Archivo de la etiqueta: Woody Harrelson

Crítica de Midway de Roland Emmerich (Prime Video)

Midway es la mejor película de Roland Emmerich de la última década, una estupenda película bélica que recrea la batalla naval que en 1942 cambió el rumbo de la Segunda Guerra Mundial y que está disponible en Prime Video.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Año 1942, Segunda Guerra Mundial. Después del devastador ataque sorpresa que destruyó Pearl Harbor, la Armada Imperial Japonesa se prepara para un nuevo ataque. Pero el Almirante Nimitz (Woody Harrelson) y Dick Best (Ed Skrein), el mejor piloto de la armada estadounidense, preparan un contraataque al imponente ejército japonés. Así, Best encabezará un ataque masivo que hará que Japón se dé cuenta de su error. Una decisión que cambió el curso de la historia para siempre. Mientras estos dos titánicos enemigos emprenden una letal batalla para cambiar el rumbo de la guerra, todas las miradas se vuelcan hacia la remota isla de Midway, donde una serie de contundentes ataques aéreos y marítimos pondrán a prueba la potencia y la fortaleza de ambas naciones. (FILMAFFINITY)

La película cuenta con guión de Wes Tooke, fotografía de Robby Baumgartner y música de Harald Kloser y Thomas Wanker. Con un presupuesto de 100 millones, es una de las películas independientes de mayor presupuesto jamás realizada, ya que Emmerich tuvo casi que ir puerta a puerta con inversores privados para conseguir financiación al no conseguirla de los grandes estudios, consiguiendo los últimos 25 millones de productoras chinas. Y debo decir que estos 100 millones lucen de maravilla en pantalla, de hecho, me parece increíble que pueda lucir todo tan bien teniendo en cuenta este presupuesto.

El reparto está plagado de grandes actores entre los que encontramos a Ed Skrein, Patrick Wilson, Dennis Quaid, Woody Harrelson, Luke Evans y AaronEckhart, todos ellos interpretando a figuras reales que participaron en la guerra y son considerados héroes americanos.

La película dura 138 minutos y cuenta de forma perfectamente entendible lo que fue la contienda en el océano Pacífico desde el ataque a Pearl Harbor en 1942 hasta esta batalla que marcó el principio del fin del Imperio de Japón.

Había leído algunas críticas negativas de esta película y cuando se estrenó en el cine el año pasado reconozco que me dió pereza verla, en parte por la propia figura de Roland Emmerich y sus películas de catástrofes. Una vez vista gracias a mi suscripción a Prime Video me dió pena no verla en pantalla grande, porque todo luce genial. Emmerich rodó en Haway en escenarios reales y las escenas de batallas aéreas lucen super espectaculares.

Sobre las críticas negativas, me recuerda el viejo refrán “si no quieres polvo no vayas a la era”. Creo que es absurdo ver una película a sabiendas que no te va a gustar para poder quejarse luego y decir que es “una americanada”. Es cierto que para Emmerich una parte fundamental de la película es homenajear a los héroes americanos que son personas normales que se levantaron ante circunstancias excepcionales. Esa es toda la construcción de personajes que necesitamos, en este tipo de películas no buscamos ni son necesarios profundos estudios psicológicos, y no pasa nada si es así.

Lo cierto es que lo que cuenta Emmerich lo hace de maravilla y consigue que un hecho conocido, los americanos ganan, esté envuelto en tensión al no saber qué va a pasar y quién va a sobrevivir.

Otro hecho importante es su controlada duración. Conseguir contar tanto en tan solo 138 minutos me parece un milagro, más en estos momentos en que se ha convertido casi en habitual el estrenar películas de 3 horas. Emmerich triunfa en el uso de la economía narrativa centrándose en aquellos hechos históricos realmente relevantes. Pero recordando Pearl Harbor (Michael Bay, 2001) en la que la batalla duraba más de una hora, o al menos a mí me lo pareció, Emmerich no se recrea en las muertes o las explosiones, sino en la historia que quiere contar. Narrativamente, este Midway le pega mil vueltas a la película de Bay.

Normalmente siempre comento algo menos bueno de todas las películas, pero en este caso creo que todo está en función de la historia y dentro de su modestia y falta de pretensiones, Emmerich triunfa en todo lo que se propuso con esta película.

