Archivo de la etiqueta: Henry Cavill

Crítica de Enola Homes de Harry Bradbeer (Netflix)

Netflix acaba de estrenar Enola Holmes, dirigida por el director británico Harry Bradbeer y que cuenta como principal atractivo el carisma de sus protagonistas Millie Bobby Brown y Henry Cavill. Una película fresca y entretenida aunque inocua y rápidamente olvidable.

PUNTUACIÓN: 6/10

Cuando Enola, la hermana adolescente de Sherlock Holmes, descubre que su madre ha desaparecido, no duda en emprender su búsqueda. Tendrá que emplear todas sus dotes detectivescas para que su famoso hermano no dé con ella y para desentrañar la conspiración en torno a un misterioso y joven lord.

Enola Holmes ha sido dirigida por el director británico Harry Bradbeer, conocido principalmente por su trabajo en series como Killing Eve o Fleabag. El guión es de Jack Thorne adaptando la novela de Nancy Springer. La película cuenta con fotografía de Giles Nuttgens, montaje de Adam Bosman y música Daniel Pemberton.

La película cuenta con el gran reclamo de su pareja protagonista. Millie Bobby Brown, que alcanzó la fama con Stranger things, interpreta a la joven de 16 años Enola Holmes, mientras que el potente (en el sentido más ámplio del término) Henry Cavill hace de su hermano Sherlock Holmes. Del resto del reparto destacaría a Sam Clafin como Mycroft Holmes, Helena Bonham Carter como Eudoria, la madre de todos y una mujer adelantada a su tiempo y alejada de los convencionalismos de la época, y Louis Partridge como el joven Vizconde Tewkesbury, que intenta escapar de su familia.

Empezando por los elementos positivos de la película, hay que reconocer que Enola Homes es entretenida y aunque dura 125 minutos no se hace larga. Enola Holmes se apoya completamente en el carisma y la frescura de Millie Bobby Brown, que además de ser la narradora de la historia rompe repetidamente la cuarta pared para hablarnos directamente a nosotros, los espectadores. Esto claramente busca crear una complicidad, como si viéramos a una joven amiga, y la verdad es que funciona.

La película está ambientada en la Inglaterra victoriana, una época en la que los convencionalismos sociales encorsetaban en todos los sentidos a la mujer, cuyo único objetivo en la vida era casarse y tener niños. En este ambiente opresivo, Enola Holmes ofrece un mensaje feminista alejado de algunos panfletos infumables que hemos sufrido últimamente en la televisión, resaltando la importancia de que cada uno tenemos que buscar nuestro propio camino sin tener en cuenta lo que la sociedad espera de nosotros. En este sentido, ver a Enola hacerlo transmite un mensaje positivo para los más jóvenes.

Millie Bobby Brown transmite carisma, frescura y empatía en cada fotograma, y su elección como protagonista es un enorme acierto de casting. Si la idea es que las niñas y adolescentes se vean reflejadas en ella, el éxito es total. También veo que los productores han sido muy listos con el resto del reparto, ya que para contentar a ese mismo público femenino tenemos a Henry Cavill por un lado, pura potencia y poderío físico en pantalla, y el joven Louis Partridge como el interés romántico de Enola que sin duda será del agrado de las adolescentes.

Helena Bonham Carter hace de ella misma y ofrece el elemento rebelde y disfuncional que romperá el ordenado mundo de Enola con su desaparición, mientras que Sam Clafin como Mycroft Holmes ejemplifica todos los vicios sociales de la época victoriana, poniendo la reputación, el decoro y el orden social por encima de todo lo demás.

Aunque la película es entretenida, el principal problema es lo inocua que resulta, de forma que se olvida con la misma facilidad que se ve. Enola Holmes se construye a partir de la empatía hacia la protagonista, utilizando para ello el recurso de romper la cuarta pared y que nos hable a los espectadores, pero el problema es que aunque este “artificio” narrativo es llamativo, lo que hace Enola durante estas dos horas resulta muy poco interesante.

La historia se pone en marcha a partir de la desaparición de su madre, lo que provoca que ella salga a buscarla, pero luego el guión vira hacia un misterio alrededor de la figura del también fugado Vizconde Tewkesbury, la excusa para que Enola practique sus dotes detectivescas, pero que resulta ser un bluf. Globalmente, excepto por la frescura que Millie Bobby Brown aporta a su interpretación, a la película le falta punch por todas partes.

