Archivo de la etiqueta: basado en hechos reales

Crítica de Midway de Roland Emmerich (Prime Video)

Midway es la mejor película de Roland Emmerich de la última década, una estupenda película bélica que recrea la batalla naval que en 1942 cambió el rumbo de la Segunda Guerra Mundial y que está disponible en Prime Video.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Año 1942, Segunda Guerra Mundial. Después del devastador ataque sorpresa que destruyó Pearl Harbor, la Armada Imperial Japonesa se prepara para un nuevo ataque. Pero el Almirante Nimitz (Woody Harrelson) y Dick Best (Ed Skrein), el mejor piloto de la armada estadounidense, preparan un contraataque al imponente ejército japonés. Así, Best encabezará un ataque masivo que hará que Japón se dé cuenta de su error. Una decisión que cambió el curso de la historia para siempre. Mientras estos dos titánicos enemigos emprenden una letal batalla para cambiar el rumbo de la guerra, todas las miradas se vuelcan hacia la remota isla de Midway, donde una serie de contundentes ataques aéreos y marítimos pondrán a prueba la potencia y la fortaleza de ambas naciones. (FILMAFFINITY)

La película cuenta con guión de Wes Tooke, fotografía de Robby Baumgartner y música de Harald Kloser y Thomas Wanker. Con un presupuesto de 100 millones, es una de las películas independientes de mayor presupuesto jamás realizada, ya que Emmerich tuvo casi que ir puerta a puerta con inversores privados para conseguir financiación al no conseguirla de los grandes estudios, consiguiendo los últimos 25 millones de productoras chinas. Y debo decir que estos 100 millones lucen de maravilla en pantalla, de hecho, me parece increíble que pueda lucir todo tan bien teniendo en cuenta este presupuesto.

El reparto está plagado de grandes actores entre los que encontramos a Ed Skrein, Patrick Wilson, Dennis Quaid, Woody Harrelson, Luke Evans y AaronEckhart, todos ellos interpretando a figuras reales que participaron en la guerra y son considerados héroes americanos.

La película dura 138 minutos y cuenta de forma perfectamente entendible lo que fue la contienda en el océano Pacífico desde el ataque a Pearl Harbor en 1942 hasta esta batalla que marcó el principio del fin del Imperio de Japón.

Había leído algunas críticas negativas de esta película y cuando se estrenó en el cine el año pasado reconozco que me dió pereza verla, en parte por la propia figura de Roland Emmerich y sus películas de catástrofes. Una vez vista gracias a mi suscripción a Prime Video me dió pena no verla en pantalla grande, porque todo luce genial. Emmerich rodó en Haway en escenarios reales y las escenas de batallas aéreas lucen super espectaculares.

Sobre las críticas negativas, me recuerda el viejo refrán “si no quieres polvo no vayas a la era”. Creo que es absurdo ver una película a sabiendas que no te va a gustar para poder quejarse luego y decir que es “una americanada”. Es cierto que para Emmerich una parte fundamental de la película es homenajear a los héroes americanos que son personas normales que se levantaron ante circunstancias excepcionales. Esa es toda la construcción de personajes que necesitamos, en este tipo de películas no buscamos ni son necesarios profundos estudios psicológicos, y no pasa nada si es así.

Lo cierto es que lo que cuenta Emmerich lo hace de maravilla y consigue que un hecho conocido, los americanos ganan, esté envuelto en tensión al no saber qué va a pasar y quién va a sobrevivir.

Otro hecho importante es su controlada duración. Conseguir contar tanto en tan solo 138 minutos me parece un milagro, más en estos momentos en que se ha convertido casi en habitual el estrenar películas de 3 horas. Emmerich triunfa en el uso de la economía narrativa centrándose en aquellos hechos históricos realmente relevantes. Pero recordando Pearl Harbor (Michael Bay, 2001) en la que la batalla duraba más de una hora, o al menos a mí me lo pareció, Emmerich no se recrea en las muertes o las explosiones, sino en la historia que quiere contar. Narrativamente, este Midway le pega mil vueltas a la película de Bay.

Normalmente siempre comento algo menos bueno de todas las películas, pero en este caso creo que todo está en función de la historia y dentro de su modestia y falta de pretensiones, Emmerich triunfa en todo lo que se propuso con esta película.