Comparto el trailer de la película:

Midway es una estupenda película bélica que transmite el encanto de los clásicos del género, con un gran reparto y excelentes escenas bélicas que satisfará a todos los fans del género y que, ahora que está en Prime Video, nadie debería perderse.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Zombieland Mata y Remata, de Ruben Fleischer

Ha sido genial volver a reirme con Zombieland Mata y Remata, secuela de la excelente comedia de 2009 que ha reunido al reparto original para una nueva aventura aún más loca y divertida.

PUNTUACIÓN: 7/10

En esta secuela y empleando el característico sentido del humor del que hizo gala “Zombieland”, el grupo de protagonistas tendrá que viajar desde la Casa Blanca hasta el corazón de los Estados Unidos, sobreviviendo a nuevas clases de muertos vivientes que han evolucionado desde lo sucedido hace algunos años, así como a algunos supervivientes humanos rezagados. Pero, por encima de todo, tendrán que tratar de soportar los inconvenientes de convivir entre ellos. (FILMAFFINITY)

Ruben Fleischer vuelve a dirigir esta secuela, que cuenta con un guión firmado por Dave Callaham, Rhett Reese y Paul Wernick. El principal hallazgo de esta comedia es poder contar con el reparto original formado por Jesse Eisenberg, Woody Harrelson, Emma Stone y Abigail Breslin, a las que se les unen la divertidísima Zoey Deutch y la carismática Rosario Dawson.

Zombieland Mata y Remata ha conseguido que me muriera de risa durante los casi 100 minutos de duración. La primera Zombieland fue una de las comedias sorpresa de 2009 gracias a su estilo de humor negro a costa de los clichés del género de zombies y los atontados protagonistas masculinos. Y 10 años más tarde este tipo de humor grueso sigue funcionando.

Debo decir no obstante que el humor funciona gracias a la nueva dinámica que incorpora al grupo el nuevo personaje interpretado por Zoey Deutch, una pija tontísima con un coeficiente de inteligencia negativo que es asombroso que haya sobrevivido todo este tiempo. Los mejores momentos y los chistes más divertidos, excepto una escena en concreto que comento más adelante, son siempre con ella de protagonista. El hipocondríaco Jesse Eisenberg, el paleto amante de Elvis Woody Harrelson, o una Emma Stone enemiga del compromiso muestran sin embargo claras muestras de agotamiento y de repetir demasiadas veces el mismo chiste, que acaba quedándose sin gracia. Y junto a ellos, mi amor platónico Rosario Dawson, cuya mera presencia ya hace que mejore cualquier película, aunque lamentablemente tenga aquí un papel secundario y solo aparezca en dos escenas puntuales.

He flipado además con una escena concreta que es un plagio clarísimo de Shaun of the dead (Zombies Party, 2004), la genial comedia de Edgar Wright. No se si los escritores cuentan que sirva como homenaje de dicha película, y lo cierto es que es un puntazo divertidísimo, pero me ha parecido un detalle un poco chungo, porque es literalmente la misma broma, ampliada incluso.

En cuanto a la historia, diría que está mejor hilada que en la primera parte. Mientras que Zombieland era una serie de gags más o menos inconexos a los que dieron un anticlimático final con su climax en el parque de atracciones, aquí hay un hilo conductor claro en la búsqueda de Abigail Breslin, que se nota que es la actriz del grupo original que menos éxito tuvo durante estos años, ya que tiene un papel mucho menor que el resto.

Comparto el trailer de la película:

Zombieland Mata y Remata me ha divertido mucho aunque para mi ha mostrado claros síntomas de agotamiento de la fórmula. En todo caso, reconozco que no me importaría ver en 2029 una hipotética Zombieland 3.

PUNTUACIÓN: 7/10

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Bienvenidos a Zombieland de Ruben Fleischer

Como previa al estreno de Zombieland: Mata y remata este mes de octubre, he vuelto a ver Bienvenidos a Zombieland (2009, Ruben Fleischer), excelente comedia que presenta todos los tópicos del cine de zombies desde una perspectiva fresca y divertida. Y debo decir que sigue siendo igual de entretenida que hace 10 años.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