Comentaba al principio que el director británico Harry Bradbeer es principalmente conocido por su trabajo en televisión. Y lo cierto es que lamentablemente se nota. De hecho, aunque la producción intenta mostrar un par de momentos de grandes paisajes, los momentos en Londres recuerdan una serie televisiva con uno o dos únicos sets donde rodar todas las escenas. Además, la dirección no tiene nada interesante narrativamente, aparte de caer en detalles videocliperos vacíos como la forma en que muestran las pistas que Enola va siguiendo.

Sobre el guión, hay un elemento que odio en una película, y es cuando repiten cosas ya mostradas como si los espectadores no entendiéramos lo que está pasando o no tuviéramos memoria. Pues esto pasa constantemente en la película, llegando hasta casi el sonrojo con por ejemplo el entrenamiento de Enola en artes marciales, que es repetido cada vez que Enola se ve envuelta en un problema.

Comentaba antes que Henry Cavill es todo POTENCIA en la película, consiguiendo en varios momentos que dudara de mi heterosexualidad. Lo malo es que aparte de posar y aparecer guapísimo en pantalla, realmente su personaje no hace nada de interés en todo el metraje. Eso mismo podría decirse, aplicando en este caso el elemento freak, a las apariciones de Helena Bonham Carter en pantalla, con el añadido que la película sugiere un elemento terrorista que nunca acaba de llevar a ningún lado.

En todo caso, creo que Enola Holmes ofrece un correcto entretenimiento y que el carisma de Millie Bobby Brown hace que la película rompa la racha de películas montoneras con la que Netflix nos ha castigado en las últimas semanas, pero no me atrevería a calificarla de notable. Perfecta para verla un jueves por la noche en casa y poco más. Tan correcta como olvidable.

Comparto el trailer de la película:

Enola Holmes ofrece un correcto entretenimiento para toda la familia, pero no es para tirar cohetes. Dentro de un par de semanas, pensaré en la película y tendré que esforzarme en recordar que si que la vi, aunque no las tendré todas conmigo.

PUNTUACIÓN: 6/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de The Witcher temporada 1 (Netflix)

No he leído las novelas de Andrzej Sapkowski ni jugado a sus mega conocidos videojuegos, y a pesar de todo he disfrutado mucho la primera temporada de The Witcher estrenada hace unos días en Netflix.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Geralt de Rivia, un cazador de monstruos mutante, viaja en pos de su destino por un mundo turbulento en el que, a menudo, los humanos son peores que las bestias. Adaptación a la televisión de la saga literaria de Andrzej Sapkowski que dio a su vez origen a una trilogía de prestigiosos videojuegos. (FILMAFFINITY)

Lauren S. Hissrich es la creadora, productora y guionista de esta serie de fantasía que busca convertirse en una de las grandes series de Netflix. Adaptando las novelas de Andrzej Sapkowski, ha planteado una primera temporada de ocho episodios que la cadena ya ha confirmado que tendrán continuidad al menos en una segunda.

La serie sigue a tres personajes principales: Geralt de Ribia (Henry Cavill), el Brujo / Witcher que da nombre a la serie, un ser sobrenatural sin sentimientos creado por magos que sobrevive viajando de pueblo en pueblo matando monstruos por un precio. Por otro lado tenemos a Yennefer de Vengerberg (Anya Chalotra) una joven con habilidades mágicas que vivía  en la pobreza más absoluta y que fue vendida por su padre a la maga Tissaia de Vries (MyAnna Buring), Rectora de la escuela de Aretuza y miembro de la Hermandad de Hechiceros. Por último, la princesa Cirilla de Cintra (Freya Allan), que oculta un gran poder y que tras ser su reino conquistado por el malvado reino de Nilfgaard controlado por el sanguinario Cahir (Eamon Farren), deberá buscar a Geralt si quiere tener una esperanza para sobrevivir.

La historia de estos tres personajes serán el hilo conductor de esta primera temporada, en el que veremos como sus caminos han estado conectados todo este tiempo.

Lo primero que hay que decir de The Witcher, por muy tonto que parezca, es que no, The Witcher no es una copia de Juego de Tronos. De hecho, las primeras novelas se publicaron antes que la obra de George R.R. Martin. Estamos ante una historia de fantasía heroica planteada desde un punto de vista muy diferente. Si entendemos eso antes de empezar, disfrutaremos el doble la serie.

Esta primera temporada mantiene una cierta cualidad episódica al estar los primeros episodios centrados en las aventuras de Geralt viajando de pueblo a pueblo. Aunque al final todo resultará estar conectado, en muchos momentos la sensación es de estar viendo una aventura ligera. Por suerte, Henry Cavill tiene un carisma brutal y mantiene la serie a flote. Con un actor más televisivo la serie hubiera hecho agua, y me alegra que la productora apostara fuerte al contratarle.

