Archivo de la etiqueta: James Gunn

Crítica de El Escuadrón Suicida de James Gunn

El Escuadrón Suicida de James Gunn es irregular e imperfecta. Pero cuando brilla, ¡oh boy!! Estamos ante una supernova que nos ofrece algunos de los mejores momentos cinematográficos del año comiquero.

PUNTUACIÓN: 8/10

Un grupo de super villanos se encuentran encerrados en Belle Reve, una prisión de alta seguridad con la tasa de mortalidad más alta de Estados Unidos. Para salir de allí harán cualquier cosa, incluso unirse al grupo Task Force X, dedicado a llevar a cabo misiones suicidas bajo las órdenes de Amanda Waller. Fuertemente armados son enviados a la isla Corto Maltese, una jungla repleta de enemigos.

James Gunn escribe y dirige esta nueva película del Escuadrón Suicida que busca quitar a los aficionados el mal sabor de boca de la primera aparición del grupo en 2016, con la infausta película de David Ayer. En este sentido, frente a las interferencias y cambios que sufrió Ayer, la sensación que tengo es que Gunn ha contado con libertad total para crear una película que tiene su ADN en cada fotograma.

La película de 132 minutos de duración contó con un importante presupuesto de 185 millones de dólares, 10 más que la primera película, y fue rodada entre Atlanta y Pananá entre septiembre de 2019 y febrero de 2020, justo antes del COVID. En el apartado técnico tenemos a Henry Braham como director de fotografía, montaje de Fred Raskin y Christian Wagner, y música de John Murphy.

El Escuadrón Suicida cuenta además con un reparto estelar. De la primera película repiten Margot Robbie como Harley Quinn, Joel Kinnaman como Rick Flag, Jai Courtney como Capitán Bumerang y Viola Davis como la malvada Amanda Waller, la directora del programa Task Force X.

Junto a ellos tenemos en esta segunda película a Idris Elba como Sportsmaster, John Cena como Peacemaker, David Dastmalchian como Polka-Dot Man, Daniela Melchior como Ratcatcher, Peter Capaldi como The Thinker, y en la versión original, a Sylvester Stallone como la voz de King Shark. Destacar que Gunn se ha traído para la película en pequeños papeles a sus colegas Michael Rooker, Nathan Fillion y a su hermano Sean Gunn

Si entras en el rollo, El Escuadrón Suicida es un disfrute de principio a fin. James Gunn ha preparado una aventura con tono de farsa que no se toma muy en serio a si misma que encaja de maravilla con la ultraviolencia y los momentos gores over-the-top que Gunn va plantando a lo largo de la narración. Gunn mezcla Doce del patíbulo con el feeling de la serie B en la que nació como profesional, consiguiendo que la película sea un sueño hecho realidad para los fans de los comics, con momentos gloriosos como es la propia utilización de Starro, algo que ya se spoileó en los trailers de la película.

Excepto Harley Quinn, hay una sensación real que todo el mundo puede morir que hace que las apuestas no puedan ser mayores. Si a esto le unimos al buen toque de Gunn en el guión que consigue que conectemos con todos los personajes, incluso con los penosos como Polka-Dot Man o King Shark, guardándose momentazos para todos los personajes, a priori todo no podía pintar mejor. A pesar del reparto coral y de la distribución de minutos para todos, realmente estamos ante una película protagonizada por Idris Elba y Margot Robbie, lo cual realmente no puede alegrarme más.

Y es que además de todo lo anterior, Gunn visualmente me parece un director brillante que tiene un ojo estupendo para crear momentos memorables que quedarán para el recuerdo del espectador, sumado a una selección de canciones espectacular. Y como digo, momentazos hay un montón.

Y sin embargo, la película globalmente no acaba de funcionar como debería, con unos problemas de ritmo tremendos a lo largo de todo el metraje. Tras una escena brillante hay también muchos momentos en los que la historia se para con situaciones “chorras” y unos villanos que no están a la altura, lo que provocaba pequeños bajones durante el visionado. En este sentido, la presencia del español  Juan Diego Botto como Silvio Luna, el dictador de Corto Maltese, acaba siendo testimonial y casi la excusa para dar a Margot Robbie los momentos para brillar que la trama general no la ofrecía.