En un mundo plagado de zombis, Columbus (Jesse Eisenberg) es un joven que vive aterrorizado. Pero precisamente el miedo y la cobardía le han permitido sobrevivir. Un día conoce a Tallahassse (Woody Harrelson), un gamberro cazazombies cuyo único deseo en la vida es lograr el último Twinkie (dulce envasado americano) de la tierra. Cuando ambos conocen a Wichita (Emma Stone) y a Little Rock (Abigail Breslin), que también sobreviven al caos como pueden, tendrán que elegir entre confiar en ellos o sucumbir ante los zombies. (FILMAFFINITY)
Ruben Fleischer (30 minutos o menos, Gangster Squad, Venom) dirige esta comedia escrita por Paul Wernick y Rhett Reese (G.I. Joe Retaliation, Life, Deadpool 1 y 2), con una fotografía de Michael Bonvillain y música de David Sardy. Wernick y Reese llevaban años desarrollando ideas sobre el género de zombies y tenían una serie de elementos y gags que necesitaban un hilo conductor que les diera coherencia. Y fue el propio director Ruben Fleischer quien pensó en el destino del viaje de los protagonistas, para que la película tuviera un objetivo claro más allá de las diferentes peripecias que van a vivir.
Zombieland es una comedia superdivertida, y pienso que sus 86 minutos son una honesta declaración de intenciones, dado que la historia y sus gags realmente no dan más de si, y alargar la película artificialmente hubiera ido en detrimento del ritmo y su visionado.
La película está planteada como un manual de supervivencia en caso de un apocalipsis zombie desde el punto de vista de un “nerd” de libro interpretado por Jesse Eisenberg, un hipocondríaco con baja autoestima que no sabe relacionarse con las mujeres. Un punto muy chulo de la película es que no conocemos el nombre de los protagonistas dado que saber el nombre las personas en medio del apocalypsis carece de importancia y en caso de muerte, algo probable, saberlo afectaría aún más a los que le rodean, de forma que los personajes se nombran a partir de lugares que tengan importancia para ellos.
Zombieland tiene un humor muy visual que a mi me funciona siempre. Un ejemplo de ello son los títulos de crédito y las “Reglas de Supervivencia” de Columbus que aparecen en grandes letras en medio de la imagen, algo que recuerda los increíbles títulos de créditos creados por Kyle Coper para las películas de David Fincher (entre otras), y que los protagonistas en muchos casos destrozan al pasar a través de ellas.
Además, la propias reglas son super divertidas de por si, y generan unos gags visuales geniales.
1- “Cardio” – Estar en buena forma física, ya que los gordos fueron los primeros en morir.
2- “Double tap” – No tener miedo a disparar dos veces para asegurarte que un zombie está muerto.
3- “Beware the bathrooms” – En un baño bajas tus defensas al hacer tus necesidades.
4- “Seatbelts” – Ponerse siempre el cinturón de seguridad, salva vidas en caso de accidente.
Otro detalle que muestra lo hipocondríaco que es Columbus es que hay muchísimas más reglas que no llegamos a conocer durante la película, de forma que la regla 17 es “Don´t be a hero”, y te muestran durante la película la 7 o la 22, pero no llegamos a saber cuales son las demás, más allá del hecho que haya creado veintitantas raglas en medio de un apocalipsis zombie.
Aparte de los diferentes gags, la película se construye casi para llegar a la icónica escena con Bill Murray, el mitico actor de Cazafantasmas, Atrapado en el tiempo, Lost Aquatic o Lost in translation entre otras muchas. El descacharrante cameo de Murray haciendo de él mismo casi merece por sí solo el precio de la entrada.
Junto a Jesse Eisenberg, tenemos a un genial Woody Harrelson como Tallahassse, un cazazombies malhumorado y que se expresa mediante la violencia, y las hermanas Wichita (Emma Stone) y Little Rock (Abigail Breslin) chicas duras que han aprendido a sobrevivir a costa de quien sea y que tendrán que aprender a confiar en otros seres humanos.
Otro plus de la película es su buen ojo para el casting. Los cuatro actores tienen un perfecta química entre ellos en pantalla, y lo hacen genial precisamente porque no se toman muy en serio la película y saben darle el tono justo para que todo funcione. Emma Stone en 2009 era una promesa que aún tenía muy lejos su Oscar por La La Land. Igual que Eisenberg, que tras esta película protagonizó La red social (David Fincher, 2010), A Roma con amor y Cafe Society (Woody Allen, 2012 y 2016), Ahora me ves 1 y 2 (Louis Leterrier 2013 y John Chu 2016), American Ultra (Numa Nourizadeh, 2015) o Batman v Superman (Zack Snyder, 2016) entre otras muchas.
Bienvenidos a Zombieland tiene claro su objetivo de entretenimiento y creo que cumple de sobra con las expectativas. Sin embargo, si tengo que ponerle algún pero sería precisamente el climax final cuando los protagonistas llegan al punto final de su viaje en California. La película se articuló en torno a los gags que eran lo realmente novedoso de la película, y este final es un poco tonto y le falta tensión. La película acaba aquí como podía haber acabado en cualquier otro momento, y se nota que no se esforzaron demasiado en plantear una conclusión impactante pensando que ya tenían un final correcto.

