Archivo de la etiqueta: Lo que hacemos en las sombras

Crítica de Lo que hacemos en las sombras de Taika Waititi y Jemaine Clement (Película – HBO)

Aprovechando mi suscripción a HBO he podido ver Lo Que hacemos en las sombras de Taika Waititi y Jemaine Clement, divertidísima comedia planteada en formato de falso documental y cuyo éxito propició su adaptación a serie de televisión.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Viago, Deacon y Vladislav son tres vampiros que comparten piso en Nueva Zelanda. Hacen lo posible por adaptarse a la sociedad moderna: pagan el alquiler, se reparten las tareas domésticas e intentan que les inviten a entrar en los clubs. Una vida normal, salvo por una pequeña diferencia: son inmortales y tienen que alimentarse de sangre humana. Cuando su compañero del sótano, Petyr, convierte en vampiro a Nick, nuestros protagonistas deberán enseñarle como funciona todo en su recién estrenada vida eterna. (FILMAFFINITY)

What We Do in the Shadows es una película de 2014 que ayudó a lanzar a la fama a Taika Waititi (Thor Ragnarok, Jojo Rabbit) y Jemaine Clement (Flight of the Conchords). Igual que la maravillosa serie de televisión, cuyas críticas de las temporadas uno y dos puedes leer en los links, se basa en esta película, no sabía que esta película a su vez se basó en un cortometraje, “What We Do in the Shadows: The Vampire Interview”, escrito y dirigido por Waititi y Clement, y protagonizado por sus amigos Jonny Brugh, Cori Gonzalez-Macuer y Stu Rutherford, que también participan en la película.

La película cuenta con fotografía de Richard Bluck y DJ Stipsen, montaje de Yana Gorskaya y música de Plan 9, que incluye la ya famosa canción “You’re Dead” de Norma Tanega, incluida en los títulos de crédito de la serie de televisión.

La película de apenas 86 minutos está protagonizada por Jemaine Clement, Taika Waititi, Jonathan Brugh, Ben Fransham y Cori Gonzalez-Macuer como los vampiros Vladislav, Viago, Deacon y Petyr que comparten casa en un subirbio de Nueva Zelanda, además del recién convertido Nick.

La película cuenta con Stu Rutherford como Stu, el mejor amigo humano de Nick, que introducirá a los vampiros a la tecnología, Jackie van Beek como Jackie, una ama de casa que es el familiar de Deacon, y Rhys Darby como Anton, el líder de un grupo local de hombres lobos.

Reconozco que he hecho el camino al revés, y debería haber visto la película ANTES que la serie de TV. Sin embargo, la HBO no ha tenido disponible en su catálogo esta película hasta entiendo que recientemente. La serie de televisión me flipa y es una de mis series favoritas de los últimos años gracias a su revisión en tono de comedia de los mitos del vampirismo y otros seres sobrenaturales.

Y tras ver la película después que la serie, debo decir que me ha divertido, pero mucho menos que la serie. De hecho, casi parece que la película les sirvió de banco de pruebas para testear la idea y ver qué elementos funcionaban mejor y cuales había que mejorar. Empezando por el añadido e la serie de Guillermo (el increíble Harvey Guillen), el sirviente humano que hará de narrador del falso documental, la vampira Nadja (Natasia Demetriou) y el vampiro de energía Colin Robinson (Mark Proksch), tres elementos que elevan la serie a categoría de culto. De hecho, el casting para la serie de Kayvan Novak como Nandor y Matt Berry como Laszlo Cravensworth, mejoran también exponencialmente a Jemaine Clement y Taika Waititi.

No es que la película no sea divertida, que lo es, sino que algunas de estos chistes los hemos visto ya en la serie y por tanto no tienen el mismo impacto. Este visionado me recordó el título de un rap de Kid´n´Play “Everything you can do I can do better”, solo que aplicado a ellos mismos del presente si viajaran al pasado y se encontraran con sus yo jóvenes. De hecho, frente a esta película de 84 minutos, el formato de serie con capítulos de 25 minutos también funciona mejor para presentar la idea clave del episodio y desarrollarla sin mostrar conceptos que puedan resultar redundantes, como puede ser el uso en dos escenas de los hombres lobo.

En todo caso, si te gustó la serie, creo que es un ejercicio interesante ver la génesis de esta idea en formato cine. Dada la imposibilidad de salir de casa y tener que optar por ocio casero, seguro que hay alguna noche tonta que no saber qué poner.