Hay otro elemento como son las muertes crueles de varios supervillanos, sobre todo al principio, que tiene un lado bueno y otro malo. El bueno es obviamente la diversión con la que Gunn plantea sus muertes, que hicieron que el cine estallara en carcajadas de diversión durante el visionado. Pero por el lado malo, es que está tan claro que son personajes patéticos llevados para morir, carnaza de camino al matadero, que no llegas a sentir nada por ellos. Esto enlaza con la comedia. Me encantan las películas Marvel, no tengo ningún problema con el uso de comedia en blockbusters palomiteros. Pero al final, más que una película de acción con dosis de comedia, El Escuadrón Suicida acaba siendo más una comedia de acción, y en este caso, el orden de los factores afecta mucho el producto. Sobre todo si para generar esa comedia utiliza a Peacemaker como chivo expiatorio, creando un humor que al menos a mi no me funciona nunca.

Tan concentrado está Gunn es dar momentazos a todos los personajes, que las canciones encajen y visualmente la película sea brillante, que se olvida de la historia general, la amenaza que motiva que ellos estén en Corto Maltés. Lo cual provoca que la suma de grandes momentos aislados no hace que la película acabe siendo mejor que sus partes, más bien al contrario.

Y luego está el giro final, que no desvelaré, que provoca que argumentalmente El Escuadrón Suicida está más cerca de la película de David Ayer de lo que nos prometieron las declaraciones previas de James Gunn. En este sentido, la Amanda Waller de Viola Davis está genial y su frialdad acojona porque sabes que para ella los miembros de la Task Force X no son personas, sólo herramientas para conseguir un fin. Incluso su líder el Coronal Flag. Sin embargo, resulta que al final, su aparición es casi testimonial, desapareciendo prácticamente una hora y media de metraje.

Y el caso es que me lo he pasado genial con la película de James Gunn. Me ha dado momentazos a mansalva con los que he pasado un rato genial, que es de lo que se trata. Pero a la vez, la sensación es que Gunn no ha acabado de encontrar la tecla perfecta, que no fue todo lo grande que podría haber sido. En todo caso, tengo que darle las gracias a Gunn por su valentía, por atreverse a hacer una película tan over-the-top que es claramente lo que él quería hacer, a sabiendas que igual no iba a encajar con el gran público.

Escribo estas líneas el domingo por la mañana, por lo que aún no sabemos los datos de la taquilla internacional que van a marcar si este El Escuadrón Suicida va a ser un éxito de taquilla para Warner. Pero lo que si salió ayer fue la taquilla del jueves-viernes en USA, y no se puede decir de otra manera: La película se ha estrellado, consiguiendo únicamente 12 millones en su estreno. Eso indica que puede llegar a los 30 millones en el fin de semana de estreno, y con suerte, a los 100 en todo su recorrido comercial. Un fracaso total, teniendo en cuenta su presupuesto de 185 millones de dólares, que obliga a conseguir casi 500 millones en todo el mundo para recuperar la inversión.

El COVID ha afectado, claro que si. Y también la polémica decisión de Warner de estrenar todos sus blockbusters de 2021 simultáneamente en cines y dentro de su plataforma HBO Max. Ambos elementos claramente han provocado que menos gente haya ido al cine a ver la película. Pero hay otro elemento que parece que los ejecutivos de Warner no tuvieron en cuenta, que ha condenado de inicio a la película. Y es que para el público generalista no friki, esta película de James Gunn es una secuela de una película mala o muy mala de David Ayer, por lo que ¿quién quiere ver una continuación de algo que no le gustó para empezar? Poca gente, parece. Y esto es algo que ya he comentado varias veces. TMNT2, Transformers 5 o Amazing Spiderman 2 no fueron fracasos porque fueran malas películas (que también), sino porque el público no salió contento de la primera película, por lo que no volvieron para la segunda. Y diría que esto mismo es lo que le ha pasado a El Escuadrón Suicida.

Y luego está la extraña decisión de Warner de prácticamente no promocionar la película, como si con ser trending-topic en redes sociales fuera suficiente para vender no sólo la película, sino que era algo diferente y mejor a su predecesora. La sensación desde fuera es que Warner se ha pegado un tiro en el pie, confiando en que Gunn tenía un tirón como director de Guardianes de la Galaxia que realmente no tiene. Algo que se suma al hecho que ninguno de los actores parece tener el tirón de gran estrella que atrae público a las salas. Ni siquiera Margot Robbie.

