Archivo de la etiqueta: Jeremy Renner

Crítica de Ojo de Halcón episodio 6 (Disney+)

Después del estupendo cliffhanger de la semana pasada, Ojo de Halcón nos ha ofrecido un final por todo lo alto que convierte a la última serie de Marvel Studios en Disney+ de 2021 uno de sus mayores éxitos junto a Wandavision y What if?, abriendo unas posibilidades increíbles de cara al futuro.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Capítulo 6. ¿Con que es Navidad?

La alianza de Clint y Kate peligra por las consecuencias de haber sacado a la luz la conspiración.

Este quinto episodio está dirigido por Rhis Thomas, director de los dos primeros episodios, con guión del creador y productor de la serie Jonathan Igla junto a Elisa Climent. El episodio tiene 61 minutos, 50 sin los títulos de crédito.

Además de Jeremy Renner y Hailee Steinfeld como los titulares Clint Barton y Kate Bishop, en este episodio vuelven a tener protagonismo Vera Farmiga como Eleanor Bishop, la madre de Kate, su novio Jack Duquesne (Tony Dalton) y Alaqua Cox como Maya López / Echo, a los que hay que sumar la sorpresa de Florence Pugh como Yelena Belova / Black Widow y ¡Vincent D Onofrio como Wilson Fisk!!!

Se cumplieron las previsiones. Ojo de Halcón nos ha dado un final a la altura de las expectativas creadas las semanas pasadas. Uno de los éxitos más grandes de esta serie ha sido el feeling de aventura ligera pero construida a partir de una empatía tremenda hacia los protagonistas Clint Barton y Kate Bishop. Y es que entender que no pasa nada si el destino del mundo no está en juego y que se puede construir una historia «pequeña» que simplemente gire por el drama familiar de Kate y el intento de ocultar su rastro Clint es otro de sus éxitos, lo cual es para mi puro comic y me encanta.

Para ser 50 minutos de historia, el episodio saca el máximo partido a todas las tramas abiertas consiguiendo que todo tenga un final satisfactorio. Y mira que habían líneas abiertas: Clint vs Yelena, Kate contra los chandaleros, Echo, Eleanor y Jack Duquesne, y el sorpresón de Kingpin… Todo tiene su momento y consiguen que mole todo. En este momento, hay que quitarse el sombrero ante el director de casting de Marvel, porque a Jeremy Renner ya le conociamos, y a lo largo de la serie tiene momentos de sobra para lucirse, Pero Hailee Steinfeld y Florence Pugh han sido las auténticas MVPs de la serie, con unos registros interpretativos alucinantes. El personaje de Yelena ha sido un añadido sorprendente de la serie que ha tenido todo el sentido para conseguir elevar las apuestas del juego, y tiene una química bestial con Kate en pantalla, que me dejan con ganas de más aventuras de la pareja. Además, las apuestas nunca estuvieron tan altas como con la llegada de Kingpin, ahora si en toda su gloria y una caracterización sacada directamente de la novela gráfica Negocios familiares de James Robinson y Gabrielle Dell Otto.

Igual que digo lo mucho que me han gustado Renner, Steinfeld, Pugh y D Onofrio, tengo que decir que me ha dado un poco de pena lo desaprovechada que ha estado Vera Farmiga en la serie, una actriz que me encanta, y la pequeña decepción con el giro del personaje de Jack Duquesne, el principal damnificado de la necesidad de síntesis y de ir al grano para cerrar todas las tramas. Junto a ellos, hay que agradecer el intento de inclusividad de Marvel / Disney con Alaqua Cox, la actriz discapacitada que interpreta a Maya López. Y junto a esto, teniendo en cuenta que es su primer profesional, no lo hace mal. Sin embargo, no la veo aguantando ella sola una serie, porque el carisma o se tiene o no se tiene, y diría que ella no tiene. NO haciéndolo mal, pero tampoco está brillante.

Si en episodios anteriores me quejaba que faltaba un poco de acción, en el climax final nos hemos resarcido más que de sobra con la pelea de Clint y Kate en el Rockefeller center contra ¿decenas, cientos? de mafiosos chandaleros. Abrazando sin complejos los elementos más locos del comic, verles utilizar las flechas trucadas ha sido un disfrute maravillosos para un lector veterano de los comics Marvel como yo. ¡Bendita locura! Hay un elemento absurdo en el hecho de ver a un hombre con un arco y flechas enfrentarse a decenas de villanos armados con pistolas que los lectores de comics asumimos con naturalidad porque es una de las convenciones del medio sin el cual no hay historia, pero que algunas veces no acaba de funcionar cuando un «realismo» mal entendido por parte de los productores transmite que ellos mismos tampoco se lo acaban de creer. Eso NO pasa en Hawkeye, y me vuela la cabeza que Kevin Feige como productor ejecutivo abrace el espíritu de los comics y sepa sacar adelante incluso estos elementos tan comiqueros , conectándoles con el MCU con total naturalidad.

Los trajes de ambos Ojo de Halcón utilizados en este climax son ya el último homenaje (apropiación según se mire) del trabajo de David Aja en el comic de Hawkeye que creó junto a Matt Fraction. Y hablando de Fraction, el guionista si tiene con un puesto de productor en la serie que deberían haber dado también a Aja para pagarle lo que claramente merece. Las cosas como son.