Comparto el trailer de la película:

Midway es una estupenda película bélica que transmite el encanto de los clásicos del género, con un gran reparto y excelentes escenas bélicas que satisfará a todos los fans del género y que, ahora que está en Prime Video, nadie debería perderse.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Peaky Blinders temporada 1 (Netflix)

Llego tarde a la fiesta, pero por fin me animé a ver Peaky Blinders, el drama histórico de la BBC disponible en Netflix sobre una banda de mafiosos en la Birminghan de 1920 creada por Steven Knight y con un Cillian Murphy en un papel estelar.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Serie de TV (2013-Actualidad). Una familia de gánsters asentada en Birmingham tras la Primera Guerra Mundial (1914-1918), dirige un local de apuestas hípicas. Las actividades del ambicioso jefe de la banda llaman la atención del Inspector jefe Chester Campbell, un detective de la Real Policía Irlandesa que es enviado desde Belfast para limpiar la ciudad y acabar con la banda. (FILMAFFINITY)

Steven Knight es el creador y guionista de esta serie inspirada en una familia de mafiosos que vivió realmente en Bimingham que se caracterizaba porque cosía hojas de afeitar en sus gorras. Esta primera temporada de seis episodios fue emitida por primera vez en 2013 y en la actualidad acaba de estrenarse su quinta temporada. La serie ha sido dirigida por Otto Bathurst y Tom Palmer, con fotografía de George Steel y Música de Martin Phipps.

Cillian Murphy es el gran protagonista de Peaky Blinders, encarnando a Tommy Shelby, el jefe de la familia Shelby, una familia de gánsteres irlandeses de origen gitano. Tommy es un veterano de la primera Guerra Mundial que volvió traumatizado de Francia y que tiene un plan para que la familia crezca y consiga la importancia y la legitimidad que merece, primero en Birmingham y luego, en toda Gran Bretaña.

El resto de la familia Shelby está formada por Helen McCrory como tía Polly Gray, la matriarca de la familia Shelby, Paul Anderson como Arthur Shelby Jr. el hermano mayor de Tommy que no destaca precisamente por su inteligencia, Sophie Rundle como Ada Shelby, hermana más pequeña del clan Shelby que mantiene un romance secreto con Freddie Thorne, un anarquista comunista en busca y captura por la policía. Joe Cole es John Shelby, hermano pequeño de Tommy y Arthur. Por último, Harry Kirton es Finn Shelby, el pequeño de los hermanos Shelby.

Fuera de la familia, la gran sorpresa de esta temporada ha sido encontrar al genial Sam Neill interpretando al inspector jefe Chester Campbell, policía de la vieja escuela trasladado a Birmingham por el propio Wiston Churchill para poner orden en la ciudad y que no se detendrá ante nada para conseguir hacer su trabajo. Junto a él, Annabelle Wallis interpreta a Grace Burgess, una joven irlandesa que tiene un pasado secreto y que llega a la ciudad y entra en contacto con la familia Shelby.

Una de las cosas que más me han gustado es la complejidad del Birmingham de 1920, una ciudad controlada por bandas criminales, con una policía que a veces era peor que los propios mafiosos y con escaramuzas provocadas por el IRA y grupos anarquistas comunistas. En este contexto, el robo de unas armas de guerra provocará la llegada del inspecto Campbell a la ciudad, que la convertirá en un polvorín a punto de estallar. Y junto a todo esto, el control de las apuestas legales e ilegales de la ciudad será otro de los focos de importancia en esta primera temporada.

Esta complejidad ayuda a trasmitir una gran sensación de veracidad a todo el conjunto, que cuenta con una cuidadísima ambientación que nos traslada un siglo atrás en el tiempo. Escucharla en versión original ha sido también genial, aunque hubo veces que tuve que sufrir un poco con los diferentes acentos que iremos encontrando.

Aunque Cillian Murphy casi monopoliza esta primera temporada, todo el reparto realiza un gran trabajo. Sam Neill transmite fuerza y nunca está mal en pantalla, y el resto de la familia tiene problemas personales que se mezclan con las actividades criminales, convirtiéndoles en personas reales con los que empatizar.

Annabelle Willis como Grace también es una sorpresa muy positiva, al ser su personaje fuerte y frágil a la vez, además de guardarse un as en la manga que afectará a la familia Shelby.

Si tengo que ponerle un pero, pequeño, comentaba antes la genial ambientación, con un vestuario perfecto y unos decorados interiores muy logrados. Sin embargo, el set al aire libre son dos calles que se repiten una y otra vez: la fábrica con el pub de los Shelby al lado, y la calle donde viven los Shelby con las típicas casas inglesas de ladrillos. Los personajes andan siempre por estos escenarios y al menos yo noté está repetición durante el visionado.

En todo caso, como comento, saber que Peaky Blinders no es Juego de Tronos en lo referido a presupuesto no desmerece a esta serie, cuya historia y carisma de los personajes me dejó con ganas de ver cómo continúa la historia de los Shelby.

Comparto el trailer de la primera temporada:

La primera temporada de Peaky Blinders es un estupendo entretenimiento que te deja con ganas de más. ¡Misión cumplida!

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!