Comparto el trailer de la película:

Bienvenidos a Zombieland es una excelente comedia que va directa al grano y que 10 años después sigue ofreciendo un genial entretenimiento. Una película especialmente recomendada para los fans del género de zombies.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de The Highwaymen de John Lee Hancock (Netflix)

The Highwaymen de John Lee Hancock con Kevin Costner y Woody Harrelson estrenada en Netflix me ha gustado bastante. Un western crepuscular de dos rangers fuera de época que deben cazar a unos sanguinarios Bonnie & Clyde.

PUNTUACIÓN: 7/10

Frank Hamer (Kevin Costner) y su compañero Manny Gault (Woody Harrelson) son dos Rangers de Texas veteranos retirados, que son reasignados a la misión de encontrar y eliminar a Bonnie y Clyde, una pareja de bandidos y homicidas de policías y civiles que llegaron a tener 13 homicidios en la década de los años 30.

John Lee Hancock dirige esta película inspirada en hechos reales a partir de un guión de John Fusco, escritor muy interesado en la figura del ranger Frank Hamer, hasta el punto de hacerse amigo de su hijo para poder conocer los detalles de su vida y poder escribir este guión.

Thomas Newman realiza una banda sonora con un marcado sabor clásico y sureño. La fotografía es de John Schwartzman que muestra la dura realidad de la década de 1930 en el sur de los Estados Unidos, unas zonas deprimidas golpeadas por el crack de 1929 donde la mayoría de la población sobrevivía en el umbral de la pobreza más absoluta. En este sentido, la película está rodada en tonos grises y apagados, de forma que solo en la escenas iniciales en la casa de Hamer vemos algo de color. Durante la persecución, no habrá nada que provoque la menor chispa de luz o esperanza.

La filmación tuvo lugar en localizaciones históricas de Luisiana, entre ellas la carretera donde fueron asesinados Bonnie y Clyde por las fuerzas del orden. En contraste a la icónica versión de Bonnie & Clyde mostrada en la película de Warre Beatty y Faye Dunaway de 1967, Hancock opta por contar la historia desde el punto de vista opuesto, el de la policía. Despojando a los ladrones de todo mito heroico o aventurero, Bonnie y Clyde son fríos asesinos que no dudan en matar a un trabajador de una gasolinera por un depósito de gasolina, o a cualquiera que se cruce en su camino, por lo que deben ser detenidos cueste lo que cueste.

La interpretación de Costner y Harrelson destaca desde el minuto uno que Hamer y Gault son dos hombres fuera de su tiempo. Ragers forzados al retiro forzoso, son ancianos que saben que sus mejores días han pasado, pero que siguen siendo la mejor y casi única opción para detener a Bonnie y Clyde, que siempre han esquivado a las fuerzas del orden cuando usan medios convencionales. Hay un claro contraste entre Gault (Harrelson) que vive consumido por la culpa por todas las personas a las que asesinó como Ranger, con Hamer (Costner) que fue el Ranger más condecorado de la historia, y que no tiene ningún problema con acabar con todos los que se saltan la ley. Estamos ante unos actorazos en plena forma con una actuación fría y contenida en la que menos es más.

El tono de western crepuscular de toda la película creo que le viene muy bien a la película, dominada por los silencios, los paisajes y las carreteras vacías. Ambos protagonistas son hombres de pocas palabras cuya vida está definida por su trabajo y que sin él viven una existencia sin sentido. La narración es fría y está exenta de alardes y pirotecnias, y vemos el camino metódico de los rangers hasta que consiguen emboscar y matar a sus presas.

Aunque la película justifica desde el comienzo la necesidad de matar a Bonnie & Clyde como única opción, al ser mostrados como unos asesinos peligrosos que no han dudado en matar a policías que les pararon en controles rutinarios de tráfico, quizá el único pero que le veo a esta película, que en líneas generales me ha gustado bastante, es la apología del asesinato. Y es que la operación montada no buscaba la detención, sino la muerte de los forajidos. En una película es muy sencillo clasificar los hechos en blancos y negros y a los personajes en buenos y malos, pero dar carta blanca a la policía en la vida real da pie a los múltiples abusos policiales y asesinatos sufridos principalmente por la comunidad afroamericana. En todo caso, la película no esconde la realidad de lo que sucedió, que fue la ejecución a sangre fría de Bonnie y Clyde. Ni tampoco que los rangers fueron condecorados por ello.