Como digo, además de chulísimos momentos de acción, hay también mucho humor y creo que en general está bien integrado, de forma que sólo los jugadores de rol en vivo amigos de Kate son lo único que me chirría durante el episodio. Y junto a todos estos elementos, es el núcleo emocional del triángulo Clint – Kate – Yelena lo que consigue que todo te importe porque quieres que los tres dejen de pegarse y arreglen sus diferencias. Las interacciones entre los tres nos deja momentos super divertidos y también impactantes, dejándonos con una sensación super satisfactoria.

ATENCIÓN, ZONA DE SPOILERS A CONTINUACIÓN

Como digo, este último episodio ha sido super satisfactorio, y no ha dejado de dejarnos sorpresas impactantes. Algunas, como saber que Laura, la mujer de Clint, fue en el pasado una agente de SHIELD (¿he oído Pájaro Burlón?) es un easter-egg que mola mucho pero no creo que vaya a ir más allá. Pero la reconciliación de Yelena con Clint, o que Kate se vaya a vivir con Kate tras la detención de su madre, abre de par en par la posibilidad de unos jóvenes Vengadores en el futuro más inmediato, lo cual no puede gustarme más.

El otro sorpresón del episodio es el final en el que Maya dispara a Kingpin, vengándose por haber mandado matar a su padre. Por supuesto, Fisk no está muerto, creo yo, y el inminente vacío de poder y la lucha por conseguirlo me traslada a los años 80/90 cuando la guerra de bandas estalló en los comics de Spiderman precisamente a partir de la desaparición de Wilson Fisk. Teniendo en cuenta el final de Spiderman No way home, no tengo duda que el futuro del MCU pasa precisamente por esta línea argumental, aunque no tengo claro en qué series o películas veremos desarrollarla. Lo cual hará que posteriormente podamos asistir al retorno de Kingpin al poder. Y está claro que estariamos hablando de años de planificación, pero tras presentar a Kingpin un miércoles en Ojo de Halcón y el jueves a Matt Murdock en Spiderman NWH, me creo completamente que el marco temporal de años de previsión es con el que se mueven actualmente los creativos de Marvel y que pueden savar adelante una historia que pueden hacer que sea todo lo amplia y compleja que quieran, incluyendo la participación de Daredevil.

Otro tema interesante es el final que ofrece la serie para Clint Barton. No hay duda que Hailee Steinfeld es la apuesta de futuro, y su carisma, empatía y frescura se salen de la escala, pero realmente podemos tener perfectamente a Clint como un mentor de la nueva generación de héroes, sobre todo pensando lo superior que ha sido en todo momento y cómo su sentido de la responsabilidad no le dejaría que hubiera un chaval enmascarado poniéndose en peligro en Nueva York sin entrenamiento o supervisión. Esto es una suposición, claro, pero si había gente esperando el traspaso de poderes entre Clint y Kate, realmente no ha llegado a producirse.

Hasta el momento las diferentes películas del MCU en 2021 habían ido muy a su aire, de forma que parecía faltaba cierta cohesión o dirección a la Fase 4. Wandavision si que dejó varias líneas abiertas, la primera de Wanda empezaremos a verla en Doctor Extraño en el multiverso de la locura este próximo mes de mayo de 2022. Pero ha tenido que llegar diciembre y el estreno de Spiderman NWH y de este Ojo de Halcón para ver que el MCU sí tiene un camino marcado para el futuro y que Marvel continúa expandiéndolo con personajes jóvenes y diversos, lo cual me parece apasionante.

Si tengo que hacer mi ranking del MCU de este 2021, sería este:

Spiderman No way Home

Wandavision

3º Ojo de Halcón

What if?

Shang-Chi

Eternals

Black Widow

Loki

9º Falcon y el Soldado de Invierno

Y aunque globalmente el año hay que calificarlo como bueno, lo mejor es la sensación que incluso sin un milagro como Spiderman NWH, 2022 puede acabar siendo un año mejor y más apasionante que el año que se nos va. Este es otro detalle que me deja con esperanza de cara al futuro, incluso aceptando con normalidad que es normal que vayan a estrenarse series o películas que no sean para mi y que no consiga conectar con ellas.

Comparto el teaser trailer de este último episodio de Ojo de Halcón:

Ojo de Halcón ha sido todo un éxito. No puedo estar más contento de la serie y me flipa las posibilidades que se abren a partir de ahora.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Ojo de Halcón episodio 5 (Disney+)

Menudo episodio nos acaban de regalar en Ojo de Halcón en la previa del estreno de Spiderman No way home. Este quinto episodio nos ha dado varias sorpresas mayúsculas y algunos de los momentos más emocionantes del año cinematográfico del MCU.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Episodio 5. Ronin

Un desencuentro amenaza con hundir su alianza, pero Kate descubre algo que lo cambia todo.

Este quinto episodio está dirigido por Bert & Bertie , directores de los episodios tres y cuatro, con guión de Jenna Noel Frazier y Jonathan Igla como creador y supervisor de guión. El episodio tiene 44 minutos, 39 sin los títulos de crédito.

