Archivo de la etiqueta: Edvin Biukovic

Crítica de Star Wars: X-Wing Rogue Squadron de Michael A. Stackpole (Comic Dark Horse)

X-Wing Rogue Squadron es uno de los grandes comics del universo expandido de Star Wars que la editorial Dark Horse publicó entre 1995 y 1998, escrita por el escritor de las novelas Michael A. Stackpole, que ofreció unas estupendas aventuras en una galaxia lejana, muy lejana. Hoy quiero recuperar este estupendo comic de aventuras y ciencia ficción.

Michael Austin Stackpole (Wisconsin,1957) es un autor estadounidense de ciencia ficción y fantasía conocido principalmente por sus libros de Star Wars y BattleTech. A partir de 1977, trabajó como diseñador de juegos de rol para varias empresas de juegos y escribió docenas de artículos en revistas del medio antes de dar el salto a la novela.

Dentro del mundo de Star Wars, además del comic de X-Wing Rogue Squadron, Stackpole escribió entre 1996 y 1997 las cuatro primeras novelas de la serie, X-Wing: Rogue Squadron, X-Wing: Wedge’s Gamble, X-Wing: The Krytos Trap y X-Wing: The Bacta War. También escribió en 1999 la octava novela de la serie, X-Wing: Isard’s Revenge, que servía de culminación a argumentos presentados en las primeras novelas.

Stackpole publicó en 1998 I, Jedi, cuya importancia radica en ser la primera novela protagonizada por un personaje que NO había aparecido en las películas, el carismático Corran Horn, ex-agente de Cor-Sec en Corellia, miembro del Rogue Squadron y posteriormente discípulo de Luke Skywalker para dominar sus habilidades Jedi.

En 2000 escribió dos de las primeras novelas del arco The New Jedi Order, Dark Tide I: Onslaught y Dark Tide II: Ruin, en la que se presentaba a la nueva amenaza para la galaxia, los Yuuzhan Vong. El cambio de siglo marcó el final de la relación de Stackpole con el universo de Star Wars, y en los último años ha seguido publicando las series de novelas DragonCrown War, Age of Discovery o The Crown Colonies.

X-Wing Rogue Squadron fue una serie de 35 números publicada en Estados Unidos entre Julio de 1995 y Noviembre de 1998. Este dato resulta curioso, ya que Stackpole comenta que fue contratado para escribir el comic después de firmar para escribir las primeras 4 novelas da Rogue Squadron, que son otro clásico absoluto de la franquicia. Sin embargo, el comic, que fue ambientado justo después del Retorno del Jedi empezó a publicarse antes de las novelas. Stackpole comenta que tras realizar un extenso trabajo de back-story de todos los personajes de cara a empezar a escribir las novelas, aprovechó el encargo de los comics para poder contar el origen de los principales personajes, algo que no siempre tiene ocasión de hacer en las novelas, que se planteaban como historia de acción sin casi un segundo de respiro.

Estos comics están planteados como miniseries sucesivas de 4 números en las que se van contando diferentes misiones del Rogue Squadron por toda la galaxia. Stackpole juega de maravilla con la narrativa haciendo que no todo sean batallas espaciales, sino que tengamos liberaciones de mundos ocupados, misiones diplomáticas o infiltraciones en misiones de espionaje de alto riesgo. Estos comics son un estupendo entretenimiento que servía además para ampliar el mundo de Star Wars en un momento, justo después del Retorno del Jedi, en el que en la narrativa del Universo Expandido (ahora denominado Legends) aún había una fuerte oposición imperial luchando contra los rebeldes por el control de la galaxia.

Lo mejor de este comic, además de las propias aventuras, es la estupenda caracterización de todos los Rogues, que ya forman parte de la familia galáctica. Wedge Antilles, Tycho Celchu, Wes Janson, Derek Klivian, Elscol Loro, Ibtisam, Feylis Ardele, Dllr Nep, Plourr Ilo, Nrin Vakil, Winter o el Barón Soontir Fel forman parte de la historia de Star Wars.