El primer episodio “El principio del fin” me ha parecido el mejor de esta primera temporada y el que muestra de forma brillante el mundo de The Witcher y el drama debajo de la figura de Geralt, un Brujo transformado contra su voluntad que es tratado como un monstruo por gente “honesta” que comete actos mucho peores que él. Cuando tiene que elegir entre “el menor de dos males”, acierta al indicar que el mal es el mal y no se debería tener que elegir entre dos opciones, sobre todo cuando la menos mala implica que una niña inocente tenga que morir.

También me ha gustado mucho la historia de Yennefer y su evolución durante la serie. Me ha parecido un personaje complejo con muchos matices que puede ofrecer muchos matices interesantes… si sobrevive a esta primera temporada. Aunque igual que digo esto, me ha parecido que Anya Chalotra ofrece una interpretación normalita, siendo generoso. Y lo mismo para Freya Allan como Ciri, aunque en este caso creo que su papel en esta temporada me pareció mucho más monótono y tampoco tuvo demasiadas cosas interesantes que hacer. En general, todo el reparto excepto Cavill es demasiado televisivo, en el mal sentido.

Además de la aventura ligera de Geralt, The Witcher muestra un mundo complejo con diversos reinos humanos en conflicto poblados por seres sobrenaturales como elfos o enanos que han sido masacrados por los humanos. Por encima de los Reyes, un Consejo de Magos controlan en la sombra el destino del continente y deciden qué reinos caen según sus propios intereses ocultos. Esta parte me pareció interesante pero en general menos que el resto de situaciones que se van planteando.

Otro elemento super chulo es descubrir que la narración de las historias de cada uno de los tres protagonistas no son lineales entre sí. Al principio hay una cierta confusión al ver escenas totalmente inconexas entre sí, pero una vez entiendes que la cronología no es la que se espera de una historia de este este calibre, la experiencia mejora un montón.

Lo más flojo además de la mayoría de interpretaciones es el villano de Nilfgaard al que de momento no han conseguido que tenga demasiada profundidad más allá del típico “soy el malo y quiero conquistarlo todo por qué así soy yo).

En todo caso, esta primera temporada me ha gustado bastante y me ha dejado con buen sabor de boca. De hecho, me alegró saber que Netflix había confirmado la segunda temporada nada más estrenar la serie, que supongo se estrenará también a final de año.

Comparto el trailer de esta primera temporada:

The Witcher ha resultado ser un entrenimiento ligero con algunas gotas de crítica social que ha conseguido engancharme y me dejó con ganas de más. Con la enorme oferta televisiva, esto para mí es el gran triunfo de la serie.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

Ysi te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Missión Imposible – Fallout, de Christopher McQuarrie, en 4DX

No me voy a andar con rodeos: Misión Imposible: Fallout es una pasada super entretenida. La sexta película de la franquicia protagonizada por Tom Cruise está de nuevo dirigida por Christopher McQuarrie, y verla en el increíble formato 4DX hizo que este peliculón se convirtiera en toda una experiencia.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Sexta entrega de la saga. En esta ocasión presenta a Ethan Hunt (Tom Cruise) y su equipo IMF (Alec Baldwin, Simon Pegg, Ving Rhames), con algunos aliados conocidos (Rebecca Ferguson, Michelle Monaghan), en una lucha contrarreloj después de que una misión salga mal.

Christopher McQuarrie se ha convertido en un seguro de vida para Tom Cruise. El actor y productor capta enseguida el talento y no lo deja escapar. La relación entre ambos nació a partir de Valkiria (Brian Singer, 2008), película con guión de McQuarrie, y ha continuado con Misión Imposible: Protocolo Fantasma de Brad Bird (2011), en la que McQuarrie participó reescribiendo el guión, y ya como director en Jack Reacher (2012), Misión Imposible: Nación secreta (2015) y ahora con Fallout, la sexta entrega de la saga que demuestra que Tom Cruise tiene cuerda para rato.

La película es excelente y no te deja un segundo de respiro. Las escenas de acción son su principal atractivo, y en este aspecto, Fallout es de diez. Como ya ocurrió tras ver Mad Max, cuando ves y sientes que actores han rodado físicamente en escenarios reales, aún cuando luego se inserten vehículos y elementos digitales, el visionado tiene un plus. Y Tom Cruise se ha convertido en el nuevo Jackie Chan con su “obsesión” de rodar todas las escenas peligrosas. La media hora en París es para enmarcarla, con Tom Cruise en moto cruzándose la ciudad para intentar escapar de varios perseguidores. Pero no solo esta persecución, el tiroteo en Berlín, el salto base o la pelea de la discoteca son brutales, así como el alucinante climax con persecución de helicópteros incluida.