Además de Jeremy Renner y Hailee Steinfeld como los titulares Clint Barton y Kate Bishop, en este episodio vuelven a tener protagonismo Vera Farmiga como Eleanor Bishop, la madre de Kate, su novio Jack Duquesne (Tony Dalton) y Alaqua Cox como Maya López / Echo, a los que hay que sumar la sorpresa de Florence Pugh como Yelena Belova / Black Widow, la gran sorpresa del episodio anterior.

Ojo de Halcón ha construido la tensión y la narrativa de la serie a fuego lento, pero nos ha volado la cabeza con lo que acabamos de ver en este quinto episodio, mostrando uno de los mejores y más emocionantes usos de la continuidad dentro del MCU, haciendo avanzar la historia para los principales personajes llevándolos hacia terrenos nuevos e inexplorados que abren un montón de posibilidades interesantes. Cuanto se habla de la continuidad en el buen sentido, es precisamente de esto de lo que estamos hablando.

El episodio también plantea lo difícil que es hacer un buen uso de la continuidad y como se corre el riesgo de quedar como un easter-egg vacío si no se utiliza correctamente, para lo cual es necesario construir la sorpresa y las apariciones a partir de una buena narrativa que marque el camino para lo que está por venir y haga que las sorpresas impacten porque primero te interesas por los personajes. Otro comentario recurrente que se me ocurre es cómo cuando se consigue, parece fácil, aunque luego no acabas de ver a la competencia conseguir este mismo nivel de emoción. Y de fácil no tiene nada. De momento, y hasta ver Spiderman No way home mañana, acabo de ver los mejores 40 minutos de MCU en este 2021. Así de contento me ha dejado este episodio.

Y reconozco que Wandavision me gustó mucho y me sigue pareciendo cojonuda, pero aunque Wanda y Vision me chiflan y Elisabeth Olsen y Paul Bettany están increíbles, en muchos aspectos estábamos ante una historia televisiva que homenajeaba y hablaba de la historia de la televisión. Por contra, Ojo de Halcón traslada la maravilla del mundo del comic al medio televisivo, haciendo que se entienda porque tantas generaciones de lectores nos hemos enamorado del Universo Marvel de los comics gracias al carisma de los héroes pero también por las conexiones y relaciones que se van creando con el paso de los años. Y no hay nada más comiquero que dos héroes peleando entre ellos por una confusión o un plan del villano, para acabar resolviendo sus diferencias para combatir a la amenaza común. Todo esto, lo han conseguido a partir de una historia pequeña que ha ido creciendo episodio a episodio y que jamás trató que creyéramos que el destino del mundo estaba en juego, sino que Clint y Kate son personas con las que podemos empatizar. Qué genial todo.

Jeremy Renner y Hailee Steinfeld están maravillosos una semana más, mostrando su amplio rango actoral y cómo saben ponernos el corazón en un puño, pero la auténtica M.V.P. de este episodio es Florence Pugh en su papel de Yelena Belova. No sólo asistimos a momentos claves de su pasado tras la película de Black Widow, sino que sus escenas unidas al momentazo de Renner de este episodio suponen el mejor homenaje al personaje de Natasha Romanoff en el MCU post-Endgame que se ha visto hasta ahora, consiguiendo en 40 minutos lo que no supieron hacer en su película en solitario.

Pero aparte de lo emotivo que es ver la forma en que Natasha influyó en tanta gente y en el caso de Clint es el motor que le impulsa a intentar ser mejor, Florence Pugh realiza un despliegue interpretativo al alcance de muy pocas actrices hoy en día. Aparte de su acento ruso (alucinante escucharla en la versión original) es que consigue hacerte reir y acojonarte en la misma frase, con momentos durante su conversación con Kate Bishop que tienen gracia y a la vez muestran lo peligrosa que es. Y todo ello planteado con una ligera entonación de la voz o un perfecto control en su interpretación. Hasta el punto es buena y los creativos de Marvel lo saben, que plantean una conversación únicamente con primeros planos de ella porque saben que su calidad y personalidad van a conseguir que la escena funcione. Espectacular.

En la reseña del cuarto episodio ya comentaba lo listos que habían sido los creativos de Marvel con la sorpresa de Yelena, dado que realmente ni Echo ni la mafia chandalera tenían la entidad suficiente para ser una amenaza real para Clint, que no olvidemos que como Ronin acabó con la mayoría de los elementos criminales a nivel mundial él solo. Pues esto mismo acaban de aplicarlo en el episodio de esta semana, elevado a la décima potencia.

Si tengo que comentar algo menos bueno, hay que reconocer que las coreografías de acción no son brillantes precisamente, quedándose en correctas. Además, el personaje de Jack Duquesne prometía mucho y de momento ha quedado como un bluff, aunque diría que le debe un duelo a Kate y llegaremos a verlo en el último episodio. Por último, de momento sólo hemos visto a Maya López / Echo en versión «tía dura siempre enfadada», pero me falta por ver la capacidad actoral de Alaqua Cox y que me venda que ella puede aguantar una serie de televisión por si sola con su carisma, cosa que de momento no ha pasado. En todo caso, me doy cuenta que la serie de Ojo de Halcón no tiene el foco en la acción sino en su corazón, y que es el primer papel profesional de Cox, por lo que no dudo que tiene mucho margen para mejorar su capacidad actoral.

