Crítica de Ojo de Halcón episodio 6 (Disney+)

Después del estupendo cliffhanger de la semana pasada, Ojo de Halcón nos ha ofrecido un final por todo lo alto que convierte a la última serie de Marvel Studios en Disney+ de 2021 uno de sus mayores éxitos junto a Wandavision y What if?, abriendo unas posibilidades increíbles de cara al futuro.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Capítulo 6. ¿Con que es Navidad?

La alianza de Clint y Kate peligra por las consecuencias de haber sacado a la luz la conspiración.

Este quinto episodio está dirigido por Rhis Thomas, director de los dos primeros episodios, con guión del creador y productor de la serie Jonathan Igla junto a Elisa Climent. El episodio tiene 61 minutos, 50 sin los títulos de crédito.

Además de Jeremy Renner y Hailee Steinfeld como los titulares Clint Barton y Kate Bishop, en este episodio vuelven a tener protagonismo Vera Farmiga como Eleanor Bishop, la madre de Kate, su novio Jack Duquesne (Tony Dalton) y Alaqua Cox como Maya López / Echo, a los que hay que sumar la sorpresa de Florence Pugh como Yelena Belova / Black Widow y ¡Vincent D Onofrio como Wilson Fisk!!!

Se cumplieron las previsiones. Ojo de Halcón nos ha dado un final a la altura de las expectativas creadas las semanas pasadas. Uno de los éxitos más grandes de esta serie ha sido el feeling de aventura ligera pero construida a partir de una empatía tremenda hacia los protagonistas Clint Barton y Kate Bishop. Y es que entender que no pasa nada si el destino del mundo no está en juego y que se puede construir una historia «pequeña» que simplemente gire por el drama familiar de Kate y el intento de ocultar su rastro Clint es otro de sus éxitos, lo cual es para mi puro comic y me encanta.

Para ser 50 minutos de historia, el episodio saca el máximo partido a todas las tramas abiertas consiguiendo que todo tenga un final satisfactorio. Y mira que habían líneas abiertas: Clint vs Yelena, Kate contra los chandaleros, Echo, Eleanor y Jack Duquesne, y el sorpresón de Kingpin… Todo tiene su momento y consiguen que mole todo. En este momento, hay que quitarse el sombrero ante el director de casting de Marvel, porque a Jeremy Renner ya le conociamos, y a lo largo de la serie tiene momentos de sobra para lucirse, Pero Hailee Steinfeld y Florence Pugh han sido las auténticas MVPs de la serie, con unos registros interpretativos alucinantes. El personaje de Yelena ha sido un añadido sorprendente de la serie que ha tenido todo el sentido para conseguir elevar las apuestas del juego, y tiene una química bestial con Kate en pantalla, que me dejan con ganas de más aventuras de la pareja. Además, las apuestas nunca estuvieron tan altas como con la llegada de Kingpin, ahora si en toda su gloria y una caracterización sacada directamente de la novela gráfica Negocios familiares de James Robinson y Gabrielle Dell Otto.

Igual que digo lo mucho que me han gustado Renner, Steinfeld, Pugh y D Onofrio, tengo que decir que me ha dado un poco de pena lo desaprovechada que ha estado Vera Farmiga en la serie, una actriz que me encanta, y la pequeña decepción con el giro del personaje de Jack Duquesne, el principal damnificado de la necesidad de síntesis y de ir al grano para cerrar todas las tramas. Junto a ellos, hay que agradecer el intento de inclusividad de Marvel / Disney con Alaqua Cox, la actriz discapacitada que interpreta a Maya López. Y junto a esto, teniendo en cuenta que es su primer profesional, no lo hace mal. Sin embargo, no la veo aguantando ella sola una serie, porque el carisma o se tiene o no se tiene, y diría que ella no tiene. NO haciéndolo mal, pero tampoco está brillante.

Si en episodios anteriores me quejaba que faltaba un poco de acción, en el climax final nos hemos resarcido más que de sobra con la pelea de Clint y Kate en el Rockefeller center contra ¿decenas, cientos? de mafiosos chandaleros. Abrazando sin complejos los elementos más locos del comic, verles utilizar las flechas trucadas ha sido un disfrute maravillosos para un lector veterano de los comics Marvel como yo. ¡Bendita locura! Hay un elemento absurdo en el hecho de ver a un hombre con un arco y flechas enfrentarse a decenas de villanos armados con pistolas que los lectores de comics asumimos con naturalidad porque es una de las convenciones del medio sin el cual no hay historia, pero que algunas veces no acaba de funcionar cuando un «realismo» mal entendido por parte de los productores transmite que ellos mismos tampoco se lo acaban de creer. Eso NO pasa en Hawkeye, y me vuela la cabeza que Kevin Feige como productor ejecutivo abrace el espíritu de los comics y sepa sacar adelante incluso estos elementos tan comiqueros , conectándoles con el MCU con total naturalidad.