Yo no me guio por la taquilla o las unanimidades de internet para saber si una película me gusta. Y El Escuadrón Suicida me ha gustado mucho. Pero hay una realidad económica, y si esta película fracasa no se harán más de este estilo. En este sentido, el cine de super héroes con su acción más grande que la vida necesita grandes presupuestos. El miedo real que tengo es que como los grandes estudios vean en sus cuentas de resultados que no es rentable ahora mismo crear este tipo de espectáculos, sería normal que redujeran sus producciones de superhéroes. Tras Viuda Negra, parece que El Escuadrón Suicida va a pinchar también en taquilla. El estreno de Shang-Chi dentro de menos de un mes ha adquirido un interés extra, porque como no funcione tampoco en taquilla, tendremos una tendencia innegable. Espero de verdad que el COVID no haya matado el cine de superhéroes.

Comparto el trailer de la película:

Escuadrón Suicida es super irregular, pero cuando brilla, brilla más que ninguna otra película reciente, compensando los elementos menos buenos.

PUNTUACIÓN: 8/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Amanecer de los muertos de Zack Snyder

Zack Snyder es actualmente uno de los directores de cine norteamericanos que más sentimientos encontrados provoca. Genio para algunos, máximo representante de los males del “grim-n-gritty” comiquero aplicado al mundo cinematográfico. Sin embargo, su debut en la dirección, el remake de Dawn of the dead de George A. Romero de 2004 sigue siendo a día de hoy una estupenda película que ayudó a cimentar la popularidad del género de zombies.

PUNTUACIÓN: 8/10

Remake del filme de terror de George A. Romero. Una inexplicable plaga ha diezmado la población del planeta, convirtiendo a los muertos en horribles zombies que continuamente buscan carne y sangre humana para sobrevivir. En Wisconsin, un variopinto grupo de personas que han escapado a la plaga, tratan de salvar la vida refugiándose en un centro comercial, donde deben aprender no sólo a protegerse de las hordas de zombies, sino también a convivir. (FILMAFFINITY)

Zack Snyder nació en Green Bay, Wisconsin en 1966. Tras asistir al Art Center College of Design en Pasadena, California, se graduádose con un BFA en cine en 1989. Triunfó en su debut cinematográfico gracias a este remake del clásico de Dawn of the Dead (2004), que contó con guión de un también joven James Gunn.

Tras Amanecer de los muertos, sus siguientes películas le confirmaron con un poderoso director visual con un gusto por las historias basadas en el mundo del comic: 300 (2007), Watchmen (2009), Ga´Hoole: La leyenda de los guardianes (su única película de animación, 2010), Sucker Punch (2011, su única película basado en una historia original suya, lo cual explica muchas cosas), Man of Steel (2013), Batman v Superman (2016), y tras la polémica generada (que da para otro artículo), su Zack Snyder´s Justice League, recién estrenado en HBO Max.

Para esta nueva versión, James Gunn decidió no hacer un remake literal de Romero, sino contar una historia nueva únicamente manteniendo la trama general de un grupo de personas atrapadas en un centro comercial tras el estallido zombie. La película cuenta con fotografía de Matthew F. Leonetti, montaje de Niven Howie y música de Tyler Bates. Con un presupuesto de 28 millones, la película fue un gran éxito al recaudar más de 100, lo que le abrió las puertas a Snyder para su siguiente película, 300, para mi las dos mejores películas de toda su filmofrafía.

El reparto de Amanecer de los muertos me parece también un acierto. Sarah Polley, Ving Rhames, Jake Weber, Mekhi Phifer, Ty Burrell, Michael Kelly, Inna Korobkina o Tom Savini forman un variado y ecláctico plantel que dentro de los estereotipos del género, cumplen con nota con lo que la historia necesitaba.

Amanecer de los muertos es junto a 28 días después de Danny Boyle (2002) las dos película que revitalizaron el género de zombies. De formas totalmente diferentes, ambas consiguieron impactar a los espectadores con sus poderosos inicios, Boyle con las imágenes de Londres vacío y Snyder con la enfermera Ana (Sarah Polley) que sale de turno en el inicio del estallido zombie y cuando se despierta en su casa al día siguiente descubre de la peor forma posible que el mundo como ella lo conocía había desaparecido. Estos primeros 5 minutos de película con la niña y luego el shock de los zombies corredores destruyendo el vecindario de Ana ya venden la película y vistos hoy siguen ofreciendo momentos realmente poderosos para el espectador.