Incluso los villanos Leonia Tavira, Sage Pestage e Ysanne Isard son estupendos personajes que además tuvieron su importancia en las novelas que se estaban publicando casi simultáneamente, lo que hacía que el disfrute de este comic fuera doble, incluso.

Quizá el único pero de esta serie fueron los cambios de dibujantes. De los 9 arcos principales, el maravilloso Edvin Biukovic firmó el arco mejor dibujado de toda la serie, «The Phantom affair» el segundo de la serie, seguido de Gary Erskine, que dibujó el quinto «Requiem for a Rogue». Unos comics con una narrativa espectacular y una excelente atención al detalle.

Sin embargo, Allen Nunis que dibujó el primer arco «The Rebel Opposition» y sobre todo John Nadeau, que dibujó los arcos «Battleground: Tattoine», «The Warrior Princess» y «In the Empire´s Service» los vi super flojos, dibujando unos personajes genéricos que a veces se confunden y una acción sin fuerza ni momentazos destacados. En el caso de Nadeau, me parece curioso comprobar cómo sus portadas son estupendas, pero sin embargo la narrativa interior se me queda muy corto. Y es una pena, porque una buena historia con gran dibujo crece y sin embargo un dibujo convierte el comic en montonero.

A continuación voy a recordar los arcos argumentales de la serie y una pequeña sinopsis y comentario del mismo:

THE REBEL OPPOSITION, con argumento de Stackpole, guión de Mike Baron, dibujo de Allen Nunis, tintas de Andy Mushynsky y color de Dave Nestelle. Números 1-4, con portadas de Dave Dorman.

Wedge Antilles es un piloto de ala-X endurecido por el combate, uno de los únicos pilotos que ha sobrevivido a las misiones contra ambas Estrellas de la Muerte. Después de esas dos asignaciones y su puesto como líder del Escuadrón Pícaro (Rogue Squadron), pensarías que lo ha visto todo. Pero cuando dirige el rescate y la recuperación de un hombre caído en el planeta Cilpar, encuentra algo que nunca había esperado: una cultura que odia al Imperio… ¡y odia a la Alianza aún más!

Este primer arco presenta de forma modélica la serie y las dinámicas de los personajes que van a marcar la serie. Un primer arco que presentó a Elscol Loro y empezó a tope con la liberación de un planeta que inicialmente no desea ser salvada.

THE PHANTOM AFFAIR, con historia de Stackpole, guión de Darco Macan y dibujo de Edvin Biukovic, y color de Dave Nestelle. Números 5-8, con portadas de Mathieu Lauffray.

Los valientes pilotos del Rogue Squadron han sido asignados al planeta Mrlsst. En el corazón de la misión se encuentra una subasta entre la Nueva República y el Imperio Galáctico. Pero una figura del pasado de Wedge Antilles puede alterarlo todo.

Este segundo arco es para mi el mejor de la serie. El dibujo de Biukovic es impresionante en todos los aspectos, y este mundo académico más preocupado por la teoría que por la realidad de lo que está pasando en la galaxia ofrece un contraste interesante con lo que se espera que debe ser una historia de X-Wing Rogue Squadron. Y además, ¿hay un Jedi escondido en Mrlsst?

BATTLEGROUND: TATTOINE, con argumento de Stackpole, guión de Jan Strnad, dibujo de John Nadeau, tintas de Jordi Ensign y color de Perry McNamee. Números 9-12, con portadas de Mark Harrison.

¡El crimen y la muerte provocados por Jabba the Hutt no son nada comparados con el caos creado a raíz de su desaparición! El legado de Jabba es un alijo de hardware y armas imperiales robados, escondidos en algún lugar del mundo desértico de Tatooine. Quien encuentre el tesoro tendrá suficiente potencia de fuego para gobernar el planeta, ¡quizás incluso el sector! Y eso significa que Rogue Squadron debe encontrarlo primero, ¡o si no, lo encontrará apuntado a sus cabezas!