Comparto el trailer de la película:

The Highwaymen (Emboscada final) es una buena película con dos grandes actores en plena forma que merece la pena verse, sobre todo teniendo en cuenta su disponibilidad en Netflix. Especialmente recomentada para todos los fans de los westerns crepusculares.

PUNTUACIÓN: 7/10

 

 

Crítica de Han Solo, de Ron Howard

Hay mucha tela que cortar con Han Solo: Una historia de Star Wars, la nueva película ambientada en una galaxia lejana, muy lejana, y que ha sido dirigida por Ron Howard. El resumen rápido, sin embargo, es muy sencillo: Os recomiendo que vayáis a verla al cine.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Precuela de la saga Star Wars, en la que se conocen los primeros pasos que dio el personaje de Han Solo, desde joven hasta convertirse en el contrabandista antihéroe que vimos en “Una nueva esperanza”, antes de encontrarse con Luke Skywalker y Obi-Wan Kenobi en la cantina de Mos Eisley.

Poniendo un poco de contexto a Han Solo, hay que decir que su producción ha sido bastante accidentada. Los directores inicialmente contratados, Phil Lord y Christopher Miller (La Lego Película), fueron despedidos a mitad del rodaje y sustituidos por el veterano Ron Howard. Lord y Miller querían convertir la película en una comedia de acción e invitaban a los actores a improvisar en el rodaje, cosa que no gustó nada ni a Lawrence Kasdan (autor del guión de El Imperio Contraataca entre otros), ni por supuesto a Kathleen Kennedy, la presidente de Lucasfilms.

Ron Howard volvió a rodar una gran parte de la película, y su estilo clásico resultaba perfecto para la película, que intenta transmitir a las nuevas generaciones el feeling aventurero de la trilogía original y de las aventuras de Indiana Jones.

Esto en si mismo no debería ser un problema. Rogue One también cambió sustancialmente el primer montaje de Gareth Edwards, pidiendo al veterano Tony Gilroy que supervisara dichos cambios en lugar del defenetrado Edwards. Y como resultado, un gran tercio final con la batalla en Escarif totalmente nueva y una última escena protagonizada por Darth Vader nos dejó a los aficionados con un buen sabor de boca, haciéndonos olvidar que la película hasta ese momento estaba siendo bastante montonera.

Así que si Rogue One fue un éxito, ¿por qué no lo puede ser también Han Solo?

Debo decir que  Han Solo me ha parecido una película super entretenida que presenta perfectamente a los clásicos Han Solo, Chewbacca y Lando Carlrissian, así como el mundo criminal de Star Wars que hasta ahora sólo se había mencionado de pasada en las anteriores películas. Para ello, Ron Howard, su director, transmite con acierto el espíritu de la trilogía original y de las aventuras de Indiana Jones, con unos toques de western y películas de robos. La película no te permite descansar ni un segundo, siendo una montaña rusa con secuencias hiper-molonas como el robo de cargamento de coaxium en el planeta Vandor o la “carrera” de Kessel, contando con un final sorprendente con varios giros de guión muy bien ejecutados.

Los personajes actúan según sus filosofías vitales y sus acciones son coherentes en todo momento, además de conectar perfectamente con la trilogía original. Por ello, aunque la película tiene varios giros interesantes, estos son siempre coherentes con la forma de ser de los personajes. Destacar además que aunque la película cuenta una historia cerrada con principio y fin, deja la puerta abierta a hacer nuevas películas que, por desgracia no creo que lleguen a rodarse daba la fría acogida del público.

Creo que si un icono del cine como Indiana Jones no tenía más pretensión que hacer pasar un buen rato a la audiencia, no deberíamos pedir nada más a una película como es Han Solo. Y os invito a todos los fans que veáis Han Solo con la mente abierta y permitáis que os entretenga durante 135 minutos. Creo que pasaréis un buen rato.