Aunque nacido escritor, McQuarrie se ha demostrado como un perfecto narrador visual que sabe siempre cómo presentar la historia desde el mejor punto de vista, con una fluidez asombrosa. Los escenarios se convierten en otro personaje, y consigue que siempre esté claro donde está cada personaje y sus movimientos son lógicos y entendibles.

Pero no sólo triunfa McQuarrie en las escenas de acción. Hay escenas brutales como el prólogo o una escena sin sonido en la que Ethan Hunt anticipa cual puede ser el resultado de una misión, que son excelentes ejemplos de narrativa cinematográfica.

Otro hecho importante es que aunque se puede ver como una misión independiente, Fallout es continuación directa de Nación Secreta y cierra tramas abiertas desde Protocolo Fantasma. Es la primera vez en la franquicia de Misión: Imposible que se utiliza una narrativa serializada, y el resultado es sencillamente genial, creando una verdadera sensación de peligro y de que Ethan Hunt puede fallar. La historia es clara y tiene numerosos giros, y tiene la complejidad justa para que no parezca algo muy obvio y tampoco te pierdas. Además, consigue que haya una tensión in-crescendo que culmina con una misión que implica tres acciones simultáneas, lo que quedará en los anales de la saga.

Respecto al casting, Tom Cruise está impresionante como siempre, llenando la pantalla con sus stunts reales. Junto a él, los habituales Simon Pegg (“Benji” Dunn) y Ving Rhames (Luther Stickell) tienen un papel más importante que en anteriores películas. A ellos se les unen Alec Baldwin como el jefe del FMI  Alan Hunley y Angela Basset como la directora de la CIA Erica Sloan.

Ante el fallo de Hunt en la misión anterior, la CIA ordenará que su agente August Walker (Henry Cavill) acompañe y supervise a Hunt en la misión. Walker es lo opuesto a Hunt, un martillo para una misión en la que se requiere un escalpelo, y sirve de interesante contrapunto para Hunt. Junto a él Ilsa Faust (Rebecca Ferguson), presentada en Nación Secreta, volverá a ser el elemento “rogue” con una misión propia que amenace la de Hunt.

Sean Harris como Solomon Lane es el mejor villano de toda la saga y vuelve a mostrarnos el porqué. Incluso estando en prisión, sus planes siguen su curso y pueden amenazar con destruir a Hunt y todos los que ama, incluida su ex-esposa Julia (Michelle Monaghan).

Por cierto, es una pena comprobar que el pobre Jeremy Renner se ha quedado sin sitio en esta franquicia. Aunque es muy buen actor, no es una estrella y no tiene el carisma de Cruise, Robert Downey Jr. o Chris Evans, por poner algunos compañeros de reparto. Aunque siempre cabe la posibilidad de que sea recuperado en próximas películas, quien sabe.

Globalmente, diría que Protocolo Fantasma sigue siendo la mejor película de la saga, no solo por sus indudables cualidades cinematográficas, sino además porque marcó las bases del renacimiento de la franquicia: más humor mezclado con acción increible, Hunt cometiendo fallos y mostrando que es humano, gadgets que fallan en mitad de la misión que obliga a improvisar sobre la marcha, una misión con una tensión in-crescendo hasta el final. Todo eso es Misión Imposible y Fallout lo muestra de manera brillante, hasta el punto de que está película queda muy, muy cerca de Protocolo Fantasma.

Y luego está el visionado en 4DX en Kinépolis Valencia. Esta novedosa tecnología de momento sólo está disponible en Madrid y Valencia, y hace que la película sea toda una experiencia. La combinación de un 3D de última generación con un asiento móvil y numerosos efectos como viento en la cara y los pies, agua, olores, vibraciones o incluso relámpagos en la sala, consiguen que te sientas en medio de la acción.

En los choques te sientes como si estuvieras subido en una montaña rusa, pero lo que más me ha gustado de esta tecnología son los efectos menos vistosos pero mucho mejores para el disfrute de la acción. Durante las persecuciones y los travelings, los asientos se inclinaban y con el aire en la cara y el 3D sentías que estaban dentro de la película, creando una experiencia brutal.