Tras dos arcos en mundos nuevos, Stackpole con buen criterio viaja a la familiar Tattoine para mostrar las repercusiones de la muerte de Jabba, presentando tres arcos muy diferentes entre si que me engancharon completamente.

THE WARRIOR PRINCESS, con argumento de Stackpole, guión de Scott Tolson, dibujo de John Nadeau, tintas de Jordi Ensign y color de Dave Nestelle. Números 13-16, con portadas de Mark Harrison.

La lista del escuadrón ha contenido héroes corellianos y ases de combate alderaanianos, pero cuando la corte real de Eiattu 6 viene a reclamar a su princesa de las filas del Rogue Squadron, es una sorpresa para todos … ¡especialmente para la princesa!

El segundo año de la serie arrancó con un arco centrado en el origen de uno de los Pícaros que permite dar otro punto de vista de los planetas que forman la República.

REQUIEM FOR A ROGUE, con argumento de Stackpole, guión de Jan Strnad, dibujo de Gary Erskine y color de Dave Nestelle. Números 17-20, con portadas de Kevin Ryan.

Malrev IV es un planeta sub civilizado en un bonito, pero inútil, rincón de la galaxia. Habitado por brutos viciosos e irreflexivos, es como un museo viviente de la pre-evolución. No te molestarías en ir allí a menos que tuvieras un deseo de morir… o fueras miembro del Rogue Squadron y estabas intentando rescatar un crucero derribado.

Este quinto arco se enfrenta a las críticas que tenía la serie sobre que el hecho que no muriera nunca nadie estaba haciendo que la serie perdiera la sensación de peligro. El comic además enfrenta a los Rogues a un enemigo poderoso en el Lado Oscuro, lo que hace que, de nuevo, al aventura sea diferente a lo visto hasta el momento. Otro arco muy chulo, entre otras cosas con el dibujo de Gary Erskine.

IN THE EMPIRE´S SERVICE, con guión de Stackpole, dibujo de John Nadeau, tintas de Jordi Ensign y color de Dave Nestelle. Números 21-24, con portadas de Tim Bradstreet y John Nadeau.

Wedge Antilles es el piloto estrella de la Alianza Rebelde, y su Rogue Squadron acoge a los mejores pilotos de Ala-X. Pero así como la Nueva República tiene sus pilotos estrella, también los tiene el Imperio. Y el Baron Fel y la 181a División de Cazas Imperial tienen hambre de ver de qué está hecho el Escuadrón Pícaro. ¡No te pierdas el estreno de cómics de Baron Fel, el mejor luchador del Imperio!

Y de nuevo, Stackpole acierta en la diana. Tras 5 arcos, se dió cuenta que hacía falta presentar un villano de entidad suficiente como para poder amenazar a Wedge y su equipo. Soontir Fel es un gran personaje, un piloto de honor que se siente un peon en manos de los complots políticos de las imperiores Leonia Tavira y sobre todo de la gran villana de los comics y las novelas que fue Ysenne Isard. Un arco super entretenido también.

THE MAKING OF BARON FEL, con guión de Stackpole, dibujo de Dave Crespo, tintas de Chip Wallace y color de Dave Nestelle. Número 25, con portada de Tim Bradstreet.

Tras la presentación del Baron Fel en el arco anterior, en este especial conoceremos la historia de como Soontir Fel y como llegó a convertirse en un as del Imperio.

Creo que Dark Horse y Lucasfilm vieron desde el principio el carisma de Soontir Fel, lo que provocó la publicación de este especial destinado a contar su historia.

FAMILY TIES, con guión de Stackpole, dibujo de Jim Hall y Drew Johnson, tintas de Gary Martin y color de Perry McNamee. Números 26 y 27, con portadas de John Nadeau.

Wedge Antilles tiene noticias que a sus compañeros Rogues no les van a gustar. Si dudaban en volar contra Baron Fel, el mejor luchador del Imperio, ¿cómo se sentirían si tuvieran que volar con él?