El aspecto más polémico de la película sin duda fue el fichaje de Alden Ehrenreich (secundario en Ave, César! de los Coen) como Han Solo . Su actuación me ha parecido correcta, pero lamentablemente se confirma que no tiene el carisma de una gran estrella de Hollywood que llena la pantalla y él sólo aguanta la película. Hay que reconocer que Alden tenía un encargo imposible, porque era imposible que pudiera igualar a Harrison Ford, un ICONO del cine de los últimos 40 años. Es difícil ser justo en este aspecto, pero diría que para Han Solo, que Alden Ehrenreich esté correcto no es suficiente.

Actores como Chris Pratt, por poner un ejemplo,  si tienen ese carisma, y eso que antes de que James Gunn lo fichara para Guardianes de la Galaxia era conocido como “el gordito de Parks and Recreation”. Sin embargo, su carisma hace que mole verle en pantalla sin importar lo que haga. Esto no pasa con Alden Ehrenreich, y es una pena. E incluso creo que su falta de carisma se ve amplificado además al compartir pantalla con estrellas como Donald Glover o Woody Harrelson. Y es que Glover es otro actor que, como Pratt, tiene flow, y convierte en oro todo lo que toca. Precisamente, su Lando Carlrissian no mola tanto como parece opinar todo el mundo, lo que mola es  ver a Glover en pantalla. Él si tiene carisma, pero su Lando es muy planito. Woody Harrelson es otro actor que sabes que lo va a hacer siempre bien, y su personaje, Tobias Beckett, que hace las veces de mentor de Han, le eclipsa en varias ocasiones.

Otro tema importante es que este Han Solo es un héroe puro en esta película, siempre haciendo lo correcto. El Han del Episodio IV es un cínico al que la vida le ha pegado duro, pero me gustó que empezarán la historia cuando aún creía en hacer lo correcto. Sin embargo, en esta sociedad moderna en la que parece que solo molan los antihéroes tipo Deadpool (aunque en el fondo no sea tan malote como lo pintan), no se si un personaje tan puro encaja con los gustos de la audiencia.

Hablando sobre resto de personajes, me gustó mucho la presentación de Chewbacca y como conoció a Han. Quizá me faltó una escena como la de Vader en Rogue One, dejando claro por qué todo el mundo teme a los Wookies. La fuga de las minas de Kessel intenta hacer esto, sin conseguirlo, y se me quedó  corta, pero globalmente Chewbie me dejó con una sonrisa.

Me gustó también Emilia Clarke como Qi’ra. Su personaje es una antigua novia de juventud de Han y jugará un papel fundamental en la película. Qi´ra tiene múltiples facetas que la convierten en un personaje complejo que hubiera podido dar mucho juego en próximas película. Además, mucha gente no se da cuenta que ella es también un personaje heroico, no una villana. Alguien trágico, diría yo, obligada por su pasado dentro de una organización criminal de la que no se puede escapar. Y no digo más por no entrar en spoilers.

Por otro lado, Emilia Clarke siempre me ha parecido una actriz bastante limitada que se ha beneficiado muchísimo del éxito de Juego de Trono. En Han Solo, creo que tiene una buena química con Alden  Ehrenreich en las escenas que comparten y que lo hace razonablemente bien.

Woody Harrelson como Beckett es otro personaje fundamental en marcar el carácter de Han, y junto a Paul Bettany como el jefe mafioso Dryden Vos nos abren la puerta a conocer a los clanes criminales de la galaxia, algo que hubiera dado para varias películas.

Sobre Lando Carlrissian, recalcar que él no mola tanto como todo el mundo dice. Es Donald Glover  quien tiene flow, pero la historia del personaje es flojilla. Veo una ridiculez hacer una película en solitario con Lando, algo que he leído repetidamente este pasado fin de semana, empezando porque no hay suficiente material de base y el personaje no da para tanto.

El guión de Lawrence Kasdan y su hijo Jon me parece que tiene las ideas muy claras sobre lo que tiene que ser una historia de Star Wars y creo que Ron Howard lo sabe convertir en imágenes que trasladan el feeling de la trilogía clásica mucho mejor que cualquiera de las otras películas que se han estrenado recientemente. Han Solo busca ser un gran entretenimiento y creo que que lo consigue, aunque esto está claro que no ha sido suficiente para atraer al gran público.