Comparto el trailer de la pelicula:

Lo que hacemos en las sombras es una divertida comedia cuya fórmula ha sido refinada e incluso mejorada con la maravillosa serie de televisión. En todo caso, he disfrutado micho con el visionado de la película, que se convierte en visionado obligado para todos los suscriptores de HBO.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

¿Habéis visto la película, qué os pareció? Espero con ganas vuestros comentarios. Y si os gustó el artículo, os agradezco los me gustas y que lo compartáis en redes sociales.

¡Saludos a todos!

Crítica de Lo que hacemos en las sombras temporada 2 (HBO)

La segunda temporada de Lo que hacemos en las sombras estrenada en HBO y creada por Jemaine Clement ha sido aún más divertida que la primera, aún teniendo en cuenta que se ha perdido la sorpresa inicial. Una serie super recomendable que hoy quiero recomendar.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

What We Do in the Shadows (Lo que hacemos en las sombras) es una comedia con toques de terror planteada como falso documental en el que seguimos la vida de cuatro vampiros que viven en Staten Island (Nueva York) y su familiar Guillermo, el sirviente humano que se ocupa de sus necesidades mundanas.

La serie ha sido creada y producida, por Jemaine Clement, actor, escritor y productor de la película de 2014 realizada junto a Taika Waititi (Thor Ragnarok), que ellos mismos han adaptado con gran éxito para la televisión.

Los protagonistas son Nandor the Relentless (Kayvan Novak), un vampiro de más de 700 años que proviene del imperio Otomano y que se autodenomina líder del grupo. Junto a Nandor conoceremos a su familiar Guillermo (Harvey Guillen), su sirviente humano que lleva 10 años de servicio y que sueña con ser convertido en vampiro, cosa que no parece que vaya a suceder. Junto a ellos viven en la casa Nadja (Natasia Demetriou), una vampira rumana que convirtió en vampiro a Laszlo Cravensworth (Matt Berry), un antiguo noble inglés. Y además, también vive con ellos el Vampiro de Energía Colin Robinson (Mark Proksch).

La serie está planteada desde el costumbrismo para mostrar lo patética y fuera de su tiempo que son las vidas de Nandor, Nadja y Laszlo, creando momentos divertidísimos. En esa parte, la serie es genial pero mantiene la premisa inicial de la serie, por lo que se pierde en esta temporada el elemento sorpresa. Esto en el fondo da igual si las situaciones planteadas funcionan, y vaya si funcionan. El humor es super inteligente y funciona siempre.

Pero es que además, esta segunda temporada sirve para destacar a Guillermo, el verdadero all-star de la serie convertido además en un “Vampire-Killer” que da momentos increíbles. El otro gran protagonista de esta segunda temporada es Colin Robinson, el único vampiro de la casa que parece adaptado a la vida moderna y que tiene también varios gags alucinantes, como cuando se le muestra como un troll de Twitter que escribe barbaridades para ofender y poder alimentarse de ello.

Esto me lleva a que el humor de esta temporada dispara contra todo lo que se mueve, no solo los clichés del cine de vampiros. En estos 10 episodios  habrá tiempo de ver zombies, fantasmas, maldiciones, brujas e incluso un Teatro de los Vampiros, además de conocer en mayor profundidad la triste realidad de los familiares de los vampiros.

Otro elemento muy chulo es el de los cameos, teniendo en esta temporada a Halley Joel Osment (que siempre será el niño de El Sexto Sentido), o un genial Mark Hammil en el episodio On The Run que se ríe de las series clásicas en las que un desconocido llega a un pueblo cambiando las vidas de la gente. Además de que el propio Jemaine Clement e guarda también una aparición en el último episodio.

Si tengo que ponerle un pero a esta segunda temporada, de nuevo sería que estos 10 episodios de unos 20 minutos cada uno se me han hecho muy muy cortos. Aunque eso supongo que es bueno. Fundamental en la buena comedia, a decir verdad.

Además, su estreno en HBO a razón de 1 episodio semanal hizo que tuviéramos que esperar y no quemáramos la temporada en una sentada, lo cual también ayuda a que la hayamos disfrutado durante más tiempo. Aunque las ventajas del modelo Netflix también son importantes, parece que de esta manera el impacto de la serie se ha alargado durante más de dos meses. Y mola.