Este arco de dos números fue una excusa para Stackpole para poder incluir en un comic de X-Wing a Corran Horn, un personaje super icónico de las novelas que me encanta. Sólo por eso ya vale la pena este arco.

MASQUERADE, con guión de Stackpole, dibujo de Drew Johnson y Jim Hall, tintas de Gary Martin y color de Dave Nestelle. Números 28-31, con portadas de John Nadeau.

Hay pocas ocupaciones más peligrosas que pilotar un Ala-X para la Alianza Rebelde, y el Rogue Squadron está a punto de descubrir que en la diplomacia las cosas, y los diplomáticos, ¡no siempre son lo que parecen!

Y lo mismo que comentaba sobre Corran Horn, un Stackpole que ya tenía planificado el final del comic no pudo evitar la tentación de incluir, aunque fuera en un arco, a Han, Leia y Chewia. Y este arco ofrece un montón de giros y sorpresas y hace que la historia sea super chula.

MANDATORY RETIREMENT, con guión de Stackpole, dibujo de Dave Crespo y John Nadeau, tintas de Chip Wallace y color de Dave Nestelle. Número 32-35, con portadas de John Nadeau.

Cuando la jefa de Inteligencia Imperial, Ysanne Isard, descubre que el Emperador en funciones Pestage ha hecho un trato con la Alianza Rebelde, parece que el boleto de los Rebeldes al Centro Imperial ha sido marcado. Pero un operativo rebelde es testigo de la captura de Pestage, y se asigna al Escuadrón Pícaro para ir tras él.

Dado que la cronología de X-Wing y Star Wars era conocida ya sabiamos que la mayoría de personajes de este comic sobrevivían y protagonizaban nuevas aventuras en las novelas. Por tanto, este último arco no es tanto un final cerrado como la culminación de varias líneas argumentales vistas en estos comics, dejando al mismo tiempo el camino libre en el caso que la serie fuera a continuar en el futuro, cosa que no llegó a suceder.

Además, la serie tuvo un comic especial Handbook con fichas de los personajes, vehículos y autores implicados en la serie, que dió un montón de detalles super interesantes.

X-Wing Rogue Squadron es uno de mis comics favoritos de Star Wars y The Phantom Affair de Darco Macan y Edvin Biukovic una aventura que suelo releer con mucha frecuencia. Al igual que Star Wars Dark Empire, estos comics llegaron en el momento justo en el que necesitaba saciar mi sed de Star Wars, y estos comics y las novelas cumplieron de sobra con su objetivo de entretenimiento en una galaxia lejana, muy lejana…

Si eres fan de Star Wars, si tienes oportunidad no dejes de comprar estos comics, te van a sorprender muy positivamente.

¿Eres fans de Star Wars, has leído estos comics? Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Grendel Tales: Devils and Deaths de Darko Macan y Edvin Biuković

Con permiso de Matt Wagner, Grendel Tales: Devils and Deaths de Darko Macan y Edvin Biuković es mi comic favorito de este universo publicado en la actualidad por Dark Horse. Un comic que denuncia el horror de la guerra inspirado en las vivencias de los autores durante la Guerra de los Balcanes.

PUNTUACIÓN: CLÁSICO

El Grendel Drago se está preparando para una muerte honorable contra un monstruo misterioso que vive a las afueras de la ciudad. Cuando la criatura resulta ser un espíritu afín, otra víctima que ha pagado el terrible precio de la guerra, Drago organiza un plan que les permitirá a ambos abandonar el mundo con dignidad.

10 años después de la muerte de Drago, el Clan Agram se encuentra en la guerra, y Goran, el hermano pequeño de Drago, se ha convertido en el mejor guerrero del clan. Desafortunadamente, es también el más insubordinado lo que hace que su compañía sea enviada a la línea del frente. El campo de batalla ofrece muchas lecciones para Goran, lecciones de miedo, amor y liderazgo. Goran aprenderá que esto último es más una carga que una bendición. Aunque es mucho mejor que la alternativa, el caos.

