo detalles y ruidos que ayudan a meternos en la historia como si estuviéramos en la jungla pre-histórica. También la música de Tyler Bates y Joanne Higginbottom me parece excelente y casi impropia de una serie de animación.

También debo destacar el guión de la serie. A pesar de ser una narrativa sin diálogos, esto no significa que no pasen un montón de cosas en los diferentes episodios, que están adornados de un montón de detalles estupendos que cimentan la relación de los protagonistas y que son, sin duda, fruto de un muy buen guión.

Al igual que me pasó con la primera mitad de episodios, Primal es una serie que me ha volado la cabeza, pero encuentro extremadamente frustrante que esta segunda tanda de episodios vuelvan a ser tan sólo 5 con una duración media de 20 minutos. Estos episodios han supuesto un caramelo del mejor chocolate, pero servido en dosis ridículamente pequeñas.

Estos segundos cinco episodios empezaron a emitirse este pasado octubre, y afortunadamente HBO ha confirmado que ha dado luz verde a una segunda temporada. A pesar de ser una serie para HBO, espero que aumenten el número de episodios en esta nueva tanda a priori prevista para 2021.

Comparto el trailer de esta segunda tanda de episodios:

Primal vuelve a ser un gran triunfo creativo. pero es tarea de todos el apoyar la serie viéndola legalmente en HBO para que la audiencia sea todo todo alta que se merece.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Succession Temporada 1 (HBO)

Aprovechando mi nueva suscripción a HBO he aprovechado para ver una serie que me llamaba la atención, pero nunca lo bastante como para verla: Successión, la serie de HBO creada por Jesse Armstrong inspirada en la figura de Rupert Murdoch, y me ha parecido amoralmente entretenida.

PUNTUACIÓN: 8/10

Serie de TV (2018-). Serie que sigue a la disfuncional familia de Logan Roy y sus cuatro hijos, que controlan una de las empresas de medios de comunicación y entretenimiento más importantes del mundo. Los problemas llegan cuando se plantea quién será el sucesor del patriarca. (FILMAFFINITY)

Succession fue creada por Jesse Armstrong, y cuenta como productores ejecutivos con Will Ferrell y Adam McKay, que dirigió además el episodio piloto. Esta primera temporada se estrenó en junio de 2018 y la HBO la ha renovado para al menos una tercera temporada, confirmando el éxito de la segunda temporada en los Emmys, donde ganó el premio a Mejor Serie Dramática y Jeremy Strong el premio a Mejor Actor de Drama.
El creador Jesse Armstrong ha escrito los guiones de 3 de los 10 episodios de esta primera temporada, que han contado con guiones de Tony Roche, Jonathan Glatzer, Anna Jordan, Georgia Pritchett, Susan Soon He, Lucy Preble y Jon Brown. Además del antes mencionado Adam McKay, Mark Mylod ha dirigido 4 episodios, Adam Arkin 2 y Andrij Parekh, Miguel arteta y S.J. Clarkson uno cada uno.

Succession está inspirada en la vida de Rupert Murdoch, el magnate australiano nacionalizado estaounidense dueño durante algunos años de la 20th Century Fox, las cadenas de televisión Fox (USA) y Sky (U.K.) así como periódicos como The Times o The Sun.

De esta forma, en la serie asistiremos a las desavenencias del magnate Logan Roy (Brian Cox) por el control de uno de los mayores conglomerados de medios audiovisuales y entretenimiento del mundo. Aunque la parte empresarial tiene mayor importancia, también conoceremos las intimidades familiares de Logan Roy y de sus cuatro hijos, hijos que cada uno se enfrenta de una manera diferente al control que su padre quiere imponer sobre ellos.

Kendall Roy (Jeremy Strong) el segundo hijo de Logan, de su segundo matrimonio, y pone a la empresa por delante de todo lo demás, incluida si familia, y aspira a suceder a Logan al cargo de la empresa ante la inminente jubilación de Logan. Por su parte, Connor (Alan Ruck) el hijo mayor de Logan de su primer matrimonio no quiere saber nada de la empresa y vive su vida apartado de todo en un rancho en Nuevo México, dejando que sus hermanos decidan por él.