En los últimos años hemos asistido a una saturación de zombies, pero la película de Zack Snyder condensa la mayoría de elementos básicos del género con una historia que sabe dosificar las sorpresas y puntazos muy bien a lo largo de sus casi dos horas de metraje. Un espacio cerrado en el que personas con personalidades e intereses opuestos tendrán que aprender a colaborar, los giros con los infectados sorpresa y un montón de puntazos super sangrientos llevan en volandas al espectador hasta el explosivo final.

Snyder se ha convertido en un director con un indudable poderío visual, con un gusto por los planos espectaculares y la cámara lenta, algo que empezó a utilizar sobre todo en su siguiente película, 300. Nada de eso se aprecia en Amanecer de los muertos, en la que quizá por sería primera película optó por una narrativa más convencional, que sin embargo funciona perfectamente y va como un tiro de principio a fin. Para ser una ópera prima, Snyder cumplió con nota el encargo y realmente no se le podía pedir más.

Quizá el único pero de la película es todo lo referido a Andy, el dueño de la tienda de armas enfrente del centro comercial. Entiendo que la misión de rescate es el giro obligatorio que justifica y pone en marcha todo el climax final, pero hay una serie de “gente tonta haciendo tonterías” seguidas que son una pena, ya que podían haber planteado una solución mejor para que todo hubiera resultado más redondo.

En todo caso este es un pero pequeño comprensible en una película de género como esta. Además, merece la pena destacar su perfecto final que da completamente en la diana y nos deja en lo más alto. Un final por cierto adelantado a su época, sobre todo en lo referido a la moda de las escenas post-créditos o entre-créditos popularizadas por Marvel Studios a partir de 2008 con Iron Man. Y es que me chifla el supuesto final feliz con el que termina la película con los supervivientes escapando en el barco, que sin embargo es roto al ver cómo continúa la historia en los créditos, asistiendo a un final nihilista en el que los zombies lo dominan todo, con el icónico tema final a cargo de Disturbed. ¡Qué bueno es que una película deje casi lo mejor para el final.

Comparto el trailer de la película:

Amanecer de los muertos sigue siendo una película modélica en su género, imprescindible para los amantes del cine de zombies.

PUNTUACIÓN: 8/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Análisis de los principales anuncios y trailers de la DC FanDome

Warner ha realizado el pasado fin de semana su evento DC FANDOME para promocionar los próximos estrenos en cine y en televisión inspirados en los personajes de DC Comics.

En este artículo de hoy quiero comentar lo que para mi ha sido lo más destacado para bien y para mal, a partir de mis reflexiones en Twitter, no buscando ser un listado exhaustivo de todos los anuncios del evento. En caso de que queráis conocerlo, os recomiendo la cobertura que ha realizado Sala de Peligro de este evento.

 

THE SUICIDE SQUAD de James Gunn

Como no podías ser de otra forma, James Gunn ha sido el gran triunfador de esta DC FanDome, y me ha volado la cabeza con la presentación de The Suicide Squad.

La idea de hacer una película inspirada en el comic de John Ostrander y la película Doce del Patíbulo (inspiración de hecho del comic), y querer hacer una película bélica con el feeling loco de los años 70 invita a pensar a que vamos a disfrutar de muchos momentos de gloria con un enorme listado de personajes trash que van a ser carne de cañón.

Aquí comparto el estupendo “Behind the scenes”:

Y aquí el teaser trailer que no es más que una presentación de los actores / personajes que vamos a ver en la película:

The Suicide Squad apunta a que puede convertirse en EL estreno comiquero de 2021, y me ha dejado unas ganas enormes de verla.

 

THE BATMAN de Matt Reeves

Matt Reeves ha triunfado también con su presentación de The Batman, película que al contrario de The Suicide Squad tuvo que interrumpir el rodaje a mitad de filmación por culpa del COVID.

Planteado como un año 2 de Batman con un Bruce Wayne aún en aprendizaje, Reeves plantea su película como una historia de género negro planteada como una investigación criminal con Batman de detective, algo que realmente no hemos visto hasta la fecha. Esto me recuerda a The Long Halloween de Jeph Loeb y Tim Sale, y me gusta mucho, mucho.

Comparto el Teaser Trailer de la película, que tuvo que paralizar su rodaje debido al COVID:

Veo mucha personalidad en este teaser. Me gusta las raíces noir que Reeves quiere dar a la película y estoy súper alucinado por ver entre otras referencias The Long Halloween en imagen real.