Voy a comentar el gran problema para mi de Han Solo por encima de la interpretación de Alden  Ehrenreich, y es ¡LA ILUMINACIÓN! La película busca alejarse de la iluminación neutra de las películas originales mediante el uso de luces difuminadas y escenas oscuras. Leí que la intención era destacar el mundo oscuro en el que vive Han y como lucha por salir a la luz, de forma que esta decisión sirviera para distinguirla de las demás películas, dándole una personalidad diferenciada. Lamentablemente, si la personalidad va en detrimento de la narrativa, a mí no me funciona. Al menos, no en una película de Star Wars. De hecho, hay escenas que es difícil seguirlas bien porque están demasiado en penumbra y no se ve bien lo que está pasando.

Conectado a esto, aunque está claro que Alden Ehrenreich NO es Harrison Ford (y nadie puede serlo), quizá hubiera podido ser un buen Han Solo si lo hubiéramos visto bien. Pero es difícil demostrar que tienes carisma si te pasas media película iluminado a contraluz y la otra media con un filtro azul cuando está dentro del Halcón Milenario.

Ron Howard comentó que esta decisión narrativa usando la iluminación de Bradford Young ya estaba tomada antes de su fichaje, y que le pareció correcta y la continuó. Pero además, incide en el hecho de que no se podía cambiar, porque hubiera provocado empezar a rodar totalmente de cero, algo imposible dadas las fechas de estreno. Cabe especular qué hubiera pasado si Howard hubiera comenzado a rodar la película desde el principio, porque es una pena. Como comentaba en mi crítica de la decepcionante Los Últimos Jedis, cuando rompes una expectativa, lo que ofrezcas en su lugar debe ser mejor, o el resultado no será bueno. Pasó en la película de Rian Johnson, y ha vuelto a pasar aquí.

Por otro lado, no puedo obviar el hecho que Han Solo va a fracasar en taquilla. En los USA se ha quedado lejos de las cifras que se esperaban en su estreno, recaudando solo 83 milllones en los USA, a lo que hay que sumar que también han sido decepcionantes sus entrenos internacionales. La película va a ser de largo la que menos recaude de toda la saga galáctica, a lo que hay que sumar que los reshoots realizados por Ron Howard han incrementado muchísimo su coste final, que no se conoce pero sin duda supera los 250 millones de dólares.

No es que Disney vaya a perder dinero. Teniendo en cuenta las licencias, Legos, ventas de blu.rays, derechos televisivos, etc, seguro que al final recuperan su inversión. Pero aparte de tardar más tiempo, esto marca un cambio de paradigma, ya que Star Wars ya no es la franquicia más importante de Hollywood que rompe las taquillas. De hecho, en los tres años que han pasado desde el estreno de El Despertar de la Fuerza, Star Wars ya ha perdido su cualidad de EVENTO, siendo “sólo” películas como todas las demás que pueden triunfar o fracasar si no lo hacen bien.

Pero, ¿es una mala película Han Solo? ¿Merece este fail sin paliativos? Yo creo que no. En primer lugar, las anteriores Star Wars se estrenaron siempre en navidades son casi competencia. Sin embargo, Han Solo se ha estrenado en mayo, y tiene que compartir pantalla con los Vengadores: Infinity War y Deadpool 2 que se dirigen al mismo público. No hay duda que su recaudación en cualquier caso iba a ser peor que si se hubiera estrenado en navidades.

Disney movió a Han Solo a mayo para darle más importancia a la película de Mary Poppins que se estrenará en Navidad. Su prioridad en 2018 está más que clara: Primero Vengadores, Mary Poppins en navidades en segundo lugar, e Increíbles 2 en junio en tercer puesto. Y ya después Han Solo. Tal cual. Y en este mundo actual dominado por Netflix y HBO, en que te tienen que vender muy bien una película para que vayas a verla al cine, parece que el no ser un evento, sino “sólo” una película de entretenimiento la ha perjudicado. Familias que a lo mejor sólo van al cine 1 vez al mes, o incluso menos, han elegido ver Infinity War antes que Han Solo, porque sin duda todos sentiamos que la de los Vengadores era la “más importante”.

A todo esto, diría que Han Solo ha pagado el pato además por la polémica surgida de la fallida Los Últimos Jedis. Mucha gente a la que no les gustó Star Wars VIII han decidido no ver en el cine precisamente la película que mejor traslada el espíritu original a la actualidad.

Desde luego, tiene narices que el público nos hayamos tragado desde 2015 un remake, El Despertar de la Fuerza, un cinta bélica que se salva gracias a un cameo de Darth Vader insertado a última hora, Rogue One, y un remake inverso planteado en hacer todo lo contrario de las películas originales, como es Los Últimos Jedi.  Y ha sido Han Solo, justo la que plantea situaciones originales y no es un refrito de ideas recicladas, la que ha sufrido la indiferencia del público. Sin duda, una pena.