Siobhan “Shiv” Roy (Sarah Snook), la hija menor y única hija de Logan Roy de su segundo matrimonio, trabaja como asesora política y ha intentado labrarse una crrera profesional por si misma, sin el nepotismo de su padre. Trabaja para el candidato presidencial Gil Eavis, cuyas opiniones políticas chocan con las de su padre, y mantiene una relación sentimental con Tom Wambsgans (Matthew Macfadyen), un ejecutivo da la empresa de su padre Waystar, al que le gusta agradar a la gente y disfruta de su proximidad al poder de la familia Roy, y que suele pagar su frustración con sus subordinados.

Roman Roy (Kieran Culkin), es el tercer y menor hijo de Logan Roy, de su segundo matrimonio, un joven extrovertido e inmaduro, no se toma en serio las responsabilidades que la empresa le exige. Además, Kendall y él suelen chocar buscando la atención de su padre.

Otros personajes importantes de la serie son Marcia Roy (Hiam Abbass), la tercera esposa de Logan Roy. Nacida y criada en Beirut, que es vista por los hijos de Logan como una trepa que busca quedarse con el poder influyendo a Logan y poniéndole en su contra. Greg Hirsch (Nicholas Braun), es un sobrino nieto de Logan Roy y nieto de Ewan Roy que intenta que Logan le de un trabajo que le saque de sus dificultades económicas. Greg está muy verde en lo relativo a los negocios y acabará trabajando bajo el mando de Tom Wambsgans, que le va a machacar siempre que pueda. Por último, Frank Vernon (Peter Friedman), es el director de operaciones de Waystar RoyCo y confidente de Logan Roy desde hace mucho tiempo, y aunque es miembro de la vieja guardia de Logan, Kendall confía en él para que le ayude a limar las diferencias con su padre.

Ver Succession ha sido un poco como ver un accidente en la carretera, sabes que no debes mirar pero luego no puedes parar de hacerlo, atraído como un ciervo ante las luces del coche que le va a atropellar. La vida de los miembros de la familia Roy en una sucesión (nunca mejor dicho) de personas amorales y asquerosas que resumen los peores estereotipos del mundo empresarial y de los ricos.

Desde el hijo mayor que se las da de “naturista” y conectado con la naturaleza cuando es un vividor que no le ha dado un palo al agua en su vida, el hijo serio que quiere seguir los pasos de sus padre pero en el fondo no está capacitado para aguantar la presión o el joven descerebrado que se la sopla todo porque va a ser millonario pase lo que pase. Incluso las personas que parecen menos chungas, Shiv por ejemplo o su novio Tom tienen una moral algo distraída en su vida personal y parece que tomen siempre las decisiones más amorales posibles. Y por encima de todos, Logan, el gran tiburón de las finanzas cuya filosofía de tierrra quemada y arrasar con todo el que se le oponga nos devuelve a lo peor del Reaganismo que sigue estando de plena actualidad.

Dicho esto, ¡que entretenenido es todo, que bien me lo he pasado!! A pesar de ser episodios de casi una hora, pasan un montón de cosas y hay un montón de giros, sorpresas y momentazos. A lo largo de la primera temporada parece que Kendall tenga siempre la negra y sea víctima de la Ley de Murphy, pero cuando parece que la serie hace algo para que al menos sintamos pena por él, hace una flipada que vuelve a situarle en el lado de los personajes “ostiables”. Y así todos.

En este sentido, parece haber un mensaje subyacente alrededor de que a pesar de ser asquerosamente ricos, todos los hijos están traumatizados por un padre despótico que ama más el dinero que a ellos. Sin embargo, siendo esto cierto, su actitud individualista y egocéntrica hace imposible que pueda sentir empatía por ellos, aunque sí me divierten sus desventuras y flipadas.