Ahora, también debo decir que el traje de Batman creo que no lo han acertado, ni me cuadra ver a Pattison como Bruce Wayne. Confío que Reeves me haga tragarme mis palabras, pero sigo viendo un error de casting con él. En todo caso el “I’m vengeance” me ha parecido bestial.

Espero que puedan retomar el rodaje lo antes posible, porque este teaser me ha dejado ambién muchas ganas de más.

 

WONDER WOMAN 84 de Patty Jenkins

No soy nada fan de la primera película de Wonder Woman, principalmente por todo lo relativo al nefasto arco del personaje de Diana.  Espero que esta WW84 mejore todos los aspectos fallidos de esta primera película, pero no tengo ningún hype sobre ella.

Comparto el Trailer final:

A parte que  este trailer llega tarde pensando que la película ya se debería haber estrenado, espero que aún tengan tiempo de mejorar el CGI de Cheeetah. Que en 2020 aún tengan que emplear escenas nocturnas para disimular los defectos de un mal diseño de personajes, algo que ya pasó en la primera Wonder Woman, es un poco triste y una noticia no demasiado buena, qué queréis que os diga…

 

EL MULTIVERSO ya es una realidad para las películas de Warner

Tras el crossover televisivo de las Crisis en Tierras Infinitas, en un panel realizado entre Jim LeeWalter Hamada, máximo responsable de la división cinematográfica de DC, y Greg Berlanti se ha confirmado que ahora mismo todas las series suceden en la misma tierra, con lo que los posibles cruces entre series son más posible que nunca. Además, se adelanta que va a haber más comunicación entre las serie y las películas, hasta el punto que han comentado que si el Flash de Ezra Miller se llama Flash (nombre por el que nunca fue nombrado en la pelicula), es gracias a su cameo en la serie de TV.

Además, al existir este multiverso, todas las películas / series antiguas existirían dentro de este multiverso, en su propio mundo. Además, si no lo he entendido mal, se ha sugerido que The Batman está ambientada en un mundo diferente al de, por ejemplo, el de Justice League o las otras películas propias del personaje, por lo que pinta que esta opción va a ser utilizada para el resto de personaje / películas que se anuncien en los próximos años.

 

FLASH de Andrés Muschietti

Andrés Muschietti el directo ha confirmado que la película de Flash es una realidad y que al trasladar el concepto del comic Flashpoint a la gran pantalla, va a ser la película que marque el futuro de todo el universo cinematográfico de los personajes de DC Comics, y la confirmación del multiverso también en el cine.

Si además hicieran una buena película de Flash ya sería la bomba. Teniendo de guionista que la guionista es Christina Hobson (Birds of Prey), no estoy demasiado ilusionado con esta película.

 

BLACK ADAM, SHAZAM 2, TITANS, AQUAMAN Y VIDEOJUEGOS

Este DC Fandome ha tenido paneles sobre las series de televisión de Flash y Titans, los próximos video-juegos de personajes de DC, y además ha mostrado concept-arts de la próxima película de Black Adam protagonizada por The Rock, que sigue en periodo de preproducción y aún falta mucho para pensar en un estreno.

Estos anuncios me dejan muy frío, la verdad. Además, se ha revelado que la segunda película de Shazam tendrá como título Shazam: Fury of the Gods.

 

Zack Snyder´s Justice League

Una vez más, Zack!! ha mostrado su megalomanía, confirmando que su Justice League van a ser 4 episodios de una hora de duración, sin duda la duración exacta de la película que tenía pensado estrenar en los cines en 2017. Además, cuando necesitas decir que tu trabajo es “para adultos”, demuestras tener un complejo muy grande. En serio, no hay nada más infantil que creer que el “dark-n-gritty” es adulto, y en este sentido, tenemos a un Zack! más infantiloide que nunca.

Comparto el trailer:

Usar el Hallelujah de Cohen en este trailer es tan ridículamente pretencioso e infantil que te tienes que reír…

Además, visto este trailer, en lo fundamental es la misma película que la versión de Whedon. Supongo que eso es lo que realmente molestó a Zack! hace unas horas, cuando se filtró el trailer y el crítico de Forbes Scott Mendelson comentó que la historia era la misma.

Paso completamente de esto, que les aproveche a los del culto, no voy a dar mi dinero a este personaje que tanto daño sigue haciendo a los personajes de DC Comics.

 

Y hablando de comics….