SPOILERS A CONTINUACIÓN:

WHOA!!!! Hacía semanas que se especulaba con la aparición en la serie de Kingpin, interpretado por Vincent d Onofrio en la mítica serie de Daredevil de Netflix. No tenía claro si realmente iba a aparecer, pero el último segundo del episodio con la confirmación me ha proporcionado un subidón de adrenalina bestial. Y es que efectivamente, todos incluso Marvel sabiamos que hacía falta un villano de mayor entidad, y nos lo acaban de brindar en bandeja de oro y brillantes, anticipando un climax que puede ser memorable. Teniendo en cuenta la potencia actoral de Vincent D Onofrio, se acaban de abrir unas posibilidades bestiales en el MCU. Si esta Fase 4 parecía que no tenía foco ni objetivo concreto, en un segundo acaba de abrirse el terreno de juego para los héroes urbanos Marvel presentes y futuros.

El episodio confirma otra de las suposiciones que parecían claras la semana pasada, que Eleanor Bishop, la madre de Kate, estaba en el ajo y era una delincuente, algo que viene sacado directamente de los comics. Lo que eleva la apuesta es saber que ella habla directamente con Kingpin. En este sentido, también destacaría la interpretación de Vera Farmiga, que demuestra también lo buenísima actriz que es en cada minuto que tiene en pantalla. Y es que me gusta como nos muestran que alguien puede cometer delitos pero amar a su hija con todas sus fuerzas y estar dispuesta a hacer lo que haga falta para protegerla.

Me parece interesante el punto en el que nos ha dejado el episodio, además de la propia aparición sorpresa de Kingpin. Y es que tras la pelea de Clint y Maya, parece que Ronin ha conseguido abrirle los ojos a Echo sobre que la muerte de su padre fue organizada por Kingpin, lo que podría ser el detonante que haga que Echo cambie de bando. Si a eso le unimos que quizá la conversación de Kate y Yelena consiguió que la nueva Black Widow se plantee los intereses ocultos de quien la ha contratado para matar a Clint Barton, podemos encontrarnos un climax la semana que viene con 4 héroes unidos en una actualización de los Defensores, enfrentándose a las fuerzas de Kingpin. Esto podría ser un momento muy grande. De hecho, incluso si Yelena se retirara antes del final tras renunciar a matar a Clint, me valdría el climax con los otros tres héroes.

De hecho, digo desde ya que como buena historia navideña que es este Ojo de Halcón, ni se me pasa por la cabeza un final que no sea Clint volviendo a casa por Navidad para reunirse con su familia. No sería descartable que Clint se retire al final de la serie y ceda el testigo a Kate, pero sería un error monumental que muriera, algo que estoy seguro que no va a suceder. No va a pasar, de hecho no se ni porqué lo he planteado.

Buff, que ganas que se haga el miércoles que viene para ver el final de la serie de Ojo de Halcón.

Comparto el teaser trailer del episodio:

Ojo de Halcón nos ha volado la cabeza en su quinto episodio, y la sensación es que el final la semana que viene aún puede ser mejor. Se me va a hacer larga la semana. ¿Puede ser Ojo de Halcón la mejor serie comiquera del MCU? ¡Yo digo SI!!!

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Ojo de Halcón episodio 4 (Disney+)

Ojo de Halcón va camino de convertirse en una de las series más disfrutables de Marvel, con un cuarto episodio que nos ha traído una sorpresa monumental y varios momentos emocionantes.

PUNTUACIÓN: 7,5/10

Episodio 4. Compañeros, ¿no?

Se descubren ciertos secretos y verdades que desencadenan una batalla contra dos fuerzas opuestas.

Este cuarto episodio ha contado de una duración de 40 minutos, 34 sin los títulos de crédito, siendo el más corto de la serie hasta el momento. Al igual que el tercer episodio, el de esta semana ha sido dirigido por Bert & Bertie, con guión de Heather Quinn y Erin Cancino, manteniéndose Jonathan Igla como creador y productor ejecutivo.

Junto a los maravillosos Jeremy Renner y Hailee Steinfeld como los titulares Clint Barton y Kate Bishop, en este episodio vuelven a tener protagonismo Vera Farmiga como Eleanor Bishop, la madre de Kate, y su novio Jack Duquesne (Tony Dalton). Alaqua Cox como Maya López / Echo sigue dando guerra, y además hay que sumar a un invitado sorpresa que nos ha volado la cabeza y reconozco que no esperaba ver tan pronto en la serie.

OJO A LOS SPOILERS A CONTINUACIÓN:

A falta que Ojo de Halcón acierte con el final, su visionado está siendo una delicia y de momento un triunfo para Marvel Studios que arregla en parte la decepción que me supusieron Falcon y el Soldado de Invierno y Loki. En una serie de 6 episodios no pueden andar guardándose nada, y este cuarto episodio es un buen ejemplo de ello, con la aparición especial de Florence Pugh como Yelena Belova / Black Widow.