No tengo claro qué nivel de fidelidad tiene la serie con la vida de la familia Murdoch, pero la serie acierta de pleno con la combinación de drama empresarial con enredos familiares, y hay mucha tela que cortar en estos 10 primeros episodios. Además, otro hacho que ayuda a enganchar al espectador es su perfecto diseño de producción y las localizaciones en Nueva York y otros lugares icónicos, que transmiten el glamour que se espera de una serie de este tipo.

Sabiendo lo que vas a ver, no se me ocurre nada negativo de esta primera temporada, me lo he pasado super bien. Digo esto porque a diferencia mía, mi mujer no ha entrado en el rollo amoral de la serie y no le ha gustado nada, así que sin duda depende el disfrute de llegar a la serie con el estado mental adecuado.

Comparto el trailer de esta estupenda primera temporada:

Succession es una serie amoralmente entretenida y adictiva. Me costó ponerme a verla pero ahora que la vi me muero de ganas de ver la segunda temporada a ver cómo continúa la historia.

PUNTUACIÓN: 8/10

¿Has visto la primera temporada de Succession, qué te pareció? Espero tus comentarios!!! Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Stargirl temporada 1 (HBO)

Aprovechando mi nueva suscripción a HBO he podido ver entera la primera temporada de Stargirl, la serie creada por Geoff Johns inspirada en el personaje de DC Comics creado por él junto al dibujante Lee Moder. Y dentro que es un buen entretenimiento juvenil que transmite la idea de legado de los comics DC, he encontrado un nivel general acorde con otras series de Warner del canal CW.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

La serie sigue a la estudiante de secundaria Courtney Whitmore, interpretada por Brec Bassinger, quien descubre un bastón cósmico y se convierte en la inspiración para una nueva generación de superhéroes que se convierten en la Sociedad de la Justicia de América.

Geoff Johns (Green Lantern, Flash, El Reloj del Juicio Final) creó al personaje de Courtney Whitmore junto al dibujante Lee Moder en 1999. Fue presentada en su comic Stars and S.T.R.I.P.E., en el que originalmente adquiría la identidad superheroica de Star-Spangled Kid. Posteriormente, cambió su nombre a Stargirl cuando el Starman en activo en ese momento (Jack Knight, protagonista de la maravillosa serie de James Robinson y Tony Harris entre otros) se retiró, pasando a formar parte activa de la Justice Society of America (JSA), que en ese momento estaba guionizada por el propio Johns junto a David S. Goyer.

Johns ha creado esta serie de televisión cuya primera temporada de 13 episodios se estrenó el pasado mes de mayo y que aunque inicialmente formaba parte del canal de streaming DC Universe, se ha unido al catálogo de la cadena The CW junto a Green Arrow, Flash, Supergirl o Batwoman. En España la serie estuvo disponible en HBO al día siguiente de su estreno en USA. La serie ha sido renovada por una segunda temporada cuyo estreno está previsto para 2021, si el COVID no lo impide.

Stargirl ha sido creada por Geoff Johns, y cuenta con Sarah Schechter, Glen Winter, Greg Beeman, Melissa Carter y Greg Berlanti como productores ejecutivos. Además de creador, Geoff Johns escribe 4 de los 13 episodios de esta temporada. El resto de episodios han sido escrito por Colleen McGuinness (2), James Dale Robinson (2), Melissa Carter (2), Taylor Streitz , Evan Ball, Paula Sevenbergen.

Por su parte, los trece episodios han tenido 12 directores, entre los que se encuentran Glen Winter, Michael Nankin, Rob Hardy, David Straiton, Chris Manley, Lea Thompson, Geary McLeod, Tamra Davis, Andi Armaganian , Jennifer Phang , Toa Fraser y Greg Beeman, el único que dirigió 2 episodios. La serie ha contado con fotografía de Scott Peck y Chris Manley, con música de Pinar Toprak.