Compruebo para mi enorme disgusto que Warner ha troceado este DC FanDome, anunciando sus principales propuestas ahora, y dejando para el próximo 12 de septiembre el resto de anuncios de series de televisión y comics.

Hace años que sabemos que los comics somos el hermano pobre del cine y no es la principal fuente de ingresos para Warner, pero es lamentable que nos lo vuelvan a demostrar tan a las claras. Los comics no el foco del negocio y, en la medida en que vayan perdiendo fuelle y vayan saliendo proyectos de visuales con cierto éxito, dejarán de ser también el referente creativo.

Además, tras los despidos anunciados hace apenas una semana de casi un tercio de la plantilla de DC Comics, se suponía que esta DC FanDome iba que darnos cierta tranquilidad a los fans. Teniendo en cuenta que Warner a última hora ha eliminado paneles que estaban anunciados (P.ej. sobre el Batman: The Three Jokers de Geoff Johns y Jason Fabok), demuestra que para ellos hay unos productos de primera y otros de segunda, y no hay duda donde se encuentran los comics… Lamentable.

Causa por ello un poco se sorpresa comprobar que los únicos anuncios comiqueros de esta DC FanDome haya sido la confirmación del retorno del sello Milestone con autores y personajes afroamericanos, algo que realmente no es ni siquiera noticia, ya que hace meses confirmaron que una vez arreglados los problemas legales en los que estaban metidos ya trabajaban en el relanzamiento.

Y por otro lado, el nuevo comic de Batman realizado por el guionista John Ridley (12 años de esclavitud) y Nick Derington, con esta espectacular portada de José Ladronn, en la que veremos a un Batman… afroamericano, para sorpresa de  nadie.

 

Además, un evento con los personajes de DC Comics que no haga mención a proyectos de Superman o Green Lantern me indica que los ejecutivos de Warner siguen sin creerse a sus propios personajes y realmente no saben qué hacer con ellos. Que Marvel Studios haya triunfado con los Guardianes de la Galaxia de James Gunn y Warner siga sin saber cómo retomar a Green Lantern, ya sea con Hal Jordan de protagonista o planteada desde la vertiente de los Green Lantern Corps, provoca estupor y sonrojo a alguien veterano como yo.

El problema, como siempre, no son los personajes, sino los mediocres que no saben sacarles partido, y lamentablemente parece que siguen habiendo muchos de estos en Warner. Qué pena…

 

En fin, globalmente no puedo decir que haya sido un mal evento porque estoy muy flipado con las próximas películas de James Gunn o Matt Reeves. Pero el ninguneo al mundo del comic me parece horrible, qué queréis que os diga, a pesar de que Gunn recomiende comprar los comics de Ostrander o Jim Lee estuviera muy presente en todo el evento…

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Brightburn (El hijo), de David Yarovesky

James Gunn produce y apadrina Brightburn (El hijo en España), película dirigida por David Yarovesky  a partir de un guión de Brian y Marc Gunn (hermano y primo de James), pura serie B que busca subvertir el mito origen de Superman.

PUNTUACIÓN: 7/10

¿Qué pasaría si un niño de otro mundo aterrizara en la Tierra, pero en lugar de convertirse en un héroe para la humanidad fuera algo mucho más siniestro?

Brian Gunn y Mark Gunn escribieron un guión con un pitch muy sencillo y relativamente fácil de vender: “¿Y si Superman fuera malo?” Cuando llegó a manos de James Gunn (Guardianes de la Galaxia 1 y 2), supo mover los hilos para conseguir que le dieran luz verde.

Hay que destacar que Gunn solo ejerce labores de productor, siendo el director elegido David Yarovesky, director de The hive (2014) y curtido en el cine independiente, que realiza un buen y efectivo trabajo. La fotografía corre a cargo de Michael Dallatorre, con una banda sonora escrita por Tim Williams. 

Brightburn me ha gustado y me ha entretenido bastante, hay casos como este en que no pasa nada porque una película nos dé justo lo que propone. Empezando por los aspectos más positivos, Brightburn tuvo un presupuesto de tan solo 6 millones de dólares, y está genial comprobar lo bien que luce todo. A ver, claramente esto no es un blockbuster como Spiderman, pero la acción se ve claramente, los contados efectos especiales no cantan demasiado y los momentos gores molan mucho. Así que globalmente todo cumple su función.