Creada por el escritor Darko Macan y el artista Edvin Biuković, cuyas experiencias reales en la destrozada Croacia alimentaron esta historia ganadora de varios premios.

Darko Macan nació en Zagreb en 1966 , donde aún reside, y tiene un título en historia y arqueología por la Universidad de Zagreb. Ha ilustrado y escrito numerosos cómics, sobre todo en croata. En 1993, su propuesta de la miniserie Devils and Death junto a su amigo Edvin Biuković enviada a Dark Horse fue milagrosamente aceptada, lo que les sirvió de puerta de entrada para la industria americana.

Fue nominado para los Premios Eisner en dos ocasiones: por Grendel Tales: Devils and Deaths y por Prayer to Sun. Como autor, ha escrito más de cuarenta historias cortas de ciencia ficción y de fantasía, dos novelas de ciencia ficción y tres libros infantiles. Ganó cuatro Premios SFERA y dos Premios Grigor Vitez.

Edvin Biuković (Croacia 1969 – 1999) debutó profesionalmente en 1987 y pasó varios años más trabajando en proyectos de cómics en Croacia donde colaboró con su buen amigo Darko Macan. Su gran oportunidad llegó en 1994 cuando Dark Horse publicó Grendel Tales: Devils and Deaths, su siguiente colaboración con Macan. Posteriormente se le pidió a la pareja que volviera a hacer una secuela de cuatro números, Devil’s Choices. En 1995, Biuković fue nominado en la categoría de Mejor Dibujante / Entintador y recibió el premio Russ Manning al Mejor Artista Revelación en 1995.

Además de en Grendel, Biuković trabajó para Dark Horse en los comics de Star Wars X-Wing Rogue Squadron #5-8 (con Michael Stackpole, escritor de las novelas, y Darko Macan, 1996), The Last Command #1-6 (Adapatación de la novela de Timothy Zahn junto a Mike Baron, 1997–1998).

En Vertigo, dibujó los cuatro primeros números de Human Target de Peter Milligan en 1999, y una historia corta para la antología Strange Adventures vol. 2 #2: «Third Toe, Left Boot» con Bruce Jones (1999).

En diciembre de 1999, murió repentinamente de un tumor cerebral en su ciudad natal, Zagreb, dos semanas después de que se le diagnosticara, a la edad de treinta años. Antes de su muerte, estaba trabajando en otro proyecto con Macan titulado Silver Sun, así como en un cuento que fue publicado póstumamente en 2000 en la antología de Vertigo Weird War Tales Special: «A Prayer to the Sun» junto a Darko Macan.

Por motivos legales y para evitar demandas, las editoriales no suelen aceptar “Unsolicited submissions”, es decir, propuestas de comics no solicitadas. Esto ya era una norma en las editoriales incluso en los lejanos años 90. Sin embargo, de forma milagrosa, la propuesta de comic de Macan y Biuković enviada desde Croacia por correo ordinario llegó hasta las oficinas de Dark Horse y consiguió llamar la atención de la editora Diana Schutz. Lo bastante para leerla y quedar enamorado por la potencia de la historia y los detallados diseños y páginas de muestra de Biuković.

Una de las cosas que más me llamó la atención de todo este milagro es saber cómo unos autores croatas llegaron a conocer la editorial Dark Horse o el trabajo de Matt Wagner en Grendel lo suficiente para enviarles una propuesta de comic. ¿Llegó el Grendel: War Child a las librerías croatas en 1992 a pesar de la guerra, o conocían el comic original publicado en Comico hasta 1990? Creo que ambas opciones pueden ser posibles y justificarían por qué creyeron que su historia inspirada en la Guerra de los Balcanes encajaba perfectamente en el mundo desolado que Orion Assante conquistó y años más tarde su hijo Jupiter hizo lo propio en War Child.