Reconozco que en este aspecto me equivoqué, porque estando claro tras la escena post-créditos de Black Widow que Yelena iba a aparecer en la serie, pensaba que por el tono ligero cabía la posibilidad que no saliera hasta una hipotética escena post-créditos que nos pusiera los dientes largos de cara al siguiente contenido de Marvel Studios. No cabe duda que me equivoqué, y su irrupción es perfecta porque realmente la mafia chandalera no era rival para Clint, con lo que las apuestas acaban de subir exponencialmente.

En relación con su aparición, toda escena de acción con Clint, Kate, Echo y Black Widow queda rara por un lado porque al estar tapada parece claro que ha sido rodada por una especialista, al igual que las partes de Renner y Steinfeld, y por otro lado, porque hay unas coreografías y sobre todo un desarrollo temporal del combate que no acaba de cuadrar como debería. En todo caso, el final del episodio por primera vez ha creado un cliffhanger chulísimo que me ha dejado con unas ganas locas de saber cómo continúa la historia.

En lo relativo a la trama general, parece que se confirma que Eleanor, la madre de Kate, aparte de estar algo desequilibrada es sabedora de todo el pastel y participa de él, lo que encajaría con la versión de los comics. Además, saber que Jack Duquesne, el novio de Eleanor, es el jefe de la mafia chandalera tampoco es una sorpresa (de hecho podría aguar las especulaciones de Kingpin que surgieron la semana pasada), y hace que todo se mueva por caminos esperables no demasiado originales. En este sentido, me gusta que la serie muestre que Eleanor realmente está enamorada de Jack, aunque no queda claro si él comparte los mismos sentimientos o está sólo por el interés.

Por cierto, parece que tras el engañoso final del tercer episodio que anticipaba un combate que no llega a producirse entre Clint y Jack, la serie está guardando para el climax final un enfrentamiento de Kate contra Jack, lo que dejaría a Clint contra Echo. Porque espero que Clint tenga ocasión de explicarse con Yelena y ella abandone su persecución en el próximo episodio, veremos si esta vez acierto.

En la parte emocional, Jeremy Renner tiene otra vez ocasión de lucirse ante la pregunta de Kate de qué disparo está más orgulloso o considera el mejor de su carrera: “El que no llegué a hacer”, recordando cómo Clint tenía la misión de matar a Natasha y desobedeció órdenes para salvarla, lo que llevó a su fichaje como agente de SHIELD primero y Vengadora después. Clint es un tirador, un asesino que se siente culpable de sus actos pasados, incluso cuando los asesinados eran villanos y él estuviera haciendo lo correcto. No haber podido salvar a Natasha y sus acciones como Ronin son dos pecados que pesarán siempre sobre su consciencia. Y justo por eso, es normal que la aparición de una nueva Black Widow provoque que Clint despida a Kate, ya que no quiere que ella pague por sus pecados.

Hailee Steinfeld también tiene buenos momentos en este episodio, empezando por toda la parte incial en la que comprueba que su madre está enamorada de Jack y nada de lo que diga la hará cambiar de opinión. También mola y ofrece un momento simpático cuando Kate se hace amiga de los roleros en vivo, pero aún mejor es cuando su inteligencia y perspicacia hacen que averigüe el secreto de Clint.

Globalmente, la serie está resultando muy equilibrada y está dando momentos a los dos protagonistas, que forman el núcleo emocional que consiguen que todo lo que pasa nos interese. Está claro que esto es de primero de escritura de guión, hacer que el espectador se preocupe por los protagonistas, pero teniendo en cuenta que es algo que no siempre se consigue, para mi es una de las claves por las que Ojo de Halcón me ha enganchado.

La serie mantiene a pesar de todo su historia a pequeña escala con un tono ligero, con algún que otro shock emocional, demostrando que a pesar de ser superhéroes no hace falta crear una acción más grande que la vida con el destino de la humanidad en juego si la conexión emocional con los personajes está bien realizada.

Comparto el teaser trailer de este cuarto episodio:

Ojo de Halcón se guardaba un importante as en la manga que ha conseguido que las apuestas sean aún mayores. Muy bien de momento la última serie de Marvel Studios en Disney+.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Ojo de Halcón episodio 3 (Disney+)

Llegamos al ecuador de Ojo de Halcón, la nueva serie de Marvel Studios para Disney+ protagonizada por Jeremy Renner y Haylee Steinfeld, y se confirma el concepto de aventura ligera apoyada en el carisma de los protagonistas.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Episodio 3. Ecos.

Tras escapar de otra amenaza, Clint y Kate unen fuerzas contra una conspiración cada vez mayor.

Jonathan Igla se mantiene como creador, productor ejecutivo y jefe de escritores de la serie, aunque este episodio ha sido guionizado por Katie Mathewson y Tanner Bean. Además, como ya comenté en mi reseña de los dos primeros episodios, tras Rhys Thomas, este episodio ha sido dirigido por Bert & Bertie, con una duración de 43 minutos, de momento el más corto de los tres emitidos.