El éxito de Brightburn pasa también por un casting muy acertado. Elizabeth Banks y David Denman son Tori y Kyle Breyer, el matrimonio de granjeros que no puede tener hijos y que se encuentran la nave en la que llega Brandon a la Tierra, interpretado ya de adolescente por Jackson A. Dunn. Banks ya trabajó con Gunn en Slither, y se nota que se ha rodeado de gente conocida en la que puede confiar y que sabe lo que pueden dar de si.

El matrimonio Breyer es lo mejor de la película y transmite una complicidad y amor indudables, lo que hace que empatices con ellos y lamentes lo que les va a venir encima. Otro elemento chulo es que frente a otras películas en las que los personajes cometen locuras increíbles, ellos se muestran muy reales en la forma en la que cada uno reacciona ante la posibilidad de que su hijo sea un monstruo. E incluso Tori la madre, aunque confía en su hijo y cree que es bueno,  no deja de buscar respuestas que le muestren la verdad.

La actuación de Jackson A. Dunn como Brandon, para mi está también bien, aunque quizá un poco por debajo de sus “padres”. A ratos resulta un poco repelente, como suele pasar con algunos niños actores, pero en este caso es algo que le viene bien al personaje y a la histora. Además, sí me gustó su actitud fría e inhumana en la segunda mitad de la película, en la que aunque dice unas cosas, su mecánica corporal dice todo lo contrario. Eso mola, y creo que globalmente cumple lo que se espera de él razonablemente bien.

Brightburn es una mezcla de ciencia ficción, super héroes y slasher, dado que al final vemos como Brandon acaba causando unas muertes con momentos muy gores cuando acepta la verdad de su origen. Estas muertes están muy bien rodadas, saben jugar con el suspense y la tensión, y crean varios momentos muy impactantes y sangrientos que disfruté mucho.

Si tengo que decir algo menos bueno de la película sería que su naturaleza de serie B hace que vaya al grano y desde el primer momento sepas que esto es lo que hay. No hay ninguna sorpresa ni giro ya que esto no va de las dudas morales de Brandon sobre si ser bueno o malo, sino de cómo va a matar a la gente a su alrededor. En todo caso, no tengo ningún problema con esta aparente simplicidad argumental si se hace bien, y en Brightburn creo que es así.

En este sentido, en la mayoría de slashers siempre sufrimos verdaderas locuras para conseguir llevar a los personajes donde tienen que estar para morir. Me alegro poder decir que en Brightburn hay un sólo momento super WTF!! Aunque hay algún elemento más algo cuestionable, el resto de momentos están suficientemente justificadas.

A pesar de una divertida escena final, con cameo de Michael Rooker incluido, que parece sugerir la posibilidad de un “universo compartido” tipo Glass, esto me parece una anécdota sin más que una idea clara de continuación. De hecho, el concepto de Brightburn, aunque entretenido, no tengo claro que dé más de si. En todo caso, dado su bajo presupuesto y que va a ser rentable para la productora Screengems (entre otras), tampoco se puede negar que esta posibilidad existe y quién sabe si no veremos más películas en el futuro.

Comparto el trailer de la película:

Brightburn es pura serie B, va directa al grano y no ofrece ninguna sorpresa a pesar de mostrar alguna muerte sangrienta. Pero a veces eso es más que suficiente si se hace bien y consiguen una propuesta entretenida que cumple de sobra su función.

PUNTUACIÓN: 7/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Lo mejor del 2017 – CINE

Ya se acaba 2017 y es el momento de echar la vista atrás para destacar las películas más destacadas del año. Un muy buen año cinematográfico que nos ha regalado algunas excelentes películas muy, muy diferentes entre si.

 

10- Múltiple, de M. Night Shyamalan

La película de M. Night Shyamalan es un auténtico triunfo narrativo que ha servido para volver a situarle en la primera división. Kevin es un enfermo con múltiples personalidades, y significa un auténtico desafío interpretativo que James McAvoy consigue sacar adelante con gran estilo. Y además, tiene el final más impactante desde el Sexto Sentido, que sirvió para darle una nueva dimensión a toda la película. Tengo muchísimas ganas de ver Glass, la continuación de esta película. Lo malo es que no estrenará hasta primeros de 2019.

9- The handmaiden, de Park Chan-Wook

Dentro del apartado asiático, he disfrutado mucho The Handmaiden, la última película de Park Chan-Wook (Old Boy, Thirst, Stoker), en la que nos presenta una emocionante y sensual historia de una joven dama japonesa, Hideko (interpretada Kim Min-hee), que vive en una finca aislada por su opresivo tío y una mujer coreana. Sookee (Kim Tae-ri), es contratada para servir como su nueva criada, pero está secretamente involucrada en el complot de un estafador que se hace pasar por un Conde japonés (Ha Jung-woo), para robar su gran herencia.