Comparto el trailer de esta segunda temporada:

Lo que hacemos en las sombras es una comedia increíble que se ríe de todo lo que se pone a tiro y que ofrece un disfrute como hacía tiempo no disfrutaba. Un serie super recomendable que no te puedes perder, ojalá la tercera temporada ya confirmada sea 5an buena como ésta.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Lo que hacemos en las sombras temporada 1 (HBO)

La primera temporada de Lo que hacemos en las sombras es una espectacular comedia absurda que hará las delicias de los fans del género de vampiros que busquen un giro diferente. La serie producida por FX Networks y estrenada en España por HBO, ha sido creada por Jemaine Clement adaptando el concepto de la película del mismo nombre dirigida por Taika Waititi en 2014.

PUNTUACIÓN: 8/10

What We Do in the Shadows (Lo que hacemos en las sombras) es una comedia con toques de terror planteada como falso documental en el que seguimos la vida de tres vampiros que viven en Staten Island (Nueva York) y su familiar Guillermo, el sirviente humano que se ocupa de sus necesidades mundanas.

La serie ha sido creada y producida, por Jemaine Clement, actor, escritor y productor de la película de 2014 realizada junto a Taika Waititi (Thor Ragnarok), que también ejerce de productor y ha dirigido tres episodios de esta primera temporada. La serie está también producido por  Paul Simms, Scott Rudin, Garrett Basch, Eli Bush, Joanne Toll y Hartley Gorenstein. La serie cuenta con D.J. Stipsen como director de fotografía, y música de Mark Mothersbaugh.

Los protagonistas son Nandor the Relentless (Kayvan Novak), un vampiro de más de 700 años que proviene del imperio Otomano y que se autodenomina líder del grupo. Junto a Nandor conoceremos a su familiar Guillermo (Harvey Guillen), su sirviente humano que lleva 10 años de servicio y que sueña con ser convertido en vampiro, cosa que no parece que vaya a suceder. Junto a ellos viven en la casa Nadja (Natasia Demetriou), una vampira rumana que convirtió en vampiro a Laszlo Cravensworth (Matt Berry), un antiguo noble inglés.

Estos son el nucleo duro de la familia, que comparten casa con Colin Robinson (Mark Proksch) un Vampiro de Energía. A diferencia de los vampiros normales, Colin puede caminar por el día y tiene un trabajo normal, y se alimenta de las energías de humanos y vampiros aburriéndolos o enfureciéndolos. Gracias a que paga el alquiler le dejar vivir con ellos, aunque intentan evitarle en todo momento.

Lo que hacemos en las sombras me ha flipado y es una de las mejores comedias que he visto en los últimos tiempos. Y eso que otras comedias como El Método Kominski o Russian Doll también me han gustado bastante. Pero este falso documental ha tocado todas las teclas de las cosas frikis raras que me gustan.

El uso del falso documental es perfecto para mostrar a unos personajes patéticos que nos hablan directamente a nosotros los espectadores, generando unas situaciones superdivertidas en todo lo referido a la vida cotidiana de los vampiros.

He visto la serie en V.O. y me han flipado todos los actores. Empezando por el fuerte acento de Nandor y Nadja, así como el inglés académico de Lazlo. Mención aparte para Colin Robinson cuya necesidad de aburrirnos para alimentarse de nuestras emociones crea unas situaciones divertidísimas. Y sobre todos ellos, me ha encantado Guillermo (Harvey Guillen), el único humano que intenta mostrar ante la cámara que su vida al servicio de Nandor es una pasada cuando él en realidad se da cuenta que todo es una mierda y que su vida es penosa.

Todos los episodios son super divertidos y juegan con destruir las convenciones alrededor de los vampiros. Empezando por la ubicación en la nada glamurosa Staten Island, frente a otros vampiros que viven en Manhattan, o la existencia de vampiros con otras habilidades. Me lo he pasado genial con todos los episodios, pero tengo que destacar el episodio 7, en el que hay un juicio y que contiene las meta-referencias al lore vampírico más divertidas que recuerdo.

Los que hacemos en las sombras son 10 episodios de una duración de entre 20 y 25 minutos, que resulta la píldora perfecta de diversión para cada día. Me alegra descubrir que la cadena FX ya ha confirmado una segunda temporada, que promete un montón de diversión, empezando por la sorpresa final de esta temporada sobre el árbol genealógico de Guillermo.

Una serie super divertida de la que no se me ocurre nada malo, todo ha sido diversión a costa de estos vampiros entrañables y asesinos.

Comparto el trailer de esta primera temporada:

Lo que hacemos en las sombras en la comedia del año. Me ha encantado de forma increíble y ha hecho que no parara de reir. Si te gustas las historias freaks, esta serie te va a encantar.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!