Además de los omnipresentes Jeremy Renner y Haylee Steinfeld como los protagonistas Clint Barton y Kate Bishop, en este episodio asistimos a la presentación de Alaqua Cox como Maya López / Echo, la líder sorda de la mafia chandalera. Cox es una recién llegada al mundo de la interpretación y este es su primer papel importante, lo que significa llegar y besar el santo. Literalmente.

Empezando a valorar este tercer episodio de Ojo de Halcón, es curioso que comentaba en mi reseña anterior que dentro que los primeros episodios estuvieron chulos, les habían faltado alguna escena de acción potente. Y debía ser tan evidente incluido para los creativos de Marvel, que este tercer episodio realmente se resume en la acertada presentación de Maya López, la profundización de la relación entre Clint y Kate, y sobre todo, la estupenda escena de acción con la que prácticamente se abre el episodio. La escena con la huida de Clint y Kate de la mafia chandalera permite primero que flipemos con la habilidad de Clint con el arco, algo que todavía no habiamos visto en la serie, y una persecución por Nueva York con momentos realmente divertidos. Esta escena alargada realmente cubre un vacío que resultaba evidente, y muestra que Ojo de Halcón a priori NO va a ser una serie de grandes efectos especiales, sino de caracterización y aventura ligera, y a mi me vale.

Me ha gustado también la presentación de Maya / Echo. Para ser el primer papel profesional de Alaqua Cox muestra carisma en pantalla y te crees que sea un tía dura a pesar de su doble discapacidad, al ser sorda y tener un pie prostético. Otro elemento muy chulo es descubrir la relación que tiene Clint con el pasado de Maya, o más concretamente, la relación de Ronin con su familia. Saber por qué está buscando el traje de Ronin y, más concretamente, descubrir quien llevaba el traje en el pasado añade un elemento personal a todo que me parece que está super bien y nos muestra que los actos del pasado siempre tienen consecuencias que habrá que pagar en el presente. Esto confirma además una idea que se me planteó la semana pasada, y es que Clint necesita recuperar el traje de Ronin que creía perdido no sólo para que nadie lo utilice y se apropie de su identidad, sino porque tiene restos de su ADN y podría ser usado para identificarle como la persona que cometió todos los asesinatos como Ronin. De alguna forma, esto cambiaría el arco del Clint ya que realmente está buscando encubrir las pruebas del delito, cometidos en un momento de su vida del que no está nada orgulloso.

Y para terminar sobre Maya, la duda sobre la identidad del TIO de Maya, el verdadero jefe mafioso en la sombra, ha abierto un nuevo infierno de especulaciones en redes sociales ante la posibilidad que, como en los comics, Wilson Fisk (Kingpin) pueda hacer su presentación en el MCU en los próximos episodios. Incluso hay quien dice que la voz que se oye en la V.O. es la de Vincent d Onofrio, algo que yo no me atrevería a afirmar porque realmente casi no se le oye. Pero sin duda que añade un plus de interés para ver los próximos episodios. Por cierto, la posibilidad que Yelena Belova / Black Widow (Florence Pugh) aparezca en la serie cada vez parece más claro que de producirse, va a ser probablemente en alguna escena post-créditos final a modo de epílogo que abra la siguiente historia que contará el MCU.

Otra parte super importante del episodio que mola mucho es la visibilidad que da al mundo de la sordera. Todo lo relativo a Maya está genial, pero la parte en que a Clint se le rompe el audífono y tiene que ser ayudado por Kate, y sentimos la forma en que viven las personas con sordera, está contado de forma modélica, lo que me sugiere que habrán muchos niños y niñas con esta discapacidad que habrán tenido un subidón con este episodio al verse reflejados en estos personajes.

Y esto nos lleva a la clave de la serie, la relación de Kate y Clint y el carisma que comparten en pantalla Jeremy Renner y Haylee Steinfeld, que es sin duda lo que hace que todo funcione. Sus diálogos y la forma en que a pesar de ser muy diferentes acaban diciendo lo mismo, mostrando que son más parecidos de los que por ejemplo a Clint le gustaría, crean unas escenas que son todo corazón y que consiguen ganarme completamente.

Renner no es un tío super expresivo, pero el dolor ante la posibilidad de perderse las navidades con su familia se hace super palpable en este episodio, confirmando que se puede ser buen actor sin caer en el histrionismo. Y a la vez, transmite genial el peso que carga en su consciencia por los asesinatos que cometió como Ronin, lo que hace que no se considere alguien bueno que pueda ser un ejemplo para nadie. Dentro que estamos ante una serie de Disney+ para toda la familia, la serie deja caer este drama interior de Clint de forma muy acertada.

Junto a Renner, Steinfeld lo está bordando también. Su frescura y corazón me atrapa de principio a fin, y te alegras junto a ella cuando Clint le dice que es una arquera muy buena tras la persecución. En cuanto a personalidades Kate y Clint no podrían ser más diferentes, pero como en toda buddy-movie, esto es un plus que hace que todo funcione e interese a los espectadores.