Brec Bassinger es la gran protagonista al interpretar a Courtney Whitmore / Stargirl: una estudiante de segundo año de secundaria de Los Ángeles que tras mudarse con su familia a Blue Valley descubre una poderosa arma, el Bastón Cósmico, y se convierte en la heroína adolescente Stargirl.

La familia de Courtney está formada por su madre Bárbara Whitmore (Amy Smart), y su nueva pareja Pat Dugan (Luke Wilson), que en el pasado era Stripesy, el ayudante del Starman original de la JSA (interpretado casi a modo de cameo por Joel McHale). Em secreto, Pat buscaba trasladarse a Blue Valley para investigar un misterio que le atormenta desde hace una década. Junto a ellos, el hijo de Pat Mike (Trae Romano) completa la familia.

En el instituto Courtney conocerá a nuevos amigos y enemigos: Yolanda Montez (Yvette Monreal), Beth Chapel (Anjelika Washington), Rick Tyler (Cameron Gellma), Henry King Jr. (Jake Austin Walker) o Cindy Burman (Meg DeLacy) entre otros acompañarán a la protagonista en el instituto y fuera de él.

En el lado de los numerosos villanos de esta primera temporada, tememos a Jordan Mahkent / Icicle (Neil Jackson), Henry King Sr. / Brainwave (Christopher James Baker), Steven Sharpe / Gambler (Eric Goins), Lawrence «Crusher» Crock / Sportsmaster (Neil Hopkins), Paula Brooks / Tigresa (Joy Osmanski), Anaya Bowin / The Fiddler (Hina Khan) y el Dr. Shiro Ito / Dragon King (Nelson Lee), entre otros. Como véis, en lo referido al número de enemigos, la serie va sobrada.

Empezando con mi valoración de la serie, como veis he intentado ser deliberadamente ambiguo con el papel de los numerosos personajes que protagonizan la serie para intentar, en la medida de lo posible no chafaros las numerosísimas sorpresas y apariciones especiales que tenemos en la serie. Aunque luego entraré un poco más a fondo en la parte de spoilers, todos los fans de la JSA y del concepto del legado de los comics de DC, creo que van a disfrutar de esta serie.

Ese es el principal activo de una serie que, al final, sólo pretende entretener al target juvenil al que claramente está dirigido. No, yo no creo ser su público objetivo. Y al igual que otras series de CW, si entras en su juego puede ser muy disfrutable, a pesar de tener algunos elementos que hicieron mi suspensión de credulidad saltara por los aires en varios momentos. El elemento clave de una nueva generación de héroes que se levantan para enfrentarse al mal inspirados en los antiguos miembros de la JSA mola, y en ese aspecto se nota la mano de Geoff Johns en el guión y en la construcción de los personajes.

Un Johns que consigue transmitir el encanto de los mejores comics de DC en los que la personalidad de los héroes y no sus poderes son lo importante, y el vínculo mientras aprenden a utilizarlos hace que el equipo unido sea más fuerte que la suma de sus piezas individuales. Además, dentro de la locura que es que unos adolescentes se enfrenten a villanos asesinos super veteranos, Johns plantea el guión de forma que queda razonablemente bien justificado por qué sólo los héroes juveniles podían enfrentarse a esta amenaza. No tanto que venzan, eso entra dentro de los tópicos del género, pero al menos el cómo se llega hasta ahí está relativamente bien resuelto.

Otro detalle chulo de Stargirl y del guión de Johns, es que hace que la antagonista de Courtney sea Cindy Burman, la típica chica popular líder de las animadoras asquerosa del instituto de Blue Valley. Pero Cindy es además Shiv, la hija de Dragon King y una villana en ciernes superpoderosa que le va a poner difícil las cosas a Courtney. Y digo que esto mola porque Shiv fue también la villana en los primeros comics guionizados por Johns del personaje, en ese momento bajo el nombre de Star-Spangled Kid. Este es uno de los muchos easter-eggs de la serie que los fans de los comics van a disfrutar pero que no impide entender la historia a los no lectores.