Los trajes de ambos Ojo de Halcón utilizados en este climax son ya el último homenaje (apropiación según se mire) del trabajo de David Aja en el comic de Hawkeye que creó junto a Matt Fraction. Y hablando de Fraction, el guionista si tiene con un puesto de productor en la serie que deberían haber dado también a Aja para pagarle lo que claramente merece. Las cosas como son.

Como digo, además de chulísimos momentos de acción, hay también mucho humor y creo que en general está bien integrado, de forma que sólo los jugadores de rol en vivo amigos de Kate son lo único que me chirría durante el episodio. Y junto a todos estos elementos, es el núcleo emocional del triángulo Clint – Kate – Yelena lo que consigue que todo te importe porque quieres que los tres dejen de pegarse y arreglen sus diferencias. Las interacciones entre los tres nos deja momentos super divertidos y también impactantes, dejándonos con una sensación super satisfactoria.

ATENCIÓN, ZONA DE SPOILERS A CONTINUACIÓN

Como digo, este último episodio ha sido super satisfactorio, y no ha dejado de dejarnos sorpresas impactantes. Algunas, como saber que Laura, la mujer de Clint, fue en el pasado una agente de SHIELD (¿he oído Pájaro Burlón?) es un easter-egg que mola mucho pero no creo que vaya a ir más allá. Pero la reconciliación de Yelena con Clint, o que Kate se vaya a vivir con Kate tras la detención de su madre, abre de par en par la posibilidad de unos jóvenes Vengadores en el futuro más inmediato, lo cual no puede gustarme más.

El otro sorpresón del episodio es el final en el que Maya dispara a Kingpin, vengándose por haber mandado matar a su padre. Por supuesto, Fisk no está muerto, creo yo, y el inminente vacío de poder y la lucha por conseguirlo me traslada a los años 80/90 cuando la guerra de bandas estalló en los comics de Spiderman precisamente a partir de la desaparición de Wilson Fisk. Teniendo en cuenta el final de Spiderman No way home, no tengo duda que el futuro del MCU pasa precisamente por esta línea argumental, aunque no tengo claro en qué series o películas veremos desarrollarla. Lo cual hará que posteriormente podamos asistir al retorno de Kingpin al poder. Y está claro que estariamos hablando de años de planificación, pero tras presentar a Kingpin un miércoles en Ojo de Halcón y el jueves a Matt Murdock en Spiderman NWH, me creo completamente que el marco temporal de años de previsión es con el que se mueven actualmente los creativos de Marvel y que pueden savar adelante una historia que pueden hacer que sea todo lo amplia y compleja que quieran, incluyendo la participación de Daredevil.

Otro tema interesante es el final que ofrece la serie para Clint Barton. No hay duda que Hailee Steinfeld es la apuesta de futuro, y su carisma, empatía y frescura se salen de la escala, pero realmente podemos tener perfectamente a Clint como un mentor de la nueva generación de héroes, sobre todo pensando lo superior que ha sido en todo momento y cómo su sentido de la responsabilidad no le dejaría que hubiera un chaval enmascarado poniéndose en peligro en Nueva York sin entrenamiento o supervisión. Esto es una suposición, claro, pero si había gente esperando el traspaso de poderes entre Clint y Kate, realmente no ha llegado a producirse.

Hasta el momento las diferentes películas del MCU en 2021 habían ido muy a su aire, de forma que parecía faltaba cierta cohesión o dirección a la Fase 4. Wandavision si que dejó varias líneas abiertas, la primera de Wanda empezaremos a verla en Doctor Extraño en el multiverso de la locura este próximo mes de mayo de 2022. Pero ha tenido que llegar diciembre y el estreno de Spiderman NWH y de este Ojo de Halcón para ver que el MCU sí tiene un camino marcado para el futuro y que Marvel continúa expandiéndolo con personajes jóvenes y diversos, lo cual me parece apasionante.

Si tengo que hacer mi ranking del MCU de este 2021, sería este:

Spiderman No way Home

Wandavision

3º Ojo de Halcón

What if?

Shang-Chi

Eternals

Black Widow

Loki

9º Falcon y el Soldado de Invierno

Y aunque globalmente el año hay que calificarlo como bueno, lo mejor es la sensación que incluso sin un milagro como Spiderman NWH, 2022 puede acabar siendo un año mejor y más apasionante que el año que se nos va. Este es otro detalle que me deja con esperanza de cara al futuro, incluso aceptando con normalidad que es normal que vayan a estrenarse series o películas que no sean para mi y que no consiga conectar con ellas.

Comparto el teaser trailer de este último episodio de Ojo de Halcón:

Ojo de Halcón ha sido todo un éxito. No puedo estar más contento de la serie y me flipa las posibilidades que se abren a partir de ahora.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.