Entrando en materia, el tomo Grendel Tales: Devils and Deaths realmente se compone de dos miniseries, Devils and Deaths de dos números, publicada en 1994, y Devil´s Choice, una serie de 4 números publicada en 1995. El hilo conductor de ambas miniseries son los protagonistas, el veterano grendel Drago y su hermano pequeño Goran, que en Devil´s Choice, que viven en un pais indeterminado que bien podría ser la antigua Yugoslavia. Una tierra controlada por diferentes clanes y asolada desde hace años por sus interminables guerras civiles. Unas guerras en las que la única que parece ganar es la MUERTE.

Ambas miniseries ofrecen un terrible catálogo de los horrores de la guerra, una guerra incluso peor si tenemos en cuenta que son hermanos los que luchan. Empezando por el uso de niños y de radioactividad para acabar con el enemigo de la forma más rastrera, inmoral y terrible, algo que recuerda el uso de armas químicas durante la guerra de los Balcanes (no recuerdo qué bando).

Devils and Deaths es una historia triste, en la que aprendemos que las guerras causan muchos tipos de víctimas, y que en esa nueva realidad, los viejos guerreros o la vieja ética no tienen cabida. Hablo del protagonista, el Grendel Drago hermano mayor de Goran, pero esto es también aplicable a otros personajes, como el jefe del clan traicionado por su propio hermano.

Devil´s Choice, la segunda miniserie, está ambientada 10 años más tarde y está protagonizada por un Goran ya crecido que es el mejor guerrero de su clan, los Agram. Esta historia de cuatro números es aún mejor que la primera miniserie y resulta aún más terrible por el retrato descarnado de esta guerra de clanes.

Que puedan morir soldados después de firmada una tregua porque a un mando se le olvidó de llamar es algo tan dolorosamente real que asusta la forma tan fría y certera como es mostrado por Macan y Biuković. De igual forma, la historia se para en los verdaderos perdedores de toda guerra, los civiles que no tienen ideología o preferencia y son los que siempre mueren de forma indiscriminada, de forma que tienen que intentan conservar la vida con un clan o con el contrario cuando el frente cambia de dominador y que están cansados de escuchar que cada clan que llega a su pueblo está ahí “para ayudarles.”

E incluso más terrible es la facilidad con que se rompen alianzas por un cambio de opinión, haciendo que compañeros de batalla al día siguiente se maten entre ellos, algo que entiendo es 100% inspirado por las vivencias de los autores durante la guerra en la antigua Yugoslavia. La guerra no entiende de heroismos, solo de muerte y desolación, y aquellos que intentan hacer lo correcto a menudo no suelen acabar bien.

A pesar del tono desolador de la historia, hay quizá un toque de esperanza final reflejado en uno de los brillantes diálogos de la historia:

“Igor creía honestamente que hacía lo que era mejor para su clan”

“Todos hacemos lo que pensamos que es lo mejor. El problema empieza es cuando las ideas y los principios nos hacen que nos olvidemos de la gente.”

“El liderazgo da asco.”

“Pero la alternativa es el caos, y es incluso peor, créeme.”

Pero incluso esta esperanza se va a construir sobre la sangre de los enemigos derribados, lo cual al final no se si perpetúa el círculo de violencia.

En el apartado artístico, Biuković era un verdadero fuera de serie. Sus lápices tenían el detallismo propio de los autores europeos, creando unos personajes repletos de carisma que transmiten una enorme humanidad, sobre todo en los pequeños detalles, en la forma en que mueven sus manos o en las expresiones faciales. Sus personajes respiran complicidad, amistad y odio encarnizado, en unas páginas repletas de detalles y fondos, en los que además dibuja de forma sensacional las armas, vehículos e indumentarias militares. Por si fuera poco, Biuković era también un maestro en narrativa, creando una viñetas que ayudaban a que la historia fluyera, congelando el plano en el momento más importante además de ofrecer una buenísima continuidad en las pocas pero impactantes escenas de acción.

Hay un montón de momentos dramáticos y dolorosos, y están perfectamente contados en las páginas. Quizá lo que más me estremeció es la forma en que los personajes llegan a interiorizar como normales las diferentes matanzas que se van cometiendo durante ambas historias, de forma en que la muerte forma parte de las vidas de toda esta sociedad de clanes.