Tengo un problema con la protagonista Brec Bassinger. Realmente no con la actriz, claro, sino con el personaje que interpreta, la adolescente de 15 años Courtney Whitmore. Por un lado, veo que Bassinger es una buena actriz que transmite la vitalidad y la alegría de vivir juvenil, a pesar de sufrir algunos dramas durante la temporada. También me ha parecido que desde el punto de vista físico y con su habilidad gimnástica, cumple de sobra con las escenas de acción. En un mundo en el que el “grim-n-gritty” aún sigue vigente en el medio audiovisual gracias a desastres como Batman v Superman de Zack Snyder o Joker de Todd Phillips, me parece genial que se hagan series como ésta planteada desde una perspectiva positiva que busca encontrar lo bueno que tenemos dentro, no amplificar lo malo.

Todo eso lo entiendo y me gusta. Pero volviendo a Courtney Whitmore / Stargirl, lamento decir que me cae mal el 75% del tiempo. Porque una cosa es ser positiva y otra ser una inconsciente que en su faceta superheroica pasa de lo que la dicen y hace lo que le sale del %$·€ todo el rato porque ella quiere. Volviendo al target objetivo, de nuevo entiendo que una serie que en el fondo es una aventura juvenil implica que los adolescentes hacen cosas fuera de toda lógica que los mayores les prohiben, y que Courtney lo haga es normal. En todo caso, también debo reconocer que Stargirl va de menos a mas y sufre una evolución super interesante que la hace crecer un montón como personaje.

También me doy cuenta que en los comics, desde Batman y Robin y todo lo que vino a continuación, nos hemos acostumbrado a ver a niños peleando contra adultos, y en la página lo vemos normal y mola, pero sin embargo verlo en imagen real no funciona igual de bien porque, claro, es imposible e irreal. Y esta sensación la tuve en varios momentos de la serie, junto a algún que otro WTF! Puntual.

Por si fuera poco, el climax final es de largo el peor episodio de toda la temporada porque, entre otras cosas, los efectos especiales no están a la altura. Y el caso es que en general la serie luce bastante bien y los efectos especiales relativos a los vuelos de Stargirl y sus demostraciones gimnásticas están bien realizadas y coreografiadas. Quizá el hecho que este episodio sea el peor de todos hizo que globalmente la sensación con la que me quedé sea peor que el nivel de la serie en su conjunto, lo cual me parece una pena.

En todo caso, dado que Stargirl tiene el corazón el el sitio correcto, como entretenimiento ligero la serie funciona y es entretenida, aunque la pongo al nivel de Flash o Supergirl. En función de lo que te parezcan estas series entiendo que podrás disfrutar el visionado de este primera temporada. En todo caso, si eres super fan de los comics y en concreto de la JSA, no te puedes perder esta serie.

Para comentar los elementos menos buenos que me impidieron disfrutar del todo la serie, tengo que entrar a comentar elementos clave de la trama CON SPOILERS. Sigue leyendo bajo tu responsabilidad.

El primer elemento extraño de la serie lo encontramos en el propio episodio piloto, con un prólogo en el que vemos a la JSA siendo asesinada por la Injustice Society of America (ISA) formada por Icicle, Brainwave, Sportsmaster, Tigresa y la sorpresa de Solomon Grundy. Sólo Pat Dugan (Luke Wilson), el padre adoptivo de Courtney consigue escapar con vida por los pelos, llevándose a un moribundo Starman (Joel McHale) que muere en sus brazos, dejándole el Bastón Cósmico a su cargo, hasta que encuentre al siguiente portador.