Si esperas un espectáculo de efectos especiales o una historia de artes marciales tipo Shang-Chi (o The raid) con grandes coreografías de acción, está claro que esta serie no es para ti y te va a decepcionar. Pero en cuanto te dar cuenta que todo el concepto gira alrededor de la relación que se está creando entre Clint y Kate, creo que el objetivo de entretenimiento está más que conseguido. En mi caso, esta cualidad de «aventura ligera» no me supone ningún problema, ni tampoco el saber que en esta serie NO está en juego el destino del mundo, de Estados Unidos, ni siquiera de Nueva York. Y me vale.

Por cierto, dentro que el episodio nos deja con un buen cliffhanger, aunque no super impactante, en cierta forma me está dejando una sensación de «película ampliada» más que de serie de 6 episodios, ya que no llego a ver el cierre de un capítulo y el principio de otro, al ser todo lo mismo. Del mismo modo, el tono ciertamente es el de aventura con grandes dosis de humor, lo que hace que quizá le esté faltando un poco de tensión narrativa al conjunto. En todo caso, de momento creo que Ojo de Halcón me está ofreciendo un más que correcto entretenimiento del que no tengo realmente queja.

Comparto el teaser trailer de este tercer episodio:

De momento, muy satisfecho con la serie de Ojo de Halcón, esperemos que consigan mantener el nivel de personalidad y diversión que hemos tenido en estos tres primeros episodios.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Ojo de Halcón episodios 1 y 2 (Disney+)

Nos acercamos al final del año, y en la previa a la navidad nos llega el comienzo de Ojo de Halcón, la nueva serie de Marvel Studios para Disney+ con la vuelta de Jeremy Renner como Clint Burton y la presentación de la maravillosa Hailee Steinfeld como Kate Bishop. Hoy comento mis impresiones SIN SPOILERS de los dos episodios recién estrenados.

PUNTUACIÓN: 7,5/10

Episodio 1. Jamás conozcas a tus héroes.

Episodio 2. El escondite.

Clint Burton (Ojo de Halcón) se aliará con la arquera Kate Bishop para destapar una conspiración.

Kevin Feige anunció oficialmente la serie de Hawkeye en la San Diego ComiCon de 2019, confirmando la vuelta de Jeremy Renner al papel de Clint Burton. Para el desarrollo de esta serie Marvel ha contratado a Jonathan Igla, un escritor veterano de series como Mad Men, donde empezó como escritor y terminó como editor en jefe de guiones, Pitch, Sorry For Your Loss, Shut Eye y Bridgerton. Igla aparece acreditado como creador de la serie, productor ejecutivo y guionista de momento del primer episodio, mientras que Elisa Climent ha escrito el segundo episodio.

Las series de Marvel Studios estrenadas en Disney+ hasta ahora habían tenido todas un único director para todos los episodios de la serie en cuestión: Matt Shakman en Wandavision, Kari Skogland en Falcon y el Soldado de Invierno, Kate Herron en Loki, y Bryan Andrews para What if? Esta “tradición” se rompe en Ojo de Halcón, ya que Marvel ha contratado a Rhys Thomas y a Bert y Bertie para que dirijan la serie. Thomas es un director y productor galés conocido por su trabajo en Saturday Night Live y la serie Documentary Now!, y se ha encargado de los dos primeros episodios recién emitidos, mientras que Amber Templemore-Finlayson y Katie Ellwood, conocidas como Bert y Bertie, directoras de cine y televisión británicas que dirigieron la película Troop Zero, dirigirán la segunda mitad.

Ojo de Halcón cuenta además con fotografía de Eric Steelberg y Jim Whitaker y música con un marcado tono navideño de Christophe Beck. La serie de 6 episodios ha sido rodada en localizaciones de Nueva York y en los estudios de Disney en Atlanta, y se comenta que cuenta con un presupuesto de 150 millones, resaltando que Disney sigue invirtiendo presupuestos de blockbuster cinematográfico.

Además del mega popular Jeremy Renner, Ojo de Halcón sirve de presentación en el MCU de Hailee Steinfeld como Kate Bishop, una universitaria super fan de Ojo de Halcón que busca imitarle y convertirse ella también en una heroína. Renner borda el papel del veterano Clint que sigue siendo un super pro pero está un poco quemado, no tanto de ser un héroe, sino de ser reconocido por la calle y que todo el mundo le considere un héroe mientras que él no pudo salvar a Natasha y recuerda los pecados que cometió como Ronin. Clint servirá de estupendo contraste de la chispa y la locura juvenil que representa Kate Bishop. Steinfeld transmite con su personaje un carisma y una empatía alucinante, y comparte una perfecta química con Renner.

El reparto lo completan Vera Farmiga como Eleanor Bishop, la madre de Kate, Tony Dalton como Jack Duquesne, el prometido de Eleanor que parece que tiene muchas cosas que ocultar. La familia de Clint vuelve a aparecer en la serie: Linda Cardellini como Laura Barton, yAva Russo, Ben Sakamoto y Cade Woodward como sus hijos Lila, Cooper y Nathaniel. Ojo de Halcón sirve además como presentación de Alaqua Cox como Maya Lopez / Echo, la heroina sorda de Marvel Comics que de momento es un misterio en esta serie, y tras el final de la película de Viuda Negra, se intuye que volveremos a ver a Florence Pugh como Yelena Belova, aunque quien sabe si a modo de cameo final.