Si el dibujo es bueno, la guinda del pastel es contar con el veterano Matt Hollingsworth en los colores, que crea una paleta de colores grises perfecta para el tono bélico que la historia necesita, adornada con salpicaduras sangrientas cuando la ocasión lo requiere.

Comparto para que lo disfrutéis algunas páginas del primer número de la segunda miniserie, Devil´s choices:

A pesar de no ser de Matt Wagner, creo que Grendel Tales: Devils and Deaths es mi obra favorita de este universo. Una historia maravillosa que todos los amantes del comic deberían disfrutar

PUNTUACIÓN: CLÁSICO

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

 

 

Human Target de Peter Milligan y Edvin Biukovic, #Reseñoviembre día 22

¿Qué es lo que define nuestro yo? Hoy en mi #reseñoviembre tengo una propuesta que une a la perfección el thriller con el retrato psicológico: Human Target, miniserie de Peter Milligan y Edvin Biukovic.

#RESEÑOVIEMBRE Día 22: Human Target de Peter Milligan y Edvin Biukovic

Guión Peter Milligan

Dibujo Edvin Biukovic

Color Lee Loughridge

Primera publicación: Human Target 1-4 (Vertigo, 1999)

Edición Española: ECC Ediciones 2015

RESUMEN: Uno de los personajes clásicos de DC de la década de 1970 se reinventa con un giro de vértigo en esta miniserie de 4 números escrita por Peter Milligan con dibujo de Edvin Biukovic y portadas de Tim Bradstreet. Christopher Chance se gana la vida convirtiéndose en un blanco humano. Maestro del disfraz, asume la apariencia y la personalidad de hombres y mujeres con problemas. Pero cuando un encargo rutinario para hacerse pasar por un sacerdote afroamericano enfrentado a las bandas que trafican con drogas en Los Angeles se complican, Chance se encuentra atrapado entre un asesino letal y una guerra de pandillas.

 

Peter Milligan firmó con Blanco Humano una de sus mejores obras, un comic que funciona como thriller de acción con comentario social, y como estudio psicológico que un protagonista que debe recordar quién es él en realidad. ¿Qué hace que yo sea yo? Si nosotros somos la suma de nuestros actos, recuerdos y sentimientos, ¿qué pasaría si alguien pudiera puediera imitarte hasta el punto de no recordar su yo pasado? ¿No se convertiría en mi más que yo mismo?

En este sentido, que la historia tenga lugar en Los Angeles, meca del cine y de la superficialidad en los Estados Unidos no es casual, ya que la profesión de actor hace que la identidad personal quede en muchos momento difuminada entre los diferentes papeles que interpretan y lo que el público espera de estas figuras públicas. Además, es muy interesante como, al igual que sucede en la vida real, todos los personajes tienen una imagen que muestran al público y otro yo que queremos que se mantenga en privado, generándose el conflicto siempre que ambas facetas salen a la luz.

Junto a un excelente Milligan, esta miniserie cuenta con unas super portadas de Tim Bradstreet repletas de personalidad, y un dibujo interior del artista croata tristemente fallecido Edvin Biukovic, que ofrece una excelente narrativa planteada en contar la historia de la forma más precisa y clara posible. Su lápiz permite identificar perfectamente a cada personaje sin necesidad de recargarlos, y plantea las páginas con numerosas viñetas panorámicas que dan un feeling cinematográfico genial. Además, sus encuadres son siempre super dinámicos y ayudan a que la acción fluya de forma excelente.

El éxito de esta miniserie de Blanco humano invitó a que Milligan continuara las aventuras de Christopher Chance en una novela gráfica también excelente, Blanco Humano: Montaje Final dibujada por el artista español Javier Pulido, y una serie regular dibujada por Cliff Chiang de 21 números. Blanco humano es un nuevo ejemplo de que no hay malos personajes sino artistas mediocres que no saben qué hacer con ellos.

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!