Hasta ahí, el comienzo impacta, cumple su objetivo de captar la atención de los espectadores y me moló mucho. Sin embargo, tras derrotar la ISA a la JSA, los villanos ¿desaparecen durante 10 años para ocultarse por algún motivo en Blue Valley? NO tiene sentido, dado que en la serie nunca se menciona la existencia de otros héroes como Batman, Superman, Wonder Woman o en general la Justice League que podrían enfrentarse a ellos. Y del resto que sí mencionan, entre ellos los sorprendentes 7 Soldados de la Victoria, su líder Shining Knight también es derrotado y le dejan con vida sin recuerdos para reirse de él. No se corresponde el nivel de poder de estos villanos con el salto temporal que se produce.

Otro elemento importante y fundamental es que la serie utiliza los trajes y elementos icónicos de los miembros de la JSA como claves para pasar los poderes a los chavales de la nueva generación. Dejando aparte la locura que es que Pat esté escapando de la ISA para evitar que le maten pero encuentre el tiempo de volver al lugar de la batalla para recoger los trajes de los muertos antes que llegue la policía, bomberos, ambulancias o que los propios villanos se los queden como trofeos, la serie muestra que lo especial son los trajes, no quienes los empuñan. De esta forma, Yolanda Montez se convierte en Wildcat, Beth Chapel en Dr. Midnight y Rick Tyler en Hourman, pero si los trajes los hubieran encontrado otras personas, buenas o malas, hubieran podido utilizar sus poderes también. Comentaba al principio que lo principal de los comics no son los poderes, sino las personas que los tienen, pero en el caso de ESTA serie los trajes y los poderes asociados sí son fundamentales y definitorios. En este sentido, que Pat construya a S.T.R.I.P.E., un robot gigante volador es de largo lo menos loco que vamos a encontrarnos.

Además de lo cuestionable de los orígenes de los chavales superheroicos, hay un problema muy grande con los villanos, en especial con la mente maestra que es Jordan Mahkent / Icicle. La serie intenta humanizarle para que no sea un villano de opereta, pero personalmente no me lo creo. Lo que es peor, toda la humanidad que muestra inicialmente hace que su paso a villano full-time sea increíble en el sentido más literal del término, llegando a alcanzar niveles un tanto penosos.

Entiendo la que serie no hay que tomarla demasiado en serio debido al target adolescente que comentaba antes, como tampoco hacemos con Flash o Green Arrow, y que con los ojos adecuados Stargirl es muy entretenida. Pero convertir a la ISA en unos super villanos asesinos de unos héroes veteranos hace que sea ridículo que se planteen que unos chavales sin experiencia puedan no ya hacerles sombra, sino derrotarles . Y si encima el climax es un fail en toda regla por unos insatisfactorios enfrentamientos entre Stargirl / Shiv, Brainwave / Wildcat y sobre todo Solomon Grundy / Hourman, pues la sensación final es normal que sea algo decepcionante. Por ejemplo, entre matar a un villano y dejar libre a Grundy como al final acaba haciendo Hourman, algo ridículo se mire como se mire, hay un enorme rango de opciones la primera de las cuales es dejarle inconsciente para la que lo policía o el ejército le detenga. Este momento es un WTF! en toda regla, al igual que el Wildcat / Brainwave en el que el villano emplea un truco que hasta ese moemnto no le había hecho falta dado su nivel de poder.

Dado que Pat y Courtney tienen más objetos de otros miembros de la JSA, entre ellos la linterna de Green Lantern, el bolígrafo de Johnnie Thunder y creo que la máscara anti gas de Sandman, no hay duda que la alineación de los jóvenes JSA va a crecer de cara a la segunda temporada ya confirmada. En todo caso, ya digo que aunque estas últimas líneas puedan parecer muy negativas, globalmente la serie me ha entretenido y con el estado mental adecuando creo que puede funcionar muy bien entre público de todas las edades.

Comparto el trailer de Stargirl:

Stargirl es un más que correcto entretenimiento, aunque no puedo negar que me he llevado un pequeño chasco con ella. En todo caso, si eres fan de los comics no dudo que hay muchas oportunidades de que te guste.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Y tu, ¿viste la película, qué te pareció? Espero tus comentarios. Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!