Vistos los dos primeros episodios, las sensaciones no pueden ser mejores. Ojo de Halcón está planteada como una aventura ligera para todas las edades a partir de la química que comparten Renner y Steinfeld, con el feeling justo a historia navideña que justifica su estreno en estas fechas. Estética y narrativamente, la serie muestra una clara inspiración en el comic de Matt Fraction, David Aja y Matt Hollingsworth, empezando por toda la promoción de la serie, la estética general y numerosos elementos como la mafia chandalera, Pizza Dog o la sordera de Clint. Si queréis saber más easter-eggs y las inspiración de muchos elementos de estos episodios, os invito a leer el estupendo artículo de Lidia Castillo en Sala de Peligro.

Sin embargo, la serie por lo visto hasta ahora se desmarca con acierto del elemento más polémico del comic de Fraction y Aja, que era convertir a Clint en un loser metepatas como forma de promocionar las aptitudes de la nueva Ojo de Halcón Kate Bishop, haciendo que ella saliera siempre ganando en la comparación. Esto hizo que para mi ese Clint Burton no sea “mi” Ojo de Halcón sino Hawkguy, aprovechando el término que Fraction y Aja acuñaron, otro tío diferente con el que no conecto nada. Y por eso mismo entiendo que el comic de Fraction y Aja, que por otra parte visualmente es una pasada, guste mucho a gente que no son fans acérrimos del comic de superhéroes de Marvel, pero no tanto a los lectores veteranos.

Teniendo en cuenta que Clint en el MCU es el PUTO AMO, no sólo uno de los mejores agente de SHIELD y Vengador de pleno derecho, sino que como Ronin él solo se cargó a todo el hampa a nivel mundial, no tenía sentido usar esta aproximación de Fraction al personaje de Clint Burton, por lo que me gusta mucho y tiene todo el sentido del mundo que Clint sea el veterano maestro que va sobrado mientras que Kate sea la mete patas que no deja de meterse en problemas porque es una amateur a la que toda la situación la supera. Me gusta mucho la caracterización de Clint Burton y que el personaje tenga por fin su momento para brillar en solitario, y a la vez, entiendo y tiene toda la lógica del mundo que Kate Bishop tenga mayor protagonismo al tener que contarnos su origen y al relacionar el misterio que la pareja va a investigar a la familia de Kate. Un misterio y un asesinato en el que el traje de Ronin de Clint aparece y hace que Clint recuerde esa etapa de su vida de la que no está orgulloso.

De momento, estos dos episodios me han parecido modélicos. Incluso que realmente no haya un cliffhanger potente al final del primer episodio me parece normal, sabiendo como entiendo que sabían que iban a estrenar los dos primeros episodios a la vez. Otro elemento que supongo tras ver estos episodios y que también me gusta mucho es que en estos 6 episodios vamos a tener una historia “pequeña”, el destino del mundo NO está en juego ni mucho menos, sino que todo se construye a partir del misterio alrededor de la familia de Kate (por cierto, que placer tener a Vera Farmiga en la serie), y cómo ello va a forjar una relación entre los ahora casi desconocidos Clint y Kate. Y a mi me vale, si la historia está bien construida.

Poco que decir de la mafia chandalera de origen ruso, transmiten el toque freak del comic y tienen momentos divertidos, pero falta por ver que puedan ser una amenaza para Clint, aunque obviamente sí lo serían para Kate si ella estuviera en solitario. Además, en estos dos episodios nos encontramos con la gran incertidumbre que genera el personaje de Echo y la posible introducción de El Espadachín en el MCU. Las sensaciones no pueden ser mejores, aunque al mismo tiempo hay que reconocer que tras el primer tercio de historia ya emitido, les queda mucho por demostrar a la serie, porque los primeros episodios de Falcon y Winter Soldier o de Loki también fueron buenos y luego ambas no supieron estar a la altura.

Hablando de las comparaciones, lo que si me parece curioso es que de momento la serie se ha guardado los que espero sean los grandes momentos de Clint con el arco en las manos. Recordando, Falcon y el Soldado de Invierno, la serie empezó con la increíble escena de acción de Sam contra los helicópteros que nos voló a todos la cabeza, y no hay nada parecido en Ojo de Halcón. Aunque la conexión de Kate con Clint me parece también chulísima, me ha faltado una gran escena de acción (o varias) que espero y deseo lleguen a producirse.

En todo caso, si el objetivo de cualquier narrativa periódica es dejarnos con ganas de ver el siguiente episodio, el éxito de Ojo de Halcón es total, con unos episodios que nos han gustado a toda la familia. No es una historia profunda ni lo pretende, pero triunfa al crear una conexión emocional con Clint y sobre todo, con la recién llegada Kate. Incluso el feeling navideño en este caso lo encuentro un plus. Muchas más series así, por favor.

Comparto el trailer de la serie:

Ojo de Halcón no podría haber comenzado mejor, Marvel Studios ha vuelto a conseguir engarcharme. La semana que vien comentaré mis impresiones del tercer episodio, me momento todo bien.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!