Siempre he creído que NO existe agotamiento al cine de acción o superhéroes. Hay agotamiento ante el mal cine, el público no quiere ver Tortugas Ninja 2 si la primera fue una basura. Ahora se está viendo como las decisiones discutibles de Disney con la franquicia galáctica al final se pagan.

El problema de Lucasfilm / Disney no es Han Solo , sino su rechazo a evolucionar. La historia de Han SI merecía ser contada y da sin duda para una trilogía de películas. Pero a la decisión de hacer un remake en el episodio VII que reciclara lo ya visto se suman ahora los rumores de que Lucasfilm está intentando poner en marcha varios spin-offs protagonizados por personajes de dudoso tirón comercial como Boba Fett y Obi Wan, que creo son decisiones totalmente erróneas. Boba Fett siempre fue un bluff de personaje, y ya vimos a Obi Wan en 4 películas y nunca fue un personaje especialmente atractivo, a pesar de lo simpático que nos caiga Ewan McGregor. La única solución para el problema actual de Lucasfilm pasa por contar algo 100% nuevo y original ambientado en el mundo de Star Wars.

El anuncio de una nueva trilogía realizada por Rian Johnson alejada de la familia Skywalker y de la fuerza sin duda es una decisión adecuada, pero no deberían limitarse a trilogías, sino que deberían aprovechar para hacer películas unitarias que ampliaran la galaxia. Y por otro lado, dado el fail de Los Últimos Jedi (en mi opinión), no se si Johnson es la persona adecuada para este encargo.

Y por último, tampoco puedo obviar que hay una parte de la crítica y del público que le tenían muchas ganas a Disney y Lucasfilm y se han tirado a degüello en cuanto han visto sangre. Fruto de este estado mental, han salido críticas como la de El Pais en la que hablaban de una película “innecesaria” para definir a Han Solo, un concepto realmente estúpido cuando se esta hablando de una película de entretenimiento para todos los públicos. Porque en un sentido estricto, ninguna película es necesaria, como tampoco lo es comprar un periódico en el kiosko para estar informado. No hablamos de Star Wars, superhéroes o género de acción en general, hablamos del cine en si. El cine de Lars Von Triers es 100% innecesario, o el de Kubrik o Fincher o Nolan. Pon el nombre del autor que prefieras, y se aplicaría igual. En serio, no entiendo porqué parece que molestar tanto que una película busque simplemente entretener, o que una empresa americana tenga éxito dedicándose simplemente a ello.

Otro comentario recurrente es que Disney busca sólo ganar dinero, algo que por otro lado es totalmente cierto al tratarse de una empresa que cotiza en bolsa. Pero a) Nadie nos apunta con una pistola para obligarnos a pagar la entrada. y b) No conozco a ningún productor español que haga cine para perder dinero. A lo mejor el tema aquí en España es que ya ganan mucho dinero sin necesidad de que la película llegue a estrenarse y les da igual la taquilla o si la película es buena, mala o muy mala. Y ya de la opinión de la audiencia ni hablamos.

Por supuesto se puede criticar una película y explicar razonadamente por qué no te ha gustado, y creo que esto sigue siendo muy necesario. Pero desde el momento en que lo primero que afirmas sobre algo que analizas es que NO es necesario, te retratas tú y tus prejuicios preconcebidos. Y lo mismo para los que dicen que una película no es cine “de verdad”, otra tontería que ya empecé a leer a gente sobre Vengadores: Infinity War, y que sólo demuestra su incapacidad de emitir un crítico basado en la propia película.

En fin, no quiero alargarme más, como veis hay determinadas opiniones sin justificación que me tienen un poco quemado. Entiendo que todos estos comentarios quizá han podido generar de alguna manera un ambiente negativo hacia la película en redes sociales. Por supuesto, que Han solo fracase en taquilla no es culpa de una crítica de El Pais, pero sí en una china más en el camino, que se suma a otras percepciones negativas que la película y Disney han podido ir sembrando durante estos años.

Comparto el trailer de la película:

Han Solo me ha parece un estupendo entretenimiento que nos traslada a una época anterior donde todo parecía más sencillo. Donde lo único que pedíamos al cine es que nos sorprendiera, nos entretuviera y emocionara. Elementos que Han Solo cumple de sobra.

PUNTUACIÓN: 7.5/10