Destacar también el perfecto 3D de la película, que lucía genial durante la película, y la sobresaliente calidad de imagen y sonido de esta sala. Lamento decir que en mi localidad de residencia he tenido muy malas experiencias con salas en mal estado que hacen que ni la imagen si el sonido tengan la calidad mínima exigible. Esto ha hecho que en película seleccionadas no me importe desplazarme hasta Valencia para asegurarme que voy a ver Vengadores Infinity War con la máxima calidad posible. Ahora con el 4DX, voy a ser más habitual si cabe.

Otros efectos más anecdóticos pero muy chulos son por ejemplo, cuando entran en la discoteca el asiento vibra al ritmo de la música, y la sala despide un olor que fue sorprendente e interesante a la vez. O los rayos cuando se tiran en salto base.

Si tengo que ponerle un pero es que para sentir los efectos de la silla debías estar quieto toda la película, y al tener Fallout 145 minutos, esto hizo que el asiento se me hiciera algo incómodo. Entiendo que en películas “normales” de 100/120 minutos esto no pasará.

Además, al terminar la película nos sentiamos como si nos hubieran dado una paliza, debido a todo el “machaque” sufrido durante dos horas y media. Esta sensación no es mala, de hecho, es brutal haber visto una película super entretenida y acabar con esta sensación.

En mi caso, me quedé super satisfecho de la experiencia del 4DX y la recomiendo a todo el mundo. Creo que la diferencia de precio está super justificada en esta película y que vale la pena el desembolso extra.

Dicho esto, también creo que el 4DX sólo valdrá la pena para dos o tres películas como máximo al año, aunque ojala los estudios tengan en cuanta las posibilidades que esta tecnología abre para el visionado de las películas y lo tengan en cuenta en sus rodajes. De momento, la próxima película que probablemente veamos en 4DX será Aquaman de James Wan, que se estrena estas navidades.

Comparto el trailer de esta nueva  Misión: Imposible.

Mision Imposible: Fallout es la película del verano, con permiso de Los Increíbles 2. Una película super entretenida que mantiene a Tom Cruise como la mayor estrella del cine comercial de acción. Si te gusta este tipo de cine, debes ir a verla en la pantalla más grande que puedas. Y si puedes, prueba el 4DX, creo que te gustará.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Trailer de Batman v Superman

¡Warner contraataca!!

Ante el inminentes estreno de Los Vengadores: La era de Ultron la semana que viene, y el nuevo trailer de Star Wars: El despertar de la Fuerza, extrañaba no tener noticias de la que se espera sea una de las películas más importantes de 2016, Batman v Superman: Dawn of Justice, que servirá de inicio al universo cinematográfico compartido de los héroes de la Editorial DC Comics.

Aquí podeis ver el primer y esperado trailer, en versión española:

Trailer en inglés:

No parece que vayan a ser muy buenos amigos…

La película, dirigida por Zach Snyder a partir de un guión de Chris Terrio, nos mostrará la primera reunión cinematográfica de estos míticos personajes de los tebeos, y sirve de plataforma de lanzamiento de la película de la Liga de la Justicia, que se estrenará el año siguiente, en 2017.

BatmanvSuperman

La película se sitúa cronológicamente tras Man of Steel (2013), repitiendo Henry Cavill en el papel de Superman / Clark Kent, Amy Adams como Lois Lane y Diane Lane como Martha Kent.

Para el murciélago supone de un nuevo comienzo cinematográfico que deja atrás las películas que dirigió Christopher Nolan entre los años 2005 Y 2012. El nuevo Batman está interpretado por Ben Affleck y aparentemente está muy influido en la visión del personaje que Frank Miller plasmó en su obra The Dark Knight Returns, publicada en 1986. Como curiosidad, Jeremy Irons interpretará a Alfred, el fiel mayordomo de Bruce Wayne.

Aparentemente, Batman va a tener una mayor importancia en la historia que Superman, y por la imagen del nuevo Batmóvil, va a ser un Batman preparado para infligir daño a sus enemigos… ¡kriptonianos incluidos!

10560584_282114788655775_470106377439978355_o

A pesar de lo que este trailer pudiera indicar, el villano de la película será Lex Luthor (interpretado por el joven actor Jesse Eisenberg). Además de estos héroes, esta película servirá de presentación a modo de teaser para Wonder Woman (Gal Gadot) y Aquaman (Jason Momoa).

batman-vs-superman-official-logo-HD

La película se estrenará el 25 de Marzo de 2016, por lo que aún queda mucho tiempo para que podamos verla. Seguro que en próximos meses lanzarán nuevos trailers que servirán para saciar la sed de los fans.

Y a vosotros, ¿qué os ha parecido? Espero vuestros comentarios.

¡Saludos!