Un guión con giros increíbles, torturas coreanas, sexo lésbico explícito, Y una fotografía y puesta en escena espectaculares. Una película que no dejará a nadie indiferente.

8- Silencio, de Martin Scorsese

A partir de la adaptación de una novela del japonés Shusaku Endo, en la que dos jesuitas portuguese viajan hasta Japón a mediados del siglo XVII buscando a su maestro, Martin Scorsese construye un intenso drama en el realiza una exploración del significado de la fe en las circunstancias más extremas. Además de permitirme conocer un periodo de la historia de Japón muy interesante, en la que no solo vemos la cerrazón nipona, sino también la insultante superioridad moral que tenían los europeos sobre los territorios que visitaban, y como veían normal imponer su religión y cultura a sociedades igual de avanzados que ellos.

7- Kingsman: El círculo dorado, de Matthew Vaughn

A veces, el típico “más grande, más espectacular” característico de las secuelas, significa un problema de repetir esquemas y ofrecer más de lo mismo. Pero en manos de Matthew Vaughn, uno de los más brillantes y elegantes directores de acción actuales, tenemos una de las películas más divertidas, políticamente incorrectas y over-the-top del año. La política antidroga de los Estados Unidos va a tener para mi siempre un significado diferente y divertido tras ver esta película, y me ha dejado con muchas ganas de que comiencen a rodar la tercera parte.

6- Coco, de Lee Unkrich y Alfred Molina

Este año la factoria Pixar nos ha regalado una de las historias más bonitas y emotivas del año, una celebración de la cultura mexicana y la familia, que se convierte por derecho propio en LA película de estas navidades.

5- Detroit, de Kathryn Bigelow

Kathryn Bigelow realiza una tensa reconstrucción de unos hechos reales ocurridos hace 50 años en Detroit, para que nos demos cuenta que aunque la sociedad americana ha evolucionado mucho, el problema del racismo sigue muy, muy presente en la sociedad.

Rodada con una vocación documental que hace que te sientas dentro de la acción, alcanza una cotas de tensión y dramatismo in-crescendo que fue casi insoportable.

4-  Mother! de Darren Aronofsky 

Y hablando de tensión in-crescendo, Mother! ha sido más que una película, una experiencia sensorial como nunca antes había experimentado. A pesar de ser odiada y no entendida por muchos, Darren Aronofsky vuelve a confirmarse como uno de los autores más importantes del panorama cinematográfico actual. Una película que debes ver con la mente abierta y dispuesto a que tu mente reciba una metáfora que va más allá del cine.

3- Guardianes de la Galaxia vol. 2, de James Gunn

James Gunn ha creado su propio mundo dentro del universo Marvel. Y lo ha creado gracias a su amor a los personajes, al comic y al lenguaje cinematográfico. Esta segunda parte de Los Guardianes de la Galaxia no tiene la ventaja de la novedad que supuso la primera película, pero me ha encantado descubrir el siguiente capítulo en la vida de esta familia disfuncional. Y por si fuera poco, tenemos uno de los finales más bellos y perfectos del año, y uno de los más inesperados en una película de super-héroes.

 

2- La La Land, de Damien Chazelle

¿Puede ser un musical la mejor película del año? Gracias a Damien Chazelle, la respuesta es si. Tras su brillante Whiplash, Chazelle nos enamora con una historia que sirve de homenaje al mundo del cine y al Hollywood clásico, con unos carismáticos e increibles Emma Stone y Ryan Gosling.

1- Blade Runner 2049, de Denis Villeneuve

Y hablando de Ryan Gosling… Blade Runner 2049 es un espectáculo que hizo que recordara por qué me enamoré de la magia del cine y su capacidad de transportarme a mundos diferentes al nuestro. Denis Villeneuve ya era grande, pero con Blade Runner 2049 se sitúa en el panteón de los maestros, y consigue algo que parecía imposible: mejorar en muchos aspectos al clásico entre los clásicos de la ciencia ficción.

Obviamente, esta es una lista de las película que he visto, y sé que se me han quedado muchas en el tintero. En todo caso, podeis aprovechar los comentarios para comentarme cuales fueron para vosotros las mejores películas del año.